__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Reanudando

Voces sobre el libre comercio entre República Dominicana y Haití Detrás de la muerte y el abuso


Sumario Voces sobre el libre comercio entre República Dominicana y Haití……………...……………………………………………………………...2 Detrás de la muerte y el abuso…………………………………………….3 De extraña a ciudadana………………………………………………………...4

Dirección: Rosmery Núñez Investigación: Marcell Santana.

Reanudando, tercera edición


Voces sobre el libre comercio entre República Dominicana y Haití

Haití fue el único país que fue citado por el presidente Danilo Medina en su discurso de toma de posesión, lo que es una manifestación clara del significado que tienen las relaciones dominico-haitianas para este gobierno. Evarista Bacquerie, estilista de profesión, la cual lleva cinco años en República Dominicana dijo que: “el libre comercio afectará en cualquier momento a ambos países aunque sea beneficiado un país más que otro”. Según Rafael Brea, profesor de sociología en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra: “cualquier acuerdo de libre comercio entre los dos países tiene un futuro sostenible si genera suficiente inversión y empleo productivo en ambos lados de la isla y dejando saber que es evidente que la República Dominicana no necesita una mesa de negociación para entrar en el mercado de Haití, el cual ha estado abierto a la liberalización unilateral desde los años 90”. Saint-Goin, trabajador de ingenio, dice que: “yo apoyo el libre comercio, a ver si la economía de mi país mejora y, además de eso, trabajo en el ingenio azucarero para poder sobrevivir, aunque no sea suficiente para mantenerme”. De acuerdo a Moulier Signoret, trabajador en mano de obra, el libre comercio puede ser beneficioso para los dos países, pero más para Haití, porque entiende que Haití tiene una economía más precaria que República Dominicana.

Por Marcell Santana Reanudando, tercera edición……………………………………………………………………………...…2


Detrás de la muerte y el abuso Existen en República Dominicana dos libros de temática dominico-haitiana que han tenido mucho auge: “El masacre se pasa a pie”, del abogado y escritor dominicano Freddy Prestol Castillo, y “Over”, del periodista y escritor dominicano Ramón Marrero Aristy. “No son buenas novelas a nivel estructural porque sus autores no tenían experiencia en este género, se acercan más al ensayo; pero tuvieron y sigue teniendo mucho auge por el tema que tratan, son diferentes, ya que en la actualidad hay un desbalance del tema en la literatura, no se trata como debería, no se trata como al trujillismo”, dijo el escritor y profesor dominicano, William Mejía.

El profesor Mejía y la especialista en literatura caribeña, Rita De Maeseneer, coincidieron, al referirse a esta novela, en que su mayor valor se encuentra en que se centra en el tema de la masacre de 1937. “Over” es una novela que denuncia los abusos y maltratos del Ingenio Central Romana hacia 1930, no solo a dominicanos, sino también a haitianos. “La mayor parte son haitianos que no quieren abandonar la República, los menos son criollos gastados que han perdido la voluntad de marchar a otro sitio. Todos juntos forman una parte de la humanidad cuya hambre no se apaga jamás”. Con estas palabras culmina el capítulo número seis de la segunda parte del libro.

“El masacre se pasa a pie” narra la historia de la masacre de “el corte” de 1937 realizada por el dictador Rafael Leonidas Trujillo. Sin embargo, en este libro no todo es muerte, persecución y racismo, sino también amor incondicional y lealtad.

El profesor e historiador dominicano, Alejandro Paulino Ramos, dijo: “Over no es una simple novela; sino un verdadero testimonio histórico, en el que aparecen, con variados detalles, los rasgos característicos de un naciente capitalismo dependiente, así como todas las particularidades sociales, económicas y políticas La historia de Moraime Luis es un relato de del mismo dominicano”. sufrimiento, pero también se encuentra el amor incondicional de una madre al que no le imLos prejuicios dominico-haitianos, según el porta el color o la raza, ya que supera cualquier profesor Mejía, se deben a tres ámbitos princilímite; Doña Francina, una dominicana pales: “religioso, porque en Haití la mayor parte adierada, a pesar de las condiciones de la época de la población practica el vudú y aquí practiy siendo Moraime Luis haitiana, la quiere como camos el cristianismo, dos religiones que se cona una hija, le da comida y techo y, al momento traponen; económico-político, delimitan e incende “el corte” la ayuda a escapar. “¡Moraime, tivan las diferencias a favor del que este en el cuidado! ¡Si te ven, te matan! ¡Escóndete de- poder, y cultural, ya que los haitianos son de una bajo de mi cama! ¡Pronto!”, dice Doña manera y nosotros de otra, nos rechazamos los Francina. Moraime considera que Doña unos a los otros. Lo que es malo para ambos Francina es su madre: “¡Bon dieu…y tenè que países, mientras más crezcan los prejuicios más dime y deja a Francèn…Ella ma mere… Ella daño nos hacemos”. crià a mí!...”

Por Rosmery Núñez Reanudando, tercera edición………………………………………………………………………...3


De extraña a ciudadana Del amor entre Nieve Alcántara y Francisco Roa nació el 10 de julio de 1988, en Las Matas de Farfán, ciudad próxima a la frontera de República Dominicana con Haití, la niña Vielka Naibel Roa Alcántara. A sus dos años, su madre se había divorciado de su padre y llegó a su familia una fuerte crisis económica por lo que la señora Nieve planeó un viaje hacia Aruba en busca de un futuro mejor, pero por rumores de que el objetivo del viaje era la prostitución, fue cancelado. Así que volvió a planear su viaje, esta vez con rumbo a Haití, donde se desempeñó como peluquera y donde logró establecerse tan rápido que a los dos años regresó a República Dominicana por sus hijas: Vielka y Yolaine Roa. Sin embargo, este viaje fue corto, tan solo duró un año, ya que en esa época se estaban dando en Haití problemas políticos, por los cuales Alcántara regresa a sus hijas a República Dominicana. Pero Vielka, no salió de Haití sin nada, pues en el poco tiempo que permaneció en el país vecino aprendió, de manera natural, el idioma y logró hacer algunos amigos. No obstante, regresó a Haití dos años después y a sus siete años la joven pasó a vivir a Bourdm Impasse Combite, Puerto Príncipe. Tiempo después fue inscrita en el College Conape-Vert, donde hizo amistad con dos hermanas peruanas, pero verdaderos amigos haitianos no había. “Siempre fui muy tímida, por lo que en la primaria no tuve muchos amigos y menos haitianos, lo que no quiere decir que ellos me trataran diferente, todo lo contrario, me trataban como una haitiana más”. Esto también se debía a que, según explicaba, le daba vergüenza decir que era dominicana, pues para esa

época en Haití, se decía que solo habían tres tipos de dominicanas: las personas de la embajada, las peluqueras y las prostitutas. Además, “desde mis primeros años en la escuela siempre que estaban impartiendo Historia y se hablaba de la invasión haitiana a territorio dominicano me miraban a mí, pues al igual que aquí, República Dominicana, desde los niveles iniciales se les enseña a los niños que la otra parte de la isla tuvo la culpa de la ocupación”, destacó la joven. A pesar de esto, su vida en Haití fue placentera, su madre contrajo matrimonio con el haitiano Jean Claude Verna, con el cual procreó un hijo, Jeanluc. Además de que al ingresar a la secundaria fue trasladada a otro colegio, el College de l’etoile, en el que llegó a tener verdaderos amigos y su primer novio, Martin, quien después se convirtió en su mejor amigo. A los 18 años, con gran dolor por dejar a sus amigos atrás, regresa al país y se establece en la provincia de Santo Domingo, donde culmina el cuarto de bachillerato e inicia sus estudios de Comunicación Social en la Universidad Católica Santo Domingo. Su vida se mantuvo estable hasta el 2010, cuando un catastrófico terremoto sacudió fuertemente a Haití, ese terremoto se llevó consigo el lugar donde residían Vielka y su familia desde que ella tenía siete años: “La zona quedó totalmente destruida, la situación de mami fue devastadora, se vio obligada a mudarse, pero, gracias a Dios, ha vuelto a la estabilidad. Eso sí, la vida en Haití nunca será igual” , culminó Vielka Roa.

Por Rosmery Núñez Reanudando, tercera edición………………………………………………………………………...4


Reanudando

Profile for Catedra  Unesco Pucmm

Revista Reanudando  

Revista digital dirigida a difundir temas vinculados a la realidad dominico-haitiana.

Revista Reanudando  

Revista digital dirigida a difundir temas vinculados a la realidad dominico-haitiana.

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded