Page 1

PAG A R M Ă S I M P U E S T O S S E R Ă? A B U E N O PA R A L A SALUD Alejandro Gaviria ministro de salud indico, en dĂ­as pasados, que seria buena idea crear un nuevo impuesto para las bebidas azucaradas ( gaseosas) para combatir la creciente tendencia a la obesidad en el paĂ­s. Sergio I. Prada, PhD en PolĂ­tica PĂşblica. Investigador de PROESA y Profesor de EconomĂ­a de la Universidad Icesi.

Colombia aun no entra en el listado de los paĂ­ses campeones en obesidad como Estados Unidos o MĂŠxico. Pero con el paso del tiempo y con la llegada de las diferentes empresas de comidas rĂĄpidas, los colombianos nos estamos acostumbrando cada vez mĂĄs a un estilo de vida que no es nada saludable. Un notable aumento en el sedentarismo, dietas ricas en harinas y fritos son las causas que estĂĄn llevando al paĂ­s a “engordarseâ€? rĂĄpidamente. Un impuesto significa un pago mĂĄs, una contribuciĂłn o un pago forzoso y obligatorio. Pero en este caso, el sacrificio vale la pena. Veamos. Igualmente esta polĂŠmica ya se ha generado en otros paĂ­ses, en especial Estados Unidos. La diferentes oposiciones a esta medida argumentan tres principales razones. La primera razĂłn es de tipo comercial

Ya que representa una caĂ­da en las ventas por cuenta del incremento en el precio y su efecto en empleo. La segunda razĂłn es de po moral : el gobierno no debe entrometerse en los gustos de las personas. Y por ulmo la tercera es de po nutricional y de equidad comercial: el problema no son solo las bebidas con gran candad de azĂşcar el principal problema nace en los diferentes hĂĄbitos alimencios, lo cual esto signiďŹ carĂ­a que tambiĂŠn se deberĂ­a ponerle un impuesto a la fritanga. Como hay argumentos en contra tambiĂŠn existen los argumentos econĂłmicos, de salud publica y de comportamiento que estĂĄn a favor. Los beneďŹ cios econĂłmicos son de corto y de largo plazo. En el corto plazo el dinero recaudado puede servir para cubrir, en algo, el gigantesco hueco ďŹ nanciero del sistema, asumiendo que la caĂ­da en ventas no serĂĄ lo suďŹ cientemente grande como para que anule el efecto ďŹ scal. En el largo >>

plazo se funden razones econĂłmicas y de salud pĂşblica. Si esta medida resultase ser efecva en el problema de la obesidad, el ahorro econĂłmico del sistema y las ganancias en la calidad de vida pueden ser muy importantes, ya que se generarĂ­a una reducciĂłn en personas con problemas de diabetes y demĂĄs enfermedades asociadas con la obesidad. Como tercer argumento tenemos, que el gobierno esta en la obligaciĂłn de guiar a los ciudadanos a tomar mejores decisiones. Actualmente la situaciĂłn mundo se ha converdo en algo complicado, que demanda a diario mucha de las neuronas de nuestro cerebro. Lo anterior ene sendo por lo cual resulta facble generar buenas decisiones por medio del sistema de precios . Este argumento es una de las Ăşlmas revoluciones en diseĂąo de polĂ­ca publica, conocida como economĂ­a del comportamiento (behavioral economics en inglĂŠs) por unos y sicologĂ­a aplicada por otros. Lo bueno de esto es que no se basa en prohibiciones , sino que uliza la movaciĂłn para que las personas tomen la mejor decisiĂłn, logrando que sea mas fĂĄcil el camino que ene mayores beneďŹ cios sociales. En conclusiĂłn , la propuesta del Ministro de salud es acertada. Ya que el impuesto logra desincenvar el consumo de estas bebidas azucaradas y en realidad vale la pena hacer este sacriďŹ cio por el bien de todos.


12_  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you