Page 1

Rescate y restauraci贸n de las casas coloniales de Coro


Abriendo las casas a la vida Las casas de barro de Coro, prodigios arquitectónicos y culturales que los venezolanos heredamos de la época colonial, habían perdido su esplendor. La indiferencia de múltiples gobiernos, la presión inmobiliaria o el peso de los años las condenó al derrumbe o la soledad. Pero, gracias a la acción decisiva y visionaria del Gobierno Nacional, de la Gobernadora Stella Lugo de Montilla y de los consejos comunales que clamaban por su rehabilitación, la amenaza de olvido y destrucción de las Casas ha sido vencida. Con un gran aporte económico y la participación del pueblo organizado en cuadrillas de trabajo, se inició el rescate de las Casas Coloniales de Coro, patrimonio universal de la Humanidad por declaración de la UNESCO. Estas edificaciones resumen el paso del tiempo desde la época colonial hasta el presente. Son casas preñadas de historia que debemos conservar.


Casa de las Ventanas de Hierro


En toda la construcción impera el estilo barroco…tiene patio central, lateral y cochera. Debe su nombre a que los ventanales exteriores son de hierro, material que no se usaba en nuestras casas de la época, razón por la cual las ventanas fueron importadas desde España. Los propietarios originales de esta casa tuvieron su influencia en la construcción de otros famosos inmuebles del casco central de la Coro colonial, tales como “La casa del Sol”, “El balcón de los Arcaya” y la iglesia de San Clemente, entre otras.


Es una de las construcciones mรกs antiguas. Las escrituras del terreno son del siglo 17 y pasรณ de unas manos a otras en diversas transacciones de las familias pudientes de Coro, pero ahora la casa nos pertenece a todos. Hoy el pueblo falconiano puede disfrutar libremente de la casa de las ventanas de hierro, recuperada por la revoluciรณn y por quienes retornan al pueblo lo que es y serรก del pueblo. La Casa de las Ventanas de Hierro, testigo de nuestra historia, recuperada en Revoluciรณn.


Casa del sol


La Casa del Sol ha sido testigo de grandes y heroicos episodios de la historia republicana. Debe su nombre a un sol en alto relieve que representa a Dios, ubicado en lo alto de su entrada, sobre la puerta principal que da a la calle Federación. Construida en el siglo dieciocho ha tenido un largo transito por la historia… fue vivienda privada, escuela, casa de la corte y sede del archivo. El 03 de agosto de 1806 esta casa recibió al Generalísimo Francisco de Miranda a su llegada a la Vela de Coro, en los primeros intentos revolucionarios que dieron pie a la independencia.


En sus salones y pasillos se gestaron ideas libertarias que unos años después consolidarían nuestra existencia como República y Nación Soberana. Hoy La Casa del Sol abre sus puertas a la vida para el disfrute del pueblo falconiano y venezolano y para asombro y deleite de quienes nos visitan. La Casa del Sol, testigo de nuestra historia, recuperada en Revolución.


casa del obispo talavera


Una de ellas es la llamada Casa del Obispo o Casa del tesoro y tiene más de 250 años. Fue construida por Dn. Andrés de Talavera a mediados del siglo dieciocho, usando los materiales y los métodos de la época, pero con influencia de las casas andaluzas que tenían un patio central bordeado por pasillos. En esta casa nació el Obispo Monseñor Mariano de Talavera y Garcés, el 22 de Diciembre de 1777, por lo que es llamada inicialmente La Casa del Obispo. El Obispo de Guayana, jamás cortó su vínculo con esta casa y pasaba largas temporadas disfrutando sus comodidades.


Monseñor de Talavera, era tío de nuestra heroína

Hoy el pueblo falconiano puede disfrutar este

de la independencia, la falconiana Josefa Camejo.

tesoro de casa recuperada por la revolución y por quienes retornan al pueblo lo que es y será

Esta importante obra de nuestra historia guarda

del pueblo.

la leyenda de que en su interior se encontraba un tesoro y es por eso que más recientemente se le

La casa del Obispo Talavera, testigo de nuestra

ha llamado La Casa del tesoro.

historia, recuperada en Revolución.


Casas Patrimoniales  

Coro y La Vela