Page 1

TÉRMINOS DE REFERENCIA CONTRATACIÓN DE ASISTENTE ADMINISTRATIVO PARA EJECUCIÓN DE PROYECTO SISTEMA DE COORDINACIÓN MESOAMERICANO DE INFORMACIÓN TERRITORIAL PARA LA REDUCCIÓN DE RIESGOS DE DESASTRES NATURALES (RG-T1518) CENTRO DEL AGUA DEL TRÓPICO HÚMEDO PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CATHALAC) FINANCIADO POR EL BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID) A TRAVÉS DEL PROGRAMA DE BIENES PÚBLICOS REGIONALES

I.

Justificación del Proyecto

La Región Mesoamericana, comprendida por Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, y Panamá, esta continuamente expuesta a diferentes tipos de amenazas naturales y al alto grado de vulnerabilidad existente. Estos eventos afectan negativamente el desarrollo, poniendo en riesgo no sólo a las poblaciones sino a la infraestructura física, principalmente vinculada a sectores como la educación, la salud, el transporte, las telecomunicaciones y la generación y distribución eléctrica; teniendo los países que reorientar sus escasos recursos de inversión pública y privada hacia actividades de emergencia y reconstrucción, cada vez que ocurre un desastre. Sólo durante los últimos veinte años, en la región Centroamericana, han fallecido alrededor de 32 mil personas, 23 millones han sido afectados a causa de desastres naturales y las pérdidas económicas sobrepasan los $34 mil millones de dólares. Por ejemplo, en 1998, de acuerdo a CEPREDENAC, el huracán Mitch, causó la pérdida de 10 mil personas, afectando al 10 por ciento de la población e impactando la economía en una cifra cercana a 5 mil millones de dólares en la Región. Si bien es imposible evitar que los fenómenos naturales ocasionen daños y pérdidas, es posible reducir de manera sustancial la vulnerabilidad socioeconómica siempre y cuando haya una buena planificación del uso del territorio basado en información oportuna y confiable y en la incorporación de políticas regionales coherentes con el manejo de los recursos naturales. Reconociendo la dimensión supranacional y la recurrencia de los desastres de gran magnitud que afectan a la Región, los gobiernos y sus instituciones regionales han 1


venido identificando una serie de políticas, marcos estratégicos y compromisos de acción, orientados a reducir el riesgo de desastres. Ante esta realidad en noviembre de 2003 en el marco del Plan Puebla Panamá, actualmente Proyecto Mesoamérica, los Comisionados de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá y las autoridades correspondientes de cada uno de los países de la Región, suscribieron el Memorando de Entendimiento de la Iniciativa Mesoamericana de Prevención y Mitigación de Desastres Naturales (IMPNDN). De abril de 2007 a junio de 2008, el PPP atravesó por una etapa de fortalecimiento y transición, que culminó con el anuncio de su evolución hacia el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (Proyecto Mesoamérica) en el marco de la X Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla celebrada en junio de 2008 en Villahermosa, Tabasco. Entre los principales cambios que se adoptaron, se acordó sustituir el esquema de trabajo que originalmente contemplaba ocho Iniciativas Mesoamericanas por un modelo más pragmático de atención focalizada hacia proyectos. En este contexto, el Proyecto Mesoamérica en materia de desastres naturales, acordado por los Mandatarios de la Región, será el “Sistema de Coordinación Mesoamericano de Información Territorial para la Reducción de Riesgos de Desastres Naturales.” Cabe destacar, que en el marco del Proyecto Mesoamérica, Panamá ha sido el país responsable de la coordinación de los trabajos en materia de prevención y mitigación de desastres naturales con el apoyo de la Secretaría Ejecutiva del CEPREDENAC y el Centro Nacional de Prevención de Desastres de México (CENAPRED), que coordinan las actividades de la Comisión Técnica Regional. El objetivo del proyecto es desarrollar un sistema de coordinación regional mesoamericano de información territorial entre usuarios y proveedores, en el cual la reducción de riesgos de desastres naturales sea un eje transversal del desarrollo. “El Sistema de Coordinación Mesoamericano de Información Territorial para la Reducción de Riesgos de Desastres Naturales” busca constituir un instrumento de gestión de conocimiento territorial accesible y actualizado, que permita planificar y ejecutar acciones de desarrollo que consideren debidamente las amenazas o peligros en la Región Mesoamericana. Este proyecto fomentará la participación de los generadores de información por medio de asistencia técnica y recursos con el fin de fortalecer los mecanismos de publicación de datos y el establecimiento de normas técnicas y estándares regionales para el manejo de la información en diferentes áreas temáticas (hidrología, meteorología, sismología, vulcanología, oceanografía, entre otras). Para ello, se realizará una evaluación detallada de las capacidades financieras, de infraestructura y recursos humanos de las instituciones de cada país, para diseñar un programa de fortalecimiento que incluya entre otros, la capacitación necesaria Las acciones orientadas hacia la reducción de la vulnerabilidad, ayudarían a disminuir gradualmente estos impactos negativos, para lograrlo es indispensable que las decisiones referentes al desarrollo urbano, ordenamiento territorial y por ende, a la localización de infraestructura, asentamientos humanos y actividades productivas estén 2


basadas en información precisa y confiable, sobre la intensidad y frecuencia de los fenómenos naturales, así como, en los posibles impactos que éstos podrían desencadenar en sitios específicos, antes de iniciar las inversiones.

Por lo expuesto y a los fines de garantizar la ejecución efectiva del proyecto se considera necesaria la contratación de un profesional para apoyar en aspectos técnicos y logísticos administrativos al Coordinador Regional del proyecto, en el desarrollo de los tres componentes que lo conforman. Estos componentes son: i) Diagnóstico: Análisis de las brechas en el proceso de gestión de información; ii) Establecimiento de estándares y el diseño y adopción de procedimientos y métodos comunes; y iii) Desarrollo del Sistema de Información Territorial.

II.

Objetivo de la Consultoría

El objetivo de la consultoría es proporcionar el apoyo y la asistencia administrativa y técnica necesarios para la correcta ejecución de las actividades programadas en el proyecto, mantener la documentación necesaria en los procesos de adquisición y contratación de bienes y servicios, y facilitar las comunicaciones entre los puntos de enlace en cada institución, el personal de la Unidad Ejecutora Central y los consultores contratados para el proyecto. La contratación implica contar con la capacidad de organizar y dar seguimiento a la ejecución de las actividades planificadas por parte de todos los involucrados en el proyecto, organizar el flujo de información administrativa y operativa entre todas las partes involucradas en el proyecto y comunicar efectivamente a todos los involucrados los requerimientos técnicos-administrativos para la ejecución fluida de las actividades. Las responsabilidades específicas del consultor serán las siguientes: (i) llevar los registros administrativos y financieros relacionados con la ejecución del proyecto; (ii) velar por el cumplimiento de las normas y requerimientos establecidos en el convenio en todos los procesos de compras y adquisiciones realizados por la Unidad Ejecutora Central; (iii) realizar las gestiones logísticas para la realización de las reuniones regionales y apoyar en la organización de las reuniones nacionales; (iv) apoyar en la elaboración de los informes periódicos por parte de la Unidad Ejecutora Central; (v) apoyar en el establecimiento de los procedimientos de gestión del proyecto.

III.

Perfil del Consultor

El profesional contratado deberá cumplir con el siguiente perfil: 1. Experiencia laboral comprobada en la gestión administrativa de licitaciones, compras y seguimiento de proyectos. 2. Habilidad para el manejo de computadoras y programas de oficina. 3. Conocimiento general del funcionamiento y normativa del sector público. 4. 3 años de experiencia laboral desempeñando puestos similares. 3


5. Deseable experiencia y familiaridad en la aplicación de políticas financieras y de operación del BID. 6. Disponibilidad para residir en Panamá por la duración del proyecto. Todo candidato deberá presentar CV laboral retroactivo, con relación resumida de actividades realizadas. Incluir contactos verificables que denoten fehacientemente su experiencia afín.

IV.

Competencias Generales y Específicas 1. 2. 3. 4. 5.

VI.

Dominio del inglés técnico en lectura, escritura, y conversación; Capacidad de trabajo en equipo. Facilidad para expresión oral y escrita. Habilidad para la redacción de informes y piezas de correspondencia. Capacidad para ejecutar la gestión administrativa y contable del proyecto.

Supervisión

El/la asistente administrativo/a reportará al Coordinador Regional. Los servicios serán realizados en la ciudad de Panamá, en las dependencias de CATHALAC.

4

http://www.cathalac.org/2010/RG-T1518_TDR_Asistente_Administrativo  

http://www.cathalac.org/2010/RG-T1518_TDR_Asistente_Administrativo.pdf