Page 1

1


2

“método en lugar de sistema, coordinación en lugar de programa” Giovanni Anceschi


índice

3

5

introducción

6

contexto

8

inmigración de ideas

10

a la manera italiana

12

studio boggeri

13

unimark

14

los extranjeros

16

los italianos

20

el diseño y la industria

23

conclusión

24

bibliografía


4


introducción Durante la Segunda Guerra Mundial, Suiza se encuentra como un país neutral que no entra en conflicto bélico, lo que le permite ubicarse en una situación ventajosa con respecto al resto de los países europeos. En este contexto es que se desarrollan en su interior nuevas ideas relacionadas al diseño gráfico que retoman el racionalismo y experimentaciones de la bauhaus conformando programas de diseño fuertemente estructurados. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, estas ideas son trasladadas al resto de Europa y hacen pie particularmente en Italia. El crecimiento de la industria italiana dió lugar a la incorporación de estas nuevas tendencias que se volcaron tanto en el diseño gráfico como en el industrial. La absorción de estas ideas en Italia no se realizó de manera lineal sino que se fundieron con la idiosincrasia local dando lugar al surgimiento de lo que hoy se denomina Stilo Milanese. Fábrica de motocicletas Vespa 1964

5


posguerra

6

En 1945 al finalizar la Segunda Guerra Mundial el contexto internacional se encontraba polarizado por la denominada Guerra Fría que se extendió hasta 1991. Fue un período en el cual Estados Unidos y la Unión Soviética, las superpotencias que surgieron como principales vencedoras al finalizar la Segunda Guerra Mundial, se enfrentaron por el dominio ideológico, político, económico y militar internacional. Si bien no se llegó a desencadenar una nueva guerra mundial, los conflictos bélicos se hicieron presentes en el denominado Tercer Mundo, donde las superpotencias ejercieron su influencia de manera indirecta. Este estadío de tensión internacional marcó de manera significativa gran parte del siglo XX. En el marco de la inmediata posguerra, Italia se encontraba gobernada por un sistema monárquico que se encontraba desacreditado debido a su asociación con el fascismo. Por esta razón en 1946 tuvo lugar un referéndum para decidir su continuación y el voto popular optó por el establecimiento de una república y de una asamblea constituyente encargada de la redacción de una constitución. Es así que con apoyo de la iglesia sobre zonas rurales y pueblos pequeños el Partido Demócrata Cristiano gana las elecciones. Devastada por las inmensurables pérdidas materiales y económicas que ocasionó el conflicto bélico, fue tratada por los países vencedores como potencia derrotada y se le quitó una gran cantidad de territorios.


7

Para fortuna de los países azotados por la guerra, en 1947 los Estados Unidos lanzan el Plan Marshall, una iniciativa que buscaba ayudar a la reconstrucción europea y a su vez impedir el avance del comunismo, ya que como menciona Eric Hobsbawm “La situación en la inmediata posguerra en muchos de los países liberados y ocupados parecía contraria a los políticos moderados, con escasos apoyos salvo el de sus aliados occidentales, asediados desde dentro y fuera de sus gobiernos por los comunistas, que después de la guerra aparecieron en todas partes con mucha más fuerza que en cualquier otro tiempo anterior” (Hobsbawm, 1995, p. 235). Italia fue uno de los países más beneficiados

por este programa, con el cual logró una excelente recuperación en todos sus aspectos y la posicionó como un país con una industria pujante. En este sentido, la ayuda económica contribuyó al desarrollo de una moderna y poderosa industria en el norte del país, que alojó empresas como Fiat, Pirelli y Olivetti. El auge en la industria nacional italiana produjo tanto fluctuaciones demográficas internas como externas. Por un lado la población campesina del sur migró hacia el norte del país en busca de nuevas oportunidades, y a su vez con el fin de la Segunda Guerra Mundial se produjo la inmigración de artistas y diseñadores.


inmigración de ideas Podemos considerar al Stilo Milanese como el resultado de la adecuación de los conceptos del estilo suizo al diseño italiano, la resultante de esta mixtura fue una estilo particular que se caracterizó por poseer un matiz más lúdico, dinámico y menos estructurado.

8

El estilo suizo brindó al diseño italiano un conjunto de recursos visuales y conceptuales, entre ellos se pueden destacar una grilla que racionalizaba el espacio, ordenando los elementos en composiciones armónicas, o la utilización de tipografías sans-serif en caja baja.

Afiches para serie de conciertos. Josef MüllerBrockmann. 1959.

Asimismo, incorporó conceptos e ideas provenientes de vanguardias constructivas de principio de siglo, como la utilización de fotografía objetiva y dinamismo tipográfico, recursos tomados del constructivismo. Como menciona Dormer, “(..) muchas tácticas y estrategias del diseño gráfico contemporáneo están construidas sobre la base de mo-


Composición en rojo, amarillo y azul. Mondrian. 1921.

Golpea a los blancos con la cuña roja. El Lissitzky. 1920.

9

Afiche. “Die Frau ohne Namen“. Jan Tschichold. 1927.

vimientos artísticos de comienzos del siglo XX como el Cubismo, el Surrealismo, el Futurismo, el De Stijl y el Constructivismo”. (Dormer, 1993, p. 92).

arte concreto y la vanguardia neoplasticista, como la utilización de plenos planos y figuras geométricas, que son utilizadas para realizar las composiciones gráficas.

En el aspecto tipográfico los desarrollos de la Nueva Tipografía fueron absorbidos conservando la libertad que proponía el diseño italiano, de esta manera se lograban piezas con una marcada influencia racionalista en cuanto a la composición tipográfica y la organización de los elementos en el plano. Estéticamente este estilo nacional retoma recursos plásticos del movimiento del

Entre sus particularidades también podemos observar la utilización de formas abstractas que brindan sensación de volumetría, este fue un aspecto claramente proveniente de la influencia del Op Art que se desarrollaba paralelamente en los Estados Unidos. Uno de los diseñadores que más hizo uso de estos fue Franco Grignani tanto en afiches como en logotipos.


a la manera italiana La gráfica Italiana desarrolló una estética propia en la cual los elementos se organizaban de manera racional pero con mayor libertad y dinamismo del que puede verse en el estilo suizo.

10

La yuxtaposición y sobreimpresión de las tintas se utilizaba de manera retórica incorporando ritmo y sensación de movimiento en las piezas. Ejemplos de esto pueden ser aquellos afiches destinados a carreras automovilísticas o publicidades de neumáticos.

Catálogo. laRinascente Golf. Max Huber. 1951.

Otro recurso distintivo del estilo milanes fue la repetición y gradación de elementos dentro del espacio, que no solo jugaban semánticamente con las piezas publicitadas sino que también proporcionaban direccionalidad y movimiento a las mismas, tal es el caso de los afiches para Olivetti que remitían al sonido y ritmo de las teclas de las máquinas de escribir. Entre los recursos mencionados anterior-


Publicidad. Pirelli Velo. Bob Noorda. 1957.

11

mente podemos agregar la combinación de fotografía objetiva con figuras geométricas que contribuían a la representación de los aspectos conceptuales de las piezas. A diferencia del estilo suizo, los diseñadores italianos no descartaron por completo las tipografías romanas modernas y las utilizaron poniendo en valor su tradición tipográfica. Si bien el estilo milanés toma el orden que le brinda la grilla suiza, algunos diseñadores buscaron romper con esta estructura o combinarla con las fotografías o ilustraciones de manera de quebrar la rigidez de las piezas. Se puede observar este recurso en aquellas piezas donde el texto no se encuentra ubicado en ejes ortogonales.


studio boggeri 12

Panfleto “Preparato A”. Carlo Vivarelli (Studio Boggeri). 1946.

Fundado en 1933 en Milán por Antonio Boggeri, este estudio produjo durante cinco décadas trabajos que conectaron la precisión y la disciplina del diseño suizo con la experimentación y curiosidad del diseño italiano, fue uno de los precursores en la creación y el establecimiento de las bases del stilo milanese. El estudio revolucionó la metodología proyectual brindando al comitente un servicio integral, ofreciendo no solo el diseño de la imagen en su totalidad, si no también la producción gráfica, anticipándose de esta manera a lo que posteriormente se cono-

cería como el rol del director creativo, ampliando así las incumbencias del diseñador gráfico y la comprensión del estudio como un nuevo espacio donde se brinda un servicio de prestaciones calificadas. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial el estudio recibió el aporte suizo a través del ingreso de personalidades que renovaron la gráfica italiana importando una actitud sistémica en la proyección. Los suizos Max Huber, Carlo Vivarelli, Walter Ballmer y Lora Lamm son los encargados de integrar los criterios metodológicos y objetivos al diseño italiano.


unimark 13

Fundada en 1965 por Bob Noorda, Massimo Vignelli y cuatro socios estadounidenses. Fue la primera consultoría de diseño con oficinas en todo el mundo: Australia, Dinamarca, Gran Bretaña, Italia, Sudáfrica y los EE. UU. Pronto se convirtió en una de las mejores y más grandes empresas de diseño, que atendía a clientes prestigiosos como American Airlines, Ford, Knoll, La Rinascente, el metro de Nueva York y Pirelli. El estilo gráfico de los proyectos de Unimark fue decididamente modernista.

Unimark rechazó la idea del diseñador como artista, adoptó la estandarización, los sistemas y el uso de la grilla como herramienta para la organización de los elementos de identidad corporativa. Los diseñadores de Unimark hicieron un amplio uso, aunque no exclusivamente de la tipografía Helvética.

Folleto. American Airlines. Heinz Waibl & Massimo Vignelli (Unimark). 1967.


los extranjeros max huber Nacido en Baar, Suiza, en 1919, estudió en la Escuela de Artes y Oficios en Zurich. En 1940 se estableció en Milán escapando del reclutamiento del ejército suizo, comenzó a trabajar en el estudio Boggeri y asistió a la academia Brera. Realizó una importante contribución al diseño gráfico italiano. En 1942 regresa a Suiza huyendo de la Segunda Guerra Mundial para luego regresar al finalizar la misma.

14

Como diseñador a menudo mezcló elementos fotográficos y tipográficos con franjas de color para transmitir cierta sensación de dinamismo y velocidad. Su trabajo se concentró en experimentos fotográficos combinados con el uso de formas irregulares y de colores primarios. Sus grillas estrictas eran fácilmente identificables. Huber favoreció la claridad, el ritmo y la síntesis. Usó textos acotados, compuestos de diferentes grupos jerárquicos, que los diferenciaba variando sus tamaños.

Afiche. “500 miglia di Monza”. Max Huber. 1957.

Milán se convirtió en el vínculo italiano con la cultura internacional, y Huber, siendo un diseñador destacado, fue invitado a las convenciones de diseño internacionales. Estos frecuentes viajes lo pusieron en contacto con otros diseñadores importantes, principalmente estadounidenses y japoneses.


bob noorda Nació en Ámsterdam, Países Bajos, en 1927, donde se graduó en el Instituto de Diseño. A fines de la década del ‘50 se mudó a Milán, comenzando a trabajar para Pirelli, dondel se convertiría en director de arte en 1961. En 1965, cofundó Unimark International con Massimo Vignelli, una de las mayores firmas de diseño del mundo. Diseñó la señalización del metro de Milán, Nueva York y São Paolo, y las identidades corporativas de muchas de las principales empresas e instituciones, entre ellas Agip y la Bienal de Venecia. Su estilo se distingue por la inclinación de 45 grados tanto de la imagen como de la tipografía generando dinamismo en las piezas. A su vez, la desalineación de los textos y la sobreimpresión de color producían cierta vivacidad y movimiento.

Panfleto. Minadex. Carlo Vivarelli (Studio Boggeri). 1946.

15

carlo vivarelli Nació en Zurich, Suiza en 1919, donde se formó como diseñador gráfico y luego se mudó a París. En 1946 se trasladó a Milán convirtiéndose en director de arte en el famoso estudio Boggeri. Usó herramientas de fotografía, fotomontaje y tipografía para obtener combinaciones de formas y colores de acuerdo con un rigor matemático inspirado en el neoconstructivismo ruso.

Afiche “Cinturato Pirelli“. Bob Noorda. 1959.

Una vez de regreso en Zurich, abrió su propia oficina al servicio de clientes prestigiosos, y en 1958 cofundó y diseñó la destacada revista Neue Grafik, una obra maestra en la historia del diseño gráfico que contribuyó fundamentalmente a la difusión de la tipografía suiza.


los italianos massimo vignelli

16

Nació en Milán, Lombardía, en 1931. Estudió arquitectura en Milán y Venecia y comenzó a trabajar como diseñador gráfico y de producto. A fines de la década de 1950, se mudó a los Estados Unidos y enseñó en el IIT Institute of Design en Chicago. En 1960 regresó a Milán estableciendo Vignelli Design y trabajando para los principales clientes, incluidos Brionvega, La Rinascente, Olivetti, Piccolo Teatro y Pirelli.

Afiche “Pneumatici Pirelli”. Massimo Vignelli. 1963.

En 1965, cofundó Unimark International con Bob Noorda, una de las mejores firmas de diseño de la historia. Se mudó a Nueva York, diseñando la identidad de American Airlines, Ford, Knoll y el metro de Nueva York. En 1971 estableció Vignelli Associates, centrándose en la identidad corporativa, el diseño editorial y packaging.


bruno munari

17

Nacido en Milán, Lombardía, en 1907. Fué un artista autodidacta, diseñador y escritor. En 1929 comenzó a trabajar en diseño gráfico colaborando con Studio Boggeri y en la década de 1950 como diseñador industrial y continuó experimentando en artes visuales. Diseñó cientos de portadas de libros y decenas de series de libros para muchas editoriales italianas. Enseñó en la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard, Scuola Politecnica di Design en Milán, y escribió libros fundamentales sobre arte, comunicación y diseño. Sus diseños se caracterizaron por la utilización de una amplia variedad de recursos, tales como tipografía palo seco, ilustraciones planas, fotografía y colores plenos. Sus diseños reflejan dinamismo, movimiento y aspecto descontracturado perteneciente al estilo milanés.

Afiche “Sueole Coria“. Bruno Munari. 1953.


giovanni pintori Nacido en Cerdeña, Italia, en 1912. Se mudó a Milán en 1931 y estudió en la Escuela de Artes Industriales en Monza. En 1936 ingresó en la Oficina de Publicidad y Desarrollo de Olivetti, donde trabajará durante más de treinta años, convirtiéndose en su director de arte en 1950. Los trabajos que realizó para la constitución de la imagen de la compañía fueron la coordinación de diseño, realización de gráficos, elección y diseño de tipografía, imagen publicitaria, diseño de puntos de venta y mobiliario.

18

Afiche “Olivetti. Giovanni Pintori. 1949.

En su estilo predomina la yuxtaposición de colores primarios y fotografía objetiva. Tiene un fuerte carácter conceptual ya que muchas de las obras de las máquinas de escribir remitían al ritmo y sonido de las teclas. En los trabajos de Pintori siempre se exalta la tecnología del producto en relación con el usuario. Compone los elementos en estructuras unificadas por la repetición de tamaños y ritmos visuales, creando una imagen de alta tecnología para promover el diseño industrial.


franco grignani Nacido en Lombardía, Italia 1908. Artista, diseñador y fotógrafo. Estudió arquitectura y se convirtió en un destacado exponente de la segunda ola del futurismo y constructivismo. Durante la década de 1930, fundó Studio Grignani y comenzó a trabajar como diseñador publicitario con Domus, Dompé, Mondadori, Montecatini, y Alfieri & Lacroix, para el cual diseñó numerosas campañas. Grignani ha sido el maestro indiscutible de la investigación óptica en diseño gráfico y su firma fue el único competidor real de Studio Boggeri hasta principios de los años sesenta. Los proyectos de Grignani se basan en la investigación y experimentación continuas en la percepción visual y el uso creativo de los medios gráficos, fotográficos y digitales. Su trabajo a menudo era en blanco y negro y rigurosamente preciso. Al principio de su carrera comenzó a jugar con la percepción, experimentando con montajes fotográficos, marcos, dibujos y superposiciones.

19

Publicidad. “Artrosil B1“. Franco Grignani. 1949.


el diseño y la industria

20

bel design A raíz del auge de la industria en Italia y la inmigración de ideas modernas comenzó a formarse una concepción del diseño que se basaba tanto en la tradición cultural artesanal como en las innovaciones técnicas y creativas, priorizando para la creación de los objetos la función por sobre la forma. Es así que al finalizar la Segunda Guerra Mundial los diseñadores y arquitectos italianos se destacaron por la realización de diseños de objetos de uso cotidiano para las oficinas y el hogar, con una altísima calidad estética y un fuerte purismo de las formas. Estos objetos fueron muchas veces los protagonistas de las publicidades y catálogos donde se desarrolló el stilo milanese.


El estilo milanés se desarrolló tanto en el ambiente publicitario como en el de la identidad corporativa ya que como señala Philip Meggs, “Después de la guerra, la capacidad productiva se volcó hacia los bienes de consumo y muchos creyeron que la estructura capitalista de la economía produciría una expansión económica y una prosperidad interminables” (Meggs, 1983, p. 399). A raíz de esto proliferó la publicidad como medio para destacar los productos que la industria generaba dando lugar a la creación de afiches, folletos y catálogos entre otros que permitieron que el estilo milanés se desarrollara.

Por otra parte en la segunda mitad del siglo surgió el auge de la identidad corporativa puesto que “La prosperidad y el desarrollo tecnológico parecían muy vinculados con las empresas cada vez más importantes de la época y los directivos empresariales más perspicaces se dieron cuenta de la necesidad de desarrollar una imagen y una identidad empresariales para distintos públicos y vieron en el diseño una manera importante de crearse una reputación de calidad y fiabilidad” (Meggs, 1983, p. 399). Es por ello que las piezas que surgieron del

estilo milanés en su mayoría formaban parte de campañas o sistemas más grandes para impulsar el consumo de productos industriales y eventos internacionales tanto culturales como deportivos. A raíz de esto “las aproximaciones analíticas al diseño gráfico para corporaciones implican ahondar en el funcionamiento de la compañia del cliente en profundidad. (...) Identificar metas y valores, aclarar a la compañía lo que ella está haciendo, son las intenciones principales del diseñador de las artes gráficas de la corporación” (Dormer, 1993, p.109)

21


conclusión

23

Afiche. “Tetractys”. Giovanni Pintori. 1956.

A raíz de la investigación realizada se puede dar cuenta de cómo la incorporación de ideas extranjeras se adecúa y nutre el propio desarrollo del diseño en cada contexto específico, lejos de ser una transpolación de ideas, estilos o técnicas de manera lineal, lo que sucede puede considerarse más una readaptación de las aptitudes artísticas y creativas a la idiosincrasia local. Gracias al ejemplo histórico de lo sucedido con el stilo milanesse se puede dar cuenta de cómo la diversidad y el intercambio de ideas resulta beneficioso para la producción artística y cultural de la humanidad. De esta forma el desarrollo del stilo milanesse se transforma en un ejemplo de apertura mental en un contexto político donde las opiniones tendían a polarizarse.

La investigación de este tema nos permitió ser más conscientes del nivel de influencia al que estamos expuestos hoy en día, mucho más teniendo en cuenta la masividad de medios disponibles a nuestro alcance. Consideramos que es tarea del diseñador actual estar al día con las tendencias mundiales de diseño, siempre teniendo en cuenta las características específicas de los lugares en donde nos desenvolvemos profesionalmente.


bibliografía

24

Dormer, Peter. “El diseño desde 1945” (1993), Cap. IV Diseño Gráfico. Béjar, María. “Historia del Siglo XX” (2011), Cap. De la Segunda Guerra Mundial a la caída del Muro. Hobsbawm, Eric. “Historia del Siglo XX” (1994), La edad de oro. Cap. VIII La Guerra Fría. Satue, Enric. “Historia del Diseño”. Capítulo decimocuarto: Una nueva generación de estilos nacionales: Suiza, Italia y Polonia. Meggs, Philip. “Historia del Diseño Gráfico” (1983). Cap. 22: Identidad corporativa y los sistemas visuales. Nicola-Matteo Munari. Archivo Gráfico Italiano: www.archiviograficaitaliana.com Studio Boggeri: The Crucible of Italian Graphic Design. Documental. vimeo.com/284808872 Museo del Marchio Italiano whttps://www.museodelmarchioitaliano.it/index.php


26

Profile for Catalina Fossati

stilo milanese  

diseño italiano de la posguerra.

stilo milanese  

diseño italiano de la posguerra.

Advertisement