Issuu on Google+


EL MITO DE CASIOPEA

En la mitología griega, “Casiopea” era una de las cincuenta Nereidas. Se le llama “La Hija Aislada del Mar”. Su belleza era sorprendente por lo que, una tarde, cuando se encontraba en las Costas de EtiopÍa, el Rey Cefeo la miró y al instante se enamoró de ella. De igual forma Casiopea, para tener un poder superior al de sus hermanas, se casó con el Rey Cefeo. Después de casarse con el Rey de Etiopía, la vanidosa Casiopea presumió sobre su belleza y fue diciendo que ésta era superior a la de sus hermanas. Por hacerlo las hermanas se molestaron mucho porque sabían que la belleza de su Casiopea no era algo que había conseguido ella sola, sino algo con lo que había nacido. Poseidón se enfadó mucho por lo que quiso castigar a la tierra para acabar con los hombres y el ganado. Actuó enviando una gran ola a Etiopía, pero Casiopea la manejó con su poder. Al ver que la Nereida se defendió el Dios Del Mar envió a un monstruo marino a destruir al Reino de Etiopía. Cefeo se desesperó y consultó con el Oráculo de Amón. La única solución era sacrificar a la hija de Casiopea, es decir, la princesa Andrómeda. La joven doncella aceptó su cruel destino y entonces hizo el sacrificio siendo encadenada a la orilla del mar para que Cetus el monstruo marino la matara.


Cuando Cetus iba a devorarla llegó Perseo montado en lomos de Pegaso. Al ver lo bella que era se enamoró inmediatamente de ella y fue a hablar con Cefeo y Casiopea para pedir su mano en el caso de que la liberara del monstruo, a lo que sus padres aceptaron de mala gana. Perseo había acabado con la Medusa, cuya sola mirada petrificaba a cualquier mortal. Haciendo que se viera reflejada en su escudo pulido, le cortó la cabeza y de la sangre de Medusa surgió el caballo alado, Pegaso. Para rescatar a Andrómeda, enseñó la cabeza de la Medusa al monstruo Cetus, que quedó petrificado. Después desató a Andrómeda y fue feliz a contraer el prometido matrimonio. Pero Casiopea se negó porque ya le había prometido su mano al príncipe Agenor. Perseo luchó contra él y su séquito y después de matar a muchos se vió obligado a usar la cabeza de la Medusa y petrificó a los que quedaban. Andrómeda se casó felizmente con Perseo. Los dioses decidieron Castigar a Casiopea por la ofensa que todavía no se había olvidado. Casiopea fue llevada al cielo sentada en su trono mientras se tintaba con sus cremas mágicas. Los dioses quedaron sorprendidos por la belleza de la reina. Entonces Afrodita, diosa de la Belleza, le pidió a Casiopea la receta de sus creaciones y esta prometió dársela si ella le salvaba. Afrodita no tarda en pedirle a Zeus que salve a Casiopea y la divinice. Al principio el dios del cielo se negó pero luego cedió a las peticiones de la Diosa de la Belleza.


Luego de ser divinizada Casiopea miró las constelaciones de Cefeo y Andrómeda y dejo la misma constelación de ella en el cielo para acompañar a su familia. La reina Casiopea se convirtió en la mejor amiga de Afrodita y su gran aliada. Revelando ante el Olimpo su poder fue llamada la Diosa de la Fantasía y las Aguas. Casiopea se convirtió en una gran diosa aliada de Afrodita. Casiopea obtuvo su reino en el Olimpo y muchos dioses y hombres la cortejaron. La Diosa de la Fantasía (Casiopea) con su gran poder de crear lo inexistente y lo fabuloso con su joven y hermosa apariencia llena de joyas y accesorios que representan su vanidad, siempre con una hoja de palma sagrada que le provee la conservación de sus sorprendentes poderes. En Ocasiones Casiopea viajaba al mar junto con Afrodita para visitar a sus hermanas y a su verdadero Reino.


El Mito de Cassiopeia