Issuu on Google+

La Revista

Pare de Sufrir

EDICIÓN 185 | 22 DE SEPT. 2013 | ES.UNIVERSAL.ORG

Un Sueño realizado

MARIA JOANA hacia de todo para salir adelante pero siempre pasaban cosas que la impedía alcanzar su objetivo y no faltaban personas que se acercaban con palabras negativas Pág. 2

ANTES “Yo era adicta a cigarrillos, alcohol y cocaína debido a los problemas en mi familia” Pág. 4

“Lo que tengo AHORA

NO LO CAMBIARÍA POR NADA” Destruido por el

Alcohol Pág. 7

Pág. 5

“El Cáncer NO GANÓ” Pág. 3


2 // Lunes: Dinero & Éxito

Invertí y Conquisté mi Sueño de 8 años “Hacía 8 años que tenía el sueño de montar mi empresa propia, una empresa de ganadería; sin embargo siempre pasaban cosas que me impedían alcanzar mi objetivo. Por supuesto no faltaron a mi alrededor personas que se acercaban a mí con palabras negativas, que me decían que no hiciera locuras, que iba a perder mi dinero etc. En fin, nadie me apoyaba, pero seguí en la fe de alcanzar mi sueño y me puse manos a la obra: Hoy mi empresa es muy joven aún, pero ya estoy viendo ganancias, pues, pagando a los funcionarios, el mantenimiento, la comida y cuidado de las vacas y todos los demás gastos aún me sobra para mi mucho más de lo que yo me imaginaba y , todas las semanas, gracias a Dios, mi ganado está aumentando más y más.” María Joana Granda


Todos los Martes se realiza la Unción con el Aceite, para la cura de cualquier dolor o enfermedad:

Salud // 3 DESPUÉS

ANTES

¡El cáncer de pulmón

NO GANÓ!

Esta neoplasia se ha vuelto más frecuente en la población y es una de las causas más comunes de muerte por cáncer en todo el mundo

Fue este terrible diagnóstico que, en un momento, la compañera de ancianos Helena Soares, de 39 años, comenzó a enfrentar. Todo comenzó con una anemia profunda, seguido por un tumor en la cabeza y problemas pulmonares, así como el descubrimiento de un cáncer maligno del pulmón. Perdió por completo la estructura de su vida, dejandola muy débil. Ella sólo logró recuperarse totalmente, cuando su marido estaba involucrado en

varias cadenas en el Centro de Ayuda. En una investigación más detallada, Helena dice que los médicos encontraron cáncer en el pulmón, que la dejó muy abalada. “En sólo un mes quedé debilitada por completo, me sometí a una cirugía del cerebro para extraer el coágulo y enfrenté a la temida quimioterapia. Para tener una idea en la primera sesión, al lavar mi cabello, se cayó de una sola vez en mis manos.” Pero a

“En la primera sesión, al lavar mi cabello, se cayó de una sola vez en mis manos. La escena fue desesperante” pesar de la negativa médica, que insistia afirmar para Helena que su caso era complicado, ella replicó, no acepto, y asegura: “La fe habló más alto. Como estaba en el hospital, no pude ir a la iglesia, sin embargo, mi esposo buscaba por mí. Mientras combatía la enfermedad durante casi un año, el hacia las cadenas de cura en el Centro de Ayuda y de hecho, mi salud se restableció completamente, causando sorpresa en todos. En poco tiempo, recuperé mis fuerzas, la autoestima, la vida en si, y hoy, gracias a Dios, no tengo ningun señal del problema.”


4 // Casos de Superación

“¡NADA LLENABA MI VACÍO!” Elizabeth Cristina nos cuenta cómo se metió en las drogas y cómo logró superarlo: “En mi casa, cuando yo era pequeña, había muchas discusiones debido a los vicios que tenía mi padre; él consumía y vendía drogas, gastando todo el dinero que ganaba en esos vicios. Comencé a meterme en el mundo de los vicios, empezando a fumar con 13 años para olvidar todos los problemas que tenía. No tenía ganas de seguir estudiando y sentía un vacío en mi corazón, por lo que co-

mencé a salir con hombres mayores que yo para divertirme y, ellos, me pagaban alguna cosa para que estuviera con ellos. Como esto no me satisfacía interiormente comencé, además, a consumir cocaína. Al ver mi sufrimiento, un amigo me invitó a participar en el Centro de Ayuda y decidí acompañarlo. Desde ese momento las cosas empezaron a cambiar y las ganas de consumir drogas se me fueron quitando,

encontré las fuerzas que tanto buscaba y, cuando me di cuenta, ya no tenía más vicios. Fui poniendo en práctica todo lo que me fueron enseñado y, hoy, en mi casa, ya no hay peleas, ni discusiones, ya no soy rebelde y, cada día, todo mejora. Ya no tengo el vacío en mi corazón, estoy muy feliz. Lo que tengo ahora no lo cambiaría por nada del mundo” Elizabeth Cristina Pozzani


Casos de Superación // 5 “¡NADIE ME SOPORTABA!” ““Era una joven muy rebelde debido a los problemas que había en mi casa. Mis padres, no se preocupaban por mí y fui creciendo con ese complejo de que nadie me quería. Me metí en los vicios, fumaba, bebía, me prostituía, tenía mal carácter y maltrataba a mis colegas tanto física como psicológicamente. Un día, fui invitada a participar de las reuniones del Centro de Ayuda y decidí hacerlo. Allí encontré un apoyo muy grande y entregué toda mi vida a Dios. Hoy ya no tengo más rabia de mis padres, vivo en paz y, hoy, puedo decir que soy una joven feliz.” Sandy Santos “¡FUI VIOLADA A LOS 10 AÑOS!” “Yo era una persona vacía y triste. A los 10 años, fui violada por mi padre y dos tíos y, desde entonces, me volví una persona amargada. No conseguia ser feliz en mi matrimonio. Pero, haciendo las cadenas de oración en el Centro de Ayuda, conseguí liberarme de todo el odio y el rencor que había dentro de mí, conseguí perdonar a mi padre y a mis tíos y mi matrimonio fue restaurado.” Ana Paula

Destruido por el alcohol “Siempre tuve sueños y metas pero, cada vez que intentaba alcanzarlos, venían los problemas que me desanimaban y desistía. El único escape que, aparentemente, tenía eran mis amigos. Allí empezó mi problema con los Vicios. Todas las semanas tenía que beber e irme de discotecas. Al principio era algo casual pero, al poco tiempo, me encontré sumergido en el mundo de los vicios. Fui al medico y me dijeron que, por el alcohol, tenía el hígado muy inflamado y que tenia principio de cirrosis. Mis padres me invitaron

a ir al Centro de Ayuda. No fue fácil, lo único que sabia era que no quería continuar así y me esforcé. Iba los viernes para mi liberación, después, empecé a ir los domingos y salía con fuerzas. Ahora tengo otra vida, he visto el poder de Dios en mi vida, soy un hombre nuevo sin vicios.” Armando Campuzano


6 // Domingo a las 9:30am: Encuentro de las Familias “Debido al alcoholismo, Luis y María, tenían muchos conflictos en su matrimonio”

Maria- A los 29 años ya había pasado por sufrimientos y decepciones. Al principio, mi matrimonio era un mar de rosas pero, con el paso del tiempo, se fue desmoronando pues, los fines de semana, eran una pesadilla. Mi marido desde el trabajo se marchaba directamente a beber, sin dar señales de vida. La angustia se apoderaba de mis pensamientos con miedo, desesperación, nerviosismo, negatividad, ira, odio, decepción y culpa por sus acciones. Desde entonces, dejé de creer en el matrimonio feliz y en el amor. Todo el sueldo se lo gastaba en el alcohol, todos los días discutíamos, incluso llegamos a la agresión física.

Luis- Yo comencé a beber debido al mal carácter que tenía mi mujer. No me comprendía, llegó a decirme que se casó conmigo por lástima y que no me quería. Recuerdo que llegamos a la Iglesia Universal un día de esos que habíamos discutido en la calle. Se acercó una persona y nos invitó. No nos arrepentimos de haber aceptado la invitación ya que conseguimos vencer el problema del alcohol y el mal carácter que lastimaba a las personas que más quería: mi familia. Conseguimos dialogar, realizando los propósitos, participando en las reuniones con mucha fe y poniendo en práctica todo lo que nos enseñaban allí. Hoy, tenemos proyectos en común, nos amamos, nos respetamos y ya no hay agresiones. Vivimos en completa armonía en nuestro hogar, gracias a Dios. María y Luis Chuchilán



Pare de Sufrir