Issuu on Google+

C A S O

C E R R A D O

Acto 1 Secuencia 1 Escena 1 Int. Despacho Mora y Valdés MAURO

está

en

su

despacho,

detrás

de

su

escritorio.

Saca

un

cigarro y golpea la punta contra el revés de la mano con un aire sutil, se lo lleva a la boca y da una larga calada. Coge una carpeta en la que pone: Caso del cenicero roto. Cerrado. Y lo archiva. Secuencia 2 Escena 2 Collage

de

noticias

del

periódico,

noticias

de

la

televisión,

noticiarios de la radio, etc. Se ven fotos de trozos de diarios donde se puede leer: El caso del cenicero roto, la nueva novela del detective Mauro Valdés. En el mismo momento vimos una noticia de la radio. LOCUTORA 1 El

famoso

y

conocido

Valdés

vuelve

a

mucho

tiempo

de

olfato

para

la

detective

carga

después

silencio.

resolver

Mauro

Su

crímenes

de

gran lo

catapultarán este año hasta la cima, o eso es lo que los especialistas prevén. ¿Dónde llegaran sus límites? ... LOCUTORA 2 El detective Mauro Valdés ha vuelto a 1


resolver

uno

de

sus

escandalosos

y

misteriosos casos, el que se llama El caso del cenicero roto. Sabemos pocas cosas

pero

los

críticos

lo

enaltecen

como de costumbre. La librería Miradas ha sido la sede de la presentación del libro con el autor. Ext. Quiosco – Mañana MARCOS FUENTES baja al quiosco más cercano de su casa y compra todos los diarios que hay. QUIOSQUERO ¡Que pase un buen día señor Valdés! MARCOS se queda mirando al hombre unos segundos con mala cara y se marcha. Escena 3 Int. Apartamento MARCOS – Mañana MARCOS está en la cocina de su apartamento, inclinado sobre el mármol. MARCOS mientras se prepara el café inspecciona la crítica literaria. El café hierve, MARCOS se da la vuelta y apaga el fuego. MARCOS llena una taza de café, le añade leche y azúcar y lo remueve. Coge la taza y los periódicos y se va al comedor. Escena 4 Mientras se bebe el café sigue leyendo los periódicos de forma nerviosa. De repente se para en una página, deja el vaso en la mesa y acerca la cabeza a la hoja. MARCOS empieza a leer en voz alta. MARCOS Mauro

Valdés

es

un

héroe

falso

e

inverosímil, un personaje plano del que sólo se puede citar un atributo humano: la arrogancia. Demasiado pretencioso y superficial. El caso del cenicero roto 2


es otra historia más, un cuento que no consigue calar en el alma. Mientras

MARCOS

lee

la

crítica

podemos

ver

el

comedor

del

apartamento de MARCOS. Un escritorio de madera antiguo ocupa un espacio al lado de una ventana y encima hay un ordenador de mesa obsoleto. En la pared hay colgado un corcho con distintos trozos de papel de diario de noticias. Todo está desordenado y a todos lados hay papeles medio escritos. Al lado de la ventana, no muy lejos del escritorio, hay un sillón marrón desgastado que parece cómodo. Las paredes están llenas de estanterías repletas de libros mal puestos y llenos de polvo. En lo que falta de habitación vemos un sofá con una tele pequeña y una mesa con un hule lleno de cosas desordenadas: lápices, pinturas, cuadernos, vasos vacíos, etc. MARCOS baja el diario y mira por la ventana con una mirada perdida al horizonte y dibuja una tenue sonrisa en su cara. Arranca la hoja del periódico y la cuelga en el corcho del escritorio y se la queda mirando. Se hunde la cabeza entre sus manos. Suena el timbre y MARCOS se sobresalta, se reincorpora y va a abrir la puerta. Escena 5 Es JUNE con un montón de periódicos, carpetas y el libro de Marcos entre los brazos. JUNE (Entusiasmada) ¡Hola, cariño! (le da un beso) MARCOS Ei, hola. JUNE ¿Has leído ya los periódicos? Son todo elogios y buenas palabras sobre tu obra. Bueno, excepto ese crítico que te ha puesto de vuelta y media. Se quita la chaqueta y el bolso y lo deja en el recibidor. 3


MARCOS ¿Quieres café? JUNE Si, gracias. MARCOS se va a la cocina y JUNE se acomoda en el sofá mientras deja el libro en la mesa del teléfono y coge el periódico y lo hojea. JUNE ¡Pero qué descaro tiene ese periodista! ¿Qué sabrá él de buena literatura? MARCOS No dice nada que no sea verdad. (Silencio) JUNE se lo queda mirando pasmada. MARCOS se acerca a ella y se sienta a su lado. Sabes...escribí la primera novela para que la gente se diera cuenta de lo absurdas y banales que son las historias de detectives... ¡Pero resulta que el público se llena el corazón de esta porquería! JUNE No es porquería cuando se venden millones de ejemplares, Marcos... va no empiezas... sabes que no me das ninguna pena... MARCOS Pero... June... Hasta los medios me llaman señor Valdés ¿Dónde está mi personalidad? MARCOS se levanta de repente y empieza a andar por el comedor, se gira y mira fijamente a JUNE. MARCOS ¿Por qué no hablan de Marcos Fuentes? 4


JUNE ¡Marcos! ¡Mira que eres tonto! ¡Estás celoso de tu propio personaje! (Silencio) MARCOS la deja de mirar para mirar el horizonte de la ventana. JUNE (Con tono más serio) Por cierto, ¿Cómo llevas el nuevo libro? Tenemos que editarlo pronto. MARCOS June, la verdad es que... No va a haber nuevo libro. Estoy harto. JUNE (Con tono coercitivo) ¡Marcos! ¡No puedes echarte atrás a estas alturas! (silencio) (Más tranquila y persuasiva) De alguna manera hay que pagar las facturas, ¿no? JUNE mira a MAURO, él se gira y la mira a los ojos y no intenta responder, solo la mira. JUNE ¡No mates a Mauro! Por favor cariño... JUNE se levanta y se acerca a él tocándolo cariñosamente. MARCOS No puedo June. MARCOS se la quita de encima y se aleja. MARCOS ¿Dónde está mi dignidad si sigo prostituyéndome de esta manera? ¿Eh? JUNE (Seria y enojada) No me pongas excusas, Marcos, tenemos un trato y un contrato, ¿te acuerdas? 5


Así que no me vaciles, tío. (Pausa. Más suave y tranquila) A los tus lectores no les gustan las excusas... MARCOS No puedo malgastar mi vida. ¿Quién va a leer una novela seria de Marcos Fuentes ahora que estoy tan identificado con Valdés? JUNE Estás exaltado cariño, siéntate que te preparo algo calentito. JUNE se va a la cocina. MARCOS se deja caer en el sillón marrón dejando ir un suspiro. A la mesa del teléfono hay un ejemplar de su obra. MARCOS le da la vuelta para no ver la portada del libro. En un ataque de rabia tira al suelo una silla que tiene al lado, se levanta y se llena un vaso de whisky y se lo bebe de un trago. De repente vuelve al escritorio, coge el libro encuadernado, mira por la ventana y no se lo piensa dos veces, lo tira hacia fuera con furia. Acto II Secuencia 3 Escena 6 Ext. Calle - Tarde El

libro

hace

una

parábola

hasta

caer

justo

dentro

de

un

contenedor donde alguien está tirando una bolsa de basura. Cuando esa persona sale de plano, sale MAURO del contenedor. MAURO es un chico joven y delgado. A medida que intenta salir del contenedor se

va

quejando

con

onomatopeyas

y

palabrotas.

Con

cara

de

desorientado mira a su alrededor. Se dirige hacia el final de la calle con inseguridad y coge el metro.

6


Escena 7 Int. Despacho Mora y Valdés - Tarde MAURO abre la puerta de su despacho y se encuentra a su socio haciendo un crucigrama con las piernas encima la mesa. MAURO Ei... (Con aire de cansado y aburrido) VÍCTOR ¡Hombre, Mauro! Es un placer verte por aquí. MAURO ¿Te puedes creer que hoy de repente me he despertado dentro de un contenedor? No solo llevamos estancados dos meses sin casos que resolver, sino que encima me tiran a la basura. VÍCTOR ¡Si tío! Yo estoy igual, ¡llevo mil años intentando hacer este crucigrama! MAURO va a su despacho. Mira por la ventana entre las cortinas y saca un cigarro y lo golpea la punta contra el revés de la mano con un aire sutil, se lo lleva a la boca y da una larga calada. Coge una carpeta que está encima de la mesa en la que pone: Caso del cenicero roto. Cerrado. Y lo archiva. Escena 8 Int. Lavabo Mauro entra al lavabo y se mira al espejo. Se lava la cara y le da una calada al cigarro, echando el humo en el cristal. Secuencia 4 Escena 9 Ext./Int. Calle/librería - Tarde MAURO va caminando por la calle y saca un cigarro y lo golpea la punta contra el revés de la mano con un aire sutil, se lo lleva a 7


la boca y da una larga calada. Una mujer atractiva se topa de frente con él y se miran mutuamente antes de seguir con su camino. Debe ser una mirada sensual. Escena 10 MAURO de repente se fija en un escaparate de una librería que hay en la calle ya que le ha llamado la atención un libro de la sección de novedades que se titula El caso del cenicero roto. Entra a la librería dejando la mujer con la palabra en la boca. Vemos que la mujer lo observa a través del cristal del escaparate como MAURO compra un libro y sale. La MUJER le está esperando fuera pero él pasa olímpicamente de ella y se va concentrado en el libro. Ella se queda mirándolo y se marcha en dirección contraria. Llega a un parque y abre el libro y lo hojea desesperadamente. Avanza en el libro y lo abre por el último capítulo. Mientras lee se va interesando más por la lectura y de repente empieza a leer en voz alta: MAURO (Con tono desesperado) Mauro por fin había cerrado el caso de aquel cenicero roto. Otro logro más de su vasta carrera. Con aires de grandeza enciende sabe

un

hacer

cigarro y

como

archiva

la

solo

él

carpeta

lo del

caso. MAURO inmediatamente mira la portada del libro donde vemos el nombre del autor: Marcos Fuentes. Escena 11 Int. Apartamento MARCOS - Mañana MAURO toca el timbre del apartamento de MARCOS, se abre la puerta. MARCOS Si, hola... ¿Qué quiere? MAURO Hola, ¿Marcos Fuentes? 8


MARCOS Sí, yo mismo ¿Quién es usted? MAURO ¿Acaso no me reconoce? Soy Mauro Valdés. MAURO le estrecha la mano efusivamente. MARCOS hace una cara de pocos amigos. MARCOS Ya claro... es usted hilarante. ¿dónde quiere que le firme? MAURO En ningún sitio. Vengo a pedirle que siga escribiendo mi historia. Llevo estancado mucho tiempo. MARCOS ¿Perdón? ¿Su historia? Se miran fijamente con un silencio incomodo. MAURO se saca un cigarro y lo golpea la punta contra el revés de la mano con un aire sutil, se lo lleva a la boca y da una larga calada. MAURO se apoya a la puerta con un aire de chulería. MARCOS cansado de esperar una respuesta hace el gesto de cerrar la puerta, pero MAURO lo evita poniendo la mano en la puerta. MAURO ¿No se da cuenta, de que si deja de escribir las aventuras de Valdés me condena a la existencia fantasmal? MARCOS Fascinante, un destino muy adecuado. MAURO Será mejor que siga escribiendo. ¿Me comprende? MARCOS Ni por todo el oro del mundo accedería 9


a escribir historia alguna con semejante fantoche como protagonista. MAURO Ya veremos, pero usted y yo no hemos terminado todavía. MARCOS le cierra la puerta de golpe. (Fundido a negro) Secuencia 5 Escena 12 Int. Apartamento de Marcos. Tarde. JUNE llama a MARCOS. MARCOS ¿Sí? VOZ EN OFF DE JUNE ¡Cariño! ¡Enciende la tele, rápido! MARCOS ¿Por qué? ¿Qué pasa? VOZ EN OFF DE JUNE ¡Corre! MARCOS Vale, ya voy, ya voy... MARCOS

enciende

la

televisión

donde

se

ve

un

programa

estilo

Buenafuente. MAURO VALDÉS está hablando sobre el plagio de su vida en la novela de MARCOS FUENTES. MAURO ...y la sorpresa que me lleve cuando leí un libro sobre mi propia vida... PERIODISTA ¿Así

que

usted

quiere

denunciar

a

Marcos Fuentes por un presunto plagio de su vida? MAURO Por

supuesto.

Y

quiero

que

Marcos 10


Fuentes

me

indemnice

por

todos

los

daños que me ha ocasionado que ahora todo

el

mundo

sepa

mi

vida

y

mis

intimidades por culpa suya. El audio de la televisión queda en segundo término, y se oye en primer término la voz de MARCOS. PERIODISTA Pero

hace

muchos

años

que

Marcos

Fuentes escribe libros... ¿cómo no se había dado cuenta antes? MAURO Señorita… ¿Usted cree que un detective de tan alta reputación puede perder el tiempo

leyendo

literatura

barata?

Resolver un caso es una tarea muy dura que

requiere

mucho

esfuerzo

y

concentración durante las veinticuatro horas

del

día.

escandalicé estaba

Imagínese

cuando

supe

difundiendo

mis

cómo

que

un

me tipo

secretos

en

público… MARCOS mira la televisión con la expresión de como si no se lo acabara de creer. MARCOS ¡No puede ser June! Este individuo vino hace

unos

días

a

mi

casa...

Sólo

su

ido

la

mera imagen me... desquicia... VOZ EN OFF DE JUNE ¿De

verdad?

Pues

se

le

ha

castaña... ¡Esta destrozando tu imagen! MARCOS Quizás... me voy. MARCOS cuelga el teléfono y se aleja de la televisión hacia el ordenador. La televisión sigue sonando. PERIODISTA 11


Ya... y...¿Usted conoce personalmente a Marcos Fuentes? Enciende el ordenador y abre una hoja en blanco del word. Escribe en una hoja: Mauro Valdés está en un plató de televisión del canal ocho

y

dice

“Si

que

lo

conozco,

pero

él

dice

que

no

quiere

continuar escribiendo sobre mi porqué está harto, dice que soy un vendido” Y le da una parada cardiorrespiratoria sin razón alguna. MAURO Si que lo conozco, pero él dice que no quiere continuar escribiendo sobre mi porqué

está

harto,

dice

que

soy

un

vendido. PERIODISTA Ya lo han visto, señores espectadores, la rabia de este detective es desmesurada. Mauro Valdés afirma que le han violado el derecho a la intimidad y que además se han aprovechado de él para escribir un libro sobre su vida. ¿Qué piensan ustedes? Pueden escribir mensajes de texto... MAURO empieza a marearse se lleva la mano en el pecho y cae inconsciente en la silla del plató. (Fundido a negro) Escena 13 Int. Apartamento de Marcos – Tarde MARCOS y JUNE están en el sofá, tumbados, besándose entre risas. Suena el timbre. JUNE ¡Voy yo! MARCOS June... venga, da igual, será la vecina 12


que se ha dejado la llave otra vez... Suena otra vez el timbre. JUNE Pues si es ella, bien tiene que entrar en su casa ¿no? MAURO está en el otro lado de la puerta. JUNE se queda con una cara de sorpresa. MAURO Hola encanto. De mientras MAURO se saca un cigarro y lo golpea la punta contra el revés de la mano con un aire sutil, se lo lleva a la boca y da una larga calada. JUNE no puede decir palabra, se lo queda mirando con una mirada curiosa JUNE Usted... usted... ¡Usted es el de la tele! MAURO ¿Es usted la novia de Marcos? JUNE Aha. MAURO Es usted muy guapa. JUNE Gracias. La verdad es que usted mejora mucho en directo que en la televisión. MAURO se pone el cigarro en la boca. JUNE dibuja una sonrisa y cuando levanta la cabeza comparten una mirada profunda. MAURO ve a MARCOS que se acerca hacia la puerta por el pasillo. JUNE se retira no sin compartir una última mirada con MAURO. MAURO entra en el recibidor sin que nadie le de permiso. MARCOS se aproxima con una expresión de sorpresa

y rabia. MARCOS

Pero...

¿tu

qué

haces

aquí?

¡Yo

te 13


maté! ¿Qué coño has hecho? MARCOS los mira a los dos y se acerca más a MAURO con actitud de chulo. MARCOS ¿Qué intentabas con June? En mi propia casa.

¿No

mancillar

has mi

tenido nombre

suficiente en

público

con que

encima quieres ligarte a mi prometida? ¿Eh? ¡Sabandija! ¿Qué coño te piensas que estás haciendo con mi mujer? MAURO Que yo sepa, aún no es tu mujer. JUNE los

mira a los dos y se marcha. MAURO da una larga calada al

cigarro y lo mira con altitud y tranquilidad. MARCOS, después de contenerse unos segundos, salta sobre de MAURO, le agarra del cuello y le empieza a insultar. MAURO se defiende como puede pero acaba al suelo medio inconsciente. JUNE se pone a llorar en el sofá. MARCOS va al escritorio y empieza a recolectar todos los libros, los manuscritos y los retales de periódico y los pone en la

papelera

y

les

prende

fuego.

Se

queda

mirando

el

fuego

pensativamente un largo rato. MAURO se despierta y comparten con MARCOS una larga mirada. MAURO se va escaleras abajo. JUNE Lo siento Marcos... MARCOS mira severamente a JUNE. MARCOS ¡Vaya cuento más inverosímil! Se sienta al lado de JUNE y le mira con un aire más alegre y rápidamente fija su mirada a la ventana. MARCOS Pero quizás te perdone. JUNE se seca las lágrimas y esboza una sonrisa.

14


MAURO llega a la portería, sale, mira el exterior y sonríe. MARCOS se levanta, se acerca a la ventana, mira a través de ella y sonríe.

15


Guión literario Caso Cerrado