Issuu on Google+

EDUARDO STERN Jugando a decir

Ediciones Verde Viento


2


3


4


Escribir poemas, apenas relatos, intentos que procuran aliviar, sanar, acompañar a esa presión interna, a ese continuo volcán en erupción, perenne tormenta nutrida por ideas, sentimientos, sensaciones y percepciones. Solo ensayos, conscientes e inconscientes por expresar los pensamientos de mi corazón. Palabras que aparecen de manera impulsiva, abrupta, fugaz, con fuerza bruta de remolino, en ocasiones caótica, sin preaviso. Imágenes sin formación aparente que intentan, por su propia fuerza e impulso, formar frases que me permitan tocar al otro, compartir con el otro, establecer un vínculo donde mi desesperación, mi angustia, mi miedo, mi dolor, y por supuesto mi amor, mi alegría, mi gusto por la vida, se compartan y confabulen un mí sin un yo, y se transformen en un tú sin un yo; y formen así un lazo, independiente de sus protagonistas. Todos los instantes, aunque efímeros, son reales, tienen significado y aparecen fuertes, presentes, ausentes, contradictorios, impermanentes y repetitivos. El "sentirse vivo" cocinado a fuego lento, produce y entrega este platillo, un puchero de esta insoportable y fascinante realidad. Un deseo de compartir y compartirme, de verbalizar y reconocer esta presión que siento en el pecho, de ponerle nombres y apellido, de asirse a su convivencia, 5


de intentar y buscar con sus multitudinarias y en ocasiones, contrapuestas manifestaciones, esa razón existencial por darle un sentido a lo absurdo, inentendible, irremediablemente fútil terreno donde nace esta motivación, que me acarrea a estas anotaciones, a este recuento de sentires y sabores. Enumerar a las personas que deseo agradecer y son la fuente de mi inspiración es interminable. Gracias a mis amores de mi vida, a todas las personas sabedoras de nuestra íntima decisión de acompañarnos de cerca en este no saber de la existencia humana.

6


SOLEDAD ACOGEDORA 11 UNIDAD DIVINA 12 ESTE QUE TAMPOCO SOY 15 TIEMPO 17 CUEVA DIVINA 18 ENSIMISMADO 20 AHÍ TE DESCUBRO 20 El CAMINO QUE ENSEÑA 24 PASAJERA 25 CONTIGO 26 UN DECIR 28 TIERRA 31 NATURALEZA 32 VACÍO 34 CIELO SIN NUBES 35 ¿EXISTE? 37 CON LA VIDA 39 AMANDO-NOS 43 ACERCATE A LA VENTANA 44 HALLAZGO 45 OJITOS 46 SMA 48 MAMI 50 ANIVERSARIO 53 NOSTALGIA 55 NO LO SÉ 58 EL ARBOL DE LA VIDA 61 PREGUNTAS A DIOS 62 PAN SIN LEVADURA 64 CUÉNTAME 66 ESTE MISMO ARBOL 67 COSAS 71 SIN PALABRAS 74 AHORA LOS OTROS 75 EN ESE ESPACIO 77 NA MÁS 79 ESENCIA 83 7


UNIDOS 84 YA ESTAMOS AHÍ 85 ACASO UN SALUDO 88 HOY 90 ESPEJO 91

8


9


10


11


Mente en blanco ningún pensamiento ni formas ni juicios, no hay registro. Corazón latiendo sin sentimientos ni emociones que emanen, no hay registro.

Percepciones fugaces sin concesiones ni visiones definidas, no hay registro.

He aquí una visión, He aquí la otra en ese mismo instante fugaz: máscara disfrazada, contenido incierto de intensos matices que se oprimen que se mezclan y se unen, 12


y luchan por salir por hacerse perceptibles, conscientes, visibles para así: expresarse y GRITAR AULLAR GEMIR bailar, danzar con y en esas formas caprichosas de las nubes, como esa avalancha que irrumpe sin previo aviso o espermas después de esa fiera eyaculación. Por momentos vuelco la mirada hacia el cielo y recibo rayos de Sol luz que viaja a una velocidad constante: luminosidad fija

13


monotonía ilusoria. Formas infinitas creadas en el mismo instante que unen este momento con el otro con el vínculo y el vacío. ¡Unidad Divina!

14


Me preocupa la soledad y estoy solo. Me preocupa el amor y amo. Me preocupa la tristeza y la lloro. Viajes de los hombres por supuesto, de las mujeres también con regresos, de ambos, a destinos sólo humanos. Estas vivencias: ¿Dónde están? ¿En dónde las almaceno? Quiero tus experiencias también las de ellos las mías las dejo, retomo todas, igual olvido. Cielo aire, mar y tierra ser tan humano, me sorprende me duele ¡ y me harta!

15


Tanta inconsciencia de ti de mĂ­ Tanto pensar en este que tampoco soy

16


Estoy vivo ¿Cómo es posible? Respiro Pienso Siento Duele Late mi corazón El estar aquí Es tan sutil y vulnerable ¿Y el no estar aquí? ¿Será igualmente frágil? ¿Tendré también la conciencia del momento? ¿O perderé la dimensión de espacio y tiempo? Sin movimiento no hay duración de un suceso Sin ese constante acarreo No hay reconocimiento de la existencia Este espacio solo lo define el tiempo Tiempo que no existes en los objetos ni en los sujetos Solamente existes en la relación En ese vínculo sutil y etéreo Y nuestra existencia Ese movimiento que tanto deseamos Tememos y odiamos Nos define Y nos condena 17


No percibo aunque todo lo veo No distingo aunque saboreo con prisa lo salado de lo amargo lo dulce de lo agrio lo transparente de lo denso El cielo está claro y no alcanzo a olerlo la insistencia refuerza la visión insípida disonante invitados a quienes ni la esencia perdida ilumina Se elige una existencia confusa opaca visión de lo otro estrecha silueta propia Reniega reniego traidor coarta coopta contamina la cocción del elixir divino la pócima del yo dividido. 18


Acude amor a mis brazos deja esa caricia estremecerte deja que mi quebranto encalle e impida que mi miedo dance en el laberinto del anonimato Detenlo de su huida conéctame contigo y ahí en esa cueva divina en ese espacio único haz que penetre en su forma vacía que conozca su misión la reconozca con valentía y me entregue a este mi verdadero amor

19


Abro la cueva contemplo mis emociones están aquí avanzan dan la media vuelta, retroceden enojo y goce también frustración Las ignoro me agarro de la ganancia ¿Y qué? La ola eso decimos a todos pertenece aunque de ella misma nunca sea Aparece y desaparece se estrella por fin aterriza en las dulces arenas que hace tiempo eran piedras y ella misma pulverizó ¿Será la misma ola? ¿o esta habla murmullos incomprensibles? Humanizar al otro 20


todo tiene que ser antropomorfo absurdo hábito verdad que debilita y cansa El silencio es la excepción (¿el egocentrismo desaparece?) qué alivio qué descanso morir en vida sentir al otro sin nosotros

21


Siempre me ha intrigado el lado oculto de los eventos el complemento que se opone y oculta Durante el verano ardiente de dĂ­as largos y nubes adversas vivo el invierno de noches profundas y cielos abiertos Cuando deseo compartir el amor la soledad regresa Y cuando el amor viene provocador para retarme este dolor del alma me habita separado de ti y de mĂ­ solo y esquivo A veces no entiendo la uniĂłn la camaraderĂ­a de los sentimientos que engendran la guerra No entiendo las despedidas agresivas el dolor de la partida nos mata

22


de repente y sin preguntas, mientras la conciencia de que morimos está aquí asi te miro dar la vuelta en todas las esquinas Movimientos constantes e incesantes de esta nuestra condición humana iniciamos para terminar terminamos para reiniciar Cuando lo que verdaderamente importa es el puente entre estas dos instancias El viaje más próximo y el más lejano este viaje de cada momento en el camino nos aferramos así comienza nuestra confusión nuestro entusiasmo y nuestro desarraigo Lamentable omisión ignorar el viaje la eternidad de cada momento me vuelvo a reír de mí me renace el llorar de mí Ahí te descubro somos este grito de vida donde morimos tú y yo juntos, sin darnos cuenta

23


El inicio del viaje que es la vida alcanzará su máxima expresión cuando se dé el último paso la despedida es el inicio de un nuevo comienzo todo lo que sucede en medio sea bienvenido porque ha de concluir El amor comienza y acaba los sucesos se pronuncian el contenido es lo de menos no entiendo porque matamos y destruimos me duele pararme en este punto intermedio para maldecir y juzgar y blasfemar y perder la paciencia quiero un verdadero principio y final Bendecir el camino que enseñe el auténtico devenir del hombre

24


Sentimiento n贸mada oscilante agitado te columpias del estar al no estar del soltarte al atraparme Suj茅tame con tal fuerza que nunca me desprenda que nunca puedas irte Tienes prohibido viajar Sentimiento n贸mada

25


Soledad entre piedras y senderos arrastrando seduciendo a cuanta persona te encuentra a cuanto andariego te recorre Estas hecha de los diversos colores de la piel humana de los sabores olfateados de la gota que ya derraman Recibes insultos encuentras abandonos y continuos desencuentros incluyes las presencias de los que no queremos tocarte incorporas las ausencias de los que te huimos Soledad serĂĄs tan vieja como la edad del sol Âżo te mides por ese renacer cotidiano? Estamos en un continuo roce en un persistente acercamiento con la silueta que llevas en tu andar con el olor de tus aventuras con tu forma expandida hacia nuestra alma

26


dibujada en este cuerpo fiel dador buscador de compartirte y ofrecerte y reconocerte y vivirte en el otro en el ayer en el oto単o en mi vientre el que te palpita el que te da a luz

27


Gusto compartido aceptamos sin darnos cuenta el contubernio con la inconsciencia del contacto Exquisitas maneras de predecir el rezo cada detalle cuenta cada pequeño movimiento orquestado desde remotos confines de sabiduría decimos milenarias parodias sin saber que quizá ni el tiempo las procreó ni el mismísimo momento ese en el que participamos o no ese que en ocasiones les da forma contenido concepto y las convierte en hábitos creencias tradiciones absolutas verdades en las que la cuna define y por las cuales marcamos al amigo al pariente 28


al traidor al que debe ser eliminado seĂąalamos a la tierra a los espacios razones por las que debemos morir matar mutilar separar sepultar destruir Discernir para confirmar para fortalecer y proteger nuestra cultura creencias transpiradas hacia nuestro interior nos apropiarnos de ellas sin tener certeza sin estar al tanto sin reflexionarlas hasta su cuestionamiento se vuelve compulsivo Dios mĂ­o Dios tuyo Dios todas Dios todos El Nombre se oculta ignoro el motivo 29


solo sufro sus consecuencias El hombre aparece aparente triunfador s贸lo gozo la soledad en ocasiones compartida

30


31


Naturaleza que nos hablas en extraños idiomas ¿Qué quieres decirnos a nosotros? que con ciegos oídos te vemos y con sordos ojos te escuchamos creyendo engañarte al saborear tus olores al olfatear tus sabores. Con intuición adormecida de tanto sojuzgar la feminidad humana cuánto duele entender que la llama no extingue el fuego y tú y el otro y yo bailamos al ritmo de tu música Admito total dependencia reconozco completo y parcial desanimo tristeza que acompaña el mayor de los éxtasis.

Tranquilidad pasajera que envuelve la más extrema vulnerabilidad te busco sin encontrarte te encuentro sin buscarte naturaleza que con nosotros te diviertes te avergüenzas al pensarte dominada 32


al sentirte profanada. Y sin embargo a煤n a pesar de nuestra incipiente conciencia de nuestra err贸nea creencia nos permites jugar al amor

33


Cielo azul repeticiones infinitas difícil diferenciar la particularidad del momento ¿Es posible transformarnos? ¿Qué nos enseña la naturaleza? repeticiones continuas sutiles y graduales contrastes todo es todo es vacío, vacío lleno de nosotros que olvidamos nuestros nombres sin ti sin mí sin él Con todo contigo conmigo con ella vacío saturado de luz, de una intensa luz Porque nada existe separado mañana el cielo es azul incluso nublado Y aun así, ¿acaso este instante había existido alguna vez?

34


No percibo aunque veo todo No distingo aunque saboreo con prisa y pausado lo salado de lo amargo lo dulce de lo agrio lo transparente de lo espeso El cielo está claro y no alcanzo a oler la insistencia refuerza la visión insípida. Cacofonía sin caparazón invitados distinguidos que ni su sombra ilumina la esencia perdida. Así se elige la confusa existencia la opaca visión de lo otro la estrecha silueta propia Reniega reniego traidor coarta coopta

35


contamina la cocción del elixir divino la poción del yo dividido Acude, amor a mis brazos deja esa caricia estremecerte permite mi quebranto zozobrar y no dejes que mi miedo se agite en el laberinto del anonimato Detenlo de su huida conéctalo con el tuyo y ahí en esa cueva divina en ese espacio inexistente que penetre en su forma vacía conozca su misión la reconozca con valentía y se entregue a los rezagos de ese su verdadero amor

36


Cansado de arrastrar mi existencia mi existencia cansada de arrastrarme recibo noticias frescas para este momento acarreo que no deja huella aun cuando su carga es más pesada que todos los árboles de la gran Selva Suriana Peregrinaje que nadie nota a pesar de que mi pisada soporta el ruido del silencio Cúmulo accidental para la mirada del observador anónimo labrado en cada uno de sus incontables pedazos esculpidos por El Otro Solo la fuerza del vivir y de su multiplicación permite la explicación de la existencia Banales argumentos estallan en la formación de estrellas y galaxias ya no veo cuando la vista dice basta ni huelo cuando el olor se escabulle del momento y menos siento cuando el sentimiento decide no tocarme 37


y el pensar bueno ese amigo que decide confundirme errante como el oso del ártico en busca del bocado solo el sabor permanece presente enseña demuestra la aniquilante verdad de mi errónea concepción que lo que no sé no existe ni existió ni existirá jamás

38


La incertidumbre ocupa hasta el exceso el lugar donde pernocta la soberbia entonces entra con su habitual sinfonía una misma cadencia respeta intervalos va y viene sea con el viento a favor o con corrientes adversas El exceso de incomprensión empuja hacia la intolerancia mismos vacíos respeta bemoles arranca acordes manipula el lenguaje Las diferencias exacerbadas generan barbaries irreconocibles exterminios presentes indescifrables inconcebibles impenetrables Destrucción, abismos, oportunidades disímiles

39


fijadas desde la cuna desde esa oportunidad no dada no concedida ¿Azar destino abuso humano o designio divino? No soy libre ya no hablo se me atragantaron las palabras Me llegó el peso de lo que sienten mis ojos. No soy libre ni de sentir ni de hundirme en mi tristeza en mis hedores en esa dialéctica entristecedora Distanciamiento aburrimiento hartazgo de la monotonía de la diferenciación exhibida de la interpretación de la comunicación verbal 40


No me puedo no me dejo gozar en el sentir que existo que respiro Respondo a las expectativas culturales en relación a los otros En suma ni siento ni me siento solo angustia y desespero posesión totalitaria que me esconde de la compasión del encuentro con lo Divino Y sin embargo la llama ese lazo candente ineludible irreemplazable irrompible esa fuerza de atracción imperceptible, me permea y me posee creando un vínculo con El Otro donde reconozco y me reencuentro con la Vida con el Todo Creador con el Vacío Original 41


42


43


Gracias por compartirte Ayúdame a compartirme

No sé quién eres pero de ti todo lo sé No tengo las formas que llenan tus atributos tus pormenores acaricio tu esencia perfume para este momento que contigo habito ¿Quiero más? ¿Necesito más? Solo tocar un dedo a la vez no darle forma al vacío dejar que la luminosidad lo retoque

y así traspase el permanecer al borde del otro

44


Encuentro en el amor silencio para pacificar la sed Encuentro en el amor calma mientras siento hambre Cuando los colibrĂ­es disfrutan y danzan y se acercan tĂ­midamente al aguamiel yo los veo y me regocijo ÂżAcaso nos tocamos en un ritual oculto? Cuando el canto nos entrelaza un collar de llanto y risa pasa entre los dedos de la tarde

45


Sentimiento extraño justo cuando digo basta cuando más difícil me es convivir la fuerza de atracción me jala me chupa me desplaza hacia ti Los huesos pronunciados de tus rodillas sueltan su telar y me atrapan quiero salir de esta incoherencia de estos pegotes existenciales del vaivén de los ciclos del pulular de los contrastes Viejas rencillas exacerban y entre más nos reconocemos y logramos definir nuestros orígenes y percibimos a estos como cercanos más nos aferramos a lo aprendido Si nos enseñaron a protegernos del vecino con murallas más altas las queremos construir si la transmisión fue: rechaza al que no profese tu creencia expresamos el mayor de los repudios si te exigen la identificación con ciertos valores o los defendemos hasta matar o los transformamos hasta adoctrinar

46


La silueta de tu contorno me retorna a estos juegos humanos que como una lanza incontrolable penetran mi coraz贸n y me convierten en desadaptado en v铆ctima y victimario Regreso a tu sonrisa como un globo que perdi贸 su helio Me vuelvo a tu llanto como un cactus sediento Me agota escuchar

47


La conciencia asoma la puerta de la cueva clarea la separación rebasa el umbral y ahí se pinta ahí se expresa y asienta En ese momento muerto te apareces me susurras acaso gritas palabras maliciosas jugamos a interpretar a definir hasta a reconocer El manantial trae el agua del canto aquel canto el mismo que nos dio vida ese primer aliento cuando el viento cantó en mis pulmones cuando el viento saltó de vientre en vientre del tuyo al mío y al tuyo/mío dibujando escribiendo

48


los contornos del grupo del compartir del negarse a comparar Sin embargo tú y yo yo y tú y el otro nos aferramos a diferenciar nos apegamos a lo distinto y ahí ahí dejamos de reconocer nuestra imagen en el reflejo del agua esa misma que se estancó en la respiración de la intolerancia humana

49


Mami Este grito gime en mis entrañas Mami Ya te fuiste para nunca más estar aquí Luchaste hasta el final Dándonos gusto siempre Pensando en papi, en tu hijos y en los demás Soportando ese dolor Esos dolores interminables Si no era la pierna Era el hombro O el hueso ya ni importaba cuál Te volviste dependiente Que te llevaran al baño No caminabas Solo hacías el esfuerzo en ocasiones privilegiadas Te molestaba comer intentar caminar Lo conseguiste más de 3 años y nos llenaste de luz amor y nos enseñaste el significado del sacrificio de dejar de pensar en uno

50


y de gozar a los demás Dar amor y consejos era tu satisfacción cotidiana Mami Ya te extraño y ni siquiera te hemos enterrado Dejas huellas visibles para mi cuerpo y mi alma Mami Descansa tranquila Fuiste una buena madre Dejaste sentimientos profundos y seres ligados a ti Desadaptados de este mundo de lucha tal vez Pero cercanos a la naturaleza humana Te veo reír y gozar mover la cabeza a ese ritmo de música Cualquier ritmo Como si tu silla de ruedas fuera una más de tus manos en movimiento trascendías tu deterioro físico Tu impaciencia y enojo daba paso a un ambiente surrealista de entrega Sabías lo que cada uno necesitaba escuchar No creo que te hayas ido que hayas muerto que venció la enfermedad Creo que estás dormida y 51


en cualquier momento explota un grito tuyo llamando llam谩ndonos a la uni贸n a la convivencia Mami Mi vida ha cambiado radicalmente un hueco un sentimiento un aullido Mami Gracias Gracias y perd贸n Descansa en paz Despreoc煤pate y Y goza a tus antepasados A tantos seres queridos que te esperan Mami Mami Mami

52


Hoy siete de noviembre aniversario de bodas aniversario sin ella Hoy siete de noviembre se casaron hace 63 anos. Tiempos remotos, distantes parecieran inexistentes solo estas fotografĂ­as solo aquellos recuerdos leves intensos modificados reales y sonados unos que sucedieron otros que se desearon inmensos sentimientos adornados de memorias nos hacen creer en su existencia en su real contenido pasado presente futuro

53


Continuo incansable de inagotables sustentos personales vivencias que le dan específicos colores y sabores al tiempo eventos minúsculos, minuciosos tejedores de formas dadoras de significancia Contenidos que nos declaran vivos pensantes y consientes, otorgantes de esas particularidades que dan razón a mi vida a la vida de mis seres cercanos Gracias dolor que regresas recuerdos gracias incomprensión que permites preguntarme obsesivamente demandarme compulsivamente ¿qué es esto? lo que vemos lo que hacemos.

54


Gaviotas albatros aves de las cuales desconozco sus nombres formas caprichosas diseñadas para este viento invisible Parecen distinguir al humano sin miedo descentradas se aparean frente al vapor que zarpa de la isla al continente su vuelo veloz cadencia que emula su propio movimiento de nuevo viento que permite compañía propositivas sí impositivas en ningún instante La escucha del silencio en sus aleteos aunados al rumor del mar elimina el cuchicheo repetitivo monótono

55


constante de los sonidos de la voz humana incluso de mis pensamientos ruido interno incesante que me nutre como a las aves el viento Alimento la mente el pensamiento y las emociones de mi existencia la acción de mi conducta. Hoy siento el dolor del duelo de mi madre su ausencia está más presente que nunca sus gestos y cariños su amor y dolor su sufrimiento en su cuerpo y en su alma sus ruidos como los de todos sus silencios como los de pocos los hago míos son míos porque los sé los reconozco los mame toda mi vida y los extraño 56


la extra単o

57


Cansado al borde de esta parálisis de mis sentidos sin pensar ni saber nada mis emociones revientan solitarias sin forma atónitas están conmigo vivas sin pertenencia ninguna como petrificadas por milenios de existencia solo bañadas y húmedecidas por la marea del respirar Contemplo contemplo la extravagancia de mi vida y la comparo o la extiendo a los demás de mi especie Los minúsculos detalles de la experiencia se compactan en esta observación compulsiva que detiene el tiempo como el albatros al extender sus alas y quedar suspendido por el viento 58


Mientras mi papá hospitalizado carga su dolor sufre la pérdida de mi madre sus riñones intentan darle una señal de esperanza un hombre que guarda sus emociones como los pétalos del tulipán en una noche fría Sé que tiene profundos sentimientos ambivalentes en ocasiones También persistentes. Llora su pena la vive en las llagas de su cuerpo lacerado en la dependencia a que se ve sometido por la rotura de fémur, por el resquebrajamiento de su corazón, caídas que trastornan sus días que actúan como símbolo de muerte ¡porque su "chata" ya no está aquí! Donde el robusto roble observa los edificios de concreto símbolo del intento humano de perpetuidad. No entiendo la muerte ni los procesos eternamente cambiantes efímeros en apariencia tampoco entiendo la importancia del apego 59


la razón de la pertenencia hacerlos míos poseerlos como poseo el llanto de mis ojos el olor de mi sudor Andariego errante sin rumbo preciso cuya brújula forma los aromas del encuentro huyo en el deseo de esconderme de tomar refugio en esa cueva de sabores múltiples de paradojas inigualables donde los mismos recuerdos de esas relaciones también se ocultan ¡y reviven y danzan gozosos esta misma paradoja!

60


61


DIOS ¿Gozas cuando estoy contento? ¿Te afliges cuando triste cierro las ventanas? Si soy parte de tu creación ¿Cómo soy? Me gustaría sentir Que puedo regocijarte Con mi experiencia No es fácil ser humano Aunque maravilloso Extremo Qué diversidad si observo El reflejo de las paradojas de mi ser Aquí estoy Gracias a TI No tengo alternativa Por momentos huyo Otros el goce es mío Siento hasta dolerme Esta condición humana Este enredo de sentimientos Burbuja sin principio ni fin Pero como tu creación del Universo Le dan forma al vacío 62


Finitud al infinito Tiñen de indescifrable lo que es El sol nace en el casi Oriente Se oculta enfrente La luna continúa ensanchando su vientre. Los ciclos se repiten Minúsculos, imperceptibles cambios Mutaciones Monotonía tal vez La Torah nos muestra el camino Nada cambia Todo se transforma Quiero entender No puedo Quiero sentir Me consume Me ilumina Olvido Pero recuerdo Buenos días Estoy vivo ¿Y la soledad? ¡Descanse en paz!

63


Me provocaste escribir este poema sin ton ni son, al leer lo que significo Pessaj para ti ¡Gui Shabes !

El cielo está claro, radiante la luna es mía me apodero de ella mi vista la posee en el instante siguiente cambia el destino La percepción del pájaro que vuela y la toca la acaricia, la redondea define su nombre deja de ser mía yo de ella y, la suelto, me resbalo como un fluido que no quiere parar me descubro Sin embargo continúo siendo el mismo quiero que la luna sea mía para dejar de ser este que soy durante el instante en que la observo y así descansar del peso de la redondez estrecha de mi manera de decirme

64


Descanso de ser yo me entrego a la luna la curto la acaricio me pierdo dejo que mi mano alcance el halo lunar y gire me entrego al instante a la Divinidad inconmensurable

65


Cuéntame, DIOS mío ¿Cómo es esta realidad? platícame, dime cómo puedo estar en ella A veces siento que el miedo me paraliza sin saber si es miedo lo que siento A veces siento que el dolor nubla mis sentidos sin sentir si es dolor lo que me atrapa A veces siento, que la angustia me nutre que la ira no la entiendo y que el amor me deja ser

66


Otra vez está aquí el mismo sentimiento continuo, intermitente una sensación que anhela muy de adentro donde la vida por si misma emerge como las luces centelleantes en una noche sin estrellas en un volcán que está por estallar Desde que recuerdo ha estado ahí compartiendo el espacio con la dicha con la pasión de existir de amar intensamente de estar presente en el momento ahí, con todo cohabitando con las tradicionales confrontaciones intelectuales, y discusiones sentimentales, con ideas para erradicar la injusticia social en el intento de permitir una compasión más genuina del dar sin esperar nada a cambio: me río de mí en este momento sentimientos de impotencia un pensamiento un acto 67


nada se ha modificado. Mi existencia no tiene orientación ni impacto plausible ¿Por qué nací? esta vez el sentimiento es más intenso que nunca si es que realmente ha existido elevado y descubierto por la impermanencia por la recapitulación del tiempo y el espacio inevitable ontogenia todo pasa y permanece No apropiarse mientras se retiene en apariencia cualquier acción del hombre de verdadera compasión Me hacen llorar la más mínimas expresiones ¿Nací para dar vida a mis hijos? tres joyas del árbol de la vida Con las mismos miedos y sufrimientos y y también alegrías y generosidad. ¿Qué he hecho? ¿A qué estoy comprometido?

68


Sólo me estremece el dolor humano y la compasión y el amor. Una simple historia de dar de salirnos de nuestro camino me rompe el corazón provoca vitalidad en este océano de tristeza y miseria digo gracias y me entrego para apreciar el milagro de bucear en el alma humana de permanecer con lo que es de quedarme con mi corazón roto. Al observar mi alienación la tuya y devuelta la mía brota el milagro de llorar irrumpe en mi miseria intelectual en mi incomprensión en mi aislamiento ahí la paradoja se perpetúa: toca y retoca el alma humana ahí salmones nadan contra corriente, las ballenas van morir en las playas conciencia de vida y muerte

69


continuidad sin espacio y tiempo lucha procesos aleatorios con una misión concreta inalterable las ilusiones nos engañan ¿con el mismo propósito? ¿Quién o qué está más a la deriva más itinerante mi cuerpo mis pensamientos mis sentimientos mi alma mi espíritu? ¡Todos juntos al unísono! ¿mi amor mi miedo mi angustia mi soledad mi odio mis creencias? ¡Si todos son Uno!

70


Cariños carnales conciertos comparsas dibujos diseños desafíos dominios ensayos envidias encuentros estilos. Asilarse en el darse cuenta y dejarse ir la conciencia del instante toca la Divinidad ¿Qué hacemos con esta información? digestión, destrucción diversión evasión lo irracional del encuentro el dolor del desencuentro Agonía habitual no pensar no sentir la luz cambia a roja Me paro el techo gotea lo impermeabilizo Llueve me cubro

71


busco la sombra del árbol el despertador me indica es hora de comenzar Vuelve a llover me empapo me dejo mojar En el campo huelo a tierra al olor interno de uno al sabor externo tuyo El agua corrige el destino como el río lava las huellas y las transporta a lugares que no conozco estoy aquí de esta precisa manera no puedo tener otro cuerpo solo aprender un nuevo idioma cambiar modificar transformar sin pedir este aparente permiso Intento ser otro usando el mismo maltrato no entiendo quién soy la unión nada-algo-todo la quiero deshacer a mi gusto Libertad condicionada esclavitud seleccionada 72


si domino luego existo

73


Silencio me haces falta llámame contéstame pregúntame sedúceme déjame conocerte permíteme vivirte visitarte No solo desde el ruido no desde la palabra hablada tampoco desde el significado sino desde ti mismo desde tu vacío desde tu forma. No quiero saltar desde tu opuesto para que nademos juntos para que me permitas acariciarte, envolverme, inmiscuirme en tu rezago en ti en tu silencio.

74


Pido por los que no se expresan, por los que dicen no tener habilidades artísticas, ni científicas, ni espirituales, ni nada que trascienda la rutina. Rezo por el que no sabe hacer música, ni poesía, ni inventar una prosa, un cuento, ni atreverse a relatar una historia mal escrita Imploro por los que temen comunicarse, por los que sufren injusticias y solo pueden pensar en sobrevivir, por los que trabajan para no sentir, por los que padecen hambre sed y frío Lloro por todos aquellos que como yo, no expresan su angustia, ni tocan sus necesidades más íntimas. Miles de nosotros sufrimos en silencio sin saberlo Miles gozamos también sin reconocerlo. El río llega al mar después del recorrido ondulante y tortuoso se funde y entremezcla y fuerza la unión del agua dulce con la salada. 75


Vacío comprendes todo y nada entiendes sentimiento desgarrador lleno de esta vida del clandestino aprendizaje de lo que es de la ignorancia de lo que no es quisiera dejarte suspendido detenido en el tiempo parar el movimiento Para asilarme en el amor en el deseo en la posesión del sentir lágrimas, sonrisas, angustia transpiración, silencio Todo se entremezcla todo aparece y se desvanece de nuevo el mar mece equilibra este entristecido instante hasta desvanecerse en el horizonte para dar paso a otro sentimiento a muchos más suerte que la tierra es redonda y su extinción gradual.

76


Las olas internas de ese sentimiento raro exquisito cercano y distante dominador y dominado disfrazado en esa sensación corpórea en esta presión pectoral marean confunden para que aproveche para que columpie su impulso justo ahí ahí en ese espacio donde las relaciones irrumpen sin cesar en ese rincón que no reconoce ni diferencia ahí donde el control y raciocinio pierden la batalla donde solo se actúa por impulso impulso incansable sin proponérselo donde se mezclan y complican realidades muy distintas ahí me paro me asomo la luz me ciega y con esa ceguera 77


veo percibo aprecio con tanta claridad el resplandor de la dialéctica de la intrusión en el accionar en el reconocer que la esencia humana no controla ni predispone solo propone para que otra Realidad disponga determine actué y nos invite a participar a entrar a limpiar a lavar nuestra conciencia para descubrir finalmente ¡la colectividad

78


Escribo palabras espontáneas subsecuentes inmediatas expresan emociones puertas de escape a la energía acumulada fuerza bruta capaz de opacar tormenta en ignición lava sin rumbo como el lenguaje de esta poesía Grito interior que ni siquiera reconozco ni como idea consciente se revela apila deseos explosión impulsiva se viste en enredados trapos que danzan y se mueven oponiendo resistencia No fluyen ni acompañan al viento ni a las olas del mar 79


ni siquiera al silencio de la noche o a la oscuridad que anuncia lo que sucederá Grito a mi ritmo no anuncia si es solitario o sociable impulso irreverente o energía errática de múltiples facetas evidencia de un cúmulo incontable de emociones ¿Cuántas puedo sentir al unísono? Las letras bailan se escabullen y entrelazan en entendible coreografía las reconozco pero se apelmazan en ese mismo lugar de donde todo emana donde moran lo conocido que puede emerger y flotar a salvo como el rayo de sol que consigue atravesar la densa niebla matutina y lo desconocido incluso irreconocible de mi naturaleza de esa persona 80


que se distingue y la diferencian del otro nombrándola. Desespero amor deseo de dar serte útil cuidar y regresar lo dado conviven en libertinaje con celos egoísmo corajes unilateralidad ruido desgarrador del ser tan insignificante. Complementa esta extraordinaria percepción, formas mixtas tesituras varias colores más allá del arco iris sabores tan distintos como irreconocibles olores que se distinguen desde el horizonte donde curvea la tierra y anida el tezontle formas caprichosas de contornos curvos espesas como la más densa de las neblinas salvajes del amanecer un burdel mixto con miedo impotencia incomprensión dolor Sumisión incólume que se desprende de mi ser 81


y solo ella existe es la contemplación irreverente inamovible impávida la única que ahí en ese momento palpita palpita palpita

82


Sin formas sin preceptos ni preconceptos sin rumbo ni dirección sin apresuramientos ni prisas Ahí en ese instante en ese espacio donde no existe tiempo ni movimiento ni siquiera el espacio primero Ahí en ese momento ilimitado vuelvo para contar mi historia tu historia nuestra historia esa que nunca se escribió con memorias esa misma que se relata sola que se inventa una y otra vez donde la sutil repetición solo hurga más a fondo en esa profundidad donde nada es diferente donde la iniciación acaba retoma un rumbo descubre su esencia y anuncia el existir

83


Esa actitud que empuja a salirse de uno mismo a perder y dejar en el camino en el abandono esos deseos y amores primarios esa risa y gesto iniciales Cuando éramos unos intrépidos exploradores curiosos insistentes entregados al conocimiento a la interacción al compromiso a la unión. Ahora casi todos separados unos de otros y de nosotros mismos exageramos en la comunicación la abrumamos con esperanza la ahogamos con desesperación. Perdimos el sentir de la cercanía de la interacción del estar unidos con el Todo y en el Todo.

84


Continua este intenso brillo firme como el viento cuando decide su dirección como la tierra define donde crecerá la semilla Con lo que sea que tengas con quien sea que vayas en un movimiento estático no es el mismo y aún así tampoco es diferente. En contraste con la sátira con la parodia manifiesta estás amarrado sin lugar a dónde ir sin lugar para escapar ya estás aquí y aún así y aún así te mueves defines tu movimiento tan libre tan espontáneo tan cuidadosamente planeado 85


mientras tus pensamientos flotan tus emociones te dirigen de acuerdo a tus deseos a un plan. Para muchos esto es lo verdadero afectas la vida de otros puedes ejercer la violencia imponer dolor infligir desesperanza Esto sucede de la misma forma que puedes expresar amor ser compasivo dar placer ayudar y aliviar el sufrimiento TambiĂŠn sucede, Cuando se actĂşa al mismo tiempo en ambos reinos de la existencia intermitente de cuerpo entero impetuoso con propĂłsito premeditado 86


puedes causar sufrimiento y dar amor a煤n as铆 no hay movimiento ni lugar a d贸nde ir ninguna transformaci贸n sin nada que lograr con todo por aprender

87


Decir hola dar la bienvenida no solamente el balbuceo no basta el sonido ni pronunciar la palabra atrĂŠvete a tocar su significado aproxĂ­mate al efecto del contenido a lo que produce en el interior a lo que absuelve en el exterior.

La colina del tiempo serpentea como no queriendo llegar rectifica apurando su arribo quiere y no desea se aproxima y se aleja y coincide con mi apariencia, intercambia roles me vuelve el espacio donde el tiempo acontece me convierte en la excusa de mi propia conciencia descanso me permito la pausa.

88


Cuando encuentro separación cuando veo que no hay causa ni efecto la unilateral independencia de su existencia me digo, te digo: tranquilo amor estas aquí la palabra ese mismo vocablo toma su real significado solo en ese instante ese único y pasajero momento donde el tiempo se detiene y deja sola a la pronunciación al sonido del vocablo después, después, ya no existe

89


No le temo a la muerte tengo miedo al olvido es tanto el aprendizaje con tantas emociones, sentires penetran interiores ¿Dónde van? ¿acaso vuelan a otro nido? o deambulan incógnitos sin nombre sin que los reconozcan tan sólo por palabras aprendidas como las traducciones del idioma la sintaxis advierte que precisa el saber y marca diferencias y da definiciones -Homónimo sinónimo antónimo¿Dónde van? ¿huyen o se refugian? ¿escapan o se fusionan con los otros o aceptan su transformación en olvido?

90


Sin espejo no me reconozco ni se quién soy Sin verte no te distingo y solo te imagino en mi interior Si no estás conmigo ¿existes? ¿Si no correspondes a mi amor el mío se esfuma y pierde consistencia? Sin conciencia ¿existe el otro? ¿el yo? El agua del arroyo dibuja mi silueta, sin espejo no me reconozco Quiero asir ese rostro ese que se transforma por el correr de la corriente Quiero preservar ese sentimiento que igualmente se desvanece con tu ausencia de mí con mi presencia sin ti suelta y te quedas reten y se escapa... 91


¿Acaso vuelan de algún nido a engendrar memorias yuxtapuestas? disímbolas y unísonas cual intrínseca voz conspiradora que de pronto calla, se detiene, como soplo de viento que se estanca en la nada, y evapora su nota en la petulante ignominia, sólo queda el silencio que nos grita: ¡Aquí está! vive la diferencia y siente, como danzan las hojas de abedul, y el framboyán que canta, y el colorín que silva ruiseñores dando la bienvenida dulcificada Mira la diferencia cuando escuches al trueno y te electrice el rayo porque te sabe a muerte Como árbol o rayo sin recuerdo quiero ser

92


Este libro se termin贸 de imprimir en diciembre 2011 en coordinaci贸n con Editorial Verde Viento y Lulu, con un tiraje de 50 ejemplares

93


El poeta traza el doloroso itinerario de un mundo interior tan ligero como convulsionado: la dificultad de decir, decirnos, no decirnos, esa entrañable contradicción de sabernos vivos y andar por el mundo ciegos, también lúcidos doliéndonos el amor, el deseo, la vida y la muerte, sin abrazar ese dolor que nos hermana, sin abrazarnos y reconciliarnos con lo que somos. Y en este convulsionado mundo interior se abre un espacio luminoso, el del silencio total que hace posible la unión, al menos momentánea, de todo lo que existe por la simple disolución de lo que nos separa o diferencia. Eduardo Stern con este primer recuento de poemas profundiza en el itinerario de su viaje personal al indagar y expresar mediante el lenguaje poético los problemas que lo ocupan desde siempre: el entendimiento del alma humana, la unión y comunión de los hombres entre sí y con la naturaleza. Nos invita a ser parte de este recorrido, a que nos atrevamos a mirar y a reconocernos a sabiendas de que estamos solos frente al misterio y también por gracia de ese misterio bañados de luz divina.

94

Ediciones Verde Viento


JUGANDO A DECIR