Page 52

ARTE

DE LA ARCILLA AL BRONCE por Goldy Levy fotografía Kurt Aumair

L

a transición de la arcilla al bronce, de obra en borrador a una escultura atemporal, es un proceso de creación en sí. Desde el momento en que un escultor le entrega su obra en materia prima a Casa Fage, inicia el ejercicio de darle un cuerpo nuevo. Anthony Fage, su fundador, trabaja con la dedicación de quien respeta el arte en su entereza, envuelto en la observación clínica de las obras que serán, que ahora se desparraman en piezas por el taller. Llegó al país a final de los años 80 buscando alejarse del arte pero, artista nato, tallador desde los seis años, lo inesperado para Anthony fue que el arte no lo dejó irse muy lejos. Abrió las puertas del primer estudio de fundición artística del país en 1990, en lo que en el momento era un establo. Después de 27 años es el nicho donde incontables artistas nacionales e internacionales han visto a sus obras pasar a la eternidad del bronce. Hoy en día, son los tres hijos de Anthony los que han comenzado a abarcar espacio en el taller. Sarah, su hija, se dedica al diseño y la fotografía, mientras que el menor, Dustin, busca seguir el trabajo artesanal del padre. Las esculturas propias de Anthony están por todas las esquinas: puntas de lanza que se tornan flores, esferas atrapadas en paralelepípedos, el molde de un perro que fue el encargo de una amiga. La esencia analítica de su obra destila una profunda observación, una comunicación estética y conceptual, cargando la madurez de un artista radicado. Casa Fage ha sido parte de la creación de cientos de obras, desde piezas pequeñas hasta obras monumentales. Esas obras que ahora le dan vida a nuestras calles, como La Chola de Manuel Vargas, en la Avenida Central, o el Monumento al Baile Popular de Leda Astorga, en el Parque Próspero Fernández, y el Big Foot de Idan Zareski, en Avenida Escazú. El busto de Chopin frente al Teatro Nacional, o el Monumento al Barrendero de Edgar Zuñiga, en el Parque Central; todas son obras fundidas en el mismo horno. Casa Fage, aunque una callada finca en el Coyol, trasciende la inmediatez de la creación con cada obra que lleva su sello, viaja y se establece eterna.

52

Casa Fage es el epicentro de la creación escultórica nacional. A través de los años, este único estudio de fundición artística de bronce ha sido el nicho habilitador para los escultores del país.

Casa Galería 75  

Casa Galería 74 | TOP VIEWS

Casa Galería 75  

Casa Galería 74 | TOP VIEWS

Advertisement