Issuu on Google+

EL UNIVERSAL Lunes 6 de febrero de 2012

CULTURA cultura@eluniversal.com.mx

Tel.: 5709 1313 Exts. 4430 y 4431

www.eluniversal.com.mx/cultura

CONTRASTE. Cartel que el equipo de redacción colgó el 5 de febrero de 1903; a un lado, imagen de la misma fachada en la actualidad

“EL HIJO DE EL AHUIZOTE”

Diccionario y sitio web del Magonismo

VUELVE A CASA Abida Ventura

En el inmueble donde era la redacción del periódico habrá un acervo digital en torno de la vida y legado de los hermanos Flores Magón

abida.ventura@eluniversal.com.mx

A

FOTOS MIGUEL ESPINOSA I EL UNIVERSAL Y CORTESÍA DIEGO FLORES MAGÓN

la mitad de una transitada calle, entre decenas de puestos ambulantes, se localiza el histórico inmueble conocido como la Casa del Hijo de El Ahuizote, cuya fachada recién remodelada sobresale entre las que le rodean. El edificio, en la calle de Colombia 42, en el Centro Histórico, ha sido recuperado de las ruinas para albergar el archivo de los hermanos Flores Magón, cuyos ideales revolucionarios desafiaron al régimen de Porfirio Díaz y precedieron al movimiento armado de 1910. El inmueble, que ocupaba la redacción del periódico de sátira política El Hijo de El Ahuizote, pondrá a disposición del público un acervo digital en el que se podrá consultar manuscritos, recortes, ejemplares de periódicos, correspondencias, libros y fotografías sobre la vida y legado de Jesús, Ricardo y Enrique Flores Magón. Se trata de documentos provenientes del Archivo Personal Enrique Flores Magón, del Fondo de Revoltosos que se encuentra en el Archivo General de la Nación (AGN) y de una colección de documentos sobre el Partido Liberal Mexicano (PLM) en el exilio que resguarda la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). De entrada el archivo digital sólo podrá ser consultado in situ, y permitirá darle nuevas lecturas al legado de estos luchadores sociales. “En estos archivos hay muchas historias que no han sido contadas y que deben, si no ser contadas, por lo menos ser salvadas del olvido, del sepulcro archivístico”, dijo Diego Flores Magón, bisnieto de Enrique y encargado del proyecto de rescate del edificio en el que, según consta en una fotografía del 5 de febrero de 1903, los hermanos Flores Magón y los trabajadores del periódico revolucionario colocaron una manta en la fachada con la leyenda: “La Constitución ha muerto”, en referencia a la Constitución de 1857 promulgada por Benito Juárez, y que según ellos Díaz no respetaba.

Hay muchas historias en los archivos que no han sido contadas y que deben, si no ser contadas, por lo menos salvadas del olvido, del sepulcro archivístico” Diego Flores Magón, promotor cultural La decisión de hacer de éste un archivo digital fue porque el proyecto busca ser una especie de antiarchivo, vanguardista y lúdico. “Una consulta digital nos permite liberarla de todo tipo de control y hacerla mucho más fortuita y espontánea. Este proyecto quiere reformular y hasta revolucionar la forma de consulta del archivo; queremos hacer un antiarchivo”, comentó Diego Flores Magón. El también promotor cultural considera que los archivos convencionales son instituciones sórdidas, inhóspitas y burocráticas, además de que gestionar un acervo físico requiere de mucho control y espacio: “Queremos que este archivo sea lúdico transparente, incluyente, divertido, estéticamente gratificante y cómodo”. El archivo de su bisabuelo, de casi 15 mil documentos, ofrece una perspectiva inédita sobre el magonismo. “Cuenta muchas historias. Habla de muchos personajes, de épocas, de lugares. Hay muchas fotografías inéditas, documentos muy viejos como del siglo XVIII y mediados del siglo XIX, algunos relacionados con los padres de los hermanos Magón y correspondencias familiares”, explica. Con la idea de ofrecer nuevas lecturas a este vasto archivo, para la inauguración del Centro Documental

REHABILITACIÓN. Se podrán consultar manuscritos, recortes, ejemplares de periódicos, correspondencias, libros y fotografías

ESPACIOS. Habrá área de conferencias, un pequeño museo y una cafetería Hermanos Flores Magón, previsto para septiembre , se planea exhibir una serie de fotografías, muchas de ellas inéditas, que ilustran el traslado de los restos de Ricardo Flores Magón, desde Kansas (EU) al DF, así como el regreso de Enrique Flores Magón, deportado de Estados Unidos, en 1923. La exhibición, curada por el antropólogo de la Universidad de Columbia, Claudio Lomnitz, buscará ir más allá de lo convencional: “Queremos explotar los materiales para

que sea conmovedora, ya que el mensaje del proyecto es que los documentos esconden grandes descargas afectivas y todo eso debe estar representado”, afirmó Diego Flores. Monumento histórico recuperado El Centro Documental Hermanos Flores Magón A. C. convivirá con una serie de locales comerciales, ubicados en el patio trasero del inmueble, ya que el predio fue cedido por el Gobierno del Distrito Federal a una aso-

ciación de comerciantes antes de conocer que había sido la casa donde se imprimía El Hijo de El Ahuizote. No obstante, la parte que comprende la primera crujía del edificio ya está lista para acoger en la planta baja un pequeño museo, mientras que en el primer nivel se instalará una sala de consulta con un tapanco que servirá de oficinas, en el segundo piso, salas para conferencias y reuniones, y en la azotea, una cafetería. El arquitecto Vicente Flores Arias, encargado de la rehabilitación del edificio que permaneció abandonado tras el terremoto de 1985, dice que al nuevo espacio se le dotó de una arquitectura sencilla y fácil de cuidar. Con una inversión de casi tres millones de pesos, la restauración, a cargo del Fideicomiso del Centro Histórico, será el detonante para la recuperación de este cuadro de la ciudad. “Lo que teníamos ahí era una calle ocupada por el comercio ambulante, un edificio en ruinas a punto de caerse y perderse como monumento histórico y del que nadie sabía nada. Lo que tenemos hoy es una calle abierta, el espacio público en proceso de rehabilitación, otra manera de convivir con los comerciantes, la memoria histórica del magonismo recuperada y el monumento histórico rescata-

El Archivo electrónico Ricardo Flores Magón, que encabeza el historiador Jacinto Barrera Bassols y auspicia la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del INAH, lanzará próximamente al sitio web del proyecto el Diccionario Biográfico del Magonismo, así como un interactivo del recorrido por diversos lugares que el revolucionario mexicano realizó durante su vida. El diccionario, con más de tres mil entradas, ofrecerá datos biográficos de dirigentes, militantes y simpatizantes del Partido Liberal Mexicano, dentro y fuera del país. “Es un diccionario que no reduce dicho partido a sus figuras más relevantes, sino que busca incluir hasta el último de sus militantes y simpatizantes”, explicó Barrera Bassols, director de este proyecto, que se derivó de la edición de las Obras completas de Ricardo Flores Magón, que culminará este año con la publicación de los últimos ocho tomos, a más de 20 de años de su inicio (1989). Sobre el interactivo, el investigador explica que se trata de un recorrido que Ricardo Flores Magón realiza en 120 sitios. A partir de fotografías actuales y de la época, el recorrido del revolucionario mexicano “comienza en San Antonio Eloxochitlán en la sierra mazateca de Oaxaca, pasa por la ciudad de México y luego avanza hacia Texas y el centro de Estados Unidos, el este del Canadá para regresar a California y de ahí a las diversas penitenciarías americanas donde pasó más de 10 de los 18 años que duró su exilio, y termina con el recorrido de su cadáver desde Los Ángeles hasta el túmulo mortuorio en el Panteón Francés de la ciudad de México”. La página web, que busca compilar de manera exhaustiva los escritos de Ricardo Flores Magón, está disponible para todo el público y en ella se puede consultar la colección completa del periódico Regeneración (incluida la sección italiana editada en la ciudad de Los Ángeles, California en 1911) y una colección parcial del semanario Revolución (1907-1908), así como diversos escritos y documentos de Ricardo Flores Magón. (Abida Ventura)

do”, dijo Inti Muñoz, director del Fideicomiso del Centro Histórico. A la espera de que GDF haga la entrega jurídica del edificio y de que Conaculta transfiera a la asociación civil los 1.5 millones de pesos que prometió, que servirán para dar los último retoques al edificio y amueblarlo, Diego Flores Magón última los detalles para el funcionamiento del centro: “Estoy buscando la financiación de recursos adicionales para la operación anual del recinto. También falta formar un consejo directivo que me ayudará a idear los proyectos museográficos e históricos”.

www.eluniversal.com.mx video recorrido por el histórico edificio del Centro de la ciudad de México

LEA MAÑANA Las ferias de libro: en México existen decenas de estos encuentros a nivel estatal, nacional, universitario e internacional; su función central es la promoción de la lectura


"El Hijo de El Ahuizote" vuelve a casa