Issuu on Google+


El proyecto Centro Documental / Casa Imprenta de El hijo del Ahuizote combina un lugar y un acervo ―o una serie de acervos. El lugar es la antigua casa de la imprenta de El Hijo del Ahuizote, en el Centro Histórico de la ciudad de México (Colombia, 42). El primer acervo que pone en juego es el Archivo de Enrique Flores Magón, pero van a crearse y concentrarse aquí otras colecciones, según intereses temáticos que se exponen más adelante: locación urbana, prensa escrita y comunidades transnacionales.

Espacio El lugar se compone de cuatro espacios, que cumplirán estas funciones: 1) centro de consulta digital (verde), 2) sitio de exhibiciones curadas a partir de los acervos en creación y custodia (azul), 3) terraza/cafetería/cineclub (arriba), y 4) sitio de congregación en ocasión de conferencias, presentaciones, proyecciones, representaciones, etc. (verde, azul, terraza).

Archivos La Casa del Ahuizote se propone concentrar fuentes dispersas. A partir de los acervos iniciales, se busca incrementar el volumen de las fuentes puestas a disposición del público. Por medio de un acuerdo con el Archivo General de la Nación, por ejemplo, se están digitalizando algunas colecciones ligadas


temáticamente al Partido Liberal Mexicano. Un proyecto similar se va a llevar a cabo con el Archivo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en 2012. También se van a crear archivos contemporáneos: materiales para la historia de la calle de Colombia, historias orales de mexicanos a través de la frontera, etc. Se busca incrementar el acceso público a estas fuentes: la consulta será digital, y podrá efectuarse por internet. Con estas metas, se procura adicionalmente la salvación física de fuentes frágiles y perecederas; la salvación de la memoria de comunidades transnacionales, marcadas por el exilio y la disgregación territorial. Archivos La consulta será digital exclusivamente. El Centro busca promover el uso fortuito de fuentes entre artistas, curiosos; una pluralidad que incluye a los investigadores académicos en un conjunto más amplio y heterogéneo. La Casa de El Hijo del Ahuizote, como en la foto de 1903, busca interpelar al público, echando mano de recursos estéticos, de lecturas desconcertantes, de curadurías imaginativas y reveladoras de trozos de memoria usualmente descalificados narrativamente por su insignificancia para las genealogías de la nación y del Estado. Se busca poner al archivo en manos de artistas plásticos y conceptuales, para explorar nuevas dimensiones de sentido y significación, de uso y de valor. Se busca promover también debates y producciones historiográficos. Entorno urbano La Casa Imprenta de El hijo del Ahuizote está en Colombia 42, a cuadra y media de Santo Domingo, hacia el oriente, en una zona deprimida. La cercanía con el circuito turístico del Centro Histórico acentúa el contraste. La Casa se adjudica la misión de promover apropiaciones, de fomentar la pluralidad de usos en una zona segregada. Esto lo cumplirá con una agenda intensa y seductora de actividades culturales: atrayendo públicos ―movilizando la memoria. El edificio está siendo renovado de manera radical, según un proyecto arquitectónico que hará de este lugar un destino atractivo para ir y estar.


El inter茅s de rescatar el patrimonio olvidado se liga con la posibilidad de contribuir a mejorar la estampa del entorno. Tiene utilidad acentuar y reactivar valores simb贸licos sepultados.


Temas/valores La actividad del Ahuizote (construcción y concentración de acervos, articulación de lecturas originales, interlocución pública por medio de una agenda cultural intensiva) retoma, como guía, temas inscritos en la historia del edificio. Fue una imprenta, por lo tanto se interesa en movilizar su calidad de emblema de la libertad de prensa en México, y establecer la Casa como un espacio ligado a la comunidad de periodistas, para plantear otra vez la pregunta —que esas piedras y sus fantasmas postulan— sobre la libertad. En el futuro inmediato de la foto de 1903 está el exilio del grupo de liberales. El movimiento político que organizaron sufrió un destino binacional: también sus biografías individuales. Por lo tanto, el Centro se interesa en estructurar una red de intercambio y comunicación entre México y Estados Unidos, vinculando a las comunidades (de artistas, historiadores, periodistas) interesadas en los problemas culturales y de identidad de los mexicanos del otro lado (exiliados, migrantes, expatraidos). En el Ahuizote se anuda el ámbito local y transnacional. El Centro busca rescatar memorias fragmentadas por el exilio, las fronteras, los poderes y territorios que expulsan, segregan, desplazan.


El Centro Documental Flores Magón es la Asociación Civil a cargo del proyecto Casa Imprenta del Hijo del Ahuizote, con estos patrocinios: Fideicomiso del Centro Histórico de la ciudad de México, CONACULTA, ADABI de México A. C., Program for Latin American Libraries and Archives/David Rockefeller Center for Latin American Studies, Programa ADAI del Ministerio de Cultura Español. El proyecto arquitectónico es de INOCENTE

COLECTIVO.


Intereses del Centro Documental