Issuu on Google+

Un homenaje al Camino de Santiago con motivo de la concesión del Premio Príncipe de Asturias

Museos Científicos Coruñeses

Monografías de Comunicación Científica Edición realizada con el patrocinio de

Vía Láctea

05


E

n septiembre del 2004 el jurado ! ¿Cómo se ve la Vía Láctea de los Premios Príncipe de en el cielo? n el siglo XIX el astrónomo francés Camille Flammarion Asturias reconoció el Camino de describió la Vía Láctea como: “un extenso rastro blanqueSantiago como el “lugar de cino (que) se eleva como un arco aéreo a través de la bóveda estrellada”. Hace años que la Vía Láctea peregrinación y de encuentro entre no es ya una visión familiar debido a la iluminapersonas y pueblos que, a través de ción nocturna de pueblos y ciudades, que los siglos, se ha convertido en símbolo apenas deja ver unas pocas estrellas brillantes. Sin embargo, basta con alejarse de de fraternidad y vertebrador de una estas luces en una noche despejada y sin Luna para distinguirla a simple vista como conciencia europea”. Fue una cinta de luz pálida y bordes irreprecisamente ese carácter popular, gulares que cruza el firmamento. integrador y multidisciplinar lo que Ilustración de “Les etoiles et les curiosites du ciel”. Camille Flammarion, 1881 llevó a la creación de Vía Láctea, un programa de planetario que ! ¿Qué relación hay entre la Vía explora las relaciones entre la Láctea y el Camino de Santiago? Ruta Jacobea y el pálido rastro asi todas las culturas de la antigüedad describen de luz que nuestra galaxia traza la Vía Láctea como una ruta que recorre el firmamento, o incluso como la senda que une la tierra en el firmamento. Anunciación

E

C

del Apóstol

Desde hace casi veinte años el planetario de la Casa de las Ciencias ha recibido preguntas sobre la Vía Láctea de centenares de miles de espectadores. Confirmaron que el conocimiento astronómico es también un camino en el que confluyen la ciencia, la geografía, la historia, la poesía y la mitología. Las preguntas que aquí se responden son una selección de las más frecuentes. Catedral de Santiago

y el cielo. Los fenómenos astronómicos solían considerarse señales divinas, como ocurre en la tradición cristiana en el pasaje de la adoración de los Magos o en la propia leyenda del descubrimiento del sepulcro de Santiago, cuyo emplazamiento habría sido revelado por una catarata de estrellas caída desde el cielo. La asociación entre la Vía Láctea y el Camino de Santiago quedó fijada definitivamente en el Códice Calixtino (siglo XII), según el cual el Apóstol se apareció a Carlomagno señalándole la Vía Láctea como guía para llegar hasta Compostela.

! ¿Es cierto que la Vía Láctea sirve de guía celeste a los peregrinos que se dirigen a Santiago? oco antes del amanecer de un día de verano, a la hora en que los peregrinos comenzaban su andadura, la Vía Láctea se extiende en dirección Este-Oeste. Sin embargo, su trazo luminoso se mueve como el resto de la bóveda del firmamento, de modo que con el paso de las horas aparecen partes que antes no veíamos, otras se ocultan y sus extremos parecen deslizarse por el horizonte.

P

En realidad, dependiendo de la época del año y la hora de la noche, la Vía Láctea puede apuntar en cualquier dirección. Además, para identificar de forma rudimentaria la ruta hacia el Oeste basta con caminar hacia la puesta de Sol o, por las noches, recurrir a la Estrella Polar, siempre fija sobre el Norte.


! ¿Puede verse durante todas las noches del año?

! ¿Cómo se explicaba en el pasado la Vía Láctea?

gual que el Sol durante el día, por la noche el firmamento entero se mueve haciendo que unas estrellas salgan por el horizonte este y otras se pongan por el oeste. Además, las estrellas (y las partes de la Vía Láctea) que podemos ver en una noche cambian a lo largo de los meses por lo que suele hablarse del cielo característico de cada estación. De este modo, en nuestras latitudes la Vía Láctea aparece espectacular en las cortas noches estivales, mucho más discreta en invierno y desaparece casi por completo en primavera, cuando apenas se levanta sobre el horizonte.

a Vía Láctea ha llamado la atención de pueblos de todos los tiempos, que le dieron nombres y explicaciones diferentes. Los bosquimanos del Kalahari pensaban que la Tierra estaba dentro de un animal gigantesco y la Vía Láctea era su columna vertebral, el espinazo sobre el cual se sostenía la noche. Los chinos vieron en ella un río por el que vagaban las almas de los muertos; para los egipcios se trataba del Nilo, que continuaba hasta el cielo regando también las moradas de los dioses, y según los Incas, ese río transportaba hasta el cielo el agua que luego habría de caer en forma de lluvia. Otros vieron allí serpientes mitológicas, la soldadura de los hemisferios celestes y, en muchos casos, el camino que unía la tierra con el firmamento.

I

L

! ¿De dónde procede el nombre de Vía Láctea? uenta el mito griego que Zeus se hizo pasar por el marido de una mujer llamada Alcmena y de su encuentro nació un niño al que llamaron Hércules. La esposa de Zeus, Hera, se enteró de lo ocurrido e intentó matar a la criatura enviando dos serpientes, pero el pequeño las estranguló sin dificultad. Siguiendo instrucciones de Zeus, el dios Hermes esperó a que Hera cayese dormida y depositó a Hércules en su regazo para que el niño pudiese mamar el alimento que le haría inmortal. Hera despertó y separó bruscamente al niño de su pecho, dejando escapar un reguero de leche que se derramó por el firmamento: la Vía Láctea.

C

“El nacimiento de la Vía Láctea” Rubens (1577-1640). Museo del Prado

! ¿Es la Vía Láctea igual en todas direcciones? a forma de los bordes de la Vía Láctea es bastante irregular, como lo es la densidad de luz a lo largo de su extensión. En algunas zonas abundan los parches oscuros, mientras que otras se caracterizan por la abundancia de estrellas brillantes, cúmulos y nebulosas. La mayor densidad se aprecia en la zona situada entre las constelaciones de Sagitario y Escorpio, región

L

en la que se encuentran el centro del disco galáctico y el gran bulbo central, oculto tras grandes masas de polvo interestelar.

M101, galaxia espiral en la Osa Mayor Constelaciones por las que pasa la Vía Láctea


El Camino de Santiago según imágenes obtenidas desde satélite

! ¿Qué tamaño tiene la Vía Láctea? as unidades de distancia que empleamos para describir nuestro entorno (metros, kilómetros, etc.) son demasiado pequeñas para las enormes distancias que hay entre los planetas o las estrellas. Por ello, los astrónomos recurren a unidades como el segundo luz o el año luz, que se definen como la distancia que un rayo de luz recorre en el

L

En la actualidad se utilizan telescopios sensibles no sólo a la luz visible, sino al resto de radiaciones que componen el espectro electromagnético. Las observaciones en ondas de radio, microondas, infrarrojos, ultravioleta, rayos X y gamma nos han permitido obtener mapas muy detallados de nuestra galaxia

espacio vacío en un segundo o en un año respectivamente. En esta escala de medida la Luna se encuentra a 1,2 segundos luz de la Tierra; el Sol a 8 segundos luz y la estrella más próxima a 4,2 años luz. Lógicamente, estas unidades no son prácticas a escala terrestre, pues la luz tarda sólo 2,5 milésimas de segundo en recorrer los casi 800 kilómetros. que separan Roncesvalles de Santiago. El disco de nuestra galaxia tiene un diámetro de unos 100.000 años luz, y la galaxia más próxima se encuentra a tan sólo 80.000 años luz de distancia, lo que indica que las galaxias pueden estar relativamente cerca unas de otras. De forma aproximada, su disposición podría compararse con la de los jugadores sobre un campo de fútbol, que incluso llegan a tocarse.

! ¿Cómo se ve la Vía Láctea a través de un telescopio? alileo fue el primero en estudiar el firmamento utilizando telescopios que él mismo construía. En 1610 publicó sus hallazgos explicando, entre otras muchas cosas, que el círculo luminoso de la Vía Láctea “no es otra cosa que la congregación de

G

innumerables estrellas”. Casi todas ellas poseen un brillo demasiado débil como para distinguirlas a simple vista, pero son tantas que, juntas, provocan la ilusión de una cinta de brillo difuso y plateado que recorre el cielo de un extremo a otro.

Galaxia del Sombrero

! ¿Es la Vía Láctea una galaxia especial? on ayuda de telescopios se pueden observar en el cielo multitud de galaxias. Muchas son espirales como la Vía Láctea, que según la perspectiva aparecen de frente, como la Galaxia del Remolino, o de canto, como la Galaxia del Sombrero. Otras galaxias se clasifican como elípticas, y son enormes globos de estrellas en los que no se aprecia disco alguno. Las galaxias lenticulares constituyen una especie de híbrido entre las

C

espirales (tienen bulbo y disco) y las elípticas (carecen de brazos espirales). Sin embargo, no todas las galaxias tienen características tan definidas y muchas presentan formas tan extrañas que sólo cabe clasificarlas como galaxias irregulares. En algunos lugares del universo incluso es posible ver galaxias entrelazadas en plena colisión, y se cree que este tipo de interacciones puede hacer que las galaxias evolucionen de un tipo a otro.


! ¿Qué forma tiene la Vía Láctea? ado que nuestro Sistema Solar forma parte de la Vía Láctea, saber cómo es resulta tan difícil como averiguar la forma de un bosque desde su interior. A finales del siglo XVIII los astrónomos comenzaron a acumular pruebas de que el Sol podría ser uno entre millones de astros que, juntos, formarían nuestra galaxia. Imaginaron que su estructura era la de un disco aplanado, similar al de la galaxia de Andrómeda y a otras que podían observar en el firmamento. Al mirar desde nuestra posición dentro del disco, vemos una banda donde la densidad de estrellas es mucho mayor. Hoy sabemos que la Vía Láctea es una galaxia espiral en la que las estrellas se reparten entre un gran bulbo central y el disco galáctico, en uno de cuyos brazos espirales se encuentra el Sol.

D

Galaxia de Andrómeda

! ¿Cómo se ve la Vía Láctea desde el espacio?

! ¿Cuántas galaxias hay en el universo? n 1995, la cámara del telescopio espacial Hubble hizo una larguísima exposición para fotografiar los confines del universo visible. Descubrió que en la superficie de cielo que tapa un sello de correos situado a 30 metros de distancia, había más de 3.000 galaxias. Esto quiere decir que en toda la bóveda celeste habría unos 80.000 millones. Y a este número habría que añadir las galaxias cuya luz es demasiado débil para ser vista por ese telescopio. De todas las galaxias, sólo la de Andrómeda y las Nubes de Magallanes se aprecian a simple vista. Es curioso pensar que todas las estrellas que vemos a simple vista forman parte de la Vía Láctea.

E

n una noche cualquiera la propia Tierra nos oculta la mitad de la bóveda celeste, y con ella parte del círculo de la Vía Láctea. Si pudiésemos observar el firmamento desde un lugar en el espacio próximo a nuestro planeta, la ausencia de “suelo” permitiría contemplar la Vía Láctea al completo, como un anillo cerrado sobre sí mismo.

E

“La Vía Láctea” Higinio, “Poeticón Astronomicon”, 1535. Biblioteca Nacional

! Aparte de estrellas, ¿hay algo más en las galaxias? os componentes más notables de las galaxias son las estrellas, de las que hay una gran variedad de tamaños, brillos y colores. Se supone que parte de las estrellas poseen planetas orbitando a su alrededor, aunque por el momento la tecnología sólo permite detectar su presencia por métodos indirectos. Aparte de estrellas y planetas, las galaxias también contienen grandes cantidades de gas y polvo interestelar. Sin embargo, al observar los efectos gravitatorios de una galaxia sobre la materia que se encuentra en sus proximidades, se ha descubierto que la materia visible constituye menos del 10% de la masa galáctica. El resto es la llamada materia oscura, y su naturaleza constituye uno de los grandes misterios de la ciencia actual.

L

Masas de gas y polvo en la Nebulosa del Aguila. Hubble Space Telescope


! ¿Permanecen inmóviles las estrellas dentro de la galaxia? os cien mil millones de estrellas de la Vía Láctea se reparten entre el bulbo central y el disco galáctico. Las estrellas del disco se concentran en brazos espirales, cuyo giro arrastra las estrellas en un movimiento alrededor del centro de la galaxia. A pesar de que viaja a 760.000 Km/h, el Sol tarda 250 millones de años en recorrer una órbita completa, tiempo que se define como “año galáctico”. Hace un año galáctico, es decir, la última vez que nuestra estrella estuvo en la posición que hoy ocupa, los dinosaurios todavía no habían aparecido sobre la Tierra. El Sistema Solar no ha cumplido todavía los 20 años galácticos, y sabemos que el Sol dejará de brillar antes de que cumpla 40.

L

Vía Láctea es un programa de planetario producido por la Casa de las Ciencias en colaboración con el Planetario de Pamplona y el Planetario de Madrid

“Vía Láctea y constelaciones del Hemisferio Boreal” Luz Antequera “Vía Láctea y constelaciones del Hemisferio Austral” Luz Antequera

! ¿Qué constelaciones fácilmente reconocibles atraviesan la Vía Láctea? n las proximidades de la Vía Láctea se encuentran algunas de las constelaciones más espectaculares del firmamento. En el Can Mayor (CMa) destaca Sirius, la estrella más brillante de nuestro cielo. Muy cerca de allí tres estrellas alineadas, las “Tres Marías”, forman el cinturón de Orión (Ori), gigante mitológico en el que llaman la atención Rigel y Betelgeuse, ambas de primera magnitud. Siguiendo la Vía Láctea aparece la constelación de Casiopea (Cas), cuyas estrellas se disponen en forma de “M” o de “W”, según su posición respecto al observador. Deneb, en la constelación del

E

Cisne (Cyg), Vega en la de la Lira (Lyr) y Altair en el Águila (Aql) son las estrellas que dominan las noches estivales formando el llamado “Triángulo de Verano”. Finalmente, la parte más meridional de la Vía Láctea que puede verse desde las latitudes por las que discurre el Camino de Santiago coincide con la constelación de Sagitario (Sgr), cuyas estrellas más brillantes parecen dibujar la silueta de una centauro tensando su arco. Al final del Camino está la mar

Museos Científicos Coruñeses

DISEÑO Y MAQUETACIÓN

O CTO P UBLICACIONES


Vía láctea