Issuu on Google+

Museos Científicos Coruñeses Una información elaborada por

Museos Científicos Coruñeses

Monografías de Comunicación Científica *E DICIÓN

13

REALIZADA CON EL PATROCINIO DE

agua y ciudad


*ESTE PROYECTO HA SIDO FINANCIADO POR EL SÉPTIMO PROGRAMA MARCO DE LA UNIÓN EUROPEA PARA INVESTIGACIÓN, DESARROLLO TECNOLÓGICO Y DEMOSTRACIÓN BAJO EL ACUERDO DE SUBVENCIÓN NÚMERO 24449.

L

a Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en 2010 una resolución por la que considera que el acceso al agua potable y al saneamiento básico es uno de los derechos humanos esenciales para el disfrute de la vida. Pero los estudios sobre sus reservas y uso indican que es urgente tomar medidas para su conservación. Habituados a utilizarla como si fuera un recurso inagotable hemos de cambiar hábitos y costumbres. Los Museos Científicos Coruñeses, en colaboración con el Servicio Municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de A Coruña, EMALCSA y el grupo de investigación Persona-Ambiente de la Universidade da Coruña, realizan una actividad dirigida al encuentro entre los ciudadanos y algunas de las instituciones que participan en la gestión del agua.

■ ¿Qué controles se realizan para cuidar la calidad del agua? ¿Cómo se sabe si es potable?

E

l decreto que regula en nuestro país la calidad del agua para consumo humano determina que los parámetros que deben ser controlados en el grifo del consumidor son olor, sabor, color, turbidez, conductividad, pH, amonio, bacterias coliformes y la bacteria Escherichia coli. También el cloro o sus derivados cuando se utilice para el tratamiento de potabilización. Y cobre, cromo, níquel, hierro, plomo u otro parámetro similar cuando la instalación incluya materiales de ese tipo. Los programas de vigilancia incluyen el control en el lugar de abastecimiento, en la salida de las plantas de tratamiento y en la red de distribución. Para el agua de pozos y otros lugares de captación es necesario realizar análisis que pueden hacerse en laboratorios públicos o privados que tengan una acreditación UNE-EN ISO/IEC 17025 o UNE-EN ISO 9001.

■ ¿Qué se hace para que el agua sea potable?

E

l agua embalsada que se suministra a nuestra ciudad posee condiciones naturales de buena calidad (pH, dureza, salinidad, etc). Sin embargo, antes de llegar a la red de suministro pasa por tres tratamientos. En primer lugar se eliminan materiales gruesos (como hojas y maderas) y, a continuación, el agua pasa a tanques donde se añaden sustancias que provocan el agrupamiento de partículas en suspensión (floculación) y su deposición en los fondos; así se forman unos fangos que se eliminan. Finalmente se filtra y se añade cloro.

■ ¿Por qué el agua sabe a cloro? ¿Es malo para la salud?

A

demás de destruir gérmenes, el cloro contribuye a eliminar hierro, manganeso, sulfhídricos, sulfuros y otras sustancias. Se añade normalmente en dos fases, al principio del proceso y al final, para neutralizar cualquier posible contaminación durante su transporte. Se evapora fácilmente, por lo que la cantidad presente en el agua es distinta según los barrios, en función de su cercanía al origen del tratamiento y del tiempo de permanencia en los depósitos urbanos. El cloro, si no se dosifica correctamente, puede reaccionar con compuestos que tienen origen natural en los suelos y producir sustancias tóxicas llamadas trihalometanos. Su presencia está regulada en la Unión Europea, y no pueden exceder de 100 microgramos por litro. Según la Organización Mundial de la Salud usar cloro es la mejor forma de conseguir agua segura.

■ ¿Por qué a veces sale el agua sucia o marrón?

M

ientras el agua está parada en la red de abastecimiento porque no hay gasto, las sustancias naturales que lleva en suspensión se depositan sobre las paredes de las tuberías. Éstas pueden desprenderse cuando el flujo de agua se acelera o cambia de sentido, algo que es normal en el funcionamiento de la red de distribución. Los elementos que provocan la turbidez no afectan a la salud pero, si es muy intensa, lo mejor es dejar correr el agua o dejarla reposar en un recipiente antes de utilizarla.


■ ¿Cómo funciona la purificación en las jarras de agua?

L

■ ¿Se pierde agua por el mal estado de las tuberías?

os filtros de estas jarras contienen un tipo de resinas que reaccionan y retienen algunas sustancias como el cloro o sales minerales. Por eso pueden modificar parámetros como la acidez, dureza, cantidad de cloro o composición de sales; parece que también tienen capacidad para retener sustancias no deseables. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) informa que los beneficios no están a la altura de las promesas; y avisan de que al rebajar la cantidad de cloro es necesario extremar la limpieza y vigilar la seguridad del agua que se almacena en estas jarras. En el caso de aguas de baja mineralización, como las coruñesas, el efecto del olor del cloro residual se puede hacer desaparecer metiéndola en la nevera.

E

n nuestro país se pierde cada día el equivalente al consumo diario de una ciudad como A Coruña. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, las pérdidas (fugas, roturas y averías) durante 2011 se estimaron en 776.000 millones de litros, lo que supuso un 17% del consumo total. Existe en nuestra ciudad un programa de renovación de tuberías entre cuyos objetivos se incluye reducir el índice de roturas. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sitúa como valor óptimo 0,24 roturas por kilómetro de tubería. En nuestra ciudad la cifra es de 0,18.

El tiempo de respuesta en A Coruña ante una avería no debe superar los 45 minutos

¿Cómo llega el agua desde el

■ ¿Cómo se puede aprovechar el agua salada?

E

l agua potabilizada que se emplea en algunas actividades podría ser sustituida por agua salada. Es el caso de instalaciones de ocio y esparcimiento como piscinas, parques acuáticos, fuentes y estanques. Actualmente existen instalaciones desalinizadoras que obtienen agua de consumo a partir del mar, pero es una opción cara, ya que consume mucha energía.

■ ¿Cómo se depura el agua? ¿Es fiable? ¿A dónde van las aguas residuales?

L

a depuración del agua se realiza en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). La de nuestra ciudad se encuentra en Bens. En primer lugar se realiza una filtración gruesa que extrae residuos de gran tamaño, y luego otra fina para eliminar arenas. A continuación se añaden sustancias que provocan la coagulación de aceites, grasas y sustancias en suspensión. Después se realiza la degradación microbiana de materia orgánica, con la formación de fangos, que se desechan. El último paso elimina otras sustancias orgánicas, así como compuestos de nitrógeno, fósforo y sales inorgánicas. Finalmente, el agua depurada se vierte a través de una tubería submarina que se encuentra en Suevos, y que penetra varios cientos de metros en el mar. Sin embargo, el ente público Augas de Galicia afirma que existen estaciones depuradoras donde la desinfección no alcanza los niveles aceptables.


■ ¿Se limpian las canalizaciones para evitar inundaciones en la ciudad?

L

a ciudad tiene un sistema de recolección de aguas de lluvia conocido como red de pluviales. La red coruñesa discurre a través de un laberinto de tuberías oculto bajo el suelo hasta la Estación de Depuradora de Aguas Residuales de Bens, y otros puntos de vertido controlados. En su diseño es importante el desnivel del terreno y el régimen de lluvias. Existen brigadas de mantenimiento que reparan las averías de la red, además de limpiar rejillas de desagües y sumideros. También se abordan obras para evitar zonas donde el agua rebosa cuando las precipitaciones son abundantes. Además, una flota de camiones limpiadores mantiene las conducciones en buen estado.

■ ¿Cuál es el consumo por persona cada día?

S

egún el Instituto Nacional de Estadística el consumo de agua por persona y día en nuestro país durante 2011 fue de 142 litros. En los últimos años el consumo español no ha dejado de disminuir, pues en 2004 fue de 171 litros por persona y día. En Galicia, durante 2011 fue de 133, y en la ciudad de A Coruña,132,5. La Organización Mundial de la Salud recomienda que el consumo medio para un hogar del ámbito urbano sea de unos 100 litros.

embalse a nuestros hogares?

■ ¿Cómo se mantiene la limpieza durante el recorrido por las tuberías?

L

a construcción de la red de distribución debe reunir características que permitan mantener las conducciones limpias. Por ejemplo, tuberías y uniones deben estar fabricadas con materiales que no contaminen, aptos para el uso al que se destinan y completamente estancos. En A Coruña están hechas en fundición o plásticos, que han ido sustituyendo a las antiguas de fibrocemento. Además, la red de distribución debe tener un diseño de tipo “malla”, en el que todos los ramales están conectados de tal forma que el agua siempre tenga que circular, evitando zonas estancas. También es importante construir la red de abastecimiento a cierta distancia y por encima de la red de aguas residuales. La pequeña cantidad de cloro en el agua circulante, que por ley debe contener, contribuye a mantener la salubridad.

■ ¿Podría haber escasez de agua en A Coruña?

L

a disponibilidad de agua depende de las precipitaciones, que alimentan los embalses, y de la gestión del agua allí almacenada. Una imprevista sucesión de meses de sequía podría generar una deficiencia del recurso. Existe el proyecto de conectar el lago de Meirama con el embalse de Cecebre, lo que incrementaría el volumen de agua embalsada y de reserva frente a situaciones de necesidad, aunque la demanda actual está bien cubierta por la capacidad de Cecebre y el régimen de precipitaciones normal.

Acueducto en el Paseo de los Puentes. Obra dirigida por Fernando Casas Nóvoa en 1722 para resolver los problemas de escasez que padecía la ciudad


Antigua Fuente de San Andrés y actual Fuente Luminosa de Cuatro Caminos

■ ¿Cómo se riegan los jardines, con agua potable o reciclada?

■ ¿Cómo funcionan las fuentes?

A

Coruña posee más de 60 fuentes, estanques y cascadas. Normalmente reciben un proceso de hipercloración para evitar la proliferación de algas e impedir brotes de microorganismos como la legionela, por lo que el agua de las fuentes ornamentales no es potable. Las fuentes coruñesas funcionan en circuito cerrado con bombeo, si bien disponen de suministro de agua para reponer la que se pierde por evaporación, por el viento o en los trabajos de mantenimiento.

■ ¿Por qué es tan cara?

L

as empresas relacionadas con la gestión del agua sostienen que las tarifas no cubren los costes del servicio. Recuerdan que por, aproximadamente, 0,8 € podemos tener en nuestra vivienda mil litros de agua potable, y que sus precios son inferiores a los que se pagan en ciudades europeas. De todas las provincias españolas, el precio del metro cúbico para consumo doméstico en A Coruña es el decimoquinto más barato; la más cara es la de Murcia y la más barata la de Palencia. En el precio del agua influyen las características topográficas y naturales de cada ciudad. En A Coruña, por ejemplo, cada litro de agua debe ser bombeado 1,4 veces, lo que implica un coste mayor que otras ciudades donde no requieren tanto bombeo.

Embalse de Cecebre

■ ¿Cuáles son los usos del agua de la ciudad?

E

l agua procedente del embalse de Cecebre abastece a los hogares de la ciudad y atiende también a los municipios del área metropolitana, a usos no domésticos y al puerto de A Coruña. En 2013, el 51% del agua potabilizada abasteció al municipio coruñés. El 48,9% fue para los ayuntamientos de Arteixo, Abegondo, Culleredo, Oleiros, Bergondo, Sada y Carral.

■ ¿El agua del grifo es tan buena como la embotellada?

L

as aguas embotelladas deben ajustarse a unos parámetros de salubridad igual que ocurre con la del grifo. Su contenido en minerales hace que unas sean más recomendables que otras. Las de mineralización débil, por ejemplo, son adecuadas para preparar alimentos infantiles y para personas con afecciones de riñón; las que tienen poco sodio son recomendables en casos de problemas de circulación sanguínea. El agua del grifo difiere en sus características y composición de unas zonas a otras. La de A Coruña, por ejemplo, es blanda, de carácter ácido, tiene una baja mineralización y se considera de buena calidad.

A

ctualmente se riegan con agua potable. Para mejorarlo, se está instalando un sistema de telecontrol inteligente. Utilizará sensores para conocer las necesidades de riego en tiempo real, en base a factores como la humedad. Además, estos datos se integrarán en un sistema que permitirá compararlos con otras informaciones, como la celebración de eventos, la previsión meteorológica o el nivel de llenado de los depósitos de la ciudad, adaptando a ellos las condiciones de riego.

■ ¿Qué medidas se toman para ahorrar en el gasto público de agua?

B

ásicamente, prácticas de ahorro, métodos de control y educación. El patrimonio hídrico de un país será uno de sus recursos más valiosos en el futuro, incluso más que los energéticos. En A Coruña se monitorizará el suministro de agua, se instalará un sistema de telelectura de contadores y se aplicará un sistema de riego inteligente. También se pretende comenzar la telegestión de la red de saneamiento para controlar los vertidos y garantizar un correcto funcionamiento de la depuración.

Se ne ce sit an …

Foto: Cortesía del Archivo Municipal

1.500 litros de agua ■ ¿Cómo se puede para producir ahorrar agua? 1 kilo de trigo n la agricultura, que • es el principal sector 2.000 litros de agua para de consumo, el riego producir 1 kilo de papel por goteo lo reduciría en • un 90%; y la programación 52.500 litros de agua para mediante horarios optimizaproducir 1 coche de dos y la instalación de sensogama media res de lluvia en un 30%. La industria es la segunda actividad que más agua demanda; aquí ayudaría desarrollar sistemas productivos que consuman menos. Un ejemplo es la fábrica Estrella Galicia, que en 20 años ha pasado de necesitar casi 20 litros de agua por cada litro de cerveza producido a menos de 8 en la actualidad. Además de aprovechar el agua que sacamos del grifo, la mejor forma de ahorrar este recurso es reducir el consumo de productos porque, por ejemplo, se necesitan 2.700 litros de agua para producir una camiseta de algodón.

E


■ Encuesta sobre la sensibilización ambiental y gestión del agua en la población coruñesa

El 51,5% de los coruñeses afirma consumir asiduamente agua de grifo, mientras que uno de cada tres bebe agua embotellada con frecuencia

Museos Científicos Coruñeses

Fuente: Sondaxe 2013

■ ¿Cómo se calcula el precio del agua? ¿Cómo se interpreta la factura?

L

■ ¿Cómo se educa a la población en ahorro de agua?

E

l mundo está viviendo una crisis de agua y saneamiento. De ahí la campaña internacional del decenio 2005-2015 dedicada a “El agua, fuente de vida”. Entre otras acciones, cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, con actividades como la producción de documentales y la organización de conferencias, mesas redondas, seminarios y exposiciones. El ayuntamiento coruñés propone un programa de educación ambiental en el que cada año participan cerca de 7.000 escolares.

os factores más importantes que afectan al precio son los relacionados con la potabilización, transporte y almacenamiento. En precio se establece aCoruñeses partir de una suma de concreto, elMuseos Científicos conceptos. Uno es la prestación del servicio de suministro como término fijo, relacionado con el tamaño y capacidad de contador que mide el consumo. A éste se añade el consumo de agua, que se paga en bloques: el primero corresponde a los 18 metros cúbicos iniciales, más baratos que los siguientes con el objetivo de evitar el derroche. La tarifa que se aplica depende también del uso al que se destina el agua (industrial o doméstico). La factura también incluye otros conceptos, como el alcantarillado y la Museos Científicos Coru��eses depuración, así como una cuota municipal de recogida de basuras, solo para usos domésticos, y un canon autonómico que permite financiar la protección del recurso y las nuevas infraestructuras de potabilización, almacenamiento y saneamiento.

Museos Científicos Coruñeses

DISEÑO Y MAQUETACIÓN


Agua y ciudad