Page 82

Historia simple Lento en su agonía, el pez de nombre equívoco no sabe que lo observo mientras llega el instante de pagar por el oro de la escama, las vidriosas esferas que ahora nada miran, el gusto que robaron al mar Es tan simple la historia que horroriza: perderá el salvaje olor ante la mordacidad de los limones, y al final otros serán la forma y el color gracias al fuego del aceite Pequeña es la tragedia del pez esta mañana en el planeta, un invierno que exhibe muertos y adioses y fronteras; mínima es su forma de irse para resurgir como impulso de la caricia, el golpe Yo voy con el pez Alguien me mira con envidia

Antología 4to FMP 2007