Page 278

Escurana Él piensa que soy santa. Está loco. Las santas son morenas y menudas, o blancas como el yeso, y no gritan, como yo bajo su cuerpo. Él piensa que soy santa. Lo sé: me unta de saliva, me cubre de gasas, me prende velas. Dice: Hazme un milagro. Entonces, reúno los doce miembros de su cuerpo infiel, y los coso, punto de cruz, sobre la blanca superficie. Parece un alfabeto, dice, y los puntos le duelen. El hilo seco imprime su carne. Ya estoy listo, anuncia Ya puedo leerme. Sé lo que viene. Me cubro el rostro mientras se va. Adiós, Escurana. Ése es mi nombre cuando él sale por mi puerta.

Antología 4to FMP 2007  
Antología 4to FMP 2007  
Advertisement