Page 150

De Lejos (... ) De lejos distingo la brisa que se abre paso en el camino, y viene hacia mĂ­ para limpiar el sudor de mi frente. Ella sola, visible en el aire. Me parece un meteorito que viene de ninguna parte y se dirige a ninguna parte. Hilos del cielo, ella es. Sin nacimiento ni muerte, sustituyendo la vida y la muerte por el juego. Como la pluma de un pĂĄjaro, sutil ella tambiĂŠn, vuela, sube y desciende, corazĂłn palpitante al borde del precipicio. Esa pluma precisamente que nos regresa al sentido perdido de nuestra marcha. Ella escribe, sin nosotros saberlo, las primeras letras que va modelar y remodelar hasta el infinito.

Antología 4to FMP 2007  
Antología 4to FMP 2007  
Advertisement