Page 1

        

  >                    

Quetelet y Power Point vs. policía de la vergüenza 

En junio de 2008 el Parlamento Europeo aprueba la tristemente célebre Directiva de la Vergüenza mediante la cual es posible encerrar hasta un año y medio a los ciudadanos y las ciudadanas extracomunitarios/as por tener simples faltas administrativas en materia de extranjería. La norma fue votada por el 95% de los eurodiputados españoles y el 100% de las eurodiputadas españolas. Las policías de los países de la Unión Europea serán las encargadas de hacer cumplir las normas que derivan de dicha Directiva: nace la Policía de la Vergüenza. Ante esa situación, son muchas las acciones que se hacen para tratar de salvaguardar los derechos de las personas migrantes de las cada vez más intensas redadas racistas de la policía de la vergüenza.

El Secretario de Estado ignacio Ulloa acompañado por elDirector General de la Policía, Ignacio Cosidó y por el Director General de Cooperación Internacional, Carlos Abellá presentaron un informe el pasado 2 de febrero, denominado “Balance 2011. La Lucha contra la inmigración ilegal”. Nuevamente la policia española vuelve a juntar en mismo saco a trabajadores migrantes con delincuentes y narcotraficantes internacionales. La xenófoba idea de presentar a los trabajadores migrantes conjuntamente con terroristas internacionales, mafias criminales o peligrosos narcotraficantes es una práctica bastante habitual por parte de las policías nacionales europeas desde la Cumbre de Tampere (1999), que se consolida con el Enfoque Global de la Migración (2005) y el nuevo Enfoque de la Migración y Movilidad (2011); y adquiere caracter normativo con la Directiva 115/2008 (Directiva de la Vergüenza). Veamoslo con más detalle en el informe que nuevamente perpetraron. 1. Peras con manzanas Con respecto a las expulsiones en el informe se destaca que:

Expulsiones Las expulsiones (personas interceptadas en una localidad española carentes de documentación) disminuyeron ligeramente un 0,84%. Si en 2010 se efectuaron 11.454 expulsiones, en 2011 esta cifra descendió a 11.358. Expulsiones cualificadas El Ministerio del Interior creó en 2009 la Brigada de Expulsión de Delincuentes Extranjeros del Cuerpo Nacional de Policía (BEDEX), cuya misión es la repatriación de delincuentes extranjeros con numerosos antecedentes penales y/o judiciales, vinculados con terrorismo, bandas organizadas, violencia de género o cualquier otro hecho delictivo de especial gravedad y que suponen una amenaza para la seguridad pública. Estas expulsiones son

ordenadas judicialmente y conllevan la prohibición de entrada en España y en los países miembros del espacio Schengen. La creación de la BEDEX ha permitido mejorar la eficacia de las expulsiones cualificadas: en 2011 fueron expulsados 9.114 delincuentes extranjeros frente a los 8.196 de 2010, lo que supone un aumento de 918 delincuentes expulsados. En 2009, se efectuaron 7.591 expulsiones cualificadas, lo que arroja hasta 2011 un aumento de 1.523 delincuentes expulsados. Mientras las expulsiones cualificadas aumentan un 11,2 %, las no cualificadas descienden un 31,2%. De cada 10 extranjeros expulsados, 8 tienen antecedentes policiales y/o judiciales. Si en la normativa internacional (la de las Convenciones de las Naciones Unidas) ya se ha dejado de usar el término de inmigración “ilegal” para los trabajadores migrantes con faltas administrativas en materia de documentación, en la normativa comunitaria europea se va en el camino inverso, presentando a estos trabajadores migrantes de


manera conjunta con “delincuentes extranjeros con

numerosos antecedentes penales y/o judiciales, vinculados con terrorismo, bandas organizadas, violencia de género o cualquier otro hecho delictivo de especial gravedad y que suponen una amenaza para la seguridad pública.

Las asociaciones de inmigrantes creemos que, en ningún caso, puede presentarse conjuntamente a un trabajador migrante expulsado por no tener en regla su permiso de trabajo y que fue interceptado en una redada racista, con un terrorista o narcotraficante internacional que haya cumplido condena en una penitenciaría española. La realidad se podría contar de otra manera: el 100% de los extranjeros expulsados en 2011 por las redadas racistas (un total de 2.244 personas) eran trabajadores migrantes sin ningún tipo de antecedentes policiales o penales.

aportados por la Secretaría de Seguridad, que fueron los siguientes:

“En 2011 llegaron a España 5.443 inmigrantes ilegales frente a los 3.632 que lo hicieron en 2010, un aumento de 1.811 personas.” Pero veamos un poco más en detalle. La diferencia entre cifras absolutas y relativas tiene mucho que decir al respecto. Si, por ejemplo, en el año 2013 ingresaran 240 “ilegales” y en el 2012 unos 80, los titulares de los periódicos de febrero de 2014 seguramente dirían algo así como: “Se triplicó el número de inmigrantes ilegales llegados a España” o bien “300% de aumento de inmigrantes ilegales” , creando la consiguiente alarma social en una población crecientemente xenófoba si chequeamos los últimos informes del Oberaxe.

Ello no es así. Las 11.358 debieron de haber sido referidas a las expulsiones totales (cualificadas y no cualificadas) y no a las “no cualificadas” como falsamente da a entender el paréntesis (personas interceptadas en una localidad española carentes de documentación). Las expulsiones no cualificadas (las de las redadas racistas para que nos entendamos) fueron, en tal sentido, 2.244.

Una de las reglas básicas de la representatividad estadística supone tener claro el tamaño de la muestra sobre la cual estamos trabajando. Llama mucho la atención que, a este respecto, la Policía Nacional no recurriera a los datos ofrecidos por el INE tan sólo un par de semanas antes. En esos datos del Instituto Nacional de Estadística se detallaba que la cantidad de inmigrantes ingresados a España durante 2011 sumaba 415.000 individuos. Una simple regla de tres simple nos indica que la proporción de inmigrantes llamados “ilegales” por las fuerzas de seguridad sería del orden del 1,3% de ese total. Y es que son los datos de inmigración del INE los que deben operar como marco de referencia para cualquier análisis serio, tanto para el crecimiento como la disminución de los inmigrantes aún llamados “ilegales” por las autoridades españolas.

La aclaración pareciera baladí o inocente, pero ello no es así en un contexto de agravamiento de los derechos humanos y de creciente racismo y xenofobia y donde las tergiversaciones o malas interpretaciones (por una información inadecuadamente presentada o ideológicamente sesgada) están a la hora del día.

El trabajar con muestras tan pequeñas supone riesgos y sesgos que, en muchos casos, tienen poco de inocentes. Una explicación didáctica con respecto al tamaño muestral nos la ofrece un problema presentado por Kahneman y Tversky (1972), todo un clásico en la materia:

Por ello, afirmar que 8 de cada diez de los expulsados tiene antecedentes penales, habiendo dicho unos parrafos antes (falsamente) que la expulsión se refiere a personas interceptadas en una localidad española carentes de documentación, supone algo más que un desliz metodológico sino una grave afrenta a la inteligencia de cualquier persona que sabe leer e interpretar datos básicos. Los propósitos del “desliz”, viniendo de la policía nacional española en estos temas de extranjería, parecieran ser bastante obvios: ganar apoyo y legitimidad para continuar con las redadas racistas.

En una ciudad pequeña hay dos hospitales. En el más grande nacen alrededor de cuarenta y cinco niños mientras que en el pequeño nacen sólo quince, aproximadamente.

2. El tamaño sí importa

¿Qué hospital piensa que obtuvo más días de los registrados con más del 60% de varones? a) el grande, b) el pequeño, c) aproximadamente iguales.

Y es que en el apartado “Expulsiones”, la Secretaría de Seguridad da una información falsa: “Las expulsiones

(personas interceptadas en una localidad española carentes de documentación) disminuyeron ligeramente un 0,84%. Si en 2010 se efectuaron 11.454 expulsiones, en 2011 esta cifra descendió a 11.358.

“La llegada a España de inmigrantes por mar aumentó un 50% en 2011”, “La llegada de sin papeles a España creció un 50% en 2011”. Así pusieron en los titulares la mayoría de los periódicos, en base a los datos

Como es sabido, en condiciones normales, el 50% de los nacimientos son varones. Sin embargo el porcentaje varía de un día a otro. Unas veces puede ser superior al 50% y otras inferior. Durante un año cada hospital registró los días en los que más del 60% de los nacimientos fueron varones.


La solución es la b). La explicación puede explicarse de la siguiente manera y utilizando un caso extremo: Pensemos en un hospital con dos camas de maternidad y otro hospital con mil camas. Oscilaciones debido al azar harán que existan días, en el hospital pequeño, en los que los dos nacimientos sean de varones, es decir, el 100%, situación que sería muy dificil que se diera en el hospital de mil camas. De ahí el error de trabajar con muestras tan pequeñas y para colmo en series históricas como lo hace la Policía Nacional. Un historial de los nacimientos del hospital de dos camas ejemplificaría a la perfección la forma de utilización estadística de los datos de los responsables de las redadas racistas. 3. Reyertas conyugales en África Si la conviviencia en el mundillo matrimonial muchas veces se hace dificil por cuestiones generalmente banales, el lector podrá imaginarse lo dificultoso que ello puede resultar cuando el matrimonio es entre la actual Europa xenófoba y los países vecinos que operan como subcontratas para detener inmigrantes. La llamada “primavera árabe” supuso un enorme conflicto entre la UE y sus consortes del Mediterráneo, empezando por Libia. El muy eficiente exconyuge Gadafi había mantenido a raya a los subsaharianos hasta que las desavenencias conyugales empezaron a crecer hasta ese punto de no retorno. En el climax del conflicto, el dictador profirió la amenaza más temida: “soltaré a los inmigrantes”. La amenza fue reproducida por los medios europeos en titulares destacados (en algunos casos en titulares tipo catástrofe). Algunos bombardeos de la Otan en el conflicto serbio en la misma Europa (con un cuarto de millón de muertos) una década antes, por ejemplo, tuvieron menos impacto mediático que la muy despiadada, cruel y satánica amenaza de enviar millones de inmigrantes a Europa. Sin embargo, nos interesa otro conyugue más cercano, el marroquí, cuyo enlace con Europa se celebró en el Euromed Barcelona+10 (Conferencia Euro mediterranea) el 27 y 28 de noviembre de 2005 en la ciudad condal (con motivo del décimo aniversario de la Declaración de Barcelona) en base a una propuesta realizada un par de meses antes. El plan de Francia, España y Marruecos de subcontratar el “trabajo sucio” a países del Mediterráneo y en especial a Marruecos contó con el aval de UE y de sus ministros del Interior reunidos en Newcastle el 9 de septiembre de 2005. Obviamente a cambio de algunos dinerillos: una propina para los europeos y una pequeña fortuna para los subcontratados quienes serían gentilmente agraciados por el Programa Meda que fue el instrumento financiero utilizado en ese entonces. “Vos mantenés

los guantánamos, yo te pago por los servicios y todos amigos”. A partir de ese marco es que deben

analizarse

las

variaciones

en

las cifras

de

los

inmigrantes “ilegales” (ciudadanos extracomunitarios) en los enclaves coloniales africanos de Ceuta y Melilla. Los altibajos y desavenencias conyugales en las fuerzas hispano-marroquíes en dichos enclaves hizo que las cifras dieran un salto: en 2011 pasaron 3.345 mientras que en 2010 fueron 1.567, es decir 1.778 más. Las explicaciones que van más allá de estos conflictos domésticos tienen poco que ver con la realidad migratoria: Un mes de “vista gorda” por parte del conyuge despechado supone un incremento inmigratorio que ningún SIVE, por más tecnología de punta que tenga, puede resolver. Las asignaciones presupuestarias del IEVA (Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación) para el período 2007-2013, supone un dinero que hace que el conyuge se ponga a reflexionar seriamente si le conviene el divorcio: 654 millones de euros para Marruecos o 300 millones para Túnez. Conclusión Por todo lo dicho, podriamos asegurar sin temor a equivocarnos, que Quetelet, uno de los padres de la estadística, se estaría revolviendo en su tumba en el caso que pudiera leer estos informes perpretados por tan altos cargos. Párrafo aparte merece la horterada de power point que ilustró la presentación del informe del balance 2011 de estos “luchadores” contra la inmigración ilegal. La pobreza de datos en sus 14 diapositivas (dos ellas eran la portada y la contraportada) rivaliza con la estética kitsch que repiten año a año (el de 2010 era igual pero de 19 diapositivas). Los hacedores de este power point colegial quizás estén esperando algún tutorial “ad hoc” de los que Elvisa cuelga en youtube para poder mejorarlos. Mientras tanto las asociaciones argentinas en el Estado Español tienen otra clase de lucha, muy distinta a las que encararían matones policiales de tres al cuarto. Es la lucha por la dignidad de los migrantes cualquiera sea su status jurídico (emigrante retornado, con papeles, sin papeles, nacionalizado, no nacionalizado, etc.); por el cumplimiento de la Convención

Internacional de Protección del Trabajador Migratorio y todos sus Familiares aprobado por la Asamblea

General de las Naciones Unidas en diciembre de 1990 y que entró en vigor en 2003 (y que aún no firmaron los estados miembros de las UE porque -según argumentan- les basta con la Directiva 115/2008, la Directiva de la Vergüenza); la concienciación y sensibilización por el cierre de los 170 guantánamos llamados CIE que existen en Europa y la investigación sobre sus responsables y la denuncia contra toda forma de racismo, xenofobia, antisemitismo e islamofobia, y muy especialmente cuando proviene de instancias institucionales.


Inmigracion ilegal 2011  

Respuesta de Casa Argentina en Tenerife al Informe de la Secretaria de Seguridad presentado el 2 de febrero de 2012 denominado Balance 2011,...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you