Page 74

SPIRITS

CARS &Lifestyles

Ajenjo

La bebida prohibida El licor más popular del siglo XIX, inspiración e infierno de artistas, poetas y pintores, regresa del pasado para reivindicar su imagen de bebida prohibida.

Cuando en 1988 el pintor holandés Vincent Van Gogh, según el mito alucinando por el ajenjo, se corta la oreja y se la regala a una prostituta, empieza a cimentarse la reputación negativa de esta bebida anisada preparada a partir de una planta, la Artemisia absinthium. La absenta Absinthe o ajenjo, apodada la Fée Verte (‘El hada verde’) o también apodada el Diablo Verde, es una bebida alcohólica de ligero sabor anisado, con un fondo amargo de tintes complejos debido a la contribución de las hierbas que contiene. Cuando se le añade agua fría y azúcar, la bebida se transforma en una esencia lechosa (louche). Comenzó siendo un elixir en Suiza, pero fue en Francia donde se hizo popular debido a la asociación entre los artistas y escritores que tomaban esta bebida en el París de finales del siglo XIX hasta que se prohibió su producción en 1915. La marca más popular durante el siglo XIX fue Pernod Fils. Durante la “Belle Époque” el nombre se convirtió en sinónimo de la bebida y la marca representó el estándar de calidad de facto por el cual se juzgaba a todas las demás. Los artistas de finales del siglo XIX y principios del XX, tales como Wilde, Van Gogh, Baudelaire, Manet, Picasso, Degas, Hemingway, Álvares de Azevedo, Strindberg, Pessoa, Verlaine, Rimbaud entre otros, consumían absenta, ya que supuestamente inducía a la inspiración artística.

74

NUMERO 12  
NUMERO 12  
Advertisement