Issuu on Google+

¡Mala Suerte! Carolina Serrano Una Joven estudiante de Comunicación Social y Periodismo que busca destacarse por su pasión en la escritura. Su primer libro ¡Mala Suerte!, muestra un futuro prometedor para ella.

¡Mala Suerte! Era una noche normal como la mayoría de los viernes en mi vida. Me levante temprano para ir a clase de ingles en la universidad, después tuve clase de radio y a las 10 de la mañana ya está completamente libre...

Carolina Serrano


ยกMala Suerte!

Carolina Serrano Editorial: Serrano


Caratula: Fernando Peréz

Copywright: Carolina Serrano

Primera Editorial: Serrano 2013 Barranquilla, Colombia. Mayo 2013 Carolinaserrano@hotmail.com

Muchas gracias a mi familia por apoyarme con este paso en mi vida. A mi hermana, “Be Strong”


7 Era una noche normal como la mayoría de los viernes en mi vida. Me levante temprano para ir a clase de ingles en la universidad, después tuve clase de radio y a las 10 de la mañana ya está completamente libre. Supuestamente libre, porque como todos los viernes te vuelves esclavo de la tan anhelada búsqueda de plan. Empiezo por preguntarle a mis compañeros de ingles que tenían planeado hacer. Algunos me respondieron que saldrían por ahí, otros me dijeron que se quedarían en sus casas para ahorrar plata, otros que no sabían todavía y otros ya tenían toda la noche planeada. Después en clase de radio pregunte lo mismo. Me dieron casi las mismas respuestas que mis otros compañeros. Ningún plan me parecía interesante, siempre son lo mismo, la verdad es que en esta ciudad no hay mucho que hacer. A las 11 ya estaba en mi casa, como me había acostado tarde preparando una exposición para ingles, decidí dormirme para reponer energías por si me salía algo interesante en la noche. Me desperté a alrededor de las 3 de la tarde y lo primero que hice fue revisar mi celular por si había un mensaje con algo que hacer. No había nada. Almorcé y me sente en la mesa del computador a jugar un rato mientras reposaba. A eso de las 4 y 30 me digne por hacer ejercicio, como para distraer la mente. Calenté con unas flexiones, pase a la barra y después unos cuantos abdominales. Termine a las 6. Reviso el celular y nadie se había reportado. Desesperado de estar en la casa, salgo a dar una vuelta por el conjunto a ver si me encuentro a algún vecino para hablar un rato. Saco a pasear al perro conmigo para que me haga compañía un rato. Después que terminó de hacer sus necesidades me siento en las bancas a ver quien pasaba por ahí. Después de diez minutos me doy cuenta que una nueva familia se estaba mudando a la torre del frente de donde yo vivo. Me quedo sentado observando la mudanza y pude notar que era una familia del exterior. Tenían cajas llenas de cosas raras que nunca había visto y cuadros con pinturas extrañas. Seguí viendo el ajetreo y para mi grata sorpresa en una de las cajas había cosas de mujer. Debido a mí situación actual de soltero, espere con ansias a que se apareciera una mujer, más o menos de mi edad y que fuera linda o siquiera bien parecida. Imaginado que tal seria la hija, me puse a detallar a la mama como para llevarme una idea. Era una señora esbelta, de un metro setenta aproximadamente, pelo castaño claro, ojos marrones y de facciones muy finas. Era simpática pero se le veía el trajine de la vida. Seguí esperando y vi a un joven acercarse a la mama, la saludo con bastante confianza y se dispuso a ayudar con la mudanza. En ese momento pensé que era el hijo y ya me estaba fastidiando porque pensé que las cosas de mujer que había visto en las cajas eran de la señora. Ya desesperanzado, me pare, llame a mi perro y me dispuse a marcharme. Justo cuando he dado 3 pasos veo a uno joven hermosa acercarse al apartamento de la mudanza. La muchacha se acerco a la señora la beso y la abrazo, después hizo lo mismo con el señor y


8 por último se acerco al joven y lo beso en la boca. Enseguida supe que no era el hermano, sino el novio que estaba ayudando a sus suegros. Maldije de una vez. ¿Porque la vida tiene que ser tan cruel? Me pones a una vecina hermosa al frente y tiene que tener novio, vuelvo y maldigo. Ya estando en mi casa, acostado en la cama pensando en la mala suerte que tengo para las mujeres, me dispongo a seguir averiguando que puedo hacer hoy para sacarme a la vecina de la cabeza. Le pregunto a mis amigos del colegio y no saldrán, prácticamente le pregunto a todos mis contactos y ninguno me da una buena respuesta. Al parecer me quedare en la casa sin hacer nada. Mal día para no salir. Me dispongo a leer un libro. Alcazaba de Jesús Sánchez Adalid que trata de una historia de amor en la guerra de medio oriente. Leyendo las paginas, voy perdiendo la concentración e imagino mi propia historia de amor con mi vecina. Perdido en mis pensamientos, que ya se estaban volviendo obscenos, escucho un grito que parece provenir de la otra torre del frente. Me reincorporo rápidamente y me asomo por la venta para ver que sucedía. Asomo la cara y detallo la torre de arriba hacia abajo, cuando de pronto veo movimientos raros y sombras en el apartamento de la vecina. Intrigado por la situación, busco unos binóculos para detallar más el asunto. El novio se acerca a la ventana de manera sospechosa, viendo a todos lados como para saber si alguien esta mirando, mira hacia mi apartamento y al parecer logra verme. Cierra las cortinas de manera rápida y fuerte, como si estuviera de afán. A mis adentros pensé, seguro los papas no están y van a aprovechar la situación. Decepcionado de saber que alguien esta disfrutando de semejante mujer, me pongo las sandalias y salgo a dar una vuelta por el conjunto, otra vez con mi perro. Lo paseo, esperando a que haga sus necesidades. De repente sale corriendo y sube a la otra torre. Seguramente una perra esta en celo y subió a montarla. Me quedo sentado en las bancas esperando a que baje. Siquiera alguien va a estar emparejado esta noche. Aburrido de esperar, decidi buscarlo. Subiendo las escaleras paso al lado de la puerta de la vecina y la intriga me mata. Pego la oreja a la puerta para escuchar que están haciendo pero no se logra escuchar nada. Me quedo escuchando otro rato cuando se siente unos golpes. La intriga puede mas que todo y sigo escuchando. Logro escuchar unos gritos ahogados como si alguien tuviera algo metido en la boca. Mi mente sucia empieza a maquinar. De pronto escucho una voz femenina que dice con voz quebrada, por favor no me hagas daño. No sabía que pensar, ni que hacer. Me hice todo tipo de preguntas, pero decidí omitir lo que escuche y busque a mi perro. Subi a mi apartamento pensando todo tipo de cosas. Asi que para sacar la duda, volvi a coger los binoculares y me sente a hacer guardia en la ventana. Al rato de veinte minutos, veo una sombra corriendo por la sala y otra más atrás persiguiéndola. Todo es muy confuso. Mientras miro fijamente

9 por la ventana, veo que se mueve la cortina, de pronto veo que la vecina logra abrirla un poco. La abre con rapidez e intenta también abrir la ventana. Enfoco bien lo binoculares y puedo ver que tiene sangre por la cara y que estaba llorando. Cuando estaba a punto de abrir la ventana, el novio sale por detrás de ella y la agarra con un cable por el cuello. Alarmado ya, salgo corriendo a tocar a su puerta. Si es lo que estoy pensando, no hay tiempo para llamar a la policía. Subo las escaleras de su torre con velocidad y toco desesperado la puerta. Toco y toco pero nadie abre. Mi mente piensa que lo peor ya sucedió. Decido patear la puerta y se abre. Entro al apartamento y veo que todo está tirado por el suelo. Es como si una estampida hubiese pasado por la sala. Prendo las luces y no veo a nadie. Corro hasta los cuartos y veo a la muchacha amarrada en la cama con él encima a punto de clavarle un cuchillo. Me le lanzo sin pesarlo dos veces y ya tirados en el suelo empezamos a forcejear. Me pega una trompada en la cara pero no logra hacer que suelte el cuchillo. Lo tiro al otro lado de la habitación con las piernas y el cuchillo queda tirado en el piso. Ambos nos vemos las caras y nos tiramos por el cuchillo. Esta vez yo le pego una trompada y hago que suelte el cuchillo. Lo cojo y me tiro rápidamente a la cama para cortar las sogas con las que esta amarrada la muchacha. Hasta vuelta mierda se ve hermosa. Salimos corriendo y el viene detrás de nosotros. La muchacha me coge el cuchillo de la mano, frena en seco, se da la vuelta y le entierra el cuchillo en la barriga. Lo deja desplomarse en el suelo, me coge de la mano y salimos del apartamento. Me llamo Elizabeth. Le respondo me llamo Daniel y has convertido mi viernes en toda una aventura.


Mala Suerte