Page 1


2


E STADO

DE GRACIA

3


Colección Fénix Dirigida por Pablo Anadón Volumen 58

4


Carolina Massola

Estado de gracia

Ediciones del Copista 2009 5


Copyright © 2009 Carolina Massola. De la presente edición: Copyright © 2009 Ediciones del Copista. Lavalleja Nº 47 - Of. 7 - X5000KJA Córdoba - República Argentina. IMPRESO EN LA ARGENTINA

Queda hecho el depósito que prevé la ley 11.723 I.S.B.N.: ____________________

6


AGRADECIMIENTO Quiero agradecer a la poeta María Rosa Mó, por las lecturas y los tiempos dedicados a este Estado de gracia. Y un especial y profundo agradecimiento al poeta Horacio Castillo. CAROLINA MASSOLA

7


8


I una plegaria al cielo llena mi boca

II el viento levanta el polvo de las tumbas y tus huesos ya no estรกn

III la danza de las bocas mudas se extinguiรณ al alba de tu partida

9


IV lamerás mis heridas cuando amanezcas perro

V de mi tierra fértil sólo sequía

VI por la noche cuando en alguna calle los perros ladran la tormentosa vigilia duerme entonces

yo también

10


VII cuando derramaste de tu jarraboca las espinas que [ nadie quiso tocar con ojos ciegos y abiertos las recogĂ­ todas juntas para tragarlas y saborear tu dolor

VIII el brillo del ocaso enceguece a los amantes pĂĄvidos

IX en este ahora en que el barro salpica mi lengua sĂłlo esta escritura dice lo que no puedo hablar

11


X entonces las bocas hincaron sus dientes entonces la pĂştrida carne

XI y me besaste delirante y amanecimos abrazados para esperar la ausencia de ayer

XII porque la caricia no cura la palabra

12


XIII en el sepulcro de los amantes estรกn nuestros besos hablando sin decir nada amando donde los muertos

XIV si existe entonces un alma inmaculada te encargarรกs de inmolarla

XV siempre tendremos el azar a nuestra merced esperando agazapado un encuentro fortuito de miradas

13


XVI sola con las paredes encima la asfixia no cede la muerte no me alcanza

XVII apenas un llanto de ángel para desarmar mi cuerpo y desgajar el alma

XVIII con uñas herrumbradas cavo tumbas en otras tierras las lenguas que olvidaste soñarán gritos

14


XIX reptaron las lenguas maliciosas para envolverme [ como la hiedra

XX condenada al silencio dentro del remolino el tiempo es el mismo

XXI correr el velo que me envolvĂ­a y ver la ausencia ĂŠsa que enterraron hace aĂąos

15


XXII en la caĂ­da libre se despedazan los cuerpos la tierra deglute mis miembros

XXIII no pude besarte en el fĂŠretro apenas unas manos rĂ­gidas para acariciar

XXIV una sombra me acontece

16


XXV antes de partir concĂŠdeme la voz que cure lo incurable

XXVI ahora guardo mi lengua en una caja despuĂŠs que la cortaron dolor de silencio

XXVII porque en la espera de la luz la sombra ya es cotidiana los ojos velados aguardan

17


XXVIII apenas soy furia y arrebato para destrozar un cuarto de dolor

XXIX del frĂ­o errante un hilo de voz se extingue

XXX en el cuerpo indolente de nudillos mutilados alguien oye el zumbido incierto y huele a clausura

18


XXXI mana espuma de su boca y lame al mismo tiempo tu mano

XXXII encerrada entre la hoja y yo intento ser algo mĂĄs bello algo puro que nadie pueda tocar

XXXIII la mĂşsica amansa las bestias quieta prisionera acaricia el deseo

19


XXXIV esperando un desenlace sanador continúo conmigo

XXXV el hombre de traje asesinó el cuerpecito que llevaba [ entonces lo mutiló para entregarlo a los perros rabiosos hombres despedazan las carnes

XXXVI el credo que murió en mí después de las voces nadie puede redimirlo

20


XXXVII el asfalto tragó el lamento de la caída

XXXVIII se derramaron enteros los cuerpos aquí no hay bordes tampoco no temas

XXXIX cuando ser hoy significa llevar a mi niña muerta a cuestas con sus llantos tan dolorosos como estos tan silenciosos que sólo yo puedo oírlos

21


XL la catedral harta de sueños que nadie sueña es intocable

XLI hay una nube blanca repleta de espuma que emborracha de palabras en rima

XLII traicionera se ríe de mis murallas franquea umbrales y cerrojos y me habla me habla me habla de la que fui de la que fuimos de los amantes malditos

22


XLIII cuando me arrodille frente al altar en la hora del Ăşltimo rezo

XLIV saberme sin espaldas donde recostar mi peso que arrastro como cadenas de palabras pesadas impronunciables

XLV extinta desato nudos secretos bajo mi lecho y duermo el sueĂąo que me mece silencioso

23


XLVI me la arrebataron de un golpe la niña con su sonrisa

XLVII no perdono el silencio no perdono la ficción de tu boca

XLVIII resiste los días de noches largas hasta la próxima primavera de nuevas flores

24


XLIX no negarĂŠ la flor en el ojal tengo un cementerio lleno de flores donde olvidarla

L un quejido sumiso ahoga la garganta que enmudece

LI en las sordas paredes de la fosa noche tras noche la tierra traga mis gritos

25


LII la garganta se cierra con el Ăşltimo aullido

LIII los gritos ahuecaron el camino

LIV las campanas sentenciaron el retiro apenas un repiqueteo bastĂł para ensordecerme

26


LV yo que soy la flor más pura llevo las espinas clavadas tal como el hijo del carpintero

LVI es aquí mismo en este lecho que dos cuerpos caían uno sobre otro entre besos de labios y piernas aquí mismo donde los pájaros mueren

LVII y la tristeza de cerrar el libro y olvidar la ficción amorosa

27


LVIII desalmados sólo cuerpos que riegan lamentos

LIX te veo envuelto en la tempestad y yo sin poder salvarte

LX comería la tierra que recubre su tumba y uno a uno sus gusanos si eso bastara para saborear la presencia efímera de la muerte

28


LXI un precipicio ahoga todas las voces

LXII irremediable presente de agujeros vacĂ­os en el espejo de tus ojos

LXIII esta mirada suspendida nuestra eternidad

29


LXIV golpeó mi tímpano hasta ensordecerme el silencio también alivia

LXV los santos se burlan sus dientes impecables brillan en mi oscuridad

LXVI fue otra voz la que tragó mi luz

30


LXVII sola como la noche mi boca contra la almohada

LXVIII coserĂĄn mi boca si me animo a conjugar ese verbo tampoco hablarĂŠ en pasado

LXIX resiste en la quietud de la noche pronto serĂĄs parte de ella

31


LXX atrapo el silencio con mi boca de jaula y lo estrangulo con la lengua

LXXI sueĂąa con nada en la cama desierta

LXXII con la rama en mi boca construyo un nuevo nido

32


LXXIII como una mosca me poso sobre la comisura de tus labios cuando hace instantes estuve sobre el estiĂŠrcol

LXXIV muerdo la lengua y sangran palabras

LXXV con este hilo atravesarĂŠ mi aguja y coserĂŠ mis ojos a los tuyos

33


LXXVI mascullo el silencio de tu herida

LXXVII construyeron un collar de palabras para ahorcarme con ellas

LXXVIII el dĂ­a noche niebla lloviĂł entre nosotros

34


LXXIX ahora caerán las lágrimas

LXXX mas tarde besé la amargura

LXXXI el amor también fugaz

35


LXXXII yo mastiqué un pedazo de nube a veces la saboreo y recuerdo las alas

LXXXIII no besaré la boca quieta llena de moscas

LXXXIV cándida quisiste vislumbrar lo imposible

36


LXXXV cuando esta mano deje de apretar la garganta quizรกs pueda pronunciar la palabra prohibida

LXXXVI las lenguas de fuego quemaron los รกrboles secos

LXXXVII las paredes callan ellas sรณlo aprietan los cuadros colgados

37


LXXXVIII no reces por mí sobre el engañoso césped que plantamos yo no había pecado

LXXXIX lenguas como cintas a veces se enredan si no llegan a tu oído

XC arrojé mis plegarias al viento y los dioses cosieron mi boca

38


XCI no socorro al ave de las alas quebradas juntas seremos serpientes terrenales

XCII esa lengua mojada dentro de mi boca jamĂĄs la nombrarĂŠ beso

XCIII desamparada sin el abrigo del mendigo

39


XCIV la tormenta arrancó de cuajo las palabras y al puente lo han quebrado seremos errantes sin nosotros

XCV en la hora de lo real añoranza de una pluma que seque mi llanto

XCVI he reclamado con aullidos sobre cadáveres blandos una caricia de perro una ilusión de canto

40


XCVII y con esa mirada canina ofrecerme un perdรณn

XCVIII vimos los picotazos ahuyentando al รกngel y me rogaste con los ojos ยกno pude espantar los pรกjaros!

XCIX ser el mar que no moja tu orilla

41


C con hambre de olvidar degluto los recuerdos

CI con dentelladas arranco cicatrices me relamo iracunda

CII con mi lengua red atraparĂŠ mĂĄs palabras

42


CIII del otro lado del río la noche ya acaricia mi piel

CIV las piedras que llevo en las manos espantarán a los perros

CV el vacío que fue seductor hoy es hambre de tenerte

43


CVI repto cada calle y relamo los recuerdos ยกcallen los aullidos que despiertan los anhelos!

CVII con la vista cegada recreo la palabra que subyace

CVIII castigados los ojos observan la calma rezando por lo que no ha de suceder frente al altar que no es para nadie

44


CIX quizás el agua bendita en la frente incite a creer en algo

CX en el crujir de la madera está el rito como si lloraran las iglesias

CXI la oración de la mujer que era niña intenta escribir un dolor callado

45


CXII detrás de la piedra una mano quiere escurrir el llanto

CXIII cuando sueñe con el sueño que se escribe eterno sólo déjenme dormirlo siempre

CXIV en mis peores horas en las que no soy sino una escritura que escribe lo que yo no podría

46


CXV es un rapto hacia delante un salto abismal como el que ensayé de su mano

CXVI mi violín también procura el silencio de lo que mi mano no puede abarcar

CXVII en la espuma de estos días se va un verano que no supo de mí

47


CXVIII la osamenta de una siesta me habla en soledad del lecho que espera solo un cuerpo mutilado

CXIX rugen las bocas en las brasas avivan el fuego y callan

CXX quieta en silencio esperando que pase la muerte y no me vea y no me llame

48


CXXI acaso este sol de una maĂąana frĂ­a sea lo primero [ que te acaricie

CXXII solos sin la piel que nos amaba

CXXIII fervor de creer en algo

49


CXXIV y saber que una palabra tuya no bastarĂĄ para sanarme

CXXV y un cĂ­rculo de besos hasta siempre en mi boca

CXXVI y con las sales de este mar sazonamos el momento para degustarlo con bocas llenas de peces y curar las llagas antiguas

50


CXXVII del encierro y la mariposa nocturna

CXXVIII gloriosos vรกstagos primaverales de besos inventados

CXXIX y tendimos puentes hasta la sentencia la ficciรณn no estaba permitida

51


CXXX huĂŠrfana en estado de gracia en brazos de nadie

CXXXI la palabra en el pecho se expande ahoga innombrable intacta

52


CXXXII cazadora de un instante detrรกs de los ojos busca la mirada finalmente todo se borronea

CXXXIII interdicto el cuerpo caro desmaterializo lo palpable saboreo la flor amarga de la lengua negra

53


CXXXIV desde el espanto de mi boca degustamos los laureles la derrota

CXXXV nadie en la noche de bocas negras ni el vuelo de la mosca ni el quejido del niĂąo porque soy el sepulcro que guarda el silencio casto y queda a la deriva

54


CXXXVI del mutismo eterno la alquimia de la palabra

CXXXVII como zumbido ensordecedor un enjambre de palabras quiere decir algo ininteligible

CXXXVIII el llanto es ese canto que baĂąa mi garganta Yo un instrumento despoblado

55


CXXXIX luminosidad foránea tras el cerrojo de mi puerta

CXL espejos vacíos en los ojos que no ven

CXLI sólo el perro no huyó después de encontrar mis ojos

56


CXLII imploro sĂşplicas vanas el olvido

CXLIII desde mi balcĂłn la calle desierta

CXLIV decir con esta mudez tragando lengua y palabras la tierra seca la calma de la ausencia

57


CXLV fugaz la caricia aroma a voz tibia rozando mi boca más tarde

resplandor

CXLVI romper el silencio desgajarlo en partículas enmudecidas dispersas entre tu lengua y la mía

58


CXLVII convocaré a la mujer de vestidos largos que me bese los labios opacos de deseo que me lleve sin mí donde el silencio sea mujer siempre

CXLVIII anidaron en mi vientre las aves de rapiña

59


CXLIX en la sombra brillante un lamento contornea mi llanto

CL mato niños como moscas en el sueño de cuatro paredes blancas

CLI la palabra fútil discurre a mi lado

60


CLII una Ăşltima mirada de ojos abiertos saltamos del barco a la deriva se lo llevan las aguas como a nosotros

CLIII nos mece un ocĂŠano infatigable

CLIV siempre habrĂĄ una orilla donde descansar

61


62


El presente volumen, quincuagésimo octavo de la Colección “Fénix”, se terminó de imprimir en septiembre de 2009 por Editorial “El Copista”, de calle Lavalleja Nº 47, Of. 7, ciudad de Córdoba, República Argentina.

Tirada de la presente edición: 300 ejemplares

63


64

Lavalleja 47 - Of. 7 - Cรณrdoba - Tel. (0351) 4215449


Estado de gracia-Carolina Massola  

Poesía

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you