Page 18

Ni que decir de la importancia de la seguridad social como derecho humano, ni la protección directa de la salud cuando se encuentra vinculada o en conexidad Con el derecho a la vida. Estos derechos, se encuentran todavía en pleno despliegue y no han sido desarrollados a plenitud en América Latina, Tal y como sucede en el viejo continente. Incluso, la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, (en adelante Cte. IDH), se torna En verdaderamente exigua frente a tales temas. No obstante, algunos comentarios se han realizado por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante la CIDH), cuando en sus visitas in loco, 34 ha mostrado algunos indicadores que arrojan preocupaciones principalmente relacionadas con la seguridad social y las alarmantes cifras de miseria que han dejado estos grupos armados. c) Derechos colectivos y del ambiente. La Constitución Política de Colombia, también ha previsto los DDHH de tercera generación o de posguerra, conocidos como derechos colectivos, de solidaridad O del medio ambiente. Verdaderos DDFF, se tornan hoy en día como primordiales. Quiero citar aquí algunas letras presentadas en el tercer Congreso latinoamericano de derecho, realizado en la Universidad de Antioquia en el año 1999. Estas palabras podrán ser más explicativas que el simple recuento normativo que se viene realizando hasta el momento. Baste finalmente indicar, que sí los derechos de segunda generación se encuentran hasta Ahora en “pañales”, la falta de conciencia frente a los derechos colectivos, sí demuestra lo alejados que nos encontramos de reconocer la potencialidad de Los intereses estatales y nacionales en Colombia, y las implicaciones geopolíticas y geoestratégicas que nuestro territorio representa, en un siglo en donde Las guerras serán por el agua, y otros recursos naturales. “... Sin embargo, es importante dejar plasmada una vez más nuestra posición: el derecho al medio ambiente, es el derecho humano por esencia. Es un derecho Inescindible del hombre, no se pueden concebir separados. Por lo tanto, no merece clasificación alguna y sí en aras de discusión queremos darle alguna Graduación digamos que es un derecho fundamental, que merece igual protección que el derecho a la vida, a la salud, al trabajo, o al desarrollo libre De la personalidad, o a cualquiera otro de esos denominados derechos de “primera y segunda generación”. ¿Qué hemos hecho dándole una clasificación A los derechos humanos? ¿Dónde está nuestra identidad como seres humanos latinos, siempre absortos frente a los tratadistas de otras latitudes, despreciando Y subestimando a nuestros juristas, creando a veces auto imposiciones doctrinarias? Quede pues otra inquietud. ¡Reflexionemos! “De acuerdo con lo anterior, es necesario darle un nuevo y unificado enfoque al tratamiento del derecho ambiental en nuestra tierra latina. La soberanía estatal en campos como el que estamos tratando no tienen hoy día verdadera y trascendental importancia. El suelo que pisamos, el aire que nos da vida, los ríos, mares y lagunas que nos rodean, son patrimonio universal y común; de allí que muchas normas,

Sandra revista conflicto derechos  

conflicto armado y los derechos humanos

Advertisement