Page 55

alumnos que cursan este nivel, dado que en él se identifican las potencialidades de los alumnos a través de sus propias experiencias motrices. Bajo este enfoque, la competencia motriz se concibe como la capacidad del niño para dar sentido a su propia acción, orientarla y regular sus movimientos, comprender los aspectos perceptivos y cognitivos de la producción y control de las respuestas motrices; relacionándolas con los sentimientos que se tienen y la toma de conciencia de lo que se sabe que se puede hacer y cómo es posible lograrlo. Por su parte, el desarrollo motor no tiene una cronología ni una línea de tiempo a la que todos los alumnos se deban ajustar, por lo tanto, las competencias que desde la educación física se buscan desarrollar tienen un carácter abierto, lo cual implica la puesta en marcha de manera permanente de una u otras competencias durante el paso de los niños por la educación primaria. En este programa se consideran las competencias que se describen a continuación; cada una orienta una intención que interactúa y complementa a las otras, por lo tanto, no se presentan de manera secuenciada, pues se construyen en paralelo y se observan en el transcurso de la educación primaria. •

Manifestación global de la corporeidad. Considerando que la intención central del programa es formar un alumno competente en todas las actividades cotidianas dentro y fuera de la escuela, la corporeidad como manifestación global de la persona se torna en una competencia esencial para adquirir la conciencia sobre sí mismo y sobre la propia realidad corporal. La corporeidad entonces es una realidad que se vive y se practica en todo momento, es el cuerpo vivido en sus manifestaciones más diversas: cuando juega, baila, corre, entrena, estudia o trabaja. La corporeidad del alumno se edifica y recrea en el interior de los procesos de socialización, por lo que la escuela, se convierte en un espacio privilegiado para tan importante tarea. De allí que la manifestación global de la corporeidad, fomenta conocer, sentir, desarrollar, cuidar y aceptar el cuerpo.

Expresión y desarrollo de habilidades y destrezas motrices. Esta competencia orienta hacia la importancia de la expresión como forma de comunicación e interacción en el ser humano, su propósito central es que el alumno establezca relaciones comunicativas a través de diversas posibilidades de la expresión motriz. La corporeidad cobra sentido a través de la expresión, en sus formas de manifestarse, ya sea escrita, oral o corporal. El aprendizaje de esta competencia se construye a partir de la investigación y toma de conciencia, producto de las sensaciones y percepciones inherentes a cada acción motriz, y se consolida cuando es integrada como herramienta de uso común en la vida del niño. La construcción de las habilidades y destrezas motrices se logra a partir del desarrollo de movimientos de locomoción, manipulación y estabilidad. La enseñanza de valores a través de la expresión y sus posibilidades de manifestación se convierte en un aspecto importante en el desarrollo de las sesiones que conforman esta

Lectura 2 Competencias, Aprendizajes esper  

COMPETENCIAS, APRENDIZAJES ESPERADOS Y PROPUESTAS DE TRABAJO DE LAS ASIGNATURAS CONTENIDAS EN LOS PROGRAMAS DE ESTUDIO 2009. 1 Tomado del “C...

Lectura 2 Competencias, Aprendizajes esper  

COMPETENCIAS, APRENDIZAJES ESPERADOS Y PROPUESTAS DE TRABAJO DE LAS ASIGNATURAS CONTENIDAS EN LOS PROGRAMAS DE ESTUDIO 2009. 1 Tomado del “C...

Advertisement