Issuu on Google+

Referencias: Cobo Romaní, C. (2012). Conocimiento distribuido: ¿Por qué es buena idea compartir las ideas? Presentación disponible en: http://prezi.com/_1gp0lltktys/conocimientodistribuido-por-que-es-buena-id ea-compartir-las-ideas/ Cobo Romaní, C. (2012). Web como motor de desarrollo del conocimiento. Presentación disponible en: http://prezi.com/oz5r67ls5eea/2012-web-como-motorde-desarrollo-del-cono cimiento/

Es una buena idea compartir ideas porque cuando el talento esta distribuido en distintas ubicaciones, las personas se pueden reunir para crear algo nuevo juntas, dando lugar a una creatividad colectiva o “sabiduría de las multitudes”. En el pasado, había modelos que ponían énfasis en el “monopolio del conocimiento” que se centralizaba en unos pocos que ejercían control y decidían como usar ese conocimiento generado. Por ejemplo, en lo que respecta a la comunidad científica internacional, se nota todavía una marginalización de América Latina con respecto a Estados Unidos y Europa porque los latinoamericanos no logran dar a conocer los conocimientos que generan a gran escala por los canales que usan para acceder y distribuir el conocimiento. Un ejemplo a imitar es el portal de Flacso México de conocimiento abierto que le brinda a los científicos la posibilidad de acceder a obras de calidad. El modelo de conocimiento abierto se caracteriza por tres componentes: apertura, colaboración y tecnología. En apertura el foco está en la integración de ideas que provienen de un entorno interno y externo teniendo ejemplos como crowdsourcing y ciencia abierta. En colaboración, el objetivo es trabajar con otros y aprender de ellos, de ahí que la suma de individualidades es superior al trabajo individual por la riqueza de ideas compartidas. Dos ejemplos de este componentes son Creative Commons y Wikipedia que se basan en la “arquitectura de la participación”. Finalmente, la tecnología es lo que ha permitido la diseminación, colaboración, creación, y la unión entre personas distantes, etc. Para lograr un modelo de conocimiento distribuido de manera exitosa, los usuarios tienen que desarrollar habilidades blandas en conjunto con las digitales para poder participar de las complejidades que implica trabajar en conjunto. Sintetizando, el conocimiento distribuido es positivo porque permite que las personas no reinventen la rueda sino que en construyan en base a las ideas que van generando, que van dejando en plataformas virtuales, y que resulta en una multiplicación de ideas por el aporte colectivo, y esto es factible gracias a las posibilidades que brinda la tecnología de aceitar los distintos canales de producción, acceso y diseminación de conocimiento.


Resumen 2 CAROLINA