Issuu on Google+


Los crecientes niveles de competitividad, integración, dependencia e interdependencia, el conocimiento y la innovación se han constituido en cimientos fundamentales del desarrollo, planteando de esta manera grandes retos a la función social de la Universidad, que ahora más que nunca tiene a su disposición los medios y los mecanismos para fortalecer el papel que le corresponde en la formación de la cultura investigativa y científica, que en última medida se refleja en el desarrollo integral e intelectual del país. Es por lo anterior, que los centros de investigación deben propender por acercar a sus investigadores a los avances tecnológicos y a las tecnologías de información y comunicación, facilitar la integración en redes locales, nacionales, regionales e internacionales de investigadores para compartir la producción del conocimiento, incentivar la generación de investigación que favorezca la construcción y contribución de nuevo conocimiento en áreas acordes con la realidad social, cultural, política y económica colombiana; lo cual se refleja en un mayor desarrollo y fortalecimiento de la ciencia, en beneficio social y mejoramiento de la calidad de vida. Así, para generar el desarrollo de las diferentes áreas de investigación e innovación tecnológica, requiere empezar a traspasar las barreras administrativas, organizativas y disciplinares para favorecer la conformación de semilleros, grupos y equipos de investigación interfacultades, entre dos o más seccionales y regiones, partiendo de la identificación de problemas comunes que viabilicen la interdisciplinariedad y la transdisciplinariedad en el desarrollo de investigaciones formativas y/o científicas. Los proyectos Inter-multi-disciplinares son el punto de partida para el trabajo por áreas, que le den soporte a las facultades y a las propuestas de especializaciones, maestrías y doctorados.


Construcción de líneas de investigación en la Facultad de Derecho