Page 20

¡¡¡¡¡¡ESTABA DURMIENDO!!!!!! La bruja le dijo:

A la reina se le echaron los pelos hacia atrás. La bruja muy enfadada le gritó: ¡Pues yo te maldigo! Ala, ya está. Ya te he dado el sermón. La reina le contó al mago lo que le había pasado. El rey, que lo había oído, se preocupó mucho por lo de la maldición. El cerdo estaba comiéndose la cama que el rey le había hecho con mantas y algodón. Mucho algodón. El mago le dijo a la reina que eso de las maldiciones era una chorrada. La reina estaba de acuerdo, pero el rey cada vez tenía más miedo. El cerdo terminó de comerse la cama y se fue a buscar golondrinas por todos los vagones. El rey le advirtió a la reina de que anduviera con cuidado por si le pasaba algo. El mago estaba cada vez más nervioso porque quería rezar a los caramelos. Vino el maquinista, que estaba enganchadísimo a la historia y les había seguido desde Disneyland como si fuera un paparazzi, le dio la razón al rey. El rey se creía famoso. La reina estaba sentada en una silla, cuando de pronto el tren se inclinó hacia un lado y la reina salió volando. El rey le dijo que era por la maldición de la bruja. El cerdo afirmó con la cabeza. Pero el mago y la reina seguían sin darle la razón al rey.

Profile for carmen teacher

El caballero de la armadura oxidada  

Historia escrita por Oscar J.

El caballero de la armadura oxidada  

Historia escrita por Oscar J.

Advertisement