Page 1

LA LIBERTAD

8A Barranquilla, lunes 11 de marzo de 2013

PERSPECTIVA

@Cpenavisbal asesoraprensa@gmail.com

CONTRALORA GENERAL de la república:

‘Omitir origina responsabilidad’ Por CARMEN PEÑA VISBAL Especial para LA LIBERTAD

“L

a Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero (UIAF) recurre a sofismas de distracción para informar lo realizado en sectores donde grandes sumas de recursos públicos han sido desviadas”, sostiene la Contralora General de la República, Sandra Morelli Rico, en diálogo con LA LIBERTAD. Según la Contralora General, a algunos funcionarios se les olvida que “omitir origina responsabilidad” e invita a repudiar y estigmatizar a quien se apropie de recursos públicos. Lo más terrible, según ella, es que “la corrupción, en Colombia y en cualquier parte del mundo, ha cooptado parte de la administración pública, los organismos de control y la contratación”. INDEPENDENCIA s ¿Los integrantes del Congreso han respetado su

independencia en el manejo de la Contraloría General de la República?

En primer lugar, mi formación de demócrata y convencida de la importancia del control político, en cualquier estado constitucional, me impide sumarme a las filas de quienes estigmatizan al Congreso. Lo segundo, debo suministrar informes técnicos que sirvan de base al proceso legislativo o a los debates, y lo hago con plena disposición y transparencia. Eso ha generado un diálogo sobre los grandes temas del Estado, que no pocas veces se han cristalizado en leyes vinculantes en armonía con lo advertido por este ente de control. Los congresistas, además, formulan denuncias y exigen oportuna atención. Hay críticas, unas fundadas otras no, a las gerencias regionales. En cada caso se actúa para introducir correctivos. En cuanto a la presunta merma de independencia, hasta ahora sus proposiciones se han orientado a fortalecer la institucionalidad del control fiscal. s ¿La Contraloría ha podido ejercer el control total

al Gobierno Nacional?

Salvó la Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero (UIAF), que mediante sofismas de distracción no informa de lo realizado en sectores donde grandes sumas de recursos públicos han sido objeto de desvío. Mediante operaciones superiores, muy superiores a 10 millones de pesos, se generan desvíos que nunca se han recibido una alarma por parte de la UIAF. Este ente no emitió ningún comentario cuando manifestamos nuestra preocupación por algunas operaciones relámpago de varios miles de millones de dólares, a empresas que bajo ninguna perspectiva podrían justificarlas. Reitero, la Contraloría no quiere las bases de datos que la UIAF, en algún momento, había ofrecido. No la queremos porque no es conveniente. De la misma forma hemos instruido a los funcionarios públicos para que no tengan esa base de datos, ni acepten reuniones informales. Sólo deben participar en reuniones dentro de los estrictos causales formales. Se trata de un tema de legislación y de estándares internacionales. Sin embargo, la evaluación de la gestión se impone en casos concretos. Por ello, así lo manda la ley, podemos y debemos solicitar reporte de las operaciones sospechosas. Pedirlos es una obligación de la Contraloría, y suministrarlos es deber de la UAIF. s ¿Sancionar sirve de algo? ¿Contribuyen a cam-

biar la mentalidad del servidor público?

‘‘

Sí. Los funcionarios públicos son más cautelosos, pero los que carecen de adecuada formación no disciernen entre lo prohibido

Los que carecen de adecuada formación no disciernen entre lo prohibido y lo permitido”.

y lo permitido y difunden la especie de que no hacen porque me temen. Se les olvida que omitir origina responsabilidad. s ¿Cree que su promesa de transformar a la Contra-

loría en un ente más sancionatorio se ha cumplido?

La Contraloría de hoy es eficiente. El fallo fiscal sancionatorio es en realidad resarcitorio, pues a través de él se busca la recuperación de activos del Estado. Sirve, no por la sanción sino por la recuperación. De acuerdo con el mandato de ley se deben cuantificar los beneficios de auditorías que se originan en decisiones más ponderadas de la administración. Como consecuencia de controles de advertencia esa cifra supera ya los ocho billones de pesos. Durante el periodo comprendido entre el primero de septiembre de 2010 y el 31 de diciembre de 2012, la Contraloría General ha generado beneficios y recaudado recursos para el Estado por 8.7 billones de pesos. Los recaudos realizados por la acción de la Dirección de Responsabilidad Fiscal y la Unidad Anticorrupción ascienden a 188.000 millones de pesos y los beneficios generados por el proceso auditor en las diferentes delegadas ascienden a 3.8 billones de pesos. CENTRALISMO s ¿Cómo controlar el interés de revertir la descen-

tralización?

El país parte del supuesto que el centro es Bogotá. Sin embargo, esa premisa es falsa. Existen desarrollos interesantes en las regionales, y el ejemplo es Medellín. Existe afán en centralizar… En el tema de agua, en el modelo único… Sin embargo, no se puede desconocer que el poder central posee mayor fortaleza. Hoy, existe un gran debate sobre la ineficacia de las contralorías. Acabar las contralorías departamentales o municipales implicaría una afectación a las autonomías territoriales. Es indispensable que los entes territoriales tengan un órgano propio de control. Ese es el tema de fondo. Una pieza fundamental del debate. s ¿Apoya la descentralización? Apoyamos las prácticas de la eficiencia y la transparencia. La autonomía y la descentralización son pilares democráticos, que se deben profundizar, pero para ello el Estado debe adoptar una decisión de fortalecimiento de las instituciones en los ámbitos locales. De no darse el fortalecimiento de los entes locales, la descentralización y la autonomía sólo serán un ‘saludo a la bandera’… Debe implementarse un programa nacional que incluya estímulos a funcionarios públicos que quieran dedicarle su tiempo al desarrollo de los entes municipales… Urge la presencia de las universidades en las provincias, para que formen en excelencia a técnicos y profesionales. Porque es como si todos nos hubiésemos detenido en Bogotá, en Medellín, en Barranquilla, en Cartagena, en Santa Marta, en Valledupar, en Cúcuta, y en dos o tres ciudades más, donde la ocupación del territorio debe ir acompañada de la presencia del Estado que implique el fortalecimiento de las instituciones. Y, luego, el funcionamiento central: que haya una buena contraloría, una buena fiscalía, una Policía que garantice la seguridad de los ciudadanos… Que vaya creando la conciencia de que las instituciones si están para el servicio de los ciudadanos y que están protegidas de la influencia de las fuerzas al margen de la ley, ya sea que hablemos de guerrillas, de paramilitarismo o de bandas criminales. Es decir, un Estado que genere confianza. Que de una vez y para siempre se rompan los nexos entre política, guerrilla y contratación, o entre política, paramilitarismo y contratación… Es un triángulo maldito que toca acabar. Un Estado en el que los funcionarios no teman por su seguridad, y pueda prevalecer el bien público sobre el individual.

CONCEPTO

‘‘

2010

“LOS CONTRATISTAS se repiten. Y los resultados son muy parecidos en muchas partes del país”, afirma la contralora General de la República, Sandra Morelli Rico. /Foto: Andrés Padilla, CGR.

La forma de defraudar a los entes del estado es, más o menos, la misma en todas partes del país”.

SER MUJER s Para el cumplimiento de sus funciones, ¿representa dificultad el ser mujer?

Yo nunca había sentido esa condición como causa de discriminación o mal trato. Los generadores de opinión que no comparten mi gestión omiten el dato fáctico para centrarse en mi carácter. Recientemente, hasta agredieron a mi mama y a mi hijo. Eso no le ha sucedido a ningún hombre en el Estado. Pero, no se puede generalizar. No necesariamente siempre son los hombres quienes cuestionan. Lo que noto es que salen a relucir elementos no esenciales del quehacer oficial, situación que no sucede, generalmente, cuando el funcionario es hombre. s A pesar de ello, ¿hay real valoración a sus apor-

tes?

Sí, mucho. Pero, eso es lo de menos. Dejarse embelesar por elogios y reconocimientos es entrar en una pasarela que yo no voy a desfilar. Mi ejercicio en la Contraloría tiene término y con él mi servicio al Estado. s ¿Cuántas mujeres laboran en la Contraloría? En la Contraloría, de los 4.105 funcionarios que laboran, 2.045 son mujeres. En su mayoría ingresaron a la Entidad por concurso a carrera administrativa. Nunca pienso a qué género o partido pertenece una persona. Aquí se evalúa el compromiso ético con lo público. s ¿Cuántas de ellas en funciones de decisión? De los 197 cargos de nivel directivo, 77 son ocupados por mujeres.

2011

2012

ACUMULADOS

Recaudos por Jurisdicción Coactiva

$ 1.169.000.000

$ 8.706.624.354

$ 13.678.886.458

$ 23.554.511.212

Procesos de responsabilidad Fiscal Archivados por Pago o por reposición del bien

$ 20.281.521.231

$ 12.165.570.309

$ 12.243.040.699

$ 44.690.132.239

Indagaciones Preliminares Archivadas por Pago

$

$

Procesos que continúan con pago parcial

$ 3.053.008.871

$ 3.053.008.871

Unidad de Investigaciones

Recuperaciones

$ 117.271.344.918

$ 117.271.344.918

Recaudos

Subtotal

$ 20.872.194.663

$ 146.290.851.126

$ 188.613.567.420

Todas sectoriales

Beneficios del Control Fiscal Micro

$ 8.467.685.068 $ 2.467.899.595.455

$ 1.421.235.486.916

$ 3.897.602.767.439

Todas sectoriales

Funciones de Advertencia

$ 4.807.690.080.138

BENEFICIOS

TOTAL

Delegada de responsabilidad Fiscal y Jurisdicción Coactiva

$ 21.450.521.231

$ 8.467.685.068 $ 2.467.899.595.455

44.570.180

$ 1.421.235.486.916

44.570.180

$ 8.705.292.847.577

‘La corrupción puede ser atajada’ s ¿Piensa que en algunos casos es válido ‘hacer’ trampa?

No y punto.

s ¿Cree que la corrupción puede ser atajada?

La corrupción puede ser atajada. Sí, no hay duda, con actuación sistemática y coordinada de Policía, Fiscalía, Procuraduría, Auditoría y autoridades nacionales e extranjeras.

s ¿Hay servidores corruptos al interior de la Contraloría General?

Hay denuncias, no condenas. La Contraloría es como el país: hay de todo, y en los funcionarios de libre nombramiento, a veces se lleva uno sorpresas muy desagradables.

s ¿Estadísticamente, ¿en qué región del país hay más corrupción?

Depende de recursos, del desarrollo institucional, etc. Pero se debe tener claro que la forma de defraudar a los entes del Estado, es más o menos la misma en todas partes de país. Kits escolares, niños fantasmas, salud, planes departamentales de agua, etc., se conciben de manera uniforme para distintos departamentos. Los contratistas se repiten y los resultados son muy parecidos.

s ¿Quiénes son más corruptos: los hombres o las mujeres?

No creo que ese factor marque tendencia. Sí le puedo decir que efectivamente la corrupción supone un grado de instrucción, vinculación al Estado, habilidad contractual y financiera. La corrupción, en Colombia y en cualquier parte del mundo, ha cooptado parte de la administración pública, los organismos de control y la contratación. En fin, se da al interior de las relaciones ordinarias que cualquier persona, en el giro ordinario de sus negocios, se ve afectada, en forma activa o pasiva. Es el deterioro de la clase media y la media alta, es la defraudación del ciudadano corriente, pagador de impuestos. Esa circunstancia es la que nos obliga a ser más perceptivos, más técnicos en el juicio y más independientes.

s ¿Cómo puede influenciar la Contraloría en el fortalecimiento ético de quienes se comprometen a manejar o controlar los recursos públicos?

En la Contraloría General tenemos claro los porcentajes de quienes se han comprometido con los procesos de modernización. Gran parte de nuestros funcionarios se apropiaron de la herramienta y están comprometidos con las auditorías en línea: eso es transparencia. Ha habido total compromiso y entusiasmo de la base hacia arriba. Ello se ha logrado en tiempo récord. La Contraloría es una empresa eficiente. Eso genera confianza. Hoy, el ciudadano puede saber, en tiempo real, en qué se están invirtiendo los recursos. La Contraloría tiene la responsabilidad de recuperar los bienes… Es el primer paso antes de que pueda actuar la Fiscalía. Quien preste sus servicios al estado debe saber que el delito no paga, que la infracción fiscal no paga. Apropiarse de recursos públicos debe generar repudio y estigmatización.

PERSPECTIVA No. 1  

Serie de entrevistas a personajes de la vida nacional y/o análisis de la realidad colombiana. Publicada en diario La Libertad, Barranquilla.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you