Page 88

ENRIQUE A. MEITIN FRANQUEANDO LA VENTANA

Imagen: Google

El tiempo transcurría y todos íbamos creciendo. Acabábamos de mudarnos de mi Habana Vieja para el Vedado cuando descubrí a través de mi ventana que en el edificio de al lado vivía una hermosa muchacha, de alrededor de quince años, de cabello negro y ondulado que le llegaba hasta la cintura. Era un encanto de mujer, cuando la vi quedé flechado, igual que le pasó a mi hermano cuando la vio. Ambos, utilizando las ventanas que daban a su cuarto y sala, tratamos de entablar amistad con ella para hacernos amigos y poder conversar… tal vez algo más. Pero mi hermano, mayor que yo y con más experiencia también en asuntos de faldas, iba a lograr hacerse de inmediato su amigo. Ella estudiaba en un colegio religioso de entonces, de nombre La Inmaculada, y cursar estudios en el mismo no la había llevado su fe religiosa, ni de la de su familia, que tanto pregonaba su adoración a Cristo y su asistencia cotidiana a los rosarios y a la misa de los domingos, ni mucho menos, sino su desenfrenado apetito sexual, que no había respetado barreras de razas ni 88

Profile for Carmen Membrilla Olea

Gealittera nº7 ventanas  

Revista digital y literaria codirigida y coeditada por la poeta argentina Cecilia Ortiz, desde Argentina y por Carmen Membrilla Olea desde E...

Gealittera nº7 ventanas  

Revista digital y literaria codirigida y coeditada por la poeta argentina Cecilia Ortiz, desde Argentina y por Carmen Membrilla Olea desde E...

Advertisement