Page 1

-LA MÚSICA TRADICIONAL EN ESPAÑA:

-Introducción: La música tradicional en España constituye un repertorio inmensamente variado y abundante. Entendemos por música popular o tradicional, aquella que es cantada, bailada, y/o tocada por el pueblo desde tiempos inmemoriales, para celebrar acontecimientos relevantes en su vida. La música tradicional se ha conservado vinculada a un repertorio de transmisión oral. Con la aparición de los sistemas de grabación y los medios de comunicación, la tradición oral ha sido reemplazada o complementada por los sistemas convencionales de notación y ha aprovechado las nuevas posibilidades de transmisión. En los últimos años, la preocupación por el conocimiento y la conservación de la música tradicional ha dado lugar a la aparición de grupos de música folclórica que interpretan, con mayor o menor fidelidad, el repertorio de la música tradicional. -La música tradicional: A mediados del siglo XIX es cuando, a través de los movimientos nacionalistas, comienza el interés por el estudio del folclore y su recuperación. El término folclore proviene de la voz inglesa folk “pueblo”, y lore “ciencia”. El folclore abarca el estudio de todos los ámbitos de la tradición popular, desde la gastronomía a la indumentaria. -Características generales de la música tradicional: Las principales características que definen la música tradicional son: 

Funcionalidad: Ésta música fue creada para acompañar todo tipo de actividades (individuales o colectivas). Entre éstas actividades destacan: -Funciones mágicas: Para atraer la suerte, alejar los malos espíritus, curar a los enfermos... -Funciones ceremoniales: Para bodas, fiestas, procesiones... -Funciones de trabajo: Para sincronizar a los trabajadores, para aliviar las tareas...

1


Creación anónima: Es música creada y utilizada por una comunidad. Por lo tanto los autores suelen ser anónimos.

Interpretación no profesional: Toda la comunidad suele participar de la música. No existe el papel del músico profesional (aunque sí hay personas especializadas en algunos instrumentos más difíciles)

Transmisión oral: La música se transmite de generación en generación de forma oral, lo que da lugar a variantes.

-Características musicales:

El repertorio tradicional se caracteriza por el uso de: 

Melodías sencillas y cantables que se desarrollan en un ámbito reducido.

Ritmos de pulso regular, muy marcado en las danzas. También aparecen ritmos libres, especialmente en canciones de cuna e improvisaciones.

Escalas de tipo modal, aunque también se emplea el sistema tonal moderno (con sus modos mayor y menor)

-Criterios de clasificación de la música tradicional:

Atendiendo a su modo de ejecución: 

Canciones cantadas en grupo: Canciones de ronda, de romería, de boda, cantos litúrgicos, canciones de Navidad, canciones de juego y entretenimiento... Pueden llevar acompañamiento instrumental.

Canciones cantadas a solo (o con alternancia entre el solista y el grupo): Canciones de cuna, de trabajo, canciones amorosas, lamentos fúnebres, romances... Pueden llevar acompañamiento instrumental.

Canciones interpretadas por instrumentos: Bailes, danzas...

2


También se suele clasificar la música tradicional según los períodos del año: 

Ciclo de Navidad: -

Aguinaldos y Villancicos: Usan como instrumentos principales el almirez, panderos y panderetas y la zambomba.

-

Romances: Son una de las expresiones más genuinas del repertorio tradicional español. Tiene sus orígenes en los cantares de gesta. Los instrumentos que solían acompañar a los romances son las zanfonas o las guitarras (a veces, los rabeles) y fueron principalmente las clases sociales más humildes: pobres, mendigos, ciegos de bajo nivel socio-económico... los que divulgaban éste repertorio cantándolos por los pueblos y vendiendo después los textos de los romances (pliegos de cordel)

-

Canciones seriadas y enumerativas: Presentan una sucesión de elementos, objetos e ideas que durante el canto se hacen acumulativas y hacen que el género sea apto para la diversión.

Ciclo de carnaval y cuaresma: -

Canciones de Carnaval: Se cantan en los tres días que anteceden al miércoles de ceniza. Provienen de las fiestas Saturnales romanas. El uso de máscaras y disfraces parece ligado a creencias de invocación o exorcismo de los espíritus del mal. Los instrumentos más típicos de estas fiestas eran los zumbadores y los cencerros. En Castilla, el Carnaval se denominaba Antruejo.

-

Canciones de Cuaresma y Semana Santa: La austeridad impuesta durante éstos períodos sólo dejaba cabida a determinadas manifestaciones de aspecto severo, como las peticiones cuaresmales, cuya finalidad era la captación de limosnas para sufragar los gastos de iluminación de los santos, las procesiones de Semana Santa... y que eran organizadas por grupos de mozas reunidas en cofradías. En Semana Santa algunas danzas de aspecto grave, como el contrapás catalán, que es una danza cantada que relata la Pasión y la Muerte de Cristo. También en Semana Santa hay cantos específicos como Las siete palabras, las salves dolorosas, o los Stabat Mater.

3


-

Respecto a la música instrumental de Cuaresma y Semana Santa, se sustituyen determinados instrumentos como las campanas por otros como matracas y carracas. Durante las procesiones son normales las asociaciones de tambores con trompas, clarines y cornetas. En algunas zonas son muy típicas las “tamborradas”, formadas exclusivamente por instrumentos de membrana.

Ciclo de mayo: -

Canciones rogativas: Son canciones que, dedicadas a la Virgen o los Santos Patronos de las localidades, invocan su protección frente a los males que podrían acarrear la pérdida de las cosechas.

-

Marzas: Son canciones de ronda. Se cantaban en grupo. Si se rondaba a las mozas, los temas de los cantos eran piropos, galanteos, las dudas que el amor provoca... El acompañamiento instrumental se conoce como rondalla y está formado por guitarras, bandurrias, laúdes e instrumentos de percusión como castañuelas, cucharas, panderetas...

-

Canciones de mayo: Es también una de las celebraciones salvadas de la antigüedad pagana, gracias a las transformaciones efectuadas en su ideología a través de los siglos. El árbol es el centro de la fiesta. En la antigüedad, el árbol era honrado como una auténtica divinidad fecundante de la tierra, de los hombres y de los animales y se creía que su savia, renovada en la primavera, podía irradiar nueva vida a lo que lo tocase o estuviera cerca.

-

Los ramos con los que tradicionalmente se adornaban las entradas de las casas en el mes de mayo llevaban inserta esta simbología.

-

La celebración popular del mes de mayo empezaba generalmente la noche del último día de abril. Los mozos rondaban las calles con canciones y alborotos dirigiéndose hacia el lugar donde, previa elección, cortaban un pino o algún árbol especialmente esbelto. Éste árbol, que tomaba el nombre de “Mayo” era el símbolo de la fiesta. Se le despojaba de las ramas no pegadas a la copa, la cual –dependiendo de las localidades- se adornaba con frutas, cintas o flores.

4


-

Se plantaba en el lugar más céntrico de la localidad o delante de la casa de la Maya, muchacha elegida entre las del vecindario por su belleza. Mediante sorteo o algún otro tipo de elección, los mozos se emparejaban con las mozas de la localidad e iban a buscar a éstas mediante cantos de ronda. Previamente, se dirigían a la iglesia para entonar el Mayo de la Virgen, ofreciéndola la celebración.

Ciclo de verano: -

Pregones: Son pequeñas cantilenas y melodías que sirven para transmitir noticias de interés comunitario o también, para vender productos y utensilios. Dentro de éste último tipo había canciones realmente elaboradas, que explicaban las ventajas que se obtendrían con la compra del producto en cuestión.

-

Canciones de trabajo: Había canciones de arada, siega, trilla, espigueo, escarda, aceituneras, caza, pesca, pastoreo, vendimia... También de esquileo, de canteros, de carreteros, de molineros, de yeseros, de hilanderas, de costureras, de tejedores, de arrieros...

-

Canciones de San Juan: La fiesta de San Juan proviene de antiguos ritos paganos relacionados con la purificación. En las celebraciones populares de la fiesta de San Juan, el protagonista es el fuego, alrededor del cual brotan las canciones y la fiesta. Uno de los cantos más difundidos de la fiesta sanjuanera es el llamado trébole.

Ciclo de otoño: -

Canciones de Boda: Dentro de los cantos de boda, destacan las Alboradas, que se cantaban la madrugada del día de las bodas y se dedicaban –según las localidades- a los novios o a novios y padrinos. Asimismo, las mozas solían organizar unos cantos para despedirse de la amiga que se iba a casar. Los mozos solían recorrer el pueblo la noche anterior a la boda, cantando canciones de ronda y anunciando el casamiento.

-

Hay una zona leonesa en la que el ritual de las bodas presenta un especial interés. Es la Maragatería.

5


-

En la Maragatería se practica una curiosa petición de mano, consistente en que el novio y su familia van a la casa de la novia con la cena preparada. Si los padres de ella acceden a la boda, las dos familias cenan juntas. Ambos grupos volverán a reunirse el día de las primeras amonestaciones para concretar lo referente al pago de una cena, que se hará a partes iguales.

-

La víspera de la boda, los mozos recorren las calles al son del tamboril e invitan a las familias que previamente han designado los contrayentes.

-

El día de la boda, la novia recibe las bendiciones familiares y después debe andar de rodillas por la estancia donde se ha vestido, besa la mano de los presentes y, cuando se pone en pie, recibe el manto de bodas que no se quitará hasta el término de la comida y se dirige a la iglesia.

-

Tras la boda, la novia reparte bollos entre las mujeres, mientras la familia reparte vino. Entonces comienzan los bailes típicos.

-

Canciones religiosas: Romerías, exvotos, salves, rosarios, gozos, ánimas...

Un último tipo de clasificación sería el que atiende a los usos de la música, distinguiendo entre: 

Canciones de cuna.

Canciones infantiles.

Canciones de ronda.

Canciones de boda.

Canciones de trabajo.

Canciones narrativas (para dar información)

Canciones religiosas.

Canciones festivas.

6


-Instrumentos de la música tradicional. Clasificación: Los instrumentos utilizados en la música tradicional son muy variados y se construyen en materiales muy diversos: madera, hueso, caña, barro, cuero... Se pueden clasificar en: 

Idiófonos: Es, sin duda, el grupo más numeroso de instrumentos tradicionales. Destacan: -Castañuelas: Reciben distintos nombres y poseen distintas formas y tamaños según las zonas. Son dos trozos de madera, vaciados en su interior y del mismo tamaño. Generalmente se utilizan a pares. A veces se utilizan cucharas de madera o de hierro, tejoletas construidas de madera o piedra, para entrechocarlas haciendo las veces de unas castañuelas. -Carracas: Formadas por unas ruedas dentadas alrededor de las cuales gira una lengüeta que vibra. -Matracas y tarabillas: Están formadas por varias mazas que al girar golpean sucesiva y alternativamente sobre un tablero. -Mortero/Almirez: Golpeando con la maza del mortero en el fondo y, a veces, sobre el borde y la parte exterior. -Huesera o arrabel: Conjunto de huesos de distinta longitud entrelazados paralelamente por sus extremos mediante cuerdas. Se percute deslizando sobre el conjunto un palo o una castañuela. -Arpa de boca, birimbao o guimbarda: Consiste en una lámina de hierro o latón que se curva y cierra sobre sí misma, a la que se fija una lengüeta. Se apoya en los labios para que la cavidad bucal haga de caja de resonancia. -Txalaparta: Instrumento del País Vasco. Está formado por varios largueros de madera sobre los que se percute manualmente con otros mazos cortos también de madera.

7


-Chicotén: Consiste en una caja de madera a la que se fija un clavijero con seis cuerdas, golpeando éstas con un palo para acompañar rítmicamente una flauta (que suele tocar el mismo intérprete) -Cencerros, cascabeles, esquilas, la botella labrada, el cántaro... 

Membranófonos: Son los formados por una o varias membranas de cuero curtido y tenso. Destacan: -Tambor: Es una caja cilíndrica cubierta por dos membranas. Se puede percutir sobre él con la mano o con palos, que cuando son pareja se llaman baquetas. Según su tamaño recibe distintos nombres: Tambor, tamboril, bombo... Los tambores son muy frecuentes en todas las zonas y aparecen normalmente ligados a la interpretación con la flauta, la dulzaina y la gaita. -Panderos: También son muy comunes los panderos (de forma cuadrada o redonda). Son una especie de tambores de poca profundidad. Pueden tener una o dos membranas. A veces en su interior se introducen cascabeles. -Panderetas: Parecidas a los panderos. Tiene una sola membrana y en el aro llevan parejas de arandelas o chapas que suenan al mover o tocar el instrumento. -Zambomba: Muy utilizada en rondas, en especial en Navidad. Es un recipiente cilíndrico con una sola membrana en cuyo centro se inserta una pequeña y delgada caña, de modo que al frotarla con la mano vibra.

Cordófonos/Cordáfonos: Son instrumentos que tienen una o más cuerdas (de metal o tripa) en tensión, de las que se saca sonido por frotamiento (con un arco) o por pulsación (con los dedos o “púas”). Los principales cordófonos de la cultura popular son: -El rabel: Es el más antiguo y simple. Tiene una caja acústica de madera, cerrada con una membrana o una tabla fina de otro material (madera o chapa), a la que se fija una barra también de madera con un clavijero. Se fijan a él una, dos o tres cuerdas que se tensan u se frotan

8


con un arco. El más habitual es el de dos cuerdas: Una, la “cantora”, hace la melodía, mientras que la otra hace un bordón (pedal) fijo. Suele acompañar a un cantante. -La zanfona: Instrumento complicado en su fabricación y técnica de interpretación. Es una caja de resonancia con un número de cuerdas muy variable que son frotadas –todas ellas simultáneamente- por el movimiento circular de una rueda. El intérprete tiene un teclado en el que las distintas posiciones provocan distintos pinzamientos de las cuerdas, con lo que se consiguen los distintos sonidos o notas. Han sido muy famosos, con intérpretes de zanfoña, los ciegos, porque interpretaban el instrumento, cantaban y contaban noticias (verdaderas o novelescas) -La guitarra: Se utiliza en todas las zonas de España. Es un instrumento de cuerda pulsada con cinco cuerdas. De ella han derivado toda una familia de instrumentos de distintos tamaños y números de cuerdas, como por ejemplo la pequeña guitarra timple, de canarias. -El laúd: También es muy antiguo. Proviene de los árabes. En la actualidad tiene seis pares de cuerdas metálicas apoyadas sobre una caja acústica en forma de pera. También tiene muchos derivados, como la bandurria que es un laúd corto. 

Aerófonos: Las bocinas, los cuernos, los pitos, las trompetas y los clarines son instrumentos utilizados como reclamo o para hacer señales en todas las zonas de España. Los instrumentos de lengüeta doble se presentan con distintos nombres y características dependiendo de las comunidades. Destaca la dulzaina en Castilla. Entre los instrumentos de lengüeta simple destacan el albogue en Madrid y la alboka en el País Vasco. La gaita (con lengüetas simples y dobles) es un instrumento muy característico de Galicia y Asturias. Las flautas de pico están representadas en muchas zonas: el pito castellano, el txistu vasco, el flabiol catalán...

9


-Principales agrupaciones instrumentales: En casi todas las zonas de la Península se utiliza la agrupación de dos instrumentos, uno melódico y otro rítmico, para acompañar canciones o interpretar danzas. Las parejas más frecuentes son la flauta y el tamboril; la dulzaina y el tambor; la gaita y el pandero. Una asociación muy curiosa es la que se da en Aragón entre la flauta de tres agujeros y el chicotén o “tambor de cuerdas”. Entre las formaciones de tamaño mediano, formadas por distintos instrumentos de viento madera y viento metal, acompañados por percusión destacan: 

La cobla catalana: Formada por instrumentos de viento y contrabajo. A veces incorporan un tamboril.

Las rondallas: Compuestas por guitarras, laúdes, bandurrias, castañuelas y panderetas.

Las bandas: Formadas por instrumentos de viento madera, de viento metal y percusión. Destacan las bandas de gaitas, formadas por éstos instrumentos, en Galicia y Asturias.

-El repertorio tradicional: Existen géneros musicales que se han extendido por todas las regiones (adoptando en cada región unas variantes) y géneros exclusivamente representativos de zonas concretas: Ejemplos de repertorio generalizado: 

El romance: Su origen se remonta a la Edad Media y es una de las formas más representativas de nuestra cultura. Es un tipo de canción estrófica, de carácter narrativo. La música suele ser la misma para las distintas estrofas.

La jota: Aunque sus tipos más conocidos pertenecen a las zonas de Aragón, Navarra y Castilla, la jota es uno de los géneros más extendidos y se pueden encontrar en todas las regiones. Se caracteriza por una introducción instrumental (llamada variaciones) seguida de coplas y estribillo. Las coplas las solía cantar un solista y el estribillo, un grupo.

10


Ejemplos de repertorio específico: 

Galicia: -Cantos: Posee un repertorio de canciones populares muy importante y antiguo (ya lo encontramos en las cantigas de la Edad Media). Son especialmente hermosas las de tema amoroso. -Danzas: Su repertorio festivo más característico lo forman las muñeiras y pandeiradas. La muñeira es un baile suelto de parejas, de gran antigüedad, que se acompaña de gaita, pandeiro y tamboril (se pueden usar castañuelas) Generalmente son instrumentales. En la pandeirada suele cantar una mujer a la que responde un coro también femenino, todas percutiendo panderos con las manos y/o conchas, hierros... También destacan los maneos, parecidos al vals y de ritmo lento.

Asturias: -Cantos: Son destacables las canciones de vaqueiradas, con un ritmo muy rico y las asturianadas, con melodías muy adornadas y ritmo libre. -Danzas: Destaca el baile de la danza prima. Su origen está en danzas muy antiguas, precristianas, circulares (puede formar un “caracol” que se va enrollando, o directamente círculos concéntricos. Sus bailarines suelen unir sus manos por los dedos meñiques). Hay que destacar también la giraldilla, que se baila en un círculo que gira alternando mozos y mozas cogidos de la mano. La estrofa se canta en la rueda y el estribillo se baila por parejas. También es reseñable el corri-corri, baile de la zona de Cabrales en el que un hombre (el bailín) y varias mujeres realizan escenificaciones de galanteo y desdenes. Muy similar al corri-corri es el pericote, de Llanes.

11


Cantabria: -Cantos: Destacan las marzas, cantos interpretados por grupos de mozos que recorren las casas del pueblo durante la noche al comenzar el mes de marzo. También son destacables los picayos, que son cantos al patrón de alguna fiesta. -Danzas: Destacan las danzas a lo pesau y a lo ligero. A lo pesau suele ser cantada por una moza acompañándose por una pandereta. A lo ligero, se baila con mayor movimiento y se acompaña de pandereta y rabel.

País Vasco: -Cantos: Posee un abundante repertorio de canciones de tema sentimental y gran belleza melódica. -Danzas: El aurresku es una danza ritual vasca en la que los hombres se dan la mano formando una especie de cuerda. Las danzas vascas se suelen caracterizar por el uso de un ritmo típico, el zortziko, escrito en compás de 5/8.

Navarra: -Cantos: Por su situación geográfica y por su historia, la música tradicional de Navarra está relacionada con la del País Vasco, con quien comparte algunos ejemplos de repertorio vocal. -Danzas: Asimismo, comparte su música con la tradicional de Aragón y su principal género popular es la jota, sólo que más adornada vocalmente.

La Rioja: Es una comunidad con gran tradición festiva y unas manifestaciones muy variadas. -Cantos: Destacan sus cantos relacionados con las tareas del campo y del pastoreo. -Danzas: Conserva danzas específicas de origen muy antiguo, como el baile de los zancos y la danza de los palos. También comparte el repertorio de jotas de las provincias vecinas.

12


Aragón: -Cantos y danzas: Su repertorio más representativo es la jota, que tiene ritmo ternario y vivo y gran importancia melódica. Se acompaña de la rondalla, formada por instrumentos de cuerda pulsada y percusión.

Cataluña: -Cantos: Destacan por su belleza los cantos marineros. -Danzas: Su repertorio más representativo es la sardana, una danza circular con hombres y mujeres cogidos de la mano en corro, que se acompaña por el conjunto instrumental de la cobla. También destaca el contrapás, danza religiosa masculina, de movimientos pausados en semicírculo, las estrofas hacen referencia a la Pasión de Cristo.

Castilla y León: Mantiene una música tradicional muy rica, pero de tono más sobrio que en otras regiones. -Cantos: Destacan las canciones de ronda, entonadas por los hombres junto a las casas de las “mozas casaderas” para cortejarlas. -Danzas: Entre su repertorio más común destacan las jotas y los corridos, que suelen ser danzas procesionales que interpretan hombres paloteando y siguiendo a la dulzaina que repite la misma música a lo largo del recorrido. (También hay bailes festivos que reciben éste nombre). Otra pieza reseñable son las habas verdes, que toman su nombre de una copla muy famosa que se extendió por toda la región. Es una especie de jota muy reiterativa y movida. Algunos pueblos la han convertido en su bandera y la designan con nombre propio (por ejemplo, en El Espinar –un pueblo segoviano-, se llama La Respingona) -Piezas instrumentales: La entradilla es la pieza castellana que se interpreta con dulzaina y tamboril para honrar a algún invitado especial: patrón, visitantes ilustres, novios... Su compás es 8/8 y precisa de una gran técnica por parte del dulzainero para interpretarla. El más grande dulzainero castellano fue Agapito Marazuela. 13


-Salamanca: Dentro de nuestra provincia destacan las charradas, bailes típicos de Salamanca. No suelen ser muy rápidas, se bailan por parejas con trajes riquísimos en pasamanerías y otros adornos, así como una joyería también muy típica y de gran riqueza. 

Madrid: -Cantos: Destacan las canciones sobre temas madrileños (sus calles, plazas, características de sus habitantes...) -Danzas: En la comunidad de Madrid encontramos manifestaciones tradicionales como los bailes de la seguidilla y el paloteo. El típico chotis, es una danza adaptada muy a finales del siglo XIX de un aire de danza escocesa, el schottishch (Scottish).

Castilla La Mancha: -Cantos: Destacan las canciones de ronda. -Danzas: Su repertorio más representativo, además de las jotas, son las seguidillas, un baile en compás ternario y tempo rápido.

Valencia: -Cantos: Sus tres provincias conservan un repertorio tradicional muy amplio y variado, marcado por una clara influencia mediterránea con gran importancia melódica. Destacan las canciones carnavalescas y las canciones de cuna. -Danzas: Destaca la jota valenciana

Extremadura: -Cantos: Comparte repertorio con las comunidades limítrofes de Andalucía y Castilla y León (cantos de ronda, saetas y fandangos...) -Danzas: Muestra rasgos musicales propios en el típico baile del son, cantado de forma colectiva y acompañado de percusión con un marcado ritmo ternario.

14


Andalucía: -Cantos y danzas: El repertorio más representativo es el flamenco, que se caracteriza por un canto melismático e improvisado, por la expresividad del baile y por el uso de las palmas y la guitarra como acompañantes. Hay diversos tipos de cantes flamencos diferenciados entre sí por carácter, su compás, su escala...). Los principales son: la seguiriya, la soleá , la bulería, el tiento, el fandango y la saeta, éste último se canta a capella y con ritmo libre, en honor a la Virgen o a Jesucristo.

Murcia: -Cantos: También son reseñables sus cantes de las zonas de minas, con sus mineras, tarantas, cartageneras... de aire flamenco. -Danzas: Destaca el baile del zángano, interpretado por dos mujeres y un hombre. Otro baile muy típico de Murcia es la parranda, que suele ser de una o dos parejas, ellas con castañuelas que marcan un ritmo rápido. La melodía la interpreta el violín acompañado de guitarra. Murcia también cuenta con un amplio repertorio de jotas.

Baleares: -Cantos: Destaca la canço pagesa muy melódica y hermosa. -Danzas: Destaca el típico baile de mateixes, interpretado por chirimías, flauta y tamboril en un ritmo ternario y rápido. También abunda el bolero, melódico y lento.

Canarias: -Cantos: Destaca la folía, un canto muy difícil, de temática amorosa. -Danzas: Mantiene un amplio repertorio de música tradicional donde abundan las canciones bailadas de carácter festivo, como la isa y el tajaraste.

15


-MÚSICA TRADICIONAL: SIMBOLISMO, MAGIA Y CURANDERISMO: 

Desde los tiempos más antiguos, la música ha estado asociada a la simbología, la magia, la medicina preventiva y curativa, rituales...

En las diversas culturas el efecto embriagador del ritmo y de la música es evidente. Mediante determinadas formas de ejecución, ostinatos rítmicos y melódicos, meditaciones contemplativas de determinados sonidos... el hombre entra en relación con el mundo de lo extranatural.

-Efectos terapéuticos de la música tradicional: 

A determinadas canciones y danzas se les atribuyen efectos medicinales, siempre con la ayuda de la sugestión emocional, artífice verdadero de las curaciones psicoterapéuticas.

Aunque dichas prácticas suelen tener como objeto de curación al hombre, también existen ejemplos musicales destinados a liberar a los animales de ciertas dolencias. Un ejemplo muy común es el que los animales lleven distintos tipos de instrumentos: cencerros, esquilas, campanas, cascabeles... Aparte de servir para la localización de los animales, éstos instrumentos son supervivientes de antiguos amuletos cuya misión principal era la de ahuyentar a los espíritus malignos y con ellos a las posibles enfermedades que, según se creía, tenían el poder de transmitir.

Dentro de los cantos y danzas curativos para los hombres, uno de los más conocidos es el de la tarantela: La picadura de una araña se curaba con ésta rítmica danza que el enfermo bailaba de manera violenta... Esto provocaba intensos sudores en los atarantados y de ahí su curación.

Otra danza curativa que ha llegado hasta hoy en día es la danza de espadas, que entronca con ritos medicinales, mágicos y funerarios y que se ha conservado en numerosas variantes en toda la Península Ibérica.

Muchas veces, las canciones se asociaban a determinadas plantas medicinales o remedios curativos diversos. La asociación era tan común que a veces impregnaba la letra del canto. Así encontramos canciones curativas que enumeran plantas, hierbas y flores.

16


-El instrumento musical como objeto mágico: 

Los instrumentos musicales son considerados objetos mágicos por muchos pueblos primitivos por la capacidad que tienen de “materializar” algo tan efímero como es la música y con ella aportar las propiedades curativas que creen que posee.

La unión entre determinados instrumentos de percusión indirecta: sonajas, cencerros, campanas... con determinadas creencias exorcistas está viva aún en muchas comunidades. Por ejemplo, podemos observarlos transformados en juguetes infantiles, como los sonajeros para bebés... o en el ejemplo de la señalización de los animales que ya hemos comentado... o en las campanillas o láminas metálicas que se cuelgan a veces en las puertas de las casas y que vibran al abrirlas. Aunque hoy se trata de una manera de llamar la atención sobre alguien que entra, tradicionalmente se trataba de evitar que los espíritus del mal penetraran en los hogares.

A las gaitas también se les atribuyen propiedades mágicas. Por ejemplo, en Galicia se cree que ahuyentan a los lobos y a las meigas (brujas)

Las campanas también se tienen por instrumentos mágicos (ya hemos visto el caso de las esquilas de protección de ganado). De hecho, se las creía tan poderosas que bastaba que un enfermo de hernia pasara por encima de la escoria de función de campanas a las doce de la noche para que se curara.

Por último, todos los instrumentos tradicionales se construyen siguiendo una serie de ritos, tanto en observancia de los ciclos de la luna para conseguir el material que formará el instrumento como en el período de secado o de reposo que necesitan los materiales y que siempre hace referencia a números mágicos (de 9 a 28 días normalmente, números que representan: el primero, el número de planetas conocidos por los antiguos; el segundo, el ciclo femenino y el lunar.)

-La brujería: 

La brujería fue, antiguamente, la más temida representación de los poderes maléficos puestos en acción por quienes practicaban conjuros.

Si bien tales prácticas se hallaban extendidas por doquier en toda la Península, parecen ser las tierras del norte donde se ha conservado un mayor número de estos testimonios.

17


El pueblo buscó sus antídotos a tales males y en oposición a maldiciones hallamos conjuros, amuletos, remedios populares...

Para curar el mal de ojo (se creía que las brujas, solo con mirar con mala intención a personas o animales, hacían que enfermaran) se usaban tres gotitas de cera y una cruz hecha con cola de caballo que debía arder mientras se cantaba la siguiente oración:

Por aquí pasó Jesús, con la vela y una cruz y me dijo que pusiera estas gotitas de cera diciendo: Jesús, Jesús, Jesús, pa’ que layo se extinguiera.

Por otro lado, también las brujas tenían su propio repertorio de canciones. Así, en sus akelarres realizaban gritos, danzas rítmicas y cantos recitados a coro.

El temor a los posibles efectos maléficos que las brujas pueden ocasionar ha sobrevivido a las épocas y se puede observar aún en diversas prácticas de nuestras sociedades: La bendición de los alimentos antes de tomarlos, la retención de ciertos objetos que propician benéficos favores, la bendición de los animales en determinadas celebraciones de Santos y Patrones, las cencerradas y griteríos varios que preceden o culminan algunos festejos y bailes populares...

-Magia de la canción tradicional: Hay tres tipos principales de canciones en las cuales la música actúa como elemento mágico: Las canciones de cuna, los cantos y música relacionados con fenómenos atmosféricos (especialmente la lluvia) y las canciones de trabajo. Las canciones de cuna buscan propiciar el sueño del niño mediante la música y presentan, sobre todo, referencias a los temas que tratan del miedo como amenaza al niño que no duerme, al sueño del niño, invocaciones a los santos para que proporcionen el sueño, promesa de premios diversos al pequeño que duerme, etc. Pero el efecto de propiciar el sueño mediante la música no es obtenido exclusivamente mediante melodías que hayan tenido siempre ésta dedicación. Muchas veces se le canta al niño algún aire de labranza, siega, trilla u otro trabajo. Este canto, repetido una y otra vez también consigue los mismos resultados que las “nanas” propiamente dichas. 18


Respecto a la interrelación de la música con elementos meteorológicos, son muy comunes las canciones de lluvia. Suelen estar relacionadas con las rogativas cristianas y los antiguos ritos de mágicos de la época pagana que tenían al caracol como elemento simbólico de las tormentas y las lluvias. Por ejemplo: Virgen de las nieves, corona de oro, mándanos el agua que se seca todo.

Cristo bendito del valle, que tenéis tanto poder quitad la llave de la nube para que empiece a llover.

Agua, Dios, que se moja el caracol. ............. Caracol, col, col, saca los cuernos al sol.

Algunos instrumentos musicales se utilizan por su valor simbólico en la pluviomagia. Por ejemplo, la figura del tambor suele vincularse con las canciones de lluvia. Según algunos estudiosos, esto es debido a que con su sonoridad puede imitar los sonidos de una tormenta. Según otros, el tambor se liga en la música popular al sol y a los elementos masculinos, que pueden actuar como atracción de fenómenos contrarios (en éste caso, la lluvia, elemento de fertilización y por tanto, femenino) Así lo vemos por ejemplo, en ésta conocida canción murciana: ¡Que llueva, que llueva, La Virgen de la Cueva! Los pajaritos cantan, Las nubes se levantan. Que sí, que no, ¡que caiga un chaparrón, que rompa los cristales y que toque el tambor! También las flautas, construidas tradicionalmente con las cañas que crecen en ambientes húmedos, están asociadas al agua y a la lluvia. En la música popular se suele asociar a éstos instrumentos a las rogativas por lluvia y se cree que pueden atraer determinados vientos húmedos. Otros sonadores vinculados con la lluvia son las conchas, utilizadas como acompañamientos rítmicos en numerosas canciones de temática pluvio-mágica.

19


Esto también ocurre en otras culturas. Por ejemplo, en México, el dios mitológico del viento y la lluvia Quetzalcóatl se representa con adornos de conchas en las orejas, cuello y pecho. Igualmente, se adorna con conchas la frente y los ojos de las diosas lunares que en muy diversas culturas se asocian a la fertilidad de la tierra y, por tanto, a la lluvia. También existen danzas rituales asociadas a las lluvias. En España destacan las danzas de la isla de Ibiza, “La Curta”, “La llarga”, “Ses nou rodades” y “Ses dotze rodades”, que eran interpretadas al lado de un pozo o de un surtidor. Asimismo, las denominadas danzas de cántaros, de “almorratxes”, en las que intervienen botijos, recipientes diversos, vasos y cubetas son exaltaciones del agua. También las danzas de espadas unen su aspecto de prevención de determinados males y dolencias con el de los ritos de fecundación (siempre asociados al agua) En cuanto a las músicas tradicionales ligadas con el trabajo, se busca que la música favorezca la labor. Por ejemplo, es muy común tratar que el ritmo haga más eficientes los trabajos colectivos. Además, la música contribuye a hacer las tareas más entretenidas y por tanto más llevaderas (“Quien canta, sus males espanta. Y quien canta trabajando hace más llevadera su tarea.”) Por otro lado, muchas canciones de trabajo ayudan al trabajador, al darle la posibilidad de expresar con claridad sus problemas y sentimientos... Muchos textos de canciones de trabajo son quejas y lamentos sobre las circunstancias laborales y el marco social en que éste se desarrolla. Dentro del apartado de las manifestaciones populares relacionadas con el trabajo, debemos incluir las danzas de palos. Se cree que los palos fueron los primeros instrumentos que sirvieron al hombre para realizar sus tareas (mediante palos el hombre primitivo removía la tierra, la labraba y enterraba las semillas). Por esto las danzas de palos solían estar presentes en las labores agrarias y en muchas regiones se pensaba que si se danzaba, cantaba y tocaban instrumentos en los lugares de laboreo las cosechas crecían con mayor prontitud y exuberancia.

20

Tema 01: Folclore de España  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you