Page 1

MI VOCACIĂ“N

La Historia de

Carmelitas Misioneras de Santa Teresa

Carmelitas booklet single sided 2.indd 1

4/3/2012 8:30:57 PM


Índice

2 Mensaje de la Madre Superiora 3 Hna. Rosa Elena Pérez 4 Hna. María Concepción Pérez 5 Hna. Herlinda Cárdenas 8 Hna. María Gabriela Torres 9 Hna. Manuela Rocío Montes 10 Hna. Ivana Menchaca 11 Hna. María de Jesús Lozano 12 Hna. María Tovar 13 Hna. Marileth Cabrera 14 Hna. Delfina Ávalos 15 Hna. Nohemi Lara 18 Hna. Melania García 20 Hna. Elsa Margarita Galdeano

Carmelitas booklet single sided 2.indd 2

4/3/2012 8:30:58 PM


Carmelitas Misioneras de Santa Teresa Casa Provincial

11

Carmelitas booklet single sided 2.indd 3

4/3/2012 8:30:58 PM


Mensaje de la Madre Superiora

LA RELIGIOSA ES LA PERSONA QUE NO QUIERE SER MÁS QUE CRISTIANA: SOLO TOTALMENTE CRISTIANA

“Tu me sedujiste, Señor, y me dejé seducir por ti’ me forzaste y fuiste el más fuerte...” (Jer. 20, 7-9) El verdadero cristiano es alguien que ha experimentado, como Jeremías: una seducción de Jesús. Y que pretende alcanzar a Cristo, como Pablo, porque reconoce que ha sido previamente alcanzado por él (Cf. Flp 3, 12). La religiosa es la persona que no quiere ser más que cristiana: Sólo totalmente cristiana. Quiere serlo de una manera radical y absoluta. No por simple iniciativa propia, sino en virtud de una especial llamada, que crea en ella capacidad y urgencia de responder. Intenta vivir las dimensiones más profundas y esenciales de la vida cristiana -la filiación y la fraternidad en Cristo- con todas sus consecuencias, incluso sociales, como estado permanente y como proyecto de vida. Por eso y para eso, la religiosa se compromete a vivir la virginidad-probrezaobediencia de Jesús en comunidad de vida y misión, que es la esencia misma de la vida religiosa. Por esto y para esto,

2 Carmelitas booklet single sided 2.indd 4

renuncia a todo lo demás. No porque <<lo demás>> sea malo, sino porque renuncia a ello por otro bien. La renuncia, desde luego, no es ni puede ser nunca lo primero. No puede ser el objeto inmediato de una decisión personal. La renuncia sólo puede ser una consecuencia y un simple <medio>; pero nunca un fin en sí misma. Jesús no pide simplemente renunciar a todas las cosas, sino venderlas y dar el dinero a los pobres. Y, en definitiva, seguirle. Cristo no mira las cosas de este mundo con indiferencia, ni mucho menos con desprecio. No desprecia nada. Lo ama todo. Pero se mantiene libre frente a todos y frente a todo. No se deja subyugar por nada. No manda ni aconseja <<despreciar>> nada. Manda amar y ser de verdad libres. Y amar es dar y, sobre todo, darse. Y ser libre es no estar atado ni a sí mismo; es salir de sí para buscar los verdaderos intereses de los otros. En definitiva ser libre es amar de verdad. Y amar de verdad es ser libre. El amor es libertad. Y la libertad es amor. En otras palabras, se trata de elegir. Y de elegir entre dos bienes. La verdadera elección no se define nunca por lo que uno <deja> sino por lo que uno <elige>; es decir, por lo que uno prefiere. Esta <preferencia> es la que da el verdadero tono y marca el comportamiento de la persona consagrada. Las religiosas no son personas decepcionadas del mundo, sino enamoradas de Cristo. No abraza este modo de vida por un desencanto, sino por una ilusión, por una auténtica fascinación: porque ha experimentado la seducción de esa Persona viva y vivificante, absolutamente única e inconfundible, que se llama Jesús. Hna. María Isabel Torres, CMST Superiora Provincial

4/3/2012 8:30:58 PM


Caminar con Jesús no ha sido fácil, pero el amor que Él ha puesto en mi corazón, me ha dado la fortaleza necesaria para serle fiel

Hna. Rosa Elena Pérez Postulante de Primer Año

Mi nombre es Rosa Elena Pérez, nací en La Piedad, Michoacán, México el día 19 de Octubre 1986. A la edad de cinco años mi madre, abuela, hermana y yo emigramos a los Estados Unidos en busca de un futuro mejor a lado de mi padre que ya nos esperaba en California. Tan pronto como llegamos nos unimos a la comunidad parroquial. Al pasar el tiempo mi cariño hacia mi abuelita Elena fue creciendo. Ella comenzó a participar en las distintas actividades de la iglesia y yo la acompañaba. De esta manera comencé a conocer a Jesús, mi primer y más grande amor. A la edad de nueve años tuve mi primer encuentro con Él. Durante un retiro, después de un vía crucis, el pueblo se acercaba a un Cristo tocándolo; al verlos, sentí un tremendo deseo de hacer lo mismo. Cerrando mis ojos toque sus rodillas y pude sentir Su presencia que me llevó a experimentar a ese Dios de paz que vive entre nosotros. En la comunidad parroquial existía un monasterio de monjas. Al pasar ante él llegamos algunas veces a verlas. Esos encuentros me llevaron a hacerle preguntas a mi abuelita acerca de la vida de ellas. Sus respuestas fueron sembrando la gran pregunta de mi vida, “¿Señor que quieres de mi?” llevándome a decirle a mi abuelita, “Yo quiero ser como ellas,” ella sonriendo me miró y dijo, “esta bien mi-hija.” Desde entonces me fui haciendo consciente de ese algo que el Señor desde siempre puso en mi alma. Me he dado la oportunidad de salir, conocer, tener novio y llegar a amar. Pero el llamado y el amor del Señor ha sido mucho más fuerte que todo lo demás, ya que nada ni nadie ha podido colmar mi sed como lo ha hecho Jesús. Y por ello estoy feliz de pertenecer a la congregación Carmelitas Misioneras de Santa Teresa donde me estoy preparando, dentro de un contínuo discernimiento, para consagrarme en plenitud al Señor de mi vida.

3

Carmelitas booklet single sided 2.indd 5

4/3/2012 8:30:58 PM


Fue durante un silencio orante frente a Jesús Sacramentado donde pude escuchar la voz de Jesús invitándome a la Vida Consagrada. Después, Dios me confirmó ese llamado a través de su Palabra diciéndome: “ ya no me llamarás más Señor mío sino que me dirás Esposo Mío.” Oseas 2:18 Nací en Villa Insurgentes, Zacatecas, México. Mis padres son José Concepción y Gregoria Pérez y soy la mayor de siete hermanos. Gracias a Dios y a mis padres viví en un ambiente cristiano donde mis padres me han enseñado a amar a Dios. En mis planes estaba el servir a Dios pero no como religiosa, así que al principio huí de este gran llamado. Me involucre en muchos ministerios dentro de mi parroquia San Vicente de Paul en Rogers, AR. Me excusaba ante el Señor diciéndole: “Mira Señor de todas maneras te estoy sirviendo aunque no sea religiosa.” Aún así, había un vacío dentro de mí, sabía que era la voz de Jesús que me invitaba a una entrega total. La voz de Jesús se convirtió más fuerte que todos mis proyectos, así que pedí al Señor enamorara todo mi ser pues yo quería entregarme a Él por amor. Dios enamoró mi corazón y me dio la gracia para darle mi Si con Novicia de Primer Año amor y convicción.

“JESÚS ESTA VIVO EN LA SANTA EUCARISTÍA” 4 Carmelitas booklet single sided 2.indd 6

Ahora, estoy en la Congregación Carmelitas Misioneras de Santa Teresa. A pesar de los retos, hay un gozo dentro de mi alma que no se apaga pues se que mi vocación es un regalo de Dios. Doy gracias a María por ser la Estrella que me guía en mi camino vocacional. Bendito sea Dios por mi congregación pues en su hermoso carisma encontré lo que yo buscaba: Vivir y compartir la experiencia del Dios vivo y ayudar a que otros la vivan.

Hna. María Concepción Pérez Postulante de Segundo Año

4/3/2012 8:30:59 PM


Hna. Herlinda Cárdenas Novicia de Primer Año Mi nombre es Herlinda Cárdenas y soy de Guanajuato, México. Mis padres son José y Juana Cárdenas. Soy la mayor de cinco hijos, tres mujeres y dos hombres. A los ocho años me vine con mi familia a los Estados Unidos. Cuando tenía 15 años soñaba ser doctora y misionera y recuerdo que mi mamá siempre me decía que podía ser doctora y monjita. Yo siempre respondía que No, pero esto siempre me dejaba inquieta por algún tiempo. Después me dedique a estudiar y participar en actividades escolares y así realizar mi sueño. Aunque estaba realizando lo que quería, buscaba algo más en mi vida sin imaginarme lo que Dios me tenía preparado. Después de ir a un retiro en agosto del 2005, sentí más fuerte el llamado a seguir a Jesús y las preguntas que te hacen en la Preparatoria: ¿Qué vas hacer cuando ya termines? ¿Cuál es tu futuro?, me llevaban a cuestionarme que quería ser o que quería Dios de mi. Oré y sentí muy fuerte el llamado de Dios que le compartí a mi mamá y ella me ayudó a buscar. Después de buscar por un tiempo, el sacerdote de mi parroquia me dio un directorio nacional de todas las congregaciones en los Estados Unidos. Fue a través del directorio por la gracia de Dios que encontré a las Carmelitas Misioneras de Santa Teresa. Desde un principio sentí que este era mi lugar donde Dios me llamaba. En el presente soy novicia de primer año y en mi oración diariamente le pido a Dios y a la Virgen me concedan la perseverancia de ser una fiel Carmelita Misionera de Santa Teresa.

5

Carmelitas booklet single sided 2.indd 7

4/3/2012 8:30:59 PM


USTEDES HAN RESPONDIDO A SU LLAMADO Y HAN CONSAGRADO SUS VIDAS POR LA BÚSQUEDA DE LA SANTIDAD, LA DIFUNSIÓN DEL MENSAJE DEL EVANGELIO Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA IGLESIA EN FE, ESPERANZA Y CARIDAD.

- Su Santidad Benedicto XVI. 6 Carmelitas booklet single sided 2.indd 8

4/3/2012 8:31:00 PM


7

Carmelitas booklet single sided 2.indd 9

4/3/2012 8:31:00 PM


LO ÚNICO QUE TUVE QUE HACER FUE LEVANTARME DE LA MESA, DEJAR TODO Y SEGUIRLE

Hna. María Gabriela Torres Novicia de Primer Año

Mi nombre es María Gabriela Torres, nací en La Piedad Michoacán, México; somos ocho de familia: 3 mujeres y 5 hombres. Mis padres son Ramón y Mariana Torres. A la edad de 7 años se inició mi llamado vocacional, se dio con mayor fuerza a los 16; en ese tiempo, yo estudiaba en el CBTIS en La Piedad. Un día, una de mis compañeras mencionó que tenía la inquietud de estudiar en Morelia y juntas y empezamos la búsqueda del hospedaje. Pronto, ella encontró un convento cerca de la Universidad que ofrecía el servicio de hospedaje a estudiantes. La noticia me llenó de emoción y curiosidad por conocer como era la vida dentro de un convento; solo faltaba el consentimiento de mis padres. La respuesta de mi padre fue negativa por la distancia. Viéndose frustrada la posibilidad y al no encontrar nada cerca de La Piedad, dejé el estudio por un año. En 1997, mi padre decidió que nos reuniéramos con él en San Diego, California. Esa decisión no fue nada fácil, aunque la familia era consciente que él estaba arreglando visas de residente. Como también, no fue facíl la integración en el país. En el 2004 nos mudamos a Conroe, Texas. A fines del 2005, viví un Cursillo de Cristiandad y fue allí donde el Señor dio el último retoque a mi llamado, sin dejar ninguna duda en mi ser. Él lo hizo todo por mí. Me sucedió como a Mateo el evangelista porque lo único que tuve que hacer fue levantarme de la mesa, dejar todo y seguirle. En menos de dos días la hermana promotora vocacional de las Hermanas Carmelitas Misioneras de Sta. Teresa, me llamó y me vino a visitar a mi casa. Se iniciaron las entrevistas y poco después las fichas vocacionales, retiros, convivencias, etc. Hoy por la gracia de Dios, soy novicia de primer año y soy muy feliz. Vivo agradecida a Dios, a la Virgen, a mis padres y hermanos, a mis hermanas en religión; como también a toda la gente que me ayudó a realizar mi vocación. No me queda otra cosa que desearte a ti joven que en tu vida suceda la misma gracia ¡Dios te bendiga!

8

Carmelitas booklet single sided 2.indd 10

4/3/2012 8:31:01 PM


Hna. Manuela RocĂ­o Montes

9

Carmelitas booklet single sided 2.indd 11

4/3/2012 8:31:01 PM


Hna. Ivana Menchaca Mi nombre es Ivana A. Menchaca, hermana juniora de votos temporales, originaria de Houston, Texas. Desde que era pequeña, mi vida ha sido marcada por una serie de acontecimientos que me han ido acercando a Dios. Mis padres biológicos se divorciaron cuando yo era muy tierna; quedé a cuidado de mis tíos abuelos. Al cumplir cinco años mi tío abuelo murió y solo quedamos mi “mamita” y yo. Ella fue una persona muy entregada, servicial y religiosa. Entrego su vida dándome todo su amor, cariño y todo lo que estaba a su alcance. De ella fue de quien aprendí a querer ser servicial, entregada, abierta y hablar siempre con Dios cuando tenía o no algún problema. En una ocasión alguien me preguntó si había alguna vez pensado en ser religiosa. Le dije que aun la pregunta me daba miedo, como también pensarlo. Le dije que más bien le huía a una entrega a Dios. Lo que sí puedo decir es que todos los acontecimientos en mi vida me iban acercando más a Él, aun en medio de mis miedos y huidas. Lo que si digo ahora: lo que me ayudó en esos momentos fue el discernimiento y la oración. Una cosa puedo decir que no todos tenemos las mismas experiencias. Gracias a Dios y a la Virgen al pasar el tiempo, cada uno de esos momentos me han ido aclarando mi llamado. Me fueron dando confianza que es Dios quien abre los caminos que son necesarios para poderle seguir. Él ha sido más fuerte que yo y Su amor me ha conquistado.

10

Carmelitas booklet single sided 2.indd 12

4/3/2012 8:31:03 PM


Hna. María de Jesús Lozano Nací y crecí en Miguel Auza Zacatecas, México. Vengo de una familia de nueve hijos. A los diez y ocho años entré a la congregación de las Clarisas Franciscanas de clausura en Chalchihuites Zacatecas, gusto que me duró solo una semana. Al salir continué con mis estudios y disfrutando de una vida normal propia de mi edad junto con mis compañeros de escuela. En 1992, fui la última de la familia en emigrar a los Estados Unidos. Estando en Oklahoma City, trabajé durante ocho años, la familia era grande y la mayoría de mis hermanos eran niños y yo tenía que ayudar. Durante ese tiempo siempre estuvo en mí la inquietud de regresar al convento, aunque a nadie le decía. Esa inquietud se fue haciendo cada día más fuerte. En l998, fui a un retiro de Cursillos de Cristiandad y conocí a la Hna. Elsa Margarita Galdeano, Carmelita Misionera de Sta. Teresa. Ahí platicamos poco y no nos volvimos a ver hasta el siguiente año. En el 2000, decidí hacer un alto en mi vida y fui a vivir un retiro de discernimiento vocacional, para preguntarle a Dios que quería de mí y yo que deseaba hacer con mi vida. Al terminar el retiro tomé la decisión de comenzar el proceso de discernimiento personal acompañada por la Hna. Elsa. El proceso duró un año, y por medio de los acontecimientos sociales, familiares y personales Dios me fue dando la respuesta. El decir sí no fue fácil, hubo momentos de duda, miedo, no quería dejar la familia, el trabajo, las amistades, etc.; pero al final Dios me convenció y tomé la decisión de ingresar a la vida religiosa.

En el 2001 entré al postulantado que fueron dos años, luego dos años de noviciado, y en el 2005 hice mi profesión de votos temporales que son cuatro años y éstos se renuevan cada año. Este año 2008, hice mi tercera renovación como Carmelita Misionera de Sta. Teresa. Agradezco a Dios por haberme llamado y por darme la gracia de responderle, a mi Congregación de Carmelitas Misioneras de Sta. Teresa, a mis padres Antonio y Rosario, mis hermanos y familiares por el apoyo espiritual y moral que me han brindado hasta hoy. Soy consciente que las necesidades de nuestra Iglesia son bastantes y diversas, especialmente por la conflictiva sociedad en que vivimos. ¿Qué podría hacer yo ante esta realidad? Viéndome a mi misma sé que es poco lo que puedo ofrecer, pero ese poco será para vivir al servicio de la Iglesia.

11

Carmelitas booklet single sided 2.indd 13

4/3/2012 8:31:04 PM


ES AQUÍ

DONDE ÉL ES EL ÚNICO CAPAZ DE HACERNOS VERDADERAMENTE FELICES

Hna. María Tovar Último Año de Juniorado

Soy la Hna. María Tovar; soy originaria de Zacatecas, México. Hace varios años que emigre con mi familia a los Estados Unidos. A finales del 2000 ingresé al convento con las Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa. Primeramente Dios, el próximo año 2009 haré mi consagración definitiva a Dios. La primera vez que sentí el llamado, tenía 11 años. En ese tiempo conocí a unas religiosas misioneras en México. Recuerdo que me dije, “yo quiero ser como ellas.” La segunda vez fue cuando yo estaba dando clase a niños de Primera Comunión. Recuerdo que me sentía feliz y al terminar la clase me pregunté: ¿Cómo estoy viviendo yo lo que les enseñó a los niños? El fruto de la pregunta fue: rezar el rosario diariamente, como una ayuda. Varios meses después, en Marzo de 1997, durante la cuaresma, el Padre Rafael Dávila vino a mi parroquia a dirigir un pequeño retiro de jóvenes. Al final del retiro me acerqué a la confesión donde el Padre me preguntó que si alguna vez había considerado la vida religiosa. Le dije: que Si, pero que tenia miedo; él me dijo: “que era muy normal y que me invitaba a un retiro vocacional en abril en el convento de las Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa; que allí podía descubrir cual era la voluntad de Dios. Desafortunadamente, después del retiro, empecé a poner resistencias a la llamada porque todavía quería casarme y tener hijos. Hoy tengo casi ocho años con la Hermanas Carmelitas y me siento muy ... Es aquí, a través de la espiritualidad Carmelitana, donde encuentro que las aspiraciones y las acciones y los deseos más profundos de mi corazón pueden ser saciados, ya que ésta es una espiritualidad de amor por excelencia que nos invita a vivir en unión con Cristo donde él es el único capaz de hacernos verdaderamente felices.

12

Carmelitas booklet single sided 2.indd 14

4/3/2012 8:31:06 PM


Hna. Marileth Cabrera Último Año de Juniorado Hola, quiero compartir contigo el llamado de mi vocación partiendo de la siguiente cita bíblica del 1Sam 3, 3-10. “Samuel, Samuel” Él respondió: “Habla Yahvé que tu siervo escucha”. Mi nombre es Marileth de Jesús Cabrera Elías. Soy una hermana Carmelita Misionera de Santa Teresa, ingresé a la congregación en 1999. Soy originaria de Honduras, C. A. Vengo de una familia de doce. Siempre he estado enamorada de la vida y de lo que hago. Inmigré a los Estados Unidos en 1995 porque yo quería explorar, conocer chicos, ganar dinero, ¡también huir de la pobreza de mi país! La filosofía no me duró mucho; el primero de enero de 1998 después de regresar de un baile de disco, me acosté a dormir, pero no pude conciliar el sueño, al igual que Samuel, escuche una voz interior ¿Qué estas haciendo de tu vida Marileth? Ésta voz la escuchaba una y otra vez llevándome a reflexionar mi pasado, presente, y futuro. El cuestionamiento, también me llevó a reflexionar sobre la pobreza de mi país. Desde lo más profundo de mí ser le pedí a Dios que me dejara conocerlo y que hiciera algo nuevo de mí. En lo más profundo deseaba ser un sendero en la vida de los demás. Al principio fue un sufrimiento constante que me llevó a buscar a mi párroco el P. Italo Dell’Oro, CRS, de la Iglesia de la Asunción, en Houston. Después de varias visitas, él me dijo que Dios me estaba llamando a la vida consagrada. Fue una gran lucha para tomar la decisión de seguir a Cristo. Pero salía de mí un gran de deseo de trabajar por mis hermanos los más vulnerables. Gracias a Dios, soy muy feliz en la vida religiosa que deseo y rezo que todos los que lean mi historia tengan un encuentro consigo mismos y con Dios, en relación a su vocación: ya sea la vida religiosa, vida soltera, el sacerdocio, o el matrimonio.

13

Carmelitas booklet single sided 2.indd 15

4/3/2012 8:31:10 PM


DIOS FUE MARCANDO UN CAMINO... EL DESEO POR LA EUCARISTÍA

Hna. Delfina Ávalos

Último Año de Juniorado

14 Carmelitas booklet single sided 2.indd 16

Mi nombre es Delfina Ávalos. Soy una hermana Carmelita Misionera de Sta. Teresa. Nací en Durango, México y soy la cuarta en una familia de ocho. Emigré a Estados Unidos en 1993. Fue en este país que el Señor me hizo la sorprendente invitación a la vida religiosa. Al principio me costó aceptar el llamado ya que no me consideraba digna para dicha vocación. Pero al analizar mi vida descubrí que hubo algunos acontecimientos en los que Dios fue marcando un camino que en ese momento no comprendía. Por ejemplo, a una edad temprana, a través de mis abuelos, el Señor me dio a saborear lo que era oración y meditación. ¿Quién iba a pensar que ese rasgo nutrió espiritualmente mi vida de oración? Otro evento que motivó mi vocación fue el gran deseo por la Eucaristía, que nació después de mi Primera Comunión. Antes de ese primer encuentro con Jesús mi espiritualidad estaba basada en cosas materiales. Por ejemplo: que el vestido, el rosario y la vela, fuesen bonitos. Sin embargo, después de ese día, misteriosamente, sentí una gran necesidad por la Eucaristía, como también de asistir a Misa aunque nadie me acompañara. Algún tiempo después, cuando tenía 24 años, una señora me regaló el libro “Historia de un Alma” el cual al principio me daba la impresión de algo exagerado y meloso. Me era difícil creer que alguien deseara con tanta pasión entrar a un convento; sin embargo, cuando el Señor me hizo la invitación a seguirle en la vida consagrada, comprendí el deseo de Santa Teresita de vivir con tanta sed, una vida de sencillez, oración y abandono en Dios. Ciertamente, optar por éste estilo de vida no es fácil. Lo que ayuda hacerlo posible es la promesa que hace Quien nos llama [Jesús] “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia” (Mt. 28, 20b).

4/3/2012 8:31:10 PM


Hna. Nohemi Lara Soy la Hna. Nohemí Pilar, de Sta. Edith Stein, Lara López, originaria de México, Distrito Federal. Soy la mayor de dos hermanos. Llegué a Estados Unidos con toda mi familia cuando tenía doce años. Cuando tenía catorce años comencé a participar en la parroquia Reina de la Paz en Houston, TX., la cual también jugó un papel importante en mi llamado, ya que fue ahí donde comencé, siendo parte del grupo juvenil “Divino Pastor” y más tarde involucrándome en otros ministerios, que me ayudaron a ver la gran necesidad que hay de personas que se entreguen completamente al servicio de Dios. Fui una muchacha normal como cualquier otra, con sueños, ilusiones y aspiraciones y eso fue algo que influenció ya que sentía que lo que hacía no me satisfacía y que Dios me estaba pidiendo algo más. Así que cuando terminé High School y después de algunos retiros vocacionales decidí ingresar con las Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa y donde he sido feliz. Estoy completamente convencida de que el llamado es todo un misterio, y como misterio, algo muy difícil de descifrar o de usar las palabras correctas. Pero lo que si puedo decir es que el amor de Dios es muy grande y que cuando lo sabemos sentir y descubrir, ya nada es igual. Yo realmente no sabía exactamente lo que sentía, solo sabía que él me llamaba. Ingresé como postulante en 1997, cuando tenía 19 años, y ahora que ya pasaron doce años y miro el camino que he recorrido, estoy inmensamente agradecida con Dios por mi vocación y por cada persona que de una forma u otra me han apoyado.

Yo realmente no sabía exactamente lo que sentía, solo sabía que él me llamaba

” 15

Carmelitas booklet single sided 2.indd 17

4/3/2012 8:31:11 PM


“LAS ANIMO A QUE PROFUNDIZEN SU AMISTAD CON JESÚS EL BUEN PASTOR” Su Santidad Benedicto XVI

16 Carmelitas booklet single sided 2.indd 18

4/3/2012 8:31:12 PM


17

Carmelitas booklet single sided 2.indd 19

4/3/2012 8:31:12 PM


Hasta este momento veo que ha valido la pena haber dejado todo por Cristo

Hna. Melania García

Último Año de Juniorado

18

Carmelitas booklet single sided 2.indd 20

Yo crecí en un rancho muy pequeño en Michoacán, México llamado Vallecillo. Mis padres son: Roberto Garcia y Angelina Soto. Somos una familia numerosa, de trece; seis hombres y siete mujeres. Yo soy la número seis. Pasé toda mi infancia y parte de mi adolescencia con mis padres, los cuales me educaron en la fe. Como no teníamos iglesia, asistíamos a misa dos o tres veces al año cuando bien nos iba. Recuerdo que mi madre nos reunía para rezar el rosario todos los días. Ella tiene una gran fe y devoción a la Virgen y mi papá al Señor de Caracuaro. Fue a través de ellos que la semilla de mi fe, amor, y respeto a Dios fue sembrada. Cuando tenía 17 años, emigré junto con mi hermano Noé a los Estados Unidos; el objetivo de ello era trabajar y ayudar a mis padres. Ese tiempo fue muy difícil. A pesar de tener muchos familiares en éste país, me sentía muy sola y extrañaba a mis padres, hermanas y hermanos. Al pasar del tiempo, mi tía María, (hermana de mi mamá) me empezó a llevar a Misa en la iglesia de Holy Ghost, al poco tiempo entré al Grupo Juvenil “Aprendiendo a Vivir” y por medio de este acercamiento conocí a las hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa. En este tiempo comencé a sentir la inquietud por la vida Religiosa, pero por diferentes circunstancias y por no tener el valor no respondí al llamado de Dios. Dentro de todo el proceso de formación, he llegado a comprender que cuando Dios llama es para siempre, y que su amor es más grande que todo lo que yo pude dejar. El solo quiere que me abandone y Él abre todos los caminos para yo pueda seguir descubriéndolo en mi caminar diario. Hasta este momento veo que ha valido la pena haber dejado todo por Cristo, porque para aprender a volar es necesario el riesgo y la búsqueda, aun en las grandes inseguridades. Dios da la fuerza que se necesita en todo momento.

4/3/2012 8:31:13 PM


19 Carmelitas booklet single sided 2.indd 21

4/3/2012 8:31:14 PM


Hna. Elsa Margarita Galdeano

20

Carmelitas booklet single sided 2.indd 22

4/3/2012 8:31:14 PM


+ La vida ofrece muchas opciones: Dios, familia, fe, llamado, servicio. Optar por cualquiera de estas es difícil. Afortunadamente nadie lo tiene que hacer solo. Toda diócesis y comunidad religiosa tiene un director vocacional o director espiritual que camina al lado del candidato en: oración, discernimiento y acompañamiento. + Como directora vocacional, veo algunas veces mucha inseguridad en los jóvenes de ambos sexos al tomar decisiones en la vida. En especial cuando sienten o creen tener una vocación religiosa. La lucha les viene cuando ven que lo más común es casarse y tener una familia; al mismo tiempo sienten mucha atracción al llamado de Dios. Yo les digo que es normal y saludable, porque nos da la oportunidad de hacer una ofrenda a Dios. Es posible sacrificar este don porque de antemano Dios nos ha dado su gracia. Esta es una de las razones para que la Iglesia estableciera directores vocacionales y espirituales para servir al pueblo de Dios. + ¿Cuál es la ayuda más efectiva en el momento de la decisión? ¡Sin duda el discernimiento! El discernimiento es el arte y ciencia espiritual para distinguir entre el bien y el mal. El discernimiento nadie lo inventó, es tan antiguo como el primer libro de la Biblia. El objetivo del discernimiento es ayudar a la persona a clarificar su llamado y su misión personal. Generalmente cuando hablo con personas que consideran tener vocación religiosa, una de las dudas principales viene al elegir entre el matrimonio y la vida religiosa. + Otro elemento además de la oración, discernimiento y acompañamiento es la fe, la confianza y la obediencia. ¡Esto significa ingresar al convento! La mayoría de las congregaciones ofrecen 9 años de formación: 2 años de postulantado, 2 años de noviciado, 4 años de renovaciones anuales como juniora y un año completo de formación espiritual y teológica antes de pronunciar votos perpetuos. + ¿Cómo decide una persona? ¡No se que existan formulas mágicas! La decisión final viene de la combinación entre la gracia de Dios y la respuesta personal del candidato. + ¿Cómo puede suceder eso? A través de: la oración personal y comunitaria, la vida sacramental, la lectura bíblica, devoción a María el acompañamiento vocacional y dirección espiritual. Además, pertenecer a un grupo juvenil o de jóvenes adultos y colaborar en una labor apostólica te puede ayudar a descubrir, desarrollar y determinarte a seguir a Cristo. Para más información llame o escriba a:

hna. Ofelia Hernandez Luna Orientadora Vocacional en Mexico Hna. Elsa Margarita Galdeano, CMST misionerasmexico@hotmail.com Directora Vocacional & Espiritual ofe_carmelita@yahoo.com.mx 9608 Deer Trail Dr. / 9548 Deer Trail Dr. Houston, Texas 77038 (281) 999-4435 - (281) 445-5520

21 Carmelitas booklet single sided 2.indd 23

4/3/2012 8:31:14 PM


Libro Vocacional de las Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa

Arte y Diseño Gráfico: Lázaro Contreras Fotografía: Ramón Villarreal y Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa

Carmelitas booklet single sided 2.indd 24

4/3/2012 8:44:20 PM

La historia de mi vocación  

las Carmelitas Misioneras de Santa Teresa organizadas en cuatro provincias y una Delegación presentes en trece paises, comparten el llamado...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you