Issuu on Google+

LÍBERA ÁNGEL GUILLÉN # JOSÉ RAMÓN RAMOS

o d n a t n Pi

a r e r d e P en LÍBERA ÁNGEL GUILLÉN # JOSÉ RAMÓN RAMOS


Pintando en Pedrera LÍBERA ÁNGEL GUILLÉN # JOSÉ RAMÓN RAMOS

Del 17 de febrero al 11 marzo de 2012 Casa de la Provincia, Sevilla


S

er el escaparate de las potencialidades culturales y turísticas

que ofrecen los municipios de la provincia es el principal objetivo de la Casa de la Provincia. Unido a ello, cuando para alcanzar este originario propósito el camino pasa por estimular y difundir la obra jóvenes creadores, la satisfacción se acrecienta sobremanera, porque llega entonces la convicción de un deber doblemente cumplido. Y así ocurre en este caso. Líbera Ángel Guillén y José Ramón Ramos Gómez son dos jóvenes pedrereños que, en este catálogo, nos ofrecen una muestra de su trayectoria pictórica. Y a partir de aquí, tomando como partida esta publicación y la exposición a la que alude, que puede visitarse en la sala Romero Murube de la Casa de Provincia, tendrán un justo y merecido reconocimiento. «Pintando en Pedrera» nos permite, además de contemplar una magnífica selección de pinturas, ser testigos de una buena muestra del excelente elenco de jóvenes artistas que podemos encontrar a lo largo y ancho de la provincia y que, sin duda, se convierten en los mejores embajadores de la tierra que los vio nacer. Felicito a los artistas, Líbera y José Ramón, y al Ayuntamiento de Pedrera por la exposición y deseo que este catálogo sea una de las muchas publicaciones y muestras que, en el futuro, reflejen un fructífero camino, repleto de los mayores y mejores éxitos. Esta nueva obra es, por tanto, un ejemplo más de la continua apuesta que, desde esta Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla, hacemos por la difusión y promoción del patrimonio que podemos encontrar en nuestros pueblos y, por supuesto, de los auténticos protagonistas de ese acervo cultural: los artistas y creadores.

Fernando Rodríguez Villalobos Presidente de la Diputación de Sevilla


E

l arte y la cultura datan desde el inicio de la Humanidad. Fue-

ron, son y serán necesarios para el entendimiento de los pueblos, el crecimiento del hombre, la evolución de la sociedad y su civilización. La Casa de la Provincia, la de todos los sevillanos/as, acoge entre sus muros la exposición de dos jóvenes pintores de Pedrera. Joserra y Libe representan para nosotros un motivo de orgullo, pues encarnan lo mejor de nuestra juventud. En esta oportunidad que les brinda esta institución nos muestran lo mejor de sus obras y nos transmiten con armonía, con color y con forma, sentimientos como el amor, la libertad, la soledad o la esperanza. Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a la Diputación Provincial que haya abierto las puertas de esta Casa al arte que representan nuestros jóvenes pintores, y a Joserra y Libe, o a Libe y Joserra, que tanto monta…, su dedicación y su empeño para que el nombre de Pedrera, su cultura y su historia lleguen a todos los rincones de Andalucía.

Antonio Nogales Monedero Alcalde de Pedrera


# LÍBERA ÁNGEL GUILLÉN #


La profundidad habitada La obra de arte metafísico es, en cuanto al aspecto, serena; pero da la impresión de que algo nuevo deba ocurrir en esa misma serenidad y de que otros signos, además de los ya manifiestos, vayan a irrumpir en el cuadrado de la tela. Éste es un síntoma revelador de la profundidad habitada.1

Dentro del arte actual abundan variadas formas de lo que se puede considerar pintura realista. Y, a semejanza de lo que en el pasado siglo sucediera con las diversas corrientes informalistas, los lenguajes y los conceptos estéticos tienden expandirse, de manera global, perdiendo el carácter nacional o local que en otras épocas tuvieron. Se trata de un fenómeno que se ha visto extraordinariamente activado en las últimas décadas, gracias a la red. Entre esa abundancia de realismos prolifera con éxito el denominado fotorrealismo, pintura de innegable mérito por el sacrificado trabajo que supone pintar a mano una foto de grandes dimensiones (estas obras suelen estar resueltas en gran formato). Se trata de obras que despiertan la admiración del aficionado poco exigente, ese que valora sobremanera la enorme dificultad que encierra el hecho de conseguir que el cuadro sea casi igual que la fotografía que le sirvió de modelo. Suelen ser obras, muchas de ellas, carentes de alma, incapaces de despertar emoción alguna. Cuadros que, una vez admirada la perfección superficial con que están realizados, dejan de atraer al amante del arte que aspira a encontrar algo de vida detrás de la última capa de barniz. Líbera Ángel Guillén pertenece a otro grupo de artistas en quienes el hecho creativo les surge desde el interior, como consecuencia de su actitud ante la vida y los acontecimientos; son artistas que no permanecen ajenos a cuanto les rodea y que, antes que nada, son personas. Lo que, como afirmaba el filósofo, implica disponer de conciencia y que ésta interactúa de forma indefectible con cuanto viven, sienten y hacen. Basta una mirada somera a esta colección de obras que Líbera nos muestra hoy para comprender, enseguida, que no podemos quedarnos en la mera apariencia de lo allí representado. No podemos quedarnos sólo con lo aparente porque el cuadro lo impide; el cuadro nos lleva, como si de una mano 1. Giorgio de Chirico, Sobre el arte metafísico y otros escritos, Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, Murcia, 1990, p. 42.


amiga se tratara, invitándonos a adentrarnos en esa profundidad que contiene, en esa profundidad que en él habita. La creación pictórica no es para ella, nunca, un simple ejercicio estético. La pintura no es el fin en sí mismo; es sólo un medio. El medio que utiliza para expresar, de forma bella y ordenada, lo que acontece alrededor. Las historias que suceden en el mundo del que forma parte, y que no pueden dejar indiferencia a una persona que, como atributo inherente al hecho de serlo, posee conciencia. Líbera muestra esa conciencia sensible ante el sufrimiento y las carencias de las personas. O ante la complejidad de los sentimientos que interaccionan con el entorno y los demás mediante los sentidos. Así, entre sus cuadros encontramos los que tratan de temas o acontecimientos que suceden en la historia actual, como la anorexia, los malos tratos o el desastre sufrido por Japón que ella representa como un bello poema lleno de esperanza. En este cuadro, así como en los cinco que representan los sentidos, el protagonismo principal es desempañado por personajes infantiles. Son cuadros repletos de símbolos y metáforas, representados por elementos cuyos significados sólo ella puede conocer. Siendo probablemente estos los cuadros más simbólicos de cuantos forman la colección son, quizás por ello, los más personales. Y el empleo de personajes infantiles como protagonistas de lo que en ellos se representa encaja a la perfección en la personalidad artística, y humana, de Líbera. El mundo infantil es algo que conmueve sobremanera la sensibilidad de la artista, mostrando una capacidad de comprensión hacia él como pocos. Pero, además, los niños, esos personajes que convierte en protagonistas poseen la pureza e ingenuidad –aún no defraudada por el paso de a los años– requerida por las historias que cuenta en sus cuadros. Que, al final, probablemente, no se trate de otra cosa que de un ejercicio de introspección. Cada niño podría ser ella misma; y cada juguete u objeto los suyos propios. El tema, el asunto representado, constituye un factor fundamental en la obra de Líbera. Pero no descuida la forma; muy al contrario. Sus cuadros poseen un medido equilibrio compositivo, en que cada elemento o ruptura provocada en el espacio del fondo cumple una función. Y, técnicamente, emplea los recursos expresivos con amplitud; se sirve del dibujo y la técnica pictórica con la pericia que sus fines precisan. Así, incorpora la materia generosamente o emplea la veladura, según convenga a los efectos visuales requeridos. Se trata, en suma, de una serie de cuadros que, en su aspecto material, muestran una gran riqueza. Pero que, sobre todo, invitan a ser disfrutados con detenimiento, prestando especial atención a las cosas que cuentan, y que invitan a pensar.

Juan Francisco Cárceles Pascual Catedrático de Universidad. Facultad de Bellas Artes de Sevilla


Identidad I TĂŠcnica mixta sobre tabla, 38 x 46 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

11


Identidad II Técnica mixta sobre tabla, 46 x 38 cm

12

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Identidad III TĂŠcnica mixta sobre tabla, 38 x 46 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

13


Adolfo Técnica mixta sobre tabla, 70 x 63 cm

14

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Los cinco sentidos. Gusto Ă“leo sobre tabla, 120 x 120 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

15


Los cinco sentidos. Oído Óleo sobre tabla, 120 x 120 cm

16

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Los cinco sentidos. Olfato Ă“leo sobre tabla, 120 x 120 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

17


Los cinco sentidos. Tacto Óleo sobre tabla, 120 x 120 cm

18

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Los cinco sentidos. Vista Ă“leo sobre tabla, 120 x 120 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

19


El perdón del delito Óleo sobre tabla, 110 x 90 cm

20

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Comenzando a reconstruir grietas Ă“leo sobre tabla, 90 x 110 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

21


La fragilidad de la vida Óleo sobre tabla, 110 x 90 cm

22

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Atrapada Ă“leo sobre tabla, 110 x 90 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

23


Bruno Acrílico sobre tabla, 108 x 80 cm

24

L Í B ERA Á N G EL G U ILL É N


Dentro de mis sueños Óleo sobre tabla, 100 x 100 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

25


# JOSÉ RAMÓN RAMOS #


No dejaremos de explorar. Y al final de la exploración regresaremos a donde empezamos. Y conoceremos el lugar por primera vez.

T. S. Elliot

Es evidente que José Ramón es un creador con oficio y es evidente también que se sirve de su buen hacer para recoger un mundo y recrearlo. Y ¡qué mundo! Es como el pan nuestro de cada día, el mundo de lo cotidiano, de lo inmediato; y, a ese mundo, se acerca dispuesto al abrazo colaborador y comprensivo hasta acabarlo convirtiendo en un cosmos, un orden donde las prioridades, las suyas, se hacen evidentes. Hay, sobre todo, niños; niños pequeños, vistos de espalda, que emprenden un camino en compañía, cogidos de la mano, en medio de un paisaje que parece dar entrada a alguna esperanza como de cuento eterno; hay otros niños que juegan y nos muestran una alegría franca y abierta hecha para tratar de tú a tú al mundo (Jorge) o una disposición a asumir riesgos (Salto 1 y 2); y hay también niños que, con su mirar quieto, parecen intuir que la cosa no será fácil. Y hay niñas; una Anna que da la cara bien alta, asumida con naturalidad, pasta de la memoria que no se encoge; o una Líbera de mirada triste y hasta perdida. Y hay ancianos, puede que un poco al margen, pero a quienes el pintor, llamándoles abuelos, los convierte en familia, aire y cara de un pueblo. Y entran finalmente, parte de este escenario, El palestino y Fátima, los dos con un tocado de pañuelo convertido en discurso de un mundo hecho reclamo. El interés de la obra creativa no depende ni del grado de abstracción ni del de figuración. Depende de un hálito de coherencia interna que hace que la obra en su conjunto se convierta en un mundo, respire por sí misma; adquiera autonomía, se sostenga. Como ocurre en la obra literaria, por mucho relato que haya, sin atmósfera la obra se ahoga; eso mismo pasa en la pintura: sin atmósfera no hay profundidad y la obra se ahoga. El ‘relato’ de José Ramón, siempre centrado en el cuerpo humano (de frente, de perfil, de espaldas, solo o acompañado) o, más que en el cuerpo, en el gesto que traduce lo personal, respira metido siempre en una atmósfera que lo hace posible y lo sostiene.

Honorat Resurrección Ros, crítico de arte Ramon Montalt Resurrección, creador autodidacta


Salto II Técnica mixta sobre lienzo, 100 x 80 cm

28

J OS É RA M Ó N RA M OS


Salto I TĂŠcnica mixta sobre lienzo, 100 x 80 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

29


Líbera Técnica mixta sobre tabla (díptico), 100 x 130 cm

30

J OS É RA M Ó N RA M OS


Anna TĂŠcnica mixta sobre tabla, 100 x 65 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

31


Lourdes Óleo sobre lienzo, 46 x 65 cm

32

J OS É RA M Ó N RA M OS


Olvido TĂŠcnica mixta sobre tabla, 72,5 x 92 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

33


Camino Técnica mixta sobre lienzo, 81 x 65 cm

34

J OS É RA M Ó N RA M OS


Orlando corre TĂŠcnica mixta sobre tabla, 92 x 65 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

35


Martín Técnica mixta sobre lienzo, 65 x 92 cm

36

J OS É RA M Ó N RA M OS


Jorge TĂŠcnica mixta sobre lienzo, 81 x 65 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

37


Palestino Grafito sobre lienzo, 41,4 x 57 cm

38

J OS É RA M Ó N RA M OS


Fátima Técnica mixta sobre lienzo, 115 x 145 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

39


40

J OS É RA M Ó N RA M OS


Abuelos TĂŠcnica mixta sobre tabla, 44,5 x 147 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

41


42

J OS É RA M Ó N RA M OS


Al sol en otoño Técnica mixta sobre lienzo, 55 x 150 cm

P IN T AN D O EN P E D RERA

43


Líbera Ángel Guillén, (Pedrera 1985) y José Ramón Ramos (Pedrera 1974) son Licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y desarrollan su labor en diversos ámbitos de la actividad creativa –pintura, diseño, ilustración–, docente e investigadora.


DIPUTACIÓN DE SEVILLA Casa de la Provincia

AYUNTAMIENTO DE PEDRERA

Presidente

Alcalde

Fernando Rodríguez Villalobos

ANTONIO NOGALES MONEDERO

Vicepresidente Carlos Márquez Miranda

Directora Gerente Ángela Mendaro Torres

EXPOSICIÓN

CATÁLOGO

Montaje y coordinación

Textos

ISIDORO GUZMÁN ESPINOSA

Transportes Moyano, S.L.

Juan FRANCISCO Cárceles PASCUAL Honorat Resurrección Ros Ramon Montalt Resurrección

Fotografías GIUSEPPE MARTINO

Impresión y encuadernación ARTES GRÁFICAS SERVIGRAF, S.L. © de los textos: los autores © de las obras: los autores © de la edición: Casa de la Provincia. Diputación de Sevilla Depósito legal: SE 611-2012 Impreso en España Esta exposición y su catálogo forman parte del programa «Casa de la Provincia, escaparate de los municipios» en cuya realización colabora CajasolObra Social.


LÍBERA ÁNGEL GUILLÉN # JOSÉ RAMÓN RAMOS

o d n a t n Pi

a r e r d e P en LÍBERA ÁNGEL GUILLÉN # JOSÉ RAMÓN RAMOS


Pintando en Pedrera