Page 1

por Carlota PĂŠrez GonzĂĄlez


Martin Munkacsi, [Tennis player Gottfried Freiherr von Cramm with his wife Elisabeth], ca. 1930


por Carlota Pérez González De un objeto a una prenda, de una lámpara a una camisa, unidos por un concepto: elegancia y lujo y por un nombre: Louis Comfort Tiffanys. La pasión por el color, las texturas y los diferentes efectos de luz. Pequeñas piezas unidas a mano que se convierten en mosaicos luminosos e inspiradores. Reducir lo ornamental a una estructura geométrica dominante: el triángulo, compuestos a base de repetición y con escasas variaciones sobre lienzos blancos para desarrollar una secuencia armónica. Poder llegar a expresar lo más posible a través de un mínimo de elementos y que el espacio arrope a la prenda fundiéndose con esta al igual que la luz de una lámpara inunda el espacio. Un espacio simple pero fuerte a su vez, una pista de tenis, lugar característico por su simplicidad, amplitud y líneas geométricas. Un lugar que recibe por sí solo numerosos atributos, un lugar marcado por el juego pero también por un mundo de postín, “aquel que dijo más vale tener suerte que talento conocía la esencia de la vida, la gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte, asusta pensar cuantas cosas se escapan a nuestro control, en un partido hay momentos en que la pelota golpea el borde de la red y durante una fracción de segundo puede seguir hacia delante o caer hacia atrás, con un poco de suerte sigue hacia delante y ganas y sino lo hace pierdes1”. El mundo del tenis da una imagen de snobismo que puede llevarnos a creer que eso es lo único que alberga, pero este es un deporte más y como tal lo juegan humanos, un deporte que por apariencia y en lo que se ve envuelto no refleja el sacrificio que este merece. Cuando piensas en una pista de tenis piensas en un par de jugadores, vestidos con ropa blanca de marca de deporte, una raqueta y unas pelotas que marcan el juego. Piensas en gente perteneciente a la clase alta. Realmente todos tenemos una imagen preconcebida de lo que es el mundo del tenis, pero por qué no jugar con esta 1. Woody allen, Match Point, Reino Unido 2005, distribuido por online films

imagen y hacerla un poco diferente sin perder esa representación de clase, minimalismo y limpieza que representa, y conservando las claves como son el blanco representante de la pureza y las líneas geométricas acorde con este espacio con el que tienen que convivir, al igual que los colores y las formas de estas mismas. Hacer una fusión entre el deporte y las lámparas Tiffanys, son conceptos que a golpe de entrada rehuyen el uno del otro, pero si partimos de palabras como elegancia o clase las piezas pueden empezar a encajarse unas con otras. Es coger la esencia de cada una de las partes y combinarlas dando más peso a un tema que al otro pero sin perder nunca el concepto base. Todo se resume a un juego, una persona y un vestuario.

Martin Munkacsi, [Delores del Rio with tennis racket], 1936


Agradecimientos Quería agradecer al Club de tenis de La Caeira por cederme el espacio para realizar las fotografías con ayuda de Noemí López y Marta da Silva. Y especialmente a la fotografía realizada por Maya Kapouski y al modelo Fon R. Paredes.


tie-break  

un proyecto de carlota

Advertisement