Issuu on Google+


Se desvió por el camino que, meses atrás, había tomado para eliminar a Sirio. Pero a mitad de trayecto reventó una goma, y el auto se estrelló, a unos ochenta kilómetros por hora, contra un bosque de pinos al costado de la ruta. El hombre, que nunca utilizaba cinturón de seguridad, salió despedido por fuera del ve



El perro en el jardín