Issuu on Google+

ALGUNOS PENSAMIENTOS FILOSÓFICOS SOBRE DIOS.

-“El verdadero Dios no puede ser conocido directamente” (Kierkegaard). -“Si Dios no existiese, habría que inventarlo” // - “¿Existe Dios? Si no lo toco, no lo creo” (Voltaire). -“Si Dios existe, el hombre es esclavo; ahora bien, el hombre debe ser libre, por tanto, Dios no puede existir. Desafío a quien quiera que sea a salir de este círculo” // -“¿Cuál de los dioses de las centenares de religiones que existentes es el verdadero? ” // -“Si Dios existiese habría que hacerlo desaparecer” (Bakunin). -“Lo único que verdaderamente interesa al universo entero es saber si vale más, para el bienestar de los hombres, creer que existe un Dios justiciero que recompensa las buenas acciones ocultas y castiga los crímenes secretos, o creer que no existe (Descartes). -“Si la materia es eterna, si el movimiento lo ha ordenado desde siempre todas las formas que vemos conservarse, ¿qué necesidad tengo yo de vuestro príncipe divino?” (Diderot).

-“No la razón, sino el corazón siente a Dios. He aquí lo que es la fe: Dios sensible al corazón, no a la razón (…) El corazón tiene razones que ni la propia razón entiende (Pascal). -“No es Dios quien ha creado al hombre a su imagen y semejanza, sino el hombre quien lo ha creado a la suya (Feuerbach). -“En cuanto a los dioses no puedo saber si existen o no existen ni la forma que tienen, pues muchos son los factores que impiden su conocimiento, entre ellos la oscuridad del tema y la brevedad de la vida humana” (Protágoras). -“El hombre loco buscaba a Dios en el mercado y, al no encontrarlo, exclamó: Dios ha muerto. Que descanse en paz” (Nietzche). -“Los que niegan la existencia de Dios no pueden ser tolerados de ningún modo” (Locke).


ARGUMENTO A PRIORI Y A POSTERIORI DE LA DEMOSTRACIÓN DE LA EXISTENCIA DE DIOS (S. Anselmo y Santo Tomás). 1)San Anselmo. *Teólogo y doctor de la Iglesia (1033-1109). Arzobispo de Canterbury (1093), fue uno de los fundadores de la Escolástica (filosofía de las escuelas medievales, síntesis de la filosofía griega y la dogmática teológ.); en la línea del platonismo agustiniano, sostuvo el realismo de las ideas y la posibilidad de una demostración racional de la existencia de Dios (argumento ontológico). *Obra: La Razón y la Fe: El Proslogion . El Proslogion es un proemio (prólogo) dónde San Anselmo va relatando mediante capítulos la existencia de Dios. Este polémico argumento es conocido como “Argumento Ontológico”, en el cual pretende como ya hemos dicho explicar la existencia de Dios, la realidad de Dios, y considera que la realidad de Dios se desprende de la idea misma de Dios. Este argumento ontológico es un argumento a priori, es decir, parte del concepto de Dios y extrae deductivamente consecuencias lógicas. Con éste argumento quiere demostrar que el ser humano que no tiene fe es un insensato, porque cuando afirma que Dios es lo más grande pensable (idea constantemente repetida en el proemio) pero niega su existencia, se equivoca. Según San Anselmo, su argumentación lógica deductiva conduce a aceptar como evidente la existencia real de Dios. Conclusión: luego Dios existe. *A este argumento el monje Gaunilón objetó que de la misma forma deberían existir las islas Afortunadas, título con el que nos referimos a las tierras más hermosas y perfectas que se puede pensar; pues no serían las más hermosas y perfectas si no existieran, luego deben existir en la realidad además de en nuestra mente. San Anselmo respondió que esa definición sólo puede aplicarse a Dios porque sólo en Él se identifican esencia y existencia.

2)Santo Tomás de Aquino. *Teólogo y filósofo italiano (1225-1274). Su posición marcará un momento decisivo en la historia de la Escolástica; intenta integrar el aristotelismo con el dato de la verdad sobrenatural. Defiende que la fe guía al hombre hasta su fin último: Dios, supera a la razón, pero no la anula ni la vuelve inútil. *Teoría: Pruebas de la existencia de Dios: La falta de evidencia de la existencia de Dios y la ausencia de una idea innata de Dios llevaron a santo Tomás a desarrollar unos caminos que lleven a Dios: son las cinco vías tomistas. Estas vías son demostraciones a posteriori, es decir, argumentaciones que parten de observaciones empíricas de los fenómenos sensibles cotidianos. Partiendo de los seres creados, se llega a un determinado aspecto de su creador; partiendo del efecto llegamos a la causa. Para abordar las cinco vías cabe destacar que en ellas se argumenta de una forma parecida: - se parte de un determinado dato del mundo empírico (comprobable y experimentable).


- se aplica el principio de causalidad. - siguiendo la teoría aristotélica, se rechaza el recurrir a un proceso infinito. - se llega a Dios como causa del dato empírico observado.

* Las cinco vías de la existencia de Dios: - 1ª vía: Argumento del motor no movido. En el mundo creado existe movimiento. Tal y como afirmaba Aristóteles, todo lo que se mueve es movido por algo; pero la sucesión infinita de motores es imposible; entonces, tenemos que llegar a un ser que mueva a los demás sin ser movido. De esta forma, llegamos a afirmar a Dios como Primer Motor Inmóvil. - 2ª vía: Argumento de la causa primera. Todos los seres del mundo creado tienen una causa, es decir, son el efecto producido por una causa. No pueden ser su propia causa, es imposible. Por otra parte, si no podemos aplicar hasta el infinito la sucesión de causas, llegamos a una Causa primera e incausada, que sería Dios. - 3ª vía: Argumento del ser necesario. Todas las cosas y todos los acontecimientos del mundo son contingentes y posibles, es decir, tan pronto pueden estar como no estar, ya que son perecederos. Por tanto, su existencia depende de algo exterior a ellos, depende de otro ser. Es impensable que todos los seres, uno detrás de otro, sean contingentes; ha de existir una realidad que tenga en sí misma la razón de su existencia, ha de existir un Ser Necesario, que sería Dios. -4ª vía: Argumento del ser perfecto. En el mundo existen seres más o menos perfectos, seres con distintos grados de perfección. Esta gradación exige un término de comparación máxima, causante de todo grado de perfección. Es necesario que haya un punto de referencia perfectísimo que nos permita comparar, y es Dios, el Ser Perfecto. - 5ª vía: Argumento del ser inteligente. Partiendo de la ordenación del universo hacia un fin, concluirá en Dios como inteligencia ordenadora. Esto es, la experiencia nos muestra que los seres carentes de conocimiento se desenvuelven hacia un fin, no se desarrollan al azar sino siguiendo una determinada pauta. Si dichos seres no poseen inteligencia no pueden conocer el fin, por lo que este tendrá que venir dado por un ser inteligente, por una inteligencia que haya establecido un orden en dichos seres. La argumentación continúa como en los demás casos, si esa inteligencia no tiene un orden en sí misma tendrá que venirle dado de otra. Como no se puede continuar la cadena de causas al infinito tendrá que haber una primera inteligencia ordenadora, causa del orden de todo el universo. Y esa es Dios. Aquí terminan las vías de Santo Tomás; con esta última argumentación. Como hemos podido comprobar la metodología seguida por el santo es una metodología a posteriori.

Comparación de ambos pensadores -*Diferencias: El argumento ontológico de San Anselmo representa el ejemplo más conocido de la demostración a priori. San Anselmo está convencido de que ha demostrado la existencia real de Dios, porque tiene el concepto en la mente (a priori) de que Dios es lo máximo pensable. Por tanto, si lo piensa - por el hecho de pensarlo - necesariamente debe existir en la realidad.


En cambio, Santo Tomás argumenta desde la experiencia sensible (a posteriori). El ser sensible es finito y, por tanto fue hecho por algo superior e infinito porque lo que es finito y limitado ha tenido que empezar en un tiempo. Santo Tomás también quiere demostrar la existencia de Dios, pero parte de la experiencia sensible, porque la proposición “Dios existe”, el entendimiento humano no la puede conocer de forma inmediata. Por lo tanto, es imprescindible tomar como punto de partida los objetos sensibles, aquello que el ser humano si puede conocer de forma inmediata. En la forma de argumentar también existen diferencias en cuanto a la forma ya que la argumentación de los escolásticos consistía en defender tesis sobre temática religiosa, pero el santo lo hace de manera deductiva, utilizando una dialéctica, que es punto fundamental en su obra y Santo Tomás parte de hechos concretos - supuestos inductivos - y después procede deductivamente, sirviéndose implícitamente de la silogística aristotélica. En cuanto a los valores de Dios, Santo Tomás dice que Dios los elige de acuerdo a los requisitos de su naturaleza y no por un acto arbitrario de su voluntad, como afirma San Anselmo. Éste, al contrario que Santo Tomás, pasa del Ser supremo que es Dios como causa del universo a la Trinidad, y como ya hemos visto respecto a este problema Santo Tomás diferencia dos problemas: el de Ente supremo y el de Dios único y Trino. Santo Tomás hace una total distinción entre fe y razón y de cada uno de sus componentes, aunque a la hora de llegar a entender algo son complementarias; pero dando siempre primacía a la fe respecto a la razón. San Anselmo parte de la fe, pero de una fe que busca comprender. Acentúa la necesidad de empezar desde la fe, pero se opone a una fe ciega, no como Santo Tomás que rompió con la línea agustiniana de su tiempo e incorporó al mundo de la fe no sólo la racionalidad, sino también es carácter realista y empírico de la obra aristotélica. *Similitudes: Ambos son escolásticos y como ello defienden una tesis (que es la existencia de Dios) sobre temática religiosa. Los dos establecen unos caminos para demostrar racionalmente la existencia de Dios, de la cual están convencidos ya que mediante sus argumentaciones la prueban. Ambos tienen una meta: establecer los caminos de la prueba de que Dios existe. Las conclusiones que obtienen, actúan como máximas en sus teorías. San Anselmo y Santo Tomás anteponen la fe a la razón, y dan primacía a la primera respecto a la segunda; aunque ambas son entendidas según cada autor de forma peculiar. Ambos coinciden en una iluminación o gracia divina que permite al hombre conocer a Dios, esto (según ellos) sólo es posible por medio de la revelación. Los dos coinciden en Dios como un Ser supremo con un gran número de atributos, causa del universo y que sin el cual nada es posible. Ambos actúan en mayor o menor medida como mediadores entre los grandes problemas filosóficos de su época. San Anselmo aparece como mediador entre los que pensaban que la razón tenía que subordinarse a la fe, y entre los que valoraban positivamente a la razón y afirmaban que los contenidos de la fe debían ser probados racionalmente. Santo Tomás nos aparece como un “cristianizador” de la postura aristotélica, de esta forma la obra tomista une cristianismo y aristotelismo, la fe y la razón. -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


argumentos sobre Dios