Issuu on Google+

UNIVERSIDAD DE NARIÑO FACULTAD DE CIENCIAS PECUARIAS PROGRAMA DE ZOOTECNIA Carlos Fernando Mora EL CYBERESPACIO El ciberespacio como tal no es la internet estrictamente dicho, éste se concibe en la intrincada red de ordenadores comunicados entre sí, que comparten y difunden información, en los teléfonos celulares, en la tv digital del mundo y todo él sin de elementos tecnológicos que integran al planeta entero como una sola sociedad que se gesta y se desarrolla dentro de la virtualidad. Todos lo que existe dentro de la redes se encuentra en el ciberespacio, los datos, las informaciones, los conocimientos, los sucesos, la virtualidad como tal, el cual designa el espacio virtual de interactividad entre diversos medios de comunicación (ordenador, teléfono y demás). El término ciberespacio se encuentra en la novela de ficción de William Gibson, “Neuromante”, unos diez años después, en el 1996 John Perry Barlow, escribió la Declaración de la independencia del ciberespacio, que liberaba al ciberespacio del monopolio de algunas naciones y se lo entregaba al patrimonio universal. El ciberespacio no se puede reducir a un plano imaginario, sin tomar como referencia a lo real, él atraviesa ese referente, lo envuelve en su virtualidad, ésta es su característica fundamental, en donde los sucesos, no son reales, no vienen de la experiencia, de la tradición filosófica empirista como tampoco de la racionalista, ya que toda representación de la realidad brota de símbolos, códigos, e imágenes basados en complejos procesos matemáticos de alto nivel. En el ciberespacio las vidas de los sujetos cibernautas son representaciones de Símbolos y códigos. Cada sujeto en una relación Lenguaje, lengua, Cultura y Sociedad se crea, recrea e interactúa, comparten toda clase de información en la esfera de las comunidades gestadas en la virtualidad. En éste ámbito surge la cibercultura, en que la cultura de la imagen, en donde la ficción supera lo real, lo físico y el individuo crea la necesidad de mantenerse al tanto de los sucesos que se generan a cada momento en la red. En esta relación de lo virtual y lo real, el sujeto encuentra una nueva forma expresar sus percepciones, sus ideas, criterio y emociones, sin pensar en su cotidianidad, no se toma la molestia de pensar si lo que ha adquirido viene de lo real o virtual y tampoco es capaz de diferenciarlas, porque ambos ámbitos se complementan y están estrechamente ligadas. El Ciberespacio está dominado por el no territorio, sin límites ni fronteras fuera de un lugar real y tangible, en donde su velocidad y avance no tiene límite en el mundo, más bien converge con el universo en cuanto a infinitud, por lo cual hablamos de la complejidad del ciberespacio y lo virtual, ya que se coloca más allá de todo referente y


comparable, de toda realidad, de toda certeza. Adicionalmente el espacio virtual y social que crecen sin par ha estado generado una economía digital, un llamado “gobierno electrónico”, ciber-democracia, el teletrabajo, los cibercafés , la ciberadiccion, el voto electrónico, la ciberplática y toda una cultura floreciente a su alrededor. El ciberespacio ha dado una integración colectiva, generando un terremoto social en las relaciones individuales y grupales, con el surgimiento de un sin número de la llamadas en todas las redes de poderes sociales locales y globales, en donde las mentes, las emociones y las diversas manifestaciones de conductas muestran nuevas características humanas articulado a lo cibernético. Los espacios virtuales que modifican las realidades, ideas como espacios públicos, identidad, geografía, participación social en donde la movilidad del sujeto, se definía tan sólo por entornos físicos no virtuales, por lo cercano o lo lejano de esos entornos. Con el ciberespacio esos conceptos de lejanías no tienen fundamento, ya que tal lejanía y cercanía, no existe en sus entornos virtuales. El espacio público, territorio abierto, libre, en cuanto la participación de los sujetos, grupos sociales e instituciones, en tal sentido el ciberespacio, está marcado por las navegaciones de más de mil seiscientos millones de cibernautas que viajan, como consumidores y productores, por sus confines, con más de 100 millones de Website .


Cyberespacio