Page 1


Editorial En la presente editorial se ofrece la perspectiva de uno de los pensadores más originales y controvertidos de los últimos tiempos (padre de la noción de “sistema mundial”) sobre los eventos que llevaron a la caída del Muro de Berlín y a la posterior configuración del mundo. Wallerstein argumenta que el colapso del Telón de Acero desveló, por un lado, el declive de la hegemonía de Estados Unidos en el sistema mundial; y, por el otro, que la caída del imperio comunista y el proyecto de construcción europea no pueden entenderse sin referirse al declive estadounidense en los ritmos cíclicos de la economía

mundial

capitalista.

El autor arguye que desde 1968 ha habido un rechazo a las ideas universalistas del liberalismo mediante un hincapié intelectual en la “comunicacion” (en lugar de en la economía y la política); una preocupación por la existencia del racismo y del sexismo en el sistema;

y

una

nueva

relación

entre

las

ciencias

y

las

humanidades.

Geopolítica y comunicacion es un imprescindible tanto para sociólogos como para el público general sobre una apasionante variedad de temas de candente actualidad: las identidades nacionales, la tensión entre lo local y lo universal, el sentido de “civilización”, el capitalismo y el moderno sistema mundial, la formación europea o el papel de las ideologías. Immanuel Wallerstein ha sido profesor visitante en diferentes universidades del mundo y premiado con múltiples títulos honoríficos. Ha sido presidente de la Asociación Sociológica Internacional y director de estudios asociados en la Ésculela des Hautes en Ciencias Sociales de París. En la actualidad es presidente de la Comisión Gulbenkian para la restauración de las ciencias sociales, encargada de una reflexión sobre el presente y el posible futuro de las ciencias sociales. Es autor de numerosos libros y artículos.


La política de la geografía, la política de los espacios - refiere al poder o dominio sobre los territorios del mundo. F. Ratzell (Suecia, 1860) teorizó las formas de dominar los recursos naturales y el control de su explotación y comercio. Para entonces el Imperio Británico apostó a la posesión de islas, pasos de barcos y bocas de grandes ríos. La geopolítica del Brasil (Golbery da Couto e Silva, 1930) invoca la vocación imperial inherente a sus 160 millones de habitantes y sus 10 millones de km2, precisando para Brasil sus salidas al Caribe y al Pacifico (Bolivia). Los EEUU y sus recurrentes doctrinas imperialistas se materializan por la fuerza. La OPEP (1960) y la Agencia Internacional de la Energía (1975) son foros de la geopolítica mundial del petróleo. Venezuela reinventa (1999) una propuesta de ocupación de espacios vacios y de integración de su territorio (ejes Orinoco-Apure, Oriental y Occidental). Más temprano que tarde, los espacios vacios serán ocupados. Las riquezas naturales y biodiversidad de la Amazonia son hoy el foco de la geopolítica de las potencias dominantes, sedientas de agua y petróleo. Carlos Julio Salazar


A lo largo de algunas décadas Venezuela se ha desarrollado en una industria petrolera sobre un conjunto de grandes estratégicas. La primera de esas es el inmenso volumen de reservas proveedoras de petróleo, ya que gracias a su ubicación geográfica, al norte de Suramérica y muy cerca de mercados como lo son EEUU, Europa, el Caribe, Centro y Suramérica, que de tal forma se encuentra más cerca de los mercados y lejos de los conflictos. Toda la actividad petrolera de Venezuela es iniciada en 1854, a lo largo de los próximos años el estado va asumiendo los derechos, la conservación y renta de la Industria Petrolera y crea organismos que centraliza las actividades. En 1959 Venezuela al convertirse en generador de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) para el control de la producción y el precio a nivel mundial, no solo nacionalizó la producción de su petróleo sino que también generó grandes ingresos y logro altos índices de desarrollo. Es por ello que a través de distintas estrategias Venezuela ha conseguido una determinada influencia geopolítica regional y mundial, gracias a la acertada economía de su industria petrolera, que le ha permitido producir, refinar y comercializar dicho recurso a diversos países del mundo. Hoy día Venezuela se encuentra en una desalentadora situación económica que requiere de ajustes radicales en la política hidrocarburífera nacional, sustentadose así en una búsqueda de mejorías dentro del mercado internacional y para su comercialización, elemento básico que ejerce un rol vital y clave para la economía nacional. A pesar de esto Venezuela siempre se ha considerado un país en actual desarrollo, con una economía basada primordialmente en la extracción y refinamiento del petróleo y otros minerales, así como actividades agropecuarias e industriales. Kimberly Rangel


Cuando se habla de una nueva geopolítica venezolana no es más que el hecho de referirse a una transformación en el ámbito social, cultural y económico de nuestra sociedad, y esto según sus promovedores se puede lograr a través de la reconquista de las tradiciones, el respeto al medio ambiente y las relaciones equitativas de producción que permita convertir nuestras riquezas en servicios que no solo se podamos consumir sino también exportar y distribuir a cuantos países sea posible. Ahora muchos se preguntaran ¿en que nos beneficia esto a nosotros como venezolanos?, la respuesta es sencilla, pues según este proyecto la calidad de vida del venezolano debe mejorar, abriéndosele las puertas a aquellas personas que hasta hoy no tenían un sustento, logrando a través de la construcción de redes productivas un sitio donde todos participen con servicios de alta tecnología y conocimiento y sin distinción de razas o colores. Entre otros beneficios que traería esta nueva geopolítica venezolana se resaltan puntos como que se tomara en consideración la geocultura nacional y las bases ecológicas en el proceso de ordenamiento racional de los recursos y del territorio. Mejorar las condiciones de hábitat de los asentamientos humanos, (mejorar la salud, educación, y servicios), sean pequeños, medianos o de gran escala y fortalecer las ciudades intermedias. Se integraran los sistemas de transporte y comunicaciones, para articular el territorio nacional mediante corredores multimodales de infraestructura donde el sistema ferroviario nacional se convierta en el principal medio de transporte. Hoy Venezuela tiene convenios con diversos países de Latinoamérica que le permite no solo exportar sino también recibir productos para el beneficio de los venezolanos, el hecho de crear una nueva geopolítica en el país se tiene planeado en pro de dejar atrás la pobreza y tener una sociedad cargada de bienestar. Bernardo J. Luzardo R.

Geopolítica mundial  

Carlos Julio Salazar

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you