Issuu on Google+

MISAL MENSUAL FEBRERO 2013

Issuu.com/CarlosIRivera www.laverdadcatolica.org


Este trabajo es resultado de un Apostolado Personal y, para Gloria de Dios, es logrado gracias a los esfuerzos de www.laverdadcatolica.org PĂĄgina Web que facilita el material aquĂ­ presentado. Carlos Ivan Rivera @CarlosIRivera


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

MISAL FEBRERO DEL 2013 / www.laverdadcatolica.org Dom Lun Mar Mié

Jue

Vie

Sáb

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10 17 24

11 18 25

12 19 26

13 20 27

14 21 28

15 22

16 23

 

 

Intenciones del Santo Padre para el mes de Febrero del 2013 GENERAL Para que las familias de migrantes, en particular las madres, sean sostenidas y acompañadas en sus dificultades.   MISIONAL Para que las poblaciones que experimentan guerras y conflictos puedan ser protagonistas de la construcción de un porvenir de paz.

ORDINARIO DE LA MISA

P R E F A C I O S

VIERNES 1 Santos: Severo de Ravena, obispo; Viridiana o Verdiana de la Toscana, virgen. Beato Andrés de Conti, presbítero. Feria (Verde) NO RENUNCIEN A LA VALENTÍA Hb 10,32­39; Mc 4, 26­34 El nexo entre ambas lecturas podemos ubicarlo en el tema del crecimiento y la perseverancia ante el sufrimiento. Los cristianos somos siembra divina. La palabra del Señor que se ha implantado en nuestro corazón, se arraiga y va creciendo hasta producir actitudes y convicciones nuevas, conformes al espíritu de Jesús. Es cierto, que en ocasiones no sabemos explicar el origen de nuestra nobleza de corazón. El Espíritu como un biólogo especializado nos rediseña internamente con genes modificadores. Los cristianos que aparecen en la Carta a los Hebreos han fructificado las obras propias del mensaje evangélico: viven la solidaridad con sus hermanos perseguidos, renuncian a sus bienes por fidelidad a Jesús y enfrentan con perseverancia y valentía todas las adversidades derivadas de la congruencia cristiana. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 32, 11. 19) Los proyectos de su corazón subsisten de edad en edad, para librar de la muerte la vida de sus fieles, y reanimarlos en tiempo de hambre. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

1/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ORACIÓN COLECTA Haz, Señor, que nos revistamos con las virtudes del corazón de tu Hijo, y nos encendamos con el amor que lo inflama, para que, asemejándonos a Él, merezcamos participar de la eterna redención. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Ustedes han soportado grandes luchas. No pierdan, pues, la confianza. De la carta a los hebreos: 10, 32­39 Hermanos: Recuerden aquellos primeros días en que, recién iluminados por el bautismo, tuvieron ustedes que afrontar duros y dolorosos combates. Unas veces fueron expuestos públicamente a los insultos y tormentos. Otras compartieron los sufrimientos de los hermanos que eran maltratados, se compadecieron de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus propios bienes, sabiendo ustedes que están en posesión de otros, mejores y perdurables. Por lo tanto, no pierdan la confianza, pues la recompensa es grande. Lo que ahora necesitan es la perseverancia, para que, cumpliendo la voluntad de Dios, alcancen lo prometido. Atiendan a lo que dice la Escritura: Pronto, muy pronto, el que ha de venir vendrá y no tardará; y mi justo, si permanece fiel, vivirá; pero si desconfía, dejará de agradarme. Ahora bien, nosotros no somos de los que desconfían y perecen, sino hombres de fe, destinados a salvarnos. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 36 R/. La salvación del justo es el Señor Pon tu esperanza en Dios, practica el bien y vivirás tranquilo en esta tierra. Busca en Él tu alegría y te dará el Señor cuanto deseas. R/. Pon tu vida en las manos del Señor, en Él confía, y hará que tu virtud y tus derechos brillen igual que el sol de mediodía. R/. Porque aprueba el camino de los justos, asegura el Señor todos sus pasos; no quedarán por tierra cuando caigan, porque el Señor los tiene de su mano. R/. La salvación del justo es el Señor; en la tribulación Él es su amparo. A quien en Él confía, Dios lo salva de los hombres malvados. R/. ACLAMACIÓN (Cfr. Mt 11, 25) R/. Aleluya, aleluya. Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla. R/. El hombre siembra su campo, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece. Del santo Evangelio según san Marcos: 4, 26­34 En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "El Reino de Dios se parece a lo que sucede cuando un hombre siembra la semilla en la tierra: que pasan las noches y los días, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece; y la tierra, por sí sola, va produciendo el fruto: primero los tallos, luego las espigas y después los granos en las espigas. Y cuando ya están maduros los granos, el hombre echa mano de la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha". Les dijo también: "¿Con qué compararemos el Reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar? Es como una semilla de mostaza que, cuando se siembra, es la más pequeña de las semillas; pero una vez sembrada, crece y se convierte en el mayor de los arbustos y echa ramas tan grandes, que los pájaros pueden anidar a su sombra". Y con otras muchas parábolas semejantes les estuvo exponiendo su mensaje, de acuerdo con lo que ellos podían entender. Y no les hablaba sino en parábolas; pero a sus discípulos les explicaba todo en privado. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

2/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Dios nuestro, Padre misericordioso, que por el inmenso amor con que nos has amado, nos diste con inefable bondad a tu Hijo único, concédenos que, identificados con Él en una perfecta unidad, te ofrezcamos una digna oblación. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 7, 37­38) Dice el Señor: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba. De aquel que cree en mí, brotarán ríos de agua viva. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Habiendo participado de tu sacramento de amor, te pedimos, Señor, la gracia de parecernos a Cristo aquí en la tierra, para merecer compartir su gloria allá en el cielo, con Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

SÁBADO 2 La Presentación del Señor Nuestra Señora de San Juan de los Lagos Santos: San Lorenzo de Canterbury, obispo. Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio. Tomo III: pp. 1151 y 114. Para los fieles: pp. 722 y 393. Edición popular: pp. 289 y 461. Fiesta (Blanco) FUEGO DE FUNDIDOR, LEJÍA DE LAVANDERO Ml 3, 1­4; Lc 2,22­40 El profeta Malaquías conocía de los procesos de lavado y purificación usados en su tiempo. De esas imágenes se valió para amonestar a sus contemporáneos sobre la inminente llegada de un mensajero que con obras y palabras eficaces, confrontaría a Israel con su realidad cruda y desnuda. Nos hemos de arrancar a escoria y el lastre que sobrecarga nuestro corazón. Los procesos de liberación personal duraderos son el resultado de una decisión autónoma; en manera alguna nos puede alguien modificar desde fuera y contra nuestra voluntad. El Evangelio de san Lucas relata el encuentro de la familia de Jesús con dos ancianos de una sola pieza: Ana y Simeón, dos israelitas creyentes y lúcidos que habían sostenido su fe y su esperanza perseverante, confiados en que el Dios de las promesas, honraría generosamente su palabra y liberaría a Israel de la opresión y la violencia. BENDICIÓN DE LAS VELAS Y PROCESIÓN Primera forma: Procesión 1. A una hora conveniente, se reúnen los fieles en algún lugar adecuado, fuera del templo donde va a efectuarse la procesión. Los, fieles sostienen en sus manos las velas apagadas. 2. El sacerdote, revestido de blanco, como para la Misa, se acerca, junto con los ministros, al lugar donde el pueblo está congregado. En lugar de la casulla, puede usar la capa pluvial durante la bendición de las velas y la procesión. 3. Mientras encienden las velas, se canta la antífona siguiente u otro cántico apropiado. Nuestro Señor vendrá con gran poder, e iluminará los ojos de sus siervos, aleluya. 4. El sacerdote, después de saludar a los fieles en la forma acostumbrada, les explica brevemente el significado del rito y los exhorta a participar en él activa y conscientemente. Lo puede hacer con estas www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

3/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

palabras u otras parecidas: Hermanos, hace cuarenta días celebramos con júbilo el nacimiento del Señor. Hoy también la Iglesia está de fiesta al celebrar el día en que Jesús fue presentado en el templo por María y José. El Señor quiso sujetarse a este rito para cumplir con las exigencias de la ley, pero, sobre todo, para manifestarse al pueblo que lo esperaba. Impulsados por el Espíritu Santo, fueron al templo aquellos dos ancianos, Simeón y Ana, e iluminados por el mismo Espíritu, reconocieron al Señor y lo anunciaron a todos con entusiasmo. También nosotros, que formamos el pueblo de Dios por la gracia del Espíritu Santo, vayamos al encuentro de Cristo en la casa de Dios. Hallaremos al Señor en la Eucaristía mientras esperamos su venida gloriosa. 5. Después de la exhortación, el sacerdote bendice las velas, diciendo con las manos juntas: Oremos: Dios nuestro, fuente y principio de toda luz, que concediste al justo Simeón contemplar a Cristo, luz destinada a iluminar a todas las naciones, bendice estas velas con las que tus fieles van a ir a tu encuentro en medio de himnos de alabanza, y escucha su oración a fin de que por el camino del bien puedan llegar a la luz inextinguible. Por Jesucristo, nuestro Señor. R/. Amén.  Y rocía las velas con agua bendita, sin decir nada. 6. El sacerdote toma entonces la vela destinada a él e inicia la procesión, diciendo: Vayamos ahora alegres al encuentro del Señor. 7. Durante la procesión se canta la antífona siguiente, o algún canto apropiado. R/. Cristo es la luz enviada para iluminar a las naciones y para gloria de Israel. Ahora, Señor, ya puede morir en paz tu siervo, según tu promesa. R/. Porque mis ojos han visto a tu Salvador. R/. Al Salvador a quien has puesto a la vista de todos los pueblos. R/. 8. Al entrar la procesión en el templo, se canta la Antífona de entrada de la Misa. Al llegar al altar, el sacerdote hace la debida reverencia y, si se cree conveniente, lo inciensa. Luego se dirige a la sede, en donde se quita la capa pluvial (si la usó en la procesión) y se pone la casulla. Ahí mismo, después de que se ha cantado el Gloria, dice la Oración Colecta como de ordinario. Prosigue luego la Misa de la manera acostumbrada. Segunda forma: Entrada solemne 9. Los fieles se reúnen en el templo, teniendo las velas en sus manos. El sacerdote, revestido de ornamentos blancos, va en compañía de los ministros y de una representación de los fieles a un sitio adecuado, ya sea ante la puerta del templo o en el interior del mismo, en donde, por lo menos una gran parte de los fieles, puedan participar cómodamente de la ceremonia. 10. Al llegar el sacerdote al sitio escogido para la bendición de las velas, se encienden éstas, y se canta la antífona `Nuestro Señor vendrá con gran poder' (cfr. n. 3, p. 27), u otro cántico apropiado. 11. En seguida el sacerdote, después del saludo al pueblo y de la breve exhortación, bendice las velas, como se indica el los nn. 4­5; se efectúa luego la procesión con los cánticos, como en los nn. 6­7. Para la Misa se observa lo indicado en el n. 8. LA MISA ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 47, 10­11) Recordaremos, Señor, los dones de tu amor en medio de tu templo. Que todos los hombres de la tierra te conozcan y te alaben, porque es infinita tu misericordia. Se dice Gloria. ORACIÓN COLECTA Dios todopoderoso y eterno, mira a tus fieles reunidos hoy para celebrar la presentación en el templo de tu Hijo Jesucristo, y concédenos que podamos presentarnos ante ti plenamente renovados en el espíritu. Por nuestro Señor Jesucristo... www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

4/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

LITURGIA DE LA PALABRA Entrará en el santuario el Señor, a quien ustedes buscan. Del libro del profeta Malaquías: 3, 1­4 Esto dice el Señor: "He aquí que yo envío a mi mensajero. Él preparará el camino delante de mí. De improviso entrará en el santuario el Señor, a quien ustedes buscan, el mensajero de la alianza a quien ustedes desean. Miren: Ya va entrando, dice el Señor de los ejércitos. ¿Quién podrá soportar el día de su venida? ¿Quién quedará en pie cuando aparezca? Será como fuego de fundición, como la lejía de los lavanderos. Se sentará como un fundidor que refina la plata; como a la plata y al oro, refinará a los hijos de Leví y así podrán ellos ofrecer, como es debido, las ofrendas al Señor. Entonces agradará al Señor la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, como en los años antiguos". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 23 R/. El Señor es el rey de la gloria. ¡Puertas, ábranse de par en par; agrándense, portones eternos, porque va a entrar el rey de la gloria! R/. Y ¿quién es el rey de la gloria? Es el Señor, fuerte y poderoso, el Señor, poderoso en la batalla. R/. ¡Puertas, ábranse de par en par; agrándense, portones eternos, porque va a entrar el rey de la gloria! R/. Y ¿quién es el rey de la gloria? El Señor, Dios de los ejércitos, es el rey de la gloria. R/. Tenía que asemejarse en todo a sus hermanos. De la carta a los hebreos: 2, 14­18 Hermanos: Todos los hijos de una familia tienen la misma sangre; por eso, Jesús quiso ser de nuestra misma sangre, para destruir con su muerte al diablo, que mediante la muerte, dominaba a los hombres, y para liberar a aquellos que, por temor a la muerte, vivían como esclavos toda su vida. Pues como bien saben, Jesús no vino a ayudar a los ángeles, sino a los descendientes de Abraham; por eso tuvo que hacerse semejante a sus hermanos en todo, a fin de llegar a ser sumo sacerdote, misericordioso con ellos y fiel en las relaciones que median entre Dios y los hombres, y expiar así los pecados del pueblo. Como Él mismo fue probado por medio del sufrimiento, puede ahora ayudar a los que están sometidos a la prueba. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Lc 2, 32) R/. Aleluya, aleluya. Cristo es la luz que alumbra a las naciones y la gloria de tu pueblo, Israel. R/. Mis ojos han visto al Salvador. Del santo Evangelio según san Lucas: 2, 22­40 Transcurrido el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley: Todo primogénito varón será consagrado al Señor, y también para ofrecer, como dice la ley, un par de tórtolas o dos pichones. Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo: "Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu Salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos; luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel". www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

5/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

El padre y la madre del niño estaban admirados de semejantes palabras. Simeón los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: "Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma". Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana. De joven, había vivido siete años casada y tenía ya ochenta y cuatro años de edad. No se apartaba del templo ni de día ni de noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Ana se acercó en aquel momento, dando gracias a Dios y hablando del niño a todos los que aguardaban la liberación de Israel. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y fortaleciéndose, se llenaba de sabiduría y la gracia de Dios estaba con Él. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que te sea agradable, Señor, el sacrificio de tu Hijo único, el Cordero sin mancha que tú quieres que la Iglesia te ofrezca por la salvación del mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor. PREFACIO En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, porque al ser presentado hoy en el templo tu eterno Hijo, fue proclamado por el Espíritu Santo gloria de Israel y luz de las naciones. Por eso, nosotros, al venir hoy llenos de júbilo al encuentro del Salvador, te alabamos con los ángeles, diciendo sin cesar: Santo, Santo, Santo... ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 2, 30­31) Mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has puesto ante la vista de todos los pueblos. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, tú que colmaste las esperanzas del anciano Simeón de no morir antes de ver al Mesías, completa en nosotros la obra de tu gracia por medio de esta comunión, para que sepamos buscar siempre a Cristo en esta vida y podamos llegar a contemplarlo en la eternidad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

DOMINGO 3 IV DOMINGO ORDINARIO Santos: Blas de Sebaste, mártir; Óscar o Anscario de Hamburgo, obispo. Beata María Rivier, fundadora. (Verde) YO ESTOY CONTIGO PARA LIBRARTE Jr 1,4­5; 17­19; 1 Co 12, 31­13, 13; Lc 4,21­30 El motivo y el tema del auxilio y la asistencia divina conectan el texto profético con el Evangelio. El profeta Jeremías recibe un encargo doloroso, tiene que anunciarle a sus contemporáneos una palabra incómoda: la renuncia a la idolatría y la injusticia serán la condición indispensable para que Israel y Jerusalén en particular, se mantengan libres y de pie. De no hacerlo sobrevendrán la peste, la espada, el hambre y diezmarán al pueblo. No era un mensaje sencillo de comunicar. Era una verdad dolorosa que encontraría resistencias. El Evangelio de san Lucas nos refiere una escena semejante, puesto que www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

6/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

nos presenta el discurso profético del Señor Jesús en la sinagoga de Nazaret. Él les anuncia algo incómodo de digerir puesto que les explica que el amor de Dios no es propiedad exclusiva de Israel. Dios ama a hombres y mujeres de otras naciones con amor tan intenso como ama a su pueblo escogido. El mensaje les resulta insoportable y los nazarenos intentan, infructuosamente, desbarrancar a Jesús, que sale airoso y se aleja. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 105, 47) Sálvanos, Señor y Dios nuestro; reúnenos de entre las naciones, para que podamos agradecer tu poder santo y sea nuestra gloria el alabarte. ORACIÓN COLECTA Concédenos, Señor, Dios nuestro, amarte con todo el corazón y, con el mismo amor, amar a nuestros prójimos. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Te consagré profeta para las naciones. Del libro del profeta Jeremías: 1, 4­5. 17­19 En tiempo de Josías, el Señor me dirigió estas palabras: "Desde antes de formarte en el seno materno, te conozco; desde antes de que nacieras, te consagré como profeta para las naciones. Cíñete y prepárate; ponte en pie y diles lo que yo te mando. No temas, no titubees delante de ellos, para que yo no te quebrante. Mira: hoy te hago ciudad fortificada, columna de hierro y muralla de bronce, frente a toda esta tierra, así se trate de los reyes de Judá, como de sus jefes, de sus sacerdotes o de la gente del campo. Te harán la guerra, pero no podrán contigo, porque yo estoy a tu lado para salvarte". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 70 R/. Señor, tú eres mi esperanza. Señor, tú eres mi esperanza, que no quede yo jamás defraudado. Tú, que eres justo, ayúdame y defiéndeme; escucha mi oración y ponme a salvo. R/. Sé para mí un refugio, ciudad fortificada en que me salves. Y pues eres mi auxilio y mi defensa, líbrame, Señor, de los malvados. R/. Señor, tú eres mi esperanza; desde mi juventud en ti confío. Desde que estaba en el seno de mi madre, yo me apoyaba en ti y tú me sostenías. R/. Yo proclamaré siempre tu justicia y a todas horas, tu misericordia. Me enseñaste a alabarte desde niño y seguir alabándote es mi orgullo. R/. Entre estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor, el amor es la mayor de las tres. De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 12, 31­13, 13 Hermanos: Aspiren a los dones de Dios más excelentes. Voy a mostrarles el camino mejor de todos. Aunque yo hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, no soy más que una campana que resuena o unos platillos que aturden. Aunque yo tuviera el don de profecía y penetrara todos los misterios, aunque yo poseyera en grado sublime el don de ciencia y mi fe fuera tan grande como para cambiar de sitio las montañas, si no tengo amor, nada soy. Aunque yo repartiera en limosnas todos mis bienes y aunque me dejara quemar vivo, si no tengo amor, de nada me sirve. El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no es presumido ni se envanece; no es grosero ni egoísta; no se irrita ni guarda rencor; no se alegra con la injusticia, sino que goza con la verdad. El amor disculpa sin límites, confía sin límites, espera sin límites, soporta sin límites. El amor dura por siempre; en cambio, el don de profecía se acabará; el don de lenguas desaparecerá y www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

7/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

el don de ciencia dejará de existir, porque nuestros dones de ciencia y de profecía son imperfectos. Pero cuando llegue la consumación, todo lo imperfecto desaparecerá. Cuando yo era niño, hablaba como niño, sentía como niño y pensaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, hice a un lado las cosas de niño. Ahora vemos como en un espejo y oscuramente, pero después será cara a cara. Ahora sólo conozco de una manera imperfecta, pero entonces conoceré a Dios como Él me conoce a mí. Ahora tenemos estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor; pero el amor es la mayor de las tres. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Lc 4, 18) R/. Aleluya, aleluya. El Señor me ha enviado para llevar a los pobres la buena nueva y anunciar la liberación a los cautivos. R/. Jesús, como Elías y Eliseo, no fue enviado tan sólo a los judíos. Del santo Evangelio según san Lucas: 4, 21­30 En aquel tiempo, después de que Jesús leyó en la sinagoga un pasaje del libro de Isaías, dijo: "Hoy mismo se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír". Todos le daban su aprobación y admiraban la sabiduría de las palabras que salían de sus labios, y se preguntaban: "¿No es éste el hijo de José?". Jesús les dijo: "Seguramente me dirán aquel refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo' y haz aquí, en tu propia tierra, todos esos prodigios que hemos oído que has hecho en Cafarnaúm". Y añadió: "Yo les aseguro que nadie es profeta en su tierra. Había ciertamente en Israel muchas viudas en los tiempos de Elías, cuando faltó la lluvia durante tres años y medio, y hubo un hambre terrible en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda que vivía en Sarepta, ciudad de Sidón. Había muchos leprosos en Israel, en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, que era de Siria". Al oír esto, todos los que estaban en la sinagoga se llenaron de ira, y levantándose, lo sacaron de la ciudad y lo llevaron hasta un precipicio de la montaña sobre 1a que estaba construida la ciudad, para despeñarlo. Pero Él, pasando por en medio de ellos, se alejó de allí. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. Credo PLEGARIA UNIVERSAL Alabemos e invoquemos a Dios, esperando su bendición para todos. Después de cada petición diremos: Escúchanos, Señor, y aumenta nuestra fe. Por la Iglesia: que manifieste a todos el verdadero rostro de Jesucristo. Oremos. Por México y los países que viven bajo el peso de la violencia: que llegue a imponerse la paz y el respeto por la dignidad de las personas. Oremos. Por los integrantes del poder legislativo: que siempre busquen el bien de las mayorías, antes que el propio. Oremos. Por los que no tienen trabajo, por los que viven en la miseria, por los marginados por causas sociales y económicas: que nuestra ayuda les manifieste el amor de Dios. Oremos. Por quienes trabajan para hacer de nuestro mundo un lugar más justo y habitable, especialmente por los que cuidan a los enfermos: que sean signos de la esperanza que nos viene de Dios. Oremos. Por todos nosotros: que Cristo, a quien hemos recibido en su Palabra y nos alimenta con su Cuerpo y con su Sangre, nos ayude a vencer todo egoísmo. Oremos. Dios, fortaleza de quienes esperan en ti, concédenos tu ayuda para que podamos complacerte siempre y en todo lugar. Por Jesucristo, nuestro Señor. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

8/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Acepta, Señor, estos dones que te presentamos en señal de sumisión a ti, y conviértelos en el sacramento de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 30, 17­18) Ven, Señor, en ayuda de tu siervo y sálvame por tu misericordia. Que no me arrepienta nunca de haberte invocado. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que el sacramento del Cuerpo y la Sangre de tu Hijo que acabamos de recibir, nos ayude, Señor, a vivir más profundamente nuestra fe. Por Jesucristo, nuestro Señor. UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.­ Los profetas auténticos que no se empequeñecen ni se acobardan a la hora de comunicar la lectura creyente de la historia no siempre abundan, al contrario, suelen ser más bien escasos. Tanto Jeremías, el profeta de Anatot como el Señor Jesús, profeta de Nazaret conocieron hostilidades, exilio y muerte por razón de su fidelidad a Dios, En la hora presente Dios sigue bendiciendo a su pueblo con figuras proféticas que levantan su voz, para exhibir y denunciar los equívocos que desfiguran a la comunidad creyente. Los profetas encuentran una escasa acogida, y sufren rechazo, por parte de hermanos en la fe y de autoridades civiles y eclesiásticas. Su honda espiritualidad y su arraigada esperanza es lo que los sustenta remando contracorriente y manteniéndose congruentes al Evangelio. Su vida llena de sentido es una reserva moral de nuestra comunidad eclesial. Los profetas son los referentes y los espejos que Dios nos regala en las horas confusas.

LUNES 4 Santos: Águeda de Roma, mártir; Gilberto de Inglaterra, fundador; Catalina Ricci, religiosa. Memoria (Rojo) EL MUNDO NO SE LOS MERECÍA Hb 11,32­40; Mc 5,1­20 La lista de los grandes testigos de la fe que rememora el autor de la Carta a los Hebreos se cierra con una frase contundente: el mundo no se los merecía. Jueces, reyes y profetas de Israel enfrentaron hostilidades por razón de su perseverante congruencia. El mundo en el que vivieron no los recibió porque esos hombres no formulaban mensajes a medida y gusto de los oyentes. Tenían postura y posición firme en las convicciones y creencias fundamentales que sostenían y "no se vendían por un plato de lentejas". Dios los aguardaba con los brazos abiertos para reivindicar su amor esforzado. En el episodio evangélico acontece��algo parecido con el Señor Jesús cuando es expulsado del territorio de los gerasenos. La palabra y la acción de Jesús había afectado sus intereses económicos y prefirieron expulsarlo antes de ver mermadas sus ganancias. Tampoco los gerasenos del otro lado del lago de Galilea se merecían al profeta Jesús. ANTÍFONA DE ENTRADA Como las vírgenes prudentes, santa Águeda conserva su lámpara encendida para salir al encuentro de Cristo. ORACIÓN COLECTA Que tu santa virgen y mártir Águeda, tan agradable siempre a tu corazón por la consagración de su www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

9/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

virginidad y su valor en el martirio, nos obtenga, Señor, tu fortaleza, para superar nuestro egoísmo y nuestra cobardía. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Por la fe, nuestros antepasados conquistaron reinos y Dios dispone para nosotros algo mejor. De la carta a los hebreos: 11, 32­40 Hermanos: ¿Para qué seguir hablando sobre el poder de la fe? Me faltaría tiempo, si tuviera que exponer en detalle lo que hicieron Gedeón, Baruc, Sansón, Jefté, David, Samuel y los profetas. Por su fe, ellos conquistaron reinos e hicieron justicia, lograron que se fueran cumpliendo las promesas divinas, cerraron las fauces de los leones, dominaron la violencia del fuego, se salvaron del filo de la espada, vencieron las enfermedades, fueron valientes en la guerra y pusieron en fuga a los ejércitos extranjeros. Hubo también algunas mujeres, que por su fe obtuvieron la resurrección de sus hijos muertos. Muchos, sometidos a las torturas, prefirieron no ser rescatados, para alcanzar así la resurrección. Unos sufrieron escarnios y azotes, cadenas y cárcel. Otros, fueron apedreados, aserrados, torturados y muertos a espada; anduvieron errantes, cubiertos con pieles de ovejas y de cabras, faltos de todo, pasando necesidad, apuros y malos tratos. Esos hombres, de los cuales no era digno el mundo, tuvieron que vagar por desiertos y montañas, por grutas y cavernas. Sin embargo, todos ellos, aunque acreditados por su fe, no alcanzaron a ver el pleno cumplimiento de la promesa: es que Dios había dispuesto para nosotros algo mejor y no quería que ellos llegaran, sin nosotros, a la perfección. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 30 R/. Quien confía en el Señor, no desespere. ¡Qué grande es la bondad que has reservado, Señor, para tus fieles! Con quien se acoge a ti, Señor, ¡qué bueno eres! R/. Tu presencia lo ampara de todas las intrigas de los hombres, y lo pone a resguardo de las burlas y las murmuraciones. R/. Bendito sea el Señor, que en mis horas de angustia ha prodigado las pruebas de su amor. R/. En mi inquietud, Señor, llegué a pensar que me habías quitado de tu vista; pero oíste la voz de mis plegarias cuando clamaba a ti. R/. Que amen al Señor todos sus fieles, pues protege a los leales y a los soberbios da lo que merecen. R/. ACLAMACIÓN (Lc 7, 16) R/. Aleluya, aleluya. Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo. R/. Espíritu inmundo, sal de este hombre. Del santo Evangelio según san Marcos: 5, 1­20 En aquel tiempo, después de atravesar el lago de Genesaret, Jesús y sus discípulos llegaron a la otra orilla, a la región de los gerasenos. Apenas desembarcó Jesús, vino corriendo desde el cementerio un hombre poseído por un espíritu inmundo, que vivía en los sepulcros. Ya ni con cadenas podían sujetarlo; a veces habían intentado sujetarlo con argollas y cadenas, pero él rompía las cadenas y destrozaba las argollas; nadie tenía fuerzas para dominarlo. Se pasaba días y noches en los sepulcros o en el monte, gritando y golpeándose con piedras. Cuando aquel hombre vio de lejos a Jesús, se echó a correr, vino a postrarse ante Él y gritó a voz en cuello: "¿Qué quieres tú conmigo, Jesús, Hijo de Dios altísimo? Te ruego por Dios que no me atormentes". Dijo esto porque Jesús le había mandado al espíritu inmundo que saliera de aquel hombre. Entonces le preguntó Jesús: "¿Cómo te llamas?". Le respondió: "Me llamo Legión, porque somos muchos". Y le rogaba con insistencia que no los expulsara de aquella comarca. Había allí una gran piara de cerdos, que andaban comiendo en la falda del monte. Los espíritus le rogaban a Jesús: "Déjanos salir de aquí para meternos en esos cerdos". Y Él se lo permitió. Los www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

10/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

espíritus inmundos salieron del hombre y se metieron en los cerdos; y todos los cerdos, unos dos mil, se precipitaron por el acantilado hacia el lago y se ahogaron. Los que cuidaban los cerdos salieron huyendo y contaron lo sucedido, en el pueblo y en el campo. La gente fue a ver lo que había pasado. Se acercaron a Jesús y vieron al antes endemoniado, ahora en su sano juicio, sentado y vestido. Entonces tuvieron miedo. Y los que habían visto todo, les contaron lo que le había ocurrido al endemoniado y lo de los cerdos. Ellos comenzaron a rogarle a Jesús que se marchara de su comarca. Mientras Jesús se embarcaba, el endemoniado le suplicaba que lo admitiera en su compañía, pero Él no se lo permitió y le dijo: "Vete a tu casa a vivir con tu familia y cuéntales lo misericordioso que ha sido el Señor contigo". Y aquel hombre se alejó de ahí y se puso a proclamar por la región de Decápolis lo que Jesús había hecho por él. Y todos los que lo oían se admiraban. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que los dones que vamos a ofrecerte en honor de tu santa virgen Águeda te sean, Señor, tan agradables, como agradable fue a tus ojos su martirio. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 25, 6) Ya viene el esposo; salgamos al encuentro de Cristo, el Señor. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor y Dios nuestro, que glorificaste a santa Águeda con la doble corona de la virginidad y del martirio, con­cédenos que esta comunión nos ayude a superar todas las pruebas y podamos así alcanzar el Reino eterno. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MARTES 5 Santos: Felipe de Jesús, protomártir mexicano; Adelaida de Vilich, abadesa. Beata Francisca Meziére, mártir. Fiesta (Rojo) En la Arquidiócesis de México: Solemnidad LOS FIELES A SU AMOR SEGUIRÁN A SU LADO Sb 3, 1­9; 2 Co 4, 7­15; Lc 9, 23­26 La biografía de los mártires y de todos los creyentes perseguidos e incomprendidos sigue incomodando, nuestra tranquila rutina. El justo anónimo del que habla el libro de la Sabiduría o los cristianos perseguidos que pierden su vida por causa del Evangelio, no son producto de la fantasía de algún escritor judío. Fueron personas de carne y hueso que eligieron vivir de acuerdo a su convicción creyente. Hicieron una opción y fueron consecuentes con ella. A los ojos de la gente pragmática que contrasta siempre el costo y el beneficio de todo, resulta incomprensible que un creyente sufra o enfrente persecuciones por causa de sus creencias. La inclinación en­fermiza de quienes buscamos la aprobación popular y el reconocimiento público, nos impide seguir el camino del seguimiento y cargar con la cruz del Evangelio. ANTÍFONA DE ENTRADA (Flp 2, 10­11) Que al nombre de Jesús, todo ser viviente, en el cielo, en la tierra, en el abismo, caiga de rodillas y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Se dice Gloria. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

11/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ORACIÓN COLECTA Dios nuestro, que te dignaste aceptar la sangre de san Felipe de Jesús como una primicia de la fe de nuestro pueblo, concédenos, por su intercesión, madurar en esa misma fe, para que demos testimonio de ella no sólo con las palabras, sino, sobre todo, con los actos de nuestra vida diaria. Por nuestro Señor Jesucristo... Fuera de la Arquidiócesis de México solamente se dice una de las dos lecturas antes del Evangelio, con el salmo responsorial. LITURGIA DE LA PALABRA Los aceptó como holocausto. Del libro de la Sabiduría: 3, 1­9 Las almas de los justos están en las manos de Dios y no les alcanzará ningún tormento. Los insensatos pensaban que los justos habían muerto, que su salida de este mundo era una desgracia y su salida de entre nosotros, una completa destrucción. Pero los justos están en paz. La gente pensaba que sus sufrimientos eran un castigo, pero ellos esperaban confiadamente la inmortalidad. Después de breves sufrimientos recibirán una abundante recompensa, pues Dios los puso a prueba y los halló dignos de sí. Los probó como oro en el crisol y los aceptó como un holocausto agradable. En el día del juicio brillarán los justos como chispas que se propagan en un cañaveral. Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos, y el Señor reinará eternamente sobre ellos. Los que confían en el Señor comprenderán la verdad y los que son fieles a su amor permanecerán a su lado, porque Dios ama a sus elegidos y cuida de ellos. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 123 R/. Nuestra ayuda es invocar al Señor. Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte cuando los hombres nos asaltaron, nos habría devorado vivos el fuego de su cólera. R/. Las aguas nos hubieran sepultado, un torrente nos hubiera llegado al cuello, un torrente de aguas encrespadas. Bendito sea el Señor, porque no permitió que nos despedazaran con sus dientes. R/. Nuestra vida se escapó como un pájaro de la trampa de los cazadores. La trampa se rompió y nosotros escapamos. Nuestra ayuda nos viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. R/. Aquel que resucitó a Jesús nos resucitará también a nosotros con Jesús y nos colocará a su lado con ustedes. De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 4, 7­15 Hermanos: Llevamos este tesoro en vasijas de barro, para que se vea que esta fuerza tan extraordinaria proviene de Dios y no de nosotros mismos. Por eso sufrimos toda clase de pruebas, pero no nos angustiamos. Nos abruman las preocupaciones, pero no nos desesperamos. Nos vemos perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no vencidos. Llevamos siempre y por todas partes la muerte de Jesús en nuestro cuerpo, para que en este mismo cuerpo se manifieste también la vida de Jesús. Nuestra vida es un continuo estar expuestos a la muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. De modo que la muerte actúa en nosotros, y en ustedes, la vida. Y como poseemos el mismo espíritu de fe que se expresa en aquel texto de la Escritura: Creo, por eso hablo, también nosotros creemos y por eso hablamos, sabiendo que aquel que resucitó a Jesús nos resucitará también a nosotros con Jesús y nos colocará a su lado con ustedes. Y todo esto es para bien de ustedes, de manera que, al extenderse la gracia a más y más personas, se multiplique la acción de gracias para gloria de Dios. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

12/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Mt 5, 10) R/. Aleluya, aleluya. Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos, dice el Señor. R/. El que pierda su vida por mí, ése la encontrará. Del santo Evangelio según san Lucas: 9, 23­26 En aquel tiempo, Jesús le dijo a la multitud: "Si alguno quiere acompañarme, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga. Pues el que quiera conservar para sí mismo su vida, la perderá; pero el que la pierda por mi causa, ése la encontrará. En efecto, ¿de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, si se pierde a sí mismo o se destruye? Por otra parte, si alguien se avergüenza de mí y de mi doctrina, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga revestido de su gloria y de la del Padre y de la gloria de los santos ángeles". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. En la Arquidiócesis de México, se dice Credo. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Santifica, Señor, los dones que te presentamos y, por la intercesión de san Felipe de Jesús, haz que nos sirvan de ayuda para conseguir la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. PREFACIO I DE LOS SANTOS MÁRTIRES En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y fuente de salvación darte gracias y alabarte siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque la sangre de san Felipe de Jesús, mártir, derramada como la de Cristo para proclamar su fidelidad a ti, manifiesta tu admirable poder, que convierte la fragilidad en fortaleza y al hombre débil robustece para que sea testigo tuyo, por Cristo, Señor nuestro. Por eso, como los ángeles te cantan en el cielo, así nosotros en la tierra te aclamamos, diciendo sin cesar: Santo, Santo, Santo... ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 16, 24) Si alguno quiere venir en pos de mí, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz y me siga, dice el Señor. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Te suplicamos, Señor, por los méritos de san Felipe de Jesús, que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, que acabamos de recibir, nos protejan siempre de todo mal. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MIÉRCOLES 6 Santos: Pablo Mikki y compañeros, mártires; Amando de Tongres, obispo. Beato Alfonso María Fusco, fundador. Memoria (Rojo) LO QUE USTEDES SOPORTAN LOS EDUCA Hb 12, 4­7. 11­15, Mc 6, 1­6 www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

13/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Un profeta cristiano como el que escribió la Carta a los Hebreos no gustaba de usar un lenguaje diplomático. Prefería llamar al pan, pan y al vino, vino. Escuchar recomendaciones duras y exhortaciones exigentes nos incomoda de pronto. Sentimos que nos agreden o que son injustos con nosotros. No siempre es así. Cuando ameritamos la corrección, necesitamos de humildad para escuchar. Soportar un regaño o una represión no es fácil. Más aún, ni siquiera dichas palabras tienen buena aceptación. Pareciera que no se debe tocar a nadie "ni con el pétalo de una rosa". El Señor Jesús visitó a la gente de Nazaret y su palabra y su enseñanza provocaron desconcierto. Sus paisanos no salían de su azoro y su escándalo. Como no era un populista ni un seductor de multitudes no cedió a la presión popular sino que se mantuvo fiel a sus convicciones y al proyecto que el Padre le había confiado. ANTÍFONA DE ENTRADA Aquellos que siguieron en la tierra las huellas de Cristo, se alegran ahora en el cielo; y porque lo amaron hasta morir por Él, con Él se gozan eternamente. ORACIÓN COLECTA Señor Dios, que quisiste llamar a la vida eterna por medio de la cruz a Pablo Miki y a sus compañeros y les diste fortaleza para morir por ti, concédenos, por su intercesión, que sepamos vivir con honradez y sin miedo la fe que profesamos. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA El Señor corrige a los que ama. De la carta a los hebreos: 12, 4­7. 11­15 Hermanos: Todavía no han llegado ustedes a derramar su sangre en la lucha contra el pecado, y ya se han olvidado de la exhortación que Dios les dirigió, como a hijos, diciendo: Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, ni te desanimes cuando te reprenda. Porque el Señor corrige a los que ama y da azotes a sus hijos predilectos. Soporten, pues, la corrección, porque Dios los trata como a hijos; ¿y qué padre hay que no corrija a sus hijos? Es cierto que de momento ninguna corrección nos causa alegría, sino más bien tristeza. Pero después produce, en los que la recibieron, frutos de paz y santidad. Por eso, robustezcan sus manos cansadas y sus rodillas vacilantes; caminen por un camino plano, para que el cojo ya no se tropiece, sino más bien, se alivie. Esfuércense por estar en paz con todos y por aquella santificación, sin la cual no es posible ver a Dios. Velen para que nadie se vea privado de la gracia de Dios, para que nadie sea como una planta amarga, que hace daño y envenena a los demás.Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 102 R/, El Señor es bueno, el Señor nos ama. Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga su santo nombre. Bendice al Señor, alma mía, y no te olvi­des de sus beneficios. R/. Como un padre es compasivo con sus hijos, así es compasivo el Señor con quien lo ama, pues bien sabe Él de lo que estamos hechos y de que somos barro, no se olvida. R/. El amor del Señor a quien lo teme, es un amor eterno y entre aquellos que cumplen con su alianza, pasa de hijos a nietos su justicia. R/. ACLAMACIÓN (Jn 10, 27) R/. Aleluya, aleluya. Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen. R/. Todos honran a un profeta, menos los de su tierra. Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 1­6 www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

14/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

En aquel tiempo, Jesús fue a su tierra en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, se puso a enseñar en la sinagoga, y la multitud que lo escuchaba se preguntaba con asombro: "¿Dónde aprendió este hombre tantas cosas? ¿De dónde le viene esa sabiduría y ese poder para hacer milagros? ¿Qué no es éste el carpintero, el hijo de María, el hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿No viven aquí, entre nosotros, sus hermanas?". Y estaban desconcertados. Pero Jesús les dijo: "Todos honran a un profeta, menos los de su tierra, sus parientes y los de su casa". Y no pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó a algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y estaba extrañado de la incredulidad de aquella gente. Luego se fue a enseñar en los pueblos vecinos. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Recibe, Padre santo, las ofrendas que te presentamos en honor de tus santos mártires y concédenos permanecer firmes en la confesión de tu nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 22, 28­30) Ustedes son los que han perseverado conmigo en mis pruebas, y yo les preparo un Reino, dice el Señor, para que en él coman y beban en mi mesa. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor y Dios nuestro, que admirablemente ilustraste el misterio de la cruz con el ejemplo de tus santos mártires, concédenos la gracia, ya que hemos sido alimentados con el Cuerpo de Cristo, de seguirlo con fidelidad en la Iglesia para la salvación de todos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

JUEVES 7 Santos: Ricardo de Toscana, rey; Juliana de Florencia, viuda. Beata Ana María Adorni, fundadora. Feria (Verde) QUÉDENSE DONDE LOS ALOJEN Hb 12, 18­19. 21­24; Mc 6, 7­13 La misión itinerante que organizó Jesús con sus discípulos apelaba al recibimiento generoso de otros discípulos que no habían abandonado sus casas para seguirle. La solidaridad abierta que practicaban las familias de Galilea en beneficio de los misioneros cristianos, rendía sus frutos. Paulatinamente las familias fueron recibiendo las señales del reino y cambiando su rutina cotidiana. Los enfermos, los hambrientos y los excluidos de la asamblea de Israel fueron accediendo a situaciones de mayor bienestar y dignidad. La resocialización que generaba el movimiento impulsado por Jesús y sus discípulos, empezaba a cambiar el rostro de las personas y el ambiente de los poblados galileos. De alguna manera y como dice la Carta a los Hebreos, los grupos de discípulos se iban conformando en la ciudad del Dios vivo, en la Jerusalén celeste, donde era preciso vivir conforme al nuevo espíritu del Reino. Ni los montes, ni los santuarios volverían a ser más importantes que los templos espirituales, construidos por personas consagradas por el amor del Padre. ANTÍFONA DE ENTRADA (Hb 7, 24) Cristo, mediador de la nueva alianza, por el hecho de permanecer para siempre, posee un sacerdocio perpetuo. ORACIÓN COLECTA Dios nuestro, que para gloria tuya y salvación de todos los hombres constituiste Sumo y Eterno www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

15/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Sacerdote a tu Hijo, Jesucristo, concede a quienes Él ha elegido como ministros suyos y administradores de sus sacramentos y de su Evangelio, la gracia de ser fieles en el cumplimiento de su ministerio. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Se han acercado ustedes a Sión, el monte y la ciudad del Dios viviente. De la carta a los hebreos: 12, 18­19. 21­24 Hermanos: Cuando ustedes se acercaron a Dios, no encontraron nada material, como en el Sinaí: ni fuego ardiente, ni oscuridad, ni tinieblas, ni huracán, ni estruendo de trompetas, ni palabras pronunciadas por aquella voz que los israelitas no querían volver a oír nunca. En efecto, tan terrible era aquel espectáculo, que el mismo Moisés exclamó: ¡Estoy aterrorizado y tiemblo! Ustedes, en cambio, se han acercado a Sión, el monte y la ciudad del Dios viviente, a la Jerusalén celestial, a la reunión festiva de miles y miles de ángeles, a la asamblea de los primogénitos, cuyos nombres están escritos en el cielo. Se han acercado a Dios, que es el juez de todos los hombres, y a los espíritus de los justos que alcanzaron la perfección. Se han acercado a Jesús, el mediador de la nueva alianza, cuya sangre derramada es más elocuente que la de Abel. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 47 R/. Recordamos, Señor, tu gran amor. Grande es el Señor y muy digno de alabanza, en la ciudad de nuestro Dios. Su monte santo, altura hermosa, es la alegría de toda la tierra. R/. El monte Sión, en el extremo norte, es la ciudad del rey supremo. Entre sus baluartes ha surgido Dios como una fortaleza inexpugnable. R/. Lo que habíamos oído, lo hemos visto en la ciudad del Dios de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios, fundada para siempre por Dios mismo. R/. Recordamos, Señor, tu gran amor en medio de tu templo. Tu renombre, Señor, y tu alabanza llenan el mundo entero. R/. ACLAMACIÓN (Mc 1, 15) R/. Aleluya, aleluya. El Reino de Dios ya está cerca, dice el Señor. Conviértanse y crean en el Evangelio. R/. Envió a los discípulos de dos en dos. Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 7­13 En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce, los envió de dos en dos y les dio poder sobre los espíritus inmundos. Les mandó que no llevaran nada para el camino: ni pan, ni mochila, ni dinero en el cinto, sino únicamente un bastón, sandalias y una sola túnica. Y les dijo: "Cuando entren en una casa, quédense en ella hasta que se vayan de ese lugar. Si en alguna parte no los reciben ni los escuchan, al abandonar ese lugar, sacúdanse el polvo de los pies, como una advertencia para ellos". Los discípulos se fueron a predicar la conversión. Expulsaban a los demonios, ungían con aceite a los enfermos y los curaban. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que Jesucristo, nuestro Mediador, haga que te sean aceptables, Señor, nuestras ofrendas y que su sacrificio redentor nos haga vivir cada día más unidos a Él, para que toda nuestra vida sea grata a tus ojos. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 28, 20) www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

16/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, que hemos ofrecido en el sacrificio y recibido en la comunión, sean para nosotros, Señor, el principio de una vida nueva, a fin de que, unidos a ti por el amor, demos frutos que permanezcan para siempre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

VIERNES 8 Santos: Jerónimo Emiliani, fundador; Juvencio de Pavía, obispo. Beato Pedro Ígneo, cardenal. Feria (Verde) NUNCA TE DEJARÉ, NUNCA TE ABANDONARÉ Hb 13, 1­8; Mc 6, 14­29 Esta frase es el exhorto final que comunica el Señor a Israel en el contexto del discurso de despedida de Moisés. El autor de la Carta a los Hebreos retorna dicha frase para animar a sus lectores a vivir la confianza, puesto que atravesaban por un período de escasez y carencia de recursos materiales. La vida sencilla y modesta es un valor apreciado por los discípulos de Jesús. No es la fiebre posesiva lo que distingue a los seguidores del pobre de Nazaret, sino la confianza en el amor incondicional del Padre. De esa existencia sencilla es testigo Juan Bautista, que vive de forma modesta, alimentándose de los frutos del campo. En cambio, su verdugo, Herodes Antipas realizaba banquetes ostentosos con los magnates de Galilea, sin preocuparse de que esa vida de lujos desmedidos, se conseguía a través de las cargas fiscales y los tributos excesivos que pesaban sobre los campesinos de Galilea. ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Sb 11, 24. 25. 27) Señor, tú tienes misericordia de todos y nunca odias a tus creaturas; borras los pecados de los hombres que se arrepienten, y los perdonas, porque tú, Señor, eres nuestro Dios. ORACIÓN COLECTA Escucha, Señor, nuestra oración y perdona nuestros pecados, para que recibamos, juntamente, tu perdón y tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre. De la carta a los hebreos: 13, 1­8 Hermanos: Conserven entre ustedes el amor fraterno y no se olviden de practicar la hospitalidad, ya que por ella, algunos han hospedado ángeles sin saberlo. Acuérdense de los que están presos, como si ustedes mismos estuvieran también con ellos en la cárcel. Piensen en los que son maltratados, pues también ustedes tienen un cuerpo que puede sufrir. Que todos tengan gran respeto al matrimonio y lleven una vida conyugal irreprochable, porque a los que cometen fornicación y adulterio, Dios los habrá de juzgar. Que no haya entre ustedes avidez de riquezas, sino que cada quien se contente con lo que tiene. Dios ha dicho: Nunca te dejaré ni te abandonaré; por lo tanto, nosotros podemos decir con plena confianza: El Señor cuida de mí, ¿por qué les he de tener miedo a los hombres? Acuérdense de sus pastores, que les predicaron la palabra de Dios. Consideren cómo terminaron su vida e imiten su fe. Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

17/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Del salmo 26 R/. El Señor es mi luz y mi salvación. El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién voy a tenerle miedo? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién podrá hacerme temblar? R/. Aunque se lance contra mí un ejército, no temerá mi corazón; aun cuando hagan la guerra contra mí, tendré plena confianza en el Señor. R/. Porque el Señor me procuró un refugio en los tiempos aciagos; me esconderá en lo oculto de su tienda y Él me pondrá a salvo. R/. El corazón me dice que te busque y buscándote estoy. No me abandones ni me dejes solo, mi Dios y salvador. ACLAMACIÓN (Cfr. Lc 8, 15) R/. Aleluya, aleluya. Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero, y perseveran hasta dar fruto. Es Juan, a quien yo le corté la cabeza, y que ha resucitado. Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 14­29 En aquel tiempo, como la fama de Jesús se había extendido tanto, llegó a oídos del rey Herodes el rumor de que Juan el Bautista había resucitado y sus poderes actuaban en Jesús. Otros decían que era Elías; y otros, que era un profeta, comparable a los antiguos. Pero Herodes insistía: "Es Juan, a quien yo le corté la cabeza, y que ha resucitado". Herodes había mandado apresar a Juan y lo había metido y encadenado en la cárcel. Herodes se había casado con Herodías, esposa de su hermano Filipo, y Juan le decía: "No te está permitido tener por mujer a la esposa de tu hermano". Por eso Herodes lo mandó encarcelar. Herodías sentía por ello gran rencor contra Juan y quería quitarle la vida; pero no sabía cómo, porque Herodes miraba con respeto a Juan, pues sabía que era un hombre recto y santo, y lo tenía custodiado. Cuando lo oía hablar, quedaba desconcertado, pero le gustaba escucharlo. La ocasión llegó cuando Herodes dio un banquete a su corte, a sus oficiales y a la gente principal de Galilea, con motivo de su cumpleaños. La hija de Herodías bailó durante la fiesta y su baile les gustó mucho a Herodes y a sus invitados. El rey le dijo entonces a la joven: "Pídeme lo que quieras y yo te lo daré". Y le juró varias veces: "Te daré lo que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino". Ella fue a preguntarle a su madre: "¿Qué le pido?". Su madre le contestó: "La cabeza de Juan el Bautista". Volvió ella inmediatamente junto al rey y le dijo: "Quiero que me des ahora mismo, en una charola, la cabeza de Juan el Bautista". El rey se puso muy triste, pero debido a su juramento y a los convidados, no quiso desairar a la joven, y enseguida mandó a un verdugo que trajera la cabeza de Juan. El verdugo fue, lo decapitó en la cárcel, trajo la cabeza en una charola, se la entregó a la joven y ella se la entregó a su madre. Al enterarse de esto, los discípulos de Juan fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Acepta, Señor, este sacrificio de reconciliación y alabanza, para que perdones nuestros pecados y dirijas hacia ti nuestro vacilante corazón. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 15, 10) Por un solo pecador que se convierta, dice el Señor, habrá gran alegría entre los ángeles del cielo. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Por nuestra participación en el sacramento del Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, nos has perdonado, Señor, nuestros pecados, concédenos tu gracia para evitarlos de ahora en adelante y servirte con www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

18/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

sincero corazón. Por Jesucristo, nuestro Señor.

SÁBADO 9 Santos: Marón de Siria, ermitaño; Apolonia de Alejandría, mártir. Beata Eusebia Palomino, religiosa. Vísperas 1 del domingo: la semana del Salterio. Tomo 111: pp. 745 y 152. Para los fieles: pp. 472 y 394. Edición popular: pp. 13 y 462. Feria (Verde) ELLOS SE DESVELAN POR EL BIEN DE USTEDES Hb 13,15­17. 20­21; Mc 6,30­34 El tema de la responsabilidad pastoral, del cuidado paciente y amoroso de los hermanos, está más que presente en ambos pasajes. Del lado del Evangelio de san Marcos encontramos a Jesús y sus discípulos en una situación inusual en los relatos evangélicos: ellos han regresado de un viaje de misión por las aldeas de Galilea y están urgidos de descanso. De inmediato, planean alejarse de la multitud, para recuperar sus fuerzas, sin poder conseguirlo. Jesús es visto por numerosas personas, cargadas con toda clase de aflicciones y de inmediato se ocupa de ellos. La personalidad y la actitud, que la Carta a los Hebreos, reconoce en los dirigentes de las comunidades cristianas, es la misma que la del Maestro: se desviven y se desvelan por atender a la comunidad, trabajando incesantemente por su bienestar. La enseñanza y el testimonio de los dirigentes es un aliento para mantenerse activos en la solidaridad y el servicio a los hermanos MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Hch 1, 14) Con un mismo espíritu, los discípulos perseveraban en la oración junto con María, la Madre de Jesús. ORACIÓN COLECTA Dios misericordioso, que quisiste que tu Hijo unigénito proclamara desde la cruz como Madre nuestra a su propia Madre, haz que tu Iglesia, por la mediación y cooperación maternal de la Virgen María, crezca cada día en santidad y atraiga a su seno a todas las naciones. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Que el Dios de la paz, que resucitó al pastor eterno de las ovejas, los enriquezca con toda clase de dones. De la carta a los hebreos: 13, 15­17. 20­21 Hermanos: Ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, el sacrificio de alabanza, es decir el homenaje de los labios que bendicen su nombre. No se olviden nunca de practicar la generosidad y de compartir con los demás los bienes de ustedes, porque estos son los sacrificios que agradan a Dios. Obedezcan con docilidad a sus pastores, pues ellos se desvelan por ustedes, sabiendo que tienen que rendir cuentas a Dios. Así podrán ellos trabajar con alegría y sin quejarse, pues lo contrario no sería para ustedes de ningún provecho. Que el Dios de la paz, el que, mediante la sangre de una alianza eterna, resucitó de entre los muertos al pastor eterno de las ovejas, Jesucristo, nuestro Señor, los enriquezca a ustedes con toda clase de dones para cumplir su voluntad y haga en ustedes todo lo que es de su agrado, por medio de Jesucristo, a quien sea dada la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

19/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Del salmo 22 R/. El Señor es mi pastor, nada me faltará. El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce, para reparar mis fuerzas. R/. Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto; así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. R/. Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes. R/. Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida; y viviré en la casa del Señor por años sin término. R/. ACLAMACIÓN (Jn 10, 27) R/. Aleluya, aleluya. Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen. R/. Andaban como ovejas sin pastor. Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 30­34 En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Entonces Él les dijo: "Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco". Porque eran tantos los que iban y venían, que no les dejaban tiempo ni para comer. Jesús y sus apóstoles se dirigieron en una barca hacia un lugar apartado y tranquilo. La gente los vio irse y los reconoció; entonces de todos los poblados fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Cuando Jesús desembarcó, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Convierte, Señor, en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo estos dones que te presentamos, y haz que este memorial de nuestra redención, nos inflame en el amor a la Virgen María, Madre de la Iglesia, y nos asocie íntimamente a ella en la obra de la salvación de los hombres. Por Jesucristo, nuestro Señor. PREFACIO En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, y alabarte en esta festividad de la Virgen María. Porque al aceptar ella a tu Unigénito en su corazón inmaculado, mereció concebirlo en su seno virginal y, al dar a luz a Cristo, preparó el nacimiento de la Iglesia. Porque al aceptar, junto a la cruz, el encargo de tu amor, recibió como hijos a todos los hombres, redimidos por la Sangre de Cristo. Porque al unirse a las oraciones de los Apóstoles y de los discípulos, que esperaban la venida del Espíritu Consolador, se convirtió en el modelo de la Iglesia suplicante y, desde su asunción gloriosa a los cielos, sigue mostrando su amor y protección a la Iglesia que peregrina hacia la vida eterna, hasta que venga el Señor, lleno de gloria. Por eso, con todos los ángeles y santos, te alabamos sin cesar, diciendo: Santo, Santo, Santo.. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Jn 2, 1. 11) Hubo unas bodas en Caná de Galilea a las que asistió María, la Madre de Jesús. En esa ocasión, Jesús dio principio a sus milagros, manifestó su poder y sus discípulos creyeron en Él. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Tú que nos has concedido en este sacramento la prenda de nuestra vida eterna, haz, Señor, que tu Iglesia, por la intercesión maternal de la Virgen María, ilumine a todas las naciones con la luz del www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

20/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Evangelio y las santifique con los dones de tu Espíritu. Por Jesucristo, nuestro Señor.

DOMINGO 10 V DOMINGO ORDINARIO Santos: Escolástica de Nursia, fundadora; Guillermo de Malavalle, ermitaño. Beato Luis Stepinac, mártir. (Verde) AHORA SERÁS PESCADOR DE HOMBRES Is 6,1­2. 3­8; 1 Co 15, 1­11; Lc 5,1­11 Pedro, Pablo e Isaías, tres israelitas de primer nivel. Un pescador entusiasta, un intelectual congruente y generoso y un sacerdote convertido en profeta. Cada uno descubrió en sus circunstancias cotidianas el murmullo misterioso del llamado del Señor. Isaías discurría sus días entre el altar y las ofrendas en el templo hermoso que construyera Salomón. Un día dejó a un lado sus vestiduras sacras y se puso a contemplar con mirada penetrante el trajín de su pueblo, descubriendo que le habían dado la espalda a Dios, al olvidarse cínicamente, de practicar la justicia y el derecho con sus hermanos. Pedro, entendió que si continuaba dedicando las 24 horas de su jornada al oficio de pescador, no podría auxiliar a Jesús en el proyecto esperanzador del Reino de Dios y se puso a seguirle. Un buen día, también Pablo comprendió que el verdadero rostro de Dios no estaba en los versículos de la Torah, sino el amor compasivo que Jesús resucitado había tenido hacia Él. Por eso decidió conciliar su amor por la Palabra Santa con su fe inquebrantable en Jesús. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 94, 6­7) Entremos y adoremos de rodillas al Señor, creador nuestro, porque Él es nuestro Dios. ORACIÓN COLECTA Señor, que tu amor incansable cuide y proteja siempre a estos hijos tuyos, que han puesto en tu gracia toda su esperanza. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Aquí estoy, Señor, envíame. Del libro del profeta Isaías: 6, 1­2. 3­8 El año de la muerte del rey Ozías, vi al Señor, sentado sobre un trono muy alto y magnífico. La orla de su manto llenaba el templo. Había dos serafines junto a Él, con seis alas cada uno, que se gritaban el uno al otro: "Santo, santo, santo es el Señor, Dios de los ejércitos; su gloria llena toda la tierra". Temblaban las puertas al clamor de su voz y el templo se llenaba de humo. Entonces exclamé: "¡Ay de mí!, estoy perdido, porque soy un hombre de labios impuros, que habito en medio de un pueblo de 1abios impuros, porque he visto con mis ojos al Rey y Señor de los ejércitos". Después voló hacia mí uno de los serafines. Llevaba en la mano una brasa, que había tomado del altar con unas tenazas. Con la brasa me tocó la boca, diciéndome: "Mira: Esto ha tocado tus labios. Tu iniquidad ha sido quitada y tus pecados están perdonados". Escuché entonces la voz del Señor que decía: "¿A quién enviaré? ¿Quién irá de parte mía?". Yo le respondí: "Aquí estoy, Señor, envíame". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 137 R/. Cuando te invocamos, Señor, nos escuchaste. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

21/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles. Te adoraremos en tu templo. R/. Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamos nos oíste y nos llenaste de valor. R/. Que todos los reyes de la tierra te reconozcan al escuchar tus prodigios. Que alaben tus caminos, porque tu gloria es inmensa. R/. Tu mano, Señor, nos pondrá a salvo, y así concluirás en nosotros tu obra. Señor, tu amor perdura eternamente; obra tuya soy, no me abandones. R/. Esto es lo que hemos predicado y lo que ustedes han creído. De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 15, 1­11 Hermanos: Les recuerdo el Evangelio que yo les prediqué y que ustedes aceptaron y en el cual están firmes. Este Evangelio los salvará, si lo cumplen tal y como yo lo prediqué. De otro modo, habrán creído en vano. Les transmití, ante todo, lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, como dicen las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según estaba escrito; que se le apareció a Pedro y luego a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos reunidos, la mayoría de los cuales vive aún y otros ya murieron. Más tarde se le apareció a Santiago y luego a todos los apóstoles. Finalmente, se me apareció también a mí, que soy como un aborto. Porque yo perseguí a la Iglesia de Dios y por eso soy el último de los apóstoles e indigno de llamarme apóstol. Sin embargo, por la gracia de Dios, soy lo que soy, y su gracia no ha sido estéril en mí; al contrario, he trabajado más que todos ellos, aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios, que está conmigo. De cualquier manera, sea yo, sean ellos, esto es lo que nosotros predicamos y esto mismo lo que ustedes han creído. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Mt 4, 19) R/. Aleluya, aleluya. Síganme, dice el Señor, y yo los haré pescadores de hombres. R/. Dejándolo todo, lo siguieron. Del santo Evangelio según san Lucas: 5, 1­11 En aquel tiempo, Jesús estaba a orillas del lago de Genesaret y la gente se agolpaba en torno suyo para oír la palabra de Dios. Jesús vio dos barcas que estaban junto a la orilla. Los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió Jesús a una de las barcas, la de Simón, le pidió que la alejara un poco de tierra, y sentado en la barca, enseñaba a la multitud. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: "Lleva la barca mar adentro y echen sus redes para pescar". Simón replicó: "Maestro, hemos trabajado toda la noche y no hemos pescado nada; pero, confiado en tu palabra, echaré las redes". Así lo hizo y cogieron tal cantidad de pescados, que las redes se rompían. Entonces hicieron señas a sus compañeros, que estaban en la otra barca, para que vinieran a ayudarlos. Vinieron ellos y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús y le dijo: "¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador!" Porque tanto él como sus compañeros estaban llenos de asombro al ver la pesca que habían conseguido. Lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Entonces Jesús le dijo a Simón: "No temas; desde ahora serás pescador de hombres". Luego llevaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. Credo PLEGARIA UNIVERSAL www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

22/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Con fe y confianza, y con un corazón muy abierto al mundo entero, presentemos nuestra oración al Padre. Después de cada petición diremos: Padre, escúchanos, y aumenta nuestra fe. Por todos los que formamos la Iglesia. Que vivamos fraternalmente y ayudemos a construir un mundo más libre y más humano. Oremos. Por los religiosos y religiosas. Que crezcan cada día en la fe y en la esperanza, y den un buen testimonio del amor de Dios en medio del mundo. Oremos. Por nuestro país. Que tengamos prosperidad, y el bienestar llegue a todos los que aquí vivimos. Oremos. Por los enfermos. Que no les falte nuestra compañía y comprensión. Oremos. Por nosotros. Que estemos atentos a las llamadas que Dios nos hace en nuestra vida. Oremos. Escucha, Padre, los deseos y plegarias de tu pueblo; danos luz para conocer tu voluntad y la fuerza necesaria para cumplirla. Por Jesucristo, nuestro Señor. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Señor, Dios nuestro, tú que nos has dado este pan y este vino para reparar nuestras fuerzas, conviértelos para nosotros en sacramento de vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 106, 8­9) Demos gracias al Señor por su misericordia, por las maravillas que hace por su pueblo; porque da de beber al que tiene sed y les da de comer a los hambrientos. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, tú que has querido hacernos participar de un mismo pan y de un mismo cáliz, concédenos vivir de tal manera unidos en Cristo, que nuestro trabajo sea eficaz para la salvación del mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor. UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.­ Indudablemente que quien haya vivido su camino de fe como cristiano tendrá experiencia de lo intensas que son las vivencias de un converso. Efectivamente, quien redescubre o conoce de corazón a Jesús, no sigue recorriendo las veredas acostumbradas. El converso siente que un fuego caliente quema su corazón y calcina sus pies. El converso habla y vive de manera nueva. Reorienta sus valores, actitudes y opciones. Los tres creyentes que nos presenta la liturgia semanal marcaron decisivamente nuestra manera de comprender la vida y la relación con Dios. Fueron israelitas congruentes que adecuaron su fe con su vida. Ni rupturas, ni desgarrones entre sus creencias y su práctica cotidiana. Su transparente fidelidad al camino que Dios les había permitido descubrir, llenó de sentido su vida. Encontraron, cada cual a su manera, la roca, el tesoro escondido y la luz que reordenó radicalmente su existencia. Siglos de distancia nos separan de todos ellos, y no obstante, siguen siendo nuestros referentes en el camino del seguimiento de Cristo.

LUNES 11 Nuestra Señora de Lourdes Santos: Pascual I, papa; Gregorio II, papa. Memoria libre (Blanco) DE LA TIERRA BROTO HIERBA VERDE Gn 1, 1­19; Mc 6, 53­56 El principio esperanza resplandece desde la primera a la última línea de la Sagrada Escritura. Entre el www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

23/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

libro del Génesis y el Evangelio de san Marcos transcurrieron muchos siglos, cambiaron mentalidades y formas de ver la vida humana y la relación con Dios, pero nunca desapareció la esperanza. El relato de la creación confiesa una gran certidumbre: el creador de todo cuanto existe, ama a sus criaturas y por eso mismo, ordena armoniosamente el universo, para que la vida exista de forma plena y abundante para todos. El Dios de la vida que se manifiesta en el peregrinaje y las correrías del profeta Jesús, no permanece indiferente al dolor de los enfermos y afligidos, al contrario, se deja llamar por el clamor de la gente y auxilia a su Hijo para que transforme la miseria y el sufrimiento en salud, buen ánimo y entusiasmo para vivir. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sedulio) Te aclamamos, santa Madre de Dios, porque has dado a luz al Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos. ORACIÓN COLECTA Padre misericordioso, ven en ayuda de nuestra debilidad y, por intercesión de María, Madre inmaculada de tu Hijo, haz que podamos resurgir del pecado a una vida nueva. Por nuestro Señor Jesucristo. LITURGIA DE LA PALABRA Dios dijo y así fue. Del libro del Génesis: 1, 1­19 En el principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era soledad y caos; y las tinieblas cubrían la faz del abismo. El espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Dijo Dios: "Que exista la luz", y la luz existió. Vio Dios que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas. Llamó a la luz "día" y a las tinieblas, "noche". Fue la tarde y la mañana del primer día. Dijo Dios: "Que haya una bóveda entre las aguas, que separe unas aguas de otras". E hizo Dios una bóveda y separó con ella las aguas de arriba, de las aguas de abajo. Y así fue. Llamó Dios a la bóveda "cielo". Fue la tarde y la mañana del segundo día. Dijo Dios: "Que se junten las aguas de debajo del cielo en un solo lugar y que aparezca el suelo seco". Y así fue. Llamó Dios "tierra" al suelo seco y "mar" a la masa de las aguas. Y vio Dios que era bueno. Dijo Dios: "Verdee la tierra con plantas que den semillas y árboles que den fruto y semilla, según su especie, sobre la tierra". Y así fue. Brotó de la tierra hierba verde, que producía semilla, según su especie, y árboles que daban fruto y llevaban semilla, según su especie. Y vio Dios que era bueno. Fue la tarde y la mañana del tercer día. Dijo Dios: "Que haya lumbreras en la bóveda del cielo, que separen el día de la noche, señalen las estaciones, los días y los años, y luzcan en la bóveda del cielo para iluminar la tierra". Y así fue. Hizo Dios las dos grandes lum­breras: la lumbrera mayor para regir el día y la menor, para regir la noche; y también hizo las estrellas. Dios puso las lumbreras en la bóveda del cielo para iluminar la tierra, para regir el día y la noche, y separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Fue la tarde y la mañana del cuarto día. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 103 R/. Bendice al Señor, alma mía. Bendice al Señor, alma mía; Señor y Dios mío, inmensa es tu grandeza. Te vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un manto. R/. Sobre bases inconmovibles asentaste la tierra para siempre. Con un vestido de mares la cubriste y las aguas en los montes concentraste. R/. En los valles haces brotar las fuentes, que van corriendo entre montañas; junto al arroyo vienen a vivir las aves, que cantan entre las ramas. R/. ¡Qué numerosas son tus obras, Señor, y todas las hiciste con maestría! La tierra está llena de tus www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

24/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

creaturas. Bendice al Señor, alma mía. R/. ACLAMACIÓN (Cfr. Mt 4, 23) R/. Aleluya, aleluya.  Jesús predicaba la buena nueva del Reino y curaba a la gente de toda enfermedad. R/. Cuantos tocaban a Jesús quedaban curados. Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 53­56 En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos terminaron la travesía del lago y tocaron tierra en Genesaret. Apenas bajaron de la barca, la gente los reconoció y de toda aquella región acudían a Él, a cualquier parte donde sabían que se encontraba, y le llevaban en camillas a los enfermos. A dondequiera que llegaba, en los poblados, ciudades o caseríos, la gente le ponía a sus enfermos en la calle y le rogaba que por lo menos los dejara tocar la punta de su manto: y cuantos lo tocaban, quedaban curados. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Padre lleno de bondad, que nos socorra el inmenso amor de tu Hijo unigénito para que, quien al nacer de la Virgen María, no menoscabó la integridad de la Madre, sino que la consagró, nos libre de nuestras culpas y haga acepta a ti nuestra oblación. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Lc 11, 27) Dichosa la Virgen María, que llevó en su seno al Hijo del eterno Padre. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, al recibir el sacramento celestial en esta conmemoración de la santísima Virgen María, te pedimos que nos concedas celebrar dignamente, a imitación suya, el misterio de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MARTES 12 Santos: Melecio de Antioquía, obispo; Eulalia de Barcelona, mártir; Rizerio de Murcia, presbítero. Feria (Verde) A NUESTRA IMAGEN Y SEMEJANZA Gn 1,20­2, 4; Mc 7, 1­13 El libro del Génesis rezuma esperanza. La mirada del autor es más que ancha, el futuro de la humanidad es una página abierta. A partir del diálogo con Dios, los seres humanos podrán tejer una historia menos violenta y más dichosa. Ahí radica precisamente la semejanza con Dios, en la capacidad de entablar un diálogo personal y lúcido con Él. El hombre que aprenda a ser el oyente de la Palabra podrá reconsiderar desde otra óptica las opciones decisivas de su vida. Desde la perspectiva del Evangelio de san Marcos, encontramos un planteamiento parecido. Para que las personas no terminen viviendo una existencia desgraciada y alienante, sobrecargadas de tradiciones rígidas, inventadas por intérpretes abusivos de la voluntad de Dios, tendrán que vivir discerniendo constantemente el querer divino. En ese dilema nos encontramos permanentemente los discípulos de Jesús, entre la fidelidad a tradiciones humanas envejecidas y la obediente escucha del designio del Dios que libera y llena de dignidad la existencia de las personas. Si uno y otro camino fueran totalmente contrapuestos, nadie tendría dificultad en discernir la voluntad del Señor. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

25/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ANTÍFONA DE ENTRADA (Ez 36, 26. 27. 28) Arrancaré de ustedes el corazón de piedra y les daré un corazón de carne, dice el Señor. Les infundiré mi espíritu. Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios. ORACIÓN COLECTA Inflama, Señor, nuestros corazones con el Espíritu de tu amor, para que pensemos y actuemos según tu voluntad y te amemos sinceramente en nuestro prójimo. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Del libro del Génesis: 1, 20­2, 4 Dijo Dios: "Agítense las aguas con un hervidero de seres vivientes y revoloteen sobre la tierra las aves, bajo la bóveda del cielo". Creó Dios los grandes animales marinos y los vivientes que en el agua se deslizan y la pueblan, según su especie. Creó también el mundo de las aves, según sus especies. Vio Dios que era bueno y los bendijo, diciendo: "Sean fecundos y multiplíquense; llenen las aguas del mar; que las aves se multipliquen en la tierra". Fue la tarde y la mañana del quinto día. Dijo Dios: "Produzca la tierra vivientes, según sus especies: animales domésticos, reptiles y fieras, según sus especies". Y así fue. Hizo Dios las fieras, los animales domésticos y los reptiles, cada uno según su especie. Y vio Dios que era bueno. Dijo Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine a los peces del mar, a las aves del cielo, a los animales domésticos y a todo animal que se arrastra sobre la tierra". Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen suya lo creó; hombre y mujer los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: "Sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todo ser viviente que se mueve sobre la tierra". Y dijo Dios: "He aquí que les entrego todas las plantas de semilla que hay sobre la faz de la tierra, y todos los árboles que producen fruto y semilla, para que les sirvan de alimento. Y a todas las fieras de la tierra, a todas las aves del cielo, a todos los reptiles de la tierra, a todos los seres que respiran, también les doy por alimento las verdes plantas". Y así fue. Vio Dios todo lo que había hecho y lo encontró muy bueno. Fue la tarde y la mañana del sexto día. Así quedaron concluidos el cielo y la tierra con todos sus ornamentos, y terminada su obra, descansó Dios el séptimo día de todo cuanto había hecho. Dios bendijo el séptimo día y lo consagró, porque ese día cesó de trabajar en la creación del universo. Ésta es la historia de la creación del cielo y de la tierra. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 8 R/. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos, la luna y las estrellas, que has creado, me pregunto: ¿Qué es el hombre, para que de él te acuerdes; ese pobre ser humano, para que de él te preocupes? R/. Sin embargo, lo hiciste un poquito inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad; le diste el mando sobre las obras de tus manos y todo lo sometiste bajo sus pies. R/. Pusiste a su servicio los rebaños y las manadas, todos los animales salvajes, las aves del cielo y los peces del mar, que recorren los caminos de las aguas. R/. ACLAMACIÓN (Sal 118, 36. 29) R/. Aleluya, aleluya.  Inclina, Dios mío, mi corazón a tus preceptos y dame la gracia de cumplir tu voluntad. R/. Ustedes anulan la palabra de Dios con las tradiciones de los hombres. Del santo Evangelio según san Marcos: 7, 1­13 En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los fariseos y algunos escribas, venidos de Jerusalén. Viendo www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

26/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

que algunos de los discípulos de Jesús comían con las manos impuras, es decir, sin habérselas lavado, los fariseos y los escribas le preguntaron: "¿Por qué tus discípulos comen con manos impuras y no siguen la tradición de nuestros mayores?". (Los fariseos y los judíos, en general, no comen sin lavarse antes las manos hasta el codo, siguiendo la tradición de sus mayores; al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones, y observan muchas otras cosas por tradición, como purificar los vasos, las jarras y las ollas). Jesús les contestó: "¡Qué bien profetizó Isaías sobre ustedes, hipócritas, cuando escribió: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. Es inútil el culto que me rinden, porque enseñan doctrinas que no son sino preceptos humanos. Ustedes dejan a un lado el mandamiento de Dios, para aferrarse a las tradiciones de los hombres". Después añadió: "De veras son ustedes muy hábiles para violar el mandamiento de Dios y conservar su tradición. Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre. El que maldiga a su padre o a su madre, morirá. Pero ustedes dicen: 'Si uno dice a su padre o a su madre: Todo aquello con que yo te podría ayudar es corbán (es decir, ofrenda para el templo), ya no puede hacer nada por su padre o por su madre'. Así anulan la palabra de Dios con esa tradición que se han transmitido. Y hacen muchas cosas semejantes a ésta". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Santifica, Señor, nuestras ofrendas y, por este sacrificio eucarístico, concédenos hacer llegar tu amor a todos los hombres. Por Jesucristo, nuestro Señor. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (1 Co 13, 13) Ahora tenemos estas tres virtudes: la fe, la esperanza y la caridad; pero la caridad es la mayor de las tres. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Infunde, Señor, tu Espíritu Santo, en quienes hemos participado del mismo pan celestial y reanímanos con la alegría del amor perfecto. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MIÉRCOLES 13 MIÉRCOLES DE CENIZA Santos: San Castor de Aquitania, presbítero, Benigno de Todi, mártir; Esteban de Rieti, abad. (Morado) LOS SACOS ROTOS Jl 2,12­18, 2 Co 5,20,6,2; Mt 6.1­6.16­18 No echen en saco roto la gracia de Dios, escribe san Pablo a los cristianos de Corinto. Exhortación semejante plantea el profeta Joel a sus contemporáneos azotados por una plaga de langostas y una consecuente y terrible hambruna. Conviene cambiar desde dentro y externar con algún signo externo, el firme deseo de reordenar la vida conforme a los criterios de Dios, dice el profeta. En la misma línea resuena el mensaje del Señor Jesús en el Evangelio de san Mateo: la vida de los creyentes no es una representación teatral ni una exhibición engañosa. El discípulo que emprende un camino de reconciliación con Dios busca la aprobación divina y no los aplausos o reconocimientos de sus semejantes. Las motivaciones genuinas del creyente no se pueden camuflar. Los verdaderos amigos de Dios nos asombran con la mansedumbre de corazón y la generosidad de su entrega. En la Misa de este día se bendice y se impone la ceniza hecha de ramas de olivo o de otros árboles, bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

27/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

RITOS INICIALES Y LITURGIA DE LA PALABRA ANTÍFONA DE ENTRADA (Sb 11, 24­25. 27) Señor, tú tienes misericordia de todos y nunca odias a tus creaturas; borras los pecados de los hombres que se arrepienten y los perdonas, porque tú, Señor, eres nuestro Dios. Se omite el acto penitencial, que es sustituido por el rito de la imposición de la ceniza. ORACIÓN COLECTA Que el día de ayuno con el que iniciamos, Señor, esta Cuaresma, sea el principio de una verdadera conversión a ti y que nuestros actos de penitencia nos ayuden a vencer al espíritu del mal. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Enluten su corazón y no sus vestidos. Del libro del profeta Joel: 2, 12­18 Esto dice el Señor: "Todavía es tiempo. Conviértanse a mí de todo corazón, con ayunos, con lágrimas y llanto; enluten su corazón y no sus vestidos. Conviértanse al Señor su Dios, porque es compasivo y misericordioso, lento a la cólera, rico en clemencia, y se conmueve ante la desgracia". Quizá se arrepienta, se compadezca de nosotros y nos deje una bendición, que haga posibles las ofrendas y libaciones al Señor, nuestro Dios. Toquen la trompeta en Sión, promulguen un ayuno, convoquen la asamblea, reúnan al pueblo, santifiquen la reunión, junten a los ancianos, convoquen a los niños, aun a los niños de pecho. Que el recién casado deje su alcoba y su tálamo la recién casada. Entre el vestíbulo y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, diciendo: "Perdona, Señor, perdona a tu pueblo. No entregues tu heredad a la burla de las naciones". Que no digan los paganos: "¿Dónde está el Dios de Israel?". Y el Señor se llenó de celo por su tierra y tuvo piedad de su pueblo. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 50 R/. Misericordia, Señor, hemos pecado. Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas. Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados. R/. Puesto que reconozco mis culpas, tengo siempre presentes mis pecados. Contra ti sólo pequé, Señor, haciendo lo que a tus ojos era malo. R/. Crea en mí, Señor, un corazón puro, un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos. No me arrojes, Señor, lejos de ti, ni retires de mí tu santo espíritu. R/. Devuélveme tu salvación, que regocija, y mantén en mí un alma generosa. Señor, abre mis labios y cantará mi boca tu alabanza. R/. Aprovechen este tiempo favorable para reconciliarse con Dios. De la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios: 5, 20­6, 2 Hermanos: Somos embajadores de Cristo, y por nuestro medio, es como si Dios mismo los exhortara a ustedes. En nombre de Cristo les pedimos que se dejen reconciliar con Dios. Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo "pecado" por nosotros, para que, unidos a Él, recibamos la salvación de Dios y nos volvamos justos y santos. Como colaboradores que somos de Dios, los exhortamos a no echar su gracia en saco roto. Porque el Señor dice: En el tiempo favorable te escuché y en el día de la salvación te socorrí. Pues bien, ahora www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

28/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

es el tiempo favorable; ahora es el día de la salvación. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Cfr. Sal 94, 8) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Hagámosle caso al Señor, que nos dice: "No endurezcan su corazón". R/. Tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará. Del santo Evangelio según san Mateo: 6, 1­6. 16­18 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Tengan cuidado de no practicar sus obras de piedad delante de los hombres para que los vean. De lo contrario, no tendrán recompensa con su Padre celestial. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo anuncies con trompeta, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, para que los alaben los hombres. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes hagan oración, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora ante tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como esos hipócritas que descuidan la apariencia de su rostro, para que la gente note que están ayunando. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que no sepa la gente que estás ayunando, sino tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. BENDICIÓN DE LA CENIZA Después de la homilía, el sacerdote, de pie y con las manos juntas, dice: Hermanos, pidamos humildemente a Dios Padre que bendiga con su gracia esta ceniza que, en señal de penitencia, vamos a imponer sobre nuestras cabezas. Y después de un breve momento de oración en silencio, prosigue: ORACIÓN Señor Dios, que te apiadas de quienes se humillan y concedes tu paz a los que se arrepienten, escucha con bondad nuestras súplicas y derrama la gracia de tu bendición sobre estos siervos tuyos que van a recibir la ceniza, para que, fieles a las prácticas cuaresmales, puedan llegar, con un alma purificada, a celebrar la Pascua de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. R/. Amén. Y rocía la ceniza con agua bendita, sin decir nada. IMPOSICIÓN DE LA CENIZA Enseguida, el sacerdote impone la ceniza a todos los presentes que se acercan a él, y dice a cada uno: Arrepiéntete y cree en el Evangelio. (Mc 1, 15) O bien: Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver. (Cfr. Gn 3, 19) Mientras tanto, se entona un canto apropiado. ANTÍFONA (Cfr. JI 2, 13) www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

29/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Renovemos nuestra vida con un espíritu de humildad y penitencia; ayunemos y lloremos delante del Señor, porque la misericordia de nuestro Dios está siempre dispuesta a perdonar nuestros pecados. OTRA ANTÍFONA (JI 2, 17; Est 13, 17) Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, y digan: Perdona, Señor, perdona a tu pueblo, y no cierres la boca de aquellos que te alaban. OTRA ANTÍFONA (Sal 50, 3) Borra, Señor, mis pecados. Esta antífona puede repetirse después de cada verso del Salmo 50, "Por tu inmensa compasión y misericordia". RESPONSORIO (Cfr. Ba 3, 2) R/. Escúchanos, Señor, y ten piedad, porque hemos pecado contra ti. Renovémonos y reparemos los males que por ignorancia hemos cometido; no sea que, sorprendidos por el día de la muerte, busquemos, sin poder encontrarlo, el tiempo de hacer penitencia. R/.(V. Sal 78, 9) Ven en nuestra ayuda, Dios salvador nuestro; por el honor de tu nombre, líbranos, Señor. R/. Terminada la imposición de la ceniza, el sacerdote se lava las manos. La ceremonia termina con la oración universal o de los fieles. No se dice Credo. LITURGIA EUCARÍSTICA ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Acepta, Señor, este sacrificio con el que iniciamos solemnemente la Cuaresma, y concédenos que, por medio de las obras de caridad y penitencia, venzamos nuestros vicios y, libres de pecado, podamos unirnos mejor a la pasión de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Prefacio III o IV de Cuaresma ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 1, 2. 3) El que medita la ley del Señor día y noche, dará fruto a su tiempo. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que esta comunión abra, Señor, nuestro corazón a la justicia y a la caridad, para que observemos el único ayuno que tú quieres y que conduce a nuestra salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. La bendición e imposición de la ceniza pueden hacerse también sin Misa. En este caso, conviene celebrar antes la liturgia de la Palabra, usando el canto de entrada, la oración colecta y las lecturas con sus cánticos, como en la Misa. Enseguida se tienen la homilía y la bendición e imposición de la ceniza. La ceremonia se termina con la oración universal.

JUEVES 14 DESPUÉS DE CENIZA www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

30/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Nuestra Señora de la Esperanza. Santos: Cirilo, monje y Metodio de Tesalónica, obispo; Beato Reginaldo de Orleáns, presbítero. Feria (Morado) DE QUÉ SIRVE GANAR EL MUNDO Dt 30,15­20; Lc 9,22­25 Para el autor del libro del Deuteronomio la vida y la bendición divina son el valor más importante. Encandilarse buscando riquezas desmedidas o poder absoluto es el camino que conduce a la infelicidad y la muerte. No es la cuantía de bienes o de gozos mundanos lo que provoca la felicidad. La obsesión enfermiza por acumular nos hace perder la ruta y el sentido de la vida. La gran paradoja del Evangelio encuentra su sentido en la persona de Jesús. Él vivió volcado hacia sus hermanos, los consoló, se dispuso a servirles y arriesgó tanto su existencia a favor de la libertad, que terminaron colgándole de una cruz. La convicción más honda de Jesús es que el reino de Dios, es decir, el predominio de unas relaciones humanas respetuosas, justas y dignas, está aproximándose con su persona y su obra. La irrupción de ese reino de padres y hermanos, dispuestos a amarse sin oprimirse, dispuestos a reconciliarse y perdonarse una y otra vez, sorprendería de un día para otro a sus discípulos, que descubrirían así la verdadera gloria de Dios. ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Sal 54, 17­20. 23) Clamé al Señor, y escuchó mi voz y me libró de los que me atacaban. Encomienda a Dios tus afanes y Él te sustentará. ORACIÓN COLECTA Inspira, Señor, nuestras acciones y dirígelas con tu gracia, para que todo cuanto emprendamos lo iniciemos en tu nombre y podamos llevarlo a término por tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Hoy pongo delante de ti la bendición y la maldición. Del libro del Deuteronomio: 30, 15­20 Esto dice el Señor: "Mira: Hoy pongo delante de ti la vida y el bien o la muerte y el mal. Si cumples lo que yo te mando hoy, amando al Señor tu Dios, siguiendo sus caminos, cumpliendo sus preceptos, mandatos y decretos, vivirás y te multiplicarás. El Señor, tu Dios, te bendecirá en la tierra donde vas a entrar para poseerla. Pero si tu corazón se resiste y no obedeces, si te dejas arrastrar y te postras para dar culto a dioses extranjeros, yo te anuncio hoy que perecerás sin remedio y que, pasado el Jordán para entrar a poseer la tierra, no vivirás muchos años en ella. Hoy tomo por testigos al cielo y a la tierra de que les he propuesto la vida o la muerte, la bendición o la maldición. Elige la vida y vivirás, tú y tu descendencia, amando al Señor tu Dios, escuchando su voz, adhiriéndote a Él; pues en eso está tu vida y el que habites largos años en la tierra que el Señor prometió dar a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 1 R/. Dichoso el hombre que confía en el Señor. Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en malos pasos ni se burla del bueno, que ama la ley de Dios y se goza en cumplir sus mandamientos. R/. Es como un árbol plantado junto al río, que da fruto a su tiempo y nunca se marchita. En todo tendrá éxito. R/. En cambio los malvados serán como la paja barrida por el viento. Porque el Señor protege el camino del justo y al malo sus caminos acaban por perderlo. R/. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

31/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ACLAMACIÓN (Mt 4, 17) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Conviértanse, dice el Señor, porque ya está cerca el Reino de los cielos. R/. El que pierda su vida por mí, la salvará. Del santo Evangelio según san Lucas: 9, 22­25 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que sea entregado a la muerte y que resucite al tercer día". Luego, dirigiéndose a la multitud, les dijo: "Si alguno quiere acompañarme, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga. Pues el que quiera conservar para sí mismo su vida, la perderá; pero el que la pierda por mi causa, ése la encontrará. En efecto, ¿de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, si se pierde a sí mismo o se destruye?". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Acepta, Señor, con bondad estas ofrendas que te presentamos, para que nos alcancen tu perdón, y den gloria a tu nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 50, 12) Señor, crea en mí un corazón puro, y renueva en mi interior un espíritu firme. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, que hemos recibido en esta comunión, sean para nosotros fuente de perdón, de santidad y de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. VIERNES 15 DESPUÉS DE CENIZA Santos: Claudio de la Colombiére, presbítero; Faustino y Jovita de Brescia, mártires. Beato Bartolomé Dalmasoni y compañeros, mártires. ROMPERÁ TU LUZ COMO LA AURORA Is 58,1­9; Mt 9,14­15 El camino para redescubrir la presencia de Dios en nuestro corazón no atraviesa por la multiplicación de las prácticas penitenciales sino por el ablandamiento del corazón egoísta. El camino cristiano no fomenta la evasión de los compromisos históricos, ni nos encamina hacia un vaporoso paraíso desconectado de los problemas y situaciones que nos afligen. La aurora de la salvación despunta en nuestra vida cuando valoramos, como lo más precioso, la vida de toda persona, en particular de los que soportan enfermedades y carencias. La solidaridad, la compasión genuina, la promoción de la libertad de todos cuantos hemos maltratado o amenazado es el mejor de los caminos a la reconciliación con Dios y los hermanos. No es la doble moral, ni la espiritualidad narcisista lo que nos lanza a los brazos del Padre, sino el reconocimiento del valor incalculable de todas las personas. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 29, 11) El Señor me escuchó, tuvo piedad de mí y ha venido en mi ayuda. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

32/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ORACIÓN COLECTA Concédenos, Señor, tu gracia durante estos días de penitencia cuaresmal, para que a nuestras prácticas externas corresponda una verdadera renovación del espíritu. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Éste es el ayuno que yo quiero. Del libro del profeta Isaías: 58, 1­9 Esto dice el Señor: "Clama a voz en cuello y que nadie te detenga. Alza la voz como trompeta. Denuncia a mi pueblo sus delitos, a la casa de Jacob sus pecados. Me buscan día a día y quieren conocer mi voluntad, como si fuera un pueblo que se comportara rectamente y respetara los juicios de Dios. Me piden sentencias justas y anhelan tener cerca a Dios. Me dicen todos los días: `¿Para qué ayunamos, si tú no nos ves? ¿Para qué nos mortificamos, si no te das por enterado?'. Es que el día en que ustedes ayunan encuentran la forma de hacer negocio y oprimen a sus trabajadores. Es que ayunan, sí, para luego reñir y disputar, para dar puñetazos sin piedad. Ése no es un ayuno que haga oír en el cielo la voz de ustedes. ¿Acaso es éste el ayuno que me agrada? ¿Es ésta la mortificación que yo acepto del hombre: encorvar la cabeza como un junco y acostarse sobre saco y ceniza? ;  ¿A esto llaman ayuno y día agradable al Señor? El ayuno que yo quiero de ti es éste, dice el Señor: Que rompas las cadenas injustas y levantes los yugos opresores; que liberes a los oprimidos y rompas todos los yugos; que compartas tu pan con el hambriento y abras tu casa al pobre sin techo; que vistas al desnudo y no des la espalda a tu propio hermano. Entonces surgirá tu luz como la aurora y cicatrizarán deprisa tus heridas; te abrirá camino la justicia y la gloria del Señor cerrará tu marcha. Entonces clamarás al Señor y Él te responderá; lo llamarás, y Él te dirá: 'Aquí estoy' ". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del Salmo 50 R/. A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias. Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas. Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados. R/. Puesto que reconozco mis culpas, tengo siempre presentes mis pecados. Contra ti solo pequé, Señor, haciendo lo que a tus ojos era malo. R/. Tú, Señor, no te complaces en los sacrificios y si te ofreciera un holocausto, no te agradaría. Un corazón contrito te presento, y a un corazón contrito, tú nunca lo desprecias. R/. ACLAMACIÓN (Cfr. Arre 5, 14) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Busquen el bien y no el mal, para que vivan, y el Señor estará con ustedes. R/. Cuando les quiten al esposo, entonces ayunarán. Del santo Evangelio según san Mateo: 9, 14­15 En aquel tiempo, los discípulos de Juan fueron a ver a Jesús y le preguntaron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, mientras nosotros y los fariseos sí ayunamos?". Jesús les respondió: "¿Cómo pueden llevar luto los amigos del esposo, mientras él está con ellos? Pero ya vendrán días en que les quitarán al esposo, y entonces sí ayunarán". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Señor, que el sacrificio que te ofrecemos en este tiempo de preparación para la Pascua nos haga agradables a tus ojos y más generosos en la práctica de la penitencia. Por Jesucristo, nuestro Señor. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

33/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 24, 4) Señor, enséñame tus caminos, dime cuáles son tus senderos. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que nuestra participación en este sacramento nos libre, Señor, de todas nuestras culpas y nos obtenga de tu misericordia la conversión de nuestro espíritu. Por Jesucristo, nuestro Señor. SÁBADO 16 DESPUÉS DE CENIZA Santos: Juliana de Nicomedia, mártir; Onésimo de Éfeso, obispo; Elías de Egipto y compañeros mártires. Vísperas I del domingo: 1a semana del Salterio. Tomo II: pp. 1099, 3 y 50. Para los fieles: pp. 472 y 178. Edición popular: pp. 13 y 428. Feria (Morado) RESTAURADOR DE CASAS EN RUINAS Is 58,9­14; Lc 5,27­32 La profecía de Isaías no se anda por las ramas. Quien ande buscando a Dios no podrá escamotear sus responsabilidades éticas hacia las personas maltratadas y desfavorecidas. Más aún, si un discípulo del Señor, mantiene relaciones de dominación y abuso sobre los débiles, tiene que decidirse a interrumpirlas, convirtiéndose en promotor y animador de relaciones alternativas, marcadas por la justicia, y la generosa compasión. De ese camino de transformación nos dio reiterado testimonio el Señor Jesús. Una y otra vez acogió a ciegos, leprosos y paralíticos que le suplicaban con confianza y no poca desesperación, que aliviará sus sufrimientos. El Señor jamás se resistió a tenderles la mano, imploró el auxilio del Padre y socorrió a los necesitados, manifestándose como la luz verdadera que ilumina al mundo. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 68, 17) Escúchanos, Señor, pues eres bueno y míranos conforme a tu bondad infinita. ORACIÓN COLECTA Dios eterno y todopoderoso, mira compasivo nuestra debilidad, y extiende tu mano para protegernos. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Cuando compartas tu pan con el hambriento, brillará tu luz en las tinieblas. Del libro del profeta Isaías: 58, 9­14 Esto dice el Señor: "Cuando renuncies a oprimir a los demás y destierres de ti el gesto amenazador y la palabra ofensiva; cuando compartas tu pan con el hambriento y sacies la necesidad del humillado, brillará tu luz en las tinieblas y tu oscuridad será como el mediodía. El Señor te dará reposo permanente; en el desierto saciará tu hambre y dará vigor a tu cuerpo; serás como un huerto bien regado, como un manantial cuyas aguas no se agotan. Construirás sobre tus viejas ruinas y edificarás sobre cimientos muy antiguos; te llamarán reparador de brechas y restaurador de hogares derruidos. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

34/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Si detienes tus pasos para no violar el sábado y no tratas tus negocios en mi día santo, si llamas al sábado tu delicia y lo consagras a la gloria del Señor, si lo honras absteniéndote de viajes, de buscar tu interés, de tratar tus asuntos, entonces el Señor será tu delicia. Te asentaré sobre mis montañas, te haré gustar la herencia de tu padre Jacob". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 85 R/. Señor, enséñame a seguir fielmente tus caminos. Presta, Señor, oídos a mi súplica, pues soy un pobre, lleno de desdichas. Protégeme, Señor, porque te amo; salva a tu servidor, que en ti confía. R/. Ten compasión de mí, pues clamo a ti, Dios mío, todo el día, y ya que a ti, Señor, levanto el alma, llena a este siervo tuyo de alegría. R/. Puesto que eres, Señor, bueno y clemente y todo amor con quien tu nombre invoca, escucha mi oración y a mi súplica da respuesta pronta. R/. ACLAMACIÓN (Ez 33, 11) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. No quiero la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, dice el Señor. R/. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores. Del santo Evangelio según san Lucas: 5, 27­32 En aquel tiempo, vio Jesús a un publicano, llamado Leví (Mateo), sentado en su despacho de recaudador de impuestos, y le dijo: "Sígueme". El, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su casa un gran banquete en honor de Jesús, y estaban a la mesa, con ellos, un gran número de publicanos y otras personas. Los fariseos y los escribas criticaban por eso a los discípulos, diciéndoles: "¿Por qué comen y beben con publicanos y pecadores?". Jesús les respondió: "No son los sanos los que necesitan al médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, para que se conviertan". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que este sacrificio de reconciliación y de alabanza que vamos a ofrecerte, nos purifique, Señor y nos renueve, para que todos nuestros pensamientos y acciones se apeguen a tu voluntad. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 9, 13) Misericordia quiero y no sacrificios, dice el Señor; no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, que este sacramento que hemos recibido, y que es fuente de vida para tu Iglesia, sea para nosotros prenda segura de salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

DOMINGO 17 I DOMINGO DE CUARESMA Los Siete Santos Fundadores de la Orden de los Siervos de María. Santos: Flaviano de Constantinopla, patriarca y mártir. (Morado) www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

35/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

NO QUEDARÁ DEFRAUDADO Dt 26,4­10; Rm 10,8­13; Lc 4,1­13 La confianza no brota de la noche a la mañana como los hongos en tiempo de lluvia, antes bien, se va fraguando paso a paso. El pueblo de Israel expresó en diversos credos su experiencia creyente. Ellos peregrinaron, padecieron opresión y finalmente, llegaron al descanso de una tierra propia porque no dejaron de apoyarse en su Dios. El relato de las tentaciones en el Evangelio de san Lucas nos comparte la experiencia de confianza y fidelidad que fue consolidando en su propia vida el Señor Jesús. Efectivamente, experimentó cierta desesperación ante la obstinación que sus vecinos y parientes mostraron ante su propuesta evangelizadora y se sintió atraído por el deseo de realizar señales ostentosas para convencerlos. Pero confió en el amor del Padre y prefirió apelar a la libertad responsable de sus hermanos. De esa fe libre y generosa nos habla el apóstol san Pablo en la Carta a los Romanos y nos recuerda que la fe brota de la adhesión libre al mensaje del Evangelio. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 90, 15­16) Me invocará y yo lo escucharé; lo libraré y lo glorificaré; prolongaré los días de su vida. No se dice Gloria. ORACIÓN COLECTA Concédenos, Dios todopoderoso, que las prácticas anuales propias de la Cuaresma nos ayuden a progresar en el conocimiento de Cristo y a llevar una vida más cristiana. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Profesión de fe del pueblo escogido. Del libro del Deuteronomio: 26, 4­10 En aquel tiempo, dijo Moisés al pueblo: "Cuando presentes las primicias de tus cosechas, el sacerdote tomará el cesto de tus manos y lo pondrá ante el altar del Señor, tu Dios. Entonces tú dirás estas palabras ante el Señor, tu Dios: 'Mi padre fue un arameo errante, que bajó a Egipto y se estableció allí con muy pocas personas; pero luego creció hasta convertirse en una gran nación, potente y numerosa. Los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron y nos impusieron una dura esclavitud. Entonces clamamos al Señor, Dios de nuestros padres, y el Señor escuchó nuestra voz, miró nuestra humillación, nuestros trabajos y nuestra angustia. El Señor nos sacó de Egipto con mano poderosa y brazo protector, con un terror muy grande, entre señales y portentos; nos trajo a este país y nos dio esta tierra, que mana leche y miel. Por eso ahora yo traigo aquí las primicias de la tierra que tú, Señor, me has dado'. Una vez que hayas dejado tus primicias ante el Señor, te postrarás ante Él para adorarlo". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 90 R/. Tú eres mi Dios y en ti confío. Tú, que vives al amparo del Altísimo y descansas a la sombra del Todopoderoso, dile al Señor: "Tú eres mi refugio y fortaleza; tú eres mi Dios y en ti confío". R/. No te sucederá desgracia alguna, ninguna calamidad caerá sobre tu casa, pues el Señor ha dado a sus ángeles la orden de protegerte a donde quiera que vayas. R/. Los ángeles de Dios te llevarán en brazos, para que no te tropieces con las piedras, podrás pisar los escorpiones y las víboras y dominar las fieras. R/. "Puesto que tú me conoces y me amas, dice el Señor, yo te libraré y te pondré a salvo. Cuando tú me invoques, yo te escucharé, y en tus angustias estaré contigo, te libraré de ellas y te colmaré de honores". R/. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

36/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Profesión de fe del que cree en Jesucristo. De la carta del apóstol san Pablo a los romanos: 10, 8­13 Hermanos: La Escritura afirma: Muy a tu alcance, en tu boca y en tu corazón, se encuentra la salvación, esto es, el asunto de la fe que predicamos. Porque basta que cada uno declare con su boca que Jesús es el Señor y que crea en su corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, para que pueda salvarse. En efecto, hay que creer con el corazón para alcanzar la santidad y declarar con la boca para alcanzar la salvación. Por eso dice la Escritura: Ninguno que crea en él quedará defraudado, porque no existe diferencia entre judío y no judío, ya que uno mismo es el Señor de todos, espléndido con todos los que lo invocan, pues todo el que invoque al Señor como a su Dios, será salvado por Él. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Mt 4, 4) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios. R/. El Espíritu llevó a Jesús al desierto; ahí lo tentó el demonio. Del santo Evangelio según san Lucas: 4, 1­13 En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, regresó del Jordán y conducido por el mismo Espíritu, Se internó en el desierto, donde permaneció durante cuarenta días y fue tentado por el demonio. No comió nada en aquellos días, y cuando se completaron, sintió hambre. Entonces el diablo le dijo: "Si eres el Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan". Jesús le contestó: "Está escrito: No sólo de pan vive el hombre". Después lo llevó el diablo a un monte elevado y en un instante le hizo ver todos los reinos de la tierra y le dijo: "A mí me ha sido entregado todo el poder y la gloria de estos reinos, y yo los doy a quien quiero. Todo esto será tuyo, si te arrodillas y me adoras". Jesús le respondió: "Está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a Él sólo servirás". Entonces lo llevó a Jerusalén, lo puso en la parte más alta del templo y le dijo: "Si eres el Hijo de Dios, arrójate desde aquí, porque está escrito: Los ángeles del Señor tienen órdenes de cuidarte y de sostenerte en sus manos, para que tus pies no tropiecen con las piedras". Pero Jesús le respondió: "También está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios". Concluidas las tentaciones, el diablo se retiró de Él, hasta que llegara la hora. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. Credo PLEGARIA UNIVERSAL Con fe, pidámosle a Dios que escuche la oración de su pueblo. Después de cada petición diremos: Señor, ten piedad (o bien: Kyrie, eléison). Para que este Tiempo de Cuaresma sea, para toda la Iglesia, un tiempo de renovación en la fidelidad al Evangelio. Oremos. Para que la luz de Jesucristo ilumine a los que en esta Cuaresma se están preparando para el Bautismo. Oremos. Para que los enfermos alcancen salud y fortaleza, y los que viven angustiados encuentren la paz del espíritu. Oremos. Para que cada vez más, en todas partes, en todos los corazones, triunfe el bien por encima del mal. Oremos. Para que los hombres y mujeres que forman el Ejército, reconozcan en Jesús su modelo de servicio dedicado, atento y respetuoso. Oremos. Para que cada uno de nosotros seamos siempre levadura y testimonio de amor y de esperanza. Oremos. Escúchanos, Padre, y danos la vida nueva de Jesucristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

37/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Te pedimos, Señor, que estos dones que vamos a ofrecerte, nos dispongan convenientemente para el santo tiempo de la Cuaresma, que estamos iniciando. Por Jesucristo, nuestro Señor. PREFACIO En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.  Porque Cristo nuestro Señor, al abstenerse durante cuarenta días de tomar alimento, inauguró la práctica de nuestra penitencia cuaresmal y, al rechazar las tentaciones del enemigo, nos enseñó a sofocar la fuerza del pecado; de este modo, celebrando con sinceridad el misterio de esta Pascua, podremos pasar un día a la Pascua que no acaba. Por eso, con los ángeles y santos te cantamos el himno de alabanza, diciendo sin cesar: Santo, Santo, Santo... ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 4, 4) No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que viene de Dios. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que este pan celestial alimente, Señor, en nosotros la fe, aumente la esperanza, refuerce la caridad, y nos enseñe a sentir hambre de Cristo, que es el pan vivo y verdadero, y a vivir de toda palabra que proceda de tu boca. Por Jesucristo, nuestro Señor. UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.­ No hay recetas para suscitar la fe de quien no quiere creer. El que busca a Jesús será encontrado por Él. En vano intentamos los padres de familia encaminar al camino del seguimiento a nuestros hijos cuando vivimos una existencia marcada por una incongruencia patente entre la fe y al vida. Los primeros que nos desnudan interiormente son nuestros familiares, que nos conocen de arriba a abajo. No tiene sentido que les impongamos la fe. Esa tentación la superó el Señor Jesús, haciendo un discernimiento sensato de la Palabra del Señor. Por más grave que sea la crisis moral en que estamos inmersos, no podemos echar mano del control de conciencias ni de la manipulación, para imponer nuestras convicciones creyentes. La existencia cristiana es una adhesión libre a la persona de Jesús. Adolescentes y jóvenes tendrán que vivir su propio proceso de reafirmación de su fe, auxiliándose del testimonio y el diálogo que entablen con sus padres biológicos, que también tendrán que ser sus padres en la fe.

LUNES 18 Santos: Eladio de Toledo, obispo; Sadoth de Seleucia y compañeros, mártires; Francisco Regis Clet, mártir. Feria (Morado) EL AMOR AL PRÓJIMO INCLUYE LA JUSTICIA Lv 19, 1­2. 11­18; Mt 25, 31­46 Las acciones que enlista reiteradamente el Evangelio de san Mateo se asemejan entre sí porque van encaminadas a aliviar situaciones de emergencia y necesidad de las personas más desfavorecidas. Esas y otras acciones han sido conocidas como obras de misericordia. El discípulo de Jesús moldea su corazón, haciéndolo sensible al dolor y las carencias de los pobres y necesitados. En el momento que surja la necesidad del prójimo tendrá que ser atendida por el discípulo de Jesús. Sin embargo, el verdadero ideal es que disminuya drásticamente el nú­mero y la gravedad de las carencias sociales. El www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

38/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

trabajo por la justicia y la promoción de unas relaciones exentas de abusos y violencia es la primera etapa y el primer gesto del amor al prójimo. El libro del Levítico nos traduce el amor al prójimo a las categorías de la justicia social, el respeto a la libertad y a los bienes y propiedades de las personas y de los más débiles en particular. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 122, 2­3) Así como la esclava en su señora, tiene fijos los ojos, fijos en el Señor están los nuestros, hasta que Dios se apia­de de nosotros. Ten piedad de nosotros, ten piedad. ORACIÓN COLECTA Conviértenos a ti, Dios salvador nuestro, y ayúdanos a progresar en el conocimiento de tu palabra para que esta Cuaresma nos sea provechosa. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Juzga a tu prójimo con justicia. Del libro del Levítico: 19, 1­2. 11­18 En aquellos días, dijo el Señor a Moisés: "Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: 'Sean santos, porque yo, el Señor, soy santo. No hurtarán. No mentirán ni engañarán a su prójimo. No jurarán en falso por mi nombre; eso sería profanar el nombre de su Dios. Yo soy el Señor. No oprimas ni explotes a tu prójimo. No retengas hasta el día siguiente el salario del que trabaja para ti. No maldigas al sordo, ni pongas tropiezos ante el ciego. Teme a tu Dios. Yo soy el Señor. No seas injusto en la sentencia, ni por favorecer al pobre ni por respeto al poderoso. Juzga con justicia a tu prójimo. No andes calumniando a los tuyos ni des testimonio contra la vida de tu prójimo. Yo soy el Señor. No odies a tu hermano ni en lo secreto de tu corazón. Trata de corregirlo, para que no cargues tú con su pecado. No te vengues ni guardes rencor a los hijos de tu pueblo. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor' ". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 18 R/. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. La ley del Señor es perfecta del todo y reconforta el alma; inmutables son las palabras del Señor y hacen sabio al sencillo. R/. En los mandamientos del Señor hay rectitud y alegría para el corazón; son luz los preceptos del Señor para alumbrar el camino. R/. La voluntad del Señor es santa y para siempre estable; los mandatos del Señor son verdaderos y enteramente justos. R/. Que te sean gratas las palabras de mi boca y los anhelos de mi corazón. Haz, Señor, que siempre te busque, pues eres mi refugio y salvación. R/. ACLAMACIÓN (2 Co 6, 2) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Ahora es el tiempo favorable, ahora es el día de la salvación. R/. Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron. Del santo Evangelio según san Mateo: 25, 31­46 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Entonces serán congregadas ante Él todas las naciones, y Él apartará a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: 'Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

39/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme'. Los justos le contestarán entonces: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?'. Y el rey les dirá: 'Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron'. Entonces dirá también a los de la izquierda: 'Apártense de mí, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles; porque estuve hambriento y no me dieron de comer, sediento y no me dieron de beber, era forastero y no me hospedaron, estuve desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado y no me visitaron'. Entonces ellos le responderán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de forastero o desnudo, enfermo o encarcelado y no te asistimos?'. Y Él les replicará: 'Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aque­llos más insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo'. Entonces irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que estas ofrendas que te presentamos como signo de nuestra entrega a ti, santifiquen, Señor, con tu gracia, nuestra vida y nos obtengan el perdón de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 25, 40. 34) Yo les aseguro que cuanto hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron, dice el Señor. Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Concédenos, Señor, encontrar en esta comunión fuerza para el cuerpo y para el alma a fin de que, renovados completamente, podamos gloriamos de la plenitud de tu redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MARTES 19 Santos: Mansueto de Milán, obispo; Álvaro de Córdoba, presbítero; Beato de Liébana, presbítero. Feria (Morado) LA LLUVIA DE LA PALABRA Is 55,10­11; Mt 6,7­15 La escasez de lluvias agrietó la tierra y vació las presas en años recientes en nuestro país. Todos tenemos una experiencia de la fecundidad vivificante de la lluvia cuando vemos reverdecer en el verano los campos y montañas de nuestro alrededor. Por eso mismo el profeta Isaías escogió dicha imagen para hablar de la fuerza renovadora de la Palabra en el corazón de las personas. El corazón más impermeable que podamos encontrar, es sacudido por la fuerza poderosa de la palabra de Dios. Algún eco, alguna inquietud queda vibrando en la conciencia de la persona cuando escucha el proyecto de Dios. El mensaje del Padre Nuestro es una oración ampliamente conocida. Sin embargo, www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

40/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

dicho texto está penetrado de una visión esperanzadora que anima y consuela el corazón del creyente. Cuando lo recitamos con la concentración y la actitud orante, sentimos que nuestra vida no marcha a la deriva, sino que avanza seguramente bajo la cuidadosa mano del Padre celestial. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 89, 1­2) Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación. Desde siempre y por siempre tú eres Dios. ORACIÓN COLECTA. Mira, Señor, con misericordia a tu pueblo que en estos días de Cuaresma usa con moderación de los bienes del cuerpo y aviva en su espíritu el deseo de poseerte. Por nuestro Señor Jesucristo… LITURGIA DE LA PALABRA Mi palabra hará mi voluntad. Del libro del profeta Isaías: 55, 10­11 Esto dice el Señor: ”Como bajan del cielo la lluvia y la nieve y no vuelven allá, sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, a fin de que dé semilla para sembrar y pan para comer, así será la palabra que sale de mi boca: no volverá a mí sin resultado, sino que hará mi voluntad y cumplirá su misión".Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 33 R/. El Señor libra al justo de todas sus angustias. Proclamemos la grandeza del Señor y alabemos todos juntos su poder. Cuando acudí al Señor, me hizo caso y me libró de todos mis temores. R/. Confía en el Señor y saltarás de gusto, jamás te sentirás decepcionado, porque el Señor escucha el clamor de los pobres y los libra de todas sus angustias. R/. Los ojos del Señor cuidan al justo y a su clamor están atentos sus oídos. Contra el malvado, en cambio, está el Señor, para borrar de la tierra su recuerdo. R/. Escucha el Señor al hombre justo y lo libra de todas sus congojas. El Señor no está lejos de sus fieles y levanta a las almas abatidas. R/. ACLAMACIÓN (Mt 4, 4) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios. R/. Ustedes oren así. Del santo Evangelio según san Mateo: 6, 7­15. En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando ustedes hagan oración no hablen mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pida. Ustedes, pues, oren así: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Si ustedes perdonan las faltas a los hombres, también a ustedes los perdonará el Padre celestial. Pero si ustedes no perdonan a los hombres, tampoco el Padre les perdonará a ustedes sus faltas".Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Acepta, Señor y creador todopoderoso, los dones que hemos recibido de tu generosidad y convierte el www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

41/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

pan y el vino que nos has dado para nuestra vida cotidiana en sacramento de salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio 1­17 de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 4, 2) Tú, Dios, defensor mío, que me escuchaste cuando te invoqué y me consolaste en la tribulación, ten piedad de mí y escucha mi plegaria. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que esta Eucaristía nos ayude, Señor, a moderar las pasiones y los deseos terrenos y a buscar tu justicia y tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MIÉRCOLES 20 Santos: San Eleuterio de Tournai, obispo. Beata Amada de Asís o de Corano, religiosa. Beatos Francisco Jacinta Marto, niños pastores. Feria (Morado) LA SEÑAL DE JONÁS Jon 3,1­10; Lc 11, 29­32 El lenguaje verbal, los discursos, las prédicas y sermones no son hoy lo suficientemente convincentes para suscitar conversiones en masa como las que nos refiere el texto del profeta Jonás. El profeta rebelde vivía en circunstancias distintas a las nuestras y sabía que en una cultura marcadamente religiosa como la suya, su prédica profética impresionaría el ánimo de los ninivitas que terminarían por convertirse a Dios y ser perdonados. Jonás era un ferviente nacionalista que no estaba dispuesto a mover los labios a favor de los odiados ninivitas. El Evangelio de san Lucas refiere la denuncia que el Señor Jesús lanzó contra los oyentes distraídos que ninguneaban su mensaje y su testimonio. El argumento decisivo es más que evidente: los extranjeros buscaron con disposición y buena voluntad el camino de la salvación en tiempos de Jonás y Salomón; en cambio, los vecinos de Galilea menospreciaban al profeta de Nazaret por la insignificancia de sus orígenes familiares. Un mal pretexto para desoír su llamada profética. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 24, 6. 3. 22) Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas y no permitas que nos derrote el enemigo. Sálvanos, Dios de Israel, de todas nuestras angustias. ORACIÓN COLECTA Mira, Señor, con bondad a tu pueblo, que con fervor desea entregarse más a ti y concédele que la práctica de las buenas obras renueve su alma, ya que con sus privaciones se esfuerza por dominar su cuerpo. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Los habitantes de Nínive se arrepintieron de su mala conducta. Del libro del profeta Jonás: 3, 1­10 En aquellos días, el Señor volvió a hablar a Jonás y le dijo: "Levántate y vete a Nínive, la gran capital, para anunciar ahí el mensaje que te voy a indicar". www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

42/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Se levantó Jonás y se fue a Nínive, como le había mandado el Señor. Nínive era una ciudad enorme: hacían falta tres días para recorrerla. Jonás caminó por la ciudad durante un día, pregonando: "Dentro de cuarenta días Nínive será destruida". Los ninivitas creyeron en Dios, ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal, grandes y pequeños. Llegó la noticia al rey de Nínive, que se levantó del trono, se quitó el manto, se vistió de sayal, se sentó sobre ceniza y en nombre suyo y de sus ministros, mandó proclamar en Nínive el siguiente decreto: "Que hombres y animales, vacas y ove­jas, no prueben bocado, que no pasten ni beban; que todos se vistan de sayal e invoquen con fervor a Dios y que cada uno se arrepienta de su mala vida y deje de cometer injusticias. Quizá Dios se arrepienta y nos perdone, aplaque el incendio de su ira y así no moriremos". Cuando Dios vio sus obras y cómo se convertían de su mala vida, cambió de parecer y no les mandó el castigo que había determinado imponerles. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 50 R/. A un corazón contrito, Señor, no lo desprecias. Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas. Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados. R/. Crea en mí, Señor, un corazón puro, un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos. No me arrojes, Señor, lejos de ti, ni retires de mí tu santo espíritu. R/. Tú, Señor, no te complaces en los sacrificios y si te ofreciera un holocausto, no te agradaría. Un corazón contrito te presento, y a un corazón contrito, tú nunca lo desprecias. R/. ACLAMACIÓN (JI 2, 12­13) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Todavía es tiempo, dice el Señor, conviértanse a mí de todo corazón, porque soy compasivo y misericordioso. R/. A la gente de este tiempo no se le dará otra señal que la del profeta Jonás. Del santo Evangelio según san Lucas: 11, 29­32 En aquel tiempo, la multitud se apiñaba alrededor de Jesús y éste comenzó a decirles: "La gente de este tiempo es una gente perversa. Pide una señal, pero no se le dará más señal que la de Jonás. Pues así como Jonás fue una señal para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para la gente de este tiempo. Cuando sean juzgados los hombres de este tiempo, la reina del sur se levantará el día del juicio para condenarlos, porque ella vino desde los últimos rincones de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada la gente de este tiempo, los hombres de Nínive se levantarán el día del juicio para condenarla, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Te presentamos, Señor, este pan y este vino que tú mismo nos has dado para que te los ofreciéramos, a fin de que, al convertirlos tú en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, nos obtengan la salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 5, 12) Que se alegren, Señor, cuantos en ti confían, que se regocijen eternamente porque tú estás con ellos. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Tú, Señor, que no cesas de invitarnos a tu mesa, concédenos que la recepción de este sacramento www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

43/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

sea para nosotros fuente de vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

JUEVES 21 Santos: Pedro Damián, Doctor de la Iglesia; Roberto Southwell, y compañeros mártires. Beato Tomás Pormort y compañeros, mártires. Feria (Morado) DIOS ESTÁ POR ENCIMA DE CUALQUIER MORTAL Est 4,17n.p.4.aa­bb­gg­hh; Mt 7,7­12 El libro de Ester relata la confrontación que vivieron los israelitas en su condición de exiliados y forasteros en países extranjeros. Su determinación firme de vivir conforme a su propia identidad y creencias les ocasionaba conflictos importantes. Ellos se asimilaban y se integraban a la cultura del pueblo donde residían con espíritu crítico y cierta prudencia. Mardoqueo y Ester adoptaron usos y costumbres de los persas con moderación. Celosos como eran del amor y la obediencia exclusiva al Dios de Israel, no estaban dispuestos a rendir veneración a ninguna persona por más encumbrada que estuviera. Ese criterio de alguna manera reaparece en la frase conclusiva que encontramos en el Evangelio de san Mateo. Es la famosa regla de oro del Sermón del Monte: Traten a los demás como quieran que los traten. Como nadie desea ser marginado, humillado ni maltratado, no tiene argumento para tratar de esa manera a sus semejantes. La esencia de la Ley y los Profetas no es otra que el respeto pleno a todas y cada una de las personas, más allá de sus orígenes, condición social o fe religiosa. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 5, 2­3) Señor, oye mis palabras, escucha mi lamento, haz caso de mi voz suplicante, Rey mío y Dios mío. ORACIÓN COLECTA Puesto que sin ti nada podemos, concédenos, Señor, luz para distinguir siempre el bien y valor para ponerlo en práctica, a fin de que podamos vivir según tu voluntad. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA No tengo otro defensor más que tú, Señor. Del libro de Ester: 4, 17n. p­r. aa­bb. gg­hh En aquellos días, la reina Ester, ante el mortal peligro que amenazaba a su pueblo, buscó refugio en el Señor y se postró en tierra con sus esclavas, desde la mañana hasta el atardecer. Entonces suplicó al Señor, diciendo: "Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, ¡bendito seas! Protégeme, porque estoy sola y no tengo más defensor que tú, Señor, y voy a jugarme la vida. Señor, yo sé, por los libros que nos dejaron nuestros padres, que tú siempre salvas a los que te son fieles. Ayúda­me ahora a mí, porque no tengo a nadie más que a ti, Señor y Dios mío. Ayúdame, Señor, pues estoy desamparada. Pon en mis labios palabras acertadas cuando esté en presencia del león y haz que yo le agrade, para que su corazón se vuelva en contra de nuestro enemigo, para ruina de éste y de sus cómplices. Con tu poder, Señor, líbranos de nuestros enemigos. Convierte nuestro llanto en alegría y haz que nuestros sufrimientos nos obtengan la vida". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 137 R/. De todo corazón te damos gracias, Señor. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

44/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo. R/. Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamos nos oíste y nos llenaste de valor. R/. Que todos los reyes de la tierra te reconozcan al escuchar tus prodigios. Que alaben tus caminos, porque tu gloria es inmensa. R/. Tu mano, Señor, nos pondrá a salvo, y así concluirás en nosotros tu obra. Señor, tu amor perdura eternamente; obra tuya soy, no me abandones. R/. ACLAMACIÓN (Sal 50, 12. 14) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Crea en mí, Señor, un corazón puro y devuélveme tu salvación, que regocija. R/. Todo el que pide, recibe. Del santo Evangelio según san Mateo: 7, 7­12 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; toquen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abre. ¿Hay acaso entre ustedes alguno que le dé una piedra a su hijo, si éste le pide pan? Y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Si ustedes, a pesar de ser malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con cuánta mayor razón el Padre, que está en los cielos, dará cosas buenas a quienes se las pidan. Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resumen la ley y los profetas". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Acepta, Señor, en tu bondad las ofrendas y súplicas que te presentamos, y convierte a ti nuestros corazones. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 7, 8) Todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que toca, se le abrirá. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Concédenos, Señor Dios nuestro, que el sacramento que nos has dado como ayuda para nuestra salvación, nos sirva de auxilio tanto para esta vida como para la futura. Por Jesucristo, nuestro Señor. VIERNES 22 Cátedra de san Pedro Apóstol Santos: Isabel de Francia, religiosa. Beato Diego Carvalho, mártir. Fiesta (Blanco) EL PODER DE LA MUERTE 1 P 5,1­4; Mt 16,13­19 Entre ambos pasajes podemos encontrar un nexo más que visible. En el Evangelio de san Mateo el Señor Jesús promete a Pedro edificar una comunidad de creyentes que no será arrasada por el poder desintegrador de la muerte. Los discípulos no quedarán aplastados por las persecuciones ni la violencia. La historia no será escrita únicamente por los violentos y los injustos. La guerra, las crucifixiones y la persecución contra las minorias no serán ajenas al amor de Dios. Por muy larga que nos parezca la espera cuando estamos apresados por el sufrimiento y la angustia, llegará a su fin, porque Dios nos hará partícipes de manera gratuita de la plenitud de su vida. Eso, para el apóstol www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

45/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Pedro no es una ilusión, sino una experiencia verdadera de salvación que ha conocido en carne propia y por eso afirma: "fui testigo de la pasión del Mesías y experimenté la gloria que va a revelarse". Esa vivencia lo fortaleció interiormente para vivir como testigo fiel de Jesús resucitado. ANTÍFONA DE ENTRADA (Lc 22, 32) Dijo el Señor a Simón Pedro: Yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos. Se dice Gloria. ORACIÓN COLECTA Que nada pueda perturbar, Señor, la fe que profesamos y que tú quisiste cimentar sobre la roca firme de san Pedro. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Me dirijo a ustedes como pastor y testigo de los sufrimientos de Cristo. De la primera carta del apóstol san Pedro: 5, 1­4 Hermanos: Me dirijo ahora a los pastores de las comunidades de ustedes, yo, que también soy pastor como ellos y además he sido testigo de los sufrimientos de Cristo y participante de la gloria que se va a manifestar. Apacienten el rebaño que Dios les ha confiado y cuiden de él no como obligados por la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere; no por ambición de dinero, sino con entrega generosa; no como si ustedes fueran los dueños de las comunidades que se les han confiado, sino dando buen ejemplo. Y cuando aparezca el Pastor supremo, recibirán el premio inmortal de la gloria. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 22 R/. El Señor es mi pastor, nada me faltará. El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. R/. Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto; así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. R/. Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes R/. Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida; y viviré en la casa del Señor por años sin término. R/. ACLAMACIÓN (Mt 16, 18) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella, dice el Señor. R/. Tú eres Pedro y yo te daré las llaves del Reino de los cielos. Del santo Evangelio según san Mateo: 16, 13­19 En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: "¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que Jeremías o alguno de los profetas". Luego les preguntó: "Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?". Simón Pedro tomó la palabra y le dijo: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Jesús le dijo entonces: "¡Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre que está en los cielos! Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

46/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

edificaré mi Iglesia. Los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Recibe, Señor, con bondad los dones que tu Iglesia te presenta, y concédele fidelidad a la fe del apóstol san Pedro y docilidad a su magisterio para que nada pueda llegar a la patria eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I de los Apóstoles. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (MT 16, 16. 18) Dijo Pedro a Jesús: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Jesús le respondió: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Concédenos, Señor, que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo que hemos recibido hoy al celebrar la cátedra de san Pedro, sean para nosotros sacramento de unidad y de paz.  Por Jesucristo, nuestro Señor.

SÁBADO 23 Santos: Policarpo de Esmirna, mártir; Milo de Benevento, obispo. Beata Rafaela Ybarra, fundadora. Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo II: pp. 1201, 3 y 116. Para los fieles: pp. 555 y 178. Edición popular: pp. 108 y 430. Feria (Morado) DE LA SOLIDARIDAD CERRADA AL AMOR UNIVERSAL Dt 26,16­19; Mt 5,43­48 El proyecto social que sustenta la alianza establecida entre Dios e Israel tiene límites y alcances precisos. Para ser partícipe de los derechos y deberes, de los beneficios y la protección que garantizan los mandatos acordados entre Dios y su pueblo, era necesario estar inserto de alguna manera en la comunidad de Israel, así fuera como israelita de nacimiento o como residente, asociado al proyecto fraterno y justo dado por Dios. La obligación de amar y auxiliar al prójimo terminaba donde concluían las fronteras de Israel. En el texto del Evangelio, Jesús ensancha el alcance de la misericordia y la compasión divinas. Dios ama sin distingos a justos y pecadores, a israelitas y no judíos, a propios y extraños. En consecuencia, aquellos que confesamos a Dios como nuestro Padre, hemos de consolidar unas actitudes incluyentes hacia todas las personas. Una generosidad motivada por el trueque o la intención de recuperar los beneficios previamente otorgados, rayaría en sectarismo o conductas mafiosas. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 18, 8) La ley del Señor es perfecta y reconforta el corazón; el testimonio del Señor es veraz y vuelve sabios a los sencillos. ORACIÓN COLECTA www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

47/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Señor y Padre eterno, haz que se conviertan a ti nuestros corazones a fin de que, viviendo consagrados enteramente a tu servicio, te busquemos siempre a ti y nos dediquemos a la práctica de las obras de misericordia. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Serás un pueblo consagrado al Señor, tu Dios. Del libro del Deuteronomio: 26, 16­19 En aquel tiempo, habló Moisés al pueblo y le dijo: "El Señor, tu Dios, te manda hoy que cumplas estas leyes y decretos; guárdalos, por lo tanto, y ponlos en práctica con todo tu corazón y con toda tu alma. Hoy has oído al Señor declarar que Él será tu Dios, pero sólo si tú caminas por sus sendas, guardas sus leyes, mandatos y decretos, y escuchas su voz. Hoy el Señor te ha oído declarar que tú serás el pueblo de su propiedad, como Él te lo ha prometido, pero sólo si guardas sus mandamientos. Por eso Él te elevará en gloria, renombre y esplendor, por encima de todas las naciones que ha hecho y tú serás un pueblo consagrado al Señor, tu Dios, como Él te lo ha prometido". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 118 R/. Dichoso el que cumple la voluntad del Señor. Dichoso el hombre de conducta intachable, que cumple la ley del Señor. Dichoso el que es fiel a sus enseñanzas y lo busca de todo corazón. R/. Tú, Señor, has dado tus preceptos para que se observen exactamente. Ojalá que mis pasos se encaminen al cumplimiento de tus mandamientos. R/. Te alabaré con sincero corazón, cuando haya aprendido tus justos mandamientos. Quiero cumplir tu ley exactamente. Tú, Señor, no me abandones. R/. ACLAMACIÓN (2 Co 6, 2) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Ahora es el tiempo favorable, ahora es el día de la salvación. R/. Sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto. Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 43­48 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Han oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo. Yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos. Porque, si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que la celebración de este sacramento nos purifique, Señor, de nuestras faltas y nos haga dignos de participar de tu Eucaristía. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 5, 48) Sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto dice el Señor. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

48/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Ayuda, Señor, y reconforta siempre a estos hijos tuyos, a quienes has iluminado con tu palabra y alimentado con tu sacramento. Por Jesucristo, nuestro Señor.

DOMINGO 24 II DOMINGO DE CUARESMA Santos: Lucio y Montano de Cartago, mártires; Pedro Palatino, mártir. Beato Constancio Servoli de Fabriano, presbítero. (Morado) DE LA OSCURIDAD A LA LUZ RESPLANDECIENTE Gn 15,5­12.17­18; Flp 3.17­4,1; Lc 9, 28­36 El relato del libro del Génesis refiere las promesas de tierra y numerosa descendencia que Dios ofreció a Abrahán. El suceso se describe en medio de oscuridad y la fugacidad de un fuego diminuto. El patriarca atraviesa por la región de los cananeos como por un país de sombra e incertidumbre. El futuro es incierto y apenas está iluminado por la débil luz de la promesa divina. En la lógica del relato evangélico de la transfiguración apreciamos un escenario diametralmente diferente: Elías, Moisés y Jesús aparecen resplandecientes en presencia de Pedro y los otros discípulos. El tiempo de la espera y las promesas ha llegado a su término. Los seguidores de Jesús han accedido a la manifestación gloriosa del Hijo predilecto del Padre. Esa escena es un preludio del triunfo definitivo del crucificado sobre la muerte. El Padre que llamó al anciano Abrahán a fundamentar su esperanza en la promesa, sostuvo a Jesús en la sombría noche pascual y lo admitió a la luminosa existencia transfigurada, sentándolo a su diestra. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 26, 8­9) De ti mi corazón me habla diciendo: "Busca su rostro". Tu rostro estoy buscando, Señor; no me lo escondas. No se dice Gloria. ORACIÓN COLECTA Señor, Padre santo, que nos mandaste escuchar a tu amado Hijo, alimenta nuestra fe con tu palabra y purifica los ojos de nuestro espíritu, para que podamos alegrarnos en la contemplación de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Dios hace una alianza con Abram. Del libro del Génesis: 15, 5­12. 17­18 En aquellos días, Dios sacó a Abram de su casa y 1e dijo: "Mira el cielo y cuenta las estrellas, si puedes". Luego añadió: "Así será tu descendencia". Abram creyó lo que el Señor le decía y, por esa fe, el Señor lo tuvo por justo. Entonces le dijo: "Yo soy el Señor, el que te sacó de Ur, ciudad de los caldeos, para entregarte en posesión esta tierra". Abram replicó: "Señor Dios, ¿cómo sabré que voy a poseerla?". Dios le dijo: "Tráeme una ternera, una cabra y un carnero, todos de tres años; una tórtola y un pichón". Tomó Abram aquellos animales, los partió por la mitad y puso las mitades una enfrente de la otra, pero no partió las aves. Pronto comenzaron los buitres a descender sobre los cadáveres y Abram los ahuyentaba. Estando ya para ponerse el sol, Abram cayó en un profundo letargo, y un terror intenso y misterioso se www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

49/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

apoderó de él. Cuando se puso el sol, hubo densa oscuridad y sucedió que un brasero humeante y una antorcha encendida, pasaron por entre aquellos animales partidos. De esta manera hizo el Señor, aquel día, una alianza con Abram, diciendo: "A��tus descendientes doy esta tierra, desde el río de Egipto hasta el gran río Éufrates". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 26 R/. El Señor es mi luz y mi salvación. El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién voy a tenerle miedo? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién podrá hacerme temblar? R/. Oye, Señor, mi voz y mis clamores y tenme compasión; el corazón me dice que te busque y buscándote estoy. R/. No rechaces con cólera a tu siervo, tú eres mi único auxilio; no me abandones ni me dejes solo, Dios y salvador mío. R/. La bondad del Señor espero ver en esta misma vida. Ármate de valor y fortaleza y en el Señor confía. R/. Cristo transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso semejante al suyo. De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 3, 17­4, 1 Hermanos: Sean todos ustedes imitadores míos y observen la conducta de aquellos que siguen el ejemplo que les he dado a ustedes. Porque, como muchas veces se lo he dicho a ustedes, y ahora se lo repito llorando, hay muchos que viven como enemigos de la cruz de Cristo. Esos tales acabarán en la perdición, porque su dios es el vientre, se enorgullecen de lo que deberían avergonzarse y sólo piensan en cosas de la tierra. Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos que venga nuestro salvador, Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso, semejante al suyo, en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas. Hermanos míos, a quienes tanto quiero y extraño: ustedes, hermanos míos amadísimos, que son mi alegría y mi corona, manténganse fieles al Señor. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. ACLAMACIÓN (Cfr. Mt 17, 5) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre, que decía: "Este es mi Hijo amado; escúchenlo". R/. Mientras oraba, su rostro cambió de aspecto. Del santo Evangelio según san Lucas: 9, 28­36 En aquel tiempo, Jesús se hizo acompañar de Pedro, Santiago y Juan, y subió a un monte para hacer oración. Mientras oraba, su rostro cambió de aspecto y sus vestiduras se hicieron blancas y relampagueantes. De pronto aparecieron conversando con Él dos personajes, rodeados de esplendor: eran Moisés y Elías. Y hablaban de la muerte que le esperaba en Jerusalén. Pedro y sus compañeros estaban rendidos de sueño; pero, despertándose, vieron la gloria de Jesús y de los que estaban con Él. Cuando éstos se retiraban, Pedro le dijo a Jesús: "Maestro, sería bueno que nos quedáramos aquí y que hiciéramos tres chozas: una para ti, una para Moisés y otra para Elías", sin saber lo que decía. No había terminado de hablar, cuando se formó una nube que los cubrió; y ellos, al verse envueltos por la nube, se llenaron de miedo. De la nube salió una voz que decía: "Éste es mi Hijo, mi escogido; escúchenlo". Cuando cesó la voz, se quedó Jesús solo. Los discípulos guardaron silencio y por entonces no dijeron a nadie nada de lo que habían visto. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. Credo PLEGARIA UNIVERSAL Con el corazón en paz, oremos al Señor y pidámosle que tenga piedad de nosotros. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

50/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Después de cada petición diremos: Señor, ten piedad de nosotros (o bien: Kyrie, eléison). Por el Papa Benedicto, sucesor de san Pedro y por la Iglesia entera extendida de Oriente a Occidente. Oremos. Por los sacerdotes y por los seminaristas. Oremos. Por la paz en todo el mundo, la prosperidad de todos los pueblos, y la unidad de los cristianos. Oremos. Por los que se han quedado sin trabajo, y por todos los que están sufriendo a causa de la crisis económica. Oremos. Por los que están lejos de su tierra, por los prisioneros, por los enfermos, por los afligidos. Oremos. Por todos los que nos hemos reunido para celebrar la Eucaristía. Oremos. Protégenos, Señor; sálvanos y ten piedad de nosotros. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Que esta ofrenda, Señor, nos obtenga el perdón de nuestros pecados y nos santifique en el cuerpo y en el alma para que podamos celebrar dignamente las festividades de la Pascua. Por Jesucristo, nuestro Señor. PREFACIO En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque Cristo nuestro Señor, después de anunciar su muerte a los discípulos, les mostró en el monte santo el esplendor de su gloria, para testimoniar, de acuerdo con la ley y los profetas, que la pasión es el camino de la resurrección. Por eso, como los ángeles te cantan en el cielo, así nosotros en la tierra te aclamamos, diciendo sin cesar: Santo, Santo, Santo... ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 17, 5) Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; escúchenlo. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Te damos gracias, Señor, porque al darnos en este sacramento el Cuerpo glorioso de tu Hijo, nos permites participar ya, desde este mundo, de los bienes eternos de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor. UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.­ Llevamos varios años en situación de transición, queriendo que termine una época y comience otra, que esperamos será mejor y diferente. Esto lo sentimos y lo anhelamos tanto en relación a nuestra vida ciudadana, como a nuestra condición de creyentes. Del invierno prolongado queremos llegar a una primavera de la fe, a un renacimiento de nuestra comunidad eclesial. En el ámbito de la vida pública también estamos expectantes de transformaciones significativas que modifiquen nuestra cotidianeidad. El Evangelio es una palabra cargada de esperanza. No parece razonable dar crédito a quienes afirman que el cristianismo nos hace conformistas y resignados. La vida cristiana es un acicate hacia la transfiguración personal y social. Los que confesamos a Jesús, sabemos que el Padre lo transfiguró ante sus discípulos, invitándonos a escucharle para consolidar nuestra propia y personal transfiguración. LUNES 25 Santos: Beato Sebastián de Aparicio, religioso. Santos Luis Versiglia y Calixto Caravario, protomártires salesianos. Beata María Adeodata, religiosa. Feria (Morado) www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

51/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

LA MEDIDA QUE USEN... Dn 9, 4­10; Lc 6, 36­38 El libro de Daniel refiere una larga reflexión histórica en el capítulo noveno, poniendo en boca del protagonista una confesión pública de pecado. Israel se apartó, cometió crímenes y delitos, sufriendo justamente el merecido castigo. En esa circunstancia adversa, el joven Daniel apela confiadamente a la misericordia del Señor. No le pone plazos, no cuestiona la cifra de los setenta años de que hablaba Jeremías. El Señor es soberano de su pueblo y sabrá perdonarlo en su momento. La exhortación que nos comparte el Evangelio de san Lucas refleja una tónica más exigente. La reciprocidad y no la compasión, es el argumento central. No conviene juzgar con severidad a los hermanos, ni mucho menos condenarlos, porque eso se nos revertiría. La alternativa del perdón es indudablemente más estimulante y promisoria: quien perdone a su hermano y sea generoso con él, recibirá otro tanto de parte del Padre compasivo. Daniel describe al Señor compasivo y Lucas nos dibuja al Dios justo, que es garante de la justicia entre sus hijos. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 25, 11­12) Sálvame, Señor, y ten misericordia de mí. Mi pie se mantiene en el camino recto, en la asamblea bendeciré al Señor. ORACIÓN COLECTA Señor, tú que para nuestro progreso espiritual nos mandas dominar nuestro cuerpo mediante la austeridad, ayúdanos a huir también de todo pecado y a entregarnos, con amor filial, al cumplimiento de tus mandamientos. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Hemos pecado, Señor, hemos cometido iniquidades. Del libro del profeta Daniel: 9, 4­10 En aquellos días, imploré al Señor, mi Dios, y le hice esta confesión: "Señor Dios, grande y temible, que guardas la alianza y el amor a los que te aman y observan tus mandamientos. Nosotros hemos pecado, hemos cometido iniquidades, hemos sido malos, nos hemos rebelado y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus normas. No hemos hecho caso a los profetas, tus siervos, que hablaban a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo. Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la vergüenza en el rostro, que ahora soportan los hombres de Judá, los habitantes de Jerusalén y de todo Israel, próximos y lejanos, en todos los países donde tú los dispersaste, a causa de las infidelidades que cometieron contra ti. Señor, la vergüenza es nuestra, de nuestros reyes, de nuestros príncipes y de nuestros padres, porque hemos pecado contra ti. De nuestro Dios, en cambio, es el tener misericordia y perdonar, aunque nos hemos rebelado contra Él, y al no seguir las leyes que Él nos había dado por medio de sus siervos, los profetas, no hemos obedecido su voz". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 78 R/. No nos trates, Señor, como merecen nuestros pecados. No recuerdes, Señor, contra nosotros las culpas de nuestros padres. Que tu amor venga pronto a socorrernos, porque estamos totalmente abatidos. R/. Para que sepan quién eres, socórrenos, Dios y salvador nuestro. Para que sepan quién eres, sálvanos y perdona nuestros pecados. R/. Que lleguen hasta ti los gemidos del cautivo; con tu brazo poderoso salva a los condenados a muerte. Y nosotros, pueblo tuyo y ovejas de tu rebaño, te daremos gracias siempre y de generación en generación te alabaremos. R/. ACLAMACIÓN (Cfr. Jn 6, 63. 68) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

52/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna. R/. Perdonen y serán perdonados. Del santo Evangelio según san Lucas: 6, 36­38 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den y se les dará: recibirán una medida buena, bien sacudida, apretada y rebosante en los pliegues de su túnica. Porque con la misma medida con que midan, serán medidos". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Recibe, Señor, favorablemente nuestras oraciones, y tú, que nos concedes participar en esta Eucaristía, líbranos de las seducciones del pecado. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 6, 36) Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso, dice el Señor. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, que esta comunión nos purifique de toda culpa y nos haga partícipes de las alegrías del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. ORACIÓN COLECTA Dios nuestro, que quisiste dejarnos en el beato Sebastián de Aparicio un ejemplo de entrega a los demás en las ocupaciones diarias, concédenos por su intercesión amarte y servirte en nuestro prójimo en todas las actividades de nuestra vida. Por nuestro Señor Jesucristo.

MARTES 26 Santos: Alejando de Alejandría, patriarca; Leandro de Sevilla, obispo; Paula Montal, fundadora. Feria (Morado) APRENDAN A OBRAR BIEN Is 1,10.16­20; Mt 23,1­12 Desde el capítulo primero del libro de Isaías resuena unánime un mensaje idéntico a lo largo de toda su obra profética. Dios no se deja encandilar por las ofrendas y los cánticos de los creyentes esquizofrénicos. No es la liturgia pomposa, ni la abundancia de los sacrificios lo que agrada a Dios, sino la práctica constante del derecho y la vigencia de la justicia. Es necesario desandar y desaprender la práctica de la deshonestidad y aprender a obrar el bien y la compasión. De esa tradición profética eran hábiles conocedores y malos discípulos, los dirigentes de Israel que exhibe el Evangelio de san Mateo. Obsesionados como estaban por los honores, la admiración pública y el poder, abusaban de la buena voluntad de las personas. El Señor Jesús diseña con su propia existencia una manera alternativa de dirigir y guiar a las comunidades de discípulos: viviendo fraternalmente, sin permitir ni propiciar la manipulación ni el control de conciencias de ninguna persona. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 12, 4­5) www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

53/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Da luz a mis ojos, Señor, para que no caiga en el sueño de la muerte; para que no diga el enemigo: He triunfado sobre él. ORACIÓN COLECTA Señor, vela con amor constante sobre tu Iglesia y ya que sin ti no puede sostenerse lo que se cimienta en la debilidad humana, protégela en los peligros y guíala a la salvación eterna. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Aprendan a hacer el bien; busquen la justicia. Del libro del profeta Isaías: 1, 10. 16­20 Oigan la palabra del Señor, príncipes de Sodoma; escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo de Gomorra: "Lávense y purifíquense; aparten de mi vista sus malas acciones. Dejen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien, busquen la justicia, auxilien al oprimido, defiendan los derechos del huérfano y la causa de la viuda. Vengan, pues, y discutamos, dice el Señor. Aunque sus pecados sean rojos como la sangre, quedarán blancos como la nieve. Aunque sean encendidos como la púrpura, vendrán a ser como blanca lana. Si son ustedes dóciles y obedecen, comerán los frutos de la tierra. Pero si se obstinan en la rebeldía, la espada los devorará". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 49 R/. Muéstranos, Señor, el camino de la salvación. No voy a reclamarte sacrificios, dice el Señor, pues siempre están ante mí tus holocaustos. Pero ya no aceptaré becerros de tu casa, ni cabritos de tus rebaños. R/. ¿Por qué citas mis preceptos y hablas a toda hora de mi pacto, tú que detestas la obediencia y echas en saco roto mis mandatos? R/. Tú haces esto, ¿y yo tengo que callarme? ¿Crees acaso que yo soy como tú? No, yo te reprenderé y te echaré en cara tus pecados. Quien las gracias me da, ése me honra y yo salvaré al que cumple mi voluntad. R/. ACLAMACIÓN (Ez 18, 31) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Purifíquense de todas sus iniquidades; renueven su corazón y su espíritu, dice el Señor. R/. Los fariseos dicen una cosa y hacen otra. Del santo Evangelio según san Mateo: 23, 1­12 En aquel tiempo, Jesús dijo a las multitudes y a sus discípulos: "En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y fariseos. Hagan, pues, todo lo que les digan, pero no imiten sus obras, porque dicen una cosa y hacen otra. Hacen fardos muy pesados y difíciles de llevar y los echan sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con el dedo los quieren mover. Todo lo hacen para que los vea la gente. Ensanchan las filacterias y las franjas del manto; les agrada ocupar los primeros lugares en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; les gusta que los saluden en las plazas y que la gente los llame 'maestros'. Ustedes, en cambio, no dejen que los llamen 'maestros', porque no tienen más que un maestro y todos ustedes son hermanos. A ningún hombre sobre la tierra lo llamen 'padre', porque el Padre de ustedes es sólo el Padre celestial. No se dejen llamar 'guías', porque el guía de ustedes es solamente Cristo. Que el mayor de entre ustedes sea su servidor, porque el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

54/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Que este sacrificio que vamos a ofrecerte, Señor, nos santifique, nos cure de nuestro egoísmo y nos haga partícipes de los bienes eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 9, 2­3) Proclamaré, Señor, todas tus maravillas; me alegraré en ti y entonaré salmos a tu nombre, Dios Altísimo. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Señor, que esta comunión nos ayude a vivir más cristianamente y nos obtenga el auxilio continuo de tu misericordia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MIÉRCOLES 27 Santos: Gabriel de la Virgen de los Dolores, religioso; Ana Line, mártir. Beata Francisca Ana de los Dolores de María, fundadora. Feria (Morado) EL PROFETA PERSEGUIDO Jr 18,18­20; Mt 20,17­28 El profeta de Anatot conoció y sufrió en carne propia la hostilidad de sus vecinos y parientes. El pueblo y en particular los partidarios de la vía militar y de la rebelión contra Babilonia, juzgaban que la prédica del profeta sembraba el desaliento y el desánimo entre el pueblo y los soldados. Jeremías fustigaba de manera implacable el culto engañoso y la religiosidad mezquina de sus contemporáneos que imaginaban que podían sobornar a Dios. Engaño y error absoluto. El evangelista Mateo nos reproduce un ligero altercado entre los discípulos más cercanos a Jesús. Santiago y Juan pretendían anticiparse al resto, asegurándose cuotas de poder cuando su maestro asumiera el reino sobre Israel. Vivían ilusionados con escalar y ascender sobre los diez apóstoles restantes. Éstos se incomodaron porque estaban convencidos que la realeza de Jesús sería fuente de poder y privilegios para sus inmediatos colaboradores. De ese equívoco rotundo no hemos conseguido liberarnos porque seguimos reproduciendo formas verticalistas a la hora de organizar nuestra existencia comunitaria en la comunidad de los creyentes. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 37, 22­23) Señor, no me abandones, no te me alejes, Dios mío. Ven de prisa a socorrerme, Señor, mi salvador. ORACIÓN COLECTA Conserva, Señor, a tu pueblo en el camino del bien que tú le has señalado, y ayúdalo en sus necesidades temporales para que, sin angustias, pueda buscar los bienes eternos. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Vengan, ataquemos al justo. Del libro del profeta Jeremías: 18, 18­20 En aquellos días, los enemigos del profeta se dijeron entre sí: "Vengan, tendamos un lazo a Jeremías, www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

55/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

porque no le va a faltar doctrina al sacerdote, consejo al sabio, ni inspiración al profeta. Vengan, ataquémoslo de palabra y no hagamos caso de sus oráculos". Jeremías le dijo entonces a Dios: "Señor, atiéndeme. Oye lo que dicen mis adversarios. ¿Acaso se paga bien con mal? Porque ellos han cavado una fosa para mí. Recuerda cómo he insistido ante ti, intercediendo en su favor, para apartar de ellos tu cólera". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 30 R/. Sálvame, Señor, por tu misericordia. Sácame, Señor, de la trampa que me han tendido, porque tú eres mi amparo. En tus manos encomiendo mi espíritu y tú, mi Dios leal, me librarás. R/. Oigo las burlas de la gente y todo me da miedo; se conjuran contra mí y tratan de quitarme la vida. R/. Pero yo, Señor, en ti confío. Tú eres mi Dios y en tus manos está mi destino. Líbrame de los enemigos que me persiguen. R/. ACLAMACIÓN (Jn 8, 12) R/. Honor y gloria a ti,Señor Jesús. Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida. R/. Lo condenarán a muerte. Del santo Evangelio según san Mateo: 20, 17­28 En aquel tiempo, mientras iba de camino a Jerusalén, Jesús llamó aparte a los Doce y les dijo: "Ya vamos camino de Jerusalén y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, que lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos para que se burlen de Él, lo azoten y lo crucifiquen; pero al tercer día, resu­citará". Entonces se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo, junto con ellos, y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: "¿Qué deseas?". Ella respondió: "Concédeme que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, en tu Reino". Pero Jesús replicó: "No saben ustedes lo que piden. ¿Podrán be­ber el cáliz que yo he de beber?". Ellos contestaron: "Sí podemos". Y Él les dijo: "Beberán mi cáliz; pero eso de sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; es para quien mi Padre lo tiene reservado". Al oír aquello, los otros diez discípulos se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo: "Ya saben que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. Que no sea así entre ustedes. El que quiera ser grande entre ustedes, que sea el que los sirva, y el que quiera ser primero, que sea su esclavo; así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar la vida por la redención de todos". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Mira, Señor, con bondad las ofrendas que te presentamos y por este santo intercambio de dones, líbranos de la esclavitud del pecado. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 20, 28) El Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida para redención de todos. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que este sacramento que nos has dado, Señor, como prenda de inmortalidad, sea para nosotros una firme ayuda para alcanzar la salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

JUEVES 28 www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

56/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Santos: Román y Lupicino de Condat, ermitaños; Hilario I, Papa. Beata Antonia o Antonieta de Florencia, abadesa. Feria (Morado) MALDITO QUIEN CONFÍA EN UN HOMBRE Jr 17,5­10; Lc 16,19­31 El encabezado de esta reflexión podría dar la impresión de fomentar la desconfianza y el escepticismo en las relaciones humanas. En manera alguna lo pretende. Lo que el profeta Jeremías quiere denunciar, es la práctica de conductas idolátricas que rinden una estimación absoluta a figuras relevantes que, disponen de cuantiosas riquezas, de enorme poder o conocimientos. La confianza plena ha de estar puesta solamente en Dios. Lo dirá en uno y otro tono tanto el profeta Jeremías como el mismo Señor Jesús. Ése y no otro es el mensaje capital de la parábola de Lázaro y el rico. Éste último organizó su existencia en torno de una relación idolátrica, amontonando riquezas de forma desmedida, se dispensó de vivir la compasión con Lázaro y terminó por endurecer su corazón. La confianza desmedida en cualquiera de los bienes materiales o en los poderes y talentos humanos, usurpa el lugar de Dios. La certidumbre y la seguridad económica se pueden convertir en un ídolo que envanece nuestro corazón y nos aleja de Dios y de los hermanos. ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 138, 23­24) Ponme a prueba, Dios mío, y conocerás mi corazón; mira si es que voy por mal camino y condúceme tú por el camino recto. ORACIÓN COLECTA Dios nuestro, que amas la inocencia y la devuelves a quienes la han perdido, orienta hacia ti nuestros corazones y enciéndelos en el fuego de tu Espíritu, para que permanezcamos firmes en la fe y seamos diligentes en el amor fraterno. Por nuestro Señor Jesucristo... LITURGIA DE LA PALABRA Maldito el que confía en el hombre; bendito el que confía en el Señor. Del libro del profeta Jeremías: 17, 5­10 Esto dice el Señor: "Maldito el hombre que confía en el hombre, que en él pone su fuerza y aparta del Señor su corazón. Será como un cardo en la estepa, que nunca disfrutará de la lluvia. Vivirá en la aridez del desierto, en una tierra salobre e inhabitable. Bendito el hombre que confía en el Señor y en Él pone su esperanza. Será como un árbol plantado junto al agua, que hunde en la corriente sus raíces; cuando llegue el calor, no lo sentirá y sus hojas se conservarán siempre verdes; en año de sequía no se marchitará ni dejará de dar frutos. El corazón del hombre es la cosa más traicionera y difícil de curar. ¿Quién lo podrá entender? Yo, el Señor, sondeo la mente y penetro el corazón, para dar a cada uno según sus acciones, según el fruto de sus obras". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Del salmo 1 R/. Dichoso el hombre que confía en el Señor. Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en malos pasos ni se burla del bueno, que ama la ley de Dios y se goza en cumplir sus mandamientos. R/. Es como un árbol plantado junto al río, que da fruto a su tiempo y nunca se marchita. En todo tendrá éxito. R/. En cambio los malvados serán como la paja barrida por el viento. Porque el Señor protege el camino del justo y al malo sus caminos acaban por perderlo. R/. ACLAMACIÓN (Cfr. Lc 8, 15) R/. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

57/58


21/01/13

Misal Febrero del 2013 - LaVerdadCatolica.org

Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero, y perseveran hasta dar fruto. R/. Recibiste bienes en tu vida y Lázaro, males; ahora él goza del consuelo, mientras que tú sufres tormentos. Del santo Evangelio según san Lucas: 16, 19­31 En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: "Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y telas finas y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo, llamado Lázaro, yacía a la entrada de su casa, cubierto de llagas y ansiando llenarse con las sobras que caían de la mesa del rico. Y hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas. ' Sucedió, pues, que murió el mendigo y los ángeles lo llevaron al seno de Abraham. Murió también el rico y lo enterraron. Estaba éste en el lugar de castigo, en medio de tormentos, cuando levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro junto a él. Entonces gritó: 'Padre Abraham, ten piedad de mí. Manda a Lázaro que moje en agua la punta de su dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas'. Pero Abraham le contestó: 'Hijo, recuerda que en tu vida recibiste bienes y Lázaro, en cambio, males. Por eso él goza ahora de consuelo, mientras que tú sufres tormentos. Además, entre ustedes y nosotros se abre un abismo inmenso, que nadie puede cruzar, ni hacia allá ni hacia acá'. El rico insistió: 'Te ruego, entonces, padre Abraham, que mandes a Lázaro a mi casa, pues me quedan allá cinco hermanos, para que les advierta y no acaben también ellos en este lugar de tormentos'. Abraham le dijo: 'Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen'. Pero el rico replicó: 'No, padre Abraham. Si un muerto va a decírselo, entonces sí se arrepentirán'. Abraham repuso: 'Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso, ni aunque resucite un muerto' ". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Por este sacrificio eucarístico, santifica, Señor, nuestras privaciones cuaresmales, para que a las prácticas externas corresponda una verdadera conversión interior. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio I­V de Cuaresma. ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 118, 1) Dichoso el que, con vida intachable, hace la voluntad del Señor. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que la gracia que hemos recibido en este sacramento permanezca, Señor, en nosotros y aumente por nuestras buenas obras. Por Jesucristo, nuestro Señor.

¿Tienes algún comentario? Enviar comentario sobre este Misal

www.laverdadcatolica.org

www.laverdadcatolica.org/MisalFebrero2013.htm

58/58


Misal Mensual Febrero 2013