Page 1


Hermandad de Jesús Caído: Daniel Abad Milla Daniel Abad Crespo Cofradía Santa Mujer Verónica: José Luis Navarro Mira Pedro Luis Beltrá Martínez Cofradía Santísimo Cristo de la Agonía: Fernando Baus Berenguer Sergio Navarro Rico Cofradía Nuestra Sra. de los Dolores: Francisco Manuel López Peral Miguel Boyer Segura Hermandad de Cristo de Zalamea: David Clavel García Luis Vicente Rizo Martínez Cofradía del Descendimiento Francisco Martínez Deltell Joaquín Pellín Gómez Comunidad de Penitentes Sta. M.ª Magdalena: Helios Beltrá Jover Joaquín Segura Belda Hermandad del Santo Sepulcro: Aurelio López Pérez Antonio Amorós Sepulcre Cofradía Nuestra Sra. de la Soledad: Luis Amorós Navarro M.ª Teresa Beltrá Amorós

JUNTA MAYOR Presidente: Enrique López Palomares Vicepresidente: José Antonio López Corbí Secretaria: Eva María Ruiz Mira Tesorero: José Luis Navarro Mira Consiliario: D. Francisco Rayos Vocales: Luis Vicente Rizo Martínez Hermandad de Nazarenos de la Oración en el Huerto: Lucia Botella Martínez, José Eugenio Pérez Flores Cofradía de la Flagelación: José M.ª García Gómez, Miguel Ángel Carrasco Sánchez Cofradía del Ecce Homo: Lorenzo Pastor López Enrique Herrero Castellanos Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno: Patricio Payá Torró José Antonio López Corbí Hermandad del Santo Encuentro: Miguel Albert Valero Víctor López Seller Cofradía Madre del Divino Amor: Marisa Ibarra Pérez Rafael García Beltrá

Semana Santa. Novelda 2011 · N.º 32 Edita: Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Novelda. C/. San Alfonso, 17 · 03660 NOVELDA · juntamayorsemanasanta@novelda net Dirección: Carlos Gumiel Juan Diseño, maquetación y arte final: Equipo Aguado Impresores Imprime: Aguado Impresores, S.L. · Almoina, 21 · Tel./Fax 96 560 21 81 Diseño portada: Cofradía La Flagelación (Javier Selles). Fotos: Enfoque, Imagen y Diseño

Pedro y Diego

Depósito Legal: A-329-2011 Numero ejemplares: 600 La Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Novelda y la dirección de la revista no se hacen responsables de los contenidos y opiniones vertídos en los artículos de autor que la componen, ni se identifican necesariamente con los mismos. Prohibida la reproducción total o parcial, en cualquier medio o soporte sin autorización expresa de la Junta Mayor.

SUMARIO 4 Saluda Curas 5 Saluda Alcalde Saluda Presidente 6 Pregonero 7 Cofrade de Honor 8 Pregón de Semana Santa 2010 14 La Soledad 18 Descripción del Trono de El Descendimiento

Con la colaboración de:

Glorieta, 29 T. 96 560 14 88 NOVELDA

20 ¿Cómo vivían los primeros Cristianos de la Semana Santa? 23 Momentos de nuestras procesiones 26 Dos generaciones de fotógrafos 28 XII Concurso de Fotografía 31 VI Concurso de Dibujo para escolares 32 Programa 34 Colaboradores

3


4 SEGUIR A JESÚS Celebramos la Semana Santa y en el Evangelio de la bendición de los ramos, comienza diciendo que “Jesús marchaba por delante subiendo a Jerusalén” (Lc 19, 28). En seguida al inicio de la liturgia de este día, la Iglesia anticipa su respuesta al Evangelio, diciendo: “Sigamos al Señor”. Es el seguimiento. Ser cristianos es un camino, o mejor, una peregrinación, un caminar junto a Jesucristo, un caminar en la dirección que él nos ha indicado y nos indica. Pero ¿de qué dirección se trata? ¿Cómo se encuentra esta dirección. El hombre puede escoger un camino cómodo y evitar toda fatiga. También puede bajar, hasta lo vulgar. Puede hundirse en el pantano de la mentira y de la deshonestidad. Jesús camina delante de nosotros y va hacia lo alto. Él nos guía hacia lo que es grande, puro; nos guía hacia el aire saludable de las alturas: hacia la vida según la verdad; hacia la valentía que no se deja intimidar por la charlatanería de las opiniones dominantes; hacia la paciencia que soporta y sostiene al otro. Nos guía hacia la disponibilidad para con los que sufren, con los abandonados; hacia la fidelidad que está de la parte del otro incluso cuando la situación se pone difícil. Guía hacia la disponibilidad a prestar ayuda; hacia la bondad que no se deja desarmar ni siquiera por la ingratitud. Nos lleva hacia el amor, nos lleva hacia Dios. Celebramos con Cristo la Semana Santa pero Jesús sabe que su camino irá más allá: no acabará en la cruz. Sabe que su camino rasgará el velo entre este mundo y el mundo de Dios; que él subirá hasta el trono de Dios y reconciliará a Dios y al hombre en su cuerpo. Sabe que

su cuerpo resucitado será el nuevo sacrificio y el nuevo Templo; que en torno a él, con los ángeles y los santos, se formará la nueva Jerusalén que está en el cielo y, sin embargo, también ya en la tierra, porque con su pasión él abrió la frontera entre cielo y tierra. Su camino lleva más allá de la cima del monte del Templo, hasta la altura de Dios mismo: esta es la gran subida a la cual nos invita a todos. Él permanece siempre con nosotros en la tierra y ya ha llegado a Dios; él nos guía en la tierra y más allá de la tierra. Caminar junto con Jesús siempre es al mismo tiempo caminar en el “nosotros” de quienes queremos seguirlo. Nos introduce en esta comunidad. Porque el camino hasta la vida verdadera, hasta ser hombres conformes al modelo del Hijo de Dios Jesucristo supera nuestras propias fuerzas; este caminar también significa siempre ser llevados. Nos encontramos, por decirlo así, en una cordada con Jesucristo, junto a él en la subida hacia las alturas de Dios. Él tira de nosotros y nos sostiene. Integrarnos en esa cordada, aceptar que no podemos hacerla solos, forma parte del seguimiento de Cristo. Forma parte de él este acto de humildad: entrar en el “nosotros” de la Iglesia; aferrarse a la cordada, la responsabilidad de la comunión. El humilde creer con la Iglesia, estar unidos en la cordada de la subida hacia Dios, es una condición esencial del seguimiento; así como acoger a María como madre nuestra. Jesús desde la Cruz reina, que la realeza de Dios entre en el mundo y así el mundo se colme del esplendor de la paz. Franscisco José y Pedro Ildefonso Parroquia San Pedro


Este año es una de las Semanas Santas más tardías. La primera luna llena de la primavera, que marca los tiempos del Domingo de Resurrección, iluminará las noches de estos días centrales de estación, próximos al verano, que nos obligan al recogimiento interior y al descanso espiritual. Es una Semana Santa para pasear por las calles de Novelda una de las hermosas tradiciones que tenemos, una tradición cultural y de marcado carácter turístico que engrandece nuestro pueblo y la importancia de las personas que, desde la Junta Mayor, hacen posible que nada falle y la única preocupación sea mirar al cielo para que el tiempo acompañe. Como en Navidad, esta época es tiempo de reflexión. Una reflexión que todos debemos hacer desde cualquier ámbito de la vida en que nos encontremos. Reflexión de los hechos pasados, para observarlos desde la distancia del presente y aprender de ellos o intentar mejorar. Reflexión del hoy, del día en que vivimos, trampolín para el mañana y causa de nuestros efectos futuros. Y, ante todo, la Semana Santa es época de reflexión para el mañana, en aquellos días que aún no están pero cuyos actos presentes nos dirigirán hacia allí. Una época, esto es, para volver hacia nosotros mismos y escucharnos internamente. De la misma forma, debemos emplear estos días para estar con nuestra familia y nuestros amigos. Según la tradición, Jesús utilizó sus últimos días para despedirse de los discípulos y mostrarles el Camino que partía de sus Palabras. Nosotros también podemos iniciar en estos días el principio de un camino más tolerable y de paz, un camino donde la solidaridad y el respeto sean lumbre en nuestras vidas. Así os lo deseo de todo corazón. Mariano Beltrá Alted Alcalde de Novelda

Todo pueblo, tiene en su calendario particular una serie de hitos que van jalonando su devenir en el tiempo a lo largo del año. Estos son momentos señalados por la tradición, son el acervo de los pueblos, de sus gentes, días y recuerdos que nadie deja perder en mayor o menor medida. Nuestra Semana Santa, se precia de ser uno de esos momentos que todos esperamos. Son días en los que es inevitable el recuerdo de las vivencias de la niñez y juventud, de aquellas procesiones vividas, de los comentarios y las vivencias de nuestros mayores, y de poder contemplar como año tras año, la Semana Santa no le ha fallado a Novelda así como Novelda no le ha fallado a su Semana Santa. Poco a poco y gracias al esfuerzo de todos, que son muchos desde nuestros orígenes, la Semana Santa ha ido adquiriendo una dimensión que la convierte en un referente dentro de nuestras costumbres, pensamientos, incluso de nuestras expresiones populares. Valgan estas líneas para reivindicar el esfuerzo y trabajo de todos los que desde las Cofradías han hecho posible que la Semana Santa se haya convertido en este referente apreciado para nuestra ciudad y a todas aquellos de los que sin su apoyo nunca se podría haber llegado a la dimensión que en la actualidad posee la Semana Santa de Novelda. En nuestro devenir como en el de nuestra sociedad habrá momentos de mayor y menor esplendor pero lo que nunca se va a poder negar es que todo el trabajo realizado ha sido con la mayor ilusión y cariño desde el sentimiento de lo que es Novelda y su Semana Santa. Enrique López Palomares Presidente de la Junta Mayor

5


PREGONERO Mario Miralles Navarro

6

Nació en la calle Mayor de Novelda, el 18 de enero de 1947. Estudió en el Colegio Oratorio Festivo, pasando luego a los Padres Reparadores. Desde muy joven comenzó a trabajar en la agricultura en su empresa familiar. Participó en las procesiones de Semana Santa hasta que su afición al Baloncesto le ocupó todo su tiempo libre, siendo jugador y luego entrenador durante 28 años, siempre en el Jorge Juan de Novelda. Como empresario participó en la creación de la empresa Jarama de importación de flores. También fundó la empresa Gumafra de infusiones. En 1988 colaboró en la consolidación de La televisión local Tele Novelda. Desde al año 2000 transformó la televisión local en una empresa de telecomunicaciones cableworld. En la actualidad cuenta con 84 empleados. Es vocal de la junta directiva de la Asociación de Operadores de Telecomunicaciones Española de Cable (AOTEC ), así como presidente de Opencable, empresa dedicada a dar servicio a operadores de redes de cable. Esta casado, tiene 4 hijas y 7 nietos.


COFRADE DE HONOR José María Morosi Navarro Nací en Novelda en 1940, en la Plaza de San Vicente, 5. Mis padres, Amadeo y Julia, tuvieron 3 hijos: Amadeo, Julia y yo, el último. Mi primer colegio fue el de las Carmelitas, pasando luego al de los Padres Reparadores donde estudié los 4 cursos del Bachiller y terminé el mismo en Valencia, en el Colegio de los Dominicos; pues entonces, el colegio de los Padres Reparadores sólo tenía reconocido los citados cursos. Finalicé mis estudios de Perito Mercantil en Murcia. En el colegio de los Padres Reparadores he pertenecido a la Asociación de Padres de Alumnos durante 15 años, de ellos 9 como Presidente siendo Director del colegio el Padre Benigno García. No obstante debo y deseo recordar a mi gran amigo el Padre Avelino, al igual que al Padre Julián Sola (Soleta) y al último director, el Padre Luis. ¡Qué gran colegio! Casado con María Dolores Palomares en 1967, tenemos 4 hijos: Pedro, José María, Amadeo y Luis, todos cofrades de la Hermandad del Santo Encuentro. Doy muchas gracias a Dios por haberme concedido esta maravillosa familia con 3 nietos: José, Julia y Sergio (José y Sergio ya son cofrades). Desde mis 6 años, con mi padre y mi hermano Amadeo empecé a salir en las procesiones del Santo Encuentro; en ellas andaba por libre hasta los 10 años junto con Osmundo López y otros hermanos. Recuerdo cuando iba a casa de Daniel Sala en la Calle Gran Capitán, donde se recogían las vestas, pensando cuando me tocaría recoger la mía. Junto con Toni (Antonio Pérez), Osmundo López, Alfredo Bauzá, Luis Mira (recientemente fallecido), Víctor López (el Timpli), Ricardo y mis amigos Paco Espuch, Paco Soler y mi cuñado Pedro Palomares, pasamos a suceder a los hermanos mayores, entre los que recuerdo a Victorino Mira y Alfredo Bauzá (padre). Fui nombrado hermano mayor sucediendo a Toni. Después de haber transcurrido varios años, se efectuó el nombramiento de la nueva y actual Junta con Miguel Albert Valero, como Hermano Mayor, y varios cofrades enormemente responsables y activos que hacen vivo nuestro Paso y participan con el resto de los mismos en nuestra Semana Santa. Sigo siempre con mi Hermandad hasta que Dios lo quiera. Doy las gracias y animo a todos mis hermanos del Santo Encuentro, para que sigan entregados al mismo, y también a todas las cofradías de mi ciudad, para que nuestra Semana Santa esté viva en Novelda y logremos conseguir lo que significa la misma con dignidad, que es lo que quiere y desea Dios.

7


PREGÓN

SEMANA SANTA 2010 FRANCISCO MANUEL LÓPEZ PERAL

8

Sres. Cura Párroco y Vicario de S. Pedro, Reverendo Padre Julián Sola, Sr. Alcalde y representantes de la Corporación Municipal, Sr. Presidente de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades, miembros de la Junta Mayor, queridos hermanos y ciudadanos. Si hay un acto que pretende marcar el inicio de las celebraciones de la Semana Santa de Novelda, y de forma oficial, es el del Pregón de Semana Santa. Y como cada uno de los que por aquí han pasado, voy a expresar mi más sincero agradecimiento a las personas que han pensado en mí, para tan alta responsabilidad. Gracias. Gracias, Pilar, por haber soportado con auténtica lealtad mis desvelos. Gracias, también, a todos quienes a lo largo de los años en los que fui Presidente de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades, estuvisteis a mi lado dejando parte de vuestro tiempo en algo que tanto significa para nosotros. Permitidme también no olvidarme de D. Victoriano Garrigós, párroco que fue de esta Parroquia y de Cándido Martínez, tantos años sacristán. El primero, entre otras cosas, fue el impulsor del pregón de Semana Santa, en el que hoy tengo a bien alzar mi voz; y el segundo aquel que, hace ya muchos años, me estimuló, a la vez que pujaba por la Semana Santa de Novelda. Hasta hace escasos segundos en mi mente aún resuenan pensamientos varios, tales como si realmente uno merece el estar ahora mismo delante de todos vosotros, y lo que es peor, si realmente va a ser capaz de poder articular en palabras el torrente de pensamientos, de sentimientos que me han asaltado y lo siguen haciendo, desde el mismo instante posterior a haber aceptado esta tarea. Así pues, permitidme que empiece haciendo mención a mis orígenes en la Semana Santa noveldense.

Ya desde bien pequeño tenía unas enormes ganas de participar en la Semana Santa. Mis inicios, sin embargo, fueron desalentadores pues tras mucho tiempo intentando conseguir que me dejaran una vesta, sólo me sirvió para un año y fue en la Cofradía del Cristo de la Agonía, y digo que sólo me sirvió para un año pues aquél fue el último que salió en procesión hasta que, pasados unos años, volviera a salir. Posteriormente, allá por los años setenta y uno –setenta y dos–, me volvieron a dejar otra vesta. En esta ocasión de la Cofradía del Descendimiento, pero claro, eran años en los que la Semana Santa noveldense no gozaba de buena salud; recuerdo que cuando me dejaron la vesta me dijeron: “No tengo ningún problema en dejarte la vesta, pero primero vete a San Felip y comprueba que se salga, y si es así, vienes y te la dejo”. Y allí que voy yo. Recuerdo a Paco Espuch, Antonio Pérez, Osmundo, Alfredo Bausá, Paco Soler, Marosi, Pedro Palomares -todos ellos del Encuentro- y también a Pedro Luis, José Luis, Paco Serra, Raimundo, y los hermanos Eustaquio y Francisco… ellos de la Verónica. Y también, claro, el Descendimiento. Cuando llego adonde estaba situado el trono del Descendimiento me encuentro a Joaquín Pellín “en un drap en la má y un espolsaó”. Ante la cuestión fundamental de si se salía o no la respuesta que obtengo resulta, de una manera u otra, cargada de incertidumbre: “No sé si ixirem o no. Tots venen a última hora. Si te apetix m´ayues”. Y allí que me quedo yo, “drap en má” y deseando que, como así ocurrió, saliésemos en procesión. Aún recuerdo a un tal Rafa, que venía cada Viernes Santo y preguntaba: -¿tenéis baterías?... -Pues no, Rafa, no tenemos. Allá que se iba Rafa y al rato aparecía con baterías para el trono. Probábamos las lámparas… todo bien… Hasta aquí todo normal. Lo curioso es que, con el paso de los años me enteré que el tal Rafa traía las baterías directamente de los camiones aparcados a las afueras del pueblo, ya no quise preguntar si había consentimiento o no por parte de los dueños de los camiones. Lo cierto es que después las baterías volvían a sus respectivos camiones… Eran unos años en los que hasta última hora no se sabía si se iba a salir o no, de hecho en aquellos años recuerdo las filas formadas por poca gente, más las campanas y el trono. Y desde aquella fecha ya nunca abandoné la Semana Santa.

A principios de los setenta, formaba parte de un grupo de monaguillos, como muchos otros chicos a lo largo de los años. Por aquélla época, llegado Lunes Santo, se cerraba la Aurora para poder montar el monumento. Yo, como monaguillo, ayudaba. Incluso recuerdo que algunos estudiábamos en el colegio de los Padres Reparadores, el Colegio Padre Dehon, y Cándido hablaba con los profesores para que en aquéllos días se les permitiese no ir a clase y ayudar en el montaje del Monumento, yo no era uno de ellos, pues en aquella época mi tarea consistía simplemente en ayudar a bajar los enseres de donde se guardaban el resto del año. Llegado el año 76, y buscando en la Parroquia aquellos enseres, encontramos unas vestas de las cuales desconocíamos su procedencia. La pregunta no tardó en llegar, y Cándido nos respondió que pertenecían a la Dolorosa, que antiguamente procesionaba, pero “ahora” no. Cómo nos vería preguntar! que a renglón seguido nos lanzó un reto. -Si sois valientes y salís en procesión este Viernes Santo, ahí tenéis las vestas… Y claro, allí nos tienes a Remigio, Pepe Campos y a mí dándole vueltas. -Total, decíamos, son treinta vestas… -Nada, Cándido, lo preguntamos y mañana te decimos. Claro, que jugábamos con ventaja, pues aparte de monaguillos teníamos un club. Un club donde nos reuníamos, escuchábamos música y pasábamos el rato. Además lo comentaríamos en clase. Ni que decir tiene que ese Viernes Santo del 76 salió en procesión el antecedente más cercano a lo que hoy conocemos como la Cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores. Para ello utilizamos un carro plegable que se utilizaba en la Iglesia para trasladar imágenes desde las hornacinas hasta el altar mayor. Aquél carro, que no mediría más de 1,20 x 1,20, lo vestimos con unas faldas y le pusimos unas andas con sus cuatro faroles, a los que añadimos las macetas del Monumento. En aquellas tareas colaboraban nuestras madres, las vecinas… Nada más salir las faldas se cayeron… y con imperdibles en la calle mayor, y un poco de retraso, continuamos la procesión. Llegados a la plaza de San Vicente, oímos cómo la gente decía… -Mare de Déu… Lleven a la Virgen d’esquenes… Y claro, era cierto! Con el traqueteo, las ruedas duras y un tornillo mal apretado, la imagen se dio la vuelta… Es que teníamos trece años. Eso sí, ilusión no nos faltaba.


Al año siguiente, Cándido nos prestó el trono que la Cofradía del Cristo de la Agonía no utilizaba, pues por aquellos años, y tal como os he dicho, no salía en procesión. Pero claro, sólo pudimos utilizarlo un año, ya que, al siguiente sí volvieron a procesionar y claro, vueltos a reunirnos en aquel club que habíamos trasladado a la casa de Remigio fue a su padre a quien se le ocurrió convertir un seiscientos en nuestro nuevo trono. Dicho y hecho, se eliminó todo aquello que sobraba, se creó el armazón necesario, arreglamos la dirección y… volvíamos a tener trono. Esto que os cuento ocurrió en el año setenta y ocho, año en el que empezamos a poner flores al trono, las cuales, por decirlo de alguna manera y, a la manera del bueno de Rafa, tenían una procedencia algo dudosa. Y claro, también macetas. Desde este año y hasta el ochenta y cuatro lo arreglábamos nosotros en Viernes Santo, tras el Viacrucis, con la inestimable ayuda de Tomás Moreno. Como anécdota, aquel Viernes Santo del año ochenta y cuatro, se nos rompió la dirección del seiscientos volviendo del Viacrucis. Y quedó aparcado en la puerta de la Iglesia. Y allí podías ver a Remigio padre arreglando la dirección y a la florista adornando el trono. Ni que decir tiene que ese año salimos y Remigio vino toda la procesión al lado del trono por si se volvía a estropear. En el año ochenta y seis procedimos a cambiar el trono y sustituirlo por uno hecho a propósito, siempre con el trabajo de Remigio, en el que los laterales eran ya de color azul y acolchados, con los escudos correspondientes hasta que en el año dos mil, y con motivo del XXV aniversario de la fundación de la Cofradía, volvimos a cambiarlo por el que llevamos en la actualidad, de orfebrería y hecho en Sevilla. Si el trono ha vivido diferentes cambios a lo largo de estos años, también ha ocurrido lo mismo con el palio. La Cofradía ha llegado a utilizar cinco palios diferentes en su historia más reciente. El primero de ellos sólo lo utilizamos el primer año. Era un palio pequeño que la Iglesia nos prestó. En el año ochenta y tres compramos la tela y fue Charo, la hermana de nuestro siempre recordado Belló, quien lo cosió. Pero en el año ochenta y seis, sólo tres años después de haberlo confeccionado, sufrió una quemadura que, afortunadamente, no fue a más pero nos obligó a realizar otro palio el cual fue comprado en Valencia. En el año mil novecientos noventa y cinco volvemos a cambiar de palio, mejorando siempre, y lo encargamos al bordador Ciriaco Ruiz. El actual palio fue estrenado en el año dos mil, coincidiendo con el cambio de la candelería y el estreno del nuevo trono. Las vestas, en cambio, datan del año setenta y nueve. Fueron adquiridas mediante rifas que la Cofradía iba realizando. Nue-

vamente las madres -permitidme recordar a Dolores Azorín, Rosario Navarro, Carmen Martinez, Olga Plaza… y otras que no recuerdo por falta de memoria- cortaban la tela para posteriormente cada uno coserse el traje. A lo largo de este pequeño relato he hecho mención a las madres, ahora mismo acabo de hacerlo y, deliberadamente, dejo estas notas para el final pues, nada habría podido relatar si no fuera por quien realizamos todos nuestros desvelos, la madre de Dios, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores. La primera talla que sacamos en procesión pertenecía a la familia Albeza y actualmente se encuentra en esta Iglesia de San Pedro, en el altar que comparte con el Cristo Yacente. Esta imagen salió en procesión hasta que en el año setenta y nueve, Cándido donó a la Cofradía una imagen tallada por el escultor Juan Martínez Mataix. Fue realizada en Alicante y recuerdo con mucho cariño cómo, al estudiar allí, Antonio Alberola, tesorero de la Cofradía, y yo íbamos todos los días a ver cómo iba el trabajo. De aquélla imagen podemos decir que vimos entrar la madera viva y salir la talla policromada. Ni que decir tiene que Juan Martínez se portó muy amablemente y no tuvo reparo alguno en que dos jóvenes estuvieran día sí y día también interesándose por el trabajo que realizaba. En el año 2006 de nuevo Cándido Martínez, cede una nueva imagen, realizada esta vez por el escultor Ramón Cuenca y es la que actualmente procesiona. Anécdotas quedan muchas en el tintero, por mencionar alguna, puedo deciros que también pertenecíamos a la Adoración Nocturna y que siempre nos pedíamos el último turno, así pernoctábamos en la Iglesia y a la mañana siguiente (ya Viernes Santo) estábamos preparados para ir al Viacrucis que se reza en el antiguo cementerio. También participábamos en el lavatorio de los pies. Sacábamos el palio cuando nos lo pedían. Era cosa lógica, pues esta Cofradía nació en la Iglesia de San Pedro y era y es lógica la implicación para con ella. Tanto es así que un año Cándido llegó a prohibirme ir ayudar a montar el Monumento, para poder dedicarme a preparar la Semana Santa. Hoy en día la Cofradía ha crecido notablemente y, sin lugar a dudas, ha mejorado desde aquellos primeros años. Hemos intentado ser serios dentro de nuestra Semana Santa pues, las procesiones son algo más que sacar a pasear un conjunto de tallas, estandartes y cirios. Es la expresión de la fe que vive en las personas. Es una exposición de la pasión, muerte y resurrección de Cristo que nos debe animar a intentar comprender y compartir con Jesús, aquéllos momentos. Hay un significado profundo en aquello que llevamos.

Desde el año 81 soy presidente de la Cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores y es gracias a todas y cada una de las personas que han pasado por la misma, desde pequeños hasta mayores, los que han conseguido lo que hoy en día se puede ver en la Semana Santa. No puedo dejar pasar en estos apuntes que he logrado rescatar de mi memoria, el lugar por donde ha discurrido la vida de la Cofradía y de la Semana Santa: “San Felip”. Es el año setenta y nueve cuando “San Felip” empieza a utilizarse por unas Cofradías y Hermandades en particular y la Semana Santa en general. Fuimos nosotros, aquellos jóvenes animados por Cándido y con el consentimiento de D. Antonio Cerdán, los que nos hicimos cargo de su acondicionamiento. Limpiamos el patio, y vaya si nos costó!, cambiamos tejas rotas, rellenamos los huecos del suelo con hormigón, hicimos la puerta con trozos de madera que acabamos revistiendo con chapas metálicas. En el año 97 nos hicimos cargo de la reparación de parte de la bóveda, cambio de tejado, cambio de puertas (interior y exterior). Bueno! Qué puedo contaros que no haya dicho ya… Desde el año 1995 es sede de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Novelda. Pero claro, no es este año el que marca el inicio de “La Junta”. Los inicios de la Junta Mayor datan del año 1978 y gracias al interés que D. Antonio Cerdán y Cándido Martínez pusieron. Y no sólo porque en aquellos años se crearon nuevas Cofradías como La Dolorosa y La Flagelación además de que volviera a salir en procesión el Cristo de la Agonía sino por la propia Semana Santa. D. Antonio Cerdán y Cándido propusieron la creación de una Junta Mayor en la que se agruparan todas las Cofradías y Hermandades de Novelda y que trabajaran todas ellas para mayor engrandecimiento de la Semana Santa.

9


Así que nos pusimos en marcha y en aquellas primeras reuniones, que se realizaban a escasas fechas de la Semana Santa, se tomaban decisiones tales como si se salía en procesión, frente a la inconsistencia anterior, los días de salir, las horas, el orden, cómo se iba a ir en las procesiones, etc. es decir, un antecedente a lo que hoy sí tenemos regulado en los Estatutos. Fue en el año setenta y nueve cuando se hizo la primera revista. Y desde aquel año ya no ha vuelto a faltar a su cita anual, si bien ha habido años con mayor contenido que otros, llegando a publicarse un simple folleto… y es que la economía -tan en boga estos días- es la que manda, con lo que con aquellos medios -unos años más y otros

Belda (que fue el primer presidente) Espuch, Pacheco… La segunda, con una edad intermedia, José Luis Navarro, Pedro Luis, Enrique Seller, Luis Amorós, los hermanos Pina. Y nosotros, que seríamos la tercera, los más jóvenes, Diego, Antonio Pérez hijo, Fernando Baus, Francisco Martínez… Un par de semanas antes de la Semana Santa íbamos a almorzar a la huerta de Antonio Pérez, del Encuentro, y allí pasábamos el día, arreglábamos “el mundo” y repartíamos las revistas. Cuando Juan Antonio Belda lo dejó vino una junta gestora y, tras ella, fue presidente de “la Junta” Pedro Luis Beltrá, que estuvo hasta después de la Semana Santa del año noventa y dos. En la Asamblea correspon-

menos- hacíamos lo que buenamente se podía. La verdad es que, visto con el devenir del tiempo, aquellos fueron años difíciles. De la misma manera y, como cualquier cosa que nace, el recuerdo que siempre me viene a la cabeza de aquellos años es la extraordinaria camaradería que en aquellos tiempos había. Unas hermandades ayudaban a las otras. Incluso nos juntábamos diferentes Cofradías para reducir el precio de las flores y de los caramelos, negociar las bandas de cornetas que por aquellas fechas nos acompañaban en las procesiones. Cuando una Cofradía quería renovar sus enseres, los avances de una pasaban a las demás si así lo solicitaban. Eran los inicios. Éramos una piña. En aquellos años nos llegamos a juntar hasta tres generaciones. La primera, los más mayores, Antonio Pérez, Juan Antonio

diente a este año nadie se presentaba para cubrir el cargo de Presidente y se propuso hacer una junta gestora de nuevo a lo que D. Victoriano Garrigós se opuso alegando que una Junta Mayor no debía regirse por una junta gestora, sino por un Presidente y su junta directiva y unos estatutos. De allí tenía que salir un Presidente que nombrase a una junta directiva y que empezara a trabajar en unos estatutos. Aquellas palabras me sedujeron y ví en él, D. Victoriano, una persona interesada en la Semana Santa y que, además, quería algo bueno para ella. Me presenté a la elección, junto con otro compañero, y salí elegido. Empezamos a trabajar justo al día siguiente. Fue un año difícil pues el reto era grande y había que empezar a mover la maquinaria, teníamos revista, teníamos bandas

10

de música, pero había que conseguir que la Semana Santa de Novelda empezara a crecer. Así que planteamos el objetivo: hacer unos Estatutos para la Junta Mayor y que cada una de las Cofradías y Hermandades tuviera los suyos. Ese era el proyecto. Las Cofradías y Hermandades fueron aportando en sucesivas reuniones los mimbres necesarios para que los Estatutos empezaran a avanzar. Cuantas tardes de trabajo! Cuántos túneles encontramos en el camino! Pero al final el objetivo se cumplió, pues en la Asamblea Extraordinaria del 26 de octubre de 1997 fueron aprobados los Estatutos. El año siguiente, concretamente en el mes de abril, recibieron la aprobación por parte del Sr. Obispo D. Victorio Oliver Domingo, para resultar finalmente inscritos en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, como Asociación Pública de Fieles, el dieciséis de julio de mil novecientos noventa y ocho, con la consiguiente adquisición de personalidad jurídica. Todas las Cofradías y Hermandades tienen estatutos canónicos, a lo que podemos añadir que, además, algunas de ellas llegaron a dar el paso de inscribirse en el Registro de Entidades Religiosas. Durante aquellos años, empezamos a asistir a las reuniones de la Junta Diocesana de Cofradías y Hermandades, siendo Novelda una de las poblaciones que participó en la elaboración y aprobación de aquellos estatutos. En aquellas reuniones, la Semana Santa noveldense siempre estuvo allí, haciendo partícipe al resto de la Diócesis de sus empeños. En el año dos mil, se realizó en Novelda el Encuentro Provincial de Cofradías y Hermandades eligiendo como tema central del mismo la acción social. La Semana Santa noveldense se convirtió así, en el centro de atención de toda la provincia. Fueron varias las ponencias que se desarrollaron además de la segunda exposición de Tronos y enseres de las Cofradías y Hermandades que componen nuestra Semana Santa. También tuvimos una muestra de artesanos. Todos unidos realizamos un donativo hacia una obra de carácter social en Sudamérica. Además, Dña. M.ª Milagrosa Martínez, alcaldesa de Novelda en aquel año, se comprometió a realizar un donativo de un millón de pesetas, asumiendo la necesidad e implicando, asimismo, a las autoridades locales. De mis palabras se desprende cuál fue mi principal objetivo, la realización de los Estatutos. Ello, no implicó, de ninguna manera, el olvido de los otros aspectos que la Semana Santa conlleva. Siendo como es la Semana Santa una manifestación religiosa y también popular, en aquellos años empezamos a organizar como Junta Mayor diferentes eucaristías y a participar en las que ya estaban organizadas (Misa del Pregón, Misa del Jueves Santo, Misa de la Estación, …) tratando con


ello de dar un sentido real a lo que en las calles vemos, tratando de conseguir que la religiosidad cofrade aflorase, si bien nos quedó aquel proyecto social como asignatura pendiente. Asimismo, fueron los años en los que, como ya he comentado, se mejoró la revista de Semana Santa, se instituyó el concurso de fotografía de Semana Santa, nacieron la Hermandad del Cristo de Zalamea, la del Ecce Homo y la del Divino Amor; realizamos una primera exposición de Tronos y enseres que presentamos a nuestra población con visitas organizadas desde los colegios… en el año noventa y tres se realizó el primer pregón de Semana Santa, a cargo de D. Manuel Torregrosa y que, insisto, fue una idea que nos recalcaba una y otra vez D. Victoriano que, lamentablemente, falleció aquel mismo año. Recuerdo que en la búsqueda de personas que pudiesen realizar el papel de pregoneros, animando a sus iguales a participar vivamente en nuestra Semana Santa, tuviesen relación con Novelda y con la Semana Santa. Y no nos podemos quejar, pues hemos tenido una suerte de pregoneros que, como poco, podemos tildar de sobresalientes. Es por esto que, y tal y como he reflejado al inicio de mi intervención, soy una persona que carece de la entidad necesa-

ria para estar aquí. Pero, a la vez que digo, esto vuelvo a preguntarme cómo fui capaz de aceptar. Pues me voy a responder en voz alta y, permitidme, con mucho orgullo. Estoy hoy aquí para mostrar públicamente mi más sincero agradecimiento a todos y cada uno de los que han sido miembros de las diferentes Juntas Directivas que he tenido el orgullo de presidir. Antonio Pérez Abad, Emiliano Vallejo Pérez, Joaquín Segura Torregrosa, Rvdo. D. Pascual Candela Candela, Guadalupe Ruiz Mira, Francisco Sepulcre Segura, Francisco Martínez Monerri, Miguel Albert Valero, Fernando Baus Berenguer, Luis Mira Seller, David Beltrá Torregrosa, Aurelio López Pérez, Lorenzo Pastor López, José María García Gómez, José María Belló Cazorla y Óscar Durá Segura. Y no puedo ni debo olvidarme (ellos lo saben) de quienes, sin pertenecer a la Semana Santa les he pedido y me han dado. Todos han trabajado dejando la vida en ello, yo sólo he sido la cabeza visible. Os he contado, casi sin darme cuenta, parte de la historia de mi vida, a veces siguiendo un orden cronológico y otras un desorden del corazón. Una vida ligada a la Semana Santa que yo entiendo como servicio a los demás. Vais a permitidme terminar con unas palabras que no son mías, sino del poeta León Felipe:

Hazme una cruz sencilla, carpintero… Sin añadidos ni ornamentos… Que se vean desnudos los maderos, desnudos y decididamente rectos: los brazos en abrazo abierto hacia la tierra el astil disparándose hacia los cielos. Que no hay un solo adorno que distraiga ese gesto, este equilibrio humano de los dos mandamientos… Sencilla, sencilla… Hazme una cruz sencilla, carpintero. Gracias.

11


12


13


LA SOLEDAD La cofradía de Nuestra Señora de La Soledad celebraba en 2010 una importantísima efeméride: el 150 Aniversario de la creación de su imagen. Los actos daban comienzo el 13 de marzo en la iglesia de San Pedro, con una misa oficiada por el cura párroco Don José Ruiz, en intención de los cofrades y hermanos difuntos de la cofradía. Finalizado el acto, nos trasladábamos a la Casa Museo Modernista de Caja Mediterráneo, para la celebración de un sencillo y emotivo acto, donde se escuchó la historia de la cofradía, con la intervención de oradores y reproducción de imágenes de La Soledad. Por otro lado, el domingo 21 de marzo, en la Iglesia de la Parroquia de San Roque, se realizaba un concierto de música sacra, en combinación con el 50 Aniversario de la misma Parroquia. Queremos agradecer a todas aquellas personas que desde hace más de un siglo y medio, hicieron y hacen posible que nuestra imagen nos acompañe cada Semana Santa. A todos mil gracias.

Fotos: Javierfotoestudio

14


Fotos: Javierfotoestudio y Novelda Digital

150 aniversario La Soledad

15


Fotos: Javierfotoestudio y Novelda Digital

150 aniversario La Soledad

16


Fotos: Javierfotoestudio y Novelda Digital

150 aniversario La Soledad

17


DESCRIPCIÓN DEL TRONO DE

EL DESCENDIMIENTO

18

El Paso del Descendimiento (1956) parece haber tenido en cuenta, para su inspiración, la célebre pintura del “Santo Entierro” (1507) de Rafael, en la Galería Borghese de Roma, o alguna reinterpretación de la misma. Obra fundamental, destaca básicamente por el estudio anatómico del Cristo muerto, donde sobresale el virtuosismo técnico de la talla, que consigue los efectos plásticos de blandura y pesadez de un cuerpo muerto; es una obra de fuerte realismo y perfección en la talla. La escena del Descendimiento es un Paso que tiene una altura aproximada de 5 metros y unas dimensiones en planta de 2,30 x 2,90 metros. Lo forman tres figuras unidas en grupo, una cruz, una escalera y una sábana. Se hallan dispuestas de la siguiente forma: –Cruz de madera formada por un elemento vertical resistente con la parte superior (el cruce de los brazos con el montante) desmontable para las salidas y entradas.


–Escalera también en madera y apoyada sobre el crucero por la parte trasera. –Sábana de sarga blanca colgada entre el crucero y el montante. –INRI, letrero que Pilato mandó escribir en hebreo, en latín y en griego. El texto en latín del título colocado en la cruz es: Jesús Nazarenus Rex Iudaeorum, que significa Jesús Nazaret Rey de los Judíos. –José de Arimatea, hombre rico, como se puede apreciar por su vestimenta, seguidor clandestino de Jesús y miembro del Sanedrín. Fue el personaje que consiguió con sus influencias el permiso de Poncio Pilato para quedarse con el cuerpo del Nazareno y evitar que fuese a la fosa común de los condenados. En el Paso está situado a la izquierda, en la parte más elevada, sujetando a Jesucristo por la cintura. –Juan, el discípulo más joven de Jesús. Está al pie de la cruz, semiflexionado, colaborando desde abajo con Arimatea en el Descendimiento de Cristo. Sujeta el cuerpo de su maestro por los muslos y talones. –Cristo muerto. Su boca todavía entreabierta. Las heridas ensangrentadas. Envuelto en una sábana para el descenso. Su expresión es tan real que da la sensación, verdaderamente, de un cuerpo inerte. Un moldeado en escayola y decorado al óleo desde 1996 eleva las figuras a la vez que imprime un realismo en la piedra. Este conjunto constituye un Paso sobrio, sin adornos relucientes metálicos que distraigan la acción de los personajes. La escena está situada sobre una plataforma de hierro, con fibra en su parte superior, desmontable para poder llevarlo a hombros, y un eje de furgón en el centro, con dos ruedas para el movimiento del paso y dos más pequeñas giratorias para dirigirlo. El trono está adornado perimetralmente con figuras de madera. Catorce cenefas con grabados vegetales, rodean cada uno de los pasajes del Vía Crucis. Los laterales terminan en cantoneras con grabados también vegetales. Estos dos últimos adornos pertenecen al Paso antiguo de 1956. Desde la peana hasta el suelo está cubierto por unas sayas de terciopelo rojo. El paso es transportado por cuatro varas que tienen la misión de tirar y empujar. Y desde el 2006 están colocadas cuatro andas para ser soportado a hombros. 50 aniversario Cofradía del Descendimiento 1956-2006/07


¿CÓMO VIVÍAN LOS

PRIMEROS CRISTIANOS DE LA SEMANA SANTA?

20

La expresión Triduo pascual, aplicada a las fiestas anuales de la Pasión y Resurrección, es relativamente reciente, pues no se remonta más allá de los años treinta del pasado siglo; pero ya a finales del siglo IV San Ambrosio hablaba de un Triduum Sacrum para referirse a las etapas del misterio pascual de Cristo que, durante tres días, et passus est, et quievit et resurrexit. Deslumbrada por la realidad histórica de la muerte de Cristo, la primitiva Iglesia advirtió la necesidad de celebrar litúrgicamente este hecho salvífico, por medio de un rito memorial, donde, en obediencia al mandato expreso del Señor, se renovara sacramentalmente su sacrificio. De este modo, durante los primeros compases de la vida de la Iglesia, la Pascua del Señor se conmemoraba cíclicamente, a partir de la asamblea eucarística convocada el primer día de la semana, día de la resurrección del Señor (dominicus dies) o domingo. Y, muy pronto, apenas en el siglo II, comenzó a reservarse un domingo particular del año para celebrar este misterio salvífico de Cristo. Llegados a este punto, el nacimiento del Triduo Pascual era sólo cuestión de tiempo, cuando la Iglesia comenzase a revivir los misterios de Cristo de modo histórico, hecho que acaeció, por primera vez en Jerusalén, donde aún se conservaba la memoria del marco topográfico de los sucesos de la pasión y glorificación de Cristo. De todos modos, en el origen de la celebración pascual, tampoco puede subestimarse la benéfica influencia de la respuesta dogmática y litúrgica de la ortodoxia frente a la herejía arriana; reacción que supuso una atracción de la piedad de los fieles hacia la persona de Jesús (Hijo de Dios e Hijo de María), y hacia sus hechos históricos. Cada celebración del Triduo presenta su fisonomía particular: la tarde del Jueves Santo conmemora la institución de la Eucaristía; el Viernes se dedica entero a la evocación de la Pasión y Muerte de Jesús en la cruz; durante el sábado la Iglesia medita el descanso de Jesús en el sepulcro. Por último, en la Vigilia Pascual, los fieles reviven la alegría de la Resurrección. JUEVES SANTO La Misa vespertina in Cena Domini abre el Triduo Pascual. La iglesia de Jerusalén conocía ya, en el siglo IV, una celebración eucarística conmemorativa de la Última Cena, y la institución del sacramento del sacrificio de la Cruz: Al principio, esta celebración se desarrollaba sobre el Gólgota, en la basílica del Martyrion, al pie de la Cruz, y no en el Cenáculo; hecho que confirma la íntima relación entre la celebración eucarística y el sacrificio de la Cruz. A finales del siglo IV, esta tradición se vivía también en numerosas iglesias de occidente, pero habrá que esperar hasta el siglo VII para encontrar los primeros testimonios romanos. VIERNES SANTO: CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR El Viernes Santo conmemora la Pasión y Muerte del Señor. Dos documentos de venerable antigüedad (la Traditio Apostólica de San Hipólito y la Didaskalia Apostolorum,ambas del siglo III) testimonian como práctica común entre los cristianos el gran ayuno del Viernes y Sábado previos a la Vigilia Pascual.

Sin embargo, habrá que esperar hasta finales del siglo IV d.C. para encontrar, en Jerusalén, las primeras celebraciones litúrgicas de la Pasión del Señor: se trataba de una jornada dedicada íntegramente a la oración itinerante; los fieles acudían del Cenáculo (donde se veneraba la columna de la flagelación) al Gólgota, donde el obispo presentaba el madero de la Cruz. Durante las estaciones se leían profecías y evangelios de la Pasión, se cantaban salmos y se recitaban oraciones. Los testimonios más antiguos de una liturgia de Viernes Santo en Roma proceden del siglo VII. Manifiestan dos tradiciones distintas, y nos han llegado a través del Sacramentario Gelasiano (oficio presbiteral con adoración de la cruz, liturgia de la palabra y comunión con los presantificados) y el Sacramentario Gregoriano (liturgia papal, limitada a lecturas bíblicas y plegaria universal). SÁBADO SANTO En los primeros siglos de historia de la Iglesia, el Sábado Santo se caracterizaba por ser un día de ayuno absoluto, previo a la celebración de las fiestas pascuales. Pero a partir del siglo XVI, con la anticipación de la Vigilia a la mañana del sábado, el significado litúrgico del día quedó completamente oscurecido, hasta que las sucesivas reformas del siglo XX le han devuelto su originaria significación. El Sábado Santo debe ser para los fieles un día de intensa oración, acompañando a Jesús en el silencio del Sepulcro. VIGILIA PASCUAL La Pascua del Señor se encuentra en los orígenes mismos del culto cristiano. Desde la generación apostólica, los cristianos conmemoraron semanalmente la Resurrección de Cristo, por medio de la asamble eucarística dominical. Además, ya en el siglo II, la Iglesia celebra una fiesta específica como memoria actual de la Pascua de Cristo, aunque las distintas tradiciones subrayen uno u otro contenido pascual: Pascua-Pasión (se celebraba el 14 de Nisán, según el calendario lunar judío, y acentuaba el hecho histórico de la Cruz) y Pascua-Glorificación, que, privilegiando la resurrección del Señor, se celebraba el domingo posterior al 14 de Nisán, día de la Resurrección de Cristo. Esta última práctica se impuso en la Iglesia desde comienzos del siglo III. La Noche Santa (San Agustín la llama la “madre de todas las vigilias”) culmina el Santo Triduo e inicia el tiempo pascual, celebrando la Gloria de la Resurrección del Señor. De aquí que su contenido teológico encierre el misterio de Cristo Salvador y del cristiano salvado. Ello explica que, desde los primeros siglos, se celebrase el bautismo de los catecúmenos en la Vigilia Pascual. Como ya indica San Agustín en sus Sermones (220-221), toda la celebración de esta Vigilia Sagrada debe hacerse en la noche, de tal modo que o bien comience después de iniciada la noche, o acabe antes del alba del domingo. La Vigilia Pascual se convierte en el punto central donde confluyen las celebraciones anuales de los misterios de la vida de Cristo. Javier Muñoz Pellín


AZAFRANES LA BARRACA P. I. EL FONDONET, C/. La Serreta, parc. r- 1C-B Apdo. 15 - 03660 NOVELDA (Alicante) Tels.: 965 60 00 92 - 965 60 03 70 - Fax: 965 60 00 98 info@azafraneslabarraca.com - www.azafraneslabarraca.com


22


MOMENTOS DE NUESTRAS PROCESIONES Carlos Gumiel Juan

La Semana Santa de Novelda tiene sus ventajas e inconvenientes, sus lugares emotivos y conflictivos. En la presente edición de la revista de la Semana Santa recopilamos una serie de fotografías en las cuales, las cofradías y hermandades hacen un alto en su trayecto, ya sea para recrear escenas del Vía Crucis,

para que las corales noveldenses acompañen con sus voces a las imágenes, o para sortear las dificultades de las procesiones: curvas excesivamente cerradas o complicaciones varias que se plantean cada año en las calles. Son los sitios emotivos y conflictivos de la Semana Santa noveldense.

23 El Martes Santo se da lugar en la intersección de las Calles La Font y Menéndez Pelayo, el encuentro entre Jesús Caído y la Santa Mujer Verónica. Esta escena representa la sexta estación del Vía Crucis en la que la Verónica enjuga el rostro de Jesús. El Orfeón Novelda Solidaritat aporta sus voces a este emotivo encuentro.

En la madrugada de Viernes Santo, la Hermandad del Santo Sepulcro realiza, acompañada por la coral Ars Nova, el traslado de la imagen por las calles: Mayor, Jaime El Conquistador, Vázquez de Mella, Daoíz y Velarde, Alicante, La Font, Maestro Segura, Jorge Juan y Parroquia de San Pedro.

Al finalizar la procesión de El Silencio del Jueves Santo, tiene lugar en la Plaza Vieja, el encuentro de las imágenes de la Cofradía Nuestra Señora de la Soledad y la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía.


La Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía, con su imagen titular, tiene dificultades el Jueves Santo a su salida de la Parroquia de San Pedro.

24

El Sábado de Dolores, finalizado el Besapiés de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, se inicia el traslado de la imagen. En la fotografía apreciamos cómo la Hermandad tiene dificultades para que su imagen no roce contra el marco superior de la puerta mayor de la Parroquia de San Pedro Apóstol.

El Viernes Santo, la Hermandad de Jesús Caído sufre un pequeño contratiempo a su paso por la calle Francisco Santo. Un hermano se encarga de quitar la trompeta a la imagen del centurión para que no choque contra el cartel de un antiguo despacho de pan.


Numerosas Cofrad铆as tienen serias dificultades en la procesi贸n del Viernes Santo al girar sus tronos en la intersecci贸n de la calle San Isidro con Francisco Santo.

25


DOS GENERACIONES DE

FOTÓGRAFOS

26

La familia Albero lleva disparando sus cámaras desde el año 1955. Vicente Albero padre fue de los primeros fotógrafos en Novelda que vivió de su profesión. Su hijo, apasionado de la instantánea, describe la fotografía como algo más que un trabajo, “es una adicción y también una afición”. Como tantos otros profesionales, se han tenido que amoldar a la revolución digital y recuerdan las noches en su laboratorio de blanco y negro, “revelábamos las fotos de noche porque de día, aunque tuvieras todo cerrado a cal y canto, algún rayito de luz se colaba”. Ahora, esas horas nocturnas entre líquidos y cubetas se han perdido. Vicente padre ante lo costoso que resultaba, pensaba, “¿y esto de revelar será así toda la vida?”. El procedimiento del revelado se ha cambiado por el ratón. Todo el mundo puede adquirir una cámara y en cualquier impresora, convertir sus fotografías digitales a imágenes en papel. Es la democratización de la fotografía. Para los fotógrafos no ha sido nada fácil asumirlo, ha supuesto dejar de lado cientos de carretes y negativos para trabajar delante de una pantalla. “Menos mal que el ordenador me cogió ya fuera”, se alegra Vicente padre por su jubilación en 2003, hace menos de una década se empezaba a implantar toda la revolución digital en los estudios. “Cuando llegué a controlar el sistema analógi-

co, me tocó adaptarme a lo digital”, explica Vicente hijo. Y es que el fotógrafo ahora tiene un plus, que es ofrecer la interpretación de una imagen. Esto es lo que hace de la fotografía, una profesión artística: su visión añadida en las instantáneas. En solo dos generaciones han cambiado los productos, han cambiado los procedimientos, “lo que pensabas que era para toda la vida, ya no vale”. También la forma de realizar las fotos no son las mismas. De los encargos del paso de La Magdalena a Vicente Albero padre o de los corrillos que se formaban el Domingo de Ramos para ‘hacerse la foto’, quedan para siempre las imágenes que los noveldenses conservan en sus álbumes. Son esas fotos ‘consentidas’, fotos en las que las familias posaban y los Albero cuidaban de que por el objetivo se recogiese la escena perfectamente. Es muy poco frecuente ahora que el fotógrafo profesional reciba un encargo para fotografiar un paso, una filà… o simplemente que se hagan colas para fotografiarse en el Domingo de Ramos o en la bajada de la Santa. Aunque ha sido una tarea muy reconocida que siempre se ha asociado a la fiesta, la labor por encargo se ha perdido con la ‘democratización de la fotografía’. Es esa escuela de la calle, de la que habla Vicente Albero hijo, que ha visto acompañando y ayudando a su padre, llevando siempre la cámara al cuello, fotografiando


27

a las personas que encargaban la instantánea en cualquier fecha señalada: “cuando busqué por el archivo documental me encontré con un tesoro, que mi padre casi sin querer hizo”. Los tiempos han cambiado, y como todos los fotógrafos han tenido que evolucionar y buscar alternativas y nuevos caminos. La vida del fotógrafo es un constante aprender, ver el mundo desde un objetivo y transmitir su visión en una imagen. Vicente hijo está sumergido en numerosos proyectos: libros, trabajos documentales, exposiciones… Intenta compaginar esa ‘doble-vida’ que lleva como profesional, la primera, su labor comercial de cara al público en su tienda-estudio de la calle Santa Rosalía, y la segunda, la vida de fotografía de autor, más suya, aunque a veces, dice, se impregna la primera de la segunda: “intento recoger este testigo que me pasa mi padre y seguir siempre para adelante, buscar lo exótico en lo próximo, crear mi propia memoria envuelta en un momento y espacio, Novelda, aunque a veces la mirada trasciende lo local y se puede enmarcar en lo global”. Sus trabajos de autor se sirven de Novelda para hablar de temas muy diversos, siempre con un claro enfoque crítico. A través de sus imágenes relata cómo está desapareciendo el comercio más cercano, o cómo se pierde la arquitectura local. También habla del estado de nuestro

entorno natural, de cómo el tiempo no perdona y nos vamos haciendo mayores. Son sus miradas al entorno más próximo que se pueden englobar en imágenes de lo urbano, lo rural y lo humano. Nos conceden un tiempo para la entrevista y se hace corto. Con los Albero se podría pasar horas y horas hablando de máquinas, de técnicas fotográficas, de inventos, de anécdotas del pueblo... Es interesante escucharles porque tienen muchas historias que contar. Pero a ellos les gusta más hablar desde sus cámaras, a través de sus fotografías, mostrando la generación y momento que les ha tocado vivir. La fotografía es una profesión que es a la vez ciencia y arte, que en sus casi dos siglos de vida, no ha dejado nunca de evolucionar y que cada generación la adaptado a lo que le ha tocado vivir. Es el trabajo que hizo Vicente Albero padre, y que luego ha continuado su hijo tomando el relevo. Si algo destaco de esta charla con los Albero es que la fotografía para ellos no es solo una profesión, es su pasión, una labor que se traduce en una aportación magnífica para Novelda, aunque en muchas ocasiones trascienda lo local y cobre sentido en lo global. Una tarea, la de su profesión, que sirve especialmente para conocernos, para reconocernos, para saber quiénes éramos, quiénes somos, y con una mirada crítica desde el objetivo… saber hacia dónde vamos.


ieves Pasto r Navarro 1 Premio C

ONFIDENC

FOTOGRAFÍA

IAS María N

XII CONCURSO DE

CATEGORÍA

AMATEUR

28

ONRISA

LCE Y S

DU 2 Premio

ández

rtínez Fern

do Ma J. Fernan

3 Prem

io EST ANDA

RTE R a

miro V erdú D

oméne

ch


ACCESS

IT ORAC

co Alvillar Sala

LIDA Pa ACCESSIT LA SA

IÓN Jua

n Navarr

o Sánch

ez A María IT ESPER

rro

astor Nava

Nieves P

ACCESS

29

1 Premio

CATEGORÍA

ARTÍSTICA 2 Premio REFL

EJOS Pedro An

tonio Jiménez

Olivares

s

ez Olivare

sé Jimén

iego Jo CU-CU D


NO Juan Navarro

1 Premio EN CAMI

Sánchez

CATEGORÍA

ECCE-HOMO

2 Premio ESPINA

S Rosa María Seller

30

h

rdú Doménec

MO Ramiro Ve

CE-HO 3 Premio EC


VI CONCURSO DE DIBUJO PARA ESCOLARES 2010 CATEGORÍA INFANTIL 1 PREMIO Hades Socrates González Sáez COLEGIO JORGE JUAN 2 PREMIO Ángela Ibarra Beltrá COLEGIO PADRE DEHON 3 PREMIO Nuria Lucas Beneyto COLEGIO ALFONSO EL SABIO ACCESIT África Barea Pérez COLEGIO ORATORIO FESTIVO

CATEGORÍA 3 CICLO PRIMARIA 1 PREMIO Juan García Expósito COLEGIO PADRE DEHON 2 PREMIO Lorena del Baño COLEGIO ORATORIO FESTIVO 3 PREMIO Alicia Gatera Muñoz COLEGIO GÓMEZ NAVARRO ACCESIT María Pérez Martín COLEGIO ALFONSO X EL SABIO

CATEGORÍA 1ER CICLO PRIMARIA 1 PREMIO Nuria Penalva Picó COLEGIO PADRE DEHON 2 PREMIO Marta Quiles COLEGIO JORGE JUAN 3 PREMIO Teresa Alted Beltrá COLEGIO SAN JOSE DE CLUNY ACCESIT Alba Ortín Seller COLEGIO SAN JOSE DE CLUNY

CATEGORIA OTROS CENTROS 1 PREMIO Roberto Segura Lucas SOCIEDAD MUSICAL SANTA MARÍA MAGDALENA 2 PREMIO Marina Galiano Botella UNION MUSICAL LA ARTÍSTICA 3 PREMIO Daniel Vicedo Escolano CAPAZ ACCESIT Miriam Duno Miralles CAPAZ

CATEGORÍA 2 CILO PRIMARIA 1 PREMIO María Alted Beltrá COLEGIO SAN JOSE DE CLUNY 2 PREMIO Clara Pérez Lucas COLEGIO ORATORIO FESTIVO 3 PREMIO Montse Cutillas Palancar COLEGIO JORGE JUAN ACCESIT Verónica Cuadros Ibáñez COLEGIO PADRE DEHON

ACCESIT ESPECIALES DEL JURADO Silvia Abad Valero COLEGIO JESÚS NAVARRO JOVER Ines Escolano Nieto COLEGIO SÁNCHEZ ALBORNOZ Claudia González Martínez COLEGIO SAN JOSE DE CLUNY

31


Sábado 16 de abril A las 18’30 h. En la Parroquia de San Pascual (Estación), SANTA MISA, con representación de las Cofradías y Hermandades. Al finalizar ENCENDIDO DE LA CRUZ DE LA PASIÓN y actuación de la Banda de Tambores y Cornetas de la Cofradía del Descendimiento. A las 19’30 h. Santa Misa en la Parroquia de San Pedro Apóstol, y al finalizar, BESAPIÉS DE LA HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO a su imagen titular. Terminado el acto, a continuación, TRASLADO de la imagen de la HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, Presidencia, Autoridades y Banda de Música con el siguiente itinerario: Iglesia de San Pedro, Jorge Juan, San José, Plaza de la Cruz, Jaime I el Conquistador, Mayor, Sirera y Dara, Sentenero, Francisco Santo y Donoso Cortés. A las 21 h. TRASLADO con el siguiente orden de las imágenes de la Cofradía MADRE DEL DIVINO AMOR y del CRISTO DEL PERDÓN, Presidencia, Autoridades y Banda de Música con el siguiente itinerario: Luis Cortés, San Eustaquio, Marqués de Valdecillas, Lope de Vega, San Marcial, Monforte del Cid e Iglesia de M.ª Auxiliadora.

Domingo 13 de marzo A las 10’45 h. Concentración de Bandas. A las 11 h. Pasacalles desde la Plaza de España hasta el auditorio municipal (C/. Viriato-Avda. Libertad). Itinerario: Plaça del Pais Valencia, Emilio Castelar, San Roque, Ruperto Chapí, Parque Auditorio.

32

Domingo 27 de marzo A las 9 h., en el Parque del Oeste Jornada de Convivencia organizada por la Junta de Hermandades. Domingo 3 de abril A las 19’30 h., MISA y BENDICIÓN de la nueva túnica bordada de la Hermandad de Nazarenos de la Oración del Huerto. Viernes 8 de abril A las 20’30 h. Presentación de la Revista y Cartel Anunciador de la Semana Santa de Novelda en los Salones Parroquiales. Sábado 9 de abril A las 19’30 h. en la Parroquia de San Pedro Apóstol, SOLEMNE CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA en intención de todos los Cofrades y Hermanos difuntos y PREGÓN DE SEMANA SANTA que pronunciará D. Mario Miralles Navarro. Domingo 10 de abril A las 20’30 h. CONCIERTO DE MARCHAS PROCESIONALES a cargo de la Sociedad Musical Santa María Magdalena, organizado por la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades con la colaboración del Ayto. de Novelda. Viernes 15 de abril A las 21’30 h., VÍA CRUCIS de la Hermandad de Nazarenos de LA ORACIÓN EN EL HUERTO, con el siguiente recorrido: Plaça Cementeri Vell, Oscar Esplá, Alfonso XII, Maestro Ramis, Miguel Hernández, Quijote, Valle Inclán, Poeta García Lorca, Gregorio Marañón, Tirant Lo Blanc, Joanot Martorell, Sirera y Dara, Mayor y Parroquia de San Pedro Apóstol.

17 de abril · Domingo de Ramos A las 11’15 h. Concentración en la Plaza Sta. Teresa Jornet. A las 11’30 h. BENDICIÓN DE LAS PALMAS en la Plaza Santa. Teresa Jornet. A continuación, TRIUNFAL ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN Y PROCESIÓN DE RAMOS, presidida por la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades, Autoridades y Banda de Música con el siguiente recorrido: Plaza Sta. Teresa Jornet, San Roque, Viriato, Luis Calpena, Glorieta, San Alfonso, Maestro Segura, Jorge Juan y Parroquia de San Pedro, donde comenzará la Santa Misa. A las 20 h. SOLEMNE PROCESIÓN DE LAS MANTILLAS, con la Cofradía SANTA MUJER VERÓNICA, con el siguiente orden: Banda de Apertura, Trono de la SANTA MUJER VERÓNICA, Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Descendimiento, Trono de SAN JUAN DE LA PALMA, Presidencia, Autoridades y Banda de Música, con el siguiente recorrido: Monforte del Cid, Luis Cortés, Aspe, Agost, San Eustaquio, Luis Cortés, Aspe, Sagunto, Lope de Vega, Numancia y Monforte del Cid. 18 de abril · Lunes Santo A las 21 h. SOLEMNE PROCESIÓN con el siguiente orden: Banda de Apertura, Hermandad de Nazarenos de la ORACIÓN EN EL HUERTO, Hermandad de NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, Cofradía del SANTÍSIMO CRISTO DE LA AGONÍA, con el paso de JESÚS DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS, Cofradía del DESCENDIMIENTO con su Banda de Tambores y Cornetas y los Tronos de SANTAS MARÍAS y DESCENDIMIENTO, Comunidad de Penitentes SANTA MARÍA MAGDALENA, Presidencia, Autoridades y Banda de Música, con el siguiente itinerario: Plaça Vella, José Luis Gómez Navarro, Travessía, San Isidro, Miguel de Liñán, San Pedro, María Auxiliadora, Maestro Ramis, Alfonso XII, Oscar Esplá, Gregorio Marañón, Tirant lo Blanc, Sirera y Dara, Mayor y Plaça Vella. A las 22 h. VÍA CRUCIS PENITENCIAL desde la Parroquia de San Roque hasta la Iglesia de María Auxiliadora. 19 de abril · Martes Santo A las 11 h. Misa de Unción de Enfermos A las 20’30 h. SOLEMNE PROCESIÓN de SANTA FAZ con el siguiente orden: Banda de Apertura, Trono de SAN JUAN DE LA PALMA, Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Descendimiento, Trono de la SANTA MUJER VERÓNICA, Presidencia, Autoridades y Banda de Música, con el siguiente recorrido: Mayor, Daoíz y Velarde, San Rafael, Santa Faz, Santa Teresa, Menéndez Pelayo, Valencia, Glorieta, San Alfonso, Maestro Segura, Jorge Juan y Plaza San Felipe. A la misma hora SOLEMNE PROCESIÓN de la HERMANDAD DE JESÚS CAÍDO, desde la Plaza de Santa Teresa Jornet, al encuentro de la SANTA MUJER VERÓNICA, con el siguiente orden de Presidencia, Autoridades y Banda de Música, con el si-

Camí de Castella, 43 (barrio La Estación) Apdo. 83 · NOVELDA Tels. 965 60 15 80 - 965 60 10 88 · Fax 965 60 54 00 admin@marmolspain.es · www.marmolspain.es

Distribuidores de:


guiente recorrido: Luis Calpena, Glorieta, Santa Inés, Alicante y la Font. Produciéndose el ENCUENTRO EXTRAORDINARIO ENTRE JESÚS CAÍDO Y LA SANTA MUJER VERÓNICA, en la intersección de las Calles La Font y Menéndez Pelayo. Terminado el encuentro, la procesión de la Hermandad de Jesús Caído se incorporará a la Solemne Procesión de la Santa Faz en una sola, hasta su finalización. A las 23 h. VÍA CRUCIS de la Hermandad del SANTO ENCUENTRO, con el siguiente recorrido: Mayor, Daoíz y Velarde, Alicante, Santa Inés, Glorieta, Juan de Austria, Emilio Castelar, Plaza del País Valencia, José Luis Gómez Navarro y Plaça Vella. 20 de abril · Miércoles Santo A las 20 h. SOLEMNE PROCESIÓN con el siguiente orden: Banda de Apertura, Cofradía LA FLAGELACIÓN con los Tronos de Las NEGACIONES DE SAN PEDRO y LA FLAGELACIÓN, Hermandad de JESÚS CAÍDO, Hermandad del CRISTO DE ZALAMEA, Cofradía del DESCENDIMIENTO con su Banda de Tambores y Cornetas, y el trono de las SANTAS MARÍAS y DESCENDIMIENTO, Presidencia, Autoridades y Banda de Música. Con el siguiente recorrido: Plaza de España, Plaza del Pais Valencià, Emilio Castelar, San Roque, Cardenal Cisneros, Ruperto Chapí, Comuneros de Castilla, Santa Inés, Glorieta, San Alfonso, Maestro Segura, Jorge Juan y Plaza San Felipe. A las 20’30 h. SOLEMNE PROCESION DE LA PASION DE CRISTO con el siguiente orden: Legión Romana GENS NUMISIUS, Cofradía del ECCE HOMO, Hermandad del SANTO ENCUENTRO y Cofradía NTRA. SEÑORA DE LOS DOLORES, Presidencia, Autoridades y Banda de Música, con el siguiente recorrido: Plaza de San Felipe, Jorge Juan, Maestro Segura, La Font, Alicante, Valencia, San Juan de la Cruz, Covadonga, Tirso de Molina, Plaza Sta. M.ª Magdalena, Víctor Pradera, Mayor y Parroquia San Pedro. 21 de abril · Jueves Santo A las 19,30 h., SOLEMNE MISA DE LA CENA DEL SEÑOR con la presencia de la Presidencia, Junta Mayor de Cofradías y Hermandades y Autoridades. A las 21’30 h. Concentración en la Glorieta de los tambores y timbales participantes en la posterior TAMBORADA. A las 21’45 h. TAMBORADA, con el siguiente recorrido: Glorieta, General Marques de la Romana, Ruperto Chapí, Cardenal Cisneros Plaza Santa Teresa Jornet, Reyes Católicos, Desamparados, Cervanes Valle Inclan, Lorca, Joanot Martorell, Sirera y Dara, Mayor y Placa Vella. A las 23 h. PROCESIÓN DEL SILENCIO con el siguiente Orden: Cofradía NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD, Cofradía del STMO. CRISTO DE LA AGONÍA con su imagen titular, Presidencia, Autoridades. Con el siguiente recorrido: Parroquia de San Pedro, Jorge Juan, Maestro Segura, San Alfonso, Glorieta, Juan de Austria, Emilio Castelar, Plaza del País Valencia, Travessía, Plaça Vella y Parroquia de San Pedro. 22 de abril · Viernes Santo A continuación de la Procesión del Silencio. TRASLADO DE LA IMAGEN DE JESÚS YACENTE con el siguiente orden: Timbales de apertura, Hermandad del SANTO SEPULCRO, Presidencia, por las calles, Mayor, Jaime El Conquistador, Vázquez de Mella, Daoíz y Velarde, Alicante, La Font, Maestro Segura, Jorge Juan y Parroquia de San Pedro. A las 8 de la mañana. VÍA CRUCIS PENITENCIAL, con el siguiente recorrido: Plaça Vella, Mayor, Sirera y Dara, Sentenero, Cementeri Vell, Sentenero, Travessía, José L. Gómez Navarro y Plaça Vella. A las 17 h. Celebración de la Pasión del Señor. A las 19 h. Concentración de las Cofradías y Hermandades en la Plaça Vella. A las 19’30 h. SOLEMNE PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO, con todos los Tronos de todas las Cofradías, con el siguiente itinerario: Plaça Vella, Mayor, Jaime el Conquistador, Vázquez de Mella, Espoz y Mina, Plaza Sta. Cruz, San José, Emilio Castelar, Jaume II, Virgen Desamparados, Colon, Emilio Castelar, Plaza del País Valencia, Travessía, San Isidro, Francisco Santo, Sentenero, Sirera y Dara, San Isidro, Plaza San Vicente, Gran Capitán, Méndez Nuñez, Mayor y Plaça Vella.

23 de abril Sábado Santo A las 23 h. Celebración de la Vigilia Pascual. 24 de abril · Domingo de Resurrección A las 11’30 h. SOLEMNE PROCESIÓN DEL ENCUENTRO, acompañando al Santísimo SACRAMENTO, con el siguiente orden de Presidencia, Autoridades y Banda de Música, y por el recorrido de costumbre, Plaça Vella , Francisco Santo, San Isidro, Plaça San Vicent, Gran Capitán, Méndez Núñez, Mayor y Plaza de España. Y a continuación Santa Misa. Bandas de apertura Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía del Descendimiento y Banda de Tambores de la Hermandad de Nazarenos de la Oración en el Huerto. 16-29 de mayo En las instalaciones de la Casa de la Cultura: Exposición de los dibujos presentados al VII Concurso de Dibujo para Escolares sobre la Semana Santa de Novelda. Exposición de las fotografías presentadas a la XII muestra de fotografía sobre la Semana Santa de Novelda. 20 de mayo A las 20 h. Salón de Actos de los Salones Parroquiales. Entrega de premios del concurso de dibujo para Escolares sobre la Semana Santa de Novelda. Entrega de premios de las fotos presentadas a la muestra de fotografía en la categoría de fotografía sobre la Cofradía del Ecce-Homo. Nota: La Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Novelda, se reserva todo el derecho a cambiar el Itinerario de cualquier Procesión en los años siguientes, con el visto bueno de las Autoridades Eclesiásticas y Civiles.

33


COLABORADORES

34

Academia CEAM Admon. Lotería n.1 Amphora Decoración Aprimatic Aquanovel Asados Botella Asados Jevi Asesoría Mira Azabache, Salón de estética Bar d’Octavio Bar Parada Betagrafic Cafetería Morrison Carnicería Amorós y Esteve Carnicería Coves Serrano Carnicería Víctor Cervecería Victory Cínica Veterinaria Salvador Club Kankudai Comercial River Concha comestibles Confecciones Draps Coop. Santa M.ª Magdalena

Changlonet Danza Droguería Loesan Electrodomésticos Novelsax Electrónica Francisco Mira Escolano Amorós. Correduría de Seguros Exp. Tabacos n. 3 Exp. Tabacos n. 1 M.ª Engracia Carreras Gran Farmacia Consuegra Farmacia Estébanez Farmacia Vallejo Federópticos Novelvisión Flores Cazorla Flores Eva Francisco Ortuño Fusteria L.P.L. Horno Fco. Mira Horno Victoria Iedatec Joyería Suiza Kinesport

Kiosco Javi La Dulce Burguer La Tienda de García Lencería Kucca Librería La Farándula M.ª Luisa Floristería Mapfre Marfil Moda Natural Óptics Novelda Niwala Mobiliario Paco Tortosa Panach Papelería Avenida Pastelería el Molino Pastelería Soria PC Coste Qualitas Ramón Pérez García. Agente Propiedad Inmobiliaria Restaurante Bon Profit Saneamientos Gabriel Talleres Novelda Talleres Pizarro


35


36

Revista Semana Santa 2011  

Novelda 2011

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you