Issuu on Google+

Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

EL PODER Una síntesis práctica

"El poder es siempre relativo y transitorio; es útil mientras sea respetado y no sea socialmente censurado. En consecuencia, su uso siempre tiene un costo1”... "El desconocer a quien ejerce el verdadero poder es lo que lo hace más poderoso"...

Carlos Francisco Ortiz Carvajal Contenido: I. Introducción II. Etimología, acepciones y definiciones de la palabra poder III. El poder en el ámbito social IV. Características explicativas y descriptivas del poder V. El proceso del poder VI. La medición del poder VII. Las leyes del poder VIII. El poder y las sociedades secretas IX. Conclusión X. Bibliografía

1

Ricardo Israel Zipper y Maria Eugenia Morales. Ciencia Política. Editorial Universitaria. S.A. 1999.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

I. INTRODUCCIÓN De todos los aspectos de la realidad, el poder sigue siendo uno de los menos comprendidos y uno de los más importantes. En efecto, se trata de un aspecto ineludible de la comunicación humana y deja sentir su influencia en todo orden; la realidad social, por naturaleza compleja, es producto del poder, en una medida mucho mayor de lo que se imagina. El afán por el poder ha sido una característica permanente del ser humano a lo largo de los tiempos, de hecho, la organización humana y la vida humana misma se hizo en torno al poder desde épocas inmemoriales, pues el hombre está movido por la incesante búsqueda de poder, en cualquiera de sus modalidades: mando político, prestigio, fama, riqueza, conocimientos, fuerza física, etc., y ellas no son más que distintas expresiones del poder que anhela. Detrás de los antiguos faraones que viajaban en palanquín y de los modernos jefes de gobierno que se desplazan en jet, detrás de reyes, sultanes, papas, emperadores, etc., siempre se movieron individuos más o menos desdibujados que, en muchas ocasiones, llegaron a tener el control efectivo del poder. A lo largo de la historia se les han dado muchos nombres: chamanes, secretarios, confesores, visires, favoritos, consejeros, o, simplemente, sicarios. El poder está en cada uno de los ámbitos de las relaciones humanas, por ello, tal como en un juego de ajedrez, cada uno de los movimientos debe tener por principio la obtención de un mínimas loss o un maximin gain, es decir, la minimización de la máxima pérdida posible, o, lo que es lo mismo, visto desde el otro lado, la maximización de la mínima ganancia posible. Ante la realidad del poder, es esencial, el sentido de la anticipación, porque hay que prever todos los movimientos; objetividad, por cuanto hay que estar pendiente de todos los ámbitos de la realidad en su conjunto; precaución, para no caer en la precipitación; paciencia, para saber esperar el cambio favorable que permita actuar, y, por último, perseverancia, en el intento de mejorar, cada día, la propia capacidad de poder...

“... He Aquí, yo os Envío como a ovejas en medio de lobos. Sed, pues, astutos como serpientes y sencillos como palomas2”...

2

Mateo 10:16. Biblia Reina Valera. http://www.amen-amen.net/RV1960/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

II. ETIMILOGIA, ACEPCIONES Y DEFINICIONES DE LA PALABRA PODER Etimología de la palabra poder3 El vocablo poder proviene del verbo latino possum - potes - potu - posse, que en su acepción más lata y general significaba “ser capaz”, “tener fuerza para algo”, valga decir, ser potente, ya fuese que tal potencia se aplicara a lograr el dominio o posesión de un objeto físico o concreto, o al desarrollo de una actividad de índole moral, política o científica. Usado en semejante forma, el citado verbo se conecta con el término potestas (potestad, potencia, poderío), el cual se utilizaba como homólogo de facultas (posibilidad, capacidad, virtud, talento). Por otra parte, el propio possum - potes se empleaba como sinónimo de otros verbos (valeo, polleo, etc.), recogiendo indistintamente la significación de éstos en la idea general de ser potente o capaz para realizar las respectivas acciones a que aluden aquellos verbos (tener influencia, prevalecer, imponerse, ser eficaz, etc.). Enlazados íntimamente con la idea del poder –en cuanto potestas y facultas, así como con el significado general de la fuerza o potencia que lo acompañaba– se hallan los conceptos de imperium (el mando supremo de la autoridad), de arbitrium (la voluntad o el albedrío propios ejercidos en el uso del poder), de potentia (la fuerza, poderío o eficacia de alguien), y de auctoritas (la autoridad o influencia moral que emanaba de su virtud). Todo este universo de significaciones, sentidos y realidades afines, se mezclan y entrecruzan en el abigarrado concepto del poder y, por ende, en la determinación del afán de poder. Explicación de la raíz etimológica de la palabra poder 4: la RAE5 dice que la palabra poder viene del latín vulgar potēre, creado sobre ciertas formas del verbo latino posse “poder”, como potes “puedes”, potĕram “podía”, potuisti “pudiste”, etc.

Ahora, lo primero que hay que saber es que en efecto hay un verbo posse en latín (poder, ser capaz de, ser posible, también a veces tener una potestad o un poder). Este verbo se forma en latín de una contracción con el verbo esse (ser, estar, existir) con un muy viejo 3

4

En este punto se siguen las ideas publicadas por Ernesto Mayz Vallenilla. “El dominio del poder”. Publicado en http://www.bib.usb.ve/ArchivoMayz/_archivos_pdf/eldominiodelpoder.pdf

Se sigue en este punto lo publicado por Etimologias.dechile.net/?poder. www.dechile.net La Real Academia Española (RAE) es una institución cultural con sede en Madrid (España). Esta y otras veintitrés academias de la Lengua correspondientes a sendos países donde se habla el español conforman la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE). Se dedica a la regularización lingüística mediante la promulgación de normativas dirigidas a fomentar la unidad idiomática entre o dentro de los diversos territorios que componen el llamado mundo hispanohablante; garantizar una norma común, en concordancia con sus estatutos fundacionales: “velar por que los cambios que experimente [...] no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico”. Fue fundada en 1713 por iniciativa del ilustrado Juan Manuel Fernández Pacheco, VIII marqués de Villena y duque de Escalona, a imitación de la Academia Francesa. Al año siguiente, el rey Felipe V aprobó su constitución y la colocó bajo su protección. 5


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

adverbio y adjetivo indeclinable que es pote (posiblemente, posible, capaz), y que también a veces tiene la forma potis. De la expresión pote est (es posible, o es capaz), se forma potest (es posible, puede) y analógicamente se van a formar todas las personas verbales sobre las formas del verbo esse en la práctica con un prefijo pot-. Esto da lugar a un verbo que mantiene las mismas irregularidades de esse. Así por ejemplo el verbo esse en presente de indicativo es sum (yo soy), es (tú eres), est (él/ella es), sumus (nosotros somos), estis (vosotros sois), sunt (ellos son). Cuando a partir de este tiempo se forma el de posse, lo va a hacer con un prefijo pot-, pero ese prefijo, por un fenómeno fonético de asimilación consonántica, cuando entre en contacto con una forma de esse que empieza por s, asimilará la consonante t a la s, y presentará la forma pos-, ofreciendo pues dos variantes, una pot- ante las formas que empiezan por vocal, y otra pos- ante formas que empiezan por s. Así: pos-sum (yo puedo), pot-es (tú puedes), pot-est (él puede), pos-sumus (nosotros podemos), pot-estis (vosotros podéis), pos-sunt (ellos pueden). El infinitivo contracto era posse (poder), a partir de esse (ser). Esto generó unas formas que funcionaron normalmente en latín clásico, tanto literario como vulgar. Pero en el latín vulgar tardío estas formas eran sentidas como demasiado irregulares y empezó una "regularización" popular. Es el mismo fenómeno por el cual algunas personas dicen "andé" y "andó", en lugar de anduve y anduvo que es lo correcto. Porque si de amar es amó, de cantar, cantó, etc. sienten que de andar debe ser "andó". Así en latín todos los infinitivos regulares acababan en -are, -ere o -ire. Esse y posse eran infinitivos "raros", no sentidos como normales. Así en el caso de posse, a partir de las formas verbales que parecían más regulares, como la segunda del presente potes (puedes), los hablantes reinterpretaron un verbo en que ya pot- no sería un prefijo, sino sería considerado la raíz, y reconstruyeron "potere", creando una nueva forma "regularizada" que sería el origen de nuestro infinitivo poder. No sólo regularizan el infinitivo, sino todas las demás formas del verbo. Así dejó de existir una forma como possum (yo puedo), para convertirse en poteo (>puedo), que sería la forma regular correspondiente al potes de la segunda persona, etc. Como puede verse la RAE tiene razón, poder viene de posse, pero sufriendo la influencia analógica de potes, como resultado de una regularización popular. Nótese6 que en castellano "poder", al igual que en francés, pouvoir, no solamente es un sustantivo, sino también el verbo "ser capaz de". En inglés, el nombre "poder" se traduce como power, que también significa "potencia", lo que indica una cierta capacidad virtual o potencial. En alemán, en cambio, la palabra para designar "poder" es Macht, cuya raíz etimológica es machen, que significa "hacer". De manera bastante interesante, la palabra del mandarín que significa poder también deriva de una forma verbal con el sentido "ser capaz de", neng (能). Nengli (能力), "poder", significa literalmente "la fuerza de ser capaz de". 6

https://es.wikipedia.org/wiki/Poder_(sociologia)


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Las acepciones de la palabra poder La palabra poder tiene en sí un extenso campo de aplicaciones puesto que hace referencia a una multiplicidad de ámbitos de la realidad, tanto personal (del ser humano indivualmente considerado), como físico (de la naturaleza y del mundo animal), histórico, social y cultural; y dentro de uno y otro orden, las diversas acepciones hacen referencia a hechos y situaciones muy diversas y heterogéneas. Así, en su significación más general, la palabra poder designa la capacidad o posibilidad de obrar, de producir efectos, y puede ser referida, tanto a individuos o grupos humanos, como a especies del reino animal, e inclusive a fenómenos de la naturaleza. Así por ejemplo podemos hablar a modo general de las siguientes acepciones de la palabra poder: a) En el ámbito físico natural hablamos de poder del agua la cual se puede manifestar en aluviones, marejadas, en la energía hidráulica, energía (poder) hídrica o hidroenergía; poder del fuego que se manifiesta en la energía (poder) térmica o calórica, incendios, etc.; poder del viento que se puede manifestar en ciclones, huracanes, energía (poder) eólica, etc.; poder de la tierra que se manifiesta en terremotos, temblores, erupciones volcánicas, energía (poder) geotérmica, etc. b) En el Ámbito histórico social hace referencia a la realidad social con un complejo sistema de relaciones de poder de diferente carácter: (poder) político, (poder) religioso, (poder) (poder) ideológico, (poder) económico, (poder) jurídico, (poder) técnico, etc. Teniendo en consideración las multipliques acepciones de la palabra poder, podemos reducir, en términos generales, el ámbito de acción del poder en tres grandes formas de manifestaciones del poder, esto es, el poder del hombre, el poder de los animales y el poder de la naturaleza. En tal sentido hablamos de Poder del hombre, el cual se puede ejercer sobre otros hombres, sobre los animales y sobre la naturaleza o el mundo físico; Poder de los animales, el cual (por instinto) puede actuar sobre otros animales, sobre la naturaleza e inclusive sobre el hombre; y el Poder de la naturaleza, el cual de manera física y muchas veces impredeciblemente se puede manifestar sobre el hombre, los animales y el mundo físico en general. Veamos en detalle una breve descripción de estas tres acepciones como formas de ejercicio y manifestación del poder: El poder físico natural El poder físico natural, puede ser entendido como aquel tipo de fuerza (poder) que se manifiesta en y por la naturaleza, y que se expresa en la capacidad que tiene el mundo físico natural de producir efectos en su entorno por causas muchas veces desconocidas por el hombre, comúnmente denominados como fenómenos de la naturaleza, cuya capacidad es regida por sus propias leyes naturales.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

De esta manera, se entiende que el mundo físico natural existen poderes (fuerzas) causales los cuales existen y se manifiestan en las capacidades que tienen las cosas para producir cambios en otras cosas en condiciones apropiadas (poderes activos) o para experimentar cambios por acción de otras cosas (poderes pasivos). Así, por ejemplo, el sol tiene el poder activo de derretir el agua, y el agua tiene el poder pasivo de ser derretida por el sol. Este poder físico natural debe ser entendido con independencia del poder que el hombre puede ejercer para manipular la naturaleza y hacer que esta produzca, en condiciones apropiadas, poderes activos y poderes pasivos para generar cambios en las cosas. Este es un poder que actúa por la pura y simple acción de las fuerzas de la naturaleza. El poder personal o psicológico7 El poder personal o psicológico, es una tipo de poder que históricamente ha recibido el nombre de ambición o voluntad de poder. Probablemente se trata de una forma combinada de necesidad de creatividad y de agresividad pues, en todo caso, parece innegable que para muchos individuos, o quizás todos, siempre ha resultado muy atractiva la facultad que les permita experimentar cierto placer en mandar, dar órdenes, influir e implementar su voluntad en los demás, modificando la realidad para llevar a cabo sus proyectos. Esta inclinación psicológica o instinto hacia el poder, muchas veces, es la expresión compensativa de sus propias debilidades o la revancha ante la vida por pasadas circunstancias que le han sido poco felices, necesidades o consecuencias, por esto, muchas veces la lujuria por el poder, en muchos casos, tiene esta explicación, pues el ansia por el poder dirige muchos de los procesos psicológicos de la personalidad. No obstante, esta ambición o voluntad de poder suele estar distribuida desigualmente entre los individuos y entre los diversos sistemas socio-culturales. En la filosofía de Friedrich Nietzsche8, voluntad de poder, voluntad de potencia o voluntad de pujanza, describe lo que él consideraba el motor principal del hombre: la ambición de lograr sus deseos, la demostración de fuerza que lo hace presentarse al mundo y estar en el lugar que siente que le corresponde; todas esas son manifestaciones de la voluntad de poder. Otro punto particular de la voluntad de poder es que también representa un proceso de expansión de la energía creativa que, de acuerdo con Nietzsche, era la fuerza interna fundamental de la naturaleza.

7

Se sigue en este punto lo publicado en http://personales.upv.es/jarnau/Obra/Ensayos/FinyMedios.htm y en http://personales.upv.es/jarnau/Temas/Poder.htm sobre el pensamiento de Aldous Huxley. 8 Friedrich Wilhelm Nietzsche (fʁiːdʁɪç ˌvɪlɦɛlm ˈniːt͡ʃə); Röcken, 15 de octubre de 1844-Weimar, 25 de agosto de 1900. Fue un filósofo, poeta, músico y filólogo alemán, considerado uno de los pensadores contemporáneos más influyentes del siglo XIX. https://es.wikipedia.org/wiki/Friedrich_Nietzsche


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El término voluntad de poder, voluntad de potencia o voluntad de pujanza apareció por primera vez en el fragmento 17 de la obra “La Voluntad de poder9", es el título de una obra que Nietzsche planificó escribir así como un libro de selecciones de sus apuntes o Nachlass. El concepto de la voluntad de poder en el pensamiento de Nietzsche ha cobrado muchas interpretaciones, siendo la más discutible la apropiación y explotación por el nazismo como el deseo por la pasión y del poder (poder entendido en este caso como el concepto más limitado de "dominación"). Algunos nazis como Alfred Bäumler10 también plantearon una interpretación biológica de la voluntad de poder, equiparándolo con una forma de darwinismo social, a pesar de que Nietzsche criticó a este último en sus obras. Esta interpretación fue criticada por Martin Heidegger 11 en sus cursos de 1930 acerca de Nietzsche. Por Wille zur Macht12, Nietzsche no se refería a un poder físico o político, sino que a la "Voluntad de poder" como un concepto particular e inédito, a diferencia de la unión de dos conceptos por separados: Voluntad y poder. En definitiva, el hombre que guía su vida según la voluntad de poder (el Übermensch, superhombre), es un hombre que intenta siempre superarse a sí mismo, mejorarse en todas sus facetas, etc. No tiene en cuenta lo que los demás piensen o digan de él, se enfrenta a la vida y asume la realidad, procura vivir de una manera tal que si tuviera que vivir de nuevo infinidad de veces esa misma vida, sería feliz al hacerlo. Es un hombre libre que repudia la debilidad y la esclavitud. En la filosofía de Aldous Huxley13 (1894 - 1963) sobre el poder y la ambición14, la codicia del poder y la avaricia son vicios que por estar totalmente disociados del cuerpo, pueden manifestarse en formas desorientadoras y múltiples, y con una energía tal, que las inmuniza contra la saciedad que a veces logra interrumpir los sometimientos físicos. Las 9

La voluntad de poder. F.Nietzsche. Editorial Edaf. S.L. 2009. A pesar de su fama, el material que puede encontrarse públicamente en castellano del filósofo alemán Alfred Bäumler (1887-1968) es equivalente a cero. Ninguna obra suya en la gran biblioteca y sólo unas mezquinas referencias. Hay en inglés (en library.flawlesslogic.com) un breve artículo, en dos fragmentos, de Bæumler, de 1937, que pertenecería a su libro Studien zur deutschen Geistesgeschichte, publicado en Berlín, que es lo que presentamos traducido ahora. Profesor universitario, cercano colaborador de Rosenberg, Bäumler, que fue Reichsamtsleiter de la Oficina de Ciencia, representante para la educación espiritual e ideológica del NSDAP, es conocido por haber interpretado a Nietzsche como un precursor del nacionalsocialismo (de hecho, su fama proviene de los estudios de la filosofía nietzscheana), desarrollando una visión a partir de allí llamada "realismo heroico". Al parecer fue también influyente en el campo de la pedagogía y de la estética en la Alemania del Tercer Reich. https://en.wikipedia.org/wiki/Alfred_Baeumler 11 https://es.wikipedia.org/wiki/Martin_Heidegger 12 https://de.wikipedia.org/wiki/Wille_zur_Macht 13 Aldous Leonard Huxley (ˈɒldəs ˈlɛnəd ˈhʌksli - 26 de julio de 1894, Godalming, Surrey, Inglaterra - 22 de noviembre de 1963, Los Ángeles, California, Estados Unidos) fue un escritor británico que emigró a los Estados Unidos. Miembro de una reconocida familia de intelectuales: la familia Huxley. Es conocido por sus novelas y ensayos, pero publicó también relatos cortos, poesías, libros de viajes y guiones. A través de sus novelas y ensayos, ejerció como crítico de los roles, convenciones, normas e ideales sociales. Se interesó, asimismo, por los temas espirituales, como la parapsicología y el misticismo, acerca de las cuales escribió varios libros. Se le considera uno de los más importantes representantes del pensamiento moderno. https://es.wikipedia.org/wiki/Aldous_Huxley 14 El pensamiento de Aldous Huxley. http://personales.upv.es/jarnau/Temas/Poder.htm 10


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

permutaciones y las combinaciones de la lujuria o de la gula, son estrictamente limitadas, y sus manifestaciones resultan tan discontinuas como las de los apetitos físicos. Son cosa muy distinta, la codicia del poder y la codicia de poseer. Estos son anhelos espirituales, y por ello resultan irremisiblemente separativos y malignos; no dependen del cuerpo, y por ello pueden asumir casi cualquier aspecto. En el orden y en las circunstancias actuales, la moralidad popular no condena la codicia del poder, ni los anhelos de preeminencia social. En otras palabras, la ambición y la molicie, dos vicios que están ligados entre sí, se les exhiben como si fuesen virtudes. No puede haber mejoramiento en este mundo mientras no se convenza la gente de que el ambicioso que codicia el poder es tan repugnante como el glotón o el avaro; y que en el plano de lo humano, son un sometimiento tan sórdido como puede serlo cualquier sometimiento físico, la bebida, o la perversión sexual. Los vicios humanos o espirituales son los que resultan más nocivos y más difíciles de resistir. Más aún, su naturaleza espiritual hace que en algunas de sus manifestaciones sea difícil distinguirlos de las virtudes. Esta dificultad se agranda especialmente cuando el poder, la riqueza o la situación social se hacen pasar como si fuesen medios para lograr fines deseables. (En la narración de la tentación en el desierto, Satanás intenta, precisamente, confundir de esta manera el fin moral.) Pero los buenos fines, es decir, el mayor estado de unificación posible, sólo pueden conseguirse mediante el bien, es decir, por procedimientos intrínsecamente unificadores. La codicia del poder es esencialmente separativa; en consecuencia, no será consintiendo en esta codicia que los hombres puedan llegar a lograr los buenos resultados a que todos dicen aspirar. La ambición podrá ser suprimida, pero no podrá suprimirla ninguna clase de instrumento legal. Para que pueda extirpársela, debe extirpársela en su misma fuente, por medio de la educación, en el más amplio sentido de la palabra. En nuestras sociedades los hombres son paranoicamente ambiciosos, porque la ambición paranoica se admira como una virtud, y los trepadores que alcanzan el éxito son adorados como si fueran dioses. Se han escrito más libros sobre Napoleón que respecto a cualquier otro ser humano. El hecho es profunda y alarmantemente significativo. Los Duces y los Fuehrers dejaran de ser una plaga para el mundo solamente cuando la mayoría de sus habitantes consideren a tales aventureros en el mismo plano en que ahora colocan a los estafadores y a los alcahuetes. Mientras los hombres veneren a los Césares y los Napoleones, los Césares y Napoleones aparecerán con razón, y los harán desgraciados. Mientras tanto, tendremos que contentarnos, simplemente, con disponer obstáculos legales y administrativos en el camino de los ambiciosos. Es muchísimo mejor que no hacer nada; pero no podrán ser nunca totalmente efectivos. Y mientras la ambición personal está considerada por todos los moralistas como indeseable, sólo los más avanzados teocéntricos han percibido lo pernicioso de la ambición vicaria por una secta, nación o persona. A la inmensa mayoría de la humanidad, tal ambición le parece enteramente loable. Esto es lo que la hace tan peculiarmente peligrosa


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

en los hombres de buena voluntad, aun en los aspirantes a la santidad, tales como nuestro capuchino15. La naturaleza del poder es tal que hasta aquellos que no lo han buscado, sino que han tenido necesariamente que aceptarlo, se sienten inclinados a aumentarlo más y más. La definición que los psicólogos16 han proporcionado con respecto al motivo de poder, ambición o voluntad de poder resulta bastante ambigua. De este modo, Stewart-Winter17 conceptuó la necesidad de poder como una tendencia estable para tener impacto, control e influencia sobre los demás. El impacto permite iniciar y establecer el poder, mientras que el control ayuda a mantenerlo y la influencia permite extender o recuperar el poder. Las personas con afán de poder elevado se suelen definir como individuos que disfrutan mandando, usando la autoridad, asumiendo responsabilidades y desempeñando funciones que les otorguen prestigio ante los demás. Todas estas definiciones comparten en común la idea de ejercer influjo sobre otras personas, grupos o poblaciones. No obstante, la variabilidad puede ser enorme cuando se trata de concretar el concepto de influencia, ya que en unos casos se interpreta como dominio, control o persuasión; en otros se concibe como guía o consejo y finalmente en otros la influencia puede significar contribución al beneficio ajeno. La investigación psicológica se ha centrado en el análisis empírico del poder personal, más que del poder social. De hecho, algunos psicólogos indagaron la relación existente entre deseo de poder y agresividad, evidenciando cómo las personas, tanto hombres como mujeres, con alta motivación de poder manifiestan más impulsos violentos. Es interesante destacar que, de acuerdo con los resultados obtenidos, el motivo de poder no se vincula tanto con los comportamientos agresivos como los deseos de agresividad, frecuentemente contenidos. Teniendo en cuenta que la sociedad controla e inhibe, a menudo, los actos abiertos de agresividad, se puede interpretar que las manifestaciones agresivas del motivo de poder se expresan a través de impulsos agresivos. Por tanto, es frecuente que, cuando se prescinde de las inhibiciones sociales impuestas (por ejemplo consumiendo alcohol), los individuos con deseo de poder exhiban conductas agresivas. Las inhibiciones sociales contra los comportamientos agresivos quedan disminuidas igualmente por efecto del estrés y de los acontecimientos vitales negativos. Por otra parte, el motivo de poder también se ha relacionado con la búsqueda y el ejercicio de puestos de responsabilidad en organizaciones voluntarias e instituciones. En este sentido, Stewart-Winter llevó a cabo un estudio sobre profesiones dominantes entre 15

La idea de este apartado fue seguida de Aldoux Huxley. Eminencia Gris: Estudios sobre Religión y Política (1941). http://personales.upv.es/jarnau/Obra/Ensayos/Eminencia.htm 16 Se sigue en este punto lo publicado en: http://www.clicpsicologos.com/blog/motivacion-de-poder/ 17 Timothy Stewart-Winter es profesor asociado de historia de Estados Unidos, especializado en cultura política, movimientos sociales e historia urbana, Universidad de Rutgers, Newark Nueva York. Tiene un Ph.D. En historia de la Universidad de Chicago y un BA en historia de Swarthmore College.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

personas con alta necesidad de poder, encontrando cierta correlación positiva entre motivación de poder y determinadas profesiones tales como entrenadores, profesores, periodistas y políticos entre otros. El estudio concluyó que todas estas carreras compartían la posibilidad de influir sobre la conducta de los demás, teniendo legitimidad para otorgar recompensas y castigos. Siguiendo todo lo anteriormente señalado, y teniendo presente el pensamiento de McClelland18 se puede decir que el poder personal o psicológico es un poder cuya índole se caracteriza por el deseo de dominio sobre los demás y se relaciona estrechamente con la competitividad y la agresión, trayendo consigo los deseos inmoderados de influencia, riqueza, fama, deseo de superación, etc., en su suma, todas las formas de ambición en su sentido más propio, que es a la vez el más oscuro. El poder social19 El poder social, está referido a las estrictas relaciones sociales, esto es, en relación con la vida del hombre en sociedad; en este caso, el poder se precisa y se convierte de genérica capacidad de obrar, en capacidad del hombre para determinar la conducta del hombre: poder del hombre sobre el hombre. El hombre no es sólo el sujeto sino también el objeto del poder. El poder social puede ser definido como la capacidad de controlar, modificar o influir en el comportamiento de otra persona, expresa en sí mismo una gran potencialidad: hacer que el otro haga lo que yo quiero, cuando lo quiero y como lo quiero. Pero, ¿qué implicaciones tiene este “hacer” al otro? ¿Quién puede hacer qué a quién? ¿Cómo logra una persona “controlar, modificar o influir en el comportamiento” de otra? Pensar en el poder social, es pensar en un poder que surge cuando las personas se reúnen y desaparece cuando se dispersan; además, pensar en poder social en nuestra realidad actual lleva a preguntas que tal vez todos en algún momento nos hemos hecho: ¿Cómo logra alguien que otra persona se monte en un avión y se estrelle y peor aún, cómo logra que esa persona acepte una orden que lo lleva hacia la muerte? ¿Para qué una persona aceptaría la orden de ser una bomba humana? ¿Cómo logra alguien que ha violado tantos derechos humanos tener tantos seguidores? Claro que preguntarse por el poder social, no sólo implica preguntarse por los miles de actos violentos que a unos seres humanos se les ocurre enviando a otros a realizarlos, en realidad pensar en el alcance del poder social también abarca pensar en los cientos de personas que siguen una religión, en los miles para quien un comunicado es palabra inmutable y hasta venerada, es pensar en los hilos invisibles de la comunicación que nos envuelve y nos lleva donde justamente nunca pensamos estar; pensar en poder social, es pensar en los miles de desplazados de muchos países que huyen 18

David Clarence McClelland (Mt. Vernon, Estado de Nueva York, 20 de mayo de 1917 – 27 de marzo de 1998), psicólogo estadounidense. Se destacó por su labor en la teoría de la necesidad. https://es.wikipedia.org/wiki/David_McClelland 19 Se sigue en este punto lo publicado por Gloria María López Arboleda. “Poder Social: A quién pertenece?. Publicado en http://www.anepsicolombia.org/revistacontextos/poderso.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

“obedeciendo” a quien supuestamente tiene el poder de decidir quién se queda y quien no; en resumen, pensar en poder social es pensar en las manos no tan invisibles que “juegan” a ser Dios y que son tan hábiles que convencen, arrastran y seducen hasta a los más “impenetrables”. Pero entonces, ¿De qué depende el poder social? ¿Cómo se otorga a alguien una “cualidad” tan anhelada? ¿A quién pertenece??? En los 60, el doctor Stanley Milgram20, de la Universidad de Yale, hizo un experimento, para el cual contrató a 40 personas. Cada una de ellas debía leerle a otro individuo, al que nunca había visto, una lista de palabras. El desconocido debía repetir el listado en el mismo orden. Si se equivocaba, el voluntario debía administrarle descargas eléctricas progresivas, a instancias de un instructor. De los 40 que hicieron el papel de castigadores, el 63% llegó al tope máximo de 450 voltios, pese al evidente dolor que manifestaba su víctima. Ellos no sabían que el torturado, en realidad, era un actor y que no había ninguna descarga. Según demostró el doctor Stanley Milgram, gente común y corriente puede ser convencida de realizar desde actos simples hasta actos impensables si quien representa la autoridad tiene el suficiente poder para dar la orden. Consecuentemente con las conclusiones del Doctor Milgram, se podría decir que el poder permite a quien lo posee imponer su voluntad pasando por encima de las motivaciones personales y de las razones sociales; Sumado a esto, si pensamos que “Los sistemas sociales son producto del balance de fuerzas en la confrontación de intereses de los actores sociales, y no producto de la interacción espontánea de las personas”(Martín Baró 21) , se podría pensar que este balance de fuerzas está dado también por el poder, ya que tanto personas como instituciones se rigen acorde a intereses que este mismo poder define, siendo así ésta, la forma más sutil de influir en el ser y el quehacer de las personas. La dimensión social del ser humano constituye el sustrato sobre el que se erige el poder social, que podemos definir como el ejercicio del poder humano con objeto de generar, mantener, alterar o impedir ciertos comportamientos o actuaciones de las personas tomadas individual o colectivamente. En otras palabras, el ejercicio del poder humano proyectado en las relaciones interpersonales. 20

Stanley Milgram (Nueva York, 15 de agosto de 1933 - Nueva York, 20 de diciembre de 1984) fue un psicólogo graduado de la Universidad de Yale que condujo los experimentos del mundo pequeño (la fuente del concepto de los seis grados de separación) y el Experimento de Milgram sobre la obediencia a la autoridad. De familia hebrea, su padre era húngaro y su madre rumana. Aunque se lo considera uno de los más importantes psicólogos del siglo XX, Milgram nunca estudió psicología durante sus estudios de ciencias políticas en Queens College, Nueva York, donde se graduó en 1954. Se presentó a un postgrado en psicología social en la Universidad de Harvard y fue rechazado inicialmente a causa de falta de estudios de psicología. Fue aceptado en 1954 después de tomar seis cursos de psicología y se graduó en 1960. https://es.wikipedia.org/wiki/Stanley_Milgram 21 Ignacio Martín-Baró (Valladolid, 7 de noviembre de 1942 - San Salvador, 16 de noviembre de 1989) fue un psicólogo y sacerdote jesuita español que dedicó la mayor parte de su vida a la investigación de la difícil realidad social y política de un pequeño país latinoamericano, El Salvador, donde impartió clases en la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas". https://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_Mart%C3%ADn-Bar%C3%B3


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

De esta definición de poder social, se desprenden las siguientes consideraciones22: En primer lugar, es que esta forma de poder únicamente se da en las relaciones entre los seres humanos. Debemos diferenciarlo, por tanto, del ejercicio del poder del hombre sobre las cosas, o de éstas sobre el hombre, aunque en estos dos supuestos se produzcan resultados que afectan, más o menos directamente, a las relaciones sociales de poder. Pero es necesario precisar que, no obstante, el poder material del hombre sustenta y condiciona ciertas relaciones sociales de poder, semejante supuesto no es identificable con el poder social. Por ejemplo, el poder del hombre para cultivar la tierra ha dado origen tanto a la propiedad privada como a la propiedad colectiva de la tierra, e incluso a la propiedad de unos hombres sobre otros destinados al cultivo y explotación de ciertas tierras (esclavos, siervos de la gleba, etc.). En definitiva el mismo poder material ha fundamentado diversos tipos de relaciones sociales de poder ostensiblemente diferentes entre sí. En segundo lugar, en la medida en que el poder social posee como promotores y destinatarios a las personas, sus estudios tienen que realizarse considerándolo como parte integrante de las relaciones sociales. Atendiendo a esta faceta relacional podemos afirmar que el poder social no se posee sino que se ejerce. Como lo ha señalado ARON 23, al referirse al poder político: «El poder político no es un absoluto, sino una relación humana» Paradójicamente esta es una de las cuestiones más discutidas por la doctrina, que suele identificar el poder con las capacidades, y no con el ejercicio de capacidades. Naturalmente, la mayoría de esos mismos autores no tiene ningún reparo en contradecirse, señalando que no siempre la disponibilidad de ciertas capacidades termina materializándose en una actuación de poder. Esta no es una cuestión secundaria y requiere alguna aclaración. Es cierto que en términos coloquiales se afirma de tal persona o grupo tiene poder porque dispone de ciertas capacidades (económicas, políticas, jurídicas, etc.), de las que carecen otros miembros de la sociedad. Sin, embargo, ello sólo no bastaría para que se le atribuyese un cierto poder social si en alguna ocasión aunque no necesariamente de modo constante esa persona o grupo no hubiese demostrado prácticamente que utilizando esas capacidades lograba afectar de algún modo el comportamiento de otras personas o grupos. En tercer lugar, en función de las observaciones anteriores podemos concluir que el poder social, como expresión y fundamento de una parcela esencial de las relaciones sociales, se manifiesta y desarrolla en las tres dimensiones básicas de la vida social, dando origen a 22

Se sigue en este punto lo publicado por Calduch, Rafael. Relaciones Internacionales. El poder y las relaciones internacionales. Edit. Ediciones Ciencias Sociales. Madrid, 1991. 23 Raymond Aron (14 de marzo 1905, París - 17 de octubre 1983) fue un filósofo, sociólogo y comentarista político francés. https://es.wikipedia.org/wiki/Raymond_Aron


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

otras tantas formas básicas del poder social y a las que denominamos: poder económico, poder político y poder cultural. Cada una de ellas presenta características particulares y se desarrolla entre unos agentes o destinatarios sociales distintos. Ello no es obstáculo para que entre estas formas básicas del poder social existan influencias recíprocas o para que algunos grupos participen simultáneamente en varias de ellas. En cuarto y último lugar, el poder social fundamenta, y en la mayoría de los casos se subsume parcialmente, en el poder estatal. Ahora bien, el Estado no sólo descansa en las relaciones de poder social, sino que también reúne partes significativas del poder material de la sociedad al estar asentado sobre un espacio territorial definido, influyendo en él sin duda el poder político, el poder económico y el poder cultural. De esta manera, el Estado constituye la organización institucional de una parcela limitada, pero decisiva, de las relaciones de poder de una sociedad. Por esta razón, el Estado, cada Estado en concreto, es una emanación de la sociedad a la que pertenece, así como de sus relaciones y estructuras de poder, y por consiguiente, el estudio del poder estatal sólo es comprensible en el marco general del poder social, y no a la inversa. “Aunque la fuerza es una cualidad de los individuos, el poder siempre es social”. Dennis Coon 24. El poder humano25 El poder humano se genera como una conjugación de las dos dimensiones básicas del hombre, la material o biológica, y la espiritual o sicológica. No se puede excluir ninguna de estas dos dimensiones del ser humano ya que éste nace y se desarrolla gracias a su interacción, aunque en cada manifestación concreta podemos destacar más una u otra de ambas dimensiones. Si consideramos que el hombre es un ser limitado en sus capacidades (físicas o psíquicas) resulta lógico concluir que el poder humano alcanzará hasta donde lo permitan tales capacidades. En otras palabras, el poder humano posee unos límites o condicionamientos absolutos derivados de los que posee la propia condición humana en las dimensiones antes mencionadas. Tan imposible resultan al hombre ciertos actos, por evidentes limitaciones biológicas, por ejemplo, la reproducción ovovivípara, como por condicionamientos psicológicos, por ejemplo, vivir sin emociones o sentimientos. 24

Dennis Coon (9 de agosto de 1946 - edad 70 años). Tras obtener su grado de doctor en psicología en la Universidad de Arizona, Dennis Coon fue catedrático durante 22 años en el Santa Bárbara City College, California. https://issuu.com/cengagelatam/docs/introduccion_a_la_psicologia_coon 25 Se sigue en este punto lo publicado por Ernesto Mayz Vallenilla. “El dominio del poder”: publicado en http://www.bib.usb.ve/ArchivoMayz/_archivos_pdf/eldominiodelpoder.pdf; y por Calduch, Rafael. Relaciones Internacionales. El poder y las relaciones internacionales. Edit. Ediciones Ciencias Sociales. Madrid, 1991.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Junto a las limitaciones absolutas, el poder humano goza también de unas limitaciones o condicionamientos históricos, es decir, actividades que resultaban imposibles para el hombre en ciertas etapas y que en cambio puede realizar en períodos posteriores. La transcendencia de estas limitaciones históricas ha sido posible gracias a la sociabilidad humana que le ha permitido descubrir, movilizar y perfeccionar sus propias capacidades individuales en el transcurso del devenir histórico. Por ejemplo, el hombre de cromañón no podía realizar un trasplante de riñón, actividad que resulta frecuente en la sociedad actual. Es precisamente mediante el juego recíproco de los límites absolutos e históricos, como podemos determinar el campo concreto que abarca el poder humano en cada hombre y para cada sociedad. Para que la capacidad utilizada por el hombre pueda considerarse como poder humano, en su sentido estricto y diferenciado del poder natural es necesario que sea ejercida de un modo consciente. Dicho de otro modo, sólo los actos humanos realizados conscientemente los consideraremos actos propios del poder humano. Desde luego existen numerosos actos realizados por el hombre de una forma mecánica o preconsciente, por ejemplo, la respiración o los latidos del corazón, que aun cuando pueden resultar imprescindibles para su supervivencia no los incluiremos en el concepto del poder humano. Semejante restricción se fundamenta en la idea de que el elemento de consciencia constituye un factor diferencial básico entre los seres humanos y otros seres vivos. Gracias a él los seres humanos pueden controlar sus actos y aprender conductas, y de esta forma influir en su entorno natural o desarrollar procesos de acumulación social de sus poderes individuales. Que los actos del poder humano tengan que ser actos conscientes no significa, ni presupone, que sean actos totalmente racionales. En efecto, muchos actos humanos son conscientes y racionales en su ejecución, pero inconscientes y/o irracionales en su motivación, sin dejar por ello de ser actos del poder humano. Es frecuente que entre actividades que diariamente realizamos como expresión de nuestro poder humano individual, algunas de ellas posean motivaciones perfectamente racionales; sin embargo, otras muchas las realizaremos como consecuencia de móviles irracionales (creencias, sentimientos, impulsos, etc.) de los que seremos conscientes o no, pero que en todo caso afectarán a la racionalidad de nuestras actuaciones. En estos supuestos si nos interrogan sobre las razones que nos inducen a obrar de determinado modo y no de otro distinto, probablemente encontraremos argumentos y explicaciones que racionalizarán “a posteriori” los motivos, desconocidos o inconfesables, que afectaron nuestros actos de poder humano. Ello demuestra que somos conscientes de su realización, aunque no, necesariamente, de su motivación. En tales casos podemos


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

afirmar que el poder humano es un poder ejercido conscientemente, pero no podemos sostener que es un poder completamente racional. Esta sutil pero decisiva distinción entre consciencia y racionalidad complica extraordinariamente la investigación de las actuaciones humanas individuales y sociales, cuestionando seriamente la premisa de aquellos teóricos que enfatizan la dimensión racional en el ejercicio del poder, y desconocen o subestiman esas otras dimensiones no estrictamente racionales, pero cuya influencia en la esfera del poder humano es indiscutible. En definitiva, para que el hombre ejerza su poder es necesario que sea consciente de sus capacidades y las utilice aunque no sepa racionalmente por qué ejerce su poder. De todo lo anterior se desprende un corolario muy importante. El poder humano aun cuando no siempre es racional en sus motivaciones o en su ejercicio puede, sin embargo, estudiarse y conocerse siguiendo un análisis racional. En otras palabras, la irracionalidad de muchos de los actos humanos del poder no impide su investigación racional y científica, pues, al fin y al cabo, junto a la lógica de la razón existe también una lógica de la sinrazón. Las causas, formas de ejercicio y consecuencias resultantes del poder humano son muy diversas y varían en función de las capacidades de las personas, de su voluntad, del contexto en el que actúan, de los fines a los que aspiran, y naturalmente, de la percepción y valoración que los propios individuos posean de todos estos factores. Cada uno de estos elementos no sólo condiciona el ejercicio del poder humano sino que relativiza su estudio. El conocimiento del poder humano es, por tanto, el conocimiento de los poderes de todos y cada uno de los hombres y de las condiciones concretas en las que lo ejercen. Es precisamente esta dimensión contingente y particular del poder humano la que más obstaculiza la formulación de una teoría general del poder. Hasta ahora hemos estado considerando un concepto abstracto y genérico del poder humano. No obstante, en la medida en que el poder de cada persona concreta depende en cierto modo de sus capacidades (físicas y psicológicas), y teniendo en cuenta que la experiencia de las capacidades son distintas y desiguales entre las diversas personas, resulta imprescindible concluir que el ejercicio del poder humano es diferente y desigual, que permite sustentar unas relaciones sociales caracterizadas por su diversidad y desigualdad, relaciones sociales que nacen y reproducen el fenómeno del poder entre los propios seres humanos. Pero también podemos argumentar en sentido opuesto, afirmando que el poder social engendra una diversidad y desigualdad de condiciones y capacidades en cada uno de los individuos, y de este modo contribuye decisivamente a concretar el poder humano de cada persona.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

De esta forma, y a través del juego dialéctico del poder humano, en sus dimensiones individual y colectiva, se desarrolla también la asociación entre dos facetas de la realidad humana: la desigualdad y el poder. Ambos elementos constituyen el anverso y el reverso de una misma realidad, sin que podamos comprender y explicar al hombre tal y como conocemos de su existencia histórica, desconectado de las desigualdades y de las actuaciones de poder. Bart Landheer26 ha destacado esta vinculación entre poder y desigualdad de un modo magistral al escribir: “no hay igualdad en la realidad social, sino más bien desigualdad. La desigualdad es, verdaderamente, la razón de ser de la sociedad”. Si se admite que la sociedad global posee necesariamente una estructura, el problema de la evolución social aparece bajo un punto de vista diferente. El mundo que se desarrolla no es igualitario sino, por el contrario, fuertemente diferenciado. Esto deriva de la desigualdad de capacidad de los grupos sociales, y esta capacidad desigual es, a fin de cuentas, un fenómeno biológico que es necesario aceptar en la medida en que escapa enteramente a la voluntad humana. Desde luego cualquier pretensión igualitaria se mueve más en el terreno de los deseos utópicos que en el de las realidades humanas, tal y como se nos presenta desde diversos campos científicos. Sin embargo, admitir la desigualdad y el poder entre las sociedades o los individuos como una realidad, no significa negar la común naturaleza humana y, desde luego, no puede jamás confundirse con una justificación de la opresión y la injusticia que de ambos fenómenos puede derivarse como uno, y no el único, de sus posibles efectos. Tanto la desigualdad como el poder humano permiten no sólo la dominación y el conflicto sino que también promueven la cooperación y la solidaridad humanas; fundamentan la vida humana en grupos sociales organizados de modo cada vez más complejo y avanzado, y fomentan la colaboración social a través de relaciones cada vez más justas y pacíficas. En una palabra, la desigualdad y el poder permiten el progreso humano tanto como propician procesos de estancamiento o degradación de la humanidad. Que en cada momento y circunstancia el hombre, cada uno de nosotros, utilice sus desiguales capacidades y ejerza sus poderes en una de ambas direcciones, no puede atribuirse a la naturaleza justa o inicua de la desigualdad o el poder, sino al grado de conciencia y responsabilidad de cada persona y sociedad. Algunas de las manifestaciones más enraizadas de la desigualdad social, pero también más enraizadas en la conducta humana, se han desarrollado como consecuencia de las desigualdades de poder material entre los individuos o las sociedades. La desigualdad del poder material origina relaciones de desigualdad y de poder en y entre las sociedades. Hasta aquí nos hemos, referido al concepto de poder humano de un modo genérico, pero el poder humano encierra diversas formas de poder que debemos diferenciar. Estas se pueden

26

Landheer, Bart.- “Les théories de la sociologie contemporaine et le Droit International”.- Recueil des Cours de l’Académie de Droit Internacional de La Haye (en adelante R. des C.); tomo 92, vol. II (1957); págs. 533-572.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

reconducir básicamente a dos categorías: el poder material y el poder social (ya desarrollado anteriormente). El poder material podemos precisarlo afirmando que es el ejercicio del poder humano sobre el entorno material que rodea al hombre, considerado individual o colectivamente, y en el que éste se desarrolla. La existencia y subsistencia de los hombres y las sociedades descansa en una constante interacción con el medio natural que le circunda. La necesidad de toda persona de proveerse de unos recursos materiales (alimentos, vestidos, vivienda, etc.) le obliga a utilizar sus capacidades productivas (o destructivas) aplicándolas a su medio ambiente, al que también debe adaptarse en cierta medida, dando origen a una de las formas más primarias e importantes de manifestación del poder humano. Debido a la transcendencia vital que posee la interacción entre el poder material del hombre y el poder natural de su entorno medioambiental, resulta inevitable que esta dinámica produzca efectos decisivos en el propio contexto social, es decir, entre las relaciones humanas. Esta dimensión social del poder material del hombre se debe a la propia tendencia societaria de los individuos. Esta sociabilidad humana constituye una de las pocas limitaciones absolutas que posee. En su origen se encuentran causas de tipo biológico, por ejemplo, la función reproductora que asegura la supervivencia y continuidad de la humanidad resultaría imposible fuera de un marco societario; pero también es debida a causas de carácter psicológico, pues es bien sabido que la dimensión mental del hombre únicamente puede desarrollarse con plenitud en relación con su participación en ciertos grupos sociales. La soledad dificulta, cuando no traumatiza, dos de las facultades más específicamente humanas: el pensamiento y la comunicación. Definiciones de la palabra poder Conceptos generales conciben la palabra poder como “la facultad para hacer algo, la capacidad de provocar ciertos efectos, el estar capacitado, reunir las condiciones, para hacer lo que decimos, etc”. Según Max Weber27, poder es “la probabilidad de imponer la propia voluntad dentro de una relación social, aún contra toda resistencia, y cualquiera sea el fundamento de esa probabilidad”.

27

Maximilian Carl Emil Weber (Alemán:ˈmaks ˈveːbɐ)- (Erfurt, 21 de abril de 1864-Múnich, 14 de junio de 1920) fue un filósofo, economista, jurista, historiador, politólogo y sociólogo alemán, considerado uno de los fundadores del estudio moderno de la sociología y la administración pública, con un marcado sentido antipositivista.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Es importante señalar que para Weber el concepto de poder está relacionado a lo de dominación, es decir, ejercer una autoridad sobre un grupo social determinado y encontrar un grado de obediencia. Así Max Weber expresa en su obra Economía y Sociedad 28: “Un determinado mínimo de voluntad de obediencia, o sea de interés (externo o interno) en obedecer, es esencial en toda relación auténtica de autoridad”. Siguiendo la definición de Max Weber, el poder se puede encontrar con infinitas formas en las sociedades, es por eso que weber desarrollo el concepto de dominación, una forma de poder más precisa y especializada. El poder es una fuerza que se ejerce contra algo para algún fin, mientras que la dominación es el control que se tiene de una cosa para un fin, sin ejercer ninguna fuerza. La dominación crea disciplina, obediencia por parte de las personas sin resistencia ni críticas. Max Weber también explica que el poder y la dominación no solo tienen fines económicos, sino que pueden tener intenciones más generales. El poder es un sistema por el que se lucha, se alcanza y se distribuye. También es la diferencia de fuerza entre una autoridad y la otra. Ambos, el poder y la dominación son imponer tu voluntad sobre otros. La dominación se podría tomar en cuenta como una parte más específica del poder. Es importante acuñar una noción de poder que no haga exclusiva referencia al gubernativo, sino que contenga la multiplicidad de poderes que se ejercen en la esfera social, los cuales se pueden definir como poder social. Según Talcott Parsons29, el concepto de poder se usa para referirse “a la capacidad de una persona o grupo, para imponer de forma recurrente su voluntad sobre otros 30” Parsons enfoca el tema del poder desde una perspectiva sociológica muy característica, ya que busca definir dicho concepto desde premisas teóricas que se apliquen con posterioridad al análisis empírico de la sociedad. Dicho de otro modo, Parsons desarrolla su concepto de poder “abstrayendo” en ideas lo que posteriormente contrastará con la práctica efectiva de dicho poder. Cierto es, no obstante, que el concepto de poder sólo puede ser entendido en la medida que contemplamos manifestaciones explícitas o “reales” de dicho poder, pero por otro lado, existiría una categoría teórica y conceptual que abarcaría, desde Parsons, a toda la sociedad en su conjunto como sistema que toma como 28

https://zoopolitikonmx.files.wordpress.com/2014/08/max-weber-economia-y-sociedad.pdf Talcott Parsons (13 de diciembre de 1902 – 8 de mayo de 1979) fue un sociólogo estadounidense de la tradición clásica de la sociología, mejor conocido por su teoría de la acción social y su enfoque estructural-funcionalista. Parsons es considerado una de las figuras más influyentes en el desarrollo de la sociología en el siglo XX. Luego de obtener un doctorado en economía, trabajó en la facultad de la Universidad de Harvard desde 1927 a 1979, y en 1930 estuvo entre los primeros profesores del recientemente creado departamento de sociología. https://es.wikipedia.org/wiki/Talcott_Parsons 30 www.taciturno.be/spip.php?article81 29


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

base de su funcionamiento al poder. Es por eso que Parsons busca ir “más allá” de las definiciones tradicionales del poder, con el fin de elaborar su propio concepto, más general y aplicable a todo tipo de situación. El tema del poder conlleva la asimilación de una serie de mecanismos, a mi juicio, horrendos, de la forma en que dicho poder se abre camino para llevar a cabo su hegemonía y control. Nos enfrentamos a la realidad y asumimos quizás como “normal” y “moderno” el hecho de que en numerosas ocasiones el poder pueda actuar de las formas más violentas y descaradas, tomando así como premisa fundamental su carácter coercitivo. Podemos criticar las bases de esta sociedad moderna en la medida que reconozcamos la existencia de un “brazo armado” de la sociedad, una manifestación violenta de una organización civil. Y dicho reconocimiento debe plasmarse en ideas y prácticas de dicho tipo de poder, que debe ser continuamente cuestionado y criticado, debe denunciarse continuamente la existencia del brazo armado de una sociedad que en muchas ocasiones mata con el fin de satisfacer los intereses de quienes ostentan el poder, que no es más que la “contracara” de la violencia que proviene “desde abajo”, por ejemplo, las insurrecciones armadas o la delincuencia. El hecho es que, desde mi manera de ver, la violencia y el poder están íntimamente ligados y es de esta forma la capacidad de imponerse bélicamente es una premisa fundamental del poder. Si queremos romper las bases en que esta violencia se lleva a cabo, debemos desnudar al “poder” y verlo como algo que debe ser, entendido de esta manera, desterrado. Utopías creen en eso, y la práctica a veces resulta escasa. De esta forma, y en términos parsonianos, podría haber control de la acción de forma positiva, pero no de manera coercitiva. Puede haber una cooperación efectiva de sujetos, una tendencia generalizada que tienda a suprimir el egoísmo, pero no el derecho a sentirse único y libre, y a su vez inexorablemente socializado. De esta forma la lucha por nuestros intereses implicaría una lucha por todos, cada uno sería una pequeña parte de un todo, una parte con la suficiente conciencia social como para no actuar egoístamente, pero tampoco relegar todas las acciones a un ente abstracto y represivo. Según Henry Mintzberg31, desde el punto de vista de poder dentro de la organización podemos concebir el poder como “la capacidad de influir sobre el comportamiento de los agentes en la organización”32.

31

Henry Mintzberg (nacido en Montreal, 2 de septiembre de 1939) es un profesor académico internacionalmente reconocido y autor de varias publicaciones sobre negocios y gestión. En la actualidad, es profesor de la cátedra Cleghorn de Estudios de Gestión en la Universidad McGill en Canadá, donde enseña desde 1968, luego de obtener su graduación en Gerencia y el Ph.D. de la MIT Sloan School of Management, en 1965 y 1968 respectivamente. https://es.wikipedia.org/wiki/Henry_Mintzberg 32 El juego del poder y los jugadores. Henry Mintzberg. http://untrefvirtual.edu.ar; http://materiales.untrefvirtual.edu.ar/documentos_extras/1075_Fundamentos_de_estrategia_organizacional/08_Teori a_de_la_organizacion.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En un sentido más básico, el poder del individuo en o sobre la organización refleja alguna dependencia que tiene algún resquicio en su propio poder como sistema, en la óptica de Michel Crozier33, una “incertidumbre” con la que se enfrenta la organización. Esto es especialmente cierto en tres de las cinco bases de poder que se describen. Las tres bases fundamentales del poder son el control de 1) un recurso, 2) una habilidad técnica y 3) un conjunto de conocimientos, cualquiera que sea crítico para la organización. Por ejemplo, un monopolista puede controlar el suministro de materia prima a una organización, mientras que un experto puede controlar la preparación de maquinaria importante y muy compleja. Para que sirva como base de poder, un recurso, habilidad o conjunto de conocimientos tiene que ser en primer lugar esencial para el funcionamiento de la organización. En segundo lugar, tiene que estar concentrado, ser escaso, o si no estar en manos de una persona o un pequeño número de personas que colaboren en alguna medida. Y, en tercer lugar, ha de ser insustituible, en otras palabras, irremplazable. Estas tres características crean la dependencia. La organización necesita algo y sólo puede conseguirlo de la gente que lo tiene. Una cuarta base general de poder se deriva de las prerrogativas legales: derechos o privilegios exclusivos para imponer posibles opciones. La Sociedad, por medio de sus gobiernos y sistemas judiciales, crea un juego complejo de prerrogativas legales que otorgan poder (poder formal a diversos influyentes). En primer lugar, los gobiernos se reservan para ellos mismos el poder de autorizar la creación de la organización y desde ese momento, imponer las normas de diversos tipos. También confieren a los propietarios y/o consejeros de la organización diversos poderes que generalmente incluyen el contratar y despedir a los altos ejecutivos. Y estos ejecutivos, a su vez, normalmente tienen autoridad para contratar y quizás despedir al resto de los empleados y a darles órdenes atemperadas por otras prerrogativas legales que confieren poder a los empleados y a sus asociaciones. La quinta base general del poder deriva simplemente de tener acceso a los que puedan contar con las otras cuatro bases de poder. Ese acceso puede ser personal. Por ejemplo, los cónyuges y amigos de los presidentes ejecutivos tienen poder por el mero hecho de que los que tienen las prerrogativas legales les escuchen. El control de una circunscripción importante que por sí misma tiene influencia (los clientes que compran o los contables que 33

Michel Crozier (6 de noviembre de 1922, Sainte-Menehould - Marne 24 de mayo de 2013, París) fue un francés sociólogo y miembro de la Academia de las Ciencias Morales y Políticas. Desde 1999 hasta su muerte. También fue un oficial de la Legión de honor y un comandante de la Orden Nacional del Mérito, así como un ganador del Premio de Tocqueville. Michel Crozier no se hizo sociólogo por formación. Se hizo sociólogo debido a una experiencia seminal en el análisis social que fue hecha posible por una erudición americana que él utilizó para estudiar el movimiento obrero en los Estados Unidos. Después de su formación inicial en negocios (HEC París, 1943) y ley, pasó catorce meses viajando a través de los Estados Unidos en los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial, entrevistando a sindicalistas y funcionarios, conociendo el movimiento obrero americano y la sociedad estadounidense en general. De vuelta en Francia, publicó un libro sobre esta investigación y se unió al Centro Nacional Francés para la Investigación Científica como sociólogo. https://en.wikipedia.org/wiki/Michel_Crozier


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

controlan los costes) pueden ser también una base importante para el poder. Del mismo modo, el poder se canaliza hacia los que pueden hacer que otros influyentes actúen, por los medios de comunicación, editores de periódicos, comentaristas de televisión y similares. Según Michel Foucault34, quien, siguiendo a Maquiavelo, ve al poder como "una compleja situación estratégica en una determinada sociedad". Siendo puramente estructural, su concepto involucra tanto las características de constricción como de facilitación. Foucault tratará principalmente el tema del poder 35, rompiendo con las concepciones clásicas de este término. Para él, el poder no puede ser localizado en una institución o en el Estado; por lo tanto, la "toma de poder" planteada por el marxismo no sería posible. El poder no es considerado como un objeto que el individuo cede al soberano (concepción contractual jurídico-política), sino que es una relación de fuerzas, una situación estratégica en una sociedad en un momento determinado. Por lo tanto, el poder, al ser resultado de relaciones de poder, está en todas partes. El sujeto está atravesado por relaciones de poder, no puede ser considerado independientemente de ellas. El poder, para Foucault, no sólo reprime, sino que también produce: produce efectos de verdad, produce saber, en el sentido de conocimiento. Michel Foucault destaca el levantamiento de un biopoder que impregna el pretérito derecho de vida y muerte que el soberano se arrogaba y que intenta convertir la vida en objeto utilizable por parte del poder. En este sentido, la vida sistematizada, esto es, convertida en sistema de análisis por y para el poder, debe ser protegida, transformada y esparcida. Foucault distingue dos técnicas de biopoder que surgen en los siglos XVII y XVIII; la primera de ella es la técnica disciplinaria o anatomía política, que se caracteriza por ser una tecnología individualizante del poder, basada en el escrutar en los individuos, sus comportamientos y su cuerpo con el fin de anatomizarlos, es decir, producir cuerpos dóciles y fragmentados. Está basada en la disciplina como instrumento de control del cuerpo social, penetrando en él hasta llegar hasta sus átomos: los individuos particulares. Vigilancia, control, intensificación del rendimiento, multiplicación de capacidades, emplazamiento, utilidad, etc. Todas estas categorías aplicadas al individuo concreto constituyen una disciplina anatomopolítica. El segundo grupo de técnicas de poder es la biopolítica, que tiene como objeto a poblaciones humanas, grupos de seres vivos regidos por procesos y leyes biológicas. Esta entidad biológica posee tasas conmensurables de natalidad, 34

Michel Foucault (pronunciación francesa: miˈʃɛl fuˡko), nacido como Paul-Michel Foucault (Poitiers, Francia, 15 de octubre de 1926-París, 25 de junio de 1984) fue un historiador de las ideas, psicólogo, teórico social y filósofo francés. Fue profesor en varias universidades francesas y estadounidenses y catedrático de Historia de los sistemas de pensamiento en el Collège de France (1970-1984), en reemplazo de la cátedra de Historia del pensamiento filosófico, que ocupó hasta su muerte Jean Hyppolite. El 12 de abril de 1970, la asamblea general de profesores del College de France eligió a Michel Foucault, que por entonces tenía 43 años, como titular de la nueva cátedra. Su trabajo ha influido en importantes personalidades de las ciencias sociales y las humanidades. https://es.wikipedia.org/wiki/Michel_Foucault 35 Se sigue en este punto lo publicado en www.taciturno.be/spip.php?article81


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

mortalidad, morbilidad, movilidad en los territorios, etc., que pueden usarse para controlarla en la dirección que se desee. De este modo, según la perspectiva Foucaultiana, el poder se torna materialista y menos jurídico, ya que ahora debe tratar respectivamente, a través de las técnicas señaladas, con el cuerpo y la vida, con el individuo y la especie. Foucault es más claro que en otros textos en su definición del poder; habla del subpoder, de "una trama de poder microscópico, capilar", que no es el poder político ni los aparatos de estado ni el de una clase privilegiada, sino el conjunto de pequeños poderes e instituciones situadas en un nivel más bajo. No existe un poder; en la sociedad se dan múltiples relaciones de autoridad situadas en distintos niveles, apoyándose mutuamente y manifestándose de manera sutil. Uno de los grandes problemas que se deben afrontar cuando se produzca una revolución es el que no persistan las actuales relaciones de poder. El llamado de atención de Foucault va en sentido de analizarlas a niveles microscópicos. Según Eric Wolf36, la conceptualización del poder presenta sus propias dificultades, puesto que a menudo el poder es considerado como “una entidad (fuerza) unitaria e independiente, a veces encarnada en la imagen de un monstruo gigante como Leviatán o Behemot o bien como una máquina que aumenta su capacidad y ferocidad al acumular y generar más poderes, más entidades similares a ella misma”. No obstante, es mejor no entenderlo como “una fuerza antropomórfica ni como una máquina gigante, sino como un aspecto de todas las relaciones entre las personas”. Concebir el poder en términos correlativos, en vez de imaginarlo como un “paquete de poder” concentrado, tiene la ventaja adicional de que nos permite considerar el poder como un aspecto de muchos tipos de relaciones. El poder funciona de manera distinta en las relaciones interpersonales, en los medios institucionales y al nivel de las sociedades. Para Wolf37, es de gran utilidad distinguir entre cuatro maneras en que el poder se entreteje en las relaciones sociales: personal, relacional, organizativa y estructural. La primera dimensión de poder, la personal, es interpretada como pura y simple capacidad del individuo, sin poner énfasis en las direcciones y formas que puede asumir el poder. La segunda dimensión la relacional, es la capacidad de un individuo de imponer su voluntad a otro o grupos de personas, sin enfrentar donde estas iteraciones se mueven. La tercera organizativa, es el control de un individuo sobre una unidad organizativa determinada, que a su vez influye otro individuo. Por último Wolf individua la forma estructural, el poder que organiza y dirige una unidad y las direcciones de energías.

36

Eric Robert Wolf (1 de febrero de 1923, Viena, Austria 6 de marzo de 1999 Irvington, Nueva York) fue un antropólogo e historiador estadounidense de origen judío adscrito al marxismo, conocido por sus estudios sobre el campesinado, la influencia de Europa y sus relaciones con América Latina. Defendía una visión global de los estudios que debían inscribirse en los contextos socioeconómicos mundiales y no exclusivamente locales. https://es.wikipedia.org/wiki/Eric_Wolf 37 Se sigue en este punto lo publicado en http://oraloteca.unimagdalena.edu.co/wp-content/uploads/2012/12/FigurarEl-Poder-Erich-Wolf.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Según Thomas Hobbes38, “el poder de un hombre consiste en los medios de que dispone actualmente para obtener ciertos bienes futuros; tener poder es tener los medios para alcanzar las cosas que se juzgan deseables”. En la teoría Hobessiana39, se concibe entonces al ser humano como un innato portador de deseos y necesidades, y siguiendo con este razonamiento, el poder sería materializado en dicho sujeto a través de los medios disponibles con que cuenta para hacer prevalecer sus intereses y así satisfacer sus propias necesidades. Hobbes concibe la existencia en el humano de acciones visibles que se manifiestan como esfuerzos, que es dirigido hacia algo, cuando dicho esfuerzo se direcciona en pos de la consecución de algo, se transforma en deseo. Hobbes conceptualiza, por otro lado la existencia de un estado en el cual la naturaleza humana se manifiesta como una guerra de “todos contra todos”, un estado en el cual no existe una noción institucionalizada de lo que es el “bien o el mal”, dicha condición se denomina como “estado de naturaleza” Sin embargo, Hobbes no sostiene que el “estado de naturaleza” existiera alguna vez, a modo de proceso histórico específico, sino que, “más bien, existe en cualquier tiempo o lugar en donde no funciona la sociedad civil” La competencia, la desconfianza y la gloria pueden conceptualizarse desde Hobbes como las tres principales causantes de discordia. “La primera causa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio; la segunda, para lograr seguridad; la tercera, para ganar reputación”. Hobbes reconoce en este caso, al igual que Parsons, la posibilidad de que la forma en que se interviene sobre la acción de otro sea, por decirlo de alguna forma, “positiva” o “negativa”, lo que quiere decir que puede utilizar la violencia en contra de aquellos que atenten los intereses del poderoso (como sería el caso de la primera causa, la competencia) como la defensa de esos mismos intereses (a modo de leviatán). Se puede actuar coercitivamente, esto es aplicando castigos de forma punitiva, o motivar una defensa de los intereses de un grupo, a modo de beneficio sobre un cierto sector de la sociedad. El caso es que, haya beneficio o castigo, se está aplicando una intervención sobre la acción social de otro grupo de gente, se estaría, a simple vista, llevando a cabo el ejercicio del poder, pero más adelante vamos a ver como Parsons enfoca el tema de manera más específica. Desde Hobbes el concepto de poder radicaría, en cierta manera (aunque no hable de “poder”, propiamente tal) en la posibilidad que tiene la sociedad civil para superar el estado de guerra de “todos contra todos” de superar el “estado de naturaleza” que amenaza constantemente el “correcto” funcionamiento de cualquier “sociedad moderna”. El poder entonces, actuaría no sólo sobre un grupo de individuos o un sector determinado de la sociedad, sino que ataca el “lado oscuro” de la propia humanidad, el poder, desde este punto de vista Hobessiano, se organizaría para combatir la posibilidad de que la naturaleza humana desborde los límites y reglas establecidos por la sociedad civil.

38

Thomas Hobbes (Westport, cerca de Malmesbury, 5 de abril de 1588 - Derbyshire, 4 de diciembre de 1679) fue un filósofo inglés cuya obra Leviatán (1651) influyó de manera importante en el desarrollo de la filosofía política occidental. Es el teórico por excelencia del absolutismo político. https://es.wikipedia.org/wiki/Thomas_Hobbes 39 Se sigue en este punto lo publicado en www.taciturno.be/spip.php?article81


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Las relaciones sociales sólo pueden existir en la medida que exista una suficiente organización de la sociedad civil, que cree artificialmente las reglas que regirán sobre la naturaleza en esencia violenta del ser humano. El poder actúa, en ciertos casos violentamente, en contra de una violencia predecesora de la cual la sociedad moderna pretende salir, dichos casos son los que Parsons define como las manifestaciones de la naturaleza del poder. La violencia que efectúa el poder se encarna en instituciones que la garantizan como un “cuerpo legal” que rige a toda sociedad civil. Se avala de esta manera la existencia de cierto tipo de violencia, proveniente desde el estado, que hace las veces de “leviatán40”, que posibilita el hecho de que la violencia no se disemine de forma “anárquica” y descontrolada. Por ejemplo, la existencia de FF.AA. supone una violencia institucionalizada como hecho social, es el carácter “legal” e institucionalizado de la violencia supuestamente “natural” en el ser humano. Existe, a su vez, un discurso y una retórica de corte “fascistoide” que justifica la existencia de las FF.AA., y así la sociedad moderna acopla a la violencia y la coerción como formas en que se manifiesta el poder. El estado canaliza el “lado violento” de la sociedad para actuar en contra de esa misma esencia de la naturaleza humana. “En esta guerra de todos contra todos, se da con consecuencia, que nada puede ser injusto”. En el estado de naturaleza no hay cabida para los conceptos de “justicia” o “derecho”, ya que no existe una sociedad civil que fije los cánones en el cual se desplazará el derecho y la aplicación de la justicia. Nada puede ser “injusto” si es que no existe un estado que actúe con poder y defina entre sus reglas constituyentes, la naturaleza de su concepto de justicia. Un sujeto es continuamente obligado por el derecho civil, y dicha obligación se constituye como poder en la medida que modifica efectivamente la conducta del sujeto, para situarlo dentro de un modelo orgánico de sociedad civil. El monarca o soberano tiene como labor “ideal” de velar por la seguridad de su pueblo, de protegerlo frente al “estado de naturaleza” que mutila toda agrupación orgánica y civil. La solidaridad mecánica, dicho concepto durkhemiano 41, no alcanza para 40

Leviatán, o La materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil (en el original en inglés: Leviathan, or The Matter, Forme and Power of a Common Wealth Ecclesiasticall and Civil), comúnmente llamado Leviatán, es el libro más conocido del filósofo político inglés Thomas Hobbes. Publicado en 1651, su título hace referencia al monstruo bíblico Leviatán, de poder descomunal ("Nadie hay tan osado que lo despierte... De su grandeza tienen temor los fuertes... No hay sobre la Tierra quien se le parezca, animal hecho exento de temor. Menosprecia toda cosa alta; es rey sobre todos los soberbios"). La obra de Hobbes, marcadamente materialista, puede entenderse como una justificación del Estado absoluto, a la vez que como la proposición teórica del contrato social, y establece una doctrina de derecho moderno como base de las sociedades y de los gobiernos legítimos. Contenido del Leviatán: Parte I: Del hombre; Parte II: Del Estado; Parte III: Del Estado cristiano; Parte IV: Del reino de la oscuridad. https://es.wikipedia.org/wiki/Leviat%C3%A1 41 La solidaridad es el aspecto social que se entiende como la capacidad de entregarse a otros individuos pensando en estos como semejantes; es decir, poder compartir un hogar, alimentos, sentimientos, etc, con otro ser vivo sin pensar en su situación económica, tomando en cuenta también que los bienes no son solo lo material. Solidaridad mecánica: Se da con mucha más frecuencia y presencia en los países poco desarrollados, ya que la misma se caracteriza por una total competencia de cada individuo en la mayoría de los trabajos, dándose tan solo una mínima diferenciación a razón de edad y género. Solidaridad orgánica: Durkheim afirma que la fuerte especialización de cada individuo origina una gran interdependencia, base de la cohesión y solidaridad grupal, de las personas con su sociedad. A esta clase la llama solidaridad orgánica. Así, cada miembro posee una parte de los conocimientos


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

garantizar la vida en sociedad civil, por lo que el leviatán debe erigirse con el poder y lograr de esta manera lograr que las distintas funciones de los diferentes actores sociales se aglutinen en un organismo social de orden más complejo. El concepto de poder sólo puede ser comprendido dentro de un contexto social, esto es, que se ejerce dicho poder sólo en la medida que existen relaciones sociales que entran en pugna de intereses, dicha “pugna” no sólo puede ser analizada como un conflicto social. Según Nicolás Maquiavelo42 43, de una manera radical y abierta, “el poder es algo natural, es fuerza”: los hombres deben ser tratados como lo que son, no como debieran ser. Es durante el Renacimiento cuando se terrenaliza, o se naturaliza, la concepción bíblica, o por lo menos religiosa, de la cultura griega estoica y medieval. El hombre del Renacimiento ya es señor y centro del universo y, por consiguiente, tiene que luchar en este mundo y para este mundo. Aun la concepción religiosa de tipo calvinista nos ofrece, dentro de los repliegues y de las ideologías religiosas, el divorcio entre cielo y tierra, que Galileo vendría a describir desde el punto de vista científico. Hay que tener éxito en esta tierra y en este mundo porque es el signo de la salvación. Ahí es donde situamos a Maquiavelo, quién es un enamorado del poder porque nació en él. El pensador florentino ya no se puede contentar con el poder descrito en contraposición a la concepción de virtud de los antiguos griegos. Su teoría política está ubicada en un ambiente donde lo que predomina es el Señor, es el dominus, es el regnum de este mundo, donde ya no se pueden gobernar los Estados con base en "padres nuestros".

generales y sus recursos, por lo que todos dependen de todos. Este tipo de solidaridad se suele presentar en las sociedades desarrolladas. Encontramos en esta concepción la parte negativa en la que una excesiva especialización podría desembocar en la anomia. Emerge a raíz de la diferenciación de funciones y de la división del trabajo. En la medida en que los individuos especializan sus funciones requieren de otros individuos para sobrevivir. Por ejemplo, la familia. La familia que antes era auto suficiente, era capaz de servir entrelazada. La familia moderna requiere de otros, es dependiente del resto de los individuos de la sociedad. En las formas de solidaridad orgánica los individuos se desmarcan del grupo, formando una esfera propia de acción, pero al mismo tiempo la división del trabajo y la separación de funciones es la fuente o condición de equilibrio social. https://es.wikipedia.org/wiki/Solidaridad_(sociolog%C3%ADa)#Tipos_de_solidaridad_en_Durkheim 42 Nicolás Maquiavelo (en italiano Niccolò di Bernardo dei Machiavelli - nikkoˈlɔ mmakjaˈvɛlli - Florencia, 3 de mayo de 1469, 21 de junio de 1527) fue un diplomático, funcionario público, filósofo político y escritor italiano, considerado padre de la Ciencia Política moderna. Fue asimismo una figura relevante del Renacimiento italiano. En 1513 escribió su tratado de doctrina política titulado El príncipe, publicado póstumamente en 1531 en Roma. Nació en el pequeño pueblo de San Casciano in Val di Pesa, a unos quince kilómetros de Florencia, el 3 de mayo de 1469, hijo de Bernardo Machiavelli, un abogado perteneciente a una empobrecida rama de una antigua familia influyente de Florencia, y de Bartolomea di Stefano Nelli, ambos de familias cultas y de orígenes nobiliarios, pero con pocos recursos a causa de las deudas del padre. Entre 1494 y 1512 estuvo a cargo de una oficina pública. Viajó a varias cortes en Francia, Alemania y otras ciudades-estado italianas en misiones diplomáticas. En 1512 fue encarcelado por un breve periodo en Florencia, y después fue exiliado y despachado a San Casciano. Murió en Florencia en 1527 y fue sepultado en la Santa Cruz. https://es.wikipedia.org/wiki/Nicol%C3%A1s_Maquiavelo 43 En este punto se sigue lo publicado en: http://148.206.107.15/biblioteca_digital/capitulos/107-2686ypb.pdf: La filosofía del poder: Maquiavelo y Hobbes; y en http://ElConceptoDeSerHumanoEnNicolasMaquiavelo-5467042.pdf: El concepto de ser humano en Nicolas Maquiavelo. Marcela Echando. Dialnet


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El poder ya es terrenal, es mundano y, por consiguiente, debe medirse con reglas diferentes. Quedaron ya demasiado lejos los conceptos de poder y virtud, o poder y libertad interior de los medievales. El tratado político ya no es un "tratado de las virtudes" como lo era en Grecia, como se puede observar en el subtítulo del libro de Platón es tratado de las virtudes; el subtítulo de la obra aristotélica de La política es tratado de éticas; los subtítulos de las obras de los medievales, por ejemplo, del gran teólogo Tomás de Aquino, es también el de tratado de las virtudes; así y de esta manera, en tales pensadores el ideal del príncipe descrito en sus obras es que sea un dechado de virtudes, y por consiguiente una especie de santo. En cambio, la vida de Maquiavelo se sitúa ya en este periodo de animales salvajes que conocemos. Su obra nos muestra en todo su esplendor la Florencia de los Médicis44. Es la Florencia donde diversos bancos se adueñan de la situación económica y, por lo tanto, de la política de Europa. Ahí, Maquiavelo se siente a sus anchas para desarrollar un aspecto del humanismo, ese humanismo que no es el de la doctrina cristiana -o el de Tomás Moro-, aquél que sueña en "Repúblicas nunca vistas y siempre soñadas", como bien lo describió; no es el humanismo de Campanella45; no es ni siquiera el humanismo de aquel malicioso teólogo y literato, Erasmo de Rotterdam46. No, el humanismo de Maquiavelo es crudo, es un humanismo de este inundo, tal vez no del mejor mundo, pero nuestro, totalmente nuestro, sin las hipótesis de Dios o de la Trascendencia. Es ahí donde Maquiavelo observa, admira y describe el poder.

44

Los Médici o Médicis (pron. esp. médichi,-is) fueron una poderosa e influyente familia del Renacimiento en Florencia entre cuyos miembros se destacaron tres papas, León X, Clemente VII, y León XI; dos reinas de Francia Catalina de Médici y María de Médici; además de numerosos dirigentes florentinos, miembros de las casas reales de Francia e Inglaterra y que sobresalieron por ser mecenas, patrocinando artistas y científicos de su época. https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9dici 45 Tomás Campanella (Stilo, Reino de Nápoles, 6 de septiembre de 1568 - París, Reino de Francia, 21 de mayo de 1639) fue un filósofo y poeta italiano. La república de Campanella se presenta como "un hallazgo de la filosofía y de la razón humanas para demostrar que la verdad evangélica está de acuerdo con la naturaleza". La idea que Campanella tiene de la política, fundada en una visión ético-religiosa y cósmico-mágica, se opone decididamente a Maquiavelo y a los teóricos de la razón de Estado, manifestando ese singular cruce de lo viejo y de lo nuevo que es un rasgo característico de toda la obra de este pensador. https://es.wikipedia.org/wiki/Tommaso_Campanella 46 Geert Geertsen (latinizado como Desiderius Erasmus Rotterodamus; Róterdam, 28 de octubre de 1466 -Basilea, 12 de julio de 1536), conocido en español como Erasmo de Róterdam o Erasmo de Rotterdam, fue un humanista, filósofo, filólogo y teólogo neerlandés, autor de importantes obras escritas en latín. La vida humana es comprendida por Erasmo como una cooperación del hombre con Dios. El hombre no es malo por naturaleza (la naturaleza humana no queda corrompida por el pecado original, nos dice Erasmo, contrariamente a lo que sostendrán los reformadores). Los elementos bíblicos y evangélicos, junto con la gracia, permitirán al hombre aspirar a la salvación, para lo que es necesario el uso de la libertad. El hombre ha sido privado por el pecado original de los bienes sobrenaturales que Dios le había concedido, pero conserva las facultades y las fuerzas que requiere una vida moral. Una de estas facultades precisamente la libertad. La afirmación de la libertad humana es necesaria para obtener la salvación. El hombre, ayudado por la gracia y eligiendo libremente el recto comportamiento moral puede aspirar a la recuperación de los bienes perdidos con el pecado, puede aspirar a la salvación. La gracia sola no bastaría. La salvación está al alcance del ser humano, pero necesita quererla y buscarla en el ejercicio de su libertad, aunque no dependa exclusivamente de ella, ya que, sin la gracia, la libertad sóla tampoco bastaría para conseguirla. http://www.webdianoia.com/moderna/renhum/renhum_2.htm


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El concepto concreto de poder de Maquiavelo no pide ni necesita la hipótesis de la trascendencia. Es simplemente la conciencia de tener un poder eminentemente temporal y terrenal. El papado, donde Maquiavelo también se siente a sus anchas, es, sobre todo, y en primer lugar, un factor de poder. Así, Maquiavelo es un estudioso de la política real, no de aquélla que uno quisiera. Su objeto de observación es la política del gran Alejandro Magno47, quien en sus batallas siempre llevaba su corte de sacerdotes, hechiceros y brujos. Cubierto con esa ideología religiosa, Maquiavelo comprendió que trono y altar siempre están juntos. El poder es ya, para Maquiavelo, un hecho ideológico muy marcado, aunque se exprese en un "discurso literario". No es que Maquiavelo confunda el bien con el mal. De ninguna manera. Afirma, simplemente, que en este mundo, con esta sociedad, con estas gentes hipócritas, resbaladizas, oportunistas, proclives a la codicia y ansiosas de riqueza, no nos queda sino aceptar que un príncipe desee el poder, y para ello debe aprender a ser malo. Es Maquiavelo, quien descubre en la política el mismo juego de fuerzas naturales. Los Estados no son sino relaciones de fuerzas. Y esto presagia un concepto de derecho que va a resurgir en Grocio, y no es el derecho que nace de una naturaleza humana metafísicamente hablando, sino de la razón. El príncipe debe estar en la tierra: ya no debe ser filósofo o santo, debe ser temido más que amado y debe ser, sobre todo, efectivo. Para Maquiavelo, de una manera radical y abierta, el poder es algo natural, es fuerza: los hombres deben ser tratados como lo que son, no como debieran ser, y ésta es una tarea ciertamente sociológica. Las virtudes del ciudadano son de este mundo, ya no de otro; las virtudes que me deben guiar al poder son conceptos latinos, no griegos. En este aspecto, uno de los conceptos claves de Maquiavelo es el de virtud, que en latín es fuerza, osadía, aventura. Maquiavelo verifica el concepto de vir, o sea de varón, varón que debe vencer a una mujer. Y, a su vez, mujer debe considerarse, según Maquiavelo, a la diosa Fortuna. El poder describe y justifica Maquiavelo, es el que adopta el punto de vista de la racionalidad supuestamente admitida. Tanto Maquiavelo como Hobbes desnudan el alma humana y encuentran las pasiones. Afirman que todo hombre busca riquezas, poder y gloria. Ésta es una perspectiva ciertamente realista. El hombre no es sino un ser lleno de apetitos y, sobre todo, del apetito de dominio y de poder, apetitos que no terminan sino con la muerte.

47

Alejandro III de Macedonia (Pela, 20 o 21 de julio de 356 a. C. -Babilonia, 10 o 13 de junio, de 323 a. C.), más conocido como Alejandro Magno (griego: Μέγας Αλέξανδρος, romanización: Mégas Aléxandros) o Alejandro el Grande, fue el rey de Macedonia desde 336 a. C. hasta su muerte. Hijo y sucesor de Olimpia de Epiro y Filipo II de Macedonia, su padre, quien lo preparó para reinar, proporcionándole una experiencia militar y encomendando a Aristóteles su formación intelectual. https://es.wikipedia.org/wiki/Alejandro_Magno


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El estudio de Maquiavelo, el estudio de sus obras, es indispensable para entender mejor el fenómeno del poder. Maquiavelo usa la fortuna en un sentido estratégico, para vencer precisamente las concepciones providencialistas, las ideas metafísicas, en el sentido peyorativo de la palabra; trata así de que el príncipe conozca realmente a los hombres, sepa que no son santos, ni ángeles, sino simples hombres con sus pasiones. Trata también de que entienda a los Estados como relaciones de fuerzas y de poder. Para Maquiavelo el poder es la capacidad de obligar a otros a la obediencia. En el ejercicio del poder rechaza cualquier norma ética o moral en favor de la razón de Estado y la eficacia. Todo es válido en la práctica del poder.

III. EL PODER EN EL AMBITO SOCIAL El poder en el ámbito social, denominado para estos efectos poder social, comprende toda la enorme variedad de dimensiones o formas de poder que se dan en la realidad social. En cierto modo podría decirse que la realidad social es un complejo sistema de relaciones de poder de diferente carácter: político, religioso, ideológico, económico, jurídico, científicotecnológico, etc. En este sentido los términos que designan al poder abarcan evidentemente una categoría muy amplia de relaciones humanas, y clasificar estas relaciones en diversos tipos etiquetados como influencia, autoridad, persuasión, disuasión, inducción, coacción, compulsión, fuerza y otros términos por el estilo; adquieren la denominación colectiva de términos de poder. En tal sentido, en el nivel más general, los términos de poder de las relaciones sociales se refieren a subconjuntos de relaciones entre unidades sociales tales que los comportamientos de una o más unidades (R = las unidades que responden) dependen en algunas circunstancias del comportamiento de otras unidades (C = las unidades que controlan). Se podría decir entonces que el poder social puede ser entendido como la mayor o menor capacidad unilateral real (o percibida) o potencial de producir cambios significativos, habitualmente sobre las vidas de otras personas, a través de las acciones realizadas por uno mismo o por otros. Pero por otra parte, al decir de Paulo Freire48, el poder debe alojarse en la cabeza del dominado y llevarle a considerar como natural lo que desde el nacimiento se le está imponiendo.

48

Paulo Reglus Neves Freire (1921-1997. Brasil). Fue un educador y experto en temas de educación. https://es.wikipedia.org/wiki/Paulo_Freire


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La estructura de las relaciones humanas de poder49 En el ámbito social del poder, existe la denominada estructura de las relaciones humanas de poder, la cual, en términos generales, se configuran de una manera dual a través de relaciones humanas conflictivas o de oposición y de relaciones humanas no conflictivas o de coordinación, en tal sentido, se puede hablar de dos acepciones básicas o formas básicas de poder social: a) el poder social referido a las relaciones humanas conflictivas o poder social de determinación de la conducta ajena, también llamada poder social de conflicto u oposición; y b) el poder social referido a las relaciones no conflictivas o relaciones de coordinación, también llamado, poder social de coordinación o de influencia. Si bien el poder social de las relaciones humanas conflictivas y de las relaciones humanas no conflictivas o de coordinación se diferencian doctrinariamente, en la realidad se encuentran entremezclados, de ahí, que no sea tan fácil distinguir en la práctica, qué relaciones son predominantemente conflictivas y qué relaciones son predominantemente de coordinación, sin embargo, la diferencia fundamental es que en las relaciones de conflicto, la posición social que ocupan los sujetos del poder hay una asimetría entre los que ostentan el poder dominante y los que son titulares del poder dominado; mientras que, el poder derivado de las relaciones de coordinación hay una simetría de los sujetos titulares del poder. En el poder derivado de las relaciones de conflicto, suponen dominación y ausencia de diálogo; mientras que en el poder resultante de las relaciones de coordinación, no existe violencia, hay diálogo y comunicación. Tanto la cooperación como el conflicto invocan e implican juegos de poder en las relaciones humanas y las ideas son emblemas e instrumentos en estas interdependencias siempre cambiantes y cuestionadas, señala Eric Wolf. El poder social de conflicto50 El poder social de conflicto u oposición, es el poder referido a las relaciones sociales conflictivas y, puede ser, en principio, definido como el dominio, imperio, facultad, capacidad o fuerza que un actor tiene para imponer un determinado tipo de conducta a otro. Esta idea del poder implica, ante todo, las ideas fundamentales de dominación y sometimiento. De esta manera es posible distinguir, particularmente en cuanto a la forma en que se establece la relación entre los diversos actores, un poder dominante, que corresponde al poder que ejercen las unidades “C” que son las que controlan; y un poder dominado, que corresponde a las unidades “R” que son las que responde. En tal sentido, las unidades R (poder dominado) responden y actúan según sea el determinado tipo de conducta que le es impuesta y exigida por las unidades C (poder dominante). 49 50

Se sigue en este punto lo publicado en “Curso Sistemático de Derechos Humanos”. www.iepala.es/curso_ddhh/ Se sigue en este punto lo publicado en “Curso Sistemático de Derechos Humanos”. www.iepala.es/curso_ddhh/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Puesto que las relaciones de poder de dominación son hoy las socialmente dominantes, podemos subsumir dentro de la acepción poder como dominación -tal y como hoy está configurado- una enorme variedad de sentidos o acepciones del poder. Esos sentidos -a los efectos que aquí interesan- son los siguientes: El poder económico Es el conjunto de formas de relación social y de vinculación de los sujetos en las relaciones de producción, de distribución y de consumo. En cuanto que actualmente inserto en las relaciones de dominación el poder económico implica la apropiación por parte de una minoría de los bienes y servicios, a costa de una mayoría de la población que esta desposeída. Esto supone que el poder de compra esté concentrado en muy pocas manos. En esta perspectiva tiene sentido hablar del poder del dinero. El poder económico explica básicamente -aunque en unión de otras formas de poder igualmente determinantes- (culturales, políticos, jurídicos) las relaciones ciudadano-Estado (en el ámbito interno del Estado) y las relaciones Norte-Sur (en el ámbito de las relaciones internacionales.) El poder económico está constituido por la totalidad de agentes que controlan las relaciones económicas. En las relaciones económicas -tanto internas como internacionales- tiene una especial relevancia el Estado. Los grandes mecanismos intergubernamentales de control, dentro del gran marco de la economía mundial, están formados por una estrecha alianza entre las distintas formas de capital y los Estados. Es, en gran medida y en última instancia, el poder de las transnacionales y otros centros de poder económico internacional que mientras acumulan riquezas en un núcleo cada vez más reducido y enriquecido, condenan al hambre y al desabastecimiento a multitudes cada vez más numerosas y cada vez más empobrecidas. Así, por ejemplo, tres de cada cuatro personas en el mundo no pueden alimentarse debidamente, y si las relaciones actuales no cambian la tendencia es que la situación sea aún más grave... El poder ideológico El significado etimológico de ideología nos indica el camino para la comprensión de su significado actual: discurso (logos) de una parte (ideos) de la sociedad. En su acepción más genérica ideología significa toda forma de pensamiento o representación mental generada, consciente o inconscientemente por los grupos y sectores sociales, de acuerdo a sus intereses y desde la posición social que ocupan. La función de las ideologías, entendidas en este sentido, es aquella en la que cada una consciente de su limitación o parcialidad- entra en diálogo con las demás. Por eso, desde este punto de vista tiene pleno sentido que la CE, en su artículo 1 señale como uno de los valores superiores el pluralismo político.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En una acepción más estricta, con clara significación peyorativa, puede definirse la ideología como el conjunto de representaciones mentales y teorías (las ideologías sistemáticas) que -siendo falsas representaciones de la realidad- utilizan los grupos sociales dominantes para justificar, reforzar y reproducir su situación de dominio o prepotencia. O, siendo nada más que una visión parcial de la realidad, se presenta como la única e incompatible con otras. El poder ideológico va siempre unido al poder político (ideología política), al poder económico (ideología económica) y al poder jurídico (ideología jurídica). Todas estas formas o tipos de poder ideológico se funden en un bloque unitario en la ideología jurídicopolítica y económica del Estado, como representación abstracta del poder social hegemónico. Dentro del poder ideológico político existen varias formas de ideología, especialmente relevantes desde la perspectiva de que constituyen frenos o barreras para la eficacia (realización efectiva) de los Derechos Humanos. Esas formas de ideología política, son fundamentalmente: - la ideología del terror al Estado. Es lo que se ha denominado el miedo al Poder. Aquí la ideología toma fuerza coactiva a través de su institucionalización. - Especialmente unida a la forma ideológica anterior está la ideología de la "santidad" del Estado y del deber -a priori e incondicionado- de obediencia al mismo. Lo cual significa desde la perspectiva jurídica-estatal, la afirmación -de naturaleza ideológico-jurídica- del deber, en principio, de obediencia al Derecho. Para algunos autores el poder religioso es una forma de poder ideológico. Entendemos, sin embargo, que la religión es algo diferente a la ideología, aunque puede hacerse un uso ideológico de la misma pretendiendo configurar un modelo de organización política. - La ideología consumista y competitiva transmitida a través de los medios de comunicación social -especialmente la televisión-, cuyo uso está conduciendo a una progresiva pérdida de la conciencia crítica del sujeto y a una progresiva confusión entre lo real y lo ficticio. El poder político Es el conjunto de formas de relación social a través de las cuales se estructura la organización básica de la sociedad en función de los intereses colectivos en un Estado. En cuanto que actualmente inserto en las relaciones de dominación supone -junto con los otras formas de poder determinantes- una fuerte estratificación social, que implica que en el objetivo básico de la organización del poder político (la satisfacción de intereses comunes), no participen con igual peso las clases y grupos sociales dominados, que son los grupos y clases económicamente desfavorecidos y marginados. Esta asimetría entre el poder del pueblo y el poder político, que supuestamente debería fundarse en aquel, se manifiesta particularmente en las autodenominadas democracias


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

formales, donde lo que cuenta es la concurrencia del electorado a las urnas -basada en una interpretación restringida del principio del sufragio universal-, negándole, de hecho, la participación real en la toma de decisiones, en el ejercicio y en el control del poder concreto. Dentro del poder político del Estado ad intra se habla, como acepción fundamental, del poder constituyente, que se puede definir como la capacidad originaria que el pueblo tiene para decidir acerca de las cuestiones fundamentales del Estado, incluida su propia existencia. Frecuentemente ese poder originario del pueblo queda disminuido, incluso negado, en los hechos, ya porque sus representantes (diputados y senadores) no suelen mantener una relación de diálogo con aquellos cuyos intereses dicen defender (los ciudadanos de a pie); ya porque no se apela a instrumentos que promuevan una mayor participación popular (plebiscitos, referéndum…) Dentro del poder político del Estado ad extra, se habla del Estado como poder soberano o de la soberanía del Estado, de potencia política exterior, que es la capacidad de un Estado para afirmar su autonomía frente a otros. El poder jurídico Es la configuración normativa -por parte de las normas jurídicas- de todos los ámbitos de actuación de las personas individuales y colectivas dentro de un sistema jurídico determinado. Es lo relacionado con el Derecho51, que es el conjunto de normas que regulan la conducta del hombre en sociedad, y establecen penas ante su incumplimiento. Proviene del vocablo latino iuridicus, de ius o iuris, que significa Derecho. Cuando hablamos de estudiar Ciencias Jurídicas, nos referimos al estudio metódico y sistemático de las leyes, o sea, de las normas que imponen coactivamente conductas o abstenciones, establecidas por órganos del estado con potestad legislativa. Lo jurídico es lo impuesto exteriormente al ser humano, que no decide si cumplir o no cumplir lo establecido normativamente, sino que debe hacerlo, si desea evitar la sanción. Parecería entonces, que lo jurídico está reñido con la libertad, y no es así. La libertad absoluta esclavizaría al ser humano, pues si cada uno hiciera lo que quisiera invadiría los derechos de los demás y reinaría el caos. El Derecho asegura la libertad de todos al establecer límites a lo que se puede querer en vistas al bien común. Si deseamos lo que tiene otra persona, y lo pudiéramos tomar, otros podrían también tomar nuestras pertenencias, y así la seguridad de todos quedaría anulada.

51

Se sigue en este punto lo publicado en: http://deconceptos.com/ciencias-juridicas/juridico#ixzz4RPVLMFrR


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Todo poder que es realmente jurídico tiene una finalidad por cumplir; finalidad que es el principal elemento objetivo para determinar el alcance razonable de su ejercicio. Dentro de esta acepción de poder tienen especial relevancia el derecho subjetivo como poder, que puede ser definido, en sentido amplio, como el haz de capacidades y facultades reconocidos por el ordenamiento jurídico a una persona o grupo de personas, de determinar conductas ajenas -de otra persona o grupo de personas- con carácter coactivo Dentro de esta acepción podemos citar por ejemplo los derechos fundamentales. Los cuales en cuanto que derechos subjetivos reconocidos en la Constitución, son poderes constitucionales. De estos derechos fundamentales, en cuanto que poderes constitucionales, derivan los derechos subjetivos en sentido estricto o derechos subjetivos ordinarios o simplemente derechos subjetivos. En cuanto al poder constituyente del Estado, se puede decir que es la facultad que una persona o grupo de personas da a otra para que actúe en su nombre y por su cuenta, es el denominado poder de representación. Dentro del poder jurídico encontramos el poder judicial52 es un poder del Estado encargado de administrar la justicia en una sociedad. Es una de las tres facultades y funciones primordiales del Estado (junto con el poder legislativo y el poder ejecutivo), mediante la aplicación de las normas jurídicas en la resolución de conflictos. Por "Poder", en el sentido de poder público, se entiende a la organización, institución o conjunto de órganos del Estado, que en el caso del Poder Judicial son los órganos judiciales o jurisdiccionales: juzgados y tribunales, que ejercen la potestad jurisdiccional, que suele gozar de imparcialidad, autonomía y poder absoluto dentro de la ley. El poder del Estado La conjunción institucionalizada del poder jurídico, del poder político del poder económico y del poder ideológico determina la existencia del poder del Estado. El poder del Estado es una relación estructurada de formas de poder (básicamente del poder económico, del poder jurídico y del poder político), determinada, en última instancia, por las relaciones sociales de producción, en el sentido más amplio de la expresión. El poder del Estado puede definirse como el imperium o soberanía que tiene el Estado sobre sus ciudadanos de poder imponerles formas de conductas incluso bajo la amenaza de sanciones. Se habla así de la suprema potestad rectora y coactiva del Estado. Dentro de la acepción del poder como suprema potestad rectora y coactiva del Estado está la acepción de poder en el sentido de poder de gobierno, que puede ser definido como la capacidad que tienen quienes rigen el grupo político para decidir sobre los administrados. Se afirma, por la 52

Se sigue en este punto lo publicado en: https://es.wikipedia.org/wiki/Poder_judicial


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

doctrina democrática del poder -propia de todo Estado de Derecho- que ese poder -poder de gobierno- no es sino representación del poder originario y soberano, que es el poder soberano -el poder constituyente- que es el que radica en el pueblo. Otra acepción hace referencia a cada uno de los tres ámbitos de poder en que se distribuye, entre sus órganos el poder del Estado. Se habla así en la doctrina tradicional (a partir de los planteamientos de Locke53 y Montesquieu54) de tres poderes: a) el poder legislativo, es aquel en quien reside la potestad de hacer y reformar las leyes. b) el poder ejecutivo, es el que tiene a su cargo la función de gobernar el Estado y hacer observar las leyes, y c) el poder judicial, es el que ejercen los órganos de administración de justicia. En la doctrina actual, sin embargo, más que de principio de "división de poderes" se habla de principio de "distinción y colaboración de los poderes" (Biscaretti55): Además de la acepción anterior, existe otra que hace referencia a la fuerza de determinadas instituciones dentro de cada uno de los tres poderes básicos del Estado señalados, en tal sentido se habla así como acepción especialmente importante, entre otros poderes, del poder militar, que está integrado dentro del poder ejecutivo y que es, entre todos los poderes, quien mejor representa la fuerza o poder del Estado. Hasta no hace mucho era frecuente que este poder protagonizara golpes de Estado en países donde la situación económica y social hacía evidente la fragilidad de la democracia. El poder religioso, que generalmente se manifiesta en el ámbito de lo educativo, lamentablemente a veces secundó al poder militar en regímenes no democráticos. Aunque también se dieron casos en los que fue casualmente el poder religioso el que con más eficacia logró oponerse a las violaciones de los Derechos Humanos. Actualmente están surgiendo en determinados países actitudes políticas con contenido religioso, que reciben el nombre de fundamentalismo. Sus caracteres básicos son: a) El poder religioso cobra fundamental importancia, en cuanto que el poder político tiende a ser organizado conforme a las directrices establecidas por aquel; b) Tendencia al fanatismo; c) Tendencia al irracionalismo; d) Soporte ideológico del totalitarismo; e) Culto a la personalidad del titular de titular del poder religioso; f) Tendencia al clericalismo; g) 53

John Locke (Wrington, Somerset, 29 de agosto de 1632-Essex, 28 de octubre de 1704) Miembro de la Royal Society (en inglés, Fellow of the Royal Society). Fue un filósofo y médico inglés considerado como uno de los más influyentes pensadores del Siglo de las Luces y conocido como el “Padre del Liberalismo Clásico”. https://es.wikipedia.org/wiki/John_Locke 54 Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu (Castillo de la Brède, 18 de enero de 1689 - París, 10 de febrero de 1755), fue un cronista y pensador político francés, cuya obra se desarrolla en el contexto del movimiento intelectual y cultural conocido como la Ilustración. https://es.wikipedia.org/wiki/Montesquieu 55 Paolo Biscaretti di Ruffia. (24 de agosto de 1879, Italia - 7 de septiembre de 1959, Ripafratta, Italia). http://www.derechoconstitucional.es/2012/01/la-clasificacion-de-biscaretti.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Tendencia a la manipulación de masas; h) Actuación de la religión como instrumento de alienación y no como instrumento de liberación; i) Grave peligro de negación de los Derechos Humanos. El poder los mass-media Es el denominado cuarto poder, constituido por los medios de comunicación de masas, entendidos estos como los procedimientos intencionados por los cuales se transmite, sirviéndose de sistemas técnicos, a un gran público-masa generalmente indiscriminado, determinados contenidos, estímulos, ideas, imágenes y mitos, capaces de orientarla y hasta condicionarla, con el fin de hacerle adoptar determinadas actitudes. Tales medios, pueden ser la televisión, la radio, el cine, etc. Los mass-media, producen una fuerte y notoria influencia en la opinión pública, es decir, con capaces de influir y hasta de manipular el sentir notorio, o estimación que predomina en una comunidad acerca de asuntos determinados de interés general y que son materia de discusión debatible y contingente. Las redes sociales56, han evolucionado al punto de tener influencia en la actividad política, económica y social de los países del mundo. Pareciera exagerada esta afirmación, pero al detenernos un poco a mirar el comportamiento de las personas en estos medios, podemos notar el inmenso poder de las redes sociales. Por su naturaleza, las personas suelen ser muy espontáneas en estos canales y éste ha sido uno de los aciertos más grandes, ya que finalmente encontramos un medio en el que simplemente de la manera más espontánea plasmamos lo que pensamos y/o somos, y en el que todos somos iguales. Sí, es cierto hay personas más influenciables que otras en estos medios, pero al final de cuentas todos sus usuarios son iguales. El poder de las redes sociales radica entonces en eso, en que todos somos iguales y podemos expresar libremente lo que pensamos, y definitivamente esto es algo que ningún otro medio había conseguido a tan gran escala. Siempre han existido escritores, o locutores de radio, conductores de programas, etc., que emiten opiniones y son escuchados por sus oyentes, pero con las redes sociales esas posibilidades se han ampliado y ahora cualquier persona puede expresar su opinión y ser escuchado. A raíz de esto, hemos observado cómo las grandes masas suelen manifestarse a través de estos medios y logran volverse “virales” o “trending topic”, términos que se han vuelto muy populares en esta era digital. Una regla que nunca debemos olvidar es que será más fácil trabajar sobre las percepciones o prejuicios que tienen las personas, que cambiar esas percepciones preconcebidas. Es como el surfista, al cual le es más fácil montar una ola que cambiar la dirección del oleaje.

56

Se sigue en este punto lo publicado en http://www.puromarketing.com/42/23358/poder-influencia-redessociales.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El poder religioso o espiritual57 El poder espiritual o religioso desempeña verdaderamente el papel de "mediador" entre el Cielo y la Tierra; y no es casual que la plenitud del sacerdocio haya recibido, en las tradiciones occidentales, el nombre simbólico de "pontificado", pues, tal y como lo indica la etimología de su nombre, es una especie de puente entre Dios y el hombre". Este tipo de poder que se basa en el sistema de creencias, prácticas regularizadas y fórmulas ampliamente compartidas y consideradas como necesarias y verdaderas que ofrecen a las personas una visión del mundo y proporciona respuestas a preguntas desconcertantes, subyugando al cuerpo - elemento material del hombre - al alma - el componente espiritual del hombre - y que actúa como ente rector, a la vez que dominador, de los actos y pensamientos de quienes comparten su doctrina. Mediante sus postulados ejerce una gran influencia en la conducta material del hombre y de diversos cuerpos sociales (económicos, políticos, militares, etc.). La dependencia del poder temporal con respecto a la autoridad espiritual tiene su signo visible en la coronación de los reyes: éstos no son realmente "legítimos" sino cuando han recibido del sacerdocio la investidura y la consagración, que implica la transmisión de una "influencia espiritual" necesaria para el ejercicio regular de sus funciones. . Esta influencia se manifestaba a veces al exterior mediante efectos claramente sensibles, y citaremos como ejemplo el poder de curación de los reyes de Francia, que en efecto estaba directamente relacionado con la consagración; no era transmitida al rey por su predecesor, sino que simplemente la recibía por el hecho de la coronación. Esto demuestra que dicha influencia no pertenece propiamente al rey, sino que le es conferida por una especie de delegación de la autoridad espiritual, delegación en la que consiste propiamente el "derecho divino"; el rey no es pues más que su depositario, y, en consecuencia, puede perderla en ciertos casos; por ello, en la "Cristiandad" de la Edad Media, el Papa podía liberar a las personas de su juramento de fidelidad al soberano. Por añadidura, en la tradición católica, san Pedro es representado teniendo en sus manos no sólo la llave de oro del poder sacerdotal, sino también la llave de plata del poder real; ambas llaves eran, entre los antiguos romanos, uno de los atributos de Janus, y se trataba entonces de las llaves de los "grandes misterios" y de los "pequeños misterios" que, como ya hemos explicado, corresponden también respectivamente a la "iniciación sacerdotal" y a la "iniciación real". La distinción entre el Papado y el Imperio provenía, en cierto modo, de una división de los poderes que, en la antigua Roma, habían sido reunidos en una sola persona, ya que, por entonces, el Imperator era al mismo tiempo Pontifex Maximus.

57

Se sigue en este punto lo publicado en: http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/g/Guenon,%20Rene%20%20Autoridad%20espiritual%20y%20 poder%20temporal.pdf; y en . http://www.euv.cl/archivos_pdf/libros_nuevos/der_eclesiastico_cap1.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En estos términos, la autoridad espiritual, interior por esencia, no se afirma sino por sí misma, independientemente de todo apoyo sensible, y en cierto modo se ejerce invisiblemente; si puede hablarse aquí de potencia o de fuerza no es sino por transposición analógica, y, al menos en el caso de una autoridad espiritual en estado puro, si así puede decirse, debe comprenderse que se trata de una potencia totalmente intelectual, cuyo nombre es "sabiduría", y de la sola fuerza de la verdad. En el antiguo Egipto, cuya constitución era claramente "teocrática", parece que el rey era considerado como asimilado a la casta sacerdotal por el hecho de su iniciación a los misterios, e incluso a veces fue elegido de entre los miembros de esta casta; al menos es lo que afirma Plutarco: "Los reyes eran escogidos de entre los sacerdotes o los guerreros, porque ambas clases, una en razón de su coraje, la otra en virtud de su sabiduría, gozaban de una estima y de una consideración particulares. Cuando el rey provenía de la clase de los guerreros, entraba desde el momento de su elección a formar parte de la clase de los sacerdotes; era entonces iniciado en esa filosofía en la que tantas cosas, bajo fórmulas y mitos que envolvían con una apariencia oscura la verdad y la manifestaban por transparencia, estaban ocultas" (Isis y Osiris). El poder científico-tecnológico58 “El conocimiento es poder”, en latín "Scientia potentia est." o "Scientia est potentia.", frase acuñada por Francis Bacon59, en sus Meditationes Sacrae (1597), cerca de 4 siglos antes del advenimiento de la llamada sociedad del conocimiento. Constituye una de las principales fuentes de poder, pues su generación, acceso y utilización permiten la resolución a problemas prácticos de la humanidad y, al ser conocimientos sistematizados, verificables que permite resultados ordenados y confiados entrega a quién los posee una fuerte autoridad e influencia intelectual y material sobre los demás pues posee en sí la capacidad para resolver, muchas veces, que es lo que se quiere o se puede conocer. Tanto la ciencia como la tecnología son conjuntos de saberes, referidos (principalmente) a relaciones causales en el mundo físico y basados en la observación de hechos empíricos. La ciencia pareciera ocuparse, preferentemente, de la formulación de leyes generales y la tecnología, de la aplicabilidad de sus conocimientos. Ahora bien, si se intenta diferenciar “tecnología” de “ciencia aplicada”, la discusión deviene aún más sutil y especializada La ciencia y la tecnología le han dado al ser humano un enorme poder para transformar el mundo, acomodándolo a su mejor conveniencia. La promesa esencial que formula la

58

Se sigue en este punto lo publicado en http://www.conicyt.cl/wp-content/uploads/2012/07/CyTConicytparaque.pdf

59

https://es.wikiquote.org/wiki/Francis_Bacon


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

tecnología (acrecentar el poder sobre lo que nos rodea) pareciera ser completamente irresistible para el ser humano, no importa la época ni el lugar del que se trate. Este poder, sin embargo, está sometido a múltiples condicionantes sociales y políticos. La ética individual de los científicos, la percepción social de la ciencia, la ambigüedad de numerosas evaluaciones, la manipulación de los argumentos pseudocientíficos, la alusión a fundamentos religiosos, los intereses económicos y la definición de prioridades se cruzan y entrecruzan en el desarrollo del poder científico y tecnológico. Los impactos de la ciencia y la tecnología: ¿En qué consiste, exactamente, la positiva “transformación del mundo” hecha posible por la ciencia y la tecnología? O, dicho de otro modo, ¿cuáles son los tipos de impacto que produce la actividad científica y tecnológica? Para comenzar, intentaremos diferenciar dos conceptos que a veces se confunden al abordar esta discusión: impactos y resultados. Al hablar de resultados de la investigación científica y el desarrollo tecnológico nos referiremos a aquellos conocimientos —básicos o aplicados— producidos como efecto directo de dichas actividades. Por su parte, entenderemos como impacto de la actividad científica y tecnológica a los efectos indirectos y finales que ésta tiene sobre las distintas esferas de la sociedad. La tipología de impacto científico-tecnológico es: − Impacto científico, cuando los resultados de la investigación científica generan efectos positivos para el desarrollo de la ciencia misma. En otras palabras, cuando éstos producen un avance en el conocimiento - teorías, metodologías, modelos o evidencia empírica -, contribuyen a crear o desarrollar nuevas especialidades o disciplinas, aportan al entrenamiento de nuevos científicos o posibilitan directamente el desarrollo de nuevas investigaciones. − Impacto tecnológico, cuando los resultados de la investigación científica se traducen en nuevas tecnologías disponibles o en innovaciones de productos, servicios o procesos. − Impacto económico, cuando los resultados de la investigación científica generan beneficios económicos directos para alguna organización (disminución de costos, aumento de ingresos o utilidades) o bien nuevas fuentes de financiamiento (capitales de riesgo, contratos futuros), nuevas inversiones (ya sea en capital físico o en capital humano), nuevas actividades productivas o nuevos mercados. − Impacto social, cuando los nuevos conocimientos científicos generan mejoramientos en el bienestar, conductas, prácticas y actividades de personas y grupos. A nivel de personas, se refiere a mejoramientos en la calidad de vida o en las costumbres y hábitos de consumo, trabajo, sexualidad, deportes, comida, etc. A nivel de grupos se refiere, principalmente, a cambios positivos en los discursos o concepciones sobre la sociedad.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

− Impacto cultural, cuando las visiones científicas enriquecen el conocimiento y la comprensión de la realidad por parte de los individuos de una sociedad. − Impacto político, cuando los nuevos conocimientos científicos influyen positivamente en la elaboración de estándares, normas, leyes o políticas públicas, como también cuando modifican los intereses y actitudes de políticos, funcionarios públicos y ciudadanos, en relación a temas científico-tecnológicos de interés público. − Impacto educacional, cuando los resultados de la investigación científica afectan positivamente los currículos o programas de estudio, las herramientas pedagógicas, las calificaciones y competencias de las personas, su empleabilidad, la concordancia entre formación y requerimientos laborales, etc. − Impacto en salud, cuando los resultados de la investigación científica producen mejoras en el tratamiento de alguna enfermedad o influyen positivamente en el sistema de salud, a nivel de costos, infraestructura, equipamientos, tratamientos, preparación de profesionales involucrados, etc. − Impacto ambiental, cuando los resultados de la investigación científica producen mejoramientos en el manejo y conservación del entorno natural, el control de contaminantes y el conocimiento y modelamiento del clima, entre otros. − Impacto organizacional, cuando los resultados de la investigación científica afectan positivamente las actividades de las organizaciones en aspectos tales como su planificación, organización del trabajo (asignación de tareas, automatización, etc.), administración (gerencia, marketing, distribución, adquisiciones, contabilidad, etc.) y recursos humanos (dotación, calificación del personal, condiciones de trabajo, etc.). − Impacto simbólico, cuando la investigación científica realizada aporta prestigio, credibilidad o interés a una empresa, organización o incluso a un país, algo que en la mayoría de los casos representa, además, valor económico. El poder del crimen organizado60 61 El crimen organizado nacional e internacional se ha convertido en los tiempos actuales en un tipo de poder altamente determinante e influyente en la vida social, política (narcopolítica) y económica (la economía del narcotráfico) de ciertos Estados. La clave del poder de estos grupos es la enorme rentabilidad económica que obtienen. El crimen organizado monopoliza o trata de monopolizar ciertas actividades como la explotación de la prostitución, la extorsión, el tráfico de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, la venta ilegal de armamento, la trata de personas, el tráfico de animales, el 60 61

www.forodeseguridad.com/artic/discipl/disc_4056.html www.uam.es/personal/pdi/economicas/cresa/text11.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

tráfico de órganos humanos, el blanqueo de dinero etc., utilizando la violencia de manera sistemática contra aquellos que tratan de desafiar estos monopolios, o contra quienes dan pruebas a la policía o a los tribunales sobre estos grupos. Las familias del crimen organizado, (aunque públicamente el Estado y los Gobiernos intentan negar tal realidad), están tan profundamente insertadas en un cierto orden social político, económico, judicial, policial, militar, religioso, etc., por lo cual sus actividades son prácticamente imposibles de eliminar o detener, lo cual le da un nivel de poder e influencia en las más altas jerarquías sociales, facilitando su capacidad de recopilación y análisis de inteligencia para seguir expandiéndose y manteniendo su poder y control. Por lo demás las organizaciones de crimen organizado tienen acceso a los conocimientos legales, financieros y contables, lo que estratégicamente fortalece su poder. Ejemplos de la influencia del crimen organizado y su poder en la sociedad: a) La mafia italiana tiene ingresos anuales de más de 250 mil millones de dólares. Esta cifra supera las ventas totales de muchas multinacionales, e incluso el PBI de muchos de los países del mundo. En Italia, muchos referentes de la lucha contra la mafia estiman que "el crimen organizado es el primer grupo empresario del país". Las mafias tradicionales de Sicilia, Calabria, Nápoles y Puglia, con ramificaciones extendidas en toda Italia y el exterior, facturan mucho más que FIAT, el principal grupo industrial privado del país. Esto demuestra que el problema económico más grande que enfrenta el país es el del delito. El fenómeno es tan importante, que incluso involucra a las grandes centrales obreras italianas, preocupadas por el crecimiento de las actividades criminales que estrangulan la vida económica, especialmente en el subdesarrollado sur de la península. Las cuatro mafias mas importantes son la Cosa Nostra siciliana, la 'Ndrángheta calabresa —actualmente la más importante—, la Camorra napolitana y la Sacra Corona Unida de la región de Puglia. b) Las tres etapas de la mafia del narcotráfico en Colombia62. En una primera etapa, se puede decir que los años 70 fueron los de la marihuana, para cuando la Guajira dejó de ser el principal exportador y comenzó el proceso de la erradicación con glifosfato. Aunque tampoco se conformó una verdadera mafia que desestabilizara el estado, si se empezó a ejercer la corrupción. Aunque no salió del Caribe Colombiano. La segunda etapa se dio en los 80 cuando llegó la fiebre de la cocaína. Un negocio que producía más ganancias en relación con su volumen. Se dio inicio a la producción y el procesamiento de la hoja de coca, y se comenzó a enviar a Estados Unidos utilizando rutas de redes de marihuana y de contrabando. En Antioquia refinaban la pasta básica, por eso cuando llegó la decadencia de la marihuana, ellos ya iban un paso adelante y se empezó a 62

Se sigue en este punto lo publicado en http://html.rincondelvago.com/mafia-del-narcotrafico-en-colombia.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

crear el cartel de Medellín, con la figura central de Pablo escobar y lugartenientes como Carlos Lehder, también con Gonzalo Rodríguez Gacha (“el Mexicano”). En este entonces nadie pensaba que pudieran llegar a organizarse tanto. Lo mismo que pasaba con la guerrilla de revolver y palo, sin rockets, ni cilindros de gas como ahora. Las verdaderas mafias se consolidaron rápidamente con ayuda de la enorme inmigración de colombianos a los Estados Unidos, sin esta no hubiese sobrevivido ninguna mafia del mundo. Acá se empieza a notar el empuje y el ingenio paisa que permitió a Medellín apropiarse del negocio. La tercera etapa se basó en el negocio de la amapola. Quienes trajeron este problema fueron los Afganos y los paquistaníes. Ellos entraban con visa de turismo vía Perú, Ecuador o Bolivia, ya estando aquí daban las instrucciones para la siembra. La cónsul colombiana en Ecuador contó que unos afganos y paquistaníes habían pedido visa para entrar al país, y fueron estos los que le enseñaron al cartel de Cali, especialmente a José Santacruz, a sembrar amapola. Al parecer fue el mismo Santacruz quien trajo a los afganos y paquistaníes para impulsar la heroína en Colombia. Actualmente Colombia continúa siendo el líder mundial en producción de cocaína con aproximadamente el 70% del total de distribución a nivel mundial y el 90% del procesamiento, según un informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Actualmente se cultivan en Colombia 122.500 hectáreas de coca, 7.500 hectáreas de adormidera y 5.000 hectáreas de cannabis. Los cultivos, la producción y el tráfico ilícitos dan trabajo a aproximadamente 200.000 personas y generan un ingreso anual estimado en 2.200 millones de dólares. Uno de los principales mercados para la cocaína es Estados Unidos, mientras que el cannabis se vende especialmente en los mercados internos y europeos. En relación a Estados Unidos, el marcado de la cocaína se calcula que las ventas al por menor en los Estados Unidos representan unos $34.000 millones, de un mercado mundial de alrededor de $85.000 millones. En cuanto al tamaño total de los mercados de las drogas ilícitas, las últimas estimaciones de la ONU indican que las ventas minoristas pueden llegar a unos $320.000 millones. c) El tráfico de armas63. Después del comercio de drogas, es el segundo negocio prohibido más lucrativo del mundo es el tráfico de armas. Pistolas, ametralladoras, fusiles, cohetes, lanzagranadas, cabezas de mortero o granadas de mano se venden o compran por cárteles de la droga, grupos paramilitares y guerri-lleros, insurgentes, pandilleros, mercenarios, piratas o Gobiernos dictatoriales. 63

Se sigue en este punto lo publicado en http://www.chuquisaca.gob.bo/seguridadciudadana/index.php/educacionciudadana/trafico-de-armas; y en http://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/cuanto-dineromueve-el-trafico-de-armas-801473927787


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el comercio ilegal de armas mueve entre 170 y 320 millones de dólares cada año en el mundo. Estas cifras suponen entre el 10% y el 20% del mercado lícito del sector, de acuerdo con los datos del Instituto Español de Estudios Estratégicos, en Madrid. Tras la disolución de la URSS, un número elevado de armas quedó en desuso o fuera de control, lo que facilitó su venta a precios bajos. Junto a ello, la laxitud de algunos países a la hora de establecer barreras en las importaciones y exportaciones, la corrupción en los estamentos gubernamentales y los avances tecnológicos (transacciones bancarias electrónicas, internet, etc.), así como los robos, impulsaron el mercado negro. Sus consecuencias también son trágicas: cada año mueren más de medio millón de personas por la violencia ejercida a través de este armamento ilegal. En México, de los quince millones de armas de fuego que circulan por el país, trece millones (el 85 %) han sido vendidas de forma fraudulenta. Según la analista política Lora Lumpe, autora de Tráfico de armas, en el mercado negro mundial de armas ligeras, hay dos piezas clave en el entramado: los corredores de armas, encargados de reunir a vendedores, compradores, financiadores y aseguradores para que hagan un trato; y los agentes de transporte, que contratan vehículos, personal de carga y descarga y tripulaciones para llevar la mercancía al punto de destino. El poder social de coordinación El poder social de coordinación, es aquel cuya característica fundamental está dada por la capacidad de influencia que los diversos sujetos sociales tienen entre sí para configurar y realizar conductas sociales comunes o convergentes. Esta acepción del poder social no connota ya una situación de dominación, sino que hace referencia a una de las dimensiones básicas del proceso existencial humano: el intercambio de conductas intersubjetivas como instrumento de interacción y de comunicación. Aquí ya no se habla de determinación, sino de mutua influencia. Este tipo de poder consensual se da, de manera muy relativa, en ciertas instituciones y esferas sociales tales como por ejemplo: la familia, los grupos primarios, el municipio, entre otros; los cuales se caracterizarían por estas relaciones de poder en las que la coordinación y la conciliación de intereses se realizan mediante mecanismos tales como la homogeneidad de valores, el consenso. Estas serían relaciones igualitarias, simétricas y cooperativas. Sin embargo, aunque ambas formas básicas de poder social (poder social de conflicto y poder social de coordinación) son doctrinalmente distinguibles, en la realidad se encuentran entremezcladas, de ahí, que no sea tan fácil distinguir en la práctica, qué relaciones son predominantemente conflictivas y qué relaciones son predominantemente de coordinación.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En las relaciones de poder de coordinación, podemos subsumir dentro de la acepción poder consensual -tal y como hoy está configurado- al sentido en que se da éste tipo de poder en la institución de la familia. La familia64 se le puede definir como una asociación pero no una comunidad, al igual que al gobierno o al estado que también es una asociación. La familia constituye una agrupación pequeña en lo que se atañe a la asociación, en su duración se ha demostrado muy por encima de la mayoría de las organizaciones culturales, económicas y privadas, pues vive socialmente y biológicamente mucho mas que la generalidad de las unidades comerciales y culturales, aun cuando estas ultimas tengan mayor numero de miembros y medios económicos abundantes. Es la asociación mas fuerte pues sus miembros están unidos en la vida y en la muerte, sus intereses son semejantes en muchos puntos vitales y porque están unidos con lazos de parentesco, amistad, por similitud de costumbres, lenguaje etc., por ello las familias perduran, donde las organizaciones se desintegran. Es por tal razón que bien se puede decir que la familia65 antes de ser un grupo es una institución pues ha sido conformada por una normatividad desde el momento mismo de la fundación de la pareja, de manera estable y bajo un rígido sistema de responsabilidades, el hecho de ser hijo o padre o madre es tener asignado ya una serie de normas en función del lugar establecido, el lugar institucional. Esto es, cada miembro ingresa a la familia ubicándose en un lugar predeterminado, en atención a la medida en que la institución ha sido fundada, así los nuevos "miembros" de la familia pierden de hecho su poder instituyente en esa institución, y pasan a integrarse a un régimen de cooperación, coordinación e influencia mutua, para consolidar la unidad y permanencia de la institución familiar, puesto que es evidente que la unión que produce los mejores resultados es aquella en que los miembros están de acuerdo en que conviene (cada uno con su estilo) desarrollar al máximo una serie de costumbres. La coordinación en la unidad de la familia radica en que todos sus miembros comparten el mismo deseo de supervivencia y subsistencia en razón de valores que son, en general, comunes a cada uno de sus miembros. Por tanto, su estructura de poder para subsistir en el medio social será en razón de relaciones de poder de cooperación y coordinación. De esta manera, la familia actúa en función de la cooperación, con miras a obtener un resultado en base a la estrategia aplicada al proceso de trabajo desarrollado en conjunto por los miembros del grupo familiar, quienes comparten un mismo interés u objetivo. En este proceso generalmente son empleados métodos colaborativos y asociativos que facilitan la consecución de la meta común.

64

Se sigue en este punto lo publicado en: https://es.scribd.com/doc/57326284/Procesos-sociales-cooperacioncompetencia-conflicto-y-asociacion 65 El poder en la familia. Horacio C. Foladori. Psicoanalista, grupalista e institucionalista. Estudios en Uruguay, México y EE.UU. Académico de la U. de Chile.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Por consiguiente, se puede decir que en la institución de la familia, existen o se dan cuatro condiciones esenciales que tienen a ser necesarias para que surja un comportamiento cooperativo entre dos individuos, es esto: a) una superposición de deseos; b) una probabilidad de futuros encuentros con el mismo individuo; c) recuerdos positivos de anteriores encuentros con ese individuo; y d) un valor asociado con futuros resultados. Una forma de graficar el poder social referido a las relaciones no conflictivas o relaciones de coordinación, también llamado, poder social de coordinación o de influencia, es el llamado dilema del prisionero66. El dilema del prisionero es un problema fundamental de la teoría de juegos que muestra que dos personas pueden no cooperar incluso si ello va en contra del interés de ambas (ese no cooperar importa en sí mismo un tipo de cooperación puesto que la negación a cooperar es vista como una acción positiva de cooperar en contra de la materialización de cierta situación que llegar a tener efecto, iría en contra del interés de ambas partes). El dilema del prisionero fue desarrollado originariamente por Merrill M. Flood y Melvin Dresher mientras trabajaban en RAND67 en 1950. Albert W. Tucker formalizó el juego con la frase sobre las recompensas penitenciarias y le dio el nombre del "dilema del prisionero" (Poundstone, 1995). Es un ejemplo de problema de suma no nula. Las técnicas de análisis de la teoría de juegos estándar, por ejemplo determinar el equilibrio de Nash 68, pueden llevar a cada jugador a escoger traicionar al otro, pero ambos jugadores obtendrían un resultado mejor si colaborasen. Es decir, el equilibrio de Cournot o equilibrio de Cournot y Nash o equilibrio del miedo es un “concepto de solución” para juegos con dos o más jugadores, el cual asume que: Cada jugador conoce y ha adoptado su mejor estrategia, y todos conocen las estrategias de los otros. Consecuentemente, cada jugador individual no gana nada modificando su estrategia mientras los otros mantengan las suyas. Así, cada jugador está ejecutando el mejor "movimiento" posible teniendo en cuenta los movimientos de los demás jugadores. En otras palabras, un equilibrio de Nash es una situación en la cual todos los jugadores han puesto en práctica, y saben que lo han hecho, una estrategia que maximiza sus ganancias dadas las estrategias de los otros. Consecuentemente, ningún jugador tiene ningún incentivo para modificar individualmente su estrategia. 66

Introducción a la teoría de juegos. www.eumed.net/cursecon/juegos/ La Corporación RAND (Research ANd Development) es un laboratorio de ideas (think tank) estadounidense que forma a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de América. Algunos consideran que el nombre de la corporación es un acrónimo de la frase Research And Development ("investigación y desarrollo"). El general de la fuerza aérea estadounidense Curtis LeMay bromeó aclarando que RAND significa Research And No Development (investigación y no desarrollo). https://es.wikipedia.org/wiki/RAND 68 John Forbes Nash Jr. (Bluefield, Virginia Occidental, 13 de junio de 1928 - Monroe, Nueva Jersey, 23 de mayo de 2015) fue un matemático estadounidense, especialista en teoría de juegos, geometría diferencial y ecuaciones en derivadas parciales, que recibió el Premio Nobel de Economía en 19945 por sus aportes a la teoría de juegos y los procesos de negociación, junto a Reinhard Selten y John Harsanyi. https://es.wikipedia.org/wiki/John_Forbes_Nash; https://es.wikipedia.org/wiki/Equilibrio_de_Nash 67


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En el dilema del prisionero iterado, la cooperación puede obtenerse como un resultado de equilibrio. Aquí se juega repetidamente, por lo que, cuando se repite el juego, se ofrece a cada jugador la oportunidad de castigar al otro jugador por la no cooperación en juegos anteriores. Así, el incentivo para defraudar puede ser superado por la amenaza del castigo, lo que conduce a un resultado cooperativo. La enunciación clásica del dilema del prisionero es69: La policía arresta a dos sospechosos. No hay pruebas suficientes para condenarlos y, tras haberlos separado, los visita a cada uno y les ofrece el mismo trato. Si uno confiesa y su cómplice no, el cómplice será condenado a la pena total, diez años, y el primero será liberado. Si uno calla y el cómplice confiesa, el primero recibirá esa pena y será el cómplice quien salga libre. Si ambos confiesan, ambos serán condenados a seis años. Si ambos lo niegan, todo lo que podrán hacer será encerrarlos durante un año por un cargo menor. Lo que puede resumirse como: Él confiesa Él lo niega

Tú confiesas Ambos son condenados a 6 años Él es condenado a 10 años y tú sales libres

Tú lo niegas Tú eres condenado a 10 años y él sale libre Ambos son condenados a 1 año

Vamos a suponer que ambos prisioneros son completamente egoístas y su única meta es reducir su propia estancia en la cárcel. Como prisioneros tienen dos opciones: cooperar con su cómplice y permanecer callado, o traicionar a su cómplice y confesar. El resultado de cada elección depende de la elección del cómplice. Por desgracia, uno no conoce qué ha elegido hacer el otro. Incluso si pudiesen hablar entre sí, no podrían estar seguros de confiar mutuamente. Si uno espera que el cómplice escoja cooperar con él y permanecer en silencio, la opción óptima para el primero sería confesar, lo que significaría que sería liberado inmediatamente, mientras el cómplice tendrá que cumplir una condena de 10 años. Si espera que su cómplice decida confesar, la mejor opción es confesar también, ya que al menos no recibirá la condena completa de 10 años, y sólo tendrá que esperar 6, al igual que el cómplice. Y, sin embargo, si ambos decidiesen cooperar y permanecer en silencio, ambos serían liberados en sólo 1 año. Confesar es una estrategia dominante para ambos jugadores. Sea cual sea la elección del otro jugador, pueden reducir siempre su sentencia confesando. Por desgracia para los prisioneros, esto conduce a un resultado regular, en el que ambos confiesan y ambos reciben largas condenas. Aquí se encuentra el punto clave del dilema. El resultado de las 69

En este punto se sigue lo publicado en www.eumed.net/cursecon/juegos/: Introducción a la teoría de juegos.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

interacciones individuales produce un resultado que no es óptimo -en el sentido de eficiencia de Pareto-; existe una situación tal que la utilidad de uno de los detenidos podría mejorar (incluso la de ambos) sin que esto implique un empeoramiento para el resto. En otras palabras, el resultado en el cual ambos detenidos no confiesan domina al resultado en el cual los dos eligen confesar. Si se razona desde la perspectiva del interés óptimo del grupo (de los dos prisioneros), el resultado correcto sería que ambos lo negaran, ya que esto reduciría el tiempo total de condena del grupo a un total de dos años. Cualquier otra decisión sería peor para ambos si se consideran conjuntamente. A pesar de ello, si siguen sus propios intereses egoístas, cada uno de los dos prisioneros recibirá una sentencia dura. Si has tenido una oportunidad para castigar al otro jugador por confesar, entonces un resultado cooperativo puede mantenerse. La forma iterada de este juego (mencionada más abajo) ofrece una oportunidad para este tipo de castigo. En ese juego, si el cómplice traiciona y confiesa una vez, se le puede castigar traicionándolo a la próxima. Así, el juego iterado ofrece una opción de castigo que está ausente en el modo clásico del juego. Una opción es considerar este dilema como una simple "máquina de la verdad". El jugador puede tomar no dos, sino tres opciones: cooperar, no cooperar o, sencillamente, no jugar. La respuesta lógica en este caso es "no jugar", pues el prisionero carece de información suficiente para jugar correctamente: no sabe cuál será la opción de su compañero. No hay tal dilema, pues no es posible el juego. Si juega, se trata de una "apuesta", más que de una solución lógica. Pensemos también que el prisionero en realidad está "jugando" con su carcelero, no con el otro prisionero. El carcelero le ofrece una opción. Para él, la mayor ganancia sería condenar al prisionero a la pena mayor, pues ese es su trabajo. Si logra condenar a los dos a la máxima pena, doble ganancia. El prisionero sabe eso, en el fondo. Sólo "jugaría" si supiera con toda certeza que el policía cumpliría su palabra a pesar de su confesión. Pero tampoco lo sabe. En realidad, prisionero-carcelero y prisionero-prisionero están jugando al mismo juego: encubrir o traicionar (en el caso del ejemplo de los prisioneros, no concuerda el verdad o mentira puesto que decir la verdad sería traicionar). Él encubre Él traiciona

Tú encubres Máximo beneficio común Él gana, tú pierdes

Tú traicionas Tú ganas, él pierde Máximo perjuicio común

En este caso, decir la verdad equivale a cooperar, a callarse. Pero un jugador sólo optará por la casilla "verdad" si sabe que el otro jugador también opta por la misma solución. En la vida real, eso no lo sabemos: hay que "jugar", es decir, arriesgarse. Todo se basa en la "relación de confianza" existente entre los dos jugadores. Pongamos, por ejemplo, que los dos prisioneros son hermanos, con una relación de confianza muy estrecha. O que lo son uno de los prisioneros y el carcelero. Entonces sí sabrían (casi con toda seguridad, pero nunca completa) cuál sería la opción de su compañero, y entonces siempre jugarían correctamente: cooperarían.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La única solución lógica es, por tanto, cooperar entre si. Y además será la que dará el máximo beneficio común. Este planteamiento nos lleva a la correcta solución del dilema, que es decir la verdad, cooperar. Pero en este caso el error estaba en el planteamiento correcto del dilema, que no es pensar en nuestro beneficio (ser egoísta) sino en el del "otro" (ser generoso). En este caso, jugando a "verdad" siempre conseguiremos que el "otro" gane. Si el objetivo del juego es que siempre gane el rival, hay pues una única solución lógica, y que no depende de la jugada del rival. Dilema resuelto. Una solución "incorrecta" sería en el caso que el hermano traicione al hermano. Aun así, el juego es correcto (pues todo juego tiene una y sólo una solución lógica). Lo que ha sucedido es que ha cambiado el nombre del juego: ahora lo podríamos llamar "Descubre al mentiroso". Hemos ganado, pues descubrimos a un mentiroso. Él gana Él pierde

Tú ganas Los dos dijeron la verdad Tú mentiste

Tú pierdes Él mintió Los dos mintieron

Es entonces una auténtica "máquina de la verdad". El dilema del prisionero es pues siempre un juego dual; pero siempre tiene una solución lógica. Si los dos juegan lógicamente, es decir, con honestidad, el juego es beneficioso para ambos. Si uno engaña y el otro no, el juego se llama "Descubre al Mentiroso", y ambos vuelven a ganar. Pero si pensamos en el Dilema como búsqueda egoísta, y no generosa, la jugada "incorrecta" del dilema impide la iteración, luego finaliza el juego. Por esa razón, el jugador "ilógico" siempre tendrá dos objetivos: uno, engañar al honesto; y dos, convencerle a posteriori de que no fue engañado, mediante otro ardid, para poder seguir engañándole. Un mentiroso siempre necesitará otra mentira para cubrir la primera. Este tipo de estrategias es muy común en la vida cotidiana y se conoce como "manipulación". Para algunos, quizás exagerando, la política (la mala política) es el arte de la manipulación continua. Y que la estrategia funcione tiene tanto que ver con la "mentira" del tramposo como la "doble ingenuidad" del honesto. Fiarse de un mentiroso no es honestidad, sino estupidez. De ahí que la estrategia conocida como "vengativa no rencorosa", o Toma y daca” (“tit for tat”, de la expresión inglesa tit for tat que significa "represalia equivalente", toma y daca, tanto "tit" como "tat" son golpes suaves, por lo que vendría a decir "golpea suavemente al que te ha golpeado suavemente") sea la más eficaz. Pero sabemos que el único resultado correcto es bueno para todos los jugadores, y este sólo sucede cuando todos dicen la verdad. Si alguien miente, engaña o manipula, la solución siempre será incorrecta. O, dicho de otro modo, si la solución es incorrecta, es que alguien nos engañó o nos mintió.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Coincidencias y diferencias entre el poder en las relaciones de conflicto y el poder en las relaciones de coordinación 70. Entre las coincidencias se pueden señalar: 1. Ambos son formas de poder social. 2. Ambos están insertos y son fruto de una determinada situación social, desde la que debe ser explicada históricamente esa determinada relación de poder. 3. Ambos no son, pues, el resultado de un criterio puramente subjetivo, sino, además, el resultado de unos determinantes o condicionantes objetivos socialmente existentes. 4. Existe una mutua implicación del papel social que juegan las dos formas básicas de poder, de manera que cuando el peso social de uno crece, el del otro, correlativamente, mengua. Actualmente la situación de predominio social de las relaciones de dominación (en el ámbito interno del Estado y en el de las relaciones internacionales) reducen en unos casos e impiden y sofocan, en otros, y en cualquier caso mediatizan, el desarrollo de las relaciones de coordinación en los dos ámbitos citados. Entre las diferencias se pueden señalar: Basándonos en Lederach71, las diferencias fundamentales que pueden establecerse entre el poder referido a las relaciones de conflicto y el poder referido a las relaciones de coordinación, serían: 1. En las R. Conflicto, la situación de dependencia de un poder (entendido como capacidad de actuación social) frente a otro poder (entendido como dominación o fuerza). En las R. Coordinación, la situación de independencia de un poder (entendido como capacidad de actuación social) en relación a otro u otros poderes (entendidos también como capacidad de actuación social). 2. En las R. Conflicto, por la posición social que ocupan los sujetos del poder: asimetría entre los que ostentan el poder dominante y los que son titulares del poder dominado. Entendido el poder como mera capacidad de acción social. 70

Se sigue en este punto lo publicado en “Curso Sistemático de Derechos Humanos”: www.iepala.es/curso_ddhh/ John Paul Lederach (17 de abril de 1955), es profesor de Internacional de Consolidación de la Paz en la Universidad de Notre Dame , Notre Dame, Indiana , y al mismo tiempo Académico Distinguido de la Universidad Menonita. Ha escrito sobre la resolución de conflictos y mediación . Tiene un Ph.D. en sociología de la Universidad de Colorado . En 1994 se convirtió en el director fundador del Centro para la Justicia y la Construcción de la Paz en la Universidad Menonita del Este. https://en.wikipedia.org/wiki/John_Paul_Lederach; https://es.scribd.com/doc/7244000/El-Analisis-Del-Conflicto-Lederach 71


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En las R. Coordinación, las posiciones de simetría de los sujetos titulares de poder (personas individuales o grupos sociales). 3. En las R. Conflicto, el mutuo apoyo y sostenimiento de las diversas formas de poder, de tal manera que la posibilidad de acción de un poder dependerá siempre de las acciones de otros poderes: a) entre las formas de poder dominante. El poder económico se apoya en muy buena medida en el poder jurídico que mantiene y garantiza coactivamente, a través de las normas jurídicas las formas, las fuentes y la estructura misma del poder económico. Pero, a su vez, el poder jurídico y el poder económico se apoyan, en buena medida en el poder político del Estado, y todos ellos, a su vez, en el poder ideológico... b) entre las formas de poder dominado: en la medida en que si los sujetos dominados (personas individuales y grupos sociales) no organizan entre sí formas alternativas del poder de dominación están colaborando a sostener pasivamente la propia situación de sometimiento y dominación. c) y entre las formas de poder dominante y dominado: sin la colaboración y sostenimiento directo de los dominados no es posible la relación de poder dominante, de un poder asimétrico... En las R. Coordinación, la no necesidad de sostenimiento o posibilidad de autonomía entre las diversas formas de poder, aunque entre sí estén vinculadas en función de los intereses que subyacen a esas formas de poder y en función de las personas titulares de esos poderes. 4. En las R. Conflicto, la negación de la racionalidad y libertad del sujeto obligado. El ejemplo más patente se puede encontrar en el ámbito de las relaciones existentes en el orden militar: sometimiento ciego a las órdenes de un superior jerárquico. En las R. Coordinación, la afirmación del Yo-racionalidad y libertad- de todos los sujetos intervinientes en las relaciones de poder. 5. En las R. Conflicto, el carácter regresivo y, en última instancia destructivo . Tienden a cumplir el principio del Thanatos72. En las R. Coordinación, el carácter afirmativo, creativo . Tienden a cumplir el principio del Eros. 6. En las R. Conflicto, la implican la idea de colisión. Implican, pues, violencia.

72

http://www.enciclopediasalud.com/definiciones/thanatos


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En las R. Coordinación, no existe colisión. En consecuencia se caracterizan por la armonía, la no violencia o por la ausencia de violencia. 7. En las R. Conflicto, en cuanto a la imposición, sometimiento y fuerza bruta que tienen y la característica de ausencia de diálogo y comunicación. En las R. Coordinación, en cuanto que no suponen la idea de imposición ni de sometimiento, se puede afirmar en ellas la existencia de diálogo y comunicación. 8. En las R. Conflicto, la dimensión psicológica: en cuanto que implican violencia y sometimiento se produce en ellas el surgimiento de resentimiento e impotencia, y en consecuencia, se produce un resurgimiento de nuevas formas de violencia. Es el conocido fenómeno de la espiral de violencia. En las R. Coordinación, la dimensión psicológica: en cuanto que existe ausencia de violencia existe también ausencia de resentimiento y, en consecuencia, se produce una progresiva pacificación estable sin espiral de violencia. 9. En las R. Conflicto, la negación del sujeto dominado convirtiéndolo en objeto, cosificándolo, en la medida en que se le toma no como un fin en sí mismo sino como un mero medio para fines extraños a su propia racionalidad. 9. En las R. Coordinación, la afirmación de los sujetos de poder como tales sujetos, esto es, como fines en sí mismos, como propia y autónoma racionalidad y, en consecuencia, reafirmación y reforzamiento de los sujetos de acción social a través de las relaciones de poder de coordinación: afirmación y garantía de la dignidad de la persona humana. 10. En las R. Conflicto, la negación de los derechos humanos a partir de la negación posiblemente no formal ni nominal (o ideológica)pero sí real o fáctica de los mismos. En las R. coordinación, la afirmación (nominal y real) de los derechos humanos y de sus garantías. 11. En las R. Conflicto, la acción del poder dominado es originada y tiene su causa en el poder dominante: verticalismo En las R. Coordinación, el comportamiento o acción de los poderes actuantes es autogenerado. 12. En las R. Conflicto, la necesidad de controles del poder dominante sobre el poder dominado para poder reproducir la situación de dominación (represión), y necesidad de control del poder dominado, como reacción, sobre el poder dominante para tratar de evitar que se reproduzca en el tiempo la situación de dominación.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En las R. Coordinación, la no necesidad de controles sobre conductas ajenas, en cuanto que existe un autocontrol, personal y social. 13. En las R. Conflicto, la otra dimensión psicológica: devaluación propia y ajena de las capacidades del poder dominado, unido a una correlativa sobreestima propia y ajena del poder dominante, dando lugar en ocasiones a mitos tales como el de la existencia de razas o clases superiores, o incluso a la arrogancia del poderoso. En las R. Coordinación, la autoconciencia crítica y autoestima de la capacidad creativa, propia y ajena. 14. En las R. Conflicto, la dimensión psicológica: tendencia del poder dominante a distanciarse del poder dominado: factor de disolución social. En las R. Coordinación, la tendencia objetiva por parte de los poderes actuantes a unirse entre sí: factor de cohesión social. 15. En las R. Conflicto, el poder de dominación está institucionalizado en estructuras jurídico- políticas. Máximo ejemplo del poder institucionalizado de dominación es el poder del Estado. En las R. Coordinación, los poderes de coordinación se plasman en instituciones estrictamente sociales. 16. En las R. Conflicto, el poder en las relaciones de dominación es un poder sobre el pueblo e incluso contra el pueblo. En las R. Coordinación, el poder en las relaciones de coordinación es un poder de la sociedad para la sociedad. 17. En las R. Conflicto, en virtud de la característica anterior el ejercicio del poder supone la mera participación en los mecanismos y procedimientos que se utilizan para consolidar el poder dominante. En las R. Coordinación, la tendencia a la participación popular directa en el poder. 18. En las R. Conflicto, la tendencia a la totalización o tendencia a que el poder de dominación totalice la existencia humana de tal manera que el todo aplaste a la parte. En las R. Coordinación, la tendencia a la participación (de parte). Mantenimiento de la sustantividad de las partes. 19. En las R. Conflicto, puede ser definido como la fuerza: la capacidad de controlar a los demás, incluyendo la fuerza de disponer de sus vidas y de sentenciarlos a muerte.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En las R. Coordinación, puede ser definido como la capacidad (del individuo y de un colectivo) para usar y desarrollar sus cualidades esencialmente humanas.

IV. CARACTERÍSTICAS EXPLICATIVAS Y DESCRIPTIVAS DEL PODER73 El poder presenta ciertas características propias, las cuales hablan del “por qué” y del “cómo es” el poder en su naturaleza, por consiguiente, estás características serán tanto descriptivas como explicativas del mismo. Las características explicativas del poder permiten responder a la pregunta del “por qué” la naturaleza de un determinado tipo de poder, es decir, hacen posible precisar por qué un cierto poder es de cual o tal tipo, vale decir, si un poder corresponde al tipo de poder político, o económico, o militar, etc. Por su parte, las características descriptivas del poder hacen posible responder a la pregunta del “cómo es” un determinado tipo de poder, esto es, por ejemplo, si estamos ante un tipo de poder político, las características descriptivas de éste nos mostrarán cómo es dicho poder político, vale decir, si estamos ante un poder político débil o fuerte en relación a otros poderes políticos; si es un poder político influyente o no influyente entre los demás actores sociales; si es un poder político amplio o restringido en el escenario territorial del juego del poder; etc. Elementos del análisis del poder74 A) Características Explicativas o Variables Independientes 1. Recursos > o “valores básicos” 2. Capacidad > grado de ejercicio de poder entre líderes 3. Motivaciones > diferencias en motivaciones 4. Costes > costos de oportunidad y “una relación de poder puede ser interpretada como una suerte de transacción entre C y R”.

73

Se sigue para el desarrollo de éste punto IV las ideas formuladas sobre el Poder en la Enciclopedia Internacional de las Ciencias Sociales (Editorial Aguilar), tomadas por Robert Alan Dahl (17 de diciembre de 1915 - 5 de febrero de 2014) fue profesor de ciencia política en la Universidad de Yale, presidente de la Asociación Americana de Ciencia Política (American Political Science Association) y uno de los más destacados politólogos estadounidenses contemporáneos. https://es.scribd.com/doc/62098785/PODER-Robert-Dahl 74 TP N°. 3.2 El fenómeno del Poder. Teorías, tipologías y formas (Foucault y Dahl) (4).pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

B) Características Descriptivas o Variables Dependientes 1. Magnitud > Cantidades de poder Medibles (ordinal: concentrado o difuso) 2. Distribución > formas FRECUENTES, pautas COMUNES, distribución del control gobierno, Estado 3. Ámbito > Poder especializado 4. Dominio (o extensión) > “El poder de los C está limitado a ciertos individuos”.

Características explicativas del poder Los recursos del poder Los recursos o medios del poder son todos aquellos objetos o eventos que resultan útiles o valiosos para un determinado sujeto o grupo. Así una unidad (o actor) tiene poder cuando dispone de recursos o medios que controla. Ahora, estos recursos del poder están determinados en su eficacia por los valores culturales, es decir, la importancia de los recursos del poder dependen exclusivamente de las valoraciones sociales, de tal manera que la importancia de estos recursos, en los diversos ámbitos sociales, en los diversos niveles, y en las diversas épocas, depende de la escala de valores, de los criterios, y de las preferencias (selectores) en ellos dominantes. En otras palabras, si A induce a B a obedecerle prometiéndole plumas, insignias y medallas; y B obedece en respuesta a tal ofrecimiento; entonces ello significa que el poder de A es un poder de tipo económico de base cultural, en cuanto se presupone la pertenencia de B a un sistema cultural en el que se tienen en mucho tales cosas como las plumas, las insignias y las medallas. Está claro que entre los dos términos (poder y valoraciones sociales) de la relación se da un mecanismo de fee-back75. Por un lado, los que tienen el poder pueden difundir los valores que les son favorables y crear el consenso. Por otro lado, el modelo cultural existente en la sociedad facilita que suban al poder quienes mejor representan los valores dados. Un recurso de poder será entonces toda fuente o suministro del cual se produce o se obtiene un beneficio traducido en una cuota de poder sobre ciertos actores o circunstancias, en un determinado ámbito de poder. Es necesario tener presente al momento utilizar los recursos del poder, que éstos tienen tres características principales: 1) utilidad, 2) disponibilidad limitada y 3) potencial de agotamiento o consumo. La utilidad es la capacidad que tiene ese recurso para servir y ser aprovechado para un fin de ejercicio de poder determinado. Por su parte la disponibilidad limitada debe ser entendida como el factor que nos indica cuánto tiempo estará disponible 75

Retroalimentación: conjunto de reacciones o respuestas que manifiesta un receptor respecto a la actuación del emisor, lo que es tenido en cuenta por este para cambiar o modificar su mensaje: por el feed-back de los oyentes, el orador se dio cuenta de que se aburrían e intentó ser más ameno. http://www.wordreference.com/definicion/feedback


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

ese recurso respecto de la duración total durante la que se hubiese deseado que funcionase en el evento de tener lugar un ejercicio de poder. En relación al potencial de agotamiento o consumo, éste es un número que se refiere a la cantidad de destrucción del o los recursos del poder causado por su uso. La capacidad de poder La RAE define capacidad como “aptitud, talento, cualidad que dispone alguien para el buen ejercicio de algo, oportunidad, lugar o medio para ejecutar algo”. Aplicada al ámbito del poder podemos decir que capacidad es la destreza, la habilidad y la idoneidad que permite a un actor del proceso del poder (unidad o sujeto de poder) completar con éxito un ejercicio de un determinado tipo de poder. Siguiendo esta idea, capacidad también puede ser entendida como las condiciones que un sujeto de poder reúne para aprender y cultivar distintos campos del conocimiento para el buen uso del poder, entendida entonces, como una serie de herramientas naturales, sean o no utilizadas por el sujeto, toda vez que el actor del poder posee tanto una capacidad potencial (ser titular de una cuota de poder) como una capacidad de acción, de hecho (capacidad de ejercicio), es decir, trata de una aptitud del sujeto destinada a actuarse, es decir, a pasar de la potencia al acto. En efecto, en el escenario del poder, dos actores pueden que tengan acceso a los mismos recursos del poder, sin embargo, pueden no ejercer el mismo grado de poder pues la capacidad tiene una importancia crucial en la explicación de las diferencias en el poder, debido al hecho de que esta propiedad, aptitud, talento y cualidad es única e innata en muchos actores lo cual les permite realizar un ejercicio único de poder y, más aún, les permite una posición privilegiada en el control y manejo del poder, y en general en el proceso mismo del poder. Por ejemplo76, en el ámbito del poder militar, acaso una de las dificultades más comunes que

se encuentra al leer la literatura de referencia es saber distinguir entre los diferentes tipos de capacidad; se concretan en tres niveles de planeamiento: Capacidad militar: se compatibiliza con los objetivos de la seguridad y defensa en el más alto nivel definidos por los países. Integra los “dominios” tradicionales terrestres, navales, aéreos y, en su caso, otros que pudieran aparecer (operaciones especiales, ciberespacio, espectro electromagnético, etc.). Engloba, entre otras, las capacidades de Mando y Control que afectan a la toma de decisiones políticas y militares; se relaciona con la posibilidad de alcanzar los objetivos estratégicos y, por ello, se encorseta en este nivel superior.

76

Se sigue en este punto lo publicado en http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2014/DIEEEO932014_OcasoPoderes_PabloMoreno.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Capacidad operativa: orientada a desarrollar un cometido concreto y conseguir un determinado efecto ya sea en el nivel estratégico, operacional o táctico. La sinergia del material, infraestructura, personal, adiestramiento, doctrina y organización es fundamental para obtener el máximo rendimiento del potencial que la integra. Capacidad de combate: en comparación con las anteriores capacidades esta es la de menor nivel. En cierto modo, permite establecer comparativas entre otras unidades por estar conformada por factores cuantitativos (recursos que proporcionan potencia de combate, tales como: apoyo logístico; potencia de fuegos; maniobra; protección; etc.), y factores cualitativos (moral; preparación y calidad de los mandos; etc.) que multiplican o dividen la capacidad final resultante debido a la trascendencia que tiene el componente humano. Estos tres tipos de capacidades diferentes se desarrollan en tres niveles de planeamiento diferentes dependiendo de su tratamiento por lo que es importante saber distinguirlas. Tener una capacidad militar alta no es sinónimo de tener una capacidad de combate de similar valor. Por ejemplo, en la Guerra del Golfo de 1991, el ejército iraquí de Sadam tenía una alta capacidad militar (en relación con el número de efectivos el ejército iraquí ocupaba el cuarto lugar del mundo) pero una pésima capacidad de combate. La utilidad de planear en término de capacidades está sobradamente probada. Tal es así, que numerosas organizaciones de seguridad y defensa adoptan este modelo y formulan teorías y conceptos sobre esta base conceptual. En el caso de la Alianza Atlántica se desarrolló el concepto de enfoque integral12 para lograr la máxima sinergia de las capacidades militares aportadas por las Fuerzas Armadas de los países miembros y las aportadas por otros actores —Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, instituciones afectadas, organizaciones estatales e internacionales, industrias de defensa, ONG, etc.—, en aras a proporcionar la coherencia necesaria que precisa la acción conjunta. La motivación de poder77 La palabra motivación deriva del latín motivus o motus, que significa “causa del movimiento”. La motivación puede definirse como “el señalamiento o énfasis que se descubre en una persona hacia un determinado medio de satisfacer una necesidad, creando o aumentando con ello el impulso necesario para que ponga en obra ese medio o esa acción, o bien para que deje de hacerlo”, es decir, motivación es la raíz dinámica del comportamiento, son los factores o determinantes internos que incitan a una acción. La motivación es un estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta. La motivación de poder se manifiesta por el deseo de influir en el otro, por intentar que el otro modifique su manera de pensar, de actuar, de ser, debido a que estamos ante él, a que le decimos o hacemos tal o cual cosa. Cuando nuestra motivación de poder es alta y, sin 77

Se siguen en este punto las ideas publicadas en http://www.psicologia-online.com/pir/necesidad-de-poder.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

embargo, no percibimos esa influencia sobre el otro, nos sentimos frustrados, hundidos, insignificantes. No importa cómo queramos influir sobre los demás. Ya intentemos ayudar o pervertir, organizar o chantajear, si nuestra motivación es alta y no lo conseguimos, entonces nos sentiremos frustrados. Y la frustración sostenida, mantenida durante un tiempo, genera sufrimiento, un sufrimiento que, inevitablemente, lleva a perder el control sobre cuotas de poder y sobre la eficacia misma de su ejercicio. Pero la motivación de poder nace del ego. Y el ego mismo es ignorancia. La motivación de poder e influencia nace de la ignorancia. Por ello resulta imprescindible contar con una rigurosa educación y formación en conocimientos acabados sobre el fenómeno del poder. Debemos comprender que el afán de poder, antes que una motivación, es una característica intrínseca de la existencia, que de la misma manera que respiran las células de nuestro organismo por debajo de nuestra consciencia, así influyen nuestros actos más allá de nuestra percepción, que no hay opción a no sentir el afán de poder. Podemos ver en el escenario del poder, por ejemplo, que dos actores pueden tener acceso a los mismos recursos, sin embargo, pueden ejercer diferentes grados de poder - con respecto a algún ámbito determinado - a causa de las diferentes motivaciones. Además, puesto que el poder es una relación entre los C (unidad que controla) y los R (unidad que responde), son importantes no solo las motivaciones de los C, sino también las motivaciones de los R. Vale decir, el conjunto de factores que nos incitan desde nuestro interior a la acción es fundamental en el proceso del poder, por lo cual hay que tener en cuenta para comprender el actuar de un sujeto de poder, que las motivaciones de éste pueden ser viscerógenas, psicógenas, positivas, negativas, conscientes, inconscientes, especializadas, generales, proactivas, retroactivas, orientadas al proceso, orientadas al modo y/o orientadas al efecto, lo cual determinara su efecto en el proceso del poder. Motivación de poder según David McClelland78, McClelland es conocido por describir cómo los individuos se motivan, es decir, se “mueven hacia algo”, dependiendo de tres tipos de necesidades que a su vez originan tres tipos de motivación diferentes: la motivación de logro, de poder y de afiliación y las múltiples combinaciones que pueden resultar. Cada persona tendrá, no sólo una motivación dominante, sino que según vaya acompañada por la intensidad o no de las otras dos, los efectos resultarán diferentes en la práctica. Veamos la motivación de poder. La motivación de poder, es la necesidad interior que determina la conducta de un individuo hacia el objetivo de influir a otro ser humano o a un grupo de ellos. Lo que caracteriza este tipo de motivación es la necesidad de influir, de hacer que otros lleguen a compartir nuestros pensamientos y puntos de vista.

78

Se sigue en este punto lo publicado en www.psicologiaglobal.com/?p=317


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Cuando la motivación de poder esté presente, aunque se trate de ayuda prestada a otros, esta ayuda, probablemente, no habrá sido solicitada. La motivación de poder es el intento de controlar, regulando las condiciones de vida de otras personas o adquiriendo conocimientos que puedan afectar fuertemente la vida o acciones de otros. Es actuar de tal forma que, como resultado, se produzcan en otra persona sentimientos fuertes, en sentido positivo o negativo, tales como respeto, gratitud, satisfacción intensa, frustración, ansiedad, adquisición de conocimientos, etc. Esto puede pasar aun cuando quien los produce no lo haga intencionadamente. Poder es un fuerte interés en todo lo que se refiere a su reputación y a su posición. Sus características distintivas son, generalmente, una verbalización muy fluida, algunas veces argumentativa, con una personalidad que a menudo se presenta extrovertida, llena de fuerza, exigente y a veces terca. Tratará siempre de dar sugerencias y de tomar posiciones de liderazgo en actividades grupales. Las ocupaciones más usuales de los motivados al poder son aquéllas dónde se requiere el ejercicio del mismo, junto con persuasión como en la política, en altos cargos institucionales, en cualquier tipo de enseñanza. La relación de poder, según McClelland, tiene dos objetivos diferentes. Cuándo la satisfacción de poder recae en el mismo individuo que lo ejerce, se trata de poder personal, pudiendo éste llegar al extremo de manifestarse en una acción más o menos autoritaria. Cuando la persona motivada por poder se satisface prestando servicios y dando ayuda a los demás, se tratará de poder socializado. Funciones como la de maestro, médico, trabajador social son típicos del poder socializado, éste se ejerce considerándolo como acción en beneficio de los demás. Los costes de poder En lenguaje económico79, el coste o costo es el valor monetario de los consumos de factores que supone el ejercicio de una actividad económica destinada a la producción de un bien, servicio o actividad. Todo proceso de producción de un bien supone el consumo o desgaste de una serie de factores productivos, el concepto de coste está íntimamente ligado al sacrificio incurrido para producir ese bien. Todo coste conlleva un componente de subjetividad que toda valoración supone. Si esta definición económica la traspolamos al ámbito del poder, podemos decir que el coste o costo es la cantidad y valor de unidades de poder que se deben utilizar para producir una acción o ejercicio de poder destinada a un determinado fin. 79

Se sigue en este punto “Principios de Economía. N. Gregory Mankiw. Publicado en: http://fca.uaq.mx/files/TemasPropeEE2016/principiosdeeconomia6taedicion-mankiw.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Teniendo en consideración que los recursos de poder siempre serán limitados y escasos en relación a las necesidades ilimitadas de afán por el poder, siempre se deberá decidir por la mejor alternativa posible a la que se renuncia para llevar a cabo una acción, acto o decisión de ejercicio de poder. Es el llamado coste de oportunidad en economía. Cuando los individuos son racionales toman multitud de decisiones en las que intervienen los costes de oportunidad de forma más o menos consciente. Las motivaciones pueden relacionarse con los recursos por medio del lenguaje económico de coste. Con objeto de controlar a R (unidad que responde), C (unidad que controla) puede tener que utilizar algunos de sus recursos. De esta forma, es probable que la demanda de los recursos de los C, éste en relación con el ámbito hasta el que estén dispuestos a ir para controlar a R, valga decir, la disponibilidad de los C, para utilizar sus recursos para controlar a R, dependerá del valor para C de a la respuesta de los R; y las variaciones de los recursos de los C habrán de producir probablemente variaciones en su poder, por ello, los costes de oportunidad para controlar a R, es decir, lo que C debe renunciar en otras oportunidades como consecuencia del empleo de alguno de sus recursos en el control de R, son menores (siendo iguales los demás factores) si C, es rico en recursos que si es pobre. Y los costes de oportunidad de R, consisten en todo aquello que no es capaz de hacer si permite el dominio de C. En el caso de los C, como en el de los R, su demanda de recursos y sus motivaciones ayudan a determinar sus costes de oportunidad. Así pues, una relación de poder puede ser interpretada como una suerte de transacción entre C y R. Ejemplo del costo de poder en relación al valor de la fuerza de trabajo, pues sin duda el valor de la fuerza de trabajo es un factor determinante y a tener en cuenta en el ámbito del poder político, económico y social. ¿Qué es, pues, el valor de la fuerza de trabajo?80 Al igual que el de toda otra mercancía, este valor se determina por la cantidad de trabajo necesaria para su producción. La fuerza de trabajo de un hombre existe, pura y exclusivamente, en su individualidad viva. Para poder desarrollarse y sostenerse, un hombre tiene que consumir una determinada cantidad de artículos de primera necesidad. Pero el hombre, al igual que la máquina, se desgasta y tiene que ser remplazado por otro. Además de la cantidad de artículos de primera necesidad requeridos para su propio sustento, el hombre necesita otra cantidad para criar determinado número de hijos, llamados a remplazarle a él en el mercado de trabajo y a perpetuar la raza obrera. Además, es preciso dedicar otra suma de valores al desarrollo de su fuerza de trabajo y a la adquisición de una cierta destreza. Para nuestro objeto, basta con que nos fijemos en un trabajo medio, cuyos gastos de educación y perfeccionamiento son magnitudes insignificantes. Debo, sin embargo, aprovechar esta ocasión para hacer constar que, del 80

Se sigue en este punto lo publicado en http://pendientedemigracion.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/65spg/7.htm


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

mismo modo que el coste de producción de fuerzas de trabajo de distinta calidad es distinto, tiene que serlo también el valor de la fuerza de trabajo aplicada en los distintos oficios. Por tanto, el clamor por la igualdad de salarios descansa en un error, es un deseo absurdo, que jamás llegará a realizarse. Es un brote de ese falso y superficial radicalismo que admite las premisas y pretende rehuir las conclusiones. Dentro del sistema de trabajo asalariado el valor de la fuerza de trabajo se fija lo mismo que el de otra mercancía cualquiera; y como distintas clases de fuerza de trabajo tienen distintos valores o exigen distintas cantidades de trabajo para su producción, tienen que tener distintos precios en el mercado de trabajo. Pedir una retribución igual, o incluso una retribución equitativa, sobre la base del sistema de trabajo asalariado, es lo mismo que pedir libertad sobre la base de un sistema fundado en la esclavitud. Lo que pudiéramos reputar justo o equitativo, no hace al caso. El problema está en saber qué es lo necesario e inevitable dentro de un sistema dado de producción. Según lo que dejamos expuesto, el valor de la fuerza de trabajo se determina por el valor de los artículos de primera necesidad imprescindibles para producir, desarrollar, mantener y perpetuar la fuerza de trabajo. Características descriptivas del poder La magnitud de poder La Real Academia Española la define la palabra magnitud como la “grandeza, excelencia o importancia de algo”. Este término relacionado al poder puede ser entendido cómo la cantidad y el tiempo en que un determinado tipo de poder ejerce su acción. La magnitud del poder será la cantidad de poder que en un tiempo determinado un actor C (unidad que controla) tiene o ejerce con respecto a un actor R (unidad o unidades que responden). En tal sentido, las relaciones sociales de poder se caracterizan con frecuencia, explícita o implícitamente, por las diferencias en las cantidades de tamaño y de tiempo en que un determinado tipo de poder ejerce su acción. Así podemos llegar a determinar si un cierto tipo de poder es de gran, mediana o pequeña magnitud en cuanto a los efectos que produce en los actores sociales sobre los cuales actúa. Un ejemplo de la magnitud del poder, puede ser entendido en relación a la magnitud de los partidos políticos, la cual puede ser definida como el número de escaños que puede ganar un partido en determinado distrito electoral. La magnitud de un partido81 es un factor importante para determinar quién será elegido. Si sólo se elige a un candidato de un partido en un distrito, los partidos políticos tratan de 81

Se sigue en este punto lo publicado en http://aceproject.org/ace-es/topics/pc/pcc/pcc04/pcc04a


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

postular al candidato que ofrece mayores posibilidades de ganar. Por lo regular las probabilidades de ganar se perciben en candidatos varones y miembros del grupo social étnico mayoritario en la jurisdicción. Sin embargo si, por otra parte, el partido político cree que en el distrito se elegirá a más de uno de sus candidatos (es decir, que la magnitud del partido es mayor a uno), entonces tiene la oportunidad de postular una “fórmula ganadora” o una “fórmula equilibrada”. Las mujeres, los jóvenes y las personas de otros grupos sociales o étnicos distintos al mayoritario tendrán más oportunidad de aparecer en la lista o fórmula de candidatos. Entre mayor sea el número de candidatos que se elijan de la lista de un partido, más probable será que los distintos grupos sociales se representen. Por lo general existe una fuerte correlación positiva entre la magnitud promedio de los distritos (el total de escaños que se distribuyen entre todos los partidos) y la magnitud promedio de los partidos políticos. A medida que se incrementa el número de escaños por distrito, los partidos tendrán más oportunidad de que se elijan representantes de sus listas. Cuando hay distritos de gran magnitud (en los que se eligen siete o más escaños) y un número relativamente pequeño de partidos políticos se incrementa la magnitud de los partidos. La distribución de poder El poder por naturaleza está distribuido desigualmente entre los diversos actores sociales, es decir, no existe una regularidad simétrica natural en su distribución, existe más bien una especie de asimetría natural en la distribución del poder. Siguiendo esta regla natural los actores del poder distribuyen, discrecional y arbitrariamente, entre sus diversos ámbitos de acción sus respectivas cuotas de poder, según el grado de importancia que asignen a cada uno de los ámbitos en los cuales actúan o pretenden actuar. Por tal razón, la distribución del poder es y será asignada con distinta proporcionalidad según los criterios e intereses que tengan cada uno de los actores. ¿Dónde está ubicado o distribuido el poder de una sociedad?, en un pequeño grupo, quizás anónimo, o ampliamente difundido en el seno del pueblo. Una respuesta realista sobre la distribución del poder en una sociedad seguramente indicaría una posición intermedia entre esos dos extremos. Hay una porción de poder ampliamente difundida, sobre todo en las sociedades democráticas, pero es más un "poder de impedir" que un "poder de actuar". También reside en el pueblo el poder de elegir a sus gobernantes, o para ser más preciso, de optar entre los elencos alternativos que le ofrecen las élites. La mayor parte del poder activo reside en las élites. Hay élites de propósito general (que influyen sobre muchas cuestiones) y élites especiales (que tienen una influencia restringida a ciertos asuntos).


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En los países desarrollados, por su desarrollo, y en los países pobres, por su dependencia, la élite económica concentra la mayor influencia y poder: en primer lugar los sectores financieros, que regulan el crédito y la inversión, y en segundo lugar, la gran industria, o el sector rural. También el sector militar, asociado o no a la industria, concentra considerable poder. Ciertos servicios, como la publicidad y especialmente los medios masivos de comunicación, han alcanzado en los últimos tiempos considerable poder, pero es difícil establecer si es propio o como intermediador de otros. Otros elementos de mediación entre élites, como las firmas de abogados y las asesorías, tienen bastante poder. Por supuesto, otra parte considerable del poder reside en los partidos políticos, que suelen ser los verdaderos "representados" en las Asambleas, y finalmente, otra parte del poder reside en organizaciones de gran influencia sobre la opinión pública, como la Iglesia Católica, o en otros países, las iglesias en general. El ámbito de poder El ámbito del poder82 puede ser entendido como aquel espacio de interrelación social que está comprendido dentro de ciertos límites y normas determinados y entre los cuales el poder o un determinado tipo de poder ejerce su acción. El poder no necesita ser general, puede estar especializado o circunscrito a una determinada esfera de la realidad social. Un actor en el escenario del poder puede ser relativamente poderoso o débil respecto de cierto tipo de actividad, pudiendo ser esta política, económica, militar, científica, social, etc. Así el poder de un actor C (unidad de poder que controla), con respecto a alguna clase de actividad de R (unidad de poder que responde), se puede manifestar en que los C, no actúan como C (como unidades controladoras), se comportan como R (como unidades que responden), o los actores R se comportan como los actores C. Tal clase de actividad se denomina amplitud o ámbito del poder de los C. En otras palabras el ámbito o amplitud del poder estará determinado por la capacidad de poder de un actor o por los objetivos en los cuales el actor desee centrar su poder. Por ejemplo podemos hablar del ámbito de la “esfera estatal”, el cual se puede definir como “el espacio de mayor inclusión y abarcamiento, el que organiza la sociedad en términos de la normatividad más general. Esta se expresa en las constituciones y en los tratados internacionales. Desde 1948 los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas se comprometen a respetar y hacer cumplir en el ámbito de sus competencias la declaración universal de los derechos humanos: las garantías de libertad, igualdad, Teresita de Barbieri: Los ámbitos de acción de las mujeres, en: Narda Henríquez (ed.). Encrujiadas del saber: los estudios de género en las ciencias sociales. Lima, Pontificia Univ. Católica del Perú, 1996. http://www.lai.fu-berlin.de/es/elearning/projekte/frauen_konzepte/projektseiten/konzeptebereich/bar_ambitos/contexto/index.html 82


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

integridad física de las personas, movimiento, trabajo, formar y responsabilizarse de la familia y la descendencia, propiedad, educación, atención a la salud, vivienda, poner a los detenidos a disposición de los jueces competentes en un plazo mayor de 72 horas.” El dominio del poder Las unidades de poder R (que responden) sobre los cuales una unidad C (que controla) posee y ejerce un control, constituye lo que se denomina el dominio o extensión del poder de C; es decir, mediante el control de C sobre R se constituye el poder dominante. Pueden ser preguntas pertinentes: ¿cuáles son los R sobre los que tiene control C?, ¿cuáles son sus características?, ¿cuántos son?, ¿cómo se diferencian numéricamente, o por sus características, de los R que no están bajo control de C? El dominio es el fin perseguido por el afán de poder, no es algo necesariamente material ni físico sino una relación, cuya índole o naturaleza puede ser incluso jurídica o moral, a través de la cual se establece un nexo de obediencia entre quien emite el mandato y quien debe cumplirlo. Pero el dominio a que apunta el afán de poder no se ejerce abstractamente, sino que incide sobre un ámbito de entes u objetos que atraen su específico interés. En tal sentido, junto a las otras referencias significativas, el afán de poder se halla constituido por aquello sobre qué versa su acción. Semejante término está representado precisamente por esos entes u objetos de los que intenta apropiarse para transformarlos en posesión suya y dominarlos. Ejemplo de dominio según Aristóteles 83, Aristóteles84 diferencia entre dominio y poder. Dominio es una forma del poder en la que hay roles fijos o funciones; en la que los amos mandan y los esclavos obedecen; donde los roles no pueden intercambiarse: los mismos sujetos desempeñan siempre las mismas funciones. El dominio es el poder despótico. Su estructura es rígida y asimétrica.

83

El dominio en Aristóteles. http://filosofiapolitica1.blogspot.com Aristóteles (en griego antiguo: Ἀριστοτέλης, Aristotélēs; Estagira, 384 a. C.-Calcis, 322 a. C.) fue un polímata: filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia cuyas ideas han ejercido una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios. Aristóteles escribió cerca de 200 tratados (de los cuales solo nos han llegado 31) sobre una enorme variedad de temas, entre ellos: lógica, metafísica, filosofía de la ciencia, ética, filosofía política, estética, retórica, física, astronomía y biología. Aristóteles transformó muchas, si no todas, las áreas del conocimiento que abordó. Es reconocido como el padre fundador de la lógica y de la biología, pues si bien existen reflexiones y escritos previos. sobre ambas materias, es en el trabajo de Aristóteles, donde se encuentran las primeras investigaciones sistemáticas al respecto. https://es.wikipedia.org/wiki/Arist%C3%B3teles 84


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Para Aristóteles, la mejor o más perfecta relación de poder es la política, en la que los que mandan y los que obedecen no son siempre los mismos, sino que van rotando en el ejercicio de las magistraturas. Para Aristóteles, el poder y el dominio nunca podrían ser equivalentes, pero son, en cierto sentido, complementarios: puede haber hombres que intercambian roles porque hay otros que tienen roles fijos. Para Aristóteles, tanto las relaciones de poder como las relaciones de dominio son naturales, es decir, de acuerdo a la naturaleza de las cosas. El dominio no tiene una valoración negativa, sino que es una forma de relación inferior a la política. Lo que tiene valoración negativa para Aristóteles es lo que es impedido en su desarrollo o apartado de su curso natural. Lo negativo es que un ser no desarrolle todas sus potencialidades por un impedimento exterior. Aristóteles diferencia también las distintas formas de gobierno, posibles e históricas, en que los hombres libres han organizado sus relaciones de poder. Dentro de estas formas políticas de poder establece una jerarquización valorativa desde la monarquía (la mejor) hasta la tiranía (la peor). La jerarquización valorativa, como la distinción entre las tres formas legítimas de gobierno y las tres ilegítimas, es efectuada en base a su relación con el bien común, que es el fin de toda comunidad y de todo gobierno de la comunidad. Aristóteles conjuga una perspectiva puramente lógica con una perspectiva empírica. Desde el punto de vista lógico, una comunidad de hombres libres sólo puede tener tres formas de gobierno: el gobierno de uno solo (monarquía), el gobierno de algunos (aristocracia) o el gobierno de todos (democracia). Formal y abstractamente, a partir de las características propias de cada una de las tres formas posibles, establece una jerarquización, ponderando defectos y virtudes, ventajas y perjuicios. Este orden jerárquico es: monarquía, aristocracia, democracia (formas legítimas), demagogia, oligarquía y tiranía (formas ilegítimas). Pero de acuerdo a las circunstancias y condiciones particulares de cada comunidad habrá que determinar cuál es la mejor forma de gobierno en esas condiciones, estableciéndose así las distintas formas de gobierno y dominación que se darán entre los hombres.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

V. EL PROCESO DEL PODER85 Conocer el origen etimológico de las palabras que dan forma al término proceso del poder es fundamental para así poder descubrir y entender el significado del mismo. En este caso, podemos decir que las dos derivan del latín: -Proceso emana de “processus”, que puede traducirse como “marcha” o “desarrollo”. - Poder proviene del verbo latino possum - potes - potu - posse, que en su acepción más lata y general significaba “ser capaz”, “tener fuerza para algo”, valga decir, ser potente. El proceso de poder se define “como la necesidad humana de un actor (individual o grupal) de acceder al poder (o a los centros de poder) para adquirir y/o influenciar el control del poder para producir un determinado efecto sobre el curso de su propia vida y el de otras”. El proceso de poder es la razón por la que los humanos luchan por cosas como la libertad financiera, los derechos bajo el gobierno y la tolerancia de las diferencias, entre otras. El proceso del poder86 se desarrolla como un conjunto de acciones ordenadas hacia un fin (la consecución del poder), que ocurren dentro de un conjunto de interacciones sociales que son dinámicas y generalmente estructuradas, que importan en definitiva la toma de decisiones como síntesis en torno a la idea de valores que se consideran dignos de alcanzar dentro del contexto del fenómeno del poder. Los actores del proceso del poder actúan individualmente o en grupos, y las fuerzas de poder (iglesia, partidos políticos, gremios, sindicatos, asociaciones, etc.) de las cuales se sirven (directa o indirectamente) los actores despliegan su accionar en pasos sucesivos, en principio, dentro de un marco y ámbito de supuesta legalidad, puesto que el proceso del poder es por naturaleza neutro y/o amoral, en su verdadera faz de desarrollo. Para la mayoría de los actores, los pasos del proceso de poder (adquirir, ejercer, controlar e influir) incluyen decidir un objetivo, hacer un esfuerzo hacia esa meta, y lograrlo.

85

Se sigue en este punto V lo publicado por Robert Dahl. El Concepto de Poder. Departamento de Ciencia Política Universidad de Yale. Trabajo tomado de la Enciclopedia Internacional de las Ciencias Sociales. Editorial Aguilar. Publicado en: https://es.scribd.com/doc/62098785/PODER-Robert-Dahl 86

Se sigue en este punto lo publicado en: http://derecho.laguia2000.com/derecho-politico/procesopolitico#ixzz4RPpNS0w4


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Los procesos son ciclos que constan de distintas etapas, en las cuales se producen ciertos cambios de estado. De este modo, al finalizar el proceso, su protagonista ya no es el mismo que en el comienzo, al menos en apariencia. El proceso del poder, en definitiva, está formado por una serie de interacciones dinámicas que se desarrollan en el seno de un determinado ámbito de relaciones sociales. Este proceso está destinado o tiene por finalidad última lograr la consecución, directa o solapadamente, de cuatro objetivos fundamentales, como son: el adquirir, ejercer, controlar y/o influir el poder. En otros términos, en proceso del poder tiene por objetivo principal el dar respuesta a cuatro interrogantes fundamentales: ¿Cómo se adquiere el poder?, ¿Cómo se ejerce el poder?, ¿Cómo se controla el poder?, y ¿Cómo se influencia el poder?. En el proceso del poder participan actores de la más variada naturaleza, todos los cuales encaminan sus actividades hacia la lucha por acceder y adquirir el poder, para luego hacer uso y ejercicio del mismo para alcanzar el logro de propósitos tanto personales como grupales. El proceso del poder opera en diversos y variados ámbitos, como por ejemplo, en los esfuerzos llevados a cabo por los partidos políticos, las fracciones, las camarillas y líderes en conflicto para obtener posiciones formales de autoridad legítima en los órganos centrales de toma de decisiones o de gobierno en los centros o núcleos de poder; el proceso del poder opera también, en los interminables conflictos entre naciones y bloques de compañías, organismos gubernamentales, sindicatos, iglesias, universidades, etc. En todas estas esferas y ámbitos dónde se manifiesta el proceso del poder, el poder real puede ser muy diferente de la autoridad formal. Cualquiera de los objetivos del poder, expreso u oculto, puede ser incluido en el más amplio espectro. Los medios pueden abarcar no sólo la violencia, el soborno, o el asesinato, sino también la persuasión, la comprensión mutua, la adaptación recíproca y la gradual elaboración de un consensus. En la realidad, la participación en el proceso del poder se caracteriza a menudo por la vigorosa negación de la participación. En el proceso del poder, las relaciones sociales estarán enfocadas en función del proceso mismo, vale decir, que este enfoque concibe al mundo de las relaciones sociales, o a cualquiera de sus partes, como una corriente ininterrumpida de acontecimientos que se suceden en el tiempo, más como un devenir que como un ser, cuya finalidad primera y última es la consecución del poder. Los hechos y las acciones por alcanzar y adquirir el poder no permanecen estacionarios, el valor de cada hecho o acción depende de su posición en el proceso global del sistema del poder y está vinculado a sus múltiples relaciones. El cambio en las relaciones del proceso del poder, sea lento o rápido, oculto o manifiesto, es permanente; y es también complejo; la causalidad unívoca es imposible; la causalidad múltiple y los efectos múltiples son inevitables.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El proceso del poder posee ciertos elementos fundamentales que lo componen y caracterizan, estos son: - los actores - los propósitos de los actores - está en función de ¿Cómo se adquiere e influencia el poder? - los métodos de utilización del poder – está en función ¿Cómo se ejerce el poder? - el desarrollo del poder – está en función de ¿Cómo se controla el poder? A.- Los actores del proceso del poder Aunque todo el mundo desempeña algún tipo de papel en el proceso del poder, la mayoría es relativamente pasiva, frente a una la minoría activista. Por ello se suele distinguir entre actores principales y actores secundarios. Los actores principales, son una minoría activista de elites, líderes, gobernantes, administradores, etc., los que se reparte los papeles principales, ejerce el mayor poder, recibe las mayores recompensas y recriminaciones. En muchas sociedades estos papeles se han reservado principalmente a los nacidos en el seno de determinadas familias, castas o clases; a quienes han sido beneficiados con la herencia de la riqueza o han triunfado en batallas, negocios o pruebas competitivas. Los papeles de los actores principales son siempre complejos, pues, en parte, están determinados formalmente por constituciones, leyes, reglamentos y costumbres, pero son también en parte, el producto de arreglos y entendimientos informales. Por un lado, incorporan las expectativas ajenas; pero, por otro, están configurados por la personalidad y capacidad de sus titulares. En algunos aspectos, es el papel el que determina los movimientos más importantes de los actores. En otros, el texto les deja libertad de improvisar o de preparar sus propias intervenciones. En definitiva, los actores, han de hacer frente a exigencias conflictivas y parcialmente irreconciliables. Estos conflictos derivados de los papeles se amplían cuando una persona desempeña diversos papeles en diversas organizaciones o, como sucede frecuentemente en los niveles más altos de la autoridad, "llevan muchos sombreros", en la misma organización. No obstante lo anterior, nunca es fácil identificar inmediatamente y con claridad a todos los grandes actores principales, pues detrás del gran hombre se mueve a menudo la "eminence grise" y los colaboradores anónimos; detrás de los directores, la camarilla; detrás del patriarca, la esposa, la madre o la amante influyente y, más allá de todo, una trama de alianzas con los individuos o los grupos que sirven de apoyo. La ilusión de la omnipotencia de un único grupo, persona o actor es fomentada tanto por los líderes superiores, que tratan de ampliar su poder mediante su exageración, como por los que operan detrás de la escena que, por el contrario, tratan de mantener su poder ocultándolo. En la gestión cotidiana del poder, los contendientes más importantes en la lucha por el poder solo suelen ser conocidos por sus rivales o por los observadores más próximos.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Los actores secundarios, son una mayoría relativamente pasiva, pues en todas las sociedades son muchos los que se ven relegados a papeles subordinados por la discriminación basada en el sexo, la religión, el origen étnico, la raza, el color o casta. Otros a quienes no afectan estos obstáculos, pueden ver disminuidos sus papeles por la pobreza, la enfermedad, la opresión, una educación insuficiente o un horizonte sin esperanza. No obstante ello, las masas pasivas forman siempre parte del reparto. Su estilo afecta a las pautas del liderazgo. Sus normas e intereses, incluso cuando no están organizados, constituyen el potencial de la organización futura. Pueden llegar hasta determinar cómo y en qué momento finaliza la actividad de los líderes, según sugiere la descripción inmemorial del gobernante como hombre que cabalga sobre un tigre. Entre las masas pasivas o actores secundarios, pueden llegar a surgir los constructores de nuevas organizaciones, los sepultureros de los regímenes establecidos y los sucesores de los líderes tradicionales. El conocimiento de los actores del proceso del poder nos permite comprender la llamada “estructura del poder”, esto es, examinada la estructura de cualquier sociedad, surge incuestionablemente la diferenciación clara entre unos que mandan y otros que obedecen (mandados); unos que controlan y otros que responden; unos que gobiernan y otro que son gobernados. Pero antes se debe tener claro que la estructuración del poder va ligada a su institucionalización, pues la institucionalización del mismo implica desposeer al poder de cualquier aditamento personalista, y colocarlo en un plano puramente funcional. Por esa misma razón, para llegar a ser dominación, el poder estabilizado del líder ha de institucionalizarse, o sea, estructurarse. Pero antes de que el poder llegue a estructurarse debe ser estable. La estabilización del poder precede a la creación de la estructura que produce la institucionalización. En una pirámide de poder encontramos tres niveles de actores los A, los B y los C. Los actores A, corresponden a la elite de poder, es decir, un individuo o grupos, que ostentan los poderes principales, ejercen el mayor poder y obtienen las mayores recompensas. Los actores B, comprende los niveles medios de poder, una pluralidad diversificada y, quizás, equilibrada de intereses, talvez, mucho más visible en las actividades del proceso del poder que los actores A. Los actores C, integrada por la sociedad de masa, la masa sin poder, pues está desorganizada, atomizada y controlada desde arriba. A los actores A y B, les interesa primordialmente proteger su jurisdicción de las acciones bloqueadoras de los otros actores que, potencial o realmente, pueden amenazarlos. Los actores C, son buscados como aliados por grupos A y B, contra los reales o amenazadores abusos de la jurisdicción que cada uno reclama para sí mismo.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La estructura del poder, según Max Weber 87, podemos decir que la sociedad se origina en el instinto gregario del ser humano. En ella el hombre realiza los fines propios de su especie, por ello la organización social realiza fines supraindividuales. En todo sistema social existen tres estructuras que son interdependientes: económica, social y política. La estructura económica, que se determina por la forma como se relacionan los factores de producción. La estructura sociológica, está fundamentada en la existencia de grupos formados por individuos que se vinculan entres si por intereses, concepciones, formas de vida en común que integran clases sociales y cumplen funciones complementarias. La estructura política, depende de cómo se ejercita en una comunidad el monopolio legítimo de la coacción. De esta forma el poder tendrá un asiento sociológico en tres tipos distintos de dominación: carismática, tradicional y racional, que corresponden en sus tipos puros a distintos momentos evolutivos de las sociedades. En la historia estos tipos no se dan nunca en forma pura y de hecho existen en constante interacción de los tres. Cada tipo de dominación origina una estructura de poder específica. Estructura de poder carismático. El carisma, definido como el don natural que la divinidad concede al elegido tiene dos manifestaciones: la heroica (por ello el guerrero deviene en monarca) y el carisma fundado en la revelación divina (el profeta, el papado). Estructura de poder tradicional. La dominación tradicional está basada en la obediencia a la norma consuetudinaria; da origen a la estructura patriarcal de poder y es propia de comunidades relativamente estáticas. Estructura de poder racional. La dominación racional se funda en obediencia a la ley, completamente impersonal, origina las estructuras de poder burocráticas. Cada uno de estos tipos de dominación se presentan interactuando simultáneamente en un mismo momento histórico del desarrollo de una organización social. Dentro de estas estructuras de poder, el reparto el poder efectúa en clases (grupos de estatus).

87

Estructuras de Poder Max Weber. Patricia Villalobos. Publica en: https://revistas-colaboracion.juridicas.unam.mx/index.php/juridica/article/view/10919/9990


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La palabra “clase” designa una situación dentro de la sociedad compartida por un número determinado de personas, que condicionan sus oportunidades de vida referidas a intereses económicos, los cuales se originan en la forma de producción social. La apropiación del plus-producto es determinante de las clases, es decir, quién se apropie de la utilidad marginal (de producción) de bienes tendrá mayor oportunidades según sea la forma como utiliza esos bienes para que se establezca su categoría dentro de una clase (patrón-obrero). La situación de clase determinará el reparto del poder, el cual a su vez determinará la estratificación social en la estructura de poder. Está estructura de poder de Max Weber, es posible complementarla siguiendo a Anthony Giddens88, distinguiendo cuatro sistemas de estratificación básicos (estratificación social): la esclavitud, las castas, los estamentos y las clases. La esclavitud, que en la actualidad ha mutado a la llamada clase obrera u operarios, es una forma extrema de desigualdad en la que unos individuos son propietarios de otros, en distintas condiciones legales en cada sociedad. La casta está asociada a las culturas del subcontinente indio. En realidad, los indios no tienen un único término para referirse al sistema, o a los distintos estratos del mismo. Los dos principales estratos son: los varna, que se dividen en cuatro categorías jerarquizadas según su importancia social, teniendo debajo de ellos, en la posición más baja de todas a los intocables. Los jati, son grupos definidos localmente, dentro de los cuales se organizan los rangos de castas. De estructura compleja y variante, la casta constituye más que un sistema, una diversidad de creencias y prácticas variables difusamente conectadas. Los estamentos o estados tendían a desarrollarse donde quiera que hubiese una aristocracia tradicional basada en la nobleza de cuna. Eran, por tanto, parte del feudalismo europeo, como de algunas otras civilizaciones tradicionales. Los estados feudales suponían ciertos deberes y derechos, algunos de los cuales estaban establecidos por ley. Establecidos en relación con la posesión de la tierra, del trabajo ajeno y de la autoridad para cobrar impuestos -ejercida a modo de poder público y con violencia mayormente. En Europa, el primer estado, era el de la aristocracia y la nobleza; el segundo, el clero y el tercer estado, los plebeyos –siervos, campesinos libres, mercaderes y artesanos. A diferencia de las castas, se toleraba cierta movilidad individual o matrimonial. La clase se diferencia del resto de sistemas en cuatro aspectos: Es abierta, en parte adquirida, basada en los méritos individuales y está dada con relación a diferencias económicas. La pertenencia a ellas no se basa en una posición heredada que se haya determinado legalmente o por la costumbre. Es fluida, con límites difusos, y la movilidad social es mucho más frecuente que en otros sistemas. Aquí, no existen restricciones 88

Teoría, sociedad y poder en Talcote Parsons, C.Wright Mills, Jurgen Haberlas y Anthony Giddens. Biblioteca digital de la Universidad Católica Argentina. http://Bibliotecadigital.uca.edu.ar


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

formales al matrimonio entre personas de distinta clase. Las desigualdades se dan por la posesión y el control de los recursos materiales, siendo la propiedad de la riqueza y la ocupación, las bases más importantes de las diferencias de clase. Entonces, la clase puede ser definida como “un agrupamiento a gran escala de personas que comparten ciertos recursos económicos, los cuales tienen una gran influencia en la forma de vida que pueden llevar”. Las principales clases son: una clase alta (los ricos, los empresarios, e industriales, los altos ejecutivos); una clase media (la mayoría de profesionales y trabajadores de cuello blanco); una clase obrera (que tienen trabajos manuales o de cuello azul); una clase campesina y una clase marginal (que en los países del Tercer Mundo, sobre todo, suele ser numerosa). Ahora bien, aunque la clase venga dada de forma objetiva, la posición depende de la evaluación subjetiva que tengan las personas sobre las diferencias sociales. Si las clases se derivan de los factores económicos que están relacionados con la propiedad y las ganancias; la posición se rige por la cambiante forma de vida de cada grupo, “el status es una cualidad de honor social o de falta de él y está principalmente condicionado, así como expresado, a través de un estilo específico de vida”. En suma, al analizar la estructura del poder, ésta nos conduce básicamente a la pirámide de control de la sociedad, la cual se remonta a la antigüedad a los imperios egipcios, mesopotámicos, que no fueron las únicas sociedades que la han usado.

La pirámide control social, es la base para el manejo de la sociedad moderna, aunque supuestamente ya no existen los esclavos, esta realidad es disfrazada y disimulada y se ha cambiado por la mano de obra, la fuerza laboral, que hace todo el trabajo duro y sin la cual la pirámide se desestabilizaría, los de más arriba se las arreglan a través de extenuantes impuestos, cargas laborales y un sin fin de estrategias destinadas a quitarles el dinero y sus aspiraciones en la vida y mantenernos en la base.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Todo esto va de la mano con una estrategia de distracción y diversión sin parangón: la tv, medios, noticieros Mass Media, juegos y un larguísimo etc. En algunos casos es todo lo contrario, es la supresión total de estos (típica inversión de la pirámide), pero sea cual sea el caso el fin último es subyugar. B.- Los propósitos de los actores del proceso del poder El objetivo primordial de todos los actores del proceso del poder consiste en lograr el acceso y adquisición del poder (o a sus centros). Es justamente el ámbito de su poder, en relación al nivel y al grado de acceso que poseen, lo que distingue a los actores principales de los secundarios. Sus éxitos y fracasos, en el intento de lograr un acceso afectivo a los centros de poder, son la mejor medida de su capacidad de poder. El acceso a los centros de poder o al poder en definitiva, se define generalmente así: “ningún tipo de poder puede ser alcanzado por un actor, si no tiene acceso a uno o más órganos, agentes o elementos decisorios del poder”. Más aún, “habrá acceso privilegiado a los centros de poder, si existe la posibilidad de que los órganos o agentes decisorios del poder atiendan los intereses de un actor y los tomen automáticamente como base, al menos relativa, de su decisión”. Existen los denominados modelos de acceso a los centros de poder, son un modo abreviado de describir las posibles relaciones entre los agentes de intereses del poder. Se trata de toda una serie que va desde un modelo laxo de acceso a un modelo tenso. El modelo laxo describe una situación en la que existen múltiples puntos de acceso a los centros de poder y en la cual el titular de la autoridad es o puede ser un centro decisorio relativamente autónomo. Ejemplo de ello sería la figura del Alcalde en un Municipio. El modo tenso describe una situación en la cual la institución es un liderazgo auténtico y reconocido a la que dirigen sus saques los grupos de intereses, con la que los actores intentan pactar y de la cual los grupos obtienen decisiones o favores determinados. Un ejemplo de ello sería la figura de la Presidencia de un país. Nicolás Maquiavelo, tras tomar posición a favor de los Medici, con el objeto de impedir que llegaran al poder aquellos con los que siempre había combatido, realiza un retiro involuntario que lo aflige y termina por incitarlo a reflexionar sobre las causas que lo provocaron, a indagar las debilidades de ese régimen político pasado y que había surgido con la expulsión de los Medici y había caído con el retorno de los mismos después de 18 años. Las Décadas de Tito Livio89 y las Historiae de Tácito90 son sus principales fuentes de estudio. 89

Tito Livio (en latín, Titus Livius Patavinus; Patavium, 59 a. C. – ibídem, 17 d. C.) fue un historiador romano. https://es.wikipedia.org/wiki/Tito_Livio 90 Historias (en latín Historiae) es una obra literaria escrita por el historiador Tácito (Cornelio Tácito - en latín, Cornelius Tacitus; c. 55-c. 120) fue un historiador, senador, cónsul y gobernador del Imperio romano. Historiae


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En 1513, redacto aquel célebre libro que él tituló “De Principatibus”, y que la posteridad conocerá con el nombre de “El Príncipe”, nombre más conciso, pero menos relacionado con la naturaleza de la obra. El libro trata exclusivamente de los principados, de cómo se adquieren y cómo se conservan. Para Maquiavelo, aunque el deseo de adquirir es, verdaderamente, algo muy natural y ordinario, un príncipe deberá pensar en el porvenir antes de adquirir nuevos estados, pues no hay mayor error que empeñarse en hacerlo cuando no se tienen las suficientes fuerzas y posibilidades, y por muchos ejércitos que se pongan en campaña, nunca se logrará entrar en una provincia con éxito si no se cuenta con el favor de algún sector de los habitantes. En cuanto a cómo se adquieren91, los príncipes llegan a serlo por herencia o fundando una dinastía. Un príncipe hereditario que extiende su dominio a nuevos territorios es considerado en estos últimos como fundador, y su comportamiento en esos países recién adquiridos ha de ser diferente al observado en los dominios heredados, pues un principado nuevo se pierde con mayor facilidad. Un estado nuevo se adquiere por la fuerza o por astucia, aunque el medio más seguro es una combinación de ambas. Los métodos difieren según las propias características de cada país, pues si este es muy unido, el atacante tendrá que depender exclusivamente de sus propias fuerzas, mientras que, en el caso contrario, puede hacer que actúe a su favor la desorganización del otro. En el libro se plantea un caso especial de nuevo príncipe, que es el de aquellos que, habiendo nacido ciudadanos, se hacen con el poder supremo. Esta es una meta difícil, pero puede alcanzarse por muchos caminos. El primero es el de aquellos que llegan a príncipes gracias a sus dotes personales. Necesitan, es cierto, encontrar una ocasión propicia, sin la que su talento no podría ponerse de manifiesto; pero la ocasión por sí sola, sin las excelentes cualidades de la persona, no permitiría alcanzar el éxito. Quienes adquieren así el principado, gracias a sus cualidades, encuentran, al principio, grandes dificultades, sobre todo porque tienen dificultades de fundar nuevas instituciones y nuevas leyes, pero en cambio se mantienen en el trono con bastante seguridad, porque suelen ser benefactores y porque han aprendido a fiarse solamente se sus propios recursos. Hay otros príncipes que le deben todo a la fortuna. Estos llegan al poder casi sin esfuerzo, en su camino no encuentran ningún obstáculo, se diría que vuelan. Normalmente reciben la describe el conflicto civil que enfrentó a los militares romanos más importantes de la época tras el fallecimiento del emperador Nerón (68-69), el ascenso al trono de Vespasiano y el reinado de los tres miembros de la Dinastía Flavia (69-96). Concluye con el asesinato de Domiciano. https://es.wikipedia.org/wiki/Historias_(T%C3%A1cito) 91 Se sigue en este punto lo publicado en: http://blog.pucp.edu.pe/blog/orlandobecerra/2012/02/02/los-principadossegun-maquiavelo/; y http://roco1.blogspot.cl/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

ayuda de ejércitos ajenos. Quienes alcanzan el trono encuentran infinitas dificultades para mantenerse en él, pues no merecen su suerte, ni pueden esperar vivir seguros, a no ser que sigan supeditados a quienes les ayudaron que habitualmente son volubles, y dejarán de protegerlos cuando ya no convenga a sus intereses. Hay un tercer camino, más tortuoso y oscuro: el de quienes alcanzan el poder por medio de crímenes y traiciones. Estos llegan rápidamente a la cima, pero para mantenerse en ella deben emplear métodos crueles y contundentes. Maquiavelo aconseja un baño de sangre inicial, acompañado de algunas mejoras que favorezcan notablemente a los ciudadanos que queden vivos, y después de eso evitar volver al uso de la crueldad. En cambio, quienes muestran indulgencias al principio y, se van haciendo cada día más crueles, han escogido la vía más rápida y certera para su propia destrucción. La última modalidad de ascenso al principado es hacerlo con la ayuda de los conciudadanos o de una fracción de ellos y ayudándose de lo que Maquiavelo llama la “Astucia Afortunada” o “La Fortuna es Mujer”. Quienes logran el poder de esta manera les es más fácil propiciar la ayuda del pueblo que de los nobles del principado, lo que resulta muy conveniente. La forma en que estos príncipes permanezcan en el trono es que se las arreglen para parecer imprescindibles en toda circunstancia. Un caso especial son los principados eclesiásticos. Para llegar a ellos se puede hacer uso de la virtud, de la suerte, de la astucia o del dinero, pero siempre respetando las formas que definen la institución de la iglesia. Una vez que se adquiere este tipo de principado, es muy fácil mantenerlo. Causales determinantes de acceso al poder El poder de un actor puede considerarse como una variable dependiente de tres amplias variables concurrentes, estas variables vienen a ser las causales determinantes del acceso al poder, y estas son: 1.- la posición estratégica del actor, la cual a su vez se compone de cuatro subvariables concurrentes: 1.1.- el estatus social del actor 1.2.- la conformidad del actor a las reglas del juego 1.3.- el grado de solapamiento del actor con los detentores del poder 1.4.- la información técnica y política que posee el actor 2.- las características internas del actor, esta conforma, en principio, por cuatro subvariables concurrentes: 2.1.- la adecuación de la organización del actor a los intereses del poder 2.2.- la pericia del actor en su liderazgo 3.3.- los recursos económicos del actor 3.4.- la cohesión interna del actor en cuanto al poder


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

3.- la habilidad técnica, táctica y pericia movilizada del actor Breve desarrollo de las tres causales determinantes de acceso al poder Primer causal: la posición estratégica del actor La posición del actor será su ubicación fundamental en torno a las metas y objetivos básicos del proceso del poder y, estará determinada por cuatro subvariables concurrentes, que son: - el status social, el cual es considerado como el nivel o posición del actor en el sistema del poder en relación con otros actores, de ahí, que su status puede ser adscrito (nacimiento, herencia...) o adquirido; en el primer caso es independiente de sus cualidades o esfuerzos individuales, mientras que en el segundo, es logrado mediante su propio esfuerzo y cualidades. - la conformidad a la reglas del juego, que no es otra cosa que la concordancia y acatamiento de las creencias, normas y valores compartidas e impuestas por ciertos actores que representan un determinado sector o grupo de poder dentro del proceso del poder, es decir, la existencia de una evidencia de consentimiento compartida sobre una tendencia particular de poder, que a su vez, si bien el poder es amoral, estas reglas del poder proveen y se constituyen como bases morales para el acatamiento y la cooperación por parte de aquellos actores de una relación de poder dada. El objetivo de la conformidad a las reglas del juego es que los actores participen dentro del juego del poder y tengan acceso a los espacios de poder y de representación del mismo, lo cual, al mismo tiempo, los obliga a que respeten e impere en última instancia la voluntad de su núcleo de poder que actúa en el proceso del poder. - el grado de solapamiento del actor, éste es su cautela, precaución y reserva con que procede ante el resguardo de los intereses y programas reservados de los detentores del poder, ya sean, para la consecución de determinados fines o para precaver lo que pueda dificultarlos. - la información técnica y política que posee el actor, esta es su capacidad activa de investigación y espionaje que le permita obtener el mayor acopio de datos que, a través de indagaciones secretas, logre sobre determinados sucesos, actividades o conocimientos de gobierno, económicos, militares, procesos científico-tecnológicos, etc., utilizando, principalmente para ello, el manejo de los medios de comunicación e información que son propios de la actual sociedad digital. Segunda causal: las características internas del actor Las características internas del actor son aquellas cualidades y condiciones que lo hacen único y particular ante los demás actores en el proceso de acceso a los centros de poder y, estará determinada por cuatro subvariables concurrentes, que son:


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

- la adecuación de la organización del actor a los intereses del poder, esto es, la acomodación y acondicionamiento a un sistema de pautas del poder determinado teleológica y racionalmente, en el que la acción coordinada y la interrelación del actor con el sistema del poder conduce a la consecución de los fines e intereses propios del proceso del poder. - la pericia del actor en su liderazgo, esta estará determinada por su sabiduría práctica y conducta prudente en el ejercicio de su capacidad de conducción conforme a la reglas del arte de liderar, vale decir, considerar en la conducción los aspectos psicológico (por aplicarla la conducción sobre seres humanos, dotados de inteligencia, voluntad, pasiones y sentimientos), pedagógico ( por entrañar la conducción, la instrucción y la educación del subordinado), y moral (por regular la conducción y las conductas de los subordinados influyendo en su comportamiento). - los recursos económicos del actor, que son todos aquellos elementos -naturales, culturales y humanos - que le permitirán potencialmente satisfacer las necesidades y deseos de los demás actores, teniendo en cuenta los diferentes y variados principios y leyes que regulan un sistema económico determinado. - la cohesión interna en cuanto al poder, será su unidad y adhesión inquebrantable a las los intereses fundamentales que persigue el poder y, principalmente, a los intereses, metas y objetivos últimos de los núcleos de poder que actúan en el proceso. Tercera causal: la habilidad técnica, táctica y pericia movilizada del actor - la habilidad técnica, es el conocimiento y la pericia para realizar actividades propias del proceso del poder, que incluyen: -métodos -proceso -procedimiento. Por lo tanto, representa trabajar con determinadas herramientas y técnicas, por ejemplo, utilizar las técnicas psicológicas de persuasión para obtener determinadas cuotas de poder, niveles de acceso a los centros de poder, y participación efectiva en el proceso del poder, etc. - la táctica del actor, este es el esquema especifico que utiliza para el empleo de sus recursos dentro de su estrategia general elaborada, es decir, su planeación organizacional de la estructura de su poder para el logro de sus objetivos estratégicos destinados a adquirir, ejercer, controlar y/o influenciar el poder. - la pericia movilizada, esta es su habilidad para resolver con acierto, facilidad y rapidez cualquier obstáculo o suceso inesperado que entrañe cierta dificultad que impida o limite la normal participación en el proceso del poder. C.- Los métodos de utilización del poder El ejercicio del poder incluye invariablemente una mezcla de formas diferentes - que a menudo se refuerzan entre sí - de presión y persuasión.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La persuasión, tiene lugar cuando A ejerce un influjo sobre B para que éste adopte una línea de acción determinada, sin que A prometa una recompensa o amenace con un castigo. Este influjo de A puede adoptar las formas de ejemplo, expectativas, propuestas, información, educación y propaganda. La presión, tiene lugar cuando A ejerce una presión sobre B, buscando A hacer más deseable un determinado tipo de acción por parte de B, pero prometiendo ciertas recompensas o amenazando con algún tipo de castigo. Puede revestir la forma de fuerza, mandato, manipulación o negociación. Todo ejercicio de poder ya sea ejecutado mediante persuasión o presiones, implica una decisión, por tanto, tal decisión ha de ser siempre la más óptima en función de los intereses y los objetivos que se persiguen. Se han de ordenar las preferencias para que sus elecciones tiendan a conseguir el máximo de lo que se busque. Por "ordenar sus preferencias" se entiende que, dadas dos posibilidades, siempre ha de ser capaz de decidir si prefiere una a la otra o si le da igual el acaecimiento de cualquiera de ellas. Además, sus preferencias han de ser "transitivas"; esto es, si prefiere A a B y B a C, entonces ha de preferir A a C. La primera condición se cumple siempre, pero la segunda no se cumple de hecho ni en las teorías normativas más sofisticadas. En todo caso, el requisito fundamental es la maximización. Para obtener una mayor maximización al utilizar el poder, debemos tener presente la información que poseemos sobre cada una de las consecuencias previsibles sobre el estado de cosas al momento de tomar cada una de nuestras posibles decisiones. En el caso de que se posea toda la información, nos encontramos ante una "decisión sin riesgo92", o en “certidumbre”. En el caso de que no se posee a toda la información precisa, debemos distinguir entre "decisión en riesgo", cuando se puede hacer una estimación frecuencial de la probabilidad de cada una de las consecuencias (por ejemplo, la probabilidad de que salga cara al lanzar una moneda al aire es ½; la probabilidad de que, al lanzarla dos veces, salgan dos caras es de 1/2 X 1/2 = 1/4), y situación de "incertidumbre93", cuando la probabilidad de que aparezca un estado de cosas cualquiera no es cuantificable sino "subjetiva" (por ejemplo, el hombre del tiempo puede comunicarnos que es probable que el próximo fin de semana a llueva sin pausas ni consuelo sobre toda la región). El principio por lo tanto está claro: elegir siempre el curso acción que maximice la utilidad esperada, es decir, el principio minimax, también denominado maximin. Las expresiones completas que se utilizan son minimax loss94 y maximin gain95. El criterio postula la 92

Cristiana Leiva Fajardo. https://isileiva.wordpress.com/2012/06/03/37/ Cristina Leiva Fajardo. https://isileiva.wordpress.com/2012/06/03/37/ 94 https://es.wikipedia.org/wiki/Minimax 95 http://www.pdcahome.com/4655/modelos-para-la-toma-de-decisiones/ 93


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

minimización de la máxima pérdida posible, o, lo que es lo mismo, visto desde el otro lado, la maximización de la mínima ganancia posible. Sin embargo, no debemos de dejar considerar que nos enfrentamos a un fenómeno muy particular en el juego del poder que es la variabilidad de la conducta humana, la cual en todo momento puede alterar todo principio que inspire o dirija nuestras decisiones. Las formas de persuasión El ejemplo, muchos actores del proceso del poder, influyen sobre nosotros actores por el profundo poder del ejemplo. Aquí donde se dirige el líder, pueden seguirle otros sobre la base de la lealtad, la devoción con la mera imitación. Por tal motivo, el actuar ejemplarizador del líder, del actor será, en principio, entendido, considerado y valorado por los demás como un hecho o proceder que se propone para que se imite y se siga y, connaturalmente conlleva a otros a inclinarse a seguir su actuar o proceder como camino y medio que le permitirá acceder al status que ostenta el actor influyente, ya sea por su atributos morales, intelectuales, materiales, capacidad y estilo para conducirse ante el poder. Las expectativas y las propuestas, los hombres pueden también ser influidos por las simples expectativas, particularmente cuando las expectativas de poder coinciden ampliamente con los códigos costumbres establecidos. Las expectativas, incluso cuando son tácitas, tienden a ser objeto de comunicación efectiva. Cuando se expresan más abiertamente, se convierten en propósitos (propuestas) o en consejos. Ambos pueden ser extraordinariamente influyentes, particularmente cuando se confía en el conocimiento o el desinterés de los consejeros. Incluso cuando se carece de propósitos o de consejos específicos, puede ejercerse una gran influencia, proporcionando o retirando ciertos tipos de información se puede decir en general, que en un determinado ámbito de poder, el comportamiento de cada actor es determinado, en parte, por las previsiones del actor relativas a las acciones futuras de los otros actores y a la evolución de la situación en su conjunto. Pero el fenómeno en el cual el papel de las expectativas es más claramente evidente está dado por la relación de poder que obra a través del mecanismo de las reacciones previstas. De este modo cuando B modifica su conducta, en el sentido deseado por A, sin una intervención directa de A sino porque B prevé que A adoptaría reacciones desagradables para el sino modificase su conducta. Naturalmente, para que haya poder se necesita que A, aun no provocando intencionadamente el comportamiento de B, alimente de un interés en cierto comportamiento. Este modo de obrar del poder hace ambiguas muchas situaciones concretas. El mecanismo de las reacciones previstas96 constituye un factor potente de conservación, puesto que es mucho más fácil “valorar y por tanto conocer las preferencias de un individuo 96

Se sigue en este punto a lo publicado en Diccionario de Política Volumen 2 pág. 1196. Editor Siglos XXI. 1991.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

o de un grupo con relación al estado de cosas existentes que conocer sus preferencias con relación a un posible estado de cosas futuro y por ello eventual”. Este mecanismo de obrar del poder hace ambigua muchas situaciones concretas. Por ejemplo el hecho de que disposiciones tomadas por un gobierno en materia industrial encuentren notable eco en los comportamientos de los empresarios de esa sociedad política puede querer decir que el gobierno tiene un gran poder sobre ellos, pero puede también significar, por el contrario, que los empresarios tiene un gran poder sobre el gobierno, consistente en la capacidad de impedir – a través del mecanismo de las reacciones previstas – que sean tomadas disposiciones que pongan en peligro sus intereses. No estamos, sin embargo, privados de instrumentos para desenrollar la madeja. En primer lugar podemos hacer un mapa de los intereses de los actores del sistema y buscar la individualización por este camino de las conductas a las cuales se pueden anclar las previsiones de las relaciones de poder. En segundo lugar, debe tenerse presente que la ambigüedad depende del estado de equilibrio de la situación: si surgen conflictos relevantes entre los actores se hace posible averiguar la orientación fundamental de su voluntad y, por tanto, la dirección prevaleciente en la que actúa el poder. La educación, la educación es un medio indirecto y de largo alcance para condicionar el comportamiento y, aunque ofrece grandes potencialidades para desarrollo de las capacidades de aprendizaje y adaptabilidad, se emplea, con mayor frecuencia, para promover la conformidad, pues es un medio eficaz de que se dispone para convertir, modelar y condicionar a un individuo adaptándolo a sus futuras condiciones de vida y también dejarlo programado para la función social que ha de desempeñar. Por su carácter de transmisión formal y sistemática que se hace a una generación a otra, de las habilidades, el conocimiento y los valores de una cultura a otra, en algunas situaciones de la historia ha sido el más poderoso medio de control social al que han debido someterse a los individuos. La propaganda y la información, comparten una gran similitud en cuanto a su aplicación como formas de persuasión y, por ello su aplicación conjunta, en lo posible, resulta un recurso de poder de gran efectividad. La Propaganda, es una forma de persuasión más inmediata, que recurre a la utilización de poderosos símbolos que se dirigen a los intereses del público a través de las emociones y de los sentimientos. La propaganda puede reforzar las predisposiciones y, en particular, dotarlas de una dirección específica, y puede contribuir a debilitarlas si este proceso se apoya el experiencia directa o símbolos no propagandísticos. Es particularmente poderosa cuando está reforzada por otras formas de persuasión y por diversos tipos depresiones, es decir por la propaganda de los hechos. Una acción sostenida de la propaganda y de la demostración, apoyada en los medios de comunicación de masas puede tener profundos efectos caracterológicos sobre los valores y actitudes de mucha gente. La información, cuando las premisas sobre las que la gente actúa son conocidas, la mera reestructuración de la información de que disponen puede modelar su comportamiento futuro. Proporcionando a B falsas informaciones acerca de los hechos que son relevantes para sus opciones, A puede controlar oculta o abiertamente a B induciéndolo a una cierta conducta, mientras que B, tomando las informaciones por verdaderas, crea optar libremente y por las correctas vías de acción.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La supresión de la información, de por sí, no comporta la mentira, simplemente no se hacen públicas determinadas noticias, interpretaciones o valoraciones. En este caso se restringe la base de los conocimientos, interpretaciones y valoraciones de que puedan disponer los destinatarios de la información, y por consiguiente también opera una restricción de las posibilidades de opción con las que se cuenta, ya sea en términos de creencias o de conducta. El exceso de información, es decir, la emisión incesante de múltiples informaciones y de interpretaciones diversas o contradictorias puede saturar la capacidad de recepción y de valoración del destinatario de los mensajes, empujando hacia una actividad defensiva, de indiferencia o delimitación que adolecerá de los intereses más cercanos. Las informaciones y los conocimientos constituyen un recurso de mayor importancia en el proceso del poder, los poseedores de un saber relevante siempre han tenido una posición importante en toda la sociedad. Por ello el poder está reforzado por el secreto, pues quienes disponen de informaciones tienen ventajas sobre aquellos que deben afrontar el mismo problema sin disponer de tales informaciones: el secreto es el instrumentum regni. Las formas de presión La fuerza, es la forma más extrema de poder, hasta el punto de que para muchos hace innecesaria la utilización del término poder. Su aplicación, mediante el encarcelamiento, la tortura, con la destrucción de la vida y de los recursos, produce la reducción o la eliminación de la capacidad del destinatario para actuar en una forma no deseada. Incluso la simple amenaza de utilizarla puede actuar como un importante factor de disuasión. Ahora, en el campo de las relaciones políticas sociales se entiende por fuerzas cualquier intervención física voluntaria de un nombre o grupo contra otro hombre o grupo, destinadas a destruir, agraviar o coartar su libre actuar y proceder. En este sentido meramente descriptivo fuerza es sinónimo de violencia. En la filosofía política97, se distingue, entre fuerza referida a las intervenciones físicas justas, que preservar el orden social o persiguen el bien común, y fuerza violencia a las intervenciones físicas, injustas, que rompen el orden social se oponen al bien común. El la doctrina jurídica, se tiende a designar con el término fuerza, las intervenciones conforme con la ley, y por tanto ilícitas, y por violencia las intervenciones que violan las normas jurídicas y que son por eso mismo ilícitas. 97

La filosofía política es una rama de la filosofía que estudia cuestiones fundamentales acerca del gobierno, la política, la libertad, la igualdad la justicia, la propiedad, los derechos y la aplicación de un código legal por la autoridad; qué hace a un gobierno legítimo, qué derechos y libertades debe proteger y por qué, qué forma debe adoptar y por qué, qué obligaciones tienen los ciudadanos para con un gobierno legítimo (si acaso alguna), y cuándo pueden derrocarlo legítimamente (si alguna vez). En un sentido vernacular, el término "filosofía política" a menudo se refiere a una perspectiva general, o a una ética, creencia o actitud específica, sobre la política que no necesariamente debe pertenecer a la disciplina técnica de la filosofía. https://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa_pol%C3%ADtica


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El mandato, la acción de mandar, es decir el ejercicio del poder por medio de órdenes, directrices, regulaciones o instrucciones, implica también muchas limitaciones. Sólo puede ser utilizada por aquellos cuya autoridad para dar órdenes sea aceptada. Es susceptible, por otra parte, de menoscabar la iniciativa y el propio respeto de quienes las reciben, por tanto, quién base su opción de poder en el mandato debe manipular el arte del mando. Es importante, entonces, considerar los diversos aspectos de las ordenes: el aspecto de mandato terminante, es el que se imparte en forma escueta, con tono de autoridad, si permitir observaciones; el aspecto de mandato solicitado, es el que suaviza a la gente irritable, no ofende al susceptible, ni al veterano, ni al responsable; el aspecto de mandato sugerido, es el que consiste en la indicación del problema, quedando implícita la invitación para resolverlo; el aspecto de mandato escrito, que presenta la orden terminante sin posibilidades de tergiversación; el aspecto de mandato verbal, que permite presentar una orden terminante, o bien una solicitada o una sugerida, obligando con la misma fuerza que la escrita. La manipulación, es una relación en la que A determina una cierta conducta de B y, al mismo tiempo, por una parte, A no reclama abiertamente a B tal conducta, sino que, al contrario, esconde a B su intención de obtenerla (o bien la naturaleza de su intención para obtenerla) y, por la otra B, no se da cuenta del hecho de que su conducta es la voluntad de A (o bien no advierte el modo como es causada por intervención de A), sino que, al contrario, que debe elegir libremente o tomar una decisión consciente. Las características de la manipulación son dos: en primer lugar, su condición de algo escondido, invisible. El sujeto manipulado no sabe qué lo es y que cree decidir libremente, mientras que su conducta está de hecho controlada por el manipulador. El carácter oculto de la manipulación puede referirse a las características mismas de intervención del manipulador, o bien, puede referirse a la naturaleza de la intervención del manipulador. La segunda característica, consiste en el aspecto intencional de ejercer la manipulación, no sólo el manipulador quiere provocar intencionadamente la conducta deseadas por parte del manipulado, sino que intenta también esconder la existencia o naturaleza de la intervención que provoca la conducta del manipulado. Existen dos formas generales de ejercer la manipulación social, se puede actuar con base en las premisas de las creencias o con base en las acciones de los hombres o, se puede operar sobre la estructura de las motivaciones que empujan a los hombres a determinadas creencias o determinadas acciones. La manipulación psicológica, es una clase de manipulación que opera sobre las estructuras de las motivaciones, ésta se basan en una especial vulnerabilidad del sujeto pasivo, que pueden definirse precisamente como psicológica. Existen manipulaciones psicológicas cuando A explota los determinismo psíquicos inconscientes de B para controlar ocultamente su conducta. La gran eficacia social y política de la manipulación psicológica depende esencialmente de dos factores: el primero, es que los impulsos emotivos inconscientes motivan muchas de


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

las opciones y de las acciones de los hombres; el segundo, existen símbolos o imágenes que tienen una fuerte capacidad de atracción sobre los impulsos. Por tanto la tarea del manipulador consiste en asociar el símbolo clave y la imagen clave oportunos al objeto social sobre el que pretende aplicar el impulso motivo; al repetirse de modo incisivo y continuo esta asociación, el nexo entre el objeto social y la emoción llega a ser automático en los individuos manipulados, como un reflejo condicionado. La manipulación física, en este caso, el objeto de la intervención manipulador no es la voluntad, si no al cuerpo del sujeto pasivo. En la manipulación física el manipulador ópera por medicamento químicos o eléctricos, que altera los mecanismos físicos que controlan los sentidos y los estados del organismo del sujeto pasivo, de manera que este conforma con eficiencia su receptividad o reactividad a los mensajes o estímulos ambientales. La negociación, es una forma más fluida todavía, y desde luego más penetrante, de utilizar la presión. En la negociación todas las partes ejercen poder sobre las restantes mediante amenazas o promesas recíprocas. Objetivos, recompensas sanciones, están sujetos a negociación. En realidad, las fuerzas, las órdenes y la manipulación tienden a ser englobadas en los procesos, más amplios y sutiles, de la negociación. La gran aportación de los aspectos más crudos del poder no consiste en suplantar la negociación, sino en reforzar el poder de los actores en la mesa de negociaciones. En la negociación una buena preparación es el camino más seguro para llegar a una negociación satisfactoria. Lo que hagamos o dejemos de hacer antes de llegar a la mesa de negociaciones se revelará en lo que obtengamos cuando lleguemos a ella. Las fases de la negociación se pueden explicar brevemente de la siguiente manera: Fase de preparación, se caracteriza por acciones de inteligencia, es decir, búsqueda y análisis de la información. Servirá de insumo para la identificación del problema y la fijación de posiciones negociadoras. Está constituida, a su vez, de: a) objetivos, es decir, establecer los objetivos claramente de la negociación b) información, se debe obtener toda la información disponible respecto al tema o asunto a negociar. c) concesiones, significa hacer un orden de las concesiones posibles. d) estrategias, vale decir, establecer nuestra estrategia y asignar las tareas al equipo de personas que estarán encargadas de la negociación. Fase de discusión, cada una de las partes da las razones por las que cree necesaria una cosa, o trata de demostrar razonando que algo es cierto. Las partes discuten estas conclusiones y tratan de persuadirse mutuamente razonando. Fase de señales, son matizaciones aplicadas a una declaración de posición. Fase de propuestas, es una oferta o una petición diferente a la posición inicial.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Fase de paquete, si pensamos creadoramente en las variables, siempre pueden replantearse incluso los temas más simples. Cuanto mayor sea el número de temas que pueden entrar en el paquete, más libertad existe para el montaje del mismo. Fase de intercambio, se trata de obtener algo a cambio de renunciar a otra cosa. Fase de cierre, la finalidad de éste es llegar a un acuerdo. Fase de acuerdo, la regla de oro debe ser resumir lo acordado y conseguir que la otra parte acepte que el resumen coincide con lo acordado. La renegociación, si surgen conflictos post-negociación, y no se puede alcanzar una resolución satisfactoria, o existen desacuerdos con los resultados, se pasa a la renegociación, se retorna nuevamente, en el mejor de los casos, al comienzo de todo el proceso, o se pueden iniciar las cosas desde un punto determinado. Pero también se corre el riesgo de que todo quede estancado y no se pueda iniciar, por un tiempo, una nueva negociación. El ejercicio del poder y la superación de resistencias Cualquiera que sea la combinación de persuasión y presión, los usuarios del poder encuentran siempre inercia o resistencia. Cuando se da una orden, la obediencia es parcial y renuente; la resistencia aumenta, y como las sanciones se hacen más severas, la oposición se refuerza también. De esta manera las formas de poder encuentran también diferentes formas de resistencia. Las expectativas y las propuestas, por ejemplo, pueden ser contrabalanceadas por la indiferencia; la información por la falta de atención o la mala interpretación; la propaganda, por el cinismo. Cuanto más efectiva sea una forma de influencia, más puede favorecer, en ciertas circunstancias, a los organizadores de los poderes compensadores. No obstante, en la utilización del poder, los actores del proceso del poder, pueden desarrollar estrategias y tácticas para enfrentar a la inercia y la resistencia. La resistencia abierta puede evitarse a menudo mediante la estrategia de la aproximación indirecta, es decir, el desplazamiento desde los puntos de mayor a los de menor resistencia. Las campañas de acción pueden periodizarse y planearse cuidadosamente. Esto significa con frecuencia tomar la iniciativa, mantenerse en la ofensiva, evitar las posiciones superdefensivas y, si es necesario, operar bruscos cambios o transformaciones. También exige, en ocasiones, una rápida respuesta al desafío de una crisis inesperada e, incluso, la creación intencionada de condiciones de crisis. La crisis puede hacer posible la adopción de las medidas precisas frente a grupos poderosos que, normalmente, están bien atrincherados y son vulnerables, y puede estimular la acción, y en consecuencia, el aprendizaje sobre algún problema mal conocido y por tanto no valorado en su debida magnitud en una situación de reposo. Pero, sobre todo, las diversas formas de persuasión y presión deben alternarse e interpenetrarse sin interrupción - la negociación respaldada por


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

la fuerza potencial; la propaganda, por el ejemplo; y la manipulación por la información, o por un puño de hierro convenientemente encubierto por un guante de terciopelo. D.- El desarrollo del poder El uso real del poder requiere el desarrollo de una base de poder que, a su vez, requiere normalmente la utilización real del poder. En realidad, cualquier tipo de utilización del poder puede contribuir a reforzar la base de poder. Pero la utilización permanente del mismo para realizar objetivos importantes conduce normalmente a una pérdida de sustancia. Los actores del proceso del poder deben reservar su poder para las ocasiones en que sea realmente necesario pues, a largo plazo, la pérdida de sustancia es inevitable, a no ser que una parte de ese poder sea invertida reasignándola a otras finalidades, es decir, al mantenimiento o al reforzamiento de la propia base de poder. Nicolás Maquiavelo98, en su obra “De Principatibus”, una vez que ha tratado acerca de los medios para hacerse del poder, se ocupa de las maneras de mantenerlo, e incluso de acrecentarlo99. Los principados nuevos enfrentan mayores dificultades, sobre todo si se ejerce sobre pueblos que tienen distinta lengua y costumbres. Sin embargo, un país al mando de un solo hombre, del que todos los demás, sin importar su rango, se consideran dependientes, será más fácil de retener que otro que cuente con una nobleza poderosa. En este caso, conviene que el príncipe viva en los nuevos territorios, establezca colonias en ellos, procure evitar los motivos de rebelión y se presente como defensor del pueblo y azote de los grandes. Los principados más difíciles de conservar son aquellos que se imponen a un pueblo libre. La libertad difícilmente se olvida y ese recuerdo es suficiente para propiciar rebeliones y despertar los corazones de quienes fueron libres y se resisten a ser dependientes. Por eso, a quien se hace dueño de una ciudad así no le queda más remedio que reducirla a cenizas, si quiere seguir siendo el amo: No hay medio más seguro de posesión que la ruina. Y quien se apodera de una ciudad acostumbrada a vivir libremente y no la destruye, que espere a ser destruido por ella. Sea cual fuere el tipo de principado que se intente consolidar, quien lo ocupa deber ser consciente de que no cuenta con otro apoyo que sus propios recursos; incluso quienes lo apoyaron en su ascenso resultan poco confiables, pues lo dejaran solo si se sienten poco recompensados. Por eso, el príncipe deberá estar siempre alerta, cuidando de que ningún súbdito, ningún sector de la sociedad, ninguna familia se engrandezca hasta extremos amenazantes, pues quien favorece el poder de otro, labra su propia ruina.

98 99

El Príncipe de Nicolás Maquiavelo. http://roco1.blogspot.cl/ Se sigue en este punto lo publicado en http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/politica/principe/5.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Por otro lado, todo príncipe que pretenda seguir en el poder durante largo tiempo tiene que estar consciente de que su mayor cimentación es un ejército propio, de cuya dirección y organización se encargará personalmente. Un príncipe desarmado es despreciable y está a merced de cualquiera. Las tropas deben estar bien ejercitadas, sin interrumpir su adiestramiento en los tiempos de paz. Los mercenarios y las tropas auxiliares prestadas por otros príncipes no sólo resultan inútiles, sino que, lejos de constituir una ayuda, sin una amenaza constante y muy peligrosa. Únicamente son seguras las armas propias, o sea, aquellas en las que los ciudadanos defienden su patria. Sólo entonces el ejército será de confianza, pues la traición y la cobardía no tienen razón de ser cuando un soldado hace suyo el interés de la batalla. Por lo que toca a la política interior, Maquiavelo advierte que es imposible que un príncipe reúna en sí todas las virtudes morales, y aun en el caso de que eso fuera posible, no sería conveniente, pues los asuntos del Estado requieren el desarrollo de otra clase de cualidades. No hay que titubear en el caso de tener que tomar actitudes que pudieran ser reprobables en términos morales, cuando eso es necesario para la estabilidad del gobierno. En lo que respecta al arte de gobernar, no se pueden fijar reglas precisas, pues la personalidad del sujeto y de las circunstancias que harán que resulte adecuado un comportamiento u otro. Sin embargo, hay algunas directrices que, por lo común, dan buenos resultados si se aplican en la relación del príncipe con sus súbditos. En primer lugar, Maquiavelo recomienda que el gobernante se incline más bien a la tacañería que a la generosidad, lo que resulta más bien extraño en una cultura que prestigiaba la liberalidad caballeresca y el desprendimiento cristiano. Por otro lado, recomienda la prudencia, la previsión y la capacidad para rodearse de colaboradores sabios y expertos, aunque sin confiar excesivamente en ellos, y el rechazo de los aduladores, afirmando que para un príncipe es muy útil labrarse una reputación y que nada cimienta mejor la fama como el atreverse a grandes empresas, aunque para hacerlo es preciso tener, además de osadía, un mínimo de posibilidades de éxito. Fuentes de desarrollo del poder La Autoridad formal, la autoridad formal o el derecho legítimo a tomar parte en determinadas acciones, es una de las fuentes de poder más obvias. Es conferida a los actores por constituciones, estatutos, reglamentos, delegaciones o decisiones oficiales (autoridad legal-racional), y es protegida y reforzada por el hábito, la costumbre, la tradición (autoridad tradicional) y los atributos rituales o ceremoniales de la autoridad; también deriva, a menudo, de la progenie, la riqueza, el estatus profesional, el conocimiento, la capacidad o la profunda energía de una persona (autoridad carismática). Los actores del proceso del poder consagran normalmente mucho tiempo a los esfuerzos para adquirir o ampliar su autoridad, con objeto de reforzar su base de poder.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En rigor, términos tales como "lucha por el poder" y "toma de poder" se refieren a menudo a la lucha por posiciones de autoridad formal. Esta lucha supone la creación de nuevas posiciones, el ajuste de las antiguas y la instalación en determinados puestos de personas adictas, mediante el nombramiento, la elección o la fuerza militar. Se supone, también, la interpretación e incluso el cambio de las costumbres, y la utilización de una serie de símbolos convenientes, como banderas, uniformes, edificios, provisión de cargos públicos, títulos, insignias, ceremonias. En ocasiones, puede implicar, la "usurpación de la autoridad" mediante la realización de actos no autorizados y el subsiguiente intento de legitimación. La Riqueza, la riqueza es otra de las fuentes de poder, casi todas las formas de riqueza recursos naturales, bienes producidos por el hombre o derechos patrimoniales sobre los recursos - pueden ser utilizadas como recompensa. Algunas formas de riqueza, tales como los medios de comunicación, constituyen instrumentos de persuasión efectivos. Otras, como los armamentos, son ampliamente utilizadas por las naciones como instrumentos de presión. El dinero es un instrumento universal para movilizar cualquier otra fuente de poder. La propiedad de la riqueza no es esencial, lo que es importante es el control de la riqueza, que puede ser ejercido por los dirigentes de las compañías, distintos de los accionistas, y por los altos funcionarios de los diversos organismos de poder. Los Recursos humanos, la población, o los recursos humanos, constituyen una fuente de poder más importante todavía. Es la población quién convierte los recursos físicos en riqueza, desarrollándolos y confiriéndoles utilidad. Tanto la autoridad como la organización están enraizadas en las interrelaciones de la población. El volumen de la misma es un factor importante: el poder económico de los productores depende, muchas veces, de la disponibilidad de mercados masivos, el poder de los partidos políticos y de las facciones políticas se ve afectado por el número de seguidores. Empero, en cualquier sociedad o situación, la calidad de la población es también importante. En el mundo moderno "calidad" significa mucho más que un nacimiento aristocrático, tal como simbolizaba la frase "personas de calidad", vale decir, se refiere a la capacidad potencial para determinadas realizaciones basadas en la educación, el conocimiento, la inteligencia, la destreza, los intereses, la edad, la salud y el grado de energía. La Ciencia y la tecnología, por sí mismas son un poder de alta calidad, lo cual las hace doblemente importantes para el desarrollo del poder. Permiten modificar, sacar provecho, dominar y prever el comportamiento tanto del mundo natural como social, por tanto, se constituyen como una fuente dinámica de poder en la cultura. La brecha científicatecnológica es un poderoso medio de dominación y sometimiento al establecer dependencias de carácter económico, social, político, educacional, etc., entre los diversos actores. Sin duda, en el mundo moderno, la producción de bienes y la sustentación humana son cuestiones de inspiración científica-tecnológica y de ergonomía, más aún , en el plano político se habla de la telecracia, en el laboral de letrabajo, en el educativo de la teleeducación, en el monetario del dinero electrónico y, muy pronto, de la realidad del mundo virtual.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La Organización, la organización es una fuente de poder indispensable. Los individuos, por sí mismos, solo tienen una influencia limitada sobre los demás, pero cuando se reúnen en alguna forma de organización, pueden desplegar el poder de realizar una serie de cosas que de ninguna forma podían llevarse a cabo (al menos de la misma forma) aisladamente. Por medio de la especialización del trabajo y de la cooperación entre sus partes componentes, una organización puede explotar las capacidades especializadas de las personas más calificadas. Puede reunir a las personas, los recursos y las posiciones de autoridad en un sólido y flexible sistema de poder. En consecuencia, los actores más destacados del proceso del poder, consagran una considerable cantidad de tiempo y de otros recursos a la tarea de mantener, ampliar y reorganizar las organizaciones existentes, o bien a construir otras nuevas. La relación arte-ciencia, juega un papel fundamental en el desarrollo del poder, toda vez que se debe tener presente, siempre y en todo momento, que los actores que obtienen mayor éxito en el proceso del poder, según se ha dicho a menudo, son los que proclaman "el arte de lo posible". Esta frase subraya el hecho de que los que utilizan y desarrollan el poder deben normalmente estar preparados para transigir sobre determinados principios. En otro caso, lo deseable puede ser imposible. Lo posible, empero, abarca un amplio espectro, desde lo inevitable hasta lo improbable. Algunos actores del proceso del poder se centran exclusivamente en los objetivos más factibles y las aspiraciones más bajas. En este caso, la máxima destreza consiste en sacar partido de una serie de acontecimientos que probablemente habrían tenido lugar en cualquier caso, a la manera de la planificación epifonoménica. Mucha mayor maestría se requiere para superar inercias y resistencias que, en principio parecen invencibles. Los maestros del proceso del poder son aquellos que, de vez en cuando, trascienden los límites de lo factible inmediato y son capaces de dar forma a secuencias de acontecimientos considerados previamente como muy improbables. Para satisfacer los niveles del poder ha de convertirse en el arte de lo improbable. Sea cual sea el nivel en que se sitúen las aspiraciones, sin embargo, los actores del proceso del poder, deben hacer frente a situaciones indeterminadas, excepto en lo referente a ciertos comportamientos muy estereotipados, nunca pueden estar seguros de lo que va a suceder si no actúan, ni de los efectos de modos de actuación alternativos, por ello, tienen que adoptar sus decisiones haciendo frente al riesgo y la incertidumbre. Todo esto implica la necesidad de una maestría considerable para desarrollar una base de poder, para utilizarla en la forma más conveniente para sus propósitos y para adaptar estos propósitos a las exigencias del desarrollo y la utilización del poder.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

VI. LA MEDICIÓN DEL PODER El poder de un actor se mide por sus efectos. Esta es la regla de oro, no existe otra. La palabra medición puede ser entendida, de manera sencilla, como un acto para determinar la magnitud de un objeto en cuanto a cantidad. De manera un poco más compleja, se puede decir que consiste en comparar una cantidad desconocida que queremos determinar y una cantidad conocida de la misma magnitud, que elegimos como unidad. Al resultado de medir se le denomina medida. La medición del poder es un proceso básico basado en teorías científicas que consiste en comparar un determinado tipo de poder o cuota de poder con otro determinado tipo o cuota de poder, en relación a los efectos que resultan del ejercicio de poder que hace uno y otro agente de poder. Clásicamente para medir el poder se han utilizado tres tipos de criterios como son la teoría de los juegos, criterios newtonianos y criterios económicos. Veamos cada uno de ellos. La teoría de juegos100 101 La teoría de juegos es un área de la matemática aplicada que utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados «juegos») y llevar a cabo procesos de decisión. Sus investigadores estudian las estrategias óptimas así como el comportamiento previsto y observado de individuos en juegos. Tipos de interacción aparentemente distintos pueden, en realidad, presentar estructura de incentivo similar y, por lo tanto, se puede representar mil veces conjuntamente un mismo juego. El objetivo de la teoría de juegos no es el análisis del azar o de los elementos aleatorios sino de los comportamientos estratégicos de los jugadores. En el mundo real, tanto en las relaciones económicas como en las políticas o sociales, y en las relaciones mismas de poder, son muy frecuentes las situaciones en las que, al igual que en los juegos, su resultado depende de la conjunción de decisiones de diferentes agentes o jugadores. Se dice de un comportamiento que es estratégico cuando se adopta teniendo en cuenta la influencia conjunta sobre el resultado propio y ajeno de las decisiones propias y ajenas. La técnica para el análisis de estas situaciones fue puesta a punto por un matemático, John von Neumann102. A comienzos de la década de 1940 trabajó con el economista Oskar

100

www.bbc.com/mundo/noticias/2015/02/150220_teoria_de_juegos_que_es_finde_dv www.eumed.net/curseco/juegos/ 102 John von Neumann (registrado al nacer como Neumann János Lajos; Budapest, Imperio austrohúngaro, 28 de diciembre de 1903-Washington, D. C., Estados Unidos, 8 de febrero de 1957) fue un matemático húngaroestadounidense que realizó contribuciones fundamentales en física cuántica, análisis funcional, teoría de conjuntos, teoría de juegos, ciencias de la computación, economía, análisis numérico, cibernética, hidrodinámica, estadística y muchos otros campos. https://es.wikipedia.org/wiki/John_von_Neumann 101


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Morgenstern103 en las aplicaciones económicas de esa teoría. El libro que publicaron en 1944, "Theory of Games and Economic Behavior", abrió un insospechadamente amplio campo de estudio en el que actualmente trabajan miles de especialistas de todo el mundo. Hay dos clases de juegos que plantean una problemática muy diferente y requieren una forma de análisis distinta: los llamados juegos cooperativos y los llamados juegos no cooperativos. Los juegos cooperativos, en ellos los jugadores pueden comunicarse entre ellos y negociar los resultados se tratará de juegos con transferencia de utilidad, en los que la problemática se concentra en el análisis de las posibles coaliciones y su estabilidad. Si los jugadores pueden comunicarse entre sí y negociar un acuerdo ANTES de los pagos, la problemática que surge es completamente diferente. Se trata ahora de analizar la posibilidad de formar una coalición de parte de los jugadores, de que esa coalición sea estable y de cómo se deben repartir las ganancias entre los miembros de la coalición para que ninguno de ellos esté interesado en romper la coalición. Ejemplo de juegos cooperativos:104 En los juegos con transferencia de utilidad o cooperativos se llama solución a una propuesta de coalición y de reparto de los pagos que garantice estabilidad, es decir, en la que ninguno de los participantes de una coalición vencedora pueda estar interesado en romper el acuerdo. Juego 1.- Empecemos con el ejemplo más sencillo. Supongamos que tres jugadores, Ana, Benito y Carmen, tienen que repartirse entre sí cien euros. El sistema de reparto tiene que ser adoptado democráticamente, por mayoría simple, una persona un voto. Hay cuatro posibles coaliciones vencedoras: ABC, AB, BC y AC, pero hay infinitas formas de repartir los pagos entre los tres jugadores. Supongamos que Ana propone un reparto de la forma A=34, B=33 y C=33. Benito puede proponer un reparto alternativo de la forma A=0, B=50 y C=50 Carmen estará más interesada en la propuesta de Benito que en la de Ana. Pero puede proponer una alternativa aún mejor para ella: A=34, B=0 y C=66.

103

Oskar Morgenstern, 1902-1977, nacido en Görlitz, Silesia, estudió en las universidades de Viena, Harvard y Nueva York. Miembro de la Escuela Austriaca y avezado matemático, participa en los famosos "Coloquios de Viena" organizados por Karl Menger (hijo de Carl Menger) que pusieron en contacto científicos de diversas disciplinas, de cuya sinergia se sabe que surgieron multitud de nuevas ideas e incluso nuevos campos científicos. https://es.wikipedia.org/wiki/Oskar_Morgenstern 104 Se sigue en este punto lo publicado en http://www.eumed.net/cursecon/8/juegos_ctu.htm


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

A Benito es posible que se le ocurra alguna propuesta mejor para atraer a Ana. El juego puede continuar indefinidamente. No tiene solución. No hay ninguna coalición estable. Sea cual sea la propuesta que se haga siempre habrá una propuesta alternativa que mejore los pagos recibidos por cada jugador de una nueva mayoría. Juego 2.- Modifiquemos ahora el ejemplo. En vez de "un hombre un voto" consideremos que hay voto ponderado. Ana tiene derecho a seis votos, Benito a tres y Carmen a uno. Las posibles mayorías son las siguientes: ABC, AB, AC, A. En esta situación Ana propondrá un reparto de la siguiente forma: A=100, B=0 y C=0. Ese reparto se corresponde con una coalición estable en la que los seis votos de Ana estarán a favor. Es una solución única. Ana no aceptará ningún reparto en el que ella obtenga menos de 100 euros y sin la participación de Ana no hay ninguna coalición vencedora. En el juego 1, el valor del juego es cero para los tres jugadores. En el juego 2 el valor del juego para Ana es cien y para Benito y Carmen es cero. Los juegos no cooperativos, en ellos los jugadores no pueden llegar a acuerdos previos, por ello son llamados juegos sin transferencia de utilidad; es el caso de los juegos conocidos como "la guerra de los sexos", el "dilema del prisionero" o el modelo "halcón-paloma". Los modelos de juegos sin transferencia de utilidad suelen ser bipersonales, es decir, con sólo dos jugadores. Pueden ser simétricos o asimétricos según que los resultados sean idénticos desde el punto de vista de cada jugador. Pueden ser de suma cero, cuando el aumento en las ganancias de un jugador implica una disminución por igual cuantía en las del otro, o de suma no nula en caso contrario, es decir, cuando la suma de las ganancias de los jugadores puede aumentar o disminuir en función de sus decisiones. Cada jugador puede tener opción sólo a dos estrategias, en los juegos biestratégicos, o a muchas. Las estrategias pueden ser puras o mixtas; éstas consisten en asignar a cada estrategia pura una probabilidad dada. En el caso de los juegos con repetición, los que se juegan varias veces seguidas por los mismos jugadores, las estrategias pueden ser también simples o reactivas, si la decisión depende del comportamiento que haya manifestado el contrincante en jugadas anteriores. Ejemplo de juegos no cooperativos: Juego.- La guerra de los sexos105 El juego de "La guerra de los sexos" es un ejemplo muy sencillo de utilización de modelos de la teoría de juegos para analizar un problema frecuente en la vida cotidiana.

105

Se sigue en este punto lo publicado en http://www.eumed.net/cursecon/juegos/sexos.htm


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Hay dos jugadores: "ÉL" y "ELLA". Cada uno de ellos puede elegir entre dos posibles estrategias a las que llamaremos "Fútbol" y "Discoteca". Supongamos que el orden de preferencias de ÉL es el siguiente: 1º (lo más preferido) ÉL y ELLA eligen Fútbol. 2º ÉL y ELLA eligen Discoteca. 3º ÉL elige Fútbol y ELLA elige Discoteca. 4º (lo menos preferido) Él elige Discoteca y ELLA elige Fútbol. Supongamos que el orden de preferencias de ELLA es el siguiente: 1º (lo más preferido) ÉL y ELLA eligen Discoteca. 2º ÉL y ELLA eligen Fútbol. 3º ÉL elige Fútbol y ELLA elige Discoteca. 4º (lo menos preferido) Él elige Discoteca y ELLA elige Fútbol. La matriz de pagos es como sigue: Ella Él

Fútbol Discoteca

Fútbol 1\2 4\4

Discoteca 3 \ 3* 2\1

Los pagos representan el orden de preferencias. En verde y a la izquierda de la barra, los pagos a ÉL. En violeta y a la derecha de la barra los pagos a ELLA.

Este juego, tal como lo hemos descrito, es un juego sin repetición y sin transferencia de utilidad. Sin repetición significa que sólo se juega una vez por lo que no es posible tomar decisiones en función de la elección que haya hecho el otro jugador en juegos anteriores. Sin transferencia de utilidad significa que no hay comunicación previa por lo que no es posible ponerse de acuerdo, negociar ni acordar pagos secundarios ("Si vienes al fútbol te pago la entrada"). El problema que se plantea es simplemente un problema de coordinación. Se trata de coincidir en la elección. Al no haber comunicación previa, es posible que el resultado no sea óptimo. Si cada uno de los jugadores elige su estrategia maximín el pago que recibirán (3\3) es subóptimo. Esa solución, marcada en la matriz con un asterisco, no es un punto de equilibrio de Nash ya que los jugadores están tentados de cambiar su elección: cuando ELLA llegue a la discoteca y observe que ÉL se ha ido al fútbol, sentirá el deseo de cambiar de estrategia para obtener un pago mayor. El modelo que hemos visto es un juego simétrico ya que jugadores o estrategias son intercambiables sin que los resultados varíen. Podemos introducir una interesante


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

modificación en el juego convirtiéndolo en asimétrico a la vez que nos aproximamos más al mundo real. Supongamos que las posiciones 2ª y 3ª en el orden de preferencias de ÉL se invierten. ÉL prefiere ir solo al Fútbol más que ir con ELLA a la Discoteca. La matriz de pagos queda como sigue: Ella Él

Fútbol Discoteca

Fútbol 1 \ 2* 4\4

Discoteca 2\3 3\1

Si ELLA conoce la matriz de pagos, es decir, las preferencias de ÉL, el problema de coordinación desaparece. Está muy claro que ÉL elegirá siembre la estrategia Fútbol, sea cual sea la elección de ELLA. Sabiendo esto ELLA elegirá siempre la estrategia Fútbol también, ya que prefiere estar con ÉL aunque sea en el Fútbol que estar sola aunque sea en la Discoteca. La estrategia maximín de ambos jugadores coincide. El resultado, marcado con un asterisco, es un óptimo, un punto de silla, una solución estable, un punto de equilibrio de Nash. Obsérvese que esta solución conduce a una situación estable de dominación social del jugador que podríamos calificar como el más egoísta. El punto de equilibrio de Nash es una situación en la que ninguno de los jugadores siente la tentación de cambiar de estrategia ya que cualquier cambio implicaría una disminución en sus pagos. Von Neumann y Oskar Morgenstern habían ya ofrecido una solución similar pero sólo para los juegos de suma cero. Para la descripción formal del problema y su solución, Nash utilizó funciones de mejor respuesta y el teorema del punto fijo de los matemáticos Brouwer y Kakutani. Criterios de la teoría de juegos, estos criterios basándose en la existencia de dos o más actores que se encuentran eventual en una situación conflictiva, que persiguen sus propios fines en intereses y que adoptan cada uno una estrategia, y que como resultado de la interacción de las decisiones simultáneas de los dos actores, cada uno de ellos obtiene un pago, esto es, una pérdida o una ganancia. Entonces se dice que el actor A tiene mayor poder que el actor B, si la estrategia de A domina a la estrategia de B, y si los pagos de A son siempre iguales o mejores que los de B. Los pagos de cada uno de los actores, que permitirán medir su cuota de poder y la magnitud de éste, se representan en una matriz de pagos con una entrada para cada uno de los cursos de acción disponibles para cada actor. Cada matriz es una representación gráfica del juego que permitirá medir el poder de cada uno de los actores, según los pagos obtenidos en cada curso de acción y estrategia elegida por los actores y que se representará en las distintas combinaciones posibles contenidas en la matriz.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Criterios Newtonianos106 Las leyes de Newton, también conocidas como leyes del movimiento de Newton, son tres principios a partir de los cuales se explican una gran parte de los problemas planteados en mecánica clásica, en particular aquellos relativos al movimiento de los cuerpos, que revolucionaron los conceptos básicos de la física y el movimiento de los cuerpos en el universo. La dinámica, por su parte, es la parte de la física que estudia las relaciones entre los movimientos de los cuerpos y las causas que los provocan, en concreto las fuerzas que actúan sobre ellos. La dinámica, desde el punto de vista de la mecánica clásica, es apropiada para el estudio dinámico de sistemas grandes en comparación con los átomos y que se mueven a velocidades mucho menores que las de la luz. Para entender estos fenómenos, el punto de partida es la observación del mundo cotidiano. Si se desea cambiar la posición de un cuerpo en reposo es necesario empujarlo o levantarlo, es decir, ejercer una acción sobre él. Las leyes enunciadas por Newton, y consideradas como las más importantes de la mecánica clásica, son tres: 1.- la ley de inercia, 2.- la relación entre fuerza y aceleración y 3.- la ley de acción y reacción. Newton planteó que todos los movimientos se atienen a estas tres leyes principales, formuladas en términos matemáticos. Un concepto es la fuerza, causa del movimiento y otro es la masa, la medición de la cantidad de materia puesta en movimiento; los dos son denominados habitualmente por las letras F y m. Primera ley de Newton o ley de inercia La primera ley del movimiento rebate la idea aristotélica de que un cuerpo solo puede mantenerse en movimiento si se le aplica una fuerza. Newton expone que: “Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él”. Esta ley postula, por tanto, que un cuerpo no puede cambiar por sí solo su estado inicial, ya sea en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme, a menos que se aplique una fuerza o una serie de fuerzas cuya resultante no sea nula. Newton toma en consideración, así, el que 106

Se sigue en este punto las ideas, conceptos y explicaciones publicados en: https://es.wikipedia.org/wiki/Mecanica_clasica. - La mecánica de newton: http://aprendeenlinea.udea.edu.co/lms/moodle/pluginfile.php/161863/mod_resource/content/0/FCGPModo.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

los cuerpos en movimiento están sometidos constantemente a fuerzas de roce o fricción, que los frena de forma progresiva, algo novedoso respecto de concepciones anteriores que entendían que el movimiento o la detención de un cuerpo se debía exclusivamente a si se ejercía sobre ellos una fuerza, pero nunca entendiendo como tal a la fricción. En consecuencia, un cuerpo que se desplaza con movimiento rectilíneo uniforme implica que no existe ninguna fuerza externa neta o, dicho de otra forma, un objeto en movimiento no se detiene de forma natural si no se aplica una fuerza sobre él. En el caso de los cuerpos en reposo, se entiende que su velocidad es cero, por lo que si esta cambia es porque sobre ese cuerpo se ha ejercido una fuerza neta. Newton descubrió la ley de la inercia, la tendencia de un objeto en movimiento a continuar moviéndose en una línea recta, a menos que sufra la influencia de algo que le desvíe de su camino. Segunda ley de Newton o ley fundamental de la dinámica La Segunda Ley de Newton expresa que: “El cambio de movimiento es directamente proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime”. Esta ley se encarga de cuantificar el concepto de fuerza. La aceleración que adquiere un cuerpo es proporcional a la fuerza neta aplicada sobre el mismo. La constante de proporcionalidad es la masa del cuerpo (que puede ser o no ser constante). Entender la fuerza como la causa del cambio de movimiento y la proporcionalidad entre la fuerza impresa y el cambio de la velocidad de un cuerpo es la esencia de esta segunda ley. Tercera ley de Newton o principio de acción y reacción La tercera ley de Newton establece que siempre que un objeto ejerce una fuerza sobre un segundo objeto, este ejerce una fuerza de igual magnitud y dirección pero en sentido opuesto sobre el primero. Con frecuencia se enuncia así: A cada acción siempre se opone una reacción igual pero de sentido contrario. En cualquier interacción hay un par de fuerzas de acción y reacción situadas en la misma dirección con igual magnitud y sentidos opuestos. La formulación original de Newton es: “Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: quiere decir que las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto”. Esta tercera ley de Newton es completamente original (pues las dos primeras ya habían sido propuestas de otra manera por Galileo, Hooke y Huygens) y hace de las leyes de la mecánica un conjunto lógico y completo. Expone que por cada fuerza que actúa sobre un cuerpo, este realiza una fuerza de igual intensidad, pero de sentido contrario sobre el cuerpo que la produjo. Dicho de otra forma, las fuerzas, situadas sobre la misma recta, siempre se presentan en pares de igual magnitud y de dirección, pero con sentido opuesto.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Si dos objetos interaccionan, la fuerza F12, ejercida por el objeto 1 sobre el objeto 2, es igual en magnitud con misma dirección pero sentidos opuestos a la fuerza F21 ejercida por el objeto 2 sobre el objeto 1.

12 =

21

Analogía en función de los criterios newtonianos. Si basamos la medición del poder en una analogía con la medición de fuerzas en la mecánica clásica vectorial o mecánica newtoniana, es posible postular una medición del poder sobre la base de la cantidad de cambios que se producen en R (unidades que responden) y que son atribuibles a C (unidades que controlan). Cuanto mayor sea el cambio en R, mayor será el poder de C. Se dice que Ca ejerce más poder que Cb si Ca induce a mayores cambios en Ra que Cb en Ra, o en cualquier otro R. El cambio en R no es, sin embargo, una dimensión singular, puesto que pueden ser significativos muchos cambios diferentes en R. Entre las dimensiones importantes del cambio en R producidas por C, que han sido apuntadas al estudiar la medición de la cantidad de poder de C, figuran: a) la posibilidad de que R actúe de acuerdo con la inducción de C. b) el número de personas en R. c) el número de Ítems, temas o valores en R. d) la cantidad de cambio en la posición, en las actitudes o en el estado psicológico de R. e) la velocidad con la que cambia R. f) la reducción en el número de soluciones o comportamientos que R puede utilizar g) el nivel de las penas o castigos que amenazan a R. Siguiendo todo lo anteriormente señalado, se puede decir que los criterios newtonianos para la medición del poder, se centran en los cambios producidos en R, en función de la acción realizada por C. Criterios económicos La medición del poder planteada en relación a criterios económicos, está basada en los denominados costes o costos. El costo es un recurso que se sacrifica o al que se renuncia para alcanzar un objetivo específico.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Así por ejemplo, el costo de producción es el valor del conjunto de bienes y esfuerzos en que se ha incurrido o se va a incurrir, que deben consumir los centros fabriles para obtener un producto terminado, en condiciones de ser entregado al sector comercial. Los costos sirven, en general, para tres propósitos:107 - Proporcionar informes relativos a costos para medir la utilidad y evaluar el inventario (estado de resultados y balance general). - Ofrecer información para el control administrativo de las operaciones y actividades de la empresa (informes de control). - Proporcionar información a la administración para fundamentar la planeación y la toma de decisiones (análisis y estudios especiales). Resulta relevante analizar el denominado coste de oportunidad, un concepto que se puede aplicar a varias cuestiones, incluida la medición del poder. El coste de oportunidad, también es conocido como el valor de la mejor opción no realizada. El coste de oportunidad entra en un mundo de limitados recursos y de muchas oportunidades disponibles. El coste de la oportunidad es aquello a lo que renunciamos cuando tomamos una decisión económica. Por ejemplo, si tenemos un presupuesto de U$ 3 dólares para elegir entre comprar chocolate o helado, decidamos lo que decidamos, tendremos un coste de la oportunidad. Si decidimos finalmente adquirir chocolate, habremos renunciado al helado y viceversa. Se basa en el principio de la rentabilidad esperada, y parte de que los agentes económicos racionales basan sus decisiones en base al coste o privación de recursos para conseguir la mayor rentabilidad. El coste de oportunidad tiene una gran importancia tanto en las decisiones sobre nuestro patrimonio, así como en las más personales. Porque siempre analizaremos nuestras decisiones con el objetivo de obtener la mayor rentabilidad esperada. En el caso de las decisiones sobre nuestro patrimonio, el coste de oportunidad intervendría del siguiente modo: Supongamos que tenemos un gran terreno, y entre nuestras opciones barajamos construir una casa, o en cambio alquilarlo para obtener una renta. Si finalmente nuestra decisión consiste en construirnos una casa, el coste de oportunidad sería equivalente al valor actual de las rentas perdidas por no haberlo alquilado, además de los costes incurridos al haberla construido. 107

Marina Ivnisky. http://www.monografias.com/trabajos4/costos/costos.shtml


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

En el ámbito de las decisiones personales, en muchas ocasiones se nos plantean situaciones en la vida en las que tenemos que elegir. Por ejemplo, supongamos que un sábado por la tarde tenemos la opción de ir al cine con nuestra chica, ver un partido de fútbol compartiendo unas cañas con nuestros amigos, o visitar a algún familiar. En la mayoría de los casos, cualquier individuo optaría por la opción que minimiza su coste de oportunidad. Ejemplo de coste de oportunidad en el ámbito del poder político: En muchas ocasiones, un gobierno (tipo de poder político) como gestor económico de los recursos y bienes públicos, decide, o al menos debería hacerlo, sobre en qué gastar y cómo para maximizar los objetivos de su política y programa de gobierno, partiendo de la máxima económica de que los recursos son escasos. Ahora bien, encontrándose el gobierno ante el dilema108, “cañones y educación”, el gobierno tendría que decidir entre emplear más recursos en armamento (cañones) para defender sus fronteras ante posibles invasiones, y bienes materiales para la instrucción de la población (educación). El gobierno, en teoría, apostaría por aquella opción que maximice la utilidad de sus conciudadanos. Eligiendo la combinación de cada “bien” de cara a la consecución de este objetivo. De cierto es claro que la decisión que tome el Gobierno tendrá repercusiones en cuanto al desarrollo militar y/o educacional del Estado y de la posición geopolítica en que ese Estado se encuentre. Desde el punto de vista de la educación, el coste de oportunidad sería la pérdida de riqueza en educación derivada de la decisión tomada. Pero si analizamos esta cuestión desde el punto de vista de la política de defensa nacional, la decisión mejoraría notablemente la sostenibilidad de la defensa nacional ante los potenciales enemigos de la región. El análisis del coste de oportunidad será distinto según sea el objetivo de la política de gobierno: brindar más seguridad a la defensa nacional o fomentar el desarrollo de la educación pública. Según los criterios económicos, la medición del poder se efectuaría en relación a los costes o costos en que deben incurrir quienes participan en el proceso del poder, es decir, en los costes que significaría una utilización del poder para C (unidad que controla) y para R (unidad que responde). De esta manera una medición del poder tendría que incluir: a) los costos de oportunidad para C en el intento de influir sobre R, también llamados costes del poder de C. b) los costes de oportunidad de R, cuando rechaza plegarse a C, que se denominan, la fuerza del poder de C sobre R. 108

Se sigue en este punto las ideas publicadas en http://tribunadeeconomia.blogspot.cl/2008/01/caones-omantequilla-iv-sistemas.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

VII. LAS LEYES DEL PODER109 Las leyes del poder son una interpretación de la evolución usada por individuos, con la finalidad de permitir al individuo desarrollarse al más alto nivel de confort que pueda alcanzar en su marco social. El ejercicio del poder es endémico en los seres humanos, como seres sociales y gregarios que somos. Si usted es de las personas que abominan de toda forma de poder, que se hace a un lado cuando los demás se agarran a dentelladas por una posición ventajosa, pertenece a una de dos categorías de personas: a la de los que disfrazan hábilmente sus reales intenciones... o a la de los santos. A continuación, se expondrán unas reglas o leyes que generalmente conviene seguir. Son un resumen de textos de varios autores clásicos con algunos comentarios. Quizás algunas de las ideas que aquí se exponen, choquen con sus creencias o parezcan poco éticas. Desgraciadamente, al vida viene siendo un juego de poder desde hace milenios y no parece que vaya a cambiar. De todas formas, usted elige bando: tener poder o no tenerlo. Todo debe aparecer civilizado, decente, democrático y logrado a través del juego limpio. Pero sí nos atenemos en forma excesivamente estricta a estas pautas, seremos aplastados por aquellos, de entre quienes nos rodean, que son menos ingenuos que nosotros. El mundo es como una gran corte intrigante y manipuladora en la cual no hallamos todos atrapados, no tiene sentido alguno tratar de eludir el juego, esto sólo nos privaría del poder, y la impotencia nos hará sentir más desgraciados. En lugar de luchar contra lo inevitable, en lugar de argumentar, gemir y sentirse culpable, es mucho mejor destacarse en el juego del poder. El poder es, en esencia, amoral. Una de las habilidades más importantes que deberá adquirir es la capacidad de aprender a ver circunstancias, en lugar de, simplemente, el bien o el mal.

109

Este punto se ha desarrollado en atención a las 48 Leyes del Poder, publicadas por Robert Greene. Editorial Atlántida S.A. 2009. http://www.consejeriaempresarial.com/publicaciones/48%20leyes%20del%20Poder.pdf https://es.wikipedia.org/wiki/Las_48_leyes_del_Poder Robert Greene (Los Ángeles, California 14 de mayo de 1959) es un escritor y psicólogo estadounidense de origen judío, conocido por sus libros en materia de estrategia, poder y seducción. Greene ha escrito cinco bestsellers internacionales: Las 48 leyes del poder, El arte de la seducción, Las 33 estrategias de la guerra, La Ley 50 (con el rapero 50 Cent), y Maestría. Concurrió a las universidades de California, Berkeley y Wisconsin-Madison, donde se graduó en estudios clásicos. Ha trabajado como editor y escritor de varias revistas en la Ciudad de Nueva York, y en Los Ángeles como guionista y también escritor. Vivió varios años en Londres, París y Barcelona. Habla varios idiomas y ha trabajado como traductor.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El poder es un juego y en un juego usted no juzga a sus contrincantes por sus intenciones, sino por el efecto de sus acciones. Usted mide la estrategia y el poder de su adversario por lo que puede ver y sentir. Recuerde a Maquiavelo "quién deja de lado aquello que se hace por lo que se debería hacer, encuentra antes su ruina que su gloria". Ley Nº 1- Nunca le haga sombra a su amo Esfuércese siempre por lograr que quienes están jerárquicamente por encima de usted se sientan cómodos con su sensación de superioridad. No permita que sus deseos de complacerlos o impresionarlos lo induzcan a hacer ostentación de sus talentos y de su capacidad, ya que ello podrá generar un efecto opuesto al deseado, es decir, inspirar temor e inseguridad en sus superiores. Hágalos aparecer siempre más brillantes de lo que en realidad son... y accederá a la cima del poder. Ley Nº 2- Nunca confíe demasiado en sus amigos; aprenda a utilizar a sus enemigos Desconfíe de los amigos; suelen ser los primeros en traicionarlo, ya que caen fácilmente presa de la envidia. También suelen convertirse en irrespetuosos y tiranos. En cambio, emplee a quien haya sido su enemigo, y le será más leal que un amigo, ya que deberá hacer mayores esfuerzos por demostrar su adhesión. Lo cierto es que usted debe temer más a sus amigos que a sus enemigos. Si no tiene enemigos, busque la forma de creárselos. Ley Nº 3- Disimule sus intenciones Desconcierte a la gente y manténgala en la mayor ignorancia posible, sin revelar nunca el propósito de sus acciones. Si no tienen la menor idea de qué es lo que usted quiere lograr, les resultará imposible preparar una defensa. Condúzcalos por el camino de las falsas suposiciones, envuélvalos en una nube de humo y verá que, cuando al fin caigan en la cuenta de las verdaderas intenciones de usted, ya será tarde para ellos. Ley Nº 4- Diga siempre menos de lo necesario Cuando intente impresionar a la gente con palabras, tenga en cuenta que cuanto más diga tanto más vulnerable será y tanto menor control de la situación tendrá. Incluso cuando lo que diga sea sólo banalidad, parecerá una idea original si la plantea en forma vaga, abierta y enigmática. Las personas poderosas impresionan e intimidan por su parquedad. Cuanto más hable, mayor será el riesgo de decir alguna tontería. Ley Nº 5- Casi todo depende de su prestigio; defiéndalo a muerte Su renombre y su prestigio constituyen la piedra angular del poder. Basta el prestigio para intimidar y ganar. Sin embargo, una vez que decae, usted se tornará vulnerable y será atacado por todos los flancos. Convierta su prestigio en una fortaleza inexpugnable.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Manténgase alerta frente a cualquier tipo de ataques potenciales y desbarátelos antes de que se produzcan. Al mismo tiempo, aprenda a destruir a sus enemigos abriendo brechas en la reputación de ellos. Luego dé un paso al costado y deje que la opinión pública lo crucifique. Ley Nº 6- Busque llamar la atención a cualquier precio Todo es juzgado por su apariencia; lo que no se ve no cuenta. Nunca acepte perderse en el anonimato de la multitud o ser sepultado por el olvido. Ponga toda su fuerza en destacarse. Conviértase en un imán que concentre la atención de los demás, mostrándose más atractivo y más misterioso que la gran masa, tímida y anónima. Ley Nº 7- Logre que otros trabajen por usted, pero no deje nunca de llevarse los laureles Utilice la inteligencia, los conocimientos y el trabajo físico de otros para promover su propia causa. Ese tipo de ayuda no sólo le permitirá ahorrar mucho tiempo y energía, sino que le conferirá un aura divina de rapidez y eficiencia. A la larga, sus colaboradores serán olvidados y todos lo recordarán a usted. Nunca haga lo que otros pueden hacer por usted. Ley Nº 8- Haga que la gente vaya hacia usted y, de ser necesario, utilice la carnada más adecuada para lograrlo Cuando obligue a otro a actuar; deberá ser usted quien en todo momento ejerza el control. Siempre es mejor lograr que su contrincante se acerque a usted y abandone, en este proceso, sus propios planes. Atráigalo con ganancias fabulosas... y después proceda a atacar. Usted tiene todos los ases en la mano. Ley Nº 9- Gane a través de sus acciones, nunca por medio de argumentos Cualquier triunfo circunstancial que usted obtenga a través de argumentación verbal en realidad es sólo una victoria pírrica: el resentimiento y la mala voluntad que así genera son más intensos y duraderos que cualquier acuerdo momentáneo que haya logrado. Es mucho más eficaz lograr la coincidencia de otros con la coincidencia de otros con usted a través de sus acciones, sin decir palabra alguna. No explique, demuestre. Ley Nº 10- Peligro de contagio: evite a los perdedores y los desdichados La desdicha de los demás puede conducirlo a la muerte: los estados de ánimo son tan contagiosos y tóxicos como una enfermedad infecciosa. Aunque sienta que debe tenderle una mano a alguien que se está hundiendo, lo único que logrará con ello será acelerar su propia caída. A menudo, los perdedores, son los artífices de su propia desgracia y terminan por transmitirla a quien quiere ayudarlos. Evítelos y, en cambio, frecuente a individuos ganadores y felices.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Ley Nº 11- Haga que la gente dependa de usted Para mantener su independencia, es indispensable que los demás lo quieran y necesiten. Cuanto más confíen y dependan de usted, tanto más libertad usted tendrá. Haga que la gente dependa de usted para lograr su felicidad y prosperidad, y no tendrá nada que temer. Nunca enseñe a los demás lo suficiente como para que puedan arreglárselas sin su ayuda. Ley Nº 12- Para desarmar a su víctima, utilice la franqueza y la generosidad en forma selectiva Un gesto sincero y honesto compensará docenas de actitudes dictadas por la hipocresía y la falsedad. El gesto de franca y honesta generosidad hace bajar la guardia aun al individuo más desconfiado. Una vez que su sinceridad selectiva haya abierto una brecha en la armadura del otro, podrá manipularlo y embaucarlo a su antojo. Un obsequio oportuno especie de caballo de Troya- podrá cumplir el mismo objetivo. Ley Nº 13- Cuando pida ayuda, no apele a la compasión o a la gratitud de la gente, sino a su egoísmo Si necesita recurrir a la ayuda de un aliado, no se moleste en recordarle el apoyo que usted le dio en el pasado o sus buenas acciones. Lo pasado se ignora o se olvida. Si, en cambio, al formular su pedido de colaboración, usted muestre elementos que beneficiarán a la otra persona y hace gran hincapié en ellos, su contrincante responderá con entusiasmo a su solicitud, al detectar el beneficio que podría obtener. Ley Nº 14- Muéstrese como un amigo pero actúe como un espía Es de fundamental importancia saberlo todo sobre su rival. Utilice espías para reunir información valiosa que le permita mantener siempre una ventaja sobre él. Y mejor aún: haga usted mismo de espía. Aprenda a sondear con cuidado a la gente en corteses encuentros sociales. Formule preguntas indirectas para lograr que el otro revele sus intenciones y sus debilidades. Toda ocasión es buena para ejercer el arte del espionaje. Ley Nº 15- Aplaste por completo a su enemigo Empezando por Moisés, todos los grandes líderes de la historia sabían que era necesario aplastar por completo al enemigo al que temían. (En algunas oportunidades aprendieron esta lección a fuerza de golpes). Si se deja encendida una sola brasa, por muy débil que sea, siempre se corre el riesgo de que vuelva a desencadenarse un incendio. Se ha perdido más por una aniquilación a medias que por una exterminación total: el enemigo se recuperará y buscará venganza. Destrúyalo por completo, no sólo física sino también espiritualmente.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Ley Nº 16- Utilice la ausencia para incrementar el respeto y el honor Demasiada oferta reduce el precio: cuanto más lo vean y oigan, tanto menos necesario lo considerarán los demás. Si ya ha afirmado su posición dentro de un grupo determinado, un alejamiento temporario hará que hablen más de usted, e incluso que lo admiren. Deberá aprender cuándo alejarse. Recuerde que la escasez de un recurso incrementa su valor. Ley Nº 17- Mantenga el suspenso. Maneje el arte de lo impredecible El ser humano es hijo del hábito y tiene una necesidad insaciable de sentirse familiarizado con las actitudes de quienes lo rodean. Si usted se muestra predecible, confiere a los demás la sensación de tener cierto control sobre usted. Invierta los papeles: muéstrese deliberadamente impredecible. Las actitudes que en apariencia carecen de coherencia o propósito desconcertarán a los demás, que se agotarán tratando de explicarse sus movimientos y acciones. Llevada a un extremo, esta estrategia puede intimidar y aterrorizar. Ley Nº 18- No construya fortalezas para protegerse: el aislamiento es peligroso El mundo es un sitio peligroso y los enemigos acechan por doquier; todos necesitan protegerse. Una fortaleza se presenta como la alternativa más segura. Pero el aislamiento lo expone más de la que la protege de los peligros que la rodean, ya que la aisla de información valiosa y la destaca como un blanco difícil para los demás. Es mucho más seguro circular, mezclarse entre la gente y buscar aliados. La multitud lo protege de sus enemigos. Ley Nº 19- Sepa con quién está tratando: no ofenda a la persona equivocada En el mundo hay muchas clases de personas diferentes, y usted no puede suponer que todos reaccionarán de la misma manera frente a sus estrategias. Hay ciertas personas que, si usted las manipula o engaña, pasarán el resto de su vida procurando vengarse. Serán, desde el momento de la ofensa, lobos con piel de oveja. Elija con cuidado a sus víctimas y a sus contrincantes, y nunca ofenda o engañe a la persona equivocada. Ley Nº 20- No se comprometa con nadie Sólo los tontos se apresuran siempre a tomar partido. No se comprometa con ninguna posición o causa, salvo con la suya propia. El hecho de mantener su independencia lo convierte en el amo de los demás. Obtenga beneficios oponiendo a las personas entre sí. Ley Nº 21- Finja candidez para atrapar a los candidos: muéstrese más tonto que su víctima A nadie le gusta sentirse más estúpido que los demás. Por lo tanto, el truco consiste en hacer sentir sagaces e inteligentes a sus víctimas y, sobre todo, más sagaces e inteligentes que usted. Una vez que las haya convencido de esto, nunca sospecharán que usted tiene motivaciones ocultas contra ellos.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Ley Nº 22- Utilice la táctica de la capitulación. Transforme la debilidad en poder Cuando usted sea el más débil, nunca luche simplemente por salvar su honor. Opte, en cambio, por la capitulación. Rendirse le dará tiempo para recuperarse, tiempo para atormentar e irritar al vencedor, tiempo para esperar a que el poder de éste se diluya. No le dé la satisfacción de luchar y ser vencido por él. Capitule antes de ser derrotado. Al volver la otra mejilla, enfurecerá y desconcertará a su contrincante. Convierta la capitulación en un instrumento de poder. Ley Nº 23- Concentre sus fuerzas Conserve sus fuerzas y su energía manteniéndolas concentradas en su punto más fuerte. Ganará más descubriendo un rico yacimiento y explotándolo en profundidad, que pasando de un yacimiento pobre a otro: la intensidad siempre triunfa sobre la dispersión. Cuando busque fuentes de poder que puedan promoverlo, procure encontrar siempre el patrón clave único, la vaca lechera que puedan ordeñar durante largo tiempo. Ley Nº 24- Desempeñe el papel de cortesano perfecto El cortesano perfecto, adulador e intrigante, prospera y alcanza su plenitud en un mundo en el cual todo gira en torno del poder y de la habilidad política. Domina a la perfección el arte de la oblicuidad. Adula, se somete a sus superiores y reafirma su poder sobre los demás de la forma más encantadora y graciosamente indirecta y falsa. Aprenda a aplicar las leyes del cortesano, y su ascenso dentro de la corte no conocerá límites. Ley Nº 25- Procure recrearse permanentemente No acepte los papeles que la sociedad le ha endilgado. Fórjese una nueva identidad que atraiga la atención y nunca aburra al público. Sea el dueño de su propia imagen, en lugar de permitir que otros la definan por usted. Incorpore elementos dramáticos en sus gestos y acciones públicas, y su poder se verá reforzado y su personalidad crecerá en forma asombrosa. Ley Nº 26- Mantenga sus manos limpias Es necesario que, en todo momento, usted aparezca como paradigma de la corrección y la eficiencia. Sus manos nunca se ensuciarán por ilícitos o descuidos. Mantenga esa apariencia impecable, utilizando a otros como testaferros o pantallas para ocultar, cuando sea necesario, su participación personal en hechos de esta índole. Ley Nº 27- Juegue con la necesidad de la gente de tener fe en algo, para conseguir seguidores incondicionales La gente tiene una necesidad irrefrenable de creer en algo. Conviértase en el centro focalizador de esa necesidad, ofreciéndoles una causa o una nueva convicción a la que


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

adherir. Formúlela en términos vagos pero pletóricos de promesas. Enfatice el entusiasmo por sobre el pensamiento claro y racional. Dé a sus nuevos discípulos, rituales que realizar y exíjales sacrificios. Ante la ausencia de una religión organizada y grandes causas en las que puedan creer, su nuevo sistema de convicciones le conferirá un poder inaudito. Ley Nº 28- Sea audaz al entrar en acción Si se siente inseguro frente a determinado curso de acción, no lo intente. Sus dudas y titubeos se transmitirán a la ejecución del plan. La timidez es sumamente peligrosa; lo mejor es encarar toda acción con audacia. Cualquier error que usted cometa por ser audaz se corregirá con facilidad mediante más audacia. Todo el mundo admira al audaz; nadie honra al timorato. Ley Nº 29- Planifique sus acciones de principio a fin Un final brillante constituye el corolario que da énfasis a todo su accionar. Planifique su camino teniendo en cuenta todas las consecuencias posibles, todos los obstáculos y todos los giros del azar que puedan incidir de manera negativa sobre su trabajosa elaboración y otorgar la gloria a otros. Planificar todo un proceso, de principio a fin, evitará que lo abrumen los factores negativos y le permitirá saber con exactitud cuándo detenerse. Maneje la fortuna con cuidado y determine el futuro planificando a largo plazo. Ley Nº 30- Haga que sus logros parezcan no requerir esfuerzos Su accionar deberá parecer natural y de fácil ejecución. Toda la práctica y el esfuerzo que usted realice, así como todas las habilidosas artimañas a las que recurra, deberán permanecer ocultos. Cuando actúe, hágalo como si la tarea que tiene entre manos fuese algo de lo más sencillo, como si pudiese hacer todavía mucho más. Evite la tentación de revelar lo mucho que usted trabaja, pues con ello sólo generará cuestionamientos. No le enseñe a nadie sus trucos especiales, o los usarán contra usted. Ley Nº 31- Controle las opciones: haga que otros jueguen con las cartas que usted reparte El mejor engaño es aquel que aparenta ofrecer opciones al otro: sus víctimas sienten que controlan la situación. Pero en realidad no son sino títeres en sus hábiles manos. Presente opciones que siempre le sean favorables, independientemente de cuál de ellas elijan los demás. Obligúelos a optar entre el menor de dos males y logre que cualquiera de las dos elecciones resulte a favor de usted. Haga que cualquier alternativa por la que se decidan sus rivales, los perjudique a ellos y lo beneficie a usted. Ley Nº 32- Juegue con las fantasías de la gente Muchas veces se evita la verdad porque suele ser dura y desagradable. Nunca recurra a la verdad, ni a la realidad, salvo que esté dispuesto a enfrentar la ira que genera la desilusión. La vida es tan dura y problemática que aquellas personas capaces de inventar ilusiones o


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

conjurar fantasías son como oasis en el desierto: todos van hacia ellas. Apelar a las fantasías de las masas es una fuente inmensa de poder. Ley Nº 33- Descubra el talón de Aquiles de los demás Todo individuo tiene un punto débil, una fisura en la muralla que rodea su fortaleza. Por lo general, esa debilidad es algo que le causa inseguridad, o una emoción o una necesidad que lo supera. También puede ser un pequeño placer secreto. Sea lo que fuere, una vez que usted la haya descubierto, esa debilidad se convierte en un elemento de presión que podrá manejar a su antojo y, por su puesto, siempre a su favor. Ley Nº 34- Actúe como un rey para ser tratado como tal Su forma de actuar determinará cómo lo tratarán los demás: a la larga, una presencia vulgar o común hará que la gente le pierda el respeto. Porque un rey se respeta a sí mismo e inspira el mismo sentimiento en los demás. Al adoptar una actitud de rey, mostrando confianza en su propio poder, logrará que lo consideren destinado a llevar una corona real sobre la cabeza. Ley Nº 35- Domine el arte de la oportunidad Nunca demuestre tener prisa, ya que el apuro delata una falta de control sobre el tiempo y sobre su propio accionar. Muéstrese siempre paciente, como si supiera que, con el tiempo, todos sus deseos se cumplirán. Conviértase en especialista en el arte de detectar el momento propicio para cada cosa. Descubra el espíritu de los tiempos actuales y las tendencias que lo llevarán al poder. Aprenda a mantenerse a la expectativa cuando el momento propicio no haya llegado, y a golpear con fuerza cuando la oportunidad le sea propicia. Ley Nº 36- Menosprecie las cosas que no puede obtener: ignorarlas es la mejor de las venganzas Al prestar atención a un problema trivial, lo convierte en real y le confiere importancia. Cuanta más atención le preste a un enemigo, más lo fortalecerá. Y a menudo, un pequeño error se magnifica en el intento de corregirlo. A veces, lo mejor es dejar ciertas cosas por completo de lado. Si hay algo que usted desea pero no puede obtener, menosprecíelo. Cuanto menos interés demuestre, mayor será el nivel de superioridad que verán los demás en usted. Ley Nº 37- Arme espectáculos imponentes Una imaginería impactante y gestos simbólicos grandiosos generan aura de poder, ya que ejercen gran atracción sobre todos. Presente espectáculos imponentes para quienes lo rodean, plenos de elementos visuales fascinantes y radiantes simbolismos que enfaticen su


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

presencia. Encandilados por las apariencias, los demás no se darán cuenta de lo que usted está haciendo en realidad. Ley Nº 38- Piense como quiera, pero compórtese como todos los demás Si usted hace ostentación de ir contra la corriente, alardeando acerca de sus ideas poco convencionales y sus actitudes heterodoxas, la gente pensará que usted sólo desea llamar la atención y que desprecia a los demás. Encontrarán la forma de castigarlo por hacerlos sentir inferiores. Es mucho más seguro confundirse con la masa y adoptar un cierto aire "común". Limítese a compartir su originalidad con amigos tolerantes y con aquellas personas de las que está seguro que aprecian su forma de ser diferente y especial. Ley Nº 39- Revuelva las aguas para asegurarse una buena pesca La ira y las emociones son estratégicamente contraproducentes. Siempre deberá mantenerse sereno y objetivo, pero si puede enfurecer a sus enemigos mientras usted conserva la calma, obtendrá una ventaja decisiva. Desoriente a sus enemigos: descubra la grieta, a través de la cual pueda sacudirlos y manejarlos. Ley Nº 40- Menosprecie lo que es gratuito Todo lo que es gratuito es peligroso, ya que por lo general implica alguna treta o un compromiso oculto. Las cosas que tienen valor valen la pena pagarse. De esta manera, no estará obligado a gratitud alguna, se verá libre de culpa y evitará fraudes y engaños. Lo más inteligente es, a menudo, pagar el precio total. Cuando hablamos de excelencia no hay gangas. Sea generoso con su dinero y hágalo circular, dado que la generosidad es señal e imán de poder. Ley Nº 41- Evite imitar a los grandes hombres Lo que se produce por primera vez siempre parece mejor y más original que lo que viene después. Si usted sucede a un gran hombre o tiene padres célebres, deberá lograr el doble para superar la imagen de ese "modelo". No se pierda en la sombra de esos "grandes" ni se quede estancado en un pasado que no es obra suya: encuentre su propia identidad y reafírmela con su accionar diferente. Elimine a ese padre dominante, reniegue de su herencia y gane poder a través de sus propios méritos. Ley Nº 42- Muerto el perro, se acabó la rabia Los problemas suelen tener su origen en un solo individuo fuerte: el instigador, el subalterno arrogante, el sembrador de inquinas y resentimientos. Si usted deja espacio para el accionar de este tipo de individuo, otros sucumbirán a la influencia del personaje. No espere a que los problemas que él causa se multipliquen, y no trate de negociar con él, pues es irrecuperable. Neutralice esa influencia, aislándolo o eliminándolo. Recuerde que, muerto el perro, se acabó la rabia.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Ley Nº 43- Trabaje sobre el corazón y la mente de los demás La coerción provoca una reacción que, con el tiempo, puede actuar contra usted. Es necesario lograr, mediante maniobras de seducción, que los demás se muevan en la dirección que usted desea. Una vez seducida, la persona se convierte en su leal servidor. Y la forma más eficaz de seducir a alguien, consiste en manejar con habilidad las flaquezas y la psicología del individuo. Debilite la resistencia del otro a través de la manipulación de las emociones, jugando con lo que el otro ama y valora, o lo que teme. Si usted ignora el corazón y la mente de los demás, terminarán odiándolo. Ley Nº 44- Desarme y enfurezca con el efecto espejo El espejo refleja la realidad pero también es el arma perfecta para el engaño: cuando usted refleja a sus enemigos, haciendo exactamente lo que hacen ellos, sus rivales no lograrán deducir su estrategia. El efecto espejo los burla y humilla, lo cual los lleva a reaccionar en forma desmedida. Al poner un espejo frente a su psique, usted los seduce con la ilusión de que comparte sus valores. Al reflejar sus acciones en un espejo, les enseña una lección. Son muy pocos los que pueden resistirse al poder del efecto espejo. Ley Nº 45- Predique la necesidad de introducir cambios, pero nunca modifique demasiado a la vez En teoría, todo el mundo comprende la necesidad del cambio, pero en el nivel cotidiano el ser humano es hijo de la costumbre. Demasiada innovación resulta traumática y conducirá a la rebelión. Si usted es nuevo en una posición de poder, o un tercero que intenta construir una base de poder, haga alarde de respetar la forma tradicional de hacer las cosas. Si se impone un cambio necesario, hágalo aparecer como una leve modificación positiva del pasado. Ley Nº 46- Nunca se muestre demasiado perfecto Siempre es peligroso mostrarse superior a los demás, pero lo más peligroso de todo es parecer libre de toda falla o debilidad. La envidia genera enemigos silenciosos. Lo inteligente es poner de manifiesto, de vez en cuando, sus defectos y admitir vicios inofensivos, a fin de desviar la envidia y parecer más humano y accesible. Sólo los dioses y los muertos pueden parecer perfectos impunemente. Ley Nº 47- No vaya más allá de su objetivo original; al triunfar, aprenda cuándo detenerse El momento del triunfo es a menudo el momento de mayor peligro. En el fragor de la victoria, la arrogancia y un exceso de confianza en sus fuerzas pueden llegar a impulsarlo más allá de la meta que se había propuesto en un principio, y al ir demasiado lejos, serán más los enemigos que le creará que los que logre vencer. No permita que el éxito se le suba


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

a la cabeza. No hay nada como la estrategia y la planificación cuidadosa. Fíjese un objetivo y, cuando lo alcance, deténgase. Ley Nº 48- Sea cambiante en su forma Al adoptar una forma definida y tener un plan claro para todo el mundo, usted se convertirá en el blanco de ataques diversos. En lugar de brindar a sus enemigos algo concreto que atacar, manténgase flexible, adaptable y en movimiento. Acepte el hecho de que nada es absoluto y de que no existen leyes fijas. La mejor manera de protegerse es mantenerse tan fluido y amorfo como el agua. Nunca apueste a la estabilidad ni a un orden perdurable. Todo cambia. Y un último consejo: paciencia y autocontrol son las virtudes que debe cultivar tener todo buen jugador.

VIII. EL PODER Y LAS SOCIEDADES SECRETAS110 El estadista inglés, Benjamín Disraeli111 que sabía de lo que hablaba sostuvo: “el mundo está gobernado por personajes muy diferentes a los que creen los que no ven más allá de sus ojos“. El poder en las sombras siempre ha sido, desde el nacimiento mismo de la humanidad, el que ha articulado los hilos que mueven el poder en el mundo, y que mueven al mundo. De hecho, el mismo Dios, es un gran poder en las sombras, el poder más grande entre todos los secretos y misterios de todos los tiempos. Los hilos de las sociedades secretas 112 es semejante a una gran pirámide, cuya base está constituida por multitud de sectas independientes. Sin embargo a medida que ascendemos en dirección a la cúspide, esos grupos sectarios se aproximan cada vez más entre sí, con conexiones difícilmente imaginables. Todo parece indicar que no son más que un puñado de hombres los que han conseguido acumular el suficiente poder para gobernar los destinos del mundo. Siempre se ha acusado a la historia oficial de silenciar demasiadas cosas. Frente a ella, la historia de las sociedades secretas, escapadiza y muchas veces vergonzosa, permite conocer, en ocasiones, la verdadera raíz de los acontecimientos.

110

Las Sociedades Secretas y su poder en el Siglo XX. Jan Van Helsing. 1998. http://www.torontoforumoncuba.com/uploads/5/1/8/5/5185218/las_sociedades_secretas_y_su_poder_en_el_siglo_xx .pdf 111 Londres 1804 – 1881. Inglaterra, conocido también como Conde de Beaconsfield o lord Beaconsfield, fue un político, escritos y aristócrata británico, que ejerció dos veces como Primer Ministro del Reino Unido, fue líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad y tres veces Ministro de Hacienda del Reino Unido. https://es.wikipedia.org/wiki/Benjamin_Disraeli 112 Se sigue en este punto lo publicado en http://www.ssecretas.com/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Al amparo de eventuales abusos de los poderes legalmente establecidos, cada vez esté mas extendida la creencia de que detrás, o por encima, de las instituciones oficiales hay algo mas. Esta creencia o, por lo menos ese sentimiento no es nuevo pues ya autores escribían que "La historia oficial, mentirosa, que se enseña ad usum Delphini113, y la historia secreta, en la que se hallan las verdaderas causas de los acontecimientos, una historia vergonzosa". Esto implica la existencia de organizaciones o sociedades secretas, concepto que aparece en todas las enciclopedias. Puede decirse que sociedad secreta es una organización caracterizada por una iniciación secreta o por otros rituales; por el uso de insignias o emblemas, símbolos, contraseñas u otros signos externos de reconocimiento. Es un fenómeno común a todas las civilizaciones y sus límites son, a menudo, difíciles de precisar, sobre todo en las culturas primitivas, en las que el ritualismo y el secreto determinan las diversas clases y funciones dentro del clan. Oriente es la cuna de las Sociedades Secretas114, fuera cual fuere su finalidad, la inspiración y los métodos de la mayoría de esas misteriosas asociaciones han desempeñado papeles importantes tras las bambalinas de la historia del mundo. Prácticamente todas han emanado de tierras donde se desarrollaron los primeros actos del drama humano: Egipto, Babilonia, Palestina, Siria, Persia...Por otra parte el misticismo del Este, por otra, la inclinación oriental por la intriga y el misterio, forjaron los sistemas que más tarde fueron llevados a Occidente con resultados trascendentales. Debe insistirse en que no todas las sociedades secretas han sido siempre creadas con objetivos siniestros. Muy al contrario, muchas de ellas han emanado de las más altas aspiraciones del alma humana, del ansia por conocer eternas verdades. El mal que casi siempre ha surgido de tales sociedades ha sido consecuencia por lo general de las perversiones de ciertos principios que inicialmente eran puros y hasta santos. Otras veces como es el caso de la moderna masonería, el antiguo objetivo de transmitir oralmente los secretos de los viejos constructores de catedrales góticas, fue derivando en una asociación filantrópica y luego en una entidad con objetivos políticos muy concretos. Por tal razón, cualquier sociedad, y con mayor razón si es secreta tiene una incidencia política, lo quieran o no, lo sepan o no sus más altas jerarquías y con mayor razón sus iniciados.

113

La fórmula latina ad usum Delphini significa ‘para uso del delfín’. Se trataba de una colección de clásicos griegos y latinos destinados a la educación del hijo del rey Luis XIV de Francia que se creó por iniciativa del duque de Montausier. Esta fórmula se hallaba estampada en la cubierta de los textos clásicos, textos a los que se había quitado cualquier pasaje escabroso o no apropiado para el joven delfín. La colección consta de 64 volúmenes aparecidos entre 1670 y 1698. Víctimas de esta censura fueron autores como Homero, Aristófanes, Plauto, Terencio, Ovidio, Juvenal, Marcial y el Antiguo Testamento. Incluso Jean Racine llegó a ser censurado en esta colección. Hoy en día se utiliza esta expresión en sentido peyorativo para señalar una obra adaptada con el objetivo de que sea accesible a todos los públicos. Por extensión, se utiliza esta locución latina en el caso de publicaciones expurgadas, revisadas o adecuadas con fines no muy claros. https://es.wikipedia.org/wiki/Ad_usum_Delphini 114 Se sigue en este punto lo publicado en http://www.ssecretas.com/introduccion.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

El dinero mueve al mundo. Sin dinero no es posible llevar a cabo nada realmente positivo llevar a cabo nada realmente positivo y duradero en el campo de la política. Y aunque los miembros e incluso algunos dirigentes de todas estas sociedades secretas pretendan que sus objetivos no son políticos, ni económicos, la dura realidad les impulsa cada vez más a moverse en el terreno de quienes les financian. El mundo es así y no hay mística, ni ritual, ni supuestos esoterismos ni espiritualidades que permitan escapar a esa dura ley de la realidad. El mundo de las sociedades secretas, por lo que se va poniendo al descubierto, es semejante a una gran pirámide. En su base se encuentran multitud de sectas, integradas por personas en su mayoría honorables, aunque ávidas de conocimientos arcanos, sedientas de sensaciones nuevas, y buscando a veces la emoción de "secretos" compartidos para llenar su vacío espiritual. Cada secta, cada sociedad secreta, es un mundo aparte. Pero a medida que se asciende por los lados de la pirámide, en dirección a la cúspide, sectas y sociedades se van aproximando entre sí hasta llegar a un punto -la cima- en que probablemente deberan coincidir. Los crímenes de la alta política que evidencian acuerdos entre mafia y servicio secretos, las manipulaciones de las altas finanzas, las extrañas complicidades de que parece gozar el narcotráfico, el inmenso fraude oficialmente tolerado de los paraísos fiscales...todo esto evidencia que la imagen piramidal que proponemos debe ser exacta. Mientras tanto, el pobre hombre de la calle se debate contra el paro, los impuestos, el estrés y los “shakesperianos115 dardos de la insultante fortuna", ajeno a lo que poderosos hombres sin rostro traman en las sombras de las sociedades secretas. ¿Por qué se decidió formar esas sociedades de poder y rodearlas del mayor secreto?. Por varias razones, entre otras las siguientes: a) Porque cuando ellas empezaron a constituirse, los gobiernos no habían llegado todavía al grado de maldad que ahora tienen y era de temer una represión que las disolviera, a causa de su carácter subversivo y la perversidad de sus objetivos, de sus métodos y de sus ideas. b) Porque para ellas es esencial la obediencia absoluta a los Jefes y la única manera de conseguirla de parte de hombres suficientemente malvados como para entrar en esas sociedades, es dictar reglas que deben ser juradas e impuestas bajo penas terribles, incluyendo la de muerte por mano de sicario. Si la sociedad no fuera secreta esas penas serían inaplicables y, por lo tanto, la obediencia no existiría. c) Porque el secreto permite mantener en la obscuridad a los Jefes supremos de la sociedad a los cuales responden los Jefes inferiores bajo las mismas amenazas. Es muy posible que esos Jefes supremos, a su vez, respondan a uno tan superior que sea un puro espíritu 115

El concepto como tal, ha aparecido cuando se ha abordado el tema recurrente de las pasiones humanas (el odio, el amor, la venganza). El disfraz y el desenmascaramiento han sido herramientas muy utilizadas por sus personajes, y entre sus obras, abundas las tragedias de reyes y la comedias de lacayos. http://www.sinfinalenelguion.net/tras-elconcepto-de-lo-shakesperiano/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

perteneciente a la cohorte que San Miguel derribó de los Cielos antes de la iniciación de los tiempos. Esto sólo es posible mediante el secreto de toda la estructura. d) Porque el secreto permite crear "grados" de iniciación y es posible reclutar trepadores, ignorantes malvados, ambiciosos, ladrones y otras alimañas semejantes, pero menos capaces, sin necesidad de revelar las ideas y las intenciones últimas en toda su extensión. De todas maneras los iniciados de menor rango quedarán sometidos a obediencia, con el aliciente de que verán sus carreras personales inesperadamente promovidas. e) Porque la mayoría de las personas que viven en las sociedades en que actúan, aunque ya fuertemente influidas por el liberalismo, el igualitarismo, el agnosticismo y una moral está distorsionada, no han abandonado totalmente algunas ideas cristianas y se alarmarían si supieran que sus vidas están siendo manipuladas políticamente por una sociedad de malvados que se propone crear tiranías ateas o radicalmente fundamentalistas religiosas. f) Porque cuando promueven alguno de sus miembros al gobierno o los hacen enormemente ricos, saben que aunque esos tienen un gran poder que está a su nombre, jamás se apartarán de los objetivos comunes, pondrán en práctica las políticas que se les indiquen, elegirán sus colaboradores entre los miembros de la secta y nunca permitirán que personas íntegras y bien intencionadas recuperen la saludable influencia que tenían sobre los pueblos, puesto que si no lo hacen ni su poder ni sus riquezas podrán evitar que sufran las penas previstas en las reglas juradas. Entre las sociedades secretas que han mantenido y mantienen poder e influencia a lo largo del tiempo podemos señalar, entre otras, a:116 La Cofradía de la serpiente Se remonta al tiempo de EKI (en sumerio: EN.KI. de En= Señor, ki = tierra), o EA (quizás se trata de un nombre compuesto por los signos E = "templo" o "casa" y A = "agua"), como lo denominaron los acadios y babilonios. ENKI o EA (sumaria) creo unos seres llamados lulus, los creo de los monos, seres sin sexo para que le ayudasen a obtener oro de las minas, pero no era oro, los creo combinando el ADN del mono, primate o homínido con su propio ADN. Luego las mujeres annunakis utilizadas de favor por ENKI o EA para ser preñadas y dar a luz a los lulus, estas se cansaron de ser preñadas, fue entonces que ENKI les cambio el código genético a los lulus, dotándolos de sexo para que se pudieran reproducir entre ellos, pero al hacer esto, convirtió a los lulus en adapas o adamas, seres independientes y así se los mando a ENLIL para trabajar en las minas de oro, ENLIL al poco tiempo se dió cuenta de 116

Se sigue en este punto las ideas publicadas en: http://documentos.morula.com.mx/wpcontent/uploads/2014/04/LA-CARA-OCULTA-DE-LA-HISTORIA-MODERNA-III.pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

que se podían reproducir y los saco del jardín del EDEN o EDIN, ya que seres con sexo son seres independientes más no esclavos Luego ENLIL regaño a ENKI por este motivo, luego no se ponían de acuerdo en educarlos, en como enseñar para que vivieran bien. Luego llego INNANA o ASHTARTE, pareja de ENLIL y puso orden entre los dos. ENKI se fue a un lugar en el ahora océano pacifico fundando la LEMURIA y ENLIL o ASHTARTE se quedaron en el territorio fundando la ATLANTIDA, un lugar en el ahora océano atlántico. Lemuria y Atlántida fueron dos grandes civilizaciones hasta que un grupo de ADAMAS les gustaron las hijas de los adamas, se reprodujeron con los adamas y empezaron a surgir las 7 razas raíz. ENKI o EA daba el conocimiento a los adamas por igual, pero CAIN se encelo, quería llamar más la atención y entonces procedió a robarle el “ME” una maquina donde ENKI tenia escrito el conocimiento y cosas personales, este conocimiento fue dado a gente previamente seleccionada, solo de la clase CAIN, mito conocido en el de PROMETEO, hecho conocido como CAIN mato a ABEL, es decir, ABEL, los simples adamas ya no recibieron conocimiento, el conocimiento solo circulo entre CAIN, después de esto se dejo que crecieran juntos, CAIN y ABEL, pero en todo este tiempo se ha visto que CAIN solo ha controlado a ABEL. Es así el inicio de la “sociedad secreta llamada hermandad de la serpiente”, serpiente porque en el “ME” venía todo el conocimiento que ENKI había escrito, como una especie de diario. CAIN son humanos también pero se rebelaron contra la instrucción. Simbólicamente ya sobre el 3400 a.C. los miembros de la Cofradía de la Serpiente usaban un delantal en señal de sometimiento a los dioses que bajaban de los cielos en “ruedas voladoras”. Es poco probable que en los grados inferiores de muchas las logias en la actualidad se conozca el real simbolismo del delantal. La Cofradía de la Serpiente, han dejado su descendencia en el linaje en la realeza europea, descienden de los linajes reptil-arios de Babilonia y la corona real evolucionó a partir del casco con cuernos usado por Nimrod. Los cuernos simbolizaban la autoridad del monarca, que después se transformaron en una diadema metálica con tres cuernos, simbolizando el poder real con autoridad divina. Esto está representado por el símbolo de la flor de lis, que se encuentra en todas las insignias de la realeza moderna. Según los teóricos de los antiguos astronautas, la jerarquía “real” Draco, los blancos albinos alados, poseen cuernos, por tanto, ellos sostienen, que de allí proviene, el verdadero origen de los tocados con cuernos, de la realeza antigua.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La Orden de Malta La Soberana Orden militar y hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, es una orden religiosa católica fundada en Jerusalén en el siglo XI (año 1048 d.c.) por comerciantes amalfitanos. Nació dentro del marco de las cruzadas y desde un principio, junto a su actividad hospitalaria, desarrolló acciones militares contra los ejércitos musulmanes (inicialmente árabes, y más tarde también turcos). En la actualidad es reconocida internacionalmente por las naciones como un sujeto de Derecho internacional. Su sede central, que ha cambiado de sitio en varias ocasiones, se encuentra en la ciudad de Roma, Italia, en la Vía dei Condotti, cerca de la Plaza de España. Ese edificio y el Palacio del Aventino, que funciona como su embajada ante la Santa Sede e Italia, tienen estatuto de extraterritorialidad. La Orden de Malta es una Orden religiosa laica de acuerdo con el Derecho Canónico, donde algunos de sus miembros son religiosos – que han profesado los tres votos de pobreza, castidad y obediencia – y otros han dado un voto especial de obediencia, mientras que la gran mayoría de los caballeros y damas son miembros laicos. El Gran Maestre de la Orden es elegido de entre los Caballeros Profesos de Votos Perpetuos. Frey Matthew Festing OBE, TD (nacido el 30 de noviembre de 1949, condado de Northumberland, Gran Bretaña), es un aristócrata británico y el 79º Príncipe y actual Gran maestre de la Orden de Malta. Hoy la Orden está presente en más de 120. El Sumo Pontífice nombra un cardenal de la Santa Iglesia Romana como su representante ante la Soberana Orden de Malta, otorgándole el título de Cardinalis Patronus (Cardenal Patrono) y dotándole de facultades especiales. El Cardinalis Patronus es el encargado de promover los intereses espirituales de la Orden y sus miembros, y de las relaciones entre la Santa Sede y la Orden de Malta. Algunos de los miembros de la Orden de Malta son: - Cardenal Edward Michael Egan (Arzobispo de Nueva York, líder de la SMOM en EEUU, Príncipe de la Iglesia Católica Romana) - George H.W. Bush (antiguo Presidente de EE.UU y Director de la CIA; firmó con Gorbachov en 1989 el final de la Guerra Fría precisamente en una cumbre en Malta) - William Casey (antiguo Director de la CIA – Universidad de Georgetown)


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

- J. Peter Grace (formado en la Universidad de Yale, Presidente de W.R. Grace Co.; implicado en la Operación Paperclip) - Allen Dulles (primer director civil de la CIA, implicado anteriormente en la Operación Paperclip – Universidad de Georgetown) - Clare Booth Luce (Dama de los Caballeros de Malta; fue una de las primeras mujeres en el Congreso de EE.UU; embajadora; fue pieza clave en la creación de la Comisión de la Energía Atómica; controló la revista Time de la que su marido, Henry Robinson Luce, fue editor jefe) - John McCone (antiguo Director de la CIA) - Vernon Walters (antiguo Director en funciones de la CIA, uno de los principales colaboradores de los Presidentes de EE.UU. Eisenhower, Nixon y Reagan; embajador en la República Democrática de Alemania durante la reunificación. Stonyhurst College) - Joseph Kennedy (fundador del imperio Kennedy. Universidad de Harvard) - Giulio Andreotti (“Siete veces primer ministro y ocho ministro de Exteriores, procesado por asociación mafiosa y homicidio (absuelto por prescripción), hombre beato como pocos, Giulio Andreotti, más conocido como Belcebú, es historia viva de la política italiana, que él dominó como quiso con sus formas melifluas y sus crípticos juegos de palabras (más el apoyo del Vaticano, la Cosa Nostra y Estados Unidos) durante medio siglo. Senador vitalicio todavía en activo…” –según un artículo publicado en El País en enero de 2009) - Isabel II de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y de sus otros reinos y territorios; reina, jefa de la Mancomunidad, defensora de la Fe. - Tony Blair (convertido al catolicismo en 2007) - Juan Carlos I (REY DE ESPAÑA Y JERUSALÉN , presentado en algún lugar de la red como Caballero Comandante para Medio Oriente de la Soberana Orden Militar de Malta– árbol genealógico monarquía española) - Nelson Mandela (“Distinguido en Roma con el título de Caballero de la Orden de Malta junto al líder tibetano Dalai Lama” y a Pompeyo Lugo hermano de Fernando Lugo presidente de Paraguay-, a mediados de 2008, “en una ceremonia que fue presidida por el papa Benedicto XVI”) - Winston Churchill (hijo de lord Randolph Churchill, nieto del séptimo duque de Marlborough) - David Rockefeller (cuya familia donó en 1944 los terrenos en los que está construido en Nueva York el edificio general de la ONU. Universidad de Harvard y de Chicago)


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Los Caballeros de Jerusalén La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén (en italiano, Ordine equestre del Santo Sepolcro di Gerusalemme) es una orden de caballería católica que tiene sus orígenes en Godofredo de Bouillón, principal líder de la Primera Cruzada. Según las opiniones más autorizadas, tanto vaticanas como hierosolimitanas, comenzó como una confraternidad mixta clerical y laica de peregrinos, que creció gradualmente alrededor de los Santos Lugares de la cristiandad en Oriente Medio: el Santo Sepulcro, la tumba de Jesucristo. Su divisa es Deus lo vult (Dios lo quiere). Creada en 1099 (vigente hasta la actualidad) por Godofredo de Bouillón, duque de la Baja Lorena y Protector del Santo Sepulcro, tras la victoriosa primera cruzada, es reconocida como la Orden más antigua del mundo. Su objetivo primordial fue proteger el Santo Sepulcro de los infieles con la ayuda de 50 esforzados caballeros. Balduino I de Jerusalén (hermano de Godofredo) la dotó oficialmente de su primer reglamento, que sería imitado por las órdenes del Temple y el Hospital. Entre sus hechos más gloriosos, la Orden luchó valerosamente junto al rey Balduino I de Jerusalén en 1123, participó en los asedios de Tiro en 1124, de Damasco (durante la Segunda Cruzada, en 1148) y de San Juan de Acre en 1180. Su fidelidad es hacia el Vaticano, la Santa Sede. Edwin Frederick O'Brien (Nueva York, Estados Unidos, 8 de abril de 1939) cardenal estadounidense, desde el 29 de agosto de 2011 es Pro-Gran Maestre de la Orden del Santo Sepulcro, y actual Gran Maestre de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén. La Orden tiene presencia en más de 31 países a través de Lugartenencias o Capítulos. En este momento existen 48 Lugartenencias y 2 Delegaciones Magistrales. Habiendo países que tienen varias Lugartenencias, debido a su magnitud geográfica o a su número de Caballeros. Estados Unidos tiene 9; Australia, Canadá e Italia con 4 cada uno; Brasil y España con 2 respectivamente. Ascendiendo a un número aproximado de 29.000 el total de Caballeros y Damas que configuran en este momento la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén a comienzos del III Milenio. La Orden Jesuita La Compañía de Jesús (Societas Jesu, S. J.), cuyos miembros son comúnmente conocidos como jesuitas, es una orden religiosa de la Iglesia católica fundada en 1534 por Ignacio de Loyola, junto con Francisco Javier, Pedro Fabro, Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Nicolás de Bobadilla, Simão Rodrigues, Juan Coduri, Pascasio Broët y Claudio Jayo en la ciudad de Roma. Fue aprobada por el papa Paulo III en el año 1540.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Con 17.676 miembros aproximadamente (sacerdotes, estudiantes y hermanos), es la mayor orden religiosa masculina católica hoy en día. Su actividad se extiende a los campos educativo, social, intelectual, misionero y de medios de comunicación católicos. Obras de la SJ o encomendadas a ella son: Radio Vaticana, Observatorio Astronómico Vaticano, el Movimiento de Educación Popular Fe y Alegría (obra intercongregacional fundada en Venezuela, que dirige la SJ y cuenta con 2600 centros en Hispanoamérica), Hogar de Cristo (obra social presente en Chile, Perú y Ecuador), Servicio Jesuita a Refugiados, fundado por Pedro Arrupe (general entre 1965 y 1983), centenares de misiones, parroquias y centros sociales. Otro frente del trabajo ignaciano son los centros de espiritualidad y casas de ejercicios espirituales. Del apostolado educativo de la Orden, prioritaria ya desde el gobierno de san Ignacio, se habla más abajo. Además, son asesores de una institución laica de derecho pontificio: las Comunidad de Vida Cristiana (CVX), con los que comparten la misma espiritualidad. Algunos antiguos alumnos de centros jesuitas que se pueden destacar son: Descartes, Voltaire, Cervantes, Quevedo, San Francisco de Sales, José Ortega y Gasset, Antoine de SaintExupéry, Charles de Gaulle, Vicente Huidobro, Alfred Hitchcock, Vicente Fox, Fidel Castro y James Joyce. De entre los literatos españoles cabe añadir, además de los mencionados, a Calderón de la Barca, Gabriel Miró, Miguel Hernández y otros. En la actualidad el Sumo Pontífice de Roma es un Sacerdote Jesuita: el Papa Francisco (en latín, Franciscus PP.) S.J., de nombre secular Jorge Mario Bergoglio (Buenos Aires, Argentina; 17 de diciembre de 1936). Como tal, es el jefe de Estado y el octavo soberano de la Ciudad del Vaticano. Tras la histórica renuncia de Benedicto XVI al cargo papal, fue elegido el 13 de marzo de 2013 en la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave. La Francmasonería Los orígenes de una sociedad secreta están, como no, envueltos en el misterio. Los mejores cálculos ubican la Francmasonería como un movimiento surgido entre los siglos XV y XVI. Corría el año 1717 cuando en Londres fue fundada La Primera Gran Logia Masónica, constituida el 24 de junio de 1717, cuando cuatro logias de Londres se reunieron en la taberna “Goose and Gridiron” y formaron la que denominaron Gran Logia de Londres y Westminster. En 1723 se publicaron las Constituciones de Anderson conteniendo sus reglas de organización y principios. El primer Gran Maestro fue Anthony Sayer y sus Grandes Vigilantes al carpintero Jacob Lamball (1º Vig.·.) y al capitán Joseph Elliot (2º Vig.·.).


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Por otra parte, algunas fuentes afirman que los orígenes de la masonería se ubican con los viajes de Euclides a Egipto, allá por el 285 a. C., y que llegó a Inglaterra tan pronto como durante el reinado del rey Athelstan, en el siglo X. Otras fuentes indican orígenes más tempranos, ubicando su inicio en tiempos de Jabal, hijo de Lamech, de quien no se conoce fecha exacta pero que vivió en tiempos bíblicos, quizás antes de año 1000 a. C. Según esta teoría, el conocimiento de la Logia habría llegado a Euclides, quien lo habría traspasado a los Hijos de Israel (mientras habitaban en Egipto) y luego, con un elaborado plan, habría llegado a Inglaterra, donde se habría consolidado e institucionalizado durante el reinado de Athelstan. La hipótesis más aceptada afirma que la francmasonería moderna procede de los gremios de constructores medievales de castillos y catedrales (la llamada masonería operativa), que evolucionaron hacia comunidades de tipo especulativo e intelectual, conservando parte de sus antiguos ritos y símbolos. Este proceso, que pudo iniciarse en distintos momentos y lugares, culminó a principios del siglo XVIII. La masonería se define a sí misma como una organización discreta de carácter iniciático, no religiosa, filantrópica, jerárquica, simbólica y filosófica, fundada en un sentimiento de fraternidad. La mayoría de las sociedades secretas modernas se inspiraron en la masonería adoptando sus palabras-códigos, rituales secretos y complejas cadenas de mando. Por ejemplo, la familia real británica117 ha estado siempre cerca de la Masonería y sus propias órdenes como los Caballeros de la Jarretera, la Orden del Cardo, y la Orden Real Victoriana se interconectan con las redes masónicas. Así, por supuesto, lo hace la orden de San Juan de Jerusalén -Caballeros de Malta-. La expansión de la masonería en Inglaterra en el siglo XVIII coincidió con la llegada de la dinastía Hanoveriana alemana. El gran amo actual de la Gran Logia Inglesa en calle Great Queen en Londres es el primo de la Reina, el Príncipe Eduardo, más conocido como el Duque de Kent. Es nieto del rey Jorge V y es primo tanto de la reina Isabel como del duque de Edimburgo. Además, es mariscal de campo del ejército del Reino Unido. El Príncipe Philip fue iniciado en la Logia de la Marina Número 2612 en 5 de diciembre de 1952. Su suegro, Jorge VI, el padre de la Reina y marido de la Reina Madre, era un ardiente masón, como lo era Eduardo VII y la mayoría de los otros monarcas desde el surgimiento de la Masonería. La Reina es "Gran Patrona" de la Masonería. Es servida por los 390 miembros del llamado Concejo Privado que se conecta con su equivalente en otros países del Commonwealth. Está legalmente encima de Parlamento debido a sus poderes de prerrogativa. Sus miembros, que 117

Poder Real y la Masonería. http://danielpeluas.blogspot.cl/2015/03/el-poder-real-y-la-masoneria-una-union.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

son nombrados de por vida, incluyen al Príncipe Philip, Príncipe Charles, el Arzobispo de Canterbury, y el Primer Ministro. Nueve reuniones oficiales tienen lugar todos los años y los Ministros del gobierno se cuadran a la atención mientras a la Reina se le dicen las medidas de gobierno que están pidiendo a la Reina que apruebe. Este consejo privado de políticos del círculo interior, cortesanos y funcionarios tiene que inclinarse a la Reina y estrechar su mano antes de estar en la línea y juran dirigir su negocio en sumo secreto. El Banco de Inglaterra tiene su propia Logia de Masonería (Logia Nº 263), como así otros bancos como Lloyds (Logia Caballo Negro de calle Lombard, Nº 4155), y está la selecta Logia de Guildhall, basada en la Mansión House desde 1905. La Mansión House es la residencia oficial del Lord (Francmasón) Alcalde de Londres y más de 60 Alcaldes han sido Masters de la Logia. Mire ese símbolo de Lloyd's, el Caballo Negro (Sol Negro) de la Logia de calle Lombard. Lombardía era un Feudo financiero de los Nobleza Negra veneciano/ fenicios. Algunos miembros de la masonería han sido: Entre los políticos: se suelen citar a Lafayette, Bolívar, Wellington, Garibaldi, Bakunin, Churchill, MacArthur, Marshall, Eduardo VIl, Victoria Kent, Clara Campoamor, Teresa Claramunt, Rosario de Acuña, etc. Entre los músicos: Mozart, Haydn, Berlioz, Cherubini, Liszt, Sibelius, Louis Armstrong, Duke Ellington. Beethoven etc. Entre los filósofos: Lessing, Herder, Fichte, Goethe, Krause, Voltaire, etc. Entre los científicos: Franklin, Fermi, Fleming, Ramón y Cajal, Lindberg, Montgolfier. etc. Entre los literatos: Alfieri, Carducci, Blasco Ibáñez, Rubén Dario, Conan Doyle, Kípling, Puskin, Walter Scott, Mark Twain, Oscar Wilde, etc Del mundo del cine: Walt Disney, Cecil B. de Mille, De Curtis, Clark Gable, Oliver Hardy, John Wayne, Peter Sellers, Douglas Fairbanks. Ernest Borgnine, Telly Savallas, Glenn Ford, etc. Entre los inventores: André Citröen, Walter Chrysler, Henry Ford, George Pullman, Charles Hilton, Samuel Colt, King C. Gillette, Joseph I, Guillotin, etc. Entre los 17 presidentes de EE.UU. masones: se suelen destacar a Washington, Jefferson, Madison, Monroe, McKinley, Theodore y Franklin Delano Roosevelt, Truman, Johnson y Gerald Ford. Entre los astronautas: los coroneles de las USAF Aldrin y Cooper, los tenientes coroneles Eisele y Grissom, así como Schirra, Stafford, Amstrong, Glenn, etc.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Premios Nobel para masones: León Bourgeois. Premio Nobel de la Paz en 1920. Presidente del Consejo de Ministros en Francia. Miembro permanente del Consejo de la Paz de la Haya. Elie Ducommun. Premio Nobel de la Paz de 1902. Venerable de la logia Alpina. Los últimos años de su vida los dedicó a dirigir la Oficina Internacional de la Paz en Berna. Falleció en 1906. Alfred Fried. Escritor austriaco. Fundó la revista Abajo las Armas, y publicó, además, numerosas obras pacifistas. Fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Leyden. Miembro del Instituto Internacional de la Paz. Henri Lafontaine. Premio Nobel de la Paz en 1913. Profesor de Derecho en Bruselas, vicepresidente del Senado, y miembro de la Oficina Internacional de la Paz en Berna. Cofundador del Instituto Bibliográfico Internacional, organización pacifista. Charles Richet. Médico francés, miembro del Instituto de Francia y de la Academia de Medicina. Nobel de la Paz. Destacó por su investigación sobre los sueros, y como escritor por su Historia de la Humanidad. Theodore Roosevelt. Presidente de los Estados Unidos. Premio Nobel de la Paz por sus trabajos como mediador en la guerra rusojaponesa. Gustav Stresemann. Ministro de Exteriores en Alemania. Su labor en pro de la paz le hizo acreedor de la llamada «política de Locarno». Rudyard Kipling. Premio Nobel de Literatura en 1907. Giosué Carducci. Poeta: premio Nobel de Literatura. Enrico Fermi. Premio Nobel de Física. Wilhelm Ostwald. Premio Nobel de Química en 1909. Santiago Ramón y Cajal. Premio Nobel de Medicina. Salvatore Quasimodo. Premio Nobel de Literatura. Illuminatis Los Illuminati no son ni más ni menos que la élite de la élite, la sociedad secreta más poderosa del mundo.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La Orden de los Iluminados (Illuminatenorden en el original alemán, compuesto derivado del latín illuminati, “‘iluminados’”, y orden). Históricamente se refiere a la organización Illuminati de Baviera, una sociedad secreta de la época de la Ilustración, fundada el 1 de mayo de 1776, por Adam Weishaupt (1748-1830), profesor de derecho eclesiástico y filosofía práctica de la Universidad de Ingolstadt, Baviera. La mayoría de los miembros que conforman este grupo son personas muy poderosas e influyentes, banqueros adinerados, los mejores líderes políticos y la élite empresarial, varones del petróleo, y alta gente ordenada de grandes corporaciones multinacionales y la industria farmacéutica. La Familia Real de Inglaterra, es decir, la reina Isabel II y la Casa de Windsor, (que son, de hecho, los descendientes de la rama alemana de la realeza europea – la familia de Sajonia-Coburgo-Gotha – Windsor), son representantes de alto nivel que controlan los estratos superiores del Nuevo Orden Mundial. Los centros para la toma de decisiones de este esfuerzo se encuentran en Londres (en especial la City de Londres), Suiza-Basilea y Bruselas (sede de la OTAN). Karl Marx, fundador del comunismo como la conocemos, fue alumno de los Illuminati. Albert Pike, el fundador del Ku Klux Klan, fue también miembro de la sociedad secreta. Hitler, Lenin, Stalin, Mussolini y otros dictadores tenían conexiones con los Illuminati. Skull and bones “Calaveras y huesos”, es tal vez la menos secreta de las sociedades secretas de la Universidad de Yale (Connecticut, EE.UU.). Fue fundada por William Huntington Russell en 1832. La organización cuenta con muchos prominentes jefes de Estado (entre ellos, los presidentes William Howard Taft, George Bush y George H. W. Bush), líderes de la industria y jefes de las agencias secretas entre sus miembros. Desde 1833 usan la bandera de la Russell Trust Association, es decir un cráneo con dos fémures cruzados en su base con el número 322 entre ellas. Esta cifra hace referencia al año de la muerte de los filósofos Demóstenes y Aristóteles 322 a.C. Lo más fascinante no es lo que sucede en el seno de la organización sino más bien la coherencia de su lista de miembros, reveladora del talento de Skull and Bones en la formación de las élites del mañana. Es así que todos los presidentes de Estados Unidos que han pasado por Yale han sido miembros de los Skull & Bones: William Howard Taft, Georhe H. W. Bush y George W. Bush. Son a la vez incontables las personalidades miembros de la organización que han ocupado más tarde importantes funciones en el mundo de la política, de la diplomacia, de los medios de difusión e, incluso, del espionaje. La organización dispone de importantes contactos en los medios diplomáticos, sobre todo en el Council on Foreign Relations. Por ejemplo, Henry Stimson, secretario de Guerra de Franklin Delano Roosevelt, el embajador de Estados Unidos en la Unión Soviética Averell


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Harriman y J. Richardson Dilworth, administrador de los intereses de la familia Rockefeller, eran miembros de los Skull and Bones. Varios miembros de Skull & Bones han alcanzado también notoriedad en el mundo de los medios de difusión. Al parecer, Henry Luce y Briton Haden, miembros de la organización desde 1920, habrían concebido juntos la idea de crear la Revista Time durante una reunión en “la Tumba” mientras que Averell Harriman fue el fundador del diario Today, que se fusionó con otra revista en 1937 convirtiéndose en Newsweek. Los contactos con la CIA son particularmente impresionantes: William F. Buckley, miembro ultraconservador de la Agencia y conocido propagandista, fue miembro de la asociación, al igual que su hermano, James Buckley, subsecretario de Estado para la Seguridad, Ciencia y Tecnología, en el gobierno de Ronald Reagan, puesto desde el cual supervisaba la entrega de la ayuda militar estadounidense destinada a los regímenes de derecha. Hugh Cunningham (Bones 1934) también tuvo una larga carrera en los servicios estadounidenses, de 1947 a 1973. William Bundy, Bonesman de la promoción de 1939, se encuentra en el mismo caso, así como Dino Pionzio (Bones 1950), jefe de la estación CIA en Santiago de Chile en 1970, donde ayudó a desestabilizar al gobierno de Salvador Allende. Fuente de fondos de Skull and Bones: la familia Rockefeller, Percy Rockefeller fue miembro de la Orden y vinculó la organización a las propiedades de la Standard Oil. Otra importante familia ligada a los Skull & Bones es la de los Morgan. J.P. Morgan no fue nunca miembro de la sociedad, pero Harold Stanley, miembro del equipo dirigente del Morgan’s Guaranty Trust, perteneció a ella desde 1908. W. Averell Harriman, de la promoción de 1913, fue también miembro del consejo administrativo, al igual que H.P. Whitney y su padre, W.C. Whitney. Es también de forma indirecta que la organización ha podido beneficiarse con fondos de la familia Ford, aparentemente en contra de la opinión de la misma. McGeorge Bundy, miembro de los Skull & Bones, fue en efecto presidente de la Fundación Ford de 1966 a 1978, después de haber sido asesor para la Seguridad Nacional bajo John F. Kennedy y Lyndon Johnson. El Club Bilderberg En 1954, en el Hotel de Bilderberg, Oosterbeek, Países Bajos, tuvo lugar la primera Conferencia Bilderberg, con la concurrencia de las figuras más influyentes del mundo quienes se reunieron para discutir y planificar la agenda global del siguiente año. Desde entonces, han continuado reuniéndose anualmente, pero el contenido de sus conversaciones se mantiene en un secreto celosamente guardado. Técnicamente, Bilderberg no es una sociedad secreta (de hecho tiene hasta página web). Cada año, entre 120 a 150 líderes políticos y expertos de la industria, las finanzas, el mundo académico y los medios de comunicación están invitados a participar en su conferencia. Alrededor de dos tercios de los participantes provienen de Europa y el resto de América del Norte; un tercio de la política y el gobierno y el resto de otros campos.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La conferencia es un foro para discusiones informales sobre megatendencias y cuestiones principales que enfrenta el mundo. Las reuniones se llevan a cabo bajo la regla de Chatham House, que establece que los participantes son libres de utilizar la información recibida, pero ni la identidad ni la afiliación del orador u oradores, ni de ningún otro participante pueden ser reveladas. Cada año el evento reúne de 120 a 150 invitados, entre ellos reyes, aristócratas, políticos, jefes y funcionarios de Estado, banqueros, propietarios y consejeros delegados de los principales conglomerados globales. Dos primeros ministros, cuatro ministros de Finanzas, el rey Guillermo de Países Bajos; el exsecretario de Estado de EE.UU., Henry Kissinger; la jefa del FMI, Christine Lagarde; el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans; y el expresidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso; el exjefe de la CIA, David Petraeus; el presidente de la Junta Internacional de Asesores de Goldman Sachs Group, Robert B. Zoellick y hasta el jefe de Google y YouTube, Eric Schmidt, están en entre los invitados de esta edición de la reunión, de acuerdo con la lista de participantes, publicada en su página web. El Opus Dei La Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei es una institución perteneciente a la Iglesia católica. Fue fundada el 2 de octubre de 1928 por Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote español canonizado en 2002 por Juan Pablo II. Los miembros del Opus Dei se caracterizan por su discreción según sus defensores o por su secretismo según sus detractores. Su fundador explicaba que "la manera más fácil de entender el Opus Dei es pensar en la vida de los primeros cristianos. Ellos vivían a fondo su vocación cristiana; buscaban seriamente la perfección a la que estaban llamados por el hecho, sencillo y sublime del Bautismo. No se distinguían exteriormente de los demás ciudadanos". Para los miembros del Opus Dei, ser santo supone “santificar el propio trabajo, santificarse en su trabajo, y santificar a los demás con el trabajo”. En esta frase gráfica, afirmó el Prelado del Opus Dei en la homilía del 7 de octubre de 2002, día siguiente a la canonización de San Josemaría, resumía el Fundador del Opus Dei el núcleo del mensaje que Dios le había confiado, para recordarlo a los cristianos Como tantas otras organizaciones, el Opus Dei no pone en conocimiento público quién es o deja de ser miembro de la organización, esta información es de carácter privado y deja a la libre elección de cada miembro el reconocimiento de este hecho. Hasta 1950, el Opus Dei no tuvo un estatuto jurídico pleno dentro de la Iglesia, con la primera constitución. El artículo 191, modificado en una revisión de los estatutos en los años ochenta cuando el Opus Dei fue nombrado Prelatura Personal, en la constitución original rezaba: “Los miembros numerarios y supernumerarios sepan bien que deberán


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

observar siempre un prudente silencio sobre los nombres de otros asociados y que no deberán revelar nunca a nadie que aquellos pertenecen al Opus De”. Aquella falta de publicidad dio una imagen de secretismo que continúa hasta la actualidad, pese a ser públicos los estatutos y constituciones del Opus Dei. La obra de Escrivá es, sin lugar a dudas, una de las instituciones religiosas más influyentes, tanto en la Iglesia como en la sociedad civil. No sólo por el número, sino por la calidad de sus fieles, la mayoría procedente de la clase socioeconómica media alta hacia arriba, con fuerte penetración entre las elites políticas, económicas, culturales y sociales. Y con realizaciones que, discrepancias ideológicas aparte, gozan de un extraordinario prestigio, como la Universidad de Navarra, los colegios Tajamar o Retamar de Madrid, el IESE de Barcelona o el santuario de Torreciudad en Huesca. Otras divisiones del Opus en el mundo, según sus datos, son: más de 500 colegios y universidades, medio centenar de radios, 12 productoras de cine y televisión, 12 editoriales, 604 periódicos y revistas y 38 agencias de información. Ya lo decía el fundador: “Tenemos que envolver el mundo en papel de periódico”. Club de Bohemia El “Bohemian Grove” fue fundado en 1872, este club privado de San Francisco (Estados Unidos) sólo admite hombres. Aunque en su origen estuvo conformado únicamente por periodistas y artistas, hoy participan de sus encuentros influyentes líderes globales y hombres de negocios. Su lema es una frase de Shakespeare que reza: ‘Las arañas que tejen no vienen aquí’ y sugiere que los problemas y los negocios deben dejarse fuera. Como cada mes de julio desde hace más de un siglo, algunos de los hombres más influyentes y acaudalados de Estados Unidos se reúnen estos días en el campamento del Bohemian Grove, situado junto a la pequeña localidad de Monte Rio, en el norte de California. Este encuentro, al que los medios de comunicación tienen prohibida la entrada y que tiene lugar durante dos semanas en una propiedad de más de 1.000 hectáreas situada en los bosques de secuoyas del condado de Sonoma, es el retiro de verano del Bohemian Club. A lo largo de las décadas, en la lista de miembros del Bohemian Club han figurado, además de numerosos artistas e intelectuales, varios presidentes de EE.UU., así como influyentes senadores, congresistas, académicos y altos ejecutivos de las mayores empresas e instituciones financieras del país. Cuenta la leyenda que el Proyecto Manhattan, que condujo a la creación de la bomba atómica, tomó forma en el Bohemian Grove durante una reunión celebrada en 1942 y que en 1967 Richard Nixon dio allí el discurso que le abrió la puerta a la presidencia de EE.UU.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La versión oficial (reiterada a BBC Mundo por el porta voz del Bohemian Club Sam Singer) asegura que este campamento no es más que un encuentro en el que los miembros del club y sus invitados disfrutan de la naturaleza y de una serie de actividades culturales que incluyen conciertos, obras de teatro, recitales y charlas sobre asuntos de actualidad. El campamento también ha dado lugar a numerosas teorías conspirativas que aseguran que los "bohos" (sobrenombre con el que se conoce a los socios del club) trabajan para establecer un nuevo orden mundial y celebran rituales paganos con connotaciones satánicas Entre los miembros ha habido reputados intelectuales como los escritores Mark Twain o Jack London; multimillonarios de leyenda como William Randolph Hearst o David Rockefeller y destacados políticos conservadores como Dwight Eisenhower, Ronald Reagan, Henry Kissinger, George Bush (y su hijo George W.), Dick Cheney o Donald Rumsfeld. Peter Phillips asegura que en la actualidad el Bohemian Club cuenta con unos 2.500 socios (nunca se ha hecho público su número exacto ni sus nombres). La espera para convertirse en miembro puede alargarse entre 15 y 20 años, y la cuota de entrada asciende a US$25.000. Otros Centros, Instituciones, Grupos y Personas de Poder Además de las clásicas sociedades secretas, también existen en el mundo otros centros, instituciones, grupos, familias e inclusive personas que de manera individual detentan una gran cuota de poder en sus distintos ámbitos de acción, e inclusive es innegable la existencia de un gobierno mundial creado y dirigido por las elites que controlan el poder en el mundo. En el mundo existe una no menos despreciable cantidad y variedad de grupos de poder, organizaciones que al igual que las grandes sociedades secretas de poder e influencia mundial, detentan una gran cuota de poder y un efectivo nivel de influencia en el proceso del poder. Entre otras, se pueden mencionar los siguientes 118: Club Flat Hat El “Club Flat Hat” fue fundado en Virginia, EE.UU., en 1750 por una pareja llamada William y Mary College. El nombre original de la sociedad secreta fue FHC, pero las personas no podían decir cuál era el significado de las siglas así que se les hizo costumbre llamarlos “Flat Hat Club”, probablemente a causa del birrete que acostumbraban a portar (los gorros que ahora se utilizan en las graduaciones). Las siglas FHC pertenecían a un grupo de palabras en

118

Se sigue en este punto lo publicado en: file:///C:/Users/Carlos%20Francisco/Documents/Poder/Sociedades%20secretas%20economicas%20EyN.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

latín, pero no se sabe cuáles eran. Algunos creen que son “Fraternitas Humanitas Cognitioque”, que significan: “Hermandad, humanidad y Conocimiento.” La sociedad se reunía regularmente en la taberna de Raleigh en Williamsburg para beber y debatir. No eran para nada conocidos por tener pasatiempos académicos, el miembro más famoso conocido, Thomas Jefferson, escribió en una carta que la sociedad “servia a ningún objeto útil”. F.H.C. parecía perecer tras dos décadas de su fundación, debido a la Guerra Civil, pero se han visto avivamientos recientes. Cuando las membresías y el interés decayó en F.H.C. en el 1770, P.D.A. (ahora conocido como Phi Delta Alfa, pero común mente llamado “Please Don’t Ask” en ese momento) imitó a FHC y se estableció como una sociedad secreta para tomar su lugar. A un estudiante de la universidad, John Heath, se le negó repetidamente la entrada, por lo que en represalia creó la primera fraternidad con letras griegas, Phi Beta Kappa, que más tarde dio lugar a otras fraternidades secretas en más universidades. Sociedad Siete En la Universidad de Virginia, la “Seven Society” es la más secreta y al mismo tiempo (irónicamente) la más famosa y visible en el plantel. No está claro cuándo o cómo fue fundada (un rumor dice que siete hombres se reunieron en un juego de cartas creando la sociedad cuando el octavo hombre no se presentó), pero la primera vez que se hizo pública fue en 1905, cuando un número siete blanco fue pintado en las inmediaciones de la escuela. Desde entonces, el grupo se ha convertido en una fuente inagotable de caridad, comprando un carillón al campus, recaudando miles de dólares para fondos de préstamos estudiantiles, y adjudicándose su propio Seven Society Graduate Fellowship for Superb Teaching anual, que dona $ 7,000 dólares a un asistente de docente nominado por los estudiantes. La membresía a la fraternidad es tan secreta que no se revela hasta que un miembro ha muerto. Cuando esto sucede, una corona de magnolias negras en forma de “7″ se coloca en la tumba y el campanario de la Capilla de la Universidad repica las campanas siete veces en siete segundos de intervalos en el séptimo acorde disonante a las sietes pasadas de la hora. La única manera de comunicarse con la Sociedad Siete es al ocultar una carta en la base de la estatua de Thomas Jefferson en el interior de la Rotonda de la Universidad. Orden de la Sangre de Toro Establecida por cinco amigos en 1834, esta fraternidad tiene el alto honor de ser la más antigua sociedad secreta activa en la Universidad Rutgers. Conocida por alentar la escalada de travesuras hacia los nuevos miembros para demostrar su lealtad, la Orden llamó la atención de la prensa nacional en 1875, cuando presuntamente robaron un canon de la Universidad de Princeton. Otras sociedades secretas en el campus, como The Cap y Skull Honor Society, han hecho públicas sus actividades y pertenencias, pero la Orden sigue siendo tan secreta que algunos cuestionan incluso su existencia, llamándola un engaño. En 2001, Spencer Ackerman escribió un artículo sin confirmar llamado “Degenerate Society” acerca de cómo había sido invitado a unirse a la fraternidad de la Orden, pero se negó.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Algunas personas que supuestamente no se negaron: El ex vicepresidente Garret A. Hobart, ex director del FBI Louis Freeh, y premio Nobel Milton Friedman. Sociedad Eucleian La “Sociedad Adelphic” fue creada por un grupo de 16 estudiantes de la Universidad de Nueva York en 1832. Poco después, cambiaron su nombre por el de Eucleian, después Eukleia, la diosa de la reputación, la gloria, y la guerra. Se convirtió en una sociedad literaria “con una fuente estable de dinero procedentes de los fideicomisos” y organizó foros y conferencias abiertas (a veces con su rival la sociedad Philomathean de la New York University). Aunque algunos miembros son conocidos, la mayoría se mantiene en secreto, al igual que el funcionamiento interno de la organización. Los documentos y registros internos llevados por el grupo han tenido información eliminada, el nombre de la Sociedad borrado, y casi todo está escrito en taquigrafía simbólica. A pesar de este secretismo, los eventos de la Sociedad se dieron a conocer en los periódicos y se convirtieron en una buena asistencia. Un joven conferenciante invitado y muy solicitado fue Edgar Allen Poe, quien se convirtió en una influencia importante. Esto también dio lugar a la utilización de los cuervos en la insignia de la fraternidad y el apodo de “La sociedad del Cuervo”. La Sociedad Eucleian fue una de las más progresistas, apoyando a la igualdad de género, la abolición de la esclavitud y los derechos de los nativos americanos. Ellos imprimieron dos publicaciones propias, The Medly y The Knickerbocker, con artículos satirizando acontecimientos y personas actuales. Volviéndose popular más allá de la escuela. A pesar de todo esto, el interés por la Sociedad decayó. Los miembros fueron marcados elitistas sociales y la afiliación disminuyó a medida que las fraternidades griegas ganaron importancia. En los años actuales, la Sociedad se ha abierto para aquellos que no tienen afiliación a la Universidad. Un miembro destacado de la Sociedad Eucleian es John Harvey Kellogg, quien inventó los cereales de hojuelas de maíz con su hermano, así como el mayor Walter Reed, MD, un médico del ejército de EE.UU., quien confirmó la teoría de que la fiebre amarilla se transmite por los mosquitos. Grupo de los Treinta Muy parecido a la Sociedad Mont Pelerin, el “Grupo de los 30 (G30)”, el club de los banqueros, reúne a un conjunto cerrado de economistas de nivel mundial. Fundado en 1978, sus miembros son todos líderes o ex timoneles de bancos centrales en el mundo. Hoy sus principales autoridades son Paul Volcker y Jacob Frenkel. Entre sus miembros están Stanley Fischer, gobernador del Banco de Israel; Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra; Masaaki Shirakawa, gobernador del Banco de Japón; Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, y Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Popular de China, además de economistas como Paul Volcker y Paul Krugman.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Aunque no es propiamente un think tank, el G30 se dedica a analizar la coyuntura económica mundial y a proponer soluciones o mecanismos a través de papers que publica a nombre del grupo, pues todas las conversaciones y discusiones se llevan a cabo bajo estricto secreto. "No cabe duda de que las últimas reuniones han tenido como tema central la crisis económica", dice a "El Mercurio" Domingo Cavallo, el único sudamericano miembro de este selecto grupo. "Pero para tener un debate serio, y útil, debemos mantener la reserva de lo que hablamos y discutimos, así como las decisiones y propuestas a las que llegamos, aunque algunas sí son de uso público". Aunque en general no niegan su nivel de influencia (que se vio reafirmado por su ya famosa propuesta para el uso de derivados en 1994), Cavallo explica que el G30 no busca poder, sino que información. "Estas reuniones nos sirven a todos. Vemos distintos puntos de vista de lo que está pasando y tenemos el privilegio de trabajar con colegas de primer nivel y tratar con ellos materias fundamentales", dice Cavallo. Para desarrollar su trabajo se encomiendan materias de estudios a algunos miembros o economistas independientes. Las conclusiones de estos trabajos luego son debatidas por el pleno que se reúne de manera periódica. Sus 30 miembros van variando dependiendo del "estatus" del invitado: hay algunos cupos que son llenados por el gobernador de algún banco central en específico, por lo que, si cambia el gobernador, también varía el miembro en el G30. También tiene miembros eméritos, que se suman a los 30 socios vigentes. Para financiarse, el grupo recibe donaciones -que pueden ir desde dinero hasta material bibliográfico o asesorías- de bancos como Credit Suisse y Citicorp, bancos centrales del mundo como el emisor de Barbados o el Banco Central de Chile; y de instituciones financieras, como Goldman Sachs y la Asociación de Bancos de India. Comisión Trilateral Creada en 1973, la Comisión Trilateral para la Paz y la Prosperidad, a diferencia de los otros grupos, “sí declara que busca influir en el mundo”. Y por eso, a diferencia de Bilderberg o el Consejo de Relaciones Exteriores (que funciona principalmente en EE.UU.), tiene un mandato mundial. La comisión surgió como una facción del Grupo Bilderberg, luego de que se "detectara una sensación de que Estados Unidos ya no estaba en una posición de liderazgo", por lo que David Rockefeller, miembro de Bilderberg, buscaba ampliar el grupo hacia los otros polos de poder. Por eso, la Comisión Trilateral estableció una instancia de reunión donde convergiera la elite de Europa, EE.UU. y Asia, en un trabajo que duraría tres años. Pero estos "mandatos" se han ido renovando cada vez hasta hoy.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Su estructura es un poco más tradicional: tiene sedes locales y líderes regionales: uno por EE.UU., y otros por Europa y Japón. ¿Buscan realizar un gobierno mundial? "No, lo que se busca es comprender el gobierno mundial", dice el abogado español Antonio Garrigues, quien además lidera la iniciativa de la comisión en su país. "Esta es una vía de información privilegiada, en una época en donde el nivel de información es generalizado", dice Garrigues mientras explica que la comisión no obtiene financiamiento, sino que cada uno de los asistentes se solventa sus propios gastos. "Esto permite que cada uno demuestre el verdadero interés que hay en el grupo", explica Garrigues. Las reuniones de la comisión o "el club", como lo llaman algunos, se realizan en distintos países, aunque hay varias actividades que se hacen de manera "más privada" en sus distintas sedes del mundo. Sociedad Mont Pelerin Nacida casi desde la cuna del liberalismo económico contemporáneo, “la sociedad Mont Pelerin (SMP)” fue fundada en 1947 por Fredrick von Hayek y su colega Milton Friedman. Esta sociedad es la única que cuenta entre sus miembros a chilenos (el ex ministro Carlos Cáceres y el economista Juan Pablo Couyoumdjian). Más que secreta, esta institución es "selecta", pues sus miembros sólo llegan a ella por invitación de un "socio" activo, tal como los grupos de "caballeros", muy famosos en el Viejo Continente y en Londres a principios del siglo pasado, y siguiendo además la tradición de los masones. Además, por su estructura y forma de trabajo, Mont Pelerin es muy parecida a lo que hoy conocemos como Think Tank, o una entidad dedicada a influir y generar conocimiento, todo en línea con su ideología económica: “La idea de Von Hayek, al impulsar la creación de la SMP, fue establecer un tipo de academia internacional de filosofía política con el propósito de regenerar las ideas del liberalismo clásico como también refutar aquellas vinculadas al socialismo", cuenta Carlos Cáceres. Todo esto, siguiendo los patrones de filosofía de la libertad que vienen desde Von Hayek, Friedman y Von Mises. Hoy los miembros de la sociedad son cerca de 500, entre los que se cuentan James Buchanan y Gary Becker aunque, en general, los nombres de los miembros se guardan en reserva, pero no son secretos. Instituto Aspen A diferencia de otras organizaciones, el foco del Instituto Aspen está, según ellos cuentan, en "fomentar el liderazgo basado en valores y actuar en cuestiones críticas".


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Pablo García-Berdoy, secretario general y fundador de la sede española de la entidad, explica que este énfasis se ve en que la organización realiza una serie de seminarios en todo el mundo, partiendo del sentido original de "Foro de Debate" que inició Walter Paepcke hace 60 años, en Aspen, Estados Unidos. A raíz del Bicentenario de Goethe, Paepcke reunió a una serie de personajes en ese refugio de invierno de la elite estadounidense. Hasta allá llegaron intelectuales como Stephen Spender, Ortega y Gasset y Thornton Wilder, quienes terminaron buscando una salida a la crisis que vivía Occidente tras las dos guerras mundiales. Así nació el Aspen Institute. Desde ahí la entidad ha derivado en una institución que cruza todos los círculos intelectuales de los países donde está presente. Con un modelo de crecimiento en donde cada capítulo nacional se financia de manera independiente, sus miembros van desde la ex secretaria de Estado de EE.UU., Madeleine Albright, hasta el ex secretario general de la OTAN, Javier Solana, junto a Condolezza Rice y el ministro de finanzas italiano Giulio Tremonti. Hoy la sede española del grupo funciona en el edificio Telefónica de Madrid y tiene entre sus aportantes a la empresa hispana y a una serie de hombres ricos, como la familia italiana Agnelli y otros millonarios de Japón, India, Rumania y España, además de los miembros de Estados Unidos. García-Berdoy recalca que el Instituto Aspen "no es un centro de poder", y que sus reuniones son en general cerradas, pero bastante difundidas, y da como prueba el caso de El Festival de las Ideas, una iniciativa que organizan una vez al año y donde son invitados intelectuales a hablar de temas que van desde la poesía hasta la historia. En todo caso, existen otras instancias (algunas de ellas pagadas), como los seminarios técnicos o debates privados, en donde se habla de temas más de coyuntura. A éstos, eso sí, se accede sólo por invitación escrita y se exige guardar absoluto secreto de lo conversado. Mención aparte, dentro de los denominados grupos o centros de poder, se merece el Vaticano, la Santa Sede, centro de mando y control de la Iglesia Católica en el mundo. El Vaticano119 La Ciudad del Vaticano, oficialmente Estado de la Ciudad del Vaticano (en latín: Status Civitatis Vaticanae; en italiano: Stato della Città del Vaticano), o simplemente el Vaticano, es un país soberano sin salida al mar, cuyo territorio consta de un enclave dentro de la ciudad de Roma, en la península Itálica. Es uno de los seis microestados europeos.

119

https://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_del_Vaticano


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La Ciudad del Vaticano tiene una extensión de 0,44 km² (44 hectáreas) y una población de aproximadamente 900 habitantes, por lo que resulta un híbrido de ciudad elevada al rango de Estado independiente, siendo además el país más pequeño del mundo. La Ciudad del Vaticano alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia católica. Aunque los dos nombres, «Ciudad del Vaticano» y «Santa Sede», se utilizan a menudo como si fueran equivalentes, el primero se refiere a la ciudad y a su territorio, mientras que el segundo se refiere a la institución que dirige la Iglesia y que tiene personalidad jurídica propia como sujeto de Derecho internacional. En rigor, es la Santa Sede, y no el Estado del Vaticano, la que mantiene relaciones diplomáticas con los demás países del mundo. Por otro lado, el Vaticano es quien da el soporte temporal y soberano (sustrato territorial) para la actividad de la Santa Sede. La máxima autoridad del Vaticano y jefe de Estado del mismo es el papa de la Iglesia católica, por lo que puede considerarse la única teocracia de Europa. El sumo pontífice delega las funciones de gobierno en el secretario de Estado. El Vaticano atesora el más grande o segundo más grande tesoro de oro del mundo.120 En la revista italiana Oggi, en base a "informaciones excepcionales", se cifró en el año 1952 el tesoro del Vaticano como el segundo más grande del mundo, detrás del de los EE.UU.: 7.000 millardos (siete billones) de liras. De acuerdo con la cotización del oro de aquel entonces, esto habría correspondido a un peso de aprox. 10.000 toneladas de oro. En el año 1952, en comparación a esto, los EE.UU. poseían todavía 20.663 toneladas de oro. En nuestro tiempo son apenas "sólo" aprox. 8.100 toneladas. Frente a esto, las reservas de oro de Alemania alcanzan aprox. 3.400 toneladas, las de Italia aprox. 2.450 toneladas, las de España, sin embargo, sólo 282 toneladas Con 10.000 toneladas de oro el Vaticano tendría entonces hoy el tesoro más grande del mundo (más de 35 veces más que España), el que de acuerdo con la cotización del oro del 8.6.2012 tendría un valor de 410 mil millones de euros. En cuanto a las Acciones, el Vaticano posee enormes reservas financieras en Wall Street. Las reservas financieras exteriores del Vaticano se encuentran concentradas principalmente en Wall Street. En total el patrimonio de la central de la Iglesia, en acciones y otras participaciones en capitales, en el año 1958 deberían haber alcanzado unos 50 mil millones de marcos alemanes. Esta cifra mientras tanto debe haber crecido probablemente en mucho más de 100 mil millones de euros Como Consorcio, el Vaticano es el mayor consorcio económico-religioso del mundo y está sólidamente comprometido en innumerables empresas del ámbito de inmobiliarias, plástico, electrónica, acero, cemento, textiles, química, alimentos y construcción. 120

www.freie-christen.com/riqueza_de_la_iglesia.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

La firma Italgas, perteneciente al Vaticano, tiene sucursales en 36 ciudades italianas. El Vaticano también participa en negocios de alquitrán, hierro, destilerías, agua potable, hornos a gas, hornos industriales etc. De los aproximadamente 180 institutos financieros italianos, por lo menos un tercio dispone de dinero del Vaticano. El Vaticano es dueño de muchos de los bancos más influyentes de Roma y participa en Europa, Norte y Sudamérica, de una abrumadora cantidad de poderosas empresas, algunas de las cuales pertenecen mayoritariamente al Vaticano, como por ejemplo Alitalia y Fiat. Como terrateniente, la Iglesia Católica es el mayor terrateniente del mundo occidental. Algunos ejemplos: Alemania: Con 8,25 mil millones de m2 es el mayor propietario en tierras (corresponde bien a la mitad del Estado alemán (Land) de Schleswig-Holstein o al tamaño de Bremen, Hamburgo, Berlín y Munich juntos. Italia: Más de 500 000 ha de superficie agraria. España: Aprox. el 20 % de toda la campiña. Portugal: Aprox. el 20 % de toda la campiña. Argentina: Aprox. el 20 % de toda la campiña. Inglaterra: Aprox. 100.000 ha. EE. UU.: Más de 1.100.000 ha de superficie agraria. En relación a los Inmuebles, el Vaticano es el mayor poseedor de inmuebles del mundo, y dada la inmensa cantidad de propiedades del Vaticano, ya no se puede hablar de inmuebles en forma individual, sino más bien de ciudades o barrios. Roma, por ejemplo, ¼ de la ciudad está en manos del Vaticano, así investigó Paolo Ojetti en la revista “L´ Europeo” el 7.1.1977. Su artículo se leía como una guía telefónica. Página por página registró miles de palacios, que en parte les pertenecen a las 325 congregaciones de monjas católicas y órdenes de monjes. El periodista Ojetti también investigó en la ciudad italiana de Verona. Él imprimió un plano de la ciudad, en el cual más o menos la mitad estaban marcados en negro = propiedades de la Iglesia católica. El señalizó que las relaciones de propiedad en otras ciudades deben ser similares.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Esto fue intolerable para el Vaticano, que calificó el artículo como confuso, irresponsable, escandaloso, anticlerical, inculto y tonto. El director de la revista fue despedido de forma inmediata. A su vez Max Parisi investigó para el periódico “La Padania” las circunstancias en torno a las propiedades en Roma, y en su artículo del 21.6.1998, llegó a la conclusión de que un 1/3 de todos los inmuebles de Roma están en poder del Vaticano. Estos inmuebles de un “valor inconmensurable” se encuentran según sus investigaciones en los mejores lugares. Toda la zona del Campo dei Fiori hasta el Tiber frente al palacio D´Angelo, junto a la piazza Navona y las calles adyacentes, están prácticamente en poder del Vaticano. Se trata de algo menos de la mitad del centro histórico. Sólo en esta zona son más de 2.500 palacios. La totalidad de los inmuebles no aparecen en el registro de propiedades, porque son considerados territorio extranjero. Luego las breves observaciones sobre el poder de la Santa Sede, veamos ahora sucintamente los denominados Think Thanks. Los Think Thanks121 Un think tank (en inglés, «tanque de pensamiento») o laboratorio de ideas es una institución o grupo de expertos de naturaleza investigadora, cuya función es la reflexión intelectual sobre asuntos de política social, estrategia política, economía, militar, tecnología o cultura. Sin llegar a ser grupos de presión (al menos en apariencia) ni tener la carga académica de los departamentos universitarios, su cometido es el de llevar a cabo investigación en un campo concreto con herramientas precisas pero guardando una dosis de realismo que en ocasiones, y por razones obvias, se escapa a la academia. Aunque los think tanks pueden especializarse en infinidad de temas, los más influyentes y relevantes suelen gravitar en torno a temas económicos, políticos y sociales. En España y América Latina los think tanks no tienen un recorrido tan antiguo como en países del mundo anglosajón o europeos donde el pluralismo político es una piedra angular del sistema político y la información correctamente estimada y difundida es entendida como base de la predicción en el mercado político. Los promotores de los think tanks afirman que sus propuestas han ejercido una alta influencia en la evolución de las ideas políticas y económicas de los países desarrollados, desde la Segunda Guerra Mundial. Según ellos, John F. Kennedy puso en marcha su programa de La Nueva Frontera porque contaba con un plan en el que habían intervenido activamente los expertos de la Brookings Institution. Igualmente, en su opinión, buena 121

https://es.wikipedia.org/wiki/Think_tank


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

parte de los principios de la política económica de Ronald Reagan se inspiraron en las iniciativas de entidades como la Heritage Foundation o el American Enterprise Institute. Hoy se sostiene que uno de los principales mentores de la corriente del monetarismo fue el Institute of Economic Affairs, establecido en el Reino Unido en 1955 para extender la filosofía del libre mercado entre científicos y empresarios. Supuestamente, este think tank, junto con el Center for Policy Studies y el Adam Smith Institute, guió la política de Margaret Thatcher y los conservadores británicos en asuntos tan relevantes como la privatización, la liberalización de mercados, el aumento de la competencia o la reforma laboral. Por ejemplo, en el decenio de los ochenta, el Adam Smith Institute desarrolló el Proyecto Omega, con el que pretendía que las políticas de privatización de las empresas públicas se implantaran no sólo en Gran Bretaña, sino en todo el mundo. Un simple examen a la política económica actual de muchos Estados nos indica el cierto éxito obtenido por los defensores de la privatización. Por ejemplo, el Council on Foreing Relations (en español: Consejo de Relaciones Exteriores; abreviado en inglés como CFR), es una organización estadounidense no partidista, dedicada a la política exterior, fundada en 1921 y con base en la 58 East 68th Street (en Park Avenue (Manhattan) en Nueva York, con una sucursal en Washington, D.C. Publica la revista bimestral Foreign Affairs. Tiene una extensa página web que provee enlaces a su think tank, el programa de estudios David Rockefeller, otros programas y proyectos, publicaciones, historia, biografías de directores notables y otros miembros del directorio, miembros corporativos y notas de prensa. El Council on Foreign Relations (CFR) conforma una organización discreta, de muy bajo perfil público, y de alta efectividad, integrada por unos 3.600 miembros del más alto nivel, prestigio e influencia en sus respectivas disciplinas y ámbitos de poder, tanto en EEUU como en Europa. Reúne a los más altos directivos de instituciones financieras, colosos industriales y medios de comunicación social, investigadores, académicos, oficiales militares de máxima graduación, políticos, funcionarios públicos, decanos de universidades y centros de estudios. Un verdadero gobierno mundial invisible. Muchos creen que se trata de la organización privada más poderosa por su influencia en la política exterior de los Estados Unidos. Ranking122 de mejores think tanks a nivel mundial (EEUU y no-EEUU): 1. Brookings; 2. Chatham House; 3. Carnegie Endowment for International Peace (CEIP); 4. Center for Strategic and International Studies (CSIS); 5. Bruegel; 6. Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI); 7. RAND Corporation; 8. Council on Foreign Relations (CFR); 9. International Institute for Strategic Studies (IISS); 10. Wilson Center; 11. Amnesty International (AI); 12. Transparency International (TI); 13. Japan Institute of International 122

Se sigue en este punto lo publicado en http://www.passim.eu/mejores-think-tanks/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Affairs (JIIA); 14. German Institute for International and Security Affairs; 15. Peterson Institute for International Economics (PIIE); 16. Cato Institute; 17. Heritage Foundation; 18. Fundacao Getulio Vargas (FGV); 19. Fraser Institute; 20. French Institute of International Relations (IFRI). Ranking de mejores think tanks excluyendo a EEUU: 1. Chatham House; 2. Bruegel; 3. SIPRI; 4. IISS; 5. Transparency International; 6. French Institute of International Relations (IFRI); 7. Amnesty International (AI); 8. Centre for European Policy Studies (CEPS); 9. Korea Development Institute (KDI); 10. Danish Institute for International Studies (DIIS). Ranking de think tanks latinoamericanos: 1. Fundacao Getulio Vargas (FGV); 2. Comisión Económica para América Latina (CEPAL); 3. Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC); 4. Centro Brasiliero de Relacoes Internacionais (CEBRI); 5. Consejo Argentina para las Relaciones Internacionales (CARI). Ranking de mejores think tanks en Política Exterior: 1. Brookings; 2. Chatham House; 3. CEIP; 4. CFR; 5. CSIS. Ranking de mejores think tanks en materia de Defensa y Seguridad: 1. CSIS; 2. RAND Corp.; 3. IISS; 4. Brookings; 5. Chatham House. Ranking de mejores think tanks en Energía y recursos: 1. Oxford Institute for Energy Studies (OIES); 2. World Resources Institute (WRI); 3. Institute of Energy Economics; 4. James A. Baker III Institute for Public Policy; 5. RAND Corp. Ranking de mejores think tanks en medio ambiente: 1. World Resources Institute (WRI); 2. Stockholm Environment Institute (SEI); 3. Worldwatch Institute, 4. Brookings; 5. Center for Climate and Energy Studies (C2ES). Ranking de mejores think tanks con ánimo de lucro: 1. Economist Intelligence Unit (EIU); 2. McKinsey Global Institute; 3. Google Ideas; 4. Ernst and Young (EY); 5. Deutsche Bank Research. Ranking de mejores think tanks en educación:


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

1. Urban Institute; 2. RAND Corporation; 3. Brookings; 4. Cato Institute; 5. National Institute for Educational Policy Research (NIER). Las Familias más poderosas e influyentes del mundo A nivel mundial son nueve las familias que detentan el mayor poder en el mundo, puesto que han desarrollado la infraestructura y las redes de poder necesarias para que la maquinaria de control de la humanidad funcione. Miles de millones de dólares pagan la infraestructura humana y una organización que domine los medios de producción, los medios financieros, de comunicación y control de la información, entre otros. Estas familias son:123 1.- Familia Rothschild con sede en Estados Unidos y sucursales en Inglaterra, Alemania e Israel. Controlan El Banco de Pagos Internacionales (BPI; en inglés Bank for International Settlements o BIS). El BPI es una organización internacional financiera propiedad de numerosos bancos centrales con sede en Basilea, Suiza. Conocido como el "banco de los bancos centrales", el BPI fomenta la cooperación financiera y monetaria internacional y sirve de banco para los bancos centrales. No rinde cuentas ante ningún gobierno. Está protegido por tratados internacionales. 2.- Familia Rockefeller desarrollada en Estados Unidos y con fuerte influencia en el imperio y en Israel. 3.- Familia Morgan propietaria, además, de poderosos bancos en Estados Unidos, Inglaterra y otros países del mundo (la mitad del Banco Santander y del Ibex35 son de ellos). 4.- Familia Warburg con sede en Estados Unidos y poderosas extensiones en Alemania. 5.- Familia Lazard de Estados Unidos y grandes influencias e inversiones en Francia. 6.- Familia Mosés Israel Seif de origen judío ortodoxo con poderes económicos y políticos en Estados Unidos, Italia e Israel. 7.- Familia Kuhn, Loeb con sede en Estados Unidos y fuertes intereses en Alemania 8.- Familia Lehman Brothers con sede e influencia en Estados Unidos 9.- Familia Goldman de indudable poder en Estados Unidos

123

Se sigue en este punto lo publicado en: http://www.subdivx.com/X12X112X173566X0X0X1X-las-9-familiasque-controlan-el-mundo.html


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Estas nueve familias son los dueños del mundo, jefes del Gobierno Mundial Invisible, en tanto banqueros, financistas, petroleros son, también, dueños de los medios de comunicación que forman los grande monopolios como: FOX, CNN, NBC, ABC, CBS, BBC, de las agencias transnacionales de prensa, entre ellas, la UPI, AP, Reuteres, AFP que se manejan, inclusive con capitales judíos, son copropietarios de inmensos estudios de cine o de los periódicos New York Times, Washington Post y un largo etcétera. El mini imperio Murdoch, comparado con los demás, sirve muy bien a los intereses conservadores de los amos de la tierra. “Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es la indicada Gran Crisis y las naciones aceptaran el Nuevo Orden Mundial“. (David Rockefeller)

Los hombres más ricos del mundo Esta lista de millonarios está basada en el ranking anual de las personas más adineradas del mundo. Este ranking está basado en la revista Forbes124 2016, que estima la riqueza de cada individuo en dólares en un día concreto y que puede variar por las fluctuaciones de las inversiones. La prestigiosa publicación Forbes ha anunciado su lista del 2016 de los hombres más ricos del mundo, en la que Bill Gates vuelve a aparecer en la primera posición por vez número 17 en 22 años. El cofundador de Microsoft de 60 años vio su fortuna reducirse en $4,2 mil millones (€3,8 MM) con respecto al 2015, aunque su patrimonio sigue siendo astronómico: $75 mil millones (€68,9 MM), suficiente para mantenerse en lo más alto del ranking de Forbes por tercer año al hilo, luego de superar al mexicano Carlos Slim Helú en el 2014. Ahora Slim aparece como cuarto en la lista, detrás de Gates, el español Amancio Ortega y Warren Buffett. El nuevo integrante del ranking es Mark Zuckerberg, quien aparece en la sexta casilla. Jeff Bezos de Amazon está en la quinta posición, Larry Ellison de Oracle es el séptimo, Michael Bloomberg el octavo, y el noveno puesto se lo comparten David y Charles Koch. Zuckerberg, de 31 años, ha tenido su mejor año desde que es multimillonario. Mejoró desde el puesto 16 hasta el sexto gracias al incremento de $11,2 mil millones (€10,3 MM) en su patrimonio. Tanto para Zuckerberg como para Bezos es la primera aparición en el selecto grupo de Forbes.

124

http://www.forbes.com.mx/la-lista-forbes-de-los-mas-ricos-en-el-planeta-en-2016/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Entre todos los integrantes del top 10 suman un aproximado de $505,4 mil millones (€464,8 MM). Pero ahora hay menos multimillonarios que en el 2015. Forbes contó a 1.810 multimillonarios, comparados con los 1.826 del año anterior. Las fortunas combinadas de los mil millonarios suman $6,48 trillones (€5,95 trillones), $570 mil millones (€524 MM) menos que hace un año. También cayó el promedio en el patrimonio de los multimillonarios por primera vez desde el 2010, al ubicarse en $3,6 mil millones (€3,3 MM), $300 millones (€275 millones) menos que el año pasado. Mientras que 221 personas ya no son consideradas por Forbes como multimillonarios, 198 se unieron al ranking. Entre las personas más conocidas que ya no se catalogan como multimillonarios figuran el diseñador de moda Tory Burch y J. Michael Pearson, CEO de Valeant Pharmaceuticals International. Fallecieron 29 multimillonarios que estaban en el listado del 2015. La persona más joven entre todos los multimillonarios que Forbes toma en cuenta es Alexandra Andresen de 19 años. La chica noruega posee el 42% del negocio de su familia. Liliane Bettencourt, la principal accionista de L’Oreal, es la mujer más rica del mundo con un patrimonio de $36,1 mil millones (€33,2 MM). Estados Unidos es el país que más multimillonarios tiene, con 540. Seguido de China (251) y Alemania (120). Top 20 de los hombres más ricos del mundo – forbes 2016 El hombre más rico de la historia fue el musulmán Mansa Musa I de Malí125, también conocido como Kankou Musa y el León de Malí, quien gobernó como emperador en el siglo XIV el Imperio Malí, el cual incluía a la actual Ghana y Tombuctú, en el oeste de África, ha sido nombrado como la persona más rica de la historia, en un nuevo ranking ajustado a la inflación de las 25 personas con la mayor fortuna de todos los tiempos. Utilizando el 2199,6 por ciento anual de inflación, en donde 100 millones de dólares del año 1913 corresponden a 2.299,63 mil millones actuales, la lista incluye a personas de un período de mil años. Su fortuna personal alcanzó los 400 mil millones de dólares al momento de su muerte en 1331. Multimillonario

1. Bill Gates 125

Fortuna

U$ 75 mil millones (€69 MM) -

Compañía

Microsoft

http://www.latercera.com/noticia/el-hombre-mas-rico-de-la-historia-fue-un-rey-africano-del-siglo-xiv/ http://www.detectivesdelahistoria.es/mansa-musa-i-rey-de-reyes/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

2. Amancio Ortega U$ 67 mil millones (€61,2 MM) Zara 3. Warren Buffett U$ 60,8 mil millones (€56 MM) Berkshire Hathaway 4. Carlos Slim Helú U$ 50 mil millones (€46 MM) Telecomunicaciones 5. Jeff Bezos U$ 45,2 mil millones (€41,6 MM) - Amazon.com 6. Mark Zuckerberg U$ 44,6 mil millones (€41 MM) Facebook 7. Larry Ellison U$ 43,6 mil millones (€40,1 MM)- Oracle 8. Michael Bloomberg - U$ 40 mil millones (€36,8 MM) Bloomberg LP 9. Charles Koch U$ 39,6 mil millones (€36,4 MM)- Diversificado 9. David Koch U$ 39,6 mil millones (€36,4 MM) - Diversificado 11. Liliane Bettencourt - U$ 36,1 mil millones (€33,2 MM) - L’Oreal 12. Larry Page U$ 35,2 mil millones (€32,4 MM) - Google 13. Sergey Brin U$ 34,4 mil millones (€31,6 MM) - Google 14. Bernard Arnault U$ 34 mil millones (€31,3 MM) LVMH 15. Jim Walton U$ 33,6 mil millones (€30,9 MM) - Wal-Mart 16. Alice Walton U$ 32,3 mil millones (€29,7 MM) - Wal-Mart 17. S Robson Walton U$ 31,9 mil millones (€29,3 MM) - Wal-Mart 18. Wang Jianlin U$ 28,7 mil millones (€26,4 MM) - Bienes Raíces 19. Jorge Paulo Lemann - U$ 27,8 mil millones (€25,5 MM) - Cerveza 20. Li Ka-shing U$ 27,1 mil millones (€25 MM) Diversificado Algunos notables y destacados estudiosos del sistema financiero mundial dicen que la revista Forbes es una farsa que muestra sólo millonarios populares de segundo nivel como Bill Gates o Warren Buffet, logrando desviar la atención sobre las actividades de los Verdaderos Mega-Ricos, v.g.: las nueve familias más poderosas del mundo. El gobierno mundial126 La humanidad está sometida a un Gobierno Mundial Invisible127 conformado por banqueros, petroleros, financistas, poseedores de inmensas fortunas y propietarios del Banco Privado de la Reserva Federal de Estados Unidos. Es el Gobierno Todopoderoso que impone y ordena a los demás Estados nacionales. El estadista inglés, Benjamín Disraeli que sabía de lo que hablaba sostuvo: “el mundo está gobernado por personajes muy diferentes a los que creen los que no ven más allá de sus ojos“. Actualmente vivimos en una “Era Tecnotrónica”128, entendida como la convergencia de la tecnología y la electrónica (entre dos eras la "industrial" y el neologismo) que va diseñando paulatinamente una sociedad cada vez más controlada. Esa sociedad será dominada por una elite de personas libres de valores tradicionales, que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo, (del 126

Se sigue en este punto lo publicado en www.syti.net/ES/Organisations.html Gobierno invisible del mundo: http://www.xn--revistaaocero-pkb.com/secciones/conspiraciones/trilateralgobierno-invisible-del-mundo-0; El Gobierno Invisible. Bruno Cardeñosa: http://www.ugr.es/~fjjrios/pdf/mCardenosaBruno-ElGobiernoInvisible.PDF 128 Zbigniew Brzezinski: La era Tecnotrónica. Lourdes Hernández Alcalá. Publicado en: http://148.206.107.15/biblioteca_digital/capitulos/95-2549fyp.pdf 127


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

rebaño) y controlarán y vigilarán con todo detalle la sociedad, hasta el punto de que llegará a ser posible establecer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del planeta.” En el ámbito de la economía mundial, no es menos cierto que en 1913 el senado de los Estados Unidos aprobó un proyecto129 por el que la famosa y poderosa familia de los Rothschild quedaba facultada para unir sus riquezas y objetivos económico-financieros a la familia Morgan dueña de la banca e inmensamente influyente y a los célebres Rockefeller de incalculable fortuna. Hasta ese momento, estaba prohibido que capitales extranjeros se involucrasen en la banca estadounidense, como era el caso de los Rothschild, poseedores de capital alemán. Todo comenzó, el 23 de Diciembre de 1913, cuando el Banco Privado de la Reserva Federal fué adquirido por esas tres familias para apoderarse de los Estados Unidos de Norteamérica, controlando así, la economía del mundo. Ante este escenario y el declive de los gobierno de los estados-naciones se ha substituido un nuevo poder, planetario, global, y escapando a todo control de la democracia. Los ciudadanos continúan de elegir formalmente para la constitución de los poderes públicos y las instituciones nacionales, siendo que el poder real ha sido desplazado hacia nuevos centros. El planeta es hoy en día dirigido por una constelación de organizaciones con un papel ejecutivo o político. Las organizaciones ejecutivas se distribuyen en 3 esferas de poder: - la esfera de poder económico y financiero - la esfera de poder militar y policial - la esfera del poder científico El poder político del sistema es ejercido por una cuarta categoría de organizaciones: los "clubes de reflexión", redes de influencia, o reuniones de "global learders" como el World Economic Forum (Foro Económico Mundial) de Davos. Todas estas organizaciones no son competitivas pero estrechamente ligadas y complementarias. Ellas forman un conjunto cuya cohesión es asegurada por la pertenencia simultánea de ciertas personalidades a varias de estas mismas organizaciones.

129

https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_la_Reserva_Federal_de_1913


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Estas personas-claves pueden ser consideradas como los Dueños y Amos del Mundo. Algunos son líderes políticos de primer plano, como presidentes de E.E.U.U. y asesores como Henry Kissinger130. Pero la mayoría de entre ellos son en realidad desconocidos de la opinión pública. Observando el diagrama de estas organizaciones, aquellos que tienen conocimiento en cibernética131 constataran hasta qué punto este sistema ha sido ingeniosamente concebido. Estructurada en red, varias organizaciones comparten la misma función, y los centros así o de igual forma de “circuitos o paneles de control” han sido duplicados o triplicados, con el objeto de asegurar una mayor seguridad y estabilidad del conjunto. Así, en caso de que una organización o un vínculo se vuelve inoperante o ineficaz, el control global no está amenazado, exactamente como Internet132, un sistema sin centro único, cuyos flujos de información pueden "desviarse" de un centro local fuera de servicio.

130

Henry Alfred Kissinger, (en inglés [ˈkɪsɪndʒɚ]), nacido Heinz Alfred Kissinger (Fürth, Alemania, 27 de mayo de 1923), es un político germano-estadounidense de origen judío que tuvo una gran influencia sobre la política internacional, no solo de Estados Unidos con respecto a los demás países sino que también directamente sobre variedad de otras naciones. Ejerció como secretario de Estado durante los mandatos presidenciales de Richard Nixon y Gerald Ford, jugando este papel preponderante en la política exterior de Estados Unidos entre 1969 y 1977 y fue consejero de Seguridad Nacional durante todo el mandato inicial presidencial del primero. https://es.wikipedia.org/wiki/Henry_Kissinger 131 La cibernética es el estudio interdisciplinario de la estructura de los sistemas reguladores. La cibernética está estrechamente vinculada a la teoría de control y a la teoría de sistemas. https://es.wikipedia.org/wiki/Cibern%C3%A9tica 132 El internet (o, también, la internet) es un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que utilizan la familia de protocolos TCP/IP, lo cual garantiza que las redes físicas heterogéneas que la componen formen una red lógica única de alcance mundial. Sus orígenes se remontan a 1969, cuando se estableció la primera conexión de computadoras, conocida como ARPANET, entre tres universidades en California (Estados Unidos). https://es.wikipedia.org/wiki/Internet


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Las organizaciones del poder planetario: gráfico

Las instancias ejecutivas - La OCDE133, es la organización iniciadora del MAI134, concibe las reglas del comercio mundial e influye de muy cerca la política económica de los países occidentales. Reagrupa 30 países desarrollados que “comparten los principios de la economía de mercado”. - El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial diseñan la económica y el medioambiente del planeta por intermedio de préstamos y créditos otorgados a los estados

133

Fundada en 1961, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) agrupa a 34 países miembros y su misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo. http://www.oecd.org/centrodemexico/laocde/ 134 El Multilateral Agreement on Investment (MAI) o Acuerdo Multilateral de Inversiones, es un tratado internacional para la protección de las inversiones extranjeras que está siendo negociado por los países pertenecientes a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). https://www.tni.org/files/El%20Acuerdo%20Multutilateral%20de%20Inversiones%20(AMI).pdf


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

del Tercer Mundo135 bajo la condición que estas apliquen una política económica de inspiración ultraliberal, con desprecio de las realidades humanas y ecológicas. - La Organización Mundial del Comercio (OMC, o WTO en inglés) fija las reglas del comercio mundial, reduciendo considerablemente el margen de decisión de los estados en el área de la economía o del medioambiente. - La Comisión Europea (o "Comisión de Bruselas") es el gobierno de la Unión Europea. Sus miembros no son elegidos directamente, y el público nunca está realmente informado de sus decisiones. Gran parte del poder de los estados es transferido a esta Comisión que no está sometida a un control democrático. (La legislación europea representa ya 80% de las leyes aplicadas por los estados de la Unión.) Estas transferencias de soberanía han sido realizados por los políticos tanto de derecha como de izquierda, con el objetivo de hacer escapar del debate público lo esencial de las decisiones económicas, sociales, y medioambientales. Asimismo, la Comisión Europea está íntegramente bajo la influencia de lobbies industriales quienes son los grandes inspiradores de la reglamentación europea. La mayoría de los Comisarios europeos están estrechamente ligados a las multinacionales o a redes de influencia favorables al liberalismo y a la mundialización. Muchos miembros de la Comisión Europea son próximos (o miembros) del muy poderoso "Grupo de Bilderberg" y son participantes asiduos del World Economic Forum de Davos: Sir León Brittan, Pascal Lamy, Romano Prodi, Jacques Santer, Edith Cresson, Emma Bonino, Mario Monti... En el BCE, Banco Central Europeo, encontramos nuevamente otros participantes del Grupo de Bilderberg: Jean-Claude Trichet (presidente del BCE), Wim Duisenberg (ex presidente), Ormar Issing, o Tommaso Padoa-Schioppa. Los "clubes de reflexión" - El Word Economic Forum136 es una organización que reúne a los hombres más poderosos y más ricos del planeta. El criterio de admisión en el seno de esta red está en función al nivel 135

El término tercer mundo fue acuñado por el economista francés Alfred Sauvy en 1952, realizando un paralelismo con el término francés Tercer Estado, para designar a los países que no pertenecían a ninguno de los dos bloques que estaban enfrentados en la Guerra Fría, el bloque occidental (Estados Unidos, Europa Occidental, Japón, Canadá, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y sus aliados) y el bloque comunista (Unión Soviética, Europa Oriental, China). último sentido actual, el término se emplea a veces para referirse en bloque a todos los países no desarrollados, y en ocasiones, para referirse solo a los que registran los peores índices de desarrollo de gran atraso económico-social, como el analfabetismo, el hambre, las carencias hospitalarias y de salud pública, las viviendas y servicios sanitarios precarios, una escasa expectativa de vida, etc. https://es.wikipedia.org/wiki/Tercer_mundo 136 El Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) o también llamado Foro de Davos es una fundación sin fines de lucro con sede en Ginebra y reúne anualmente en el Monte de Davos (Suiza), conocida por su asamblea anual en Davos, Suiza. Allí se reúnen los principales líderes empresariales, los líderes políticos internacionales y


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

de poder, riqueza, y de influencia del candidato, en el área económica, de la política internacional, la tecnología o los medios de comunicación social. La principal reunión del World Economic Forum tiene lugar cada año en Davos, Suiza, al final del mes de Enero. A lo largo del año, los miembros más importantes de esta organización están ligadas o relacionadas mediante una súper red de video-Conferencia denominado: "Wellcom", el cual les permite concertarse a todo momento sobre decisiones mundiales importantes. Exactamente como la película "Rollerball137", que describe un mundo futuro donde los carteles económicos han tomado el poder y donde una élite planetaria toma sus decisiones mediante video-conferencias similares. - La Trilateral Commission es un organismo de reflexión internacional co-fundado en 1973 por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski (ex-consejero del presidente Jimmy Carter). Reúne a dirigentes de 3 zonas económicas principales: América del Norte, Europa Occidental y Japón. - El CFR (Council on Foreign Relations, Consejo de Relaciones Exteriores) es una organización norteamericana que reúne a los líderes políticos o económicos de muy alto nivel (como George Bush padre, Henry Kissinger, o David Rockefeller). - El IFRI (Instituto Francés de Relaciones Internacionales) es una suerte de CFR a la francesa. Encontramos políticos de derecha y de izquierda, jefes y empresarios, periodistas, y algunos universitarios (personal de universidades). - El Club de Rome es un "club de reflexión" de líderes políticos y económicos, principalmente europeos. - El Grupo de Bilderberg, fundado en 1954, es, sin duda, el más poderoso de las redes de influencia. Reúne personalidades de todos los países, líderes de la política, de la economía, de las finanzas, de los medios de comunicación social, así como algunos científicos y universitarios. Para aquellos que investigan sobre las redes de poder, el Grupo de Bilderberg es el verdadero gobierno mundial. He aquí las listas por países de miembros del Grupo de Bilderberg: USA, Canadá, Grande Bretagne, France, Belgique, Suisse, Hollande, Allemagne, Autriche, Italie, Espagne, Portugal, Norvège, Suède, Danemark, Finlande, Luxembourd, Irlande, autres pays

periodistas e intelectuales selectos para analizar los problemas más apremiantes que afronta el mundo; entre ellos, la salud y el medio ambiente desde 1991. https://es.wikipedia.org/wiki/Foro_Econ%C3%B3mico_Mundial 137 Rollerball (Un futuro próximo en España) es una película de ciencia ficción distópica dirigida por Norman Jewison en 1975. En el film, el mundo del 2018 es un estado corporativo global, que contiene entidades tales como Energy Corporation, un monopolio global de energía con su base en Houston que hace transacciones con corporaciones nominales que controlan el acceso al transporte, lujo, vivienda, comunicación y alimentos a escala global. https://es.wikipedia.org/wiki/Rollerball_(pel%C3%ADcula_de_1975)


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Más allá de la existencia, real o no, de los llamados “Illuminatis”, lo cierto es que el mundo está gobernado, queramos o no, por una élite que es la "élite dentro de la élite", que maneja y controla todas las redes de poder mundial en razón de sus intereses. Ante esta innegable realidad, el pueblo es por naturaleza ciego, ignorante, estúpido y potencialmente violento. Ante las masas mentalmente ciegas y sordas, ésta élite esclarecida o iluminada, a lo largo del tiempo a dominado de manera implacable el mundo en aras de su objetivo central, conservar y mantener el poder. El “ojo que todo lo ve” controla las vidas y destinos de los seres humanos a través de sus conexiones políticas, económicas y culturales, y así ha quedado plasmado en las diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad 138. En el Hinduismo, el Rigveda (uno de los más antiguos textos de la humanidad, que data del año 3000 a. n. e.) hace referencia al Sol y otras deidades "oculares" a través de la mirada. Shiva tiene tres ojos, el tercero en mitad de la frente, en referencia a un conocimiento ilimitado, que destruiría todo lo que viera cuando se abra. Sin embargo, el ojo de Shiva también está ligado a la sabiduría divina, que arrasa con el mal y la ignorancia. En el Budismo, Para el budismo, Buda es "el Ojo del Mundo", y la iconografía de los textos y templos de Nepal suele presentar el símbolo de un ser que mira hacia el frente con un ojo de oro en el centro de la frente (otra referencia al tercer ojo). Las estatuas de Buda en toda Asia también lo muestran con esta tercera mirada iluminada, símbolo del despertar final. En el Egipto antiguo, Egipto tiene el Ojo de Horus (también conocido como el Ojo de Ra), el cual también está ligado a las deidades solares. Se decía que el ojo izquierdo de Horus es la Luna y el derecho es el Sol. Según una interpretación más moderna, el Ojo de Horus sería una especie de mapa de la corteza cerebral, con el tálamo y las glándulas pineal y pituitaria representadas por las aristas, cejas y pestañas del ojo. En el Medio Oriente, En el judaísmo y otras religiones de Medio Oriente, el Ojo que todo lo ve aparece en la forma de un símbolo llamado Hamsa, Khamsa o Hamesh. Se trata de un ojo en la palma de una mano, que suele colocarse en casas o llevarse como amuleto de protección contra el "mal de ojo" (enfermedades provocadas por la envidia del ojo de los enemigos). Sus orígenes se remontan a Mesopotamia, donde la mano de Ishtar era un poderoso signo de protección divina. También se le conoce como "la mano de Fátima" en el Islam. En Grecia y Turquía existe un símbolo similar, el Nazar, usualmente sin la mano: se trata de círculos concéntricos azules y blancos de vidrio que dan la apariencia de un ojo. En el Cristianismo, para el cristianismo, el Ojo que todo lo ve es "el Ojo de la Providencia", y apareció en el siglo XVI. El ojo se encuentra dentro de un triángulo, representando la ubicuidad de la Santísima Trinidad, así como la omnipresencia divina y su vigilancia 138

Se sigue en este punto lo publicado en: http://pijamasurf.com/2014/08/historia-y-origenes-del-ojo-que-todo-lo-vemucho-mas-que-el-simbolo-illuminati/


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

constante sobre su creación. Representaciones del Ojo de la Providencia como la de la Iglesia de San Juan Bautista en Alsacia, Francia (1763) parecen estar relacionadas con la fundación de los Illuminati bávaros en 1776; la influencia masónica y su gusto por la geometría sagrada podría aportar otra relación interesante.

Su símbolo está presente sobre los billetes de 1 dólar: una pirámide cuya cima (la élite) es esclarecida por el ojo de la conciencia, que “todo lo ve” y domina una base ciega, hecha de ladrillos idénticos: la población. Las dos menciones en latín son muy significativas. "NOVUS ORDO SECLORUM" significa, "nuevo orden para los siglos de los siglos". En otros términos: nuevo orden mundial. Y "ANNUIT CŒPTIS" significa: "nuestro proyecto será coronado de éxito".

IX. CONCLUSIÓN “La fortuna, es como un gran río que, en sus crecidas, puede arrasarlo todo; pero los hombres prudentes son capaces de adelantarse a esas catástrofes, construyendo diques y canales que, aunque no evitan las crecidas, impiden que sus consecuencias sean destructivas”. (Maquiavelo: “De Principatibus”) Para ilustrar una conclusión interesante sobre el fenómeno del poder en su aplicación práctica, sin duda, no existe una exposición mas breve y certera, que la obra maestra de Jorge Luis Borges139 "El Muerto", que relata una de las más descarnadas descripciones del 139

Jorge Luis Borges, escritor argentino (Buenos Aires 1899 – Ginebra 1986), publicó en 1949 El Aleph, el cual es uno de los libros de cuentos mas representativos de Borges. Sus textos remiten a una infinidad de fuentes y bibliografías en torno a las cuales se articulan mitos y metáforas de la tradición literaria universal. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/borges.htm


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

poder, dejando de manifiesto, la forma como se mueven y se consolidan los poderosos para conquistar y mantener el mando. El Muerto140 Jorge Luis Borges. El Aleph

Que un hombre del suburbio de Buenos Aires, que un triste compadrito sin más virtud que la infatuación del coraje, se interne en los desiertos ecuestres de la frontera del Brasil y llegue a capitán de contrabandistas, parece de antemano imposible. A quienes lo entienden así, quiero contarles el destino de Benjamín Otálora, de quien acaso no perdura un recuerdo en el barrio de Balvanera y que murió en su ley, de un balazo, en los confines de Río Grande do Sul. Ignoro los detalles de su aventura; cuando me sean revelados, he de rectificar y ampliar estas páginas. Por ahora, este resumen puede ser útil. Benjamín Otálora cuenta, hacia 1891, diecinueve años. Es un mocetón de frente mezquina, de sinceros ojos claros, de reciedumbre vasca; una puñalada feliz le ha revelado que es un hombre valiente; no lo inquieta la muerte de su contrario, tampoco la inmediata necesidad de huir de la República. El caudillo de la parroquia le da una carta para un tal Azevedo Bandeira, del Uruguay. Otálora se embarca, la travesía es tormentosa y crujiente; al otro día, vaga por las calles de Montevideo, con inconfesada y tal vez ignorada tristeza. No da con Azevedo Bandeira; hacia la medianoche, en un almacén del Paso del Molino, asiste a un altercado entre unos troperos. Un cuchillo relumbra; Otálora no sabe de qué lado está la razón, pero lo atrae el puro sabor del peligro, como a otros la baraja o la música. Para, en el entrevero, una puñalada baja que un peón le tira a un hombre de galera oscura y de poncho. Éste, después, resulta ser Azevedo Bandeira. (Otálora, al saberlo, rompe la carta, porque prefiere debérselo todo a sí mismo.) Azevedo Bandeira da, aunque fornido, la injustificable impresión de ser contrahecho; en su rostro, siempre demasiado cercano, están el judío, el negro y el indio; en su empaque, el mono y el tigre; la cicatriz que le atraviesa la cara es un adorno más, como el negro bigote cerdoso. Proyección o error del alcohol, el altercado cesa con la misma rapidez con que se produjo. Otálora bebe con los troperos y luego los acompaña a una farra y luego a un caserón en la Ciudad Vieja, ya con el sol bien alto. En el último patio, que es de tierra, los hombres tienden su recado para dormir. Oscuramente, Otálora compara esa noche con la anterior; ahora ya pisa tierra firme, entre amigos. Lo inquieta algún remordimiento, eso sí, de no extrañar a Buenos Aires. Duerme hasta la oración, cuando lo despierta el paisano que agredió, borracho, a Bandeira. (Otálora recuerda que ese hombre ha compartido con los otros la noche de tumulto y de júbilo y que Bandeira lo sentó a su derecha y lo obligó a seguir bebiendo.) El hombre le dice que el patrón lo manda buscar. En una suerte de escritorio que da al zaguán (Otálora nunca ha visto un zaguán con puertas laterales) está esperándolo Azevedo Bandeira, con una clara y desdeñosa mujer de pelo colorado. 140

Relata la historia de Benjamín Otárola, persona ambicioso que huye del país y se dirige a Uruguay con una carta de presentación para Azevedo Bandeira, el jefe de una banda de ladrones y criminales.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

Bandeira lo pondera, le ofrece una copa de caña, le repite que le está pareciendo un hombre animoso, le propone ir al Norte con los demás a traer una tropa. Otálora acepta; hacia la madrugada están en camino, rumbo a Tacuarembó. Empieza entonces para Otálora una vida distinta, una vida de vastos amaneceres y de jornadas que tienen el olor del caballo. Esa vida es nueva para él, y a veces atroz, pero ya está en su sangre, porque lo mismo que los hombres de otras naciones veneran y presienten el mar, así nosotros (también el hombre que entreteje estos símbolos) ansiamos la llanura inagotable que resuena bajo los cascos. Otálora se ha criado en los barrios del carrero y del cuarteador; antes de un año se hace gaucho. Aprende a jinetear, a entropillar la hacienda, a carnear, a manejar el lazo que sujeta y las boleadoras que tumban, a resistir el sueño, las tormentas, las heladas y el sol, a arrear con el silbido y el grito. Sólo una vez, durante ese tiempo de aprendizaje, ve a Azevedo Bandeira, pero lo tiene muy presente, porque ser hombre de Bandeira es ser considerado y temido, y porque, ante cualquier hombrada, los gauchos dicen que Bandeira lo hace mejor. Alguien opina que Bandeira nació del otro lado del Cuareim, en Rio Grande do Sul; eso, que debería rebajarlo, oscuramente lo enriquece de selvas populosas, de ciénagas, de inextricable y casi infinitas distancias. Gradualmente, Otálora entiende que los negocios de Bandeira son múltiples y que el principal es el contrabando. Ser tropero es ser un sirviente; Otálora se propone ascender a contrabandista. Dos de los compañeros, una noche, cruzarán la frontera para volver con unas partidas de caña; Otálora provoca a uno de ellos, lo hiere y toma su lugar. Lo mueve la ambición y también una oscura fidelidad. Que el hombre (piensa) acabe por entender que yo valgo más que todos sus orientales juntos. Otro año pasa antes que Otálora regrese a Montevideo. Recorren las orillas, la ciudad (que a Otálora le parece muy grande); llegan a casa del patrón; los hombres tienden los recados en el último patio. Pasan los días y Otálora no ha visto a Bandeira. Dicen, con temor, que está enfermo; un moreno suele subir a su dormitorio con la caldera y con el mate. Una tarde, le encomiendan a Otálora esa tarea. Éste se siente vagamente humillado, pero satisfecho también. El dormitorio es desmantelado y oscuro. Hay un balcón que mira al poniente, hay una larga mesa con un resplandeciente desorden de taleros, de arreadores, de cintos, de armas de fuego y de armas blancas, hay un remoto espejo que tiene la luna empañada. Bandeira yace boca arriba; sueña y se queja; una vehemencia de sol último lo define. El vasto lecho blanco parece disminuirlo y oscurecerlo; Otálora nota las canas, la fatiga, la flojedad, las grietas de los años. Lo subleva que los esté mandando ese viejo. Piensa que un golpe bastaría para dar cuenta de él. En eso, ve en el espejo que alguien ha entrado. Es la mujer de pelo rojo; está a medio vestir y descalza y lo observa con fría curiosidad. Bandeira se incorpora; mientras habla de cosas de la campaña y despacha mate tras mate, sus dedos juegan con las trenzas de la mujer. Al fin, le da licencia a Otálora para irse. Días después, les llega la orden de ir al Norte. Arriban a una estancia perdida, que está como en cualquier lugar de la interminable llanura. Ni árboles ni un arroyo la alegran, el primer sol y el último la golpean. Hay corrales de piedra para la hacienda, que es guampuda y menesterosa. El Suspiro se llama ese pobre establecimiento. Otálora oye en rueda de peones que Bandeira no tardará en llegar de Montevideo. Pregunta por qué;


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

alguien aclara que hay un forastero agauchado que está queriendo mandar demasiado. Otálora comprende que es una broma, pero le halaga que esa broma ya sea posible. Averigua, después, que Bandeira se ha enemistado con uno de los jefes políticos y que éste le ha retirado su apoyo. Le gusta esa noticia. Llegan cajones de armas largas; llegan una jarra y una palangana de plata para el aposento de la mujer; llegan cortinas de intrincado damasco; llega de las cuchillas, una mañana, un jinete sombrío, de barba cerrada y de poncho. Se llama Ulpiano Suárez y es el capanga o guardaespaldas de Azevedo Bandeira. Habla muy poco y de una manera abrasilerada. Otálora no sabe si atribuir su reserva a hostilidad, a desdén o a mera barbarie. Sabe, eso si, que para el plan que está maquinando tiene que ganar su amistad. Entra después en el destino de Benjamín Otálora un colorado cabos negros que trae del sur Azevedo Bandeira y que luce apero chapeado y carona con bordes de piel de tigre. Ese caballo liberal es un símbolo de la autoridad del patrón y por eso lo codicia el muchacho, que llega también a desear, con deseo rencoroso, a la mujer de pelo resplandeciente. La mujer, el apero y el colorado son atributos o adjetivos de un hombre que él aspira a destruir. Aquí la historia se complica y se ahonda. Azevedo Bandeira es diestro en el arte de la intimidación progresiva, en la satánica maniobra de humillar al interlocutor gradualmente, combinando veras y burlas; Otálora resuelve aplicar ese método ambiguo a la dura tarea que se propone. Resuelve suplantar, lentamente, a Azevedo Bandeira. Logra, en jornadas de peligro común, la amistad de Suárez. Le confía su plan; Suárez le promete su ayuda. Muchas cosas van aconteciendo después, de las que sé unas pocas. Otálora no obedece a Bandeira; da en olvidar, en corregir, en invertir sus órdenes. El universo parece conspirar con él y apresura los hechos. Un mediodía, ocurre en campos de Tacuarembó un tiroteo con gente riograndense; Otálora usurpa el lugar de Bandeira y manda a los orientales. Le atraviesa el hombro una bala, pero esa tarde Otálora regresa al Suspiro en el colorado del jete y esa tarde unas gotas de su sangre manchan la piel de tigre y esa noche duerme con la mujer de pelo reluciente. Otras versiones cambian el orden de estos hechos y niegan que hayan ocurrido en un solo día. Bandeira, sin embargo, siempre es nominalmente el jefe. Da órdenes que no se ejecutan; Benjamín Otálora no lo toca, por una mezcla de rutina y de lástima. La última escena de la historia corresponde a la agitación de la última noche de 1894. Esa noche, los hombres del Suspiro comen cordero recién carneado y beben un alcohol pendenciero. Alguien infinitamente rasguea una trabajosa milonga. En la cabecera de la mesa, Otálora, borracho, erige exultación sobre exultación, júbilo sobre júbilo; esa torre de vértigo es un símbolo de su irresistible destino. Bandeira, taciturno entre los que gritan, deja que fluya clamorosa la noche. Cuando las doce campanadas resuenan, se levanta como quien recuerda una obligación. Se levanta y golpea con suavidad a la puerta de la mujer. Ésta le abre en seguida, como si esperara el llamado. Sale a medio vestir y descalza. Con una voz que se afemina y se arrastra, el jefe le ordena: -Ya que vos y el porteño se quieren tanto, ahora mismo le vas a dar un beso a vista de todos. Agrega una circunstancia brutal. La


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

mujer quiere resistir, pero dos hombres la han tomado del brazo y la echan sobre Otálora. Arrasada en lágrimas, le besa la cara y el pecho. Ulpiano Suárez ha empuñado el revólver. Otálora comprende, antes de morir, que desde el principio lo han traicionado, que ha sido condenado a muerte, que le han permitido el amor, el mando y el triunfo, porque ya lo daban por muerto, porque para Bandeira ya estaba muerto........ Suárez, casi con desdén, hace fuego. (De "El Aleph", 1949)

"Querido Claudio. He conocido listos que se fingían tontos y tontos que se fingían listos. Pero eres el primer caso que he visto de un tonto que se finge tonto. Te convertirás en un dios." (Palabras de Herodes, en la Novela: “Yo, Claudio”, de Robert Graves)


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

X. BIBLIOGRAFÍA 1.- Bobbio, Norberto. Diccionario de Política. Edit. Siglo XX. México. 1981 2.- Maquiavelo, Nicolas. El Príncipe. Edit. Sarpre. Madrid. 1983 3.- Mills, Wright. La Elite del Poder. Fondo de Cultura Económica. México. 1978 4.- Enciclopedia Internacional de Ciencias Sociales. Edit. Aguilar. 1974 5.- Dahl, Robert. The Concent of Power. Behavioral Science. 1957 6.- Diccionario de Sociología. Franco Demarchi, Aldo Ellena. Ediciones Paulinas. 7.- Foucault. M. Un Dialogo sobre el Poder. Edit. Alianza. Madrid. 1981 8.- Kaplan A. y Lasswell H.D. Power and Society. Yale University Press. New Haven.1957 9.- Guardini, Romano. El Poder. Edit. Guadarrana. Madrid. 1963 10.- Brown, J.A.C. Técnicas de Persuasión. Edit. Alianza. Madrid. 1963 11.- Greene, Robert. The 48 Laws of Power. Published by the Penguin Group. U.S.A. 2000 12.- Galbraith, John. The Anatomy of Power. Boston: Houghton Mifflin. 1983 13.- Toffler, Alvin. El Cambio del Poder. Edit. Plaza & Janés. Barcelona. 1994 14.- Wess, Roberts. Secretos de la Dirección de Attila el Hun. Edit. Libros de Wraner. 1990. U.S.A. 15.- Borja, Rodrigo. Enciclopedia de la Política. Fondo de cultura económica. México. 1997 16.- Horton, Paul. Hunt, Chester. Sociología. Edic. McGraw-Hill. México. 1986 17.- Luhmann, Niklas. Poder. Edit. del hombre: Anthropos. España. 1995 18.- Borges, Jorge L. El Aleph. Edit. Alianza. Madrid. 1949 19.- Kissinger. Henry. Mis Memorias. Edit. Atlántida. 1979 20.- Graves, Robert. I, Claudius. Trad. Floreal Mazia. Edic. Edhasa. 1986. 21.- Weber, Max. Conceptos sociológicos fundamentales. Editorial Alianza. 2006. 22.- Weber, Max. Sociología del poder: Los tipos de dominación. Editorial Alianza. 2007. 23.- Giddens, Anthony. La estructura de clases en las sociedades avanzadas. Editorial Alianza. 2000. 24.- Giddens, Anthony. Política y sociología en Max Weber. Editorial Alianza. 2011. 25.- Foucault, Michel. Las Redes del Poder. Editorial Prometeo Libros. 2014. 26.- https://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada 27.- Marrs, Jim. Las Sociedades Secretas. Edit. Planeta. 2006. 28.- Calle, Ramiro. Historia de las Sociedades Secretas. Edit. Hojas de Luz. 2010. 29.- Hutin, Serge. Las Sociedades Secretas. Edit. Siruela. 2008. 30.- Laurent, Eric. Bush´s Secret World. Edit. Polity Press. 2004. 31.- Pauwels, Louis. El Retorno de los Brujos. Edit. Plaza Janes. 1973. 32.- Neville, Katherine. The Eight. Edit. Ballantine Books. 1995. 33.- Estulin, Daniel. Los Secretos del Club de Bildelberg. Edit. Del Bronce. 2008. 34.- Eco, Humberto. El Péndulo de Foucault. Edit. Debolsillo. 2016. 35.- McEwan, Ian. Amsterdam. Edit. La Butxaca. 2011. 36.- Fonseca, Ruben. Agosto. Edit. Thassalia. 1995. 37.- Golding, William. El Señor de las Moscas. Edit. Alianza. 2010. 38.- Wolfe, Tom. La Hoguera de las Vanidades. Edit. Anagrama. 1992. 39.- Bradbury, Ray. Fahrenheit 451. Edit. Debolsillo. 2015.


Carlos Francisco Ortiz Carvajal

El Poder - una síntesis práctica

40.- Orwell, George. 1984. Edit. Debolsillo. 2013. 41.- Peen, Robert. Todos los Hombres del Rey. Edit. Panini. 2016. 42.- Cohen, Albert. Bella del Señor. Edit. Anagrama. 2011. 43.- Bulgafou, Mijail. El Maestro y Margarita. Edit. Alianza. 2012. 44.- Balzac, H. La Piel de Zapa. Edit. Losada. 2014. 45.- Stendhal. Rojo y Negro. Edit. Alianza. 2013. 46.- Zweig, Stefan. Fouché. Edit. El Acantilado. 2014. 47.- Shakespeare, William. Macbeth. Edit. Espasa Libros S.L.U. 2015. 48.- Zweig, Stefan. Castellio contra Calvino. Edit. El Acantilado. 2012. 49.- Eco, Humberto. El Nombre de la Rosa. Edit. Debolsillo. 2009. 50.- Camus, Albert. Calígula. Edit. Alianza. 2013. 51.- Yourcenar, Margarite. Memorias de Adriano. Edit. Edhasa. 1999. 52.- Sófocles. Edipo Rey. Edit. Cátedra. 2009. 53.- La Historia del Rey David. La Biblia. Reina y Valera. 54.- Barcelo, Pedro. Alejandro Magno. Edit. Alianza. 2011.


El Poder