Issuu on Google+


El espacio público de la ciudad es un medio de comunicación del que se ha apropiado la industria publicitaria, comercializando todo espacio susceptible de generar rendimiento económico. Con ello el espacio pasa de ser de uso público a ser de uso privado y la comunidad queda reducida a “target” en una comunicación de sentido único. Las ordenanzas municipales destinadas a evitar el uso indiscriminado, el vandalismo y la contaminación visual, han creado una relación del ciudadano con su espacio donde este se ha acostumbrado a ser solamente receptor de mensajes y ni tan siquiera se plantea la posibilidad de ser emisor. Sin ser su objetivo, la administración actúa como garante de la industria publicitaria asegurándola una máxima audiencia al quedar eliminada o criminalizada cualquier forma de comunicación del ciudadano. Estas reflexiones motivan la necesidad de explorar medios de expresión no agresivos con el entorno y generar debate acerca de esta situación, animando a la administración a crear espacios de libre expresión y mostrando al ciudadano la posibilidad de utilizar esos espacios para comunicarse con sus conciudadanos. Los espacios sin utilizar son pocos pero muy interesantes, y ya están siendo utilizados; de forma muy reducida por anuncios breves de particulares y organizaciones con bajo presupuesto y de un modo mas interesante por artistas y agitadores del llamado “street art” o arte urbano. Estas intervenciones son conceptualmente muy interesantes, pero causan rechazo en la comunidad y administración por su carácter marginal y por su asociación con el vandalismo. Las técnicas usadas por estos artistas son generalmente agresivas con el medio (graffiti, stencil) por su perdurabilidad y alto coste de eliminación. Pero la técnica del sticker (pegatina) no es agresiva ni perdurable y posibilita la rotación de mensajes. Es muy asequible técnicamente ya que cualquiera puede elaborarlas mediante una impresora, fotocopias o pintando sobre un acetato autoadhesivo. Contando con los oportunos permisos, una acción realizada por diseñadores gráficos utilizando estos espacios y técnicas puede generar un interesante debate cultural y social.


Prohibido pasear en bicicleta o con el perro, quiz谩 estas actividades puedan distraer nuestra atenci贸n del soporte publicitario...

La industria publicitaria comercializa todo espacio susceptible de generar rendimiento econ贸mico


El ciudadano se ha acostumbrado a ser solamente receptor de mensajes y ni tan siquiera se plantea la posibilidad de ser emisor


El sticker (pegatina) no es agresivo ni perdurable y posibilita la rotaci贸n de mensajes.



xpresando