IV Certamen literario - ALCE Stuttgart - 2021/22

Page 1

IV CERTAMEN LITERARIO ALCE DE STUTTGART, 28.03.2022


1


PRESENTACIÓN Estimados alumnos, padres y madres, profesores y demás miembros de la gran familia de nuestra Agrupación de Lengua y Cultura española de Stuttgart: Os quería escribir unas pocas líneas para agradeceros de corazón la iniciativa y el trabajo que habéis dedicado, tanto alumnos como familias, en la elaboración de esta preciosa revista. Sabemos que enfrentarse a un folio en blanco no es fácil. Sabemos que vuestra lengua dominante es el alemán. Pero también sabemos que estáis haciendo un gran esfuerzo para mantener vuestra lengua y cultura de origen, que es el español, y que fruto de ese esfuerzo es esta revista literaria y artística lleno de poemas y microrrelatos y dibujos de pintura creativa. Es muy grato para esta Consejería de Educación dependiente del Ministerio de Educación y Formación Profesional ver que el nivel de español vuestro es tan correcto y tan bueno como el de un compañero de vuestra edad que está ahora mismo en España tan lejos de Alemania. Los poemas son un reflejo de lo que estoy diciendo. Enhorabuena a los excelentes profesores que os están ayudando a mantener el español en vuestras vidas. Gracias de verdad a los padres por el esfuerzo que supone ir, venir, esperar en los desplazamientos a las aulas… Gracias por apoyar a vuestros hijos en los deberes de español. Sabemos que es un esfuerzo extra. Gracias a Enrique Fernández, nuestro entusiasta y trabajador director del ALCE de Stuttgart, y a Carlos Navia, nuestro profesor de Stuttgart encargado de la maquetación y coordinación de la revista. Que disfrutéis mucho con la lectura de esta revista. Un cordial saludo. Irune Arratibel Irulegui Consejera de Educación en Alemania

2


INTRODUCCIÓN Esta revista recoge los poemas y relatos del Certamen Literario organizado por el ALCE de Stuttgart en febrero y marzo. Cada escrito se ilustra con un dibujo inspirado generalmente en ideas o emociones que transmite el texto. Las ilustraciones han sido realizadas por los autores de los textos y a veces por otros compañeros. Hay que destacar la expresividad de las ilustraciones y el nivel literario alcanzado en los textos poéticos y narrativos. Hay que recordar que el alemán es la lengua dominante e instrumental para el aprendizaje de nuestros alumnos y que el lenguaje poético presenta una dificultad superior al nivel estándar. Por todo ello, hay que encarecer el esfuerzo de nuestros poetas para expresar sus emociones con recursos poéticos, como la rima o las figuras literarias. Es también meritoria la creación de microrrelatos, narraciones que en pocas palabras cuentan historias llenas de interés. La elaboración de una revista como esta tiene como ingredientes: talento, trabajo, tiempo (todo en dosis abundantes) y todo ello aderezado con una cantidad (también en dosis generosas) de entusiasmo y afecto por el arte y la docencia. Gracias, por tanto, a todos los que han hecho posible esta publicación: profesores, familias y sobre todo a los alumnos, los auténticos protagonistas. Gracias también a la pintora María Meijide, que ha desarrollado con éxito en 20 de nuestras aulas otros tantos talleres de pintura creativa y que nos ha cedido para nuestra portada su obra “Mapa emocional de Compostela”. Le deseamos en su futuro artístico el mismo éxito rotundo que sus talleres alcanzaron en nuestras aulas. Nuestro agradecimiento a nuestro compañero Carlos Navia que a los ingredientes habituales necesarios para editar la revista -tiempo, esfuerzo y conocimientos- ha añadido su pericia informática y con las TIC. Espero que todos disfrutemos de esta revista: de sus textos e ilustraciones y de los recuerdos que nos evocarán cuando pasen unos años. Enrique Fernández Fernández Director del ALCE de Stuttgart

3


ÍNDICE POR NIVELES A1

páginas 5-28

A2

páginas 29-50

B1

páginas 51-74

B2

páginas 75-98

C1

páginas 99-122

Colaboraciones

página 123

Portada: “Mapa emocional de Compostela” María Meijide Contraportada: Taller de pintura creativa Emma Erhardt Ñíguez - Degerloch Edición: ALCE Stuttgart 4


A1 Mi casa Tengo una casa de sandía tiene una puerta amarilla. La comida es de colores y los chicles son marrones. Tengo unas rosas muy ro-ro-rosas el ordenador está muy marrón. Mi cama está muy blanca pero mi habitación es multicolor. La cocina está muy naranjita, los colores me gustan tanto que me gustaría cogerlos todos en la mano. Y este poema se ha acabado.

Jana Fernández Karlsruhe 5


A1

Primer premio Ilustración A1

Jana Fernández Karlsruhe 6


A1

Me disfracé de gato, mi hermano de ratón fuimos con el león al carnaval de mi corazón. Que gracia que ilusión El carnaval de mi corazón es una diversión.

Sara Jiménez Bad Cannstatt 7


A1

Sara Jiménez Bad Cannstatt 8


A1 Polirock busca un tesoro. El ladrón le persigue Atraparlo con la red con suerte puede Polirock encuentra la cueva No parece que haya oro. Polirock lleva su linterna de luz led super potente Baja por los túneles Un esqueleto encuentra Peligro puro, puro peligro… Sigue la señal Un monstruo durmiendo está Y oh sorpresa el tesoro, detrás…

Marcos Del Campo Sindelfingen 9


A1

Noelia Ehrl Postigo Herrenberg 10


A1

Adiós mar, adiós España, adiós pinchos en la montaña. Adiós abuelito, adiós parques, no sé cuando nos veremos otra vez.

Maite Ehret Esslingen 11


A1

Marta Fernández Ulm 12


A1

El sol arriba El mar abajo Y en medio del mar: un delfín.

Nuria Flemisch Feuerbach 13


A1

Nuria Flemisch Feuerbach 14


A1 El verano Es verano, veranito, en agosto, todo es bonito. Cumplo ocho años, voy a la playa, y tomo helados Son vacaciones, duran poco. Mi padre suda como loco. Es verano, veranito, En agosto todo es bonito.

Primer premio Poesía A1

Zoe Herbold García Walldorf 15


A1

Zoe Herbold García Walldorf 16


A1 Mi videojuego Brawlstars es brutal Me encanta jugar Para mí es genial. En Brawlstars se mata Se pierde o se gana Consigues que monstruos Salgan de la caja. Puedes ganar trofeos Peros también mucho dinero Si eres bueno. Gracias a las pistolas Me lo paso bomba.

Leonel Gallardo Rheinfelden 17


A1

Leonel Gallardo Rheinfelden 18


A1

Pocoyó hace pompas. Pocoyó juega al escondite. Pocoyó se esconde detrás de un cactus. Elli se esconde en una caja.

Melina Klimopoulou Friedrichshafen 19


A1

Larissa Fernández Singen 20


A1

Al venir de la piscina voy al supermercado y me compro un helado.

Después recojo a mi hermano y juego con él fuera, porque me gusta mucho el verano.

Iago Plaza Fabrizius Mühlacker 21


A1

Elisa Carvajal Mühlacker 22


A1

La mariposa

La mariposa es una cosa hermosa y mimosa. Algunas veces también es graciosa y ruidosa, Pero al final siempre es muy estudiosa.

Olivia María Hettinger Mannheim 23


A1

Clara Hoffman Bruchsal 24


A1

Los Animales La vaca arriba El cerdo abajo Y en medio

La jirafa

Simón Miguel Guillén Strein Regensburg 25


A1

Simón Miguel Guillén Strein Regensburg 26


A1

Mis amigos María tiene una tía A Rafa le gustan las jirafas A Sara no le gusta comer con cuchara Pepito tiene un osito A Ester no le gusta beber Jesús siempre hace ¡Achús! Y Rosa es pelirroja

María tiene una tía A Rafa le gustan las jirafas SaraFrerks Sofía ADíaz no le gustaWürzburg comer con cuchara Pepito 27 tiene un osito A Ester


A1

Alba Torres Full Würzburg 28


A2

La naturaleza La naturaleza hace que el mundo sea un lugar bonito; los animales grandes, pequeños, de todo tipo y color cada uno en su lugar son muy importantes. Da igual si es una abeja, un tigre o un zorro, todos son bienvenidos en la naturaleza también las plantas y las flores de muchos colores. Cuidemos a todos; a la menta y al girasol seamos humanidad y no industria.

Karla Werner Baden Baden 29


A2

Karla Werner Baden Baden 30


A2 Llega la primavera El jardín verde y floreciendo Mi corazón contento y sonriendo Después de la temporada de lluvias Se abren los narcisos, tulipanes y prímulas. Por la mañana muchos conciertos Los pájaros ya están despiertos En el aire el zumbido de las abejas Muchos animales encuentran pareja. Brincan y saltan de alegría El sol calienta todo el día Voy cantando a mi manera Me encanta la primavera.

Dorothea Seidl Rottweil 31


A2

Primer premio Ilustración A2

Dorothea Seidl Rottweil 32


A2 Adiós España Adiós España, adiós familia, adiós natillas de vainilla. Adiós Playa de las Canteras, no sé cuando volveré, no sé cuando te veré. España, Canarias y Baleares, nevaditos, turrones, dulce de leche y polvorones. ¡Cómo me faltarás, cómo te desearé pero nunca volveré!

Alba Timme Degerloch 33


A2

Julián Escudero Degerloch 34


A2

- En la hierba un árbol - ¿Y qué más? - En el árbol un nido - ¿Y qué más? - En el nido un huevo - ¿Y qué más? - En el huevo un pollito

Primer premio Poesía A2

Maite García Jetter Feuerbach 35


A2

Maite García Jetter Feuerbach 36


A2

Mi abuelo

Me gusta visitar a mi abuelo le llaman de apodo „ligero“. En su huerto con sus gallinas lo pasamos que es cosa fina. De las plantas no nos olvidamos: lechugas, tomates y rábanos. Por las tardes partíamos sandías ¡Qué ricas sabían!

Álvaro Tejado Pozo Weinheim 37


A2

Arnau Schelper Rabionet Weinheim 38


A2 COLORES Rojo es el amor Y verde la alegría Azul la fantasía Que hace que me ría. Naranja tan curioso Siempre muy sabroso Morado tan travieso Le habla al mundo negro. Marrón ¡qué divertido! Le cuenta un chiste Al pelirrojo amarillo. Yo directamete en medio Me sorprende mucho este jaleo.

Marina Eichhorn Freiburg 39


A2

Carla Rüdiger Freiburg 40


A2

PABLO PICASSO Pintaba mucho y le gustaba tanto que pintó un cuadro. Se fue a Madrid. Y vio muchos dibujos en un museo muy grande. Luego se fue a Barcelona. Pero no quería pintar como los demás. Quería volar con el viento.

Cristian Pena Villingen 41


A2

Julia Nogueras Villingen 42


A2 Mi pez erizo Un animal muy especial sabe nadar en el mar. Tiene espinas que no son muy flojos, y es marrón como un león. ¡Qué ilusión me hizo escribir mi poema sobre el pez …erizo!

Joan Miguéliz Hausotter Fellbach 43


A2

Joan Migueliz Fellbach 44


A2

Hoy mi mamá tiene libre, mañana yo tengo libre, en dos semanas todos tenemos libre y al final mi familia tiene un año libre.

Lucía Helena Tüting González Schwetzingen 45


A2

Noelia Claro Wiesloch 46


A2 El tigre

El tigre estaba cazando, Veía una gacela que estaba hablando Volvían a ser amigos.

Comían solo trigos Estaban escalando juntos Ganaban los muchos puntos

Lorenzo Kleindienst Gomis Rosenheim 47


A2

Manuel Falkenstein Boyano München 48


A2 La cocina de mi tío En el invierno frío, cocina mi tío una fideuá, pero creo que no me gustará. Como cocina mal, le tengo que ayudar. No lo quiere reconocer, y cree que no lo sé hacer. Hacer los canelones, le produce muchos follones, aun así, quedan en nuestros corazones. Hacer la tortilla, es para él una pesadilla, aunque la tortilla española, es lo que más mola. Y con el pastel de manzana, que como con gana, acaba lo que cocina mi tío, dejando todo hecho un lío.

Alexia Mac-Vicar Nürnberg 49


A2 A2

Lea Vera Díaz Erlangen 50


B1 El cielo y las flores Mira al cielo con sus nubes de algodón. El sol te da alegría en todos sus días y en el corazón. Mira como nacen las flores en los campos de colores, Llenan los ojos de simpatía y de buena compañía.

Sophia Franke Baden Baden 51


B1

Sophia Franke Baden Baden 52


B1

El bosque.

Cuando camino por el bosque silencioso Cuando escucho el pájaro hermoso y veo el musgo verdoso. El claro riachuelo la niebla de velo y el viento en mi pelo Noto que aquí es mi casa que aquí el tiempo no pasa y que el viento mis malos pensamientos arrasa.

Primer premio Poesía B1

Sofía González Sánchez Stuttgart 53


B1

Frida Schrön Díaz Mannheim Taller de pintura creativa 21-22 54


B1 La casita del árbol

Mi padre me construyó una casita en lo alto de un árbol que estaba sequito cada vez que estaba tristecito subía a mi casita… y me salían las sonrisitas.

Ilian Rüß Tübingen 55


B1

Carla Joho Troyano München Taller de pintura creativa 21-22 56


B1 Mis vacaciones A mi me gustan las vacaciones cuando hacemos excursiones. Me encanta cuando viajamos porque juntos lo disfrutamos. Muchas veces vamos a Madrid y eso me hace muy feliz. También me gusta esquiar cuando acaba de nevar. Me encanta el verano, porque no me levanto temprano. En verano vamos a la playa y nunca se me olvida la toalla

Sofia Rieger Ulm 57


B1

Isabel Saumweber Ulm 58


B1 Escucho los pajaritos en mi ventana Y se me alegra el día y toda la semana.

Me gusta sentarme a la orilla del mar Y ver la luna brillar.

Las olas se acercan a mí Y en estos momentos me siento feliz.

Yanik Y. Riethenauer Pládenas Heilbronn 59


B1

Sofia Faull Heilbronn 60


B1 Las olas

A ti te espero, cuando llegas vuelo. En mi tabla subido, yo no paso frío. Cada ola una oportunidad de volver a empezar.

Peio Albert Fernández Heidelberg 61


B1

Dana Schmitt Domínguez Mannheim 62


B1 LIBERTAD Yo estoy encerrado Y ya pasó un rato. Veo una paloma Y ella se asoma. No creo a mis ojos, Ella no tiene piojos. Me coge de la mano Para invitarme a un helado. Desués me siento libre Y también como un tigre. Y con esto me despido ¡Aunque no tiene sentido!

Clara Arellano Lahr 63


B1

Clara Arellano Lahr 64


B1 LA ESCUELA Tengo un lápiz. Puedo pintar. Tengo una goma y puedo borrar. Tengo cabeza. Puedo pensar. Tengo un tippex y puedo eliminar.

Luna Müller Oberndorf 65


B1

Ramón Schleeh Oberndorf 66


B1 Primavera El largo y frío invierno se está derritiendo. Hoy he visto un pájaro rojo solo. A través de la niebla el sol se asoma. Las ardillas empiezan a buscar bellotas. Nueva vida ha llegado a los campos y bosques. Los niños se aventuran a quitarse sus jerséis. En unas pocas semanas el río fluirá, las flores comenzarán a mostrarse en los prados. Todavía hay frío en el aire primaveral, el invierno se ha ido, pero el recuerdo sigue ahí. El verano espera unos meses más allá, para calentar el aire y el prado y el estanque. Un topo se asoma por los agujeros del campo. La primavera es cuando el mundo entero despierta.

Sofia Molina Fellbach 67


B1

Julia Gibert Fellbach 68


B1

La primavera Llega la primavera, De colores está la hierba ¡Qué bien huelen las flores que tienen muchos colores! Florecen las rosas Y vuelan las mariposas

Noemi López Romero Schwetzingen

69


B1

Primer premio Ilustración B1

Noemi López Schwetzingen 70


B1 Un poco loco ¡Ay! El teatro con un bonito payaso ¡Ay! El teatro con un peludo gato y con mayonesa y tomate se hace chocolate Esto es un poco loco pero me tengo que quitar el moco.

Lola Aranda Martínez Poing 71


B1

Clara Muñoz Regensburg 72


B1 Menorca ¡Qué bonita es Menorca! Allí hay mucho mar Más guay que Mallorca Allí tengo que viajar Hay buena comida La mejor que encontrarás en tu vida Como me gusta mucho nadar En Menorca puedo disfrutar Mi familia me espera Para darme lo que quiera Con el barco puedo ir a pescar Con mis primos podré jugar. En Menorca no hay mucho problema. Eso es lo que refleja mi poema.

Nelson Corral Nürnberg 73


B1

Emilie Ecabert Rodríguez Erlangen 74


B2

El pájaro militar

Un plato de semillas para comer, te llenas hasta reventar y luego corres para despegar. El pájaro vuela por la ciudad, vuela alto vuela hasta encontrar el objetivo este es un enemigo; un ladrón que acaba de robarle el bolso a una señora. El pájaro militar piensa en algo que no le gustará y empieza a bombardear al robabolsos; pam, pam, pam y le da. La batalla está ganada.

Gabriel Abos Baden Baden 75


B2

Gabriel Abos Baden-Baden 76


B2

Victor... Victor era un chico normal. Todos los días iba a la escuela. Un día se le acabó la batería del móvil y lo quiso cargar. Sin querer metió los dedos en el enchufe. Todo se volvió negro. Cuando se despertó estaba en un mundo azul, lleno de unicornios. Estaba impresionado porque todo era muy raro. De repente un unicornio vino hacia él y le dijo que se montara en su espalda. Se fueron volando por el aire y el unicornio le enseñó todos sus amigos. Tenían un tiempo muy bonito pero Victor se acordó de su familia y quería volver con ellos. De repente todos se volvió negro otra vez... Resultó que había estado durante dos semanas en coma después de tocar el enchufe. Se despertó al lado de su familia que estaba loca de alegría.

Carlos Amón Herrero Stuttgart 77


B2

Julia Baur Merchán Rosenheim Taller de pintura creativa 21-22 78


B2 Una esquina especial Un día de verano caluroso y soleado el gato Miau se estaba aburriendo en el jardín. Un ratón pasó delante de su nariz. El gato Miau se levantó de repente y empezó a correr tras él. Lo persiguió por toda la ciudad. En el recodo de un edificio consiguió darle esquinazo. Al llegar a la esquina se encontró de frente a una cobra real. Con un mordisco certero la serpiente le inyectó su veneno y se lo comió. El gato Miau se despertó en el estómago de la serpiente rodeado de muchos ratones que –“oh requetemiau” …-, estaban bailando el rock and roll.

Primer premio Relato B2

Manuel Leon Dusling Sindelfingen 79


B2

Ariadna Ehrl Postigo Herrenberg 80


B2

El laberinto Hace 12 años mi amigo Otto y yo fuimos a un parque de Barcelona. Cuando entramos, nos dimos cuenta de que en lugar de un parque estábamos en un laberinto. Buscamos una salida pero no la encontramos. Cuando ya no podíamos caminar más, Otto vio una puerta gigante. Entramos y caminamos un poco más. De repente, la puerta se cerró. ¡Ahora estábamos en una habitación con 5 puertas! No sabíamos por cual entrar. Yo quería la segunda y Otto la quinta, así que lo echamos a suerte. Gané yo y entramos por la segunda. ¡Fue una mala decisión! Nos convertimos en muñecos de LEGO.

Len Failenschmid KirchheimTeck 81


B2

Alexander Leranth Esslingen 82


B2

Los verdaderos amantes no necesitan diamantes. La princesa amaba a un jardinero con el que ella era feliz y se sentía libre. Su padre, el rey, trataba de convencerla de que se separara de él y se casara con un príncipe. “Cien diamantes de daré”, le decía, pero la princesa se negaba a separarse de su amante. Algún día también el padre comprendería que el amor era más valioso que un millón de diamantes.

Irene Pindado Franco Feuerbach 83


B2

Sofía Schreck Feuerbach 84


B2 Mi madre vino en 1998 a Alemania para ampliar sus estudios. Fue a la universidad de Kaiserslautern, donde conoció a mucha gente de diferentes países. Esa gente pensaba que las españolas vestían todo el día de faralaes y estaban siempre bailando y cantando. Pero mi madre es la menos española que conozco y, por eso, se apuntó a clases de flamenco en Alemania para „adaptarse“, pero no lo consiguió. Así que se dedicó a la gastronomía, buscando productos en Alemania o incluso importándolos (mi abuela le enviaba cajas para aprovisionarla). Y cuando invitaba a alguien a comer, le decían: „Ahora sí que pareces española.“ Aunque mi madre es ahora alemana, todavía sigue teniendo el espíritu español (en la cocina).

Ada Schmitt Domínguez Mannheim 85


B2

Ada Schmitt Domínguez Mannheim 86


B2

GUERRA Soy Elena, 16 años.Os voy a contar el peor día de mi vida. Era jueves y como cada día, estuve en clase. Cuando llegué a casa me dispuse a prepararme un bocadillo. Compartí con mi hermano una rodaja de sandía. Mi padre estaba pasando la aspiradora y mi madre colocando ropa. Observaba la naturaleza cuando, de repente, una bomba cayó del cielo. El tiempo se había parado. Era a tan solo unos kilómetros de mi casa. Mi hermano empezó a llorar y a gritar como un loco. Noté cómo una lágrima corría por mi cara. Mis padres nos tranquilizaban. varios días en el trastero. Mi madre decidió llevarnos a Alemania. El domingo nos dirigimos a la estación. Nos hemos despedido de papá. Estuvimos llorando mucho. Una familia nos acogió y ahora estoy muy contenta porque tenemos comida pero sigo preocupada por mi padre.

Claudia Bäuerle Freiburg 87


B2

Primer premio Ilustración B2

Claudia Bäuerle Freiburg 88


B2

LA VIDA, EL REGALO PERFECTO. Solo recuerdo, que no había nada. Todo estaba oscuro y estaba tan silencioso que creí escuchar un sonido alto, como un “pieee…” No podía tocar nada, no tan solo porque no había nada con qué tocar, sino porque no tenía nada con qué tocar. En este lugar no había nada más que pensamientos, mis pensamientos, mi alma. Me sentía tan feliz y libre. Estaba a solas, acompañada conmigo misma. No había día, ni noche, ni comida, ni problemas, pero me faltaba la aventura, la aventura de la vida. Quería volver allí, a mi vida que nunca ha sido perfecta, pero tampoco imperfecta. Cuando me desperté, me dolía todo, pero sin embargo, estaba satisfecha de vivir.

Nadia García Tuttlingen 89


B2

Yago Carricas Tuttlingen 90


B2 Oscuridad. Es lo único que ve. ¿No sabe dónde está? ¿Qué debe hacer? ¿Hay algo detrás de ella, no delante o al lado? "No quiero estar aquí. ¿Dónde estoy? ¡Necesito respuestas! “-Quienquiera que esté ahí, por favor, ayúdeme", grita. Pero de repente siente una mano en su boca. "Mmhhmhmh", intenta decir a pesar de tener la boca tapada, pero la mano desconocida solo la agarra con más fuerza. "¿Qué debo hacer?", piensa, "¡tengo miedo! No quiero estar más aquí, ¡sácame!" Empieza a llorar, ya no puede controlarlo. "Luna". ¿Luna? -¡Luna, despierta! ¿Qué pasa?", pregunta una voz conocida. Luna abre los ojos. "Un sueño. ¿Solo un sueño? Pero se sintió tan real", dice Luna. Estaba aliviada, pero seguía teniendo miedo.

Karen Stauffer Prats Waiblingen 91


B2

Karen Stauffer Prats Waiblingen 92


B2

La música El sonido en mis oídos. El ritmo en mi cabeza, llevándome al sitio de mis sueños, atrapándome en los escenarios que desea y dejándome pensar que no tengo una vida propia. ¿Me salva o me limita la música que me dirige?¡Pero, espera! ¿Qué está pasando? Me está enredando.

Lucía Palomo Díaz Schwetzingen 93


B2

Lucía Palomo Díaz Schwetzingen 94


B2 Un Año Mi amiga me dice “espérame un año, no te preocupes, yo volveré, me dice antes de irse. El primer año vivo como antes, pero estoy esperando que vuelva. El segundo y tercer año pasan lentamente, confío que va a volver, pero la echo de menos. En los siguientes años paso los días sin hablar con mis amigos, todo me recuerda a ella. Encontré amor, pero nos tuvimos que separar porque vive en América y no me quiero ir para encontrar a mi amiga. Encuentro trabajo, los días pasan sin que vuelva, pero aún la estoy esperando. Tengo 85 años y en mis últimos momentos veo como he tirado mi vida esperando a alguien que no va a venir.

Elisa Reinbold Fraire München 95


B2

Sofía Angsmann Motilla Poing 96


B2 Sangre oscura

Vivir en un mundo como el nuestro puede ser complicado. Por razones inexplicables, el color de sangre de una persona está basado en la cantidad y el tipo de crímenes cometidos, y nadie sabe por qué. La gente buena, que no se mete en problemas, tiene sangre clara, casi como agua, mientras que los criminales la tienen de color rojo oscuro. Esto nunca había sido un problema para mí, hasta el día de mi boda, cuando iba a casarme con la persona de mis sueños. Durante la ceremonia se cayó. Cuando quise ayudarla, noté que tenía una herida grande en la mano; pero lo que más me preocupaba era su sangre, negra como la noche.

Tobías Mondragón García Nürnberg 97


B2

Laura Gil Casado Nürnberg 98


C1

Trece

Dicen por ahí que cerca del río vive un hada. Se cuenta que aquel héroe intrépido que consiga atravesar el bosque de los trece árboles podrá llegar al río de los trece muertos y si lo atraviesa y, con ello, sale vivo de la cueva de las trece maldiciones, entonces, será capaz de salvar al hada y si todo eso sucede; ganará su protección por trece años

Daniel Stalleker Baden-Baden 99


C1

Daniel Stalleker Baden-Baden 100


C1

El ciclo de día y noche. La oscuridad, un fenómeno abrumador. Sin fin ni principio, solamente recortada y distinguible por la luz, la única pared que existe en esta realidad vacía. En cuanto la luz retrocede, su cara empieza a tragarlo todo en su camino, sin dejar rastro ni sonido, sin parar y sin motivo. Nada en este mundo vacío queda tras haber sido atrapado, jamás es encontrado y nunca volverá a ser visto. Aunque en el próximo instante, allí a lo lejos en el horizonte, la luz vuelve brillando con rapidez. Sin combate ni palabras la oscuridad se desvanece, dejando la luz sola en su lugar, esperando hambrienta hasta su próxima oportunidad. Aquí no existe más, en este sitio de la nada.

Primer premio Relato C1

Daniel Gustavo Maasen Haro Bad Cannstatt 101


C1

Daniel Gustavo Maasen Haro Bad Cannstatt 102


C1 Duro camino de vuelta Paula caminaba a casa. Frío y calles mojadas. Hacía dos horas que la esperaban, siempre llegaba tarde. Pero no pudo resistirse a ayudar a aquella pobre anciana. Apresuraba sus pasos, la noche cerrada… Nadie en las calles… a lo lejos el sonido de un tren, rápido… y luego, silencio de nuevo. Conforme avanzaba apresuraba su paso. Sentía las agujas del reloj cada vez más acelerado… Al fin, llegó… abrió la puerta y ¡sorpresa!: “¡Feliz cumpleaños!” Peter la abrazó y la recibió con una pequeña tarta. El duro camino de vuelta mereció la pena.

Noelia Moludzadeh Sindelfingen 103


C1

Laura Steinmayer Tübingen 104


C1

GUERRA Año 2147. Mi vida podría ser muy relajada si mi país, Yama, no estuviera en guerra contra el estado de los Carhanay. Ya había guerra cuando yo nací, no conozco otra vida, pero los adultos cuentan historias de antes de la guerra. Yama fue un país rico por su metalurgia e industria moderna. Nadie pasaba hambre. Aunque su clima fuera seco, importábamos todos los alimentos de Carhanay. Eso continuó así 20 años más, cuando llegó una gran sequía y los Carhanay ya no tenían trigo para exportar. Mucha gente aquí se sentía traicionada, así que apoyaron a nuestro presidente cuando entramos en guerra. Yo mismo no sé qué pensar de esa decisión, realmente no sé. ¿Seremos nosotros también culpables?

Robert Sätzler Dávila Heilbronn 105


C1

Isaac Mouchtari Heilbronn 106


C1 En la actualidad vivo en Heidelberg, Alemania. Pero ¿cómo he llegado a vivir aquí? Para explicarlo necesito mirar hacia atrás, sobre todo al pasado de mis padres. Mi madre es española y procede de Santander, en el norte de España. Ella estudió allí y, después de graduarse, empezó a trabajar en una empresa internacional. Mi padre nació y vivió cerca del Odenwald. Estudió primero ingeniería industrial y, como no le gustaba, empezó a trabajar en el área informática de la misma empresa de mi madre. Los dos se conocieron en Londres. Luego, después de quedar unas cuantas veces, decidieron casarse y trasladarse a Alemania... Y, a continuación, nací yo. Se puede decir que soy un hijo de la globalización.

Luis Mölber Ramírez Mannheim 107


C1

Elisa Hunner Rojas Weinheim 108


C1 NADIE DEBERÍA VIVIRLO Bombas, gente gritando, casas destrozadas , … imágenes que nunca saldrán de mi cabeza, lo único que recuerdo es a mi madre despertándome en medio de la noche “levántate hija, nos vamos de vacaciones” me dijo con una sonrisa, pero no era la sonrisa que conocía de mi madre. Detrás de esa sonrisa solo podía ver una cosa: miedo Mis hermanas cantaban de alegría, mientras mi madre acababa de hacer las maletas. “¿Adonde vamos?” preguntaban mis hermanas contentas. “Es una sorpresa… coged vuestros juguetes favoritos, van a ser unas vacaciones largas. Mientras mis hermanas saltaba de alegría, mi madre y yo nosmiramos con una cara llena de tristeza.

Adela Jung Lörrach 109


C1

Eduard Makoto Lörrach 110


C1

ALMA MÍA Desde mi casa me pareció que hacía calor afuera, pero el frío ya no me suelta. Me parece que el viento quiere robarme mi bufanda y que el sol se está alegrando de mi frío. ¿Siempre ha estado el café tan lejos? No me lo puedo creer, pero al llegar me siento aliviada por poder andar, porque al aire libre puedo pensar. El café donde siempre nos juntamos es muy pequeño. Solo hay cinco mesas y en la esquina hay un viejo radiocasete. Cuando me quito la chaqueta miro al sol: “!Que ya no me engañas, ya tengo mi propio calor!”. Le encuentro en nuestra esquina, esperándome. Y ya sé que ahora va a ser el calor quién no me suelte. Con un alma como el suyo, el frío no me pilla.

Ilaria Gómez Oberndorf 111


C1

Primer premio Ilustración C1

Emma Meser Singen 112


C1 La mujer de mis sueños Cuando era pequeña, mi padre me preguntaba, qué tipo de mujer quería ser.Para mí estaba claro, quería ser yo misma: independiente y fuerte. A los 25 años me casé y me quedé en casa para ser la esposa perfecta. Cocinaba y limpiaba, mientras mi marido trabajaba. Los años pasaron y un día llegó el día en que mi padre se murió.Ese día me acordé de su pregunta, cual ya me había olvidado y empecé a preguntarme.¿Había sido la mujer de mis sueños?¿Era la persona que quería ser o era la mujer que la sociedad quería que fuese?A partir de aquel día empecé a ser yo misma y fue la mejor decisión de mi vida.

Cristina Pardo Gallego Fellbach 113


C1

Miriam Scholl Fellbach 114


C1

Todas las mañanas empiezan así

Me desperté y vi el cielo azul sobre mí y los rayos de sol calentándome la cara. Podía sentir el césped húmedo y recién cortado debajo de mí. De fondo podía escuchar el canto de los pájaros. Podría haberme quedado allí tumbada todo el día, pero de repente, escuché mi despertador sonar. Estaba de vuelta en mi habitación y todo lo que se oía era a mi madre llamándome para bajar a desayunar.

Alexandra Cordero Wiesloch 115


C1

Tristán López Schwetzingen 116


C1

La fuerza de las palabras Otra vez habían empezado a pedirle cosas. Y nunca decían un simple “gracias”. -Yo soy la que siempre tiene que dar-, pensó Elena. Salió furiosa del cole y fue al aparcamiento. Al coger su bici vio que tenía las ruedas pinchadas. -¡Maldita sea! ¿Por qué me pasa esto?-, dijo sentándose en el suelo. No podía más. Los comentarios en clase sobre su ropa, sus “amigas” solo cuando necesitaban sus deberes y ahora esto. Era demasiado. Miró al suelo abatida y vio un papel escrito: “¡Ánimo! Te tienen envidia. ¡No dejes de luchar!” Se levantó. Sonrió. Ya no se sentía sola. Un chico cogía la bici del aparcamiento; le pareció que sonreía. Claro que entonces todavía no sabía quién era ÉL.

Maria Schlumberger Ruiz Stuttgart 117


C1

Diego Mannheim Taller de pintura creativa 21-22 118


C1

No sé de qué escribir Después de mis clases de español, en el camino a casa estoy pensando sobre que puedo escribir, pero ninguna idea me gusta suficientemente, por eso busco una nueva. Así pasan algunos días sin encontrar nada. Cuando finalmente me siento delante de mi escritorio empiezo a escribir y se me ocurre una idea. Después de analizarla y pensando que ya he terminado, sucede una locura, se me ocurre una idea mucho mejor y por eso tengo que empezar de nuevo.

Alexander Warfsmann Martin Regensburg 119


C1

Amaya Baßler Alonso Karlsruhe 120


C1 Poquito a poco Hoy he avanzado un poco más que ayer. Ni un solo día he dejado de esforzarme en la dura y estricta rehabilitación. He pasado de estar en silla de ruedas a poder dar de nuevo mis primeros pasos. Orgullosa de mí, la doctora me ha abrazado cariñosamente y … Ahí estaba yo solo, abatido en el suelo, gritando de dolor e intentando pedir ayuda. Mientras mis manos agarraban fuertemente la rodilla y mis ojos se fijaban en la bici ligeramente doblada, recordé las palabras de mi madre: -“¿Estás seguro de que prefieres ir solo?”. Al instante empiezo a imaginarme el futuro que me espera este año: hoy he avanzado un poco más …

Rodrigo Salazar Colina Erlangen 121


C1

Jorge Tanco Morillo Nürnberg 122


COLABORADORES CON EL ACTO ACADÉMICO-CULTURAL

123


124


Taller de pintura creativa 2021-22 Emma Erhardt Ñíguez - Degerloch 125