Page 1


2012, Época III, Diciembre - Febrero, No. 14

Familia Liceo Es una publicación periódica para padres de familia, profesores, alumnos, exalumnos y amigos del Liceo de Monterrey, Centro Educativo, institución auspiciada por Fomento de Instituciones Educativas, A.C. (FIE). Director General del Liceo de Monterrey Francisco Guzmán Morales fguzman@liceo.edu.mx Consejo Editorial Ernesto Navarro Morales Adolfo Leal Garza José Portillo Ponce Jean Gabriel Guerrero Dib Juan Carlos Lugo González Ricardo Cantú Rodríguez Mario Soltero González Pablo Arturo Zubieta Peniche Verónica Montemayor de Barrera Pedro March Estaún Luis Alfonso Hernández González Director Editorial Jean Gabriel Guerrero Dib jguerrero@liceo.edu.mx Editor Pablo Arturo Zubieta Peniche pablo@markcomm.com.mx Coordinador de Redacción y Diseño Juan Carlos Lugo González jclugo@liceo.edu.mx Diseño Editorial Vox Promocionales & Imprenta www.voxpi.com Publicidad Juan Carlos Lugo González jclugo@liceo.edu.mx Dirigir correspondencia a Insurgentes No. 2000 Col. Sendero San Jerónimo, Monterrey, N.L. 64659 Tel. 8221-9800 Fax. 8221-9821 familialiceo@liceo.edu.mx www.liceo.edu.mx

DESDE EL ESCRITORIO DEL DIRECTOR 4 Identidad Liceo 5 8 10 12 14 15

PARA COMPARTIR ¿Por qué tenemos una nueva Misión? Sólo podemos dar lo que tenemos ¡Vamos Enrique! Un Máster al alcance de todos El primero de la clase Carta a mi maestro desde Southampton, Inglaterra

LA PÁGINA PADRE 16 Un loquito no tan loquito 17 18 19 20

PROFESIONALMENTE HABLANDO La verdadera felicidad está en el dar Sentirnos útiles para ayudar a los demás Sé el primero en servir Servir para vivir

PARA ENTENDER MEJOR EL ROLLO 21 Cuando el Padre está cerca, los hermanos se saben más hermanos 23 Consumidos por el consumismo 24 Lo Bueno, lo Malo, lo Triste 26 28 31 34 36

LA VIDA DESPUÉS DE CLASES Lo que sea para el caldo que se vaya remojando El deporte es lo suyo Una familia de 5 hijos varones y como 1,000 hijas Al ritmo del piano y la guitarra CON SABOR DE HOGAR El eclipse del padre

PARA HACER CUANDO NO HAY NADA QUE HACER 38 Para ver buen cine 40 Para leer 41 Una mirada hacia el norte del estado LICEO EN NÚMEROS 42 Resultados académicos de excelencia internacional 43 Dar a los demás lo mejor de uno mismo LICEO EN FOTOS 44 Clásico Regio 45 Liceo´s Universities Fair 46 Día de Los Abuelos 48 Fiesta Deportiva del Kínder 50 Festival Musical de Navidad 52 Gala Navideña 54 Conferencia y Entrega de Calificaciones 55 Día del disfraz en Kínder 56 Recitales Musicales en Elementary School 58 Gran Posada Familiar 60 Posada de Hijos del Personal de Intendencia y Vigilancia 62 Posada del Personal 64 Fiesta Académica y Clases Públicas - Elementary School 66 Final Torneo Exalumnos ARAWAKS 67 Torneo Arawaks Corral y Fiesta de Disfraces 68 Posada Familiar y Labor Social TE ACUERDAS CUANDO 69 Labores Sociales 70 RUGIDOS Liceo de Monterrey : 3


DESDE EL ESCRITORIO DEL DIRECTOR

Identidad Liceo

Por: José Francisco Guzmán Morales, papá de Francisco (5B), Oscar (4B), Eugenio (2A), Patricio (2KA) y Sofía (MB) Guzmán Martínez. En este número presentamos una variedad de artículos en torno a nuestra identidad. Cuando decimos que “Somos Liceo”, nos referimos a todos los que formamos parte de esta gran comunidad – nuestra gran Familia institucional: alumnos, papás, hermanos, tíos, abuelos, maestros, maestras, directivos y personal administrativo, de mantenimiento y seguridad. Antes que nada, somos un Colegio. La razón principal por la cual existimos como institución, y por la cual todos estamos aquí, es porque participamos del proceso de educación y formación de personas. Educamos, primero, en lo académico. En la redacción revisada de nuestra misión – la cual nuestro Presidente de Consejo detalla en un artículo de esta revista – está expresamente nuestra vocación hacia la excelencia académica con estándares internacionales. Profesores y directivos trabajamos constantemente en mantener y mejorar el nivel académico que permita a nuestros alumnos desarrollarse en cualquier área de estudio y en cualquier parte del mundo. Otra característica distintiva del Liceo es que somos Colegio de Familias. Nacimos de la iniciativa, trabajo, esperanza, oración y tenacidad de un grupo de familias, a las que con cariño nos referimos como nuestras “Familias Fundadoras”. Padres que, como nosotros, les preocupaba que sus hijos contaran con algo más que una educación intelectual de calidad. Padres que buscaban

Liceo de Monterrey : 4

que sus hijos crecieran con una formación integral que los haga sobresalir en todos los aspectos de su vida, y sobretodo, que los lleve en el camino que todo padre quiere para sus hijos: la verdadera felicidad. Este grupo de familias, llenos de una fe enorme en Dios y de un gran espíritu emprendedor, fundaron los Liceos hace ya más de treinta años para ofrecer a las familias de Monterrey un espacio educativo en donde la participación de padre, madre e hijos es fundamental y necesaria. No se puede pensar en el Liceo sin pensar en el rol activo y preponderante que tenemos los papás. Somos un Colegio de Familias, fundado por familias, compuesto por familias, dirigido por familias. Finalmente, otro elemento relevante de nuestra identidad es un profundo espíritu cristiano. Las Familias Fundadoras encomendaron al Opus Dei la formación cristiana de nuestros alumnos, sus padres y profesores. Formamos a nuestros alumnos para crecer en lo personal y espiritual, para poder trabajar y desarrollarse en medio del mundo. Ser un buen cristiano no se contrapone a ser exitoso en lo académico o en lo profesional, por el contrario, nos exige lo mejor de nosotros mismos, por amor a Dios y a los demás. Como dice San Josemaría en el punto 332 de Camino: “Al que pueda ser sabio no le perdonamos que no lo sea”.


PARA COMPARTIR

¿Por qué tenemos una nueva Misión?

Por: Fernando Martínez García, Presidente del Consejo de Administración de Fomento de Instituciones Educativas (FIE) y papá de Diego (IA de High School).

continuación quiero participarles y glosar brevemente. Señalo en cada caso algunas consecuencias o manifestaciones que tiene cada enunciado:

Son tantos y tan variados los cambios que está experimentando el mundo, nuestro país, y nuestra sociedad regiomontana, que en el Consejo Superior del Colegio vimos la conveniencia de poner nuestra Misión al día sin olvidar el pasado, considerando el presente y tratando de proyectar el futuro.

“Somos un Colegio de Familias que educamos a nuestros hijos y alumnos con los más altos estándares de excelencia académica internacional, y los formamos con un humanismo cristiano para que sean líderes que influyan y sirvan a la sociedad.”

Después de horas de arduo trabajo de todos los miembros del Consejo, hemos llegado a la definición que a

Educamos con los más altos estándares de excelencia académica internacional. Nuestro Colegio existe esencialmente para educar y dar todas las herramientas

a sus alumnos para trascender en el terreno profesional. Este es un trabajo que nunca debe detenerse y siempre debe seguir avanzando. Algunas implicaciones al respecto son: •Seguimos desarrollando el Bachillerato Internacional, ofreciendo cada vez más materias y mejorando nuestros resultados. •Resultados sobresalientes de manera consistente en las evaluaciones de Enlace, las cuales miden el desempeño educativo con base a los estándares que marca la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico). Liceo de Monterrey : 5


PARA COMPARTIR

•Certificación del nivel de inglés de nuestros alumnos por medio del TOFEL. Además, evaluamos constantemente otras certificaciones, para asegurarnos que el inglés en el Liceo cumpla con los estándares que les permita a nuestros alumnos estudiar y desenvolverse en el extranjero. •Programas de intercambio que se hacen cada vez con más escuelas a lo largo del mundo (Estados Unidos, Europa, Asia, África). •Nuestros alumnos, al graduarse de High School, son aceptados por cualquier universidad, tanto en México como en Estados Unidos y Europa. Es una realidad que la competencia es cada vez mayor y a nivel global. Estamos buscando otros medios para lograr más validaciones a nuestro modelo educativo. Esperamos poder comunicárselas pronto. Un Colegio de familias. En nuestra institución no aceptamos sólo alumnos, aceptamos familias y lo que buscamos es transformarlas, pues sólo así nuestros alumnos serán excelentes profesionales y personas felices. Menciono, entre otras, algunas consecuencias: •Compartimos la misma misión con el Liceo de Monterrey de Mujeres y el Liceo Los Rosales a partir de enero de 2012. •Formación de los padres: son ustedes, en equipo con nosotros, quienes logramos la adecuada educación de cada hijo. Por esta razón procuramos que cada papá y cada mamá esté lo mejor “capacitado” para ayudarlos. Liceo de Monterrey : 6

El resultado hasta ahora es muy satisfactorio, pues el 99.5% de los matrimonios que comienzan en nuestro sistema educativo son matrimonios que permanecen unidos. No queremos perder esta maravilla que tanto bien produce y seguirá produciendo, pues es la familia, la célula básica de una sociedad sana, el único modo en que nuestros hijos y, más adelante nuestros nietos, sean felices. Los formamos con un humanismo cristiano. Este aspecto es también capital. Se

trata del concepto de persona que inspira cualquier modelo educativo. Esto responde a la definición que hicieron los clásicos de la antigua Grecia (Sócrates, Platón y Aristóteles) y que después, por ser el que responde a lo que reveló Jesucristo, adoptó la Iglesia Católica. Partimos de que el hombre no es sólo materia (cuerpo y cerebro), sino que también tiene un alma espiritual y trascendente, con tres potencias: la inteligencia, la voluntad y los afectos. Algunas consecuencias de esto son:


PARA COMPARTIR

•Mantener la importancia del desarrollo físico a través del deporte. •Cuidar la alimentación que proporciona a cada alumno.

se

le

• La formación de la inteligencia está dada por nuestro modo de educar, el cual ya lo comentamos. No obstante, sabemos que es preciso desarrollar en cada alumno un sentido reflexivo y crítico ante todos los estímulos externos que reciben. •Ayudar a cada uno a usar la tecnología como una herramienta poderosa para formarse, pero no indiscriminadamente. •Subrayar la importancia de que cada alumno desarrolle las virtudes humanas como fundamento para su felicidad y poder desarrollar las virtudes sobrenaturales. •Enseñar a cada uno de nuestros hijos a ser buenos amigos de Dios, de sus padres y de sus compañeros. •La formación en la doctrina cristiana que los llevará, si se logra todo lo anterior, a ser personas coherentes, íntegras y felices en esta vida y después en la otra. •Mantener nuestra vinculación con la Prelatura del Opus Dei, la cual nos proporciona la atención sacerdotal y supervisa toda la formación cristiana que impartimos en nuestra institución. Para que sean líderes que influyan y sirvan a la sociedad. Pretendemos dar una educación que consiga que nuestros hijos tengan muy claro que el único modo que tienen de ser felices es estando abiertos a los demás, siendo elementos de cambio en

el ambiente en base a las cualidades que cada uno tiene. Las manifestaciones que tiene lo anterior son las siguientes:

convertir las estructuras sociales, políticas y empresariales, en estructuras cada vez más humanas.

•Enseñar a trabajar en equipo y a buscar en éste el objetivo común, tanto en los aspectos académicos como en los deportivos.

Sirva para terminar una experiencia: hace dos años algunos miembros del Consejo viajamos a nuestra escuela hermana en Washington D.C., The Heights, para conocerla mejor y ver qué podríamos aprender de ellos. Entre muchas otras cosas que nos llamaron la atención fue que cada vez que cuestionábamos a un miembro de la comunidad educativa – profesor, papá, alumno, administrativo- a qué se debía el éxito de la institución, la respuesta era la misma: tenemos muy clara nuestra misión. Confío que estas líneas nos aporten a todos claridad en nuestra identidad –en lo que somos- y nos permitan ser, en todos los aspectos, la mejor institución en nuestra Ciudad.

•Desarrollo de programas de servicio social: desde la ayuda a las personas más necesitadas, hasta la adecuada formación para cuidar la ecología y hacer de nuestro planeta un lugar donde todos sepamos ser felices. •La necesaria formación en la tolerancia y en el respeto de todas las personas. •El empeño por llegar a lo más alto, desde el punto de vista profesional, para

Liceo de Monterrey : 7


PARA COMPARTIR

Sólo podemos dar lo que tenemos

Por Guillermo Arroyo Cota, Miembro del Consejo de Administración de FIE, Profesor de Apologética y Preceptor de High School. Es un hecho incontrovertible que nuestro mundo está cambiando rápidamente aunque la dirección es caótica. Parece que la principal fuerza que ha producido los cambios es una búsqueda de felicidad que no parece que estemos logrando hallar. Hemos intentado encontrarla por la vía de los regímenes políticos, de los sistemas económicos, de la indiferencia ante la verdad y aún no logramos dar con la solución. No obstante, la realidad del cambio “desbrujulado“ es evidente. Como escribía Mario Vargas Llosa, intelectual agnóstico, premio Nobel de Literatura 2010, cautivado por el espectáculo de los dos millones de jóvenes que asistieron en agosto pasado a la Jornada Mundial de la Juventud: “Durante mucho tiempo se creyó que con el avance de los conocimientos y de la cultura democrática, la religión, esa forma elevada de superstición, se iría deshaciendo, y que la ciencia y la cultura la sustituirían con creces. Ahora sabemos que esa era otra superstición que la realidad ha ido haciendo trizas (…) Y, por más que tantos brillantísimos intelectuales traten de convencernos de que el ateísmo es la única consecuencia lógica y racional del conocimiento y la experiencia acumuladas por la historia de la civilización, la idea de la extinción definitiva seguirá siendo intolerable para el ser humano común y corriente, que seguirá encontrando en la fe aquella esperanza de una supervivencia más allá de la muerte a la que nunca ha podido renunciar (…) la religión no sólo es lícita, sino indispensable en una sociedad Liceo de Monterrey : 8

democrática (El País, Columna dominical, Agosto 2011, “La fiesta y la cruzada”). Ante este mundo que busca desenfrenadamente la felicidad y no la encuentra, los cristianos tenemos la respuesta. Así lo señalaba Benedicto XVI en Madrid animando a los jóvenes a “dar testimonio de la fe en los más diversos ambientes, incluso ahí donde hay rechazo o indiferencia. No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por tanto no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios” (Homilía, Jornada Mundial de la Juventud, 21-VIII-2011).

Estamos ante una realidad paradójica: los cristianos tenemos la respuesta pero no hay mucha gente interesada en preguntar sobre el modo de alcanzar la felicidad. O bien, no encuentran en el cristianismo un modo atractivo de felicidad y prefieren obtener esas respuestas en los medios de comunicación o en propuestas de felicidad que se agotan en el corto plazo. En definitiva, encontramos en muchos sitios indiferencia. Con este motivo el pasado 2 de octubre Javier Echeverría, Prelado del Opus Dei –el Padre, como cariñosamente le llamamos sus hijos- escribió a los fieles de la Prelatura y a todas las personas que están cerca del Opus Dei, una Carta Pastoral en la que nos


PARA COMPARTIR

animaba a participar muy activamente en la tarea de la nueva evangelización: “Dios ha enviado siempre a la Iglesia, santos que, con su palabra y con su ejemplo, han sabido reconducir las almas a Cristo” (cfr. Carta 2-X-11, n. 1). Para ello, y es el tema central de la carta, es preciso esmerarnos en adquirir una sólida y profunda formación cristiana. Es decir, sólo podemos dar lo que tenemos. O como reza la sabiduría popular: “No se le pueden pedir peras al olmo” . Citando a San Josemaría nos escribe: “Discite benefacere (Is, 1,17), aprended a hacer el bien, repetía con palabras del profeta Isaías; porque es inútil que una doctrina sea maravillosa y salvadora, si no hay hombres capacitados que la lleven a la práctica.” (cfr. Carta 2-X-11, n.3). Esta formación no es meramente teórica; va más allá de conocer los contenidos, comporta hechos y cambia la vida. El Padre, desglosa en esta carta, la formación cristiana en cinco aspectos. Señalo a continuación una pequeña pincelada de cada aspecto, con la ilusión de que cada uno pueda leerla a profundidad: (la carta completa puede encontrarse en www.opusdei.org.mx.

3) Formación en la doctrina católica: citando a Juan Pablo II nos lo explica: “se revela hoy cada vez más necesaria la formación doctrinal de los fieles laicos, no sólo por el natural dinamismo de profundización en la fe, sino también por la exigencia de dar razón de la esperanza que hay en ellos, frente al mundo y sus graves y complejos problemas” (Carta 2-X-11, n.23). 4) Aspecto apostólico: “El Señor quiere servirse de nosotros – de nuestro trato con los hombres, de esta capacidad nuestra que nos ha dado Él, de querer y hacernos querer-, para seguir Él haciéndose amigos en la tierra” (Carta 2-X-11, n.28). 5) Formación profesional: “tiende a fomentar el necesario espíritu sobrenatural, para que cada uno se empeñe en realizar el trabajo con la mayor perfección humana posible y con afán de servicio convirtiéndolo en instrumento de santidad y apostolado” (Carta 2-X-11, n.33). De modo resumido, siguiendo las ideas de la carta, lo que espera la Iglesia de los cristianos es que seamos muy

humanos, bien preparados doctrinal y profesionalmente, piadosos, y, en consecuencia, buenos amigos de nuestro cónyuge, de nuestros hijos, de todas las personas con las que convivimos. Sabemos por experiencia que sólo se puede ser feliz permanentemente haciendo el bien a los demás. La Iglesia, el Padre, nos invitan a ser los hombres y mujeres más felices de la tierra enseñando a quienes nos rodean a alcanzar esa felicidad. Termino con una última cita que resume la tarea que enfrentamos: “El panorama es tan vasto que jamás podremos decir: ¡ya estoy formado! Nosotros nunca decimos basta. Nuestra formación no termina nunca: todo lo que habéis recibido hasta ahora es fundamento para lo que vendrá después (Carta 2-X-11, n.3).

1) Aspecto humano: fortalecer las virtudes y contribuir a la formación del carácter. Nos insiste especialmente en la templanza, como camino para lograr la verdadera libertad sobre nuestros instintos; y en la fortaleza, que nos lleva a vencernos a nosotros mismos ante lo que supone esfuerzo, es decir, ante lo que vale la pena. 2) Aspecto espiritual: “lleva a crecer ininterrumpidamente en la unión con Jesús” que se nutre de auxilios espirituales que facilitan la unidad de vida. Actuar siempre y en todo momento como hijos de Dios. En una palabra, luchar por vivir con coherencia cristiana (cfr. Carta 2-X-11, n.12). Liceo de Monterrey : 9


PARA COMPARTIR

¡Vamos Enrique!

favorito. Siempre lo mismo: compartíamos un carpaccio de salmón, y luego él pedía una pizza y yo una pasta con salsa picante. Durante esas comidas hablábamos de trabajo, pero también mucho de nuestras familias, nuestros retos, y de nosotros mismos. Ahí conocí con claridad las prioridades de Enrique, con Dios siempre arriba en la lista, seguido de muy cerca por su familia.

Por: Pablo A. Zubieta-Peniche, papá de Pablo (exliceo), Santiago (IHS), Raquel (6 LMM) y Juan Diego (2BS). Conocí a Enrique en su oficina de Farmacias Benavides, poco antes de que se incorporara como director de El Liceo. Alguien había concertado la entrevista a iniciativa del propio Enrique, pues antes de llegar al Colegio quería tener algunas impresiones de los padres de familia sobre los retos que estaba a punto de enfrentar. Entré a la reunión tras una breve antesala. Aquella era una gran oficina, propia de un directivo de clase mundial como el que la ocupaba. Encontré a un caballero español, corpulento, serio y de mirada profunda, que hacía preguntas honestas, sin rodeos y transparentes. Quería saberlo todo; a pesar de ser él mismo papá del Colegio. Actuaba como lo que es: un ejecutivo profesional a punto de emprender un nuevo cargo. Cuando salí de la entrevista, este ejecutivo casi intimidante, se levantó y me acompañó hasta la puerta. Nunca imaginé que este hombre enorme, en apariencia duro, y de tan alto nivel gerencial, acabara siendo uno de mis mejores amigos; y que Liceo de Monterrey : 10

detrás de esa primera impresión acabara yo descubriendo al verdadero Enrique: un varón justo, sensible, abierto, generoso, enormemente apostólico, extraordinario padre de familia y hasta simpático. Tuve la oportunidad de trabajar bastante con Enrique. Hicimos muchas cosas juntos para el Colegio, especialmente en áreas relacionadas con mi trabajo profesional. Sus iniciativas eran arrolladoras (nuevos edificios, mejoras académicas, intercambios, certificaciones internacionales, el sitio de internet del colegio, la revista Familia Liceo, el sistema electrónico de circulares, el proyecto El Liceo que Queremos, etc.), y mi participación apenas colaboraba a afinar algunas un poco. Siempre me hizo sentir como si fuera yo el mejor consultor del mundo al escucharme, como si mi idea fuera la más atinada que jamás hubiera oído. Enrique tiene el poco frecuente don de hacerte sentir importante; aunque claramente, como en mi caso, no lo seas. Casi como terapia, una vez al mes comíamos juntos en mi restaurante

Hablábamos también de las cosas que nos hacían reír, y nos destornillábamos con cientos de anécdotas de la vida diaria. Enrique no se toma en serio, y por eso tiene una gran capacidad de reírse de sí mismo; incluso cuando yo criticaba su testarudez natural, heredada sin duda de sus antepasados. Nos reímos mucho de los contrastes culturales entre España y México; y también de los españoles y de los mexicanos. Nunca faltó ocasión para que nosotros mismos fuéramos el centro de nuestras risas, especialmente cuando enfrentábamos algún reto concreto. Una vez que Enrique estuvo enfermo y tuvo que ser internado en el hospital, fui a visitarle con Angélica, mi esposa, pero no pudimos verle. Gema nos interceptó en el pasillo y nos impidió entrar. A Enrique no le gusta que nadie le visite en el hospital, por una combinación extraña de pudor; su disgusto a dar explicaciones innecesarias, y a recibir consejos médicos no solicitados. Pero especialmente no le gusta porque estar encerrado a la merced de los médicos (y de cualquiera) le pone de mal humor. Cosa que trata de disfrazar tras una benévola sonrisa. Cuando nos fuimos a vivir a Pamplona con toda la familia; mantuve una relación viva con Enrique, aunque siempre a través de mensajes muy breves por teléfono o


PARA COMPARTIR

por correo electrónico. Fue una verdadera coincidencia que estuviera viviendo yo en Pamplona cuando él visitaba la ciudad para su tratamiento contra el cáncer y finalmente tuviera que dejar el Liceo por motivos de salud. Cada vez que Enrique estuvo en Pamplona tuve el privilegio de ver a un hombre entero, dispuesto a todo, entregado a la voluntad de Dios, atento a sus responsabilidades, haciendo absolutamente todo lo que estuviera en sus manos para superar la enfermedad, sin que eso evitara que profiriera improperios variopintos en contra de la ciencia médica, los médicos, las medicinas y los hospitales; y por lo que él llama el Shrek look que cada tratamiento le deja. Nos vimos mucho. Comimos y bebimos, pero sobre todo, reímos. Fue muchas veces a mi casa, y sin importar cómo se sintiera, siempre llegó con algún obsequio para la familia, particularmente libros, y una Trenza del Reino, una especialidad de pastelería navarra por la que uno podría aumentar 40 kilos.

está desesperado, se pone a rezar “Acordaos”, uno detrás de otro, a favor de quien le hace pasar el mal rato). Tiene una Fe envidiable, a la vez de tener los pies bien puestos en el suelo. Es un jefe de familia amoroso, y al tiempo un ejecutivo casi implacable. Es fuerte y sensible. Un hombre decidido y a la vez pausado. Siempre ocupado y al tiempo generoso con su tiempo. Un director sólido y a la vez flexible. Es líder, y al mismo tiempo humilde. Pero sobre todo, Enrique es mi

amigo, aunque corro el riesgo de dejar de serlo en el instante que lea estas palabras, que le disgustarán enormemente. Ahora que no veo a Enrique con frecuencia, pues hay 8 mil 500 kilómetros entre mi casa en Monterrey y la suya en León, le pongo un correo de vez en cuando, o aprovecho Skype para mandarle un abrazo con la llamada, y entonces le digo con todos ¡Vamos, Enrique!, y ¡muchas gracias!

Le vi la vez más reciente en su nueva casa en León, España. Angélica y yo nos sentimos encantados por su sencillez, la de Gema y de sus hijos. Ahí me confesó que le costó mucho trabajo finalmente hacerse miembro del grupo “Vamos Enrique!” que creé en Facebook hace unos meses. A él no le gustan las cosas melodramáticas, y el grupo seguramente lo es un poco. También me dijo algo sorprendente: “Pablo, no tengo la Fe suficiente para creer que las oraciones me salvarán la vida, pero me entusiasma muchísimo ver que tengo amigos que me animan a seguir adelante”. Porque Enrique es así. Impaciente y al mismo tiempo piadoso (sé que cuando Liceo de Monterrey : 11


PARA COMPARTIR

Un Máster al alcance de todos

Por: José Portillo Ponce, Director Académico y de High School, y Director del MAEF sede Monterrey.

Capacitar a preceptores, profesores, orientadores, padres de familia para formar a las familias a las que atiende o con quienes se relaciona, de manera que sean protagonistas de la educación de sus hijos, en sintonía con los objetivos del proyecto educativo de esa familia o institución, es el objetivo que persigue el Máster en Educación con especialidad en Asesoramiento Educativo Familiar, que ofrece el Centro Universitario Villanueva de la Universidad Complutense de Madrid. El Liceo de Monterey es sede de este Máster Español que trata de formar a profesionales, capaces de ofrecer a las familias el asesoramiento que necesitan para “ser” familia y educar a sus hijos en el mundo de hoy. Liceo de Monterrey : 12

Les damos a conocer algunos testimonios de mamás del colegio que han llevado esta maestría que complementa las actividades y cursos que se ofrecen en el Liceo. Testimonio de Tere Durán de Suárez, mamá de Santiago (IA de HS). “En mi experiencia personal haber cursado la maestría fue encontrarme en el camino con personas tan valiosas que, a través de su experiencia de vida personal y profesional y su pasión por educar, te ayudan y te comprometen a tratar de hacerlo cada vez mejor, realizando primero un cambio en uno mismo para después lograrlo. Los maestros que nos acompañan

en los presenciales con su actitud positiva contribuyen a ampliar nuestros horizontes y a que nos demos cuenta de que cada uno, desde nuestra propia realidad de vida, podemos educar en valores a pesar de las circunstancias adversas que se nos vayan presentando. Y a circunstancias e influencias adversas me refiero que en la actualidad, la familia ha cambiado, ya no es la única institución educativa, existen otras que la acompañan o que influyen en nuestra tarea de formar y que no siempre son las que quisiéramos para nosotros y menos para aquellos a quienes amamos. Con profesores como estos a nuestro lado y sobre todo con esa pasión con la que viven y transmiten su vocación, nos hacen sentir acompañados en el camino”.


PARA COMPARTIR

Testimonio de Cristina Sada de Garza, mamá de José Gabriel (1A) y Gamaliel Gerardo Garza Sada (5B). “La semana del presencial fue muy rica en aprendizaje en muchos sentidos. Tenemos una gran dicha de pertenecer a un colegio donde se preocupan por formar tanto a los padres de familia como a los maestros, ya que esto trae como consecuencia que todos (padres, alumnos y profesores) seamos mejores personas. Me dio muchísimo gusto ver el interés de un número tan alto de profesores en el Máster. La semana de clases presenciales me ayudó a darme cuenta de que a pesar de las situaciones tan difíciles que vivimos en la actualidad, con buen aprendizaje

podemos tener luces nuevas que nos indiquen el camino a seguir en las variadas situaciones de la vida. Como familia, estamos muy contentos de poder participar en este programa, que estamos seguros traerá esperanza y muchas cosas positivas”.

disposiciones naturales que el ser humano tiene en cada etapa de su vida, es decir, la forma en que se dispone su ser para aprender y de qué manera los padres podemos aprovechar estos períodos para educar a los hijos con más probabilidades de éxito.

Testimonio de Claudia Rueda de Díaz, mamá de David Díaz Rueda (Generación 2010).

Me ha encantado ahondar en el conocimiento de la naturaleza de las virtudes humanas, en el papel importantísimo que juegan en la construcción de la personalidad y me ha animado a tratar de incorporar en la vida diaria, de forma sencilla pero razonada, actos concretos que nos lleven junto a nuestros hijos a luchar por alcanzarlas. Por último, me ha puesto a pensar en la responsabilidad social que tenemos los padres de formar hijos virtuosos que contribuyan a una sociedad más humanizada”.

“Participar en este Máster me ha dado la oportunidad de confirmar que el ser humano está para lograr grandes cosas y de la importante tarea que como padres tenemos para ayudar a los hijos a transformar y descubrir esa “materia prima” que les ha sido dada desde que nacen. También me ha ayudado a entender las

Si están interesados en obtener más información del programa, pueden dirigirse con el maestro José Portillo Ponce (jportillo@liceo.edu.mx) al teléfono 8221-9801 y 02 o con el maestro José Carlos Garza Godina (joseca@liceo.edu.mx) al teléfono 82219830 y 40 o bien visitar la página www. maef.org.mx.

Liceo de Monterrey : 13


PARA COMPARTIR

El primero de la clase

Por: Ramón Ibarra, Miembro de la Junta de Consejo de Gobierno y ex Rector de la Universidad Panamericana y el IPADE; y amigo del Liceo.

El full time MBA de Ipade es un programa exigente y demandante. Nadie imagina lo que supone hasta que lo experimenta. Como humanos entendemos comparando lo desconocido contra lo conocido y hasta que están dentro del programa se dan cuenta que no tenían ningún patrón previo para hacer la comparación. Ese nivel de exigencia es algo intencional; se pretende prepararlos a trabajar con disciplina y constancia durante los dos años que dura el Programa. Llega gente de todas las latitudes y de prácticamente todas las universidades de prestigio del país, y los que entran lo hacen después de un proceso de selección riguroso, por lo que se podría decir que tenemos lo más granado de los profesionistas jóvenes del país. El promedio de edad es de 26 años. Luego de superar este proceso de selección, llegó Jorge Cuéllar, exalumno del Liceo de Monterrey. Tuve la oportunidad Liceo de Monterrey : 14

de verlo casi de inmediato en clases y muy pronto destacó por sus participaciones. Siempre se le veía metido en la discusión. Hay que explicar que el método del Caso, sistema de enseñanza-aprendizaje del Programa, exige la participación activa de los alumnos. Es un método centrado en ellos y en lo que puedan aportar de su propia experiencia y estudio personal y en equipo. Jorge siempre estaba allí para decir algo y lo hacía tan constante que sus compañeros llegaron a bromear de su modo atrevido de participar en clase. La participación resulta vital en el proceso, a tal punto, que cuenta mucho en la calificación de cada materia. Y en esto Jorge se distinguía. A los profesores nos agradan mucho los participantes que están queriendo estar en la discusión, porque es un síntoma de interés. Pero lo más relevante llegó cuando pasado el primero de los periodos llegaron los exámenes y Jorge resultó ser el mejor

promedio de su grupo. Esto le valió luego para poder aspirar al IESE Business School (Escuela de negocios afín al IPADE ubicada en Barcelona, España) para hacer el intercambio exigido en el cuarto trimestre. No era un resultado casual. Se veía que tenía madera, era muy dedicado y que había asimilado en sus estudios un modo de trabajar que al final le valió ese reconocimiento y oportunidad. De Jorge se puede decir que es un hombre recio, trabajador e inteligente. Se sabe ganar a sus compañeros y a compartir con ellos sus conocimientos. Además, tuvo la valentía (junto con su novia) de casarse al terminar su primer año de la maestría para poder irse juntos al intercambio, que ahora está a punto de concluir. Suponemos que allá estará desempeñando un papel tan brillante como el desarrollado en Ipade. Les deseamos un buen regreso.


PARA COMPARTIR

Carta a mi maestro desde Southampton, Inglaterra simplemente de la nada, me acordé de aquel momento.

Por Alejandro Martínez Zambrano, exalumno generación 2008. Profesor Carlos Sauceda ¿cómo ha estado?, ¿cómo está el Liceo y sus “pubertos” aprendices?, ¿cómo esta su familia? Le escribo porque precisamente hoy me acordé de usted. Hoy estoy en Southampton Inglaterra, un puerto en el canal de La Mancha a una hora de Londres, donde está la Universidad de Southampton, muy distinguida en Derecho. Se presentó la oportunidad y me aceptaron para cursar mi 7º semestre de carrera. Ya hace más de tres años que me gradué del Liceo, y quiero presumirte que me ha ido extraordinariamente bien en mi carrera, llevo 89 de promedio general con la meta de terminar la carrera arriba de 90. Ya me tocó dirigir el Proyecto Social Axtla, organizado por el Centro Universitario Monte Real, fui Secretario General del IDE, el diplomado del IPADE que se ofrece en Monte Real e incluso tuve la oportunidad de dirigir la mesa

directiva de la sociedad de alumnos de la carrera el año pasado. Actualmente estoy emprendiendo un programa muy ambicioso para formar líderes en la UDEM con el apoyo del Rector y algunos consejeros. Hoy por hoy, me han extendido varias ofertas de trabajo en los mejores despachos de la ciudad: Santos Elizondo, White & Case, Canales Dávila, entre otros; ya me estoy involucrando en la política y estoy más apasionado que nunca por mi carrera. Por ciertas circunstancias de la vida hoy me puse a leer aquel discurso que di en nuestra graduación del Liceo. Necesitaba leer aquellas palabras que le había dirigido a los alumnos de 9º grado, porque la realidad es que, cuando escribí ese discurso, eran palabras sobre cómo identificar lo que queríamos de nuestras vidas y los medios con los que contábamos para conseguirlo, y

Era alrededor de marzo de 2008 a punto de graduarnos, estábamos recargados sobre la mesa de ping pong de concreto que está en el patio rojo donde jugábamos fútbol, y yo era el “puberto” más perdido del mundo. No tenía ni la más remota idea de qué quería hacer de mi vida, sólo sabía que quería ser millonario (que iluso, creía que el dinero me haría el hombre más feliz del mundo) y por eso todo el último año había estado necio con estudiar negocios, LIN (lin facilín como le dicen) y me sentaste ahí con un rostro de desesperación y me dijiste muy claramente que debía, no sugerías, era como una orden, que debía estudiar derecho, no tengo ni la más mínima idea de porqué me dijiste eso, si mi padre te lo había pedido en las entrevistas que tenían o habías visto algo en mí o porqué habrá sido, pero fue tan fuerte el comentario que fue el argumento que me hizo estudiar derecho, y en contra de la visión que tenía de mí para mi futuro, ahí lo decidí de alguna forma. Soló quiero decirte que hasta el día de hoy sé que fue la mejor decisión que he tomado en mi vida. Ni siquiera logro imaginarme estudiando otra carrera, esto es lo mío y estoy profundamente agradecido de aquel consejo que me diste ese marzo de 2008; estoy sentado en la cama del dormitorio de la universidad, son las cinco y cuarto de la mañana y no puedo dejar de pensar en todas la veces que me diste de “cachetadas” para quitarme lo chiflado e infantil que era y lo poco que valoraba lo que tenía. Carlos, te mando el más fuerte abrazo y mis más grandes agradecimientos por tu paciencia y dedicación como maestro. Liceo de Monterrey : 15


LA PÁGINA PADRE

Un loquito no tan loquito

Hace unos años hice un viaje en automóvil de Monterrey a San Luis Potosí con el fin de atender unas labores apostólicas. Durante el camino el sol era ardiente, el aire acondicionado Por: Guillermo del coche no Escobedo Valle, bastaba y el capellán del Liceo. camino muy largo, recto y somnífero. Para espabilarme detuve en el primer parador que encontré, de suerte llevaba unos emparedados y refrescos, al disponerme a comer se dirigió hacia mí un señor de aspecto sucio y descuidado, de mirada perdida, con claras señales de enfermedad psíquica. Sin quitar su mirada a mi “lunch” me pidió permiso de sentarse conmigo: -Por supuesto, le dije. Mira te voy a dar un sándwich y un refresco. Tomó rápidamente los alimentos, los engulló y limpiándose la boca con la manga de la camisa, entornado los ojos, dirigió su mirada hacia mí y me preguntó dificultosamente: -¿Eres Padre? -Sí, mira cómo voy vestido, soy sacerdote. Le dije. No tardamos mucho en empezar a hablar de Dios y entre las cosas que le iba diciendo dije la frase: “cuando Cristo vivió…” y para mi sorpresa, el supuesto “insane” me interrumpió gritando: -¡Cristo vive! San Josemaría escribió en Camino n. 584: “Enciende tu fe. —No es Cristo una figura que pasó. No es un recuerdo que se pierde en la historia. Liceo de Monterrey : 16

¡Vive!: “Jesus Christus heri et hodie: ipse et in sæcula!” —dice San Pablo— ¡Jesucristo ayer y hoy y siempre!” Cuántas veces no sólo hablamos sino vivimos como si Cristo no tuviera nada qué ver con nuestra propia vida, con la solución de nuestros problemas, o con nuestros planes o afanes. La causa es sin duda falta de fe, de una fe viva que conforme todo nuestro ser en todas sus dimensiones. El Santo Padre, Benedicto XVI, decidió convocar un Año de la fe que comenzará el 11 de octubre de 2012, en el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y terminará en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de noviembre de 2013. Podemos concretar cómo vivir el Año de la fe de muchas maneras, el santo Padre, nos sugiere algunas de estas en la carta apostólica “Porta fidei”: • Redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada, y reflexionar sobre el mismo acto con el que se cree. • Una conversión de vida mediante la remisión de los pecados.

• Un compromiso eclesial más convencido en favor de una nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe. • Intensificar la celebración de la fe en la liturgia, y de modo particular en la Eucaristía. Además para acceder a un conocimiento sistemático del contenido de la fe el Papa nos sugiere como subsidio “precioso e indispensable” el Catecismo de la Iglesia Católica; también podemos aprovechar más el Compendio que amén de su formato, en preguntas y respuestas, dimensión y vocabulario es bastante más asequible. Creo que este Año de la fe será para todos en la Iglesia una oportunidad maravillosa para crecer como cristianos y ayudar a otros, con maneras siempre nuevas, a descubrir y ponerse en contacto con el amor de Dios que sale a nuestro encuentro hasta en las situaciones más inesperadas: a veces con la forma de un menesteroso sucio y aparentemente ignorante.


PROFESIONALMENTE HABLANDO

Espíritu de servicio EN KINDERGARTEN

La verdadera felicidad está en el dar de cómo vivir el servicio en los más mínimos detalles. Si se quiere lograr que los niños vivan desde pequeños este valor, es necesario que presten servicios reales a otras personas y no se queden únicamente en buenas intenciones o conocimiento de la importancia de ayudar y servir a los demás.

Por: María del Pilar del Campo, Coordinadora Académica en Kindergarten y mamá de José Julián Ramos del Campo (6C).

Hablar de espíritu de servicio significa ayudar y colaborar de manera espontánea y permanente a los demás, hasta en los pequeños detalles. Para educar en el espíritu de servicio a nuestros hijos, es importante que se viva este valor en casa, ya que los niños pequeños aprenden mediante el ejemplo y la observación de los que están a su alrededor, y de manera muy especial de sus padres, quienes representan lo más importante para ellos, siendo sus modelos a seguir. En este sentido, los padres pueden dar verdaderas lecciones

Hoy en día, nuestros niños viven rodeados de un sinnúmero de juguetes, videojuegos, ropa, etc. que no se han ganado con su propio esfuerzo, lo cual dificulta el desprendimiento de sí mismos que se requiere para servir y ayudar a los demás. Nuestros hijos están acostumbrados a que se les dé y se les atienda y pocas veces se les pide que ayuden en las labores del hogar, a sus hermanitos pequeños, a sus papás o que tengan encargos asignados que faciliten la dinámica familiar. Sin quererlo, estamos formando hijos egoístas y vanos, que no ven más allá de ellos mismos y quienes centran su felicidad en el tener en lugar del dar. El mejor antídoto del egoísmo es lograr que nuestros pequeños hijos encuentren satisfacción en ayudar a otros, en sentirse útiles y capaces de hacer algo por los demás. Esto, aunado a desarrollar su espíritu de servicio, mejorará su autoestima y su seguridad en las diferentes etapas y situaciones de su vida.

Debemos de lograr que nuestros niños reciban como recompensa la satisfacción de hacer algo bueno, útil o valioso por los demás, de conocer las necesidades de las personas que los rodean y de contribuir dentro de sus posibilidades en las actividades y tareas familiares. Algunas posibles estrategias para educar en el espíritu de servicio a nuestros pequeños pueden ser: - Asignar encargos entre todos los miembros de la familia basados en el servicio mutuo: ordenar su cuarto, guardar su ropa, recoger la mesa, dar de comer a la mascota, etc. - Ayudar a algún hermano cuando tenga dificultades escolares. - Visitar a familiares o amigos enfermos. - Ayudar a personas necesitadas en familia. - Platicar en familia nuestras necesidades y encontrar la forma de ayudarnos entre todos. - Narrar cuentos que exalten el valor del espíritu de servicio. - Compartir tiempo con los demás miembros de la familia. - Enseñarlos a ofrecer su ayuda de manera espontánea. Para concluir, es importante tener siempre presente que se debe evitar establecer cualquier sistema de recompensas. No hay que ofrecer nada al niño a cambio de que ayude con las tareas domésticas, quien debe de aprender que es obligación de todos mantener la casa limpia y ordenada. En lugar de ofrecer una recompensa, es más efectivo utilizar frases motivacionales que lo hagan sentir importante, útil y parte de un equipo que es su familia.

Liceo de Monterrey : 17


PROFESIONALMENTE HABLANDO

Espíritu de servicio EN BASIC SCHOOL

Sentirnos útiles para ayudar a los demás Por: Luis Alfonso Hernández González, Coordinador académico y de formación en Elementary School y papá de Daniel Ignacio (4B) y Francisco Javier (IA).

Los pequeños son unos verdaderos maestros del servicio, basta con que sepan que pueden ayudar en algo a sus papás o a los profesores y se desviven por ser los primeros en prestar cualquier ayuda. Nuestros hijos están deseosos de sentirse útiles, por lo tanto debemos permitírselos y estimularlos para que su espíritu de servicio crezca todos los días. Durante muchos años de trabajo me he dado cuenta que los niños que tienen “algo” que hacer por los demás son más felices y se sienten más plenos. Recuerdo que cuando daba clases bastaba con decir “¿Quién me ayuda a…?” No terminaba de decir la pregunta y ya tenía junto a mí a medio grupo queriendo ayudarme, no importaba lo que fuera, ni si era pesado o difícil, lo que verdaderamente importaba era ayudarle al profesor, sentirse útil. Pues bien el espíritu de servicio es una virtud que como cualquier otra si no se practica se pierde y, desafortunadamente, la vida actual está llena de tantas comodidades que vuelve complicada la práctica de esta virtud. El miedo al “qué dirán” puede llegar a ser un verdadero obstáculo para servir más y mejor. El temor a que los demás se “aprovechen” de uno, muchas veces nos impide hacer todo el bien que pudiéramos hacer. Liceo de Monterrey : 18

La persona servicial no es débil, incapaz de levantar la voz para negarse, al contrario, sabe distinguir entre la necesidad real y el capricho. Quien ha superado a la comodidad, ha entendido que en nuestra vida no todo está en el recibir, ni en dejar la solución y atención de los acontecimientos cotidianos en manos de los demás. La pereza que es amiga de la comodidad, nos gana en ocasiones. Te daré unos ejemplos, que espero, no te sean alusivos: - ¡Qué flojera contestar el teléfono! Ya lo contestará alguien más, yo sigo viendo la tele. - Deberían de mandar a alguien más a hacer esto, yo quiero seguir jugando.

- Tal encargo lo hago más tarde, al cabo que no me está cuidando nadie y puedo dormir un rato. - Dejo tiradas mis cosas, que al cabo el personal de limpieza las levantará. Y así puedo seguir enlistando acciones que serían tan fáciles de hacer con alegría y sin mucho esfuerzo por nuestra parte, y que el resultado sería lograr hacer la vida más agradable a los demás. Todo servicio prestado, por pequeño que sea, nos da la capacidad de ser más fuertes para vencer la pereza, dando a quienes nos rodean, un tiempo valioso para atender otros asuntos, o en su defecto, un momento para descansar de sus labores cotidianas.


PROFESIONALMENTE HABLANDO

Espíritu de servicio EN MIDDLE SCHOOL

Sé el primero en servir Por: Luis Alfonso Hernández González, Coordinador académico y de formación en Elementary School y papá de Daniel Ignacio (4B) y Francisco Javier (IA).

El espíritu de servicio no es otra cosa más que una actitud permanente de colaboración hacia los demás. Son las ganas de lograr que la vida le sea más agradable a tu prójimo, es querer incomodarnos un poquito para que nuestros amigos se sientan más cómodos. Como todas las virtudes, el espíritu de servicio necesita ejercitarse. Estos son algunos ejercicios que pueden ayudarte a crecer en esta virtud: - Está al pendiente de los pequeños detalles en los que puedas ayudar sin que se note tu ayuda. - Observa lo que hacen por ti los demás y sé recíproco con estos servicios. - Facilita a los demás su trabajo. No porque haya personal de aseo puedes dejar todo tirado, o no porque nadie te ve puedes hacer desorden. - Y sobre todo, al final, no esperes una recompensa por el servicio prestado, ni que se te regrese el favor hecho y no hagas público lo que haces por los demás. ¿Piensas que eres el primero, el mejor, el más importante? Tal vez tengas razón, pero si quieres estar completamente seguro, es necesario que revises como está tu espíritu de servicio. Te has preguntado si estás atento de los demás, ¿qué se les ofrece?, ¿en qué les puedes ayudar?, ¿cómo puedes hacerles la vida más agradable? También has de preguntarte, si atiendes a la familia, si haces con prontitud tus encargos o si realizas bien tu trabajo.

Una persona es servicial con la familia, en el trabajo, pero especialmente debe ser servicial con aquellos que no lo esperan, en acciones que puede parecer insignificantes tales como: ceder el paso a los autos, poner la basura en su lugar, no desperdiciar el agua, sonreír a las personas con las que te encuentras en la calle; En fin, hay un sinnúmero de cosas sencillas que podemos hacer para que los demás tengan una vida más agradable. Pero que tu actuar se vea libre de “zalamerías”, que sea recto tu actuar, una “pose” no se puede mantener por mucho tiempo y con esa “pose” en lugar de sentirte satisfecho del servicio lo que conseguirás será un

sentimiento de frustración. Que no te de pena de convertirte en el que cuida los pequeños detalles con los demás, en el que les ayuda en todo a todos, en el que siempre dispone de tiempo para ayudar, escuchar, dar un consejo. Esperar a recibir atenciones tiene poco mérito y cualquiera lo hace, para servir eficazmente hace falta iniciativa, capacidad de observación, generosidad y vivir la solidaridad con los demás, haciendo todo aquello que deseamos que hagan por nosotros, viendo en los demás a nuestro otro yo. Entonces serás verdaderamente el “primero”. Liceo de Monterrey : 19


PROFESIONALMENTE HABLANDO

Espíritu de servicio EN HIGH SCHOOL

Servir para vivir

Por: José R. Reinoso Domenzáin, profesor de la Iglesia en High School.

Hoy en día, nuestro entorno está envuelto en un clima de violencia, crisis económica y una cultura llena de materialismo y sensualidad por parte de los medios de comunicación; la felicidad que el mundo nos vende se reduce al éxito personal, entendido como: “la consecución de una posición de gran importancia dentro de una organización, en donde se reciba un muy buen salario, que nos dé un estatus social de gran reconocimiento, y en donde el servicio es una prestación más, en la que a mayor nivel de éxito se tendrá acceso a un mayor número de servicios, empezando por personas que ayuden en el quehacer doméstico hasta choferes, niñeras, guardaespaldas, etc”. Es cierto que nada tiene de malo buscar el éxito personal, sin embargo, ¿es lícito e inteligente poner nuestra felicidad en función de conseguirlo? Cuando una persona pone su felicidad sólo en el logro del éxito personal, está destinada a asumir que no siempre será feliz. El éxito personal, puesto que se mide en función de lograr los resultados propuestos, nunca está al alcance de todos, ni puede ser sostenido, ya que está sujeto a distintos factores que Liceo de Monterrey : 20

son cambiantes y que además algunos de ellos no dependen directamente de nosotros. A pesar de todo esto, sí es posible ser feliz en todo momento, independientemente de conseguir o no el éxito personal. Ser feliz, ser pleno, es algo al alcance de todos en todo momento, la felicidad, dista mucho del concepto de aquella que de Historia el mundo nos ofrece, la felicidad auténtica, ni siquiera se encuentra en nosotros mismos –como algunos autores lo plantean- la felicidad verdadera se encuentra en los demás, en servir a los demás buscando su propio bien, sin embargo lograr entenderse a sí mismo como servidor de los demás no es tarea fácil, es tarea que comienza desde la familia. El núcleo de la familia es el matrimonio y como tal, los cónyuges deben entenderse a sí mismos como los primeros al servicio del otro, lo cual implica que su proyecto más importante y prioritario sea lograr la felicidad del otro a través de un amor incondicional y por encima de todo lo demás. Ésta donación amorosa y recíproca encuentra su manifestación más concreta en la concepción de los hijos. Ante esta realidad cada cónyuge tiene ahora una nueva tarea, estar y saberse, no sólo –y en primer lugar– un medio o instrumento al servicio del otro para hacerlo feliz, sino también al servicio de los hijos lo cual plantea grandes desafíos. Es necesario no confundir el paternalismo –en el cual se le da a los hijos lo que quieren o lo que les gustaría– con el verdadero servicio de dar a cada quien lo que necesita y requiere. Los padres

deben saber exigir adecuadamente a los hijos pero también con mucho cariño y amor. Los padres además de servir adecuadamente a los hijos, deben infundir este acto en ellos mediante su ejemplo, dejándoles claro que el mejor espíritu de servicio –como decía San Josemaría Escrivá– es aquel en el que no damos ocasión de que nos den las gracias, servir con delicadeza, de una forma oculta, hacer de ese servicio una forma de vida y que cuando se falte en la tarea que se realiza, los demás puedan sacarla adelante por la experiencia que generosamente se ha dejado en ellos. ¿Cómo infundir un espíritu de servicio en nuestros hijos? Antes que nada que vean en nosotros un ejemplo de servicio a nuestro cónyuge y a los demás (nuestros colaboradores de trabajo, clientes, amigos, e incluso de las mismas personas que ayudan en las tareas de servicio del hogar) y después, hagamos que su rutina cotidiana tenga un sentido de servicio, que se den cuenta que cuando hacemos las cosas por servir, por una caridad auténtica, esa tarea adquiere un valor sobrenatural, más grande de lo que podríamos imaginar. Pongamos de moda esas costumbres que se han perdido, formemos hijos caballerosos para que sus hermanas vean en ellos un ejemplo y busquen un buen marido, formemos hijas que vean en el quehacer cotidiano la fuente de felicidad de sus maridos para que ese trabajo tenga un sentido mucho más profundo, y nosotros profesores veamos en la formación de nuestros alumnos el sentido más importante de nuestra tarea y sepámonos instrumento para transmitir el conocimiento; pues al final, cómo decía la Madre Teresa de Calcuta: “Quién no vive para servir, no sirve para vivir”.


PARA ENTENDER MEJOR EL ROLLO

Cuando el EN Padre está cerca, TEMPLANZA MIDDLE SCHOOL más hermanos

los hermanos se saben

a la plenitud de la Verdad. La Verdad más profunda que busca el hombre, más allá de las verdades parciales, la Verdad sobre el origen y el sentido de su vida. La Iglesia te dice: Dios está en tu origen y en tu destino; tú existes porque Dios te quiso y estás hecho para entrar a formar parte de su familia, ahora y para la eternidad. La Iglesia es “la familia de los hijos de Dios”. Hace unos días un amigo me decía: “tengo algunos unos conocidos que me dicen: «Yo estoy a favor de Dios, pero no me gusta la Iglesia. Yo me relaciono con Dios directamente.» Sé que están equivocados, pero no sé bien qué decirles.” Entre los múltiples argumentos que le ofrecí para dialogar con sus amigos, le hablaba precisamente de cómo es esencial al hombre la comunidad. Si bien el hombre es individuo, no se resuelve en esa dimensión, sino que necesita siempre de lo social. Por: P. Juan Pablo Lira González, capellán del Liceo.

En el año 1922 se publicaron unas conferencias que dio Romano Guardini sobre la Iglesia. En una de ellas dijo: “Un proceso de incalculable grandeza ha comenzado: el despertar de la Iglesia en las almas.” Es una afirmación que inmediatamente hace sentir una dimensión de la Iglesia a la que no estamos acostumbrados: la dimensión personal, la Iglesia está en lo íntimo de cada uno de los bautizados. Existe una fuerte tendencia a ver la Iglesia como una institución fría que está allá, donde los curas y los fervorosos, y no vemos que la Iglesia es sobre todo algo que está dentro de nosotros, algo que nos hace ver en los demás no extraños sino hermanos. Hermanos con los que compartimos no sólo la precariedad de

nuestra existencia presente, sino una esperanza que nos hace sonreír a pesar de los pesares. Y esta esperanza nos constituye en una comunidad que tiene sabor de familia. Como la comunidad que se formó junto a Jesús, en la que todos pacíficamente escuchaban, seguían y se admiraban ante las acciones y las palabras del Maestro. Una comunidad en la que se sabe que no todos son iguales: Jesús es Dios y Hombre, y por eso está por encima. Pero no está por encima para dominar, sino para servir y llevarlos a todos a la totalidad de la verdad (Cfr. Mt 20, 28; Jn. 8, 31-32). Jesús subió al cielo y dejó en la tierra a sus representantes, y a uno al frente de todos: a Pedro. El Papa es el sucesor de san Pedro, el “dulce Cristo en la tierra” como lo llamaba santa Catalina de Siena. La familia que es la Iglesia tiene un padre: el Santo Padre, que como Cristo nos lleva

Para sobrevivir el hombre necesita que le den de comer, que lo calienten para que no se enfríe, que estén al pendiente que no se enferme, etc. Y cuando crece sigue requiriendo de cuidados. ¿Cuántos hombres se requieren para educar a un niño?, pregunta un proverbio africano, y responde: para educar a un niño hace falta la tribu entera. Necesitamos la realidad comunitaria para todo, hasta para comer bien. Si estuviéramos solos no podríamos disponer de la gran variedad de alimentos de la que disponemos: peces, carnes, lácteos… Tendríamos que limitarnos a lo que estuviera más a la mano. Si estuviéramos solos no sabríamos tan fácilmente qué es saludable y qué perjudicial… Si estuviéramos solos, en cuanto cayéramos enfermos ¿quién nos curaría? El hombre es individuo y comunidad, esencialmente. Él es el que se Liceo de Monterrey : 21


PARA ENTENDER MEJOR EL ROLLO

de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que lo confesara en verdad y lo sirviera santamente (…). Pactó con él una alianza y lo instruyó gradualmente, revelándose a sí mismo y los designios de su voluntad a través de la historia de este pueblo, y santificándolo para sí” (Lumen Gentium, 9). Después de estas reflexiones tenemos aún abierta la pregunta ¿Quién es Benedicto XVI y a qué viene a México? Para responder a esta pregunta hemos hablado de la Iglesia, porque me parecía importante recordar lo cercana que es a nosotros: está en nosotros y nos habla de nuestro origen y nuestro fin, dándonos así el sentido trascendente que toda vida humana busca. Y por otro lado la Iglesia es una realidad social, que tiene sabor de familia: somos hermanos y tenemos un Padre: el Papa. Cuando el Padre está cerca, los hermanos se saben más hermanos y pueden trabajar juntos para mantener y disfrutar más de lo que los cohesiona.

alimenta, el que se cura, pero con la ayuda de todos los demás. Y a la vez, él aporta su granito de arena. ¿Por qué pensar que el hombre solo puede alcanzar a Dios? Si para todo necesitamos a los demás, ¿no los necesitaremos también para relacionarnos con Dios adecuadamente? Y si bien la relación con Dios es personalísima -lo más íntimo que podemos tener-, no podemos olvidar que la dimensión comunitaria tiene mucho que aportarnos: nos da las palabras y los términos justos para relacionarnos con Dios. Liceo de Monterrey : 22

La Iglesia nos mantiene en la objetividad de que nuestro deseo de Dios llegue a Él y no se quede en una proyección de nuestros caprichos. Y más allá de la razón antropológica, de la que hemos hablado, está el hecho de lo que Dios ha querido. Él ha mostrado su querer en la historia, y en ella vemos que su voluntad es relacionarse con cada hombre no obedeciendo a las ocurrencias humanas, sino obedeciendo a las exigencias de su auténtica naturaleza humana, individual y social: “Fue voluntad de Dios el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna

En el caso de la Iglesia, lo que nos unifica es la esperanza de alcanzar la vida eterna: la salvación definitiva del pecado, salvación que se manifestará también en nuestro cuerpo cuando resucitemos en el último día. Esperanza que ya disfrutamos ahora bajo los signos sacramentales, y especialmente disfrutamos en la incondicionalidad del amor de Dios en la Eucaristía. Así pues, podemos responder a nuestra pregunta: Benedicto XVI es el Papa, el Padre común, que viene a despertar el sentido de la Iglesia en las almas mexicanas, para que -afianzados en la Verdad de lo que nos une- continuemos con fuerza recorriendo todos juntos el camino que lleva hacia la vida eterna.


PARA ENTENDER MEJOR EL ROLLO

TEMPLANZA EN MIDDLE SCHOOL

Consumidos por el consumismo Por: Carlos Goñi y Pilar Guembe Fuente: www.aceprensa.com

Deberíamos dar a los hijos menos cosas materiales y más bienes intangibles, como el tiempo, la dedicación, el afecto, la educación. Muchos niños y adolescentes están sufriendo una nueva forma de acoso (bullying) que consiste en el temor a ser rechazados por el grupo porque no van a la última, porque no visten ciertas marcas o no tienen el iPhone de ultimísima generación. A ese miedo a sentirse excluido por no dar la talla en un ambiente hiperconsumista, los ingleses le llaman brand bullying. El fenómeno ha sido revelado por un estudio llevado a cabo por Unicef sobre la vida familiar en Reino Unido. Allí, según El País (21-11-2011), se hace “una radiografía de unos padres que sucumben a las demandas de tecnología, ropa o zapatillas deportivas de las marcas con más estatus, en un esfuerzo por proteger a sus retoños de un entorno hiperconsumista”. En esta carrera por estar a la altura o por seguir el ritmo de consumo que exige la sociedad, muchos padres se dejan la piel y caen en la trampa consumista. De manera sagazmente planeada, la escotilla se convierte en un círculo vicioso, de manera que hay que trabajar más para poder consumir más y hay que consumir más porque el exceso de trabajo quita tiempo, y la falta de tiempo genera, como un efecto de compensación, el consumo. La necesidad de consumir se debe muchas veces a un déficit afectivo que tiene su causa en la necesidad de consumir. El círculo se mueve a una velocidad vertiginosa. Es una realidad que la están viviendo muchos niños y adolescentes: necesitan tener para ser aceptados; para ellos, las marcas marcan, y carecer de

lo que “todos” disponen les convierte en carne de brand bullying. Una vez inmersos en la rueda del frenesí consumista, les va a resultar muy difícil salir, porque les hemos dado gato por liebre: juguetes por tiempo y cosas por afecto. Hemos querido suplir con alta tecnología nuestra baja cuota de dedicación familiar. También los padres Pero los padres también somos víctimas del consumismo, también nos ha atrapado en sus redes, nos ha metido en su rueda. Ahora bien, los hijos sufren directamente las consecuencias, podríamos decir que ellos están en la calle y deben enfrentarse a un mundo en el que prima el principio del “vales lo que tienes”, la “regla del iceberg”: si no despuntas te quedas sumergido, es decir, que simplemente no puedes respirar. Una sociedad montada sobre el consumismo, que además está sufriendo una fuerte crisis económica, tiene que romper por alguna parte. La forma más violenta la vimos en el mismo Londres este verano: jóvenes y adolescentes asaltando tiendas. Ernst Schumacher decía en los años 1970 que la virtud que más necesita nuestra sociedad es la sobriedad. En efecto, en un ambiente hiperconsumista como el que nos envuelve, mucho más extremo que hace cuarenta años, la sobriedad es la mejor vacuna. Quizá de lo que más necesidad tenemos hoy día es de carecer. Por eso, no estaría de más que diéramos menos a nuestros hijos, menos cosas materiales y más bienes intangibles, esos que no pesan pero que dan peso personal, como el tiempo, la dedicación, el afecto, la presencia, la educación, etc. El error de muchos padres es que atienden a los deseos y caprichos de sus hijos, cuando lo que deben hacer es atender a sus necesidades, materiales y afectivas. Si hacemos lo primero, estamos comprando

boletos para que se conviertan en déspotas caprichosos; si lo segundo, invertimos en activos convertibles en oportunidades para crecer y madurar. Para prevenir a nuestros hijos del nuevo bullying podemos comenzar predicando con el ejemplo. Si nosotros estamos atrapados en la rueda del consumismo, si la excursión familiar del fin de semana consiste en visitar unos grandes almacenes, si sólo hablamos de qué coche me gustaría tener, del próximo teléfono móvil o de “mira fulanito qué casa tiene”, estaremos metiendo a nuestros hijos en un remolino que los absorbe hacia un agujero sin fondo. Consumamos cariño, sentido del humor, ganas de hacer bien las cosas, exigencia, alegría… y evitaremos que ellos queden consumidos por el consumismo. Liceo de Monterrey : 23


PARA ENTENDER MEJOR EL ROLLO

Lo Bueno, lo Malo, lo Triste

Sobre el proceso electoral que vivirá México en el 2012

Enrique Peña Nieto http://enriquepenanieto.com Partido Revolucionario Institucional http://www.pri.org.mx Por: Eduardo García Gaspar, amigo del Liceo Fuente: www.contrapeso.info

La gente, mucha de ella, habla del tema. Obviamente le interesa. Me refiero al tema de las elecciones para presidente en México. He participado en varias discusiones y sacado conclusiones que comparto con usted. Quizá sean similares a las de otros países. Primero, el tema es interesante para la gente y eso es bueno. Les preocupa y sienten que deben participar con su voto. Han pensado, tienen ideas. Son analíticos, están al día de los sucesos. Recuerdan Liceo de Monterrey : 24

Josefina Vázquez Mota http://josefina.mx Partido Acción Nacional http://www.pan.org.mx

partes de la historia del país y sacan lecciones. Uno se alegra de que esto suceda, al menos con quienes he hablado. Segundo, la mayor parte del conocimiento que tienen las personas viene de las noticias. No encontré a nadie que haya acudido a las plataformas originales de partidos y candidatos. Las opiniones están alimentadas por las noticias y completadas por las ideas previas de cada persona. El resultado es más una serie de impresiones subjetivas que un desglose objetivo. Lo veo como normal. Tercero, el nivel de la discusión es realista.

Andrés Manuel López Obrador http://www.amlo.org.mx Partido de la Revolución Democrática http://www.prd.org.mx

Está limitado casi en exclusiva a las opciones de tres partidos y sus candidatos, no más allá de eso. No hay discusiones de ideas, nada de eso. El realismo consiste en hacer cálculos de posibles gobiernos futuros si tal o cual candidato resulta ganador. Las opiniones son variadas y tienen todo tipo de fundamentos. Es realista también en un sentido muy positivo. Las opiniones que escuché consideran, muchas de ellas, al congreso y qué partido lo dominará, si es que lo logra. Es agradable ver que se considera la división de poderes y que se le considere un contrapeso al presidente.


PARA ENTENDER MEJOR EL ROLLO

Me parece esto un avance notable en México, donde no hace mucho sabíamos quién ganaría las elecciones sin necesidad de encuestas y quién dominaría el congreso. Cuarto, las discusiones usan elementos históricos, aunque un tanto primitivos en general. Es bueno encontrar que se tengan recuerdos de experiencias pasadas, aunque es una pena que esos recuerdos sean en general demasiado simples y hasta de caricatura. Es humano que esto suceda, las personas tenemos fuentes abundantes de información, pero nuestra capacidad para asimilarla es muy limitada. Por eso tendemos a simplificar. Quinto, algo no agradable, pero humano. No fui testigo de nada que mostrara disponibilidad a escuchar opiniones opuestas. Quien sostenía una opinión, la que sea, se mostraba refractario a cualquier información contraria, por razonable que fuese. Hubo un notable grado de terquedad y obstinación, lo que no es bueno. Sexto, de entre todas las opiniones concretas, dos de ellas fueron muy frecuentes. Una fue la que considera odioso que el PRI regrese a la presidencia. Quienes esto opinaron se mostraron extraordinariamente preocupados por esa posibilidad. La misma gran preocupación que mostraron los que opinaron que López Obrador constituye un riesgo democrático considerable. Mucho de las discusiones se concentró en esas dos opiniones, muy arraigadas entre

las personas que escuché. Ninguno de los posibles candidatos del PAN produjo tal reacción de aversión. Séptimo, no hubo, en la mayoría de las personas, referencia alguna a las doctrinas políticas de los partidos y sus candidatos. No se mencionaron valores, ni ideas políticas y económicas. Esto es triste. Todo se limitó a las percepciones de los tres partidos principales (los otros no fueron nunca mencionados). Nada de política económica, nada de ideología gubernamental, ni creencias. Esto es triste por mostrar carencia de valores políticos. Nunca se ubicó a los partidos y candidatos dentro de dimensiones de liberalismo-socialismo, ni de progresismoconservadurismo. Todo se limitó a especular sobre escenarios posibles del gobierno de cada candidato, calculando

probabilidades de bonanza económica y combate al crimen y la corrupción. Debo concluir la inexistencia de algún tipo de credo político en esas personas. Esto es triste. Me quedé con impresiones mezcladas. Hubo cosas buenas en las conversaciones en las que participé o fui testigo, como el interés en las elecciones y el tener opiniones claras. Las hubo malas, como la formación de opiniones sobre bases escasas e ideas simples. Y las hubo tristes, como la ausencia de grandes valores políticos, sin los que ninguna democracia es sostenible en el largo plazo. Esto es lo más preocupante porque sin ellos no hay rumbo posible. Liceo de Monterrey : 25


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

Lo que sea para el caldo que se vaya remojando ENTREVISTA AL PROFESOR HUGO CANTÚ

Empezó como profesor de Química en High School (y en otros niveles por cuestión del laboratorio). Arrancó el gusto por compartir sus conocimientos de arte culinario a raíz de reuniones laborales con Pepe Portillo y con profesores de nivel que solían concluir con una deliciosa cena. Eran juntas donde había parte cultural, académica, de actualidad y anecdótica. Antonio Benítez, en ese momento director de la High School, al descubrir lo bien que cocina, lo invita a abrir el Taller Culinario para alumnos.

Por: Pedro March Estaún, Preceptor de Middle y High School y Relación con Exalumnos y Promoción.

Hugo Cantú trabaja en el Liceo de Monterrey desde el 2004. Podríamos decir que, todos los alumnos de High School lo conocen, ya que ha dado clases de Química a prácticamente todos y, a varios de ellos, de Taller Culinario. Está por cumplir treinta y cinco años de servicio en el trascendente campo de la educación. Trabajó por más de quince años en los colegios maristas, ligado a aspectos de formación (filosofía y pedagogía). Al entrar aquí, se da cuenta de que el modelo educativo del colegio, cuenta con filosofía propia, le llama positivamente la atención que se enseñe con ejemplos y obras el tema de la santificación del trabajo en medio del mundo, el fomento en los alumnos de virtudes como la responsabilidad, puntualidad, espíritu de servicio, generosidad y otras. Es una visión –la del Liceo- con la que comulga Liceo de Monterrey : 26

totalmente y le ha ayudado a sentirse feliz y a buscar ser congruente con esos valores e infundirlos a los muchachos. Hugo se enteró de la existencia del Liceo en el año 2003 durante una reunión de amigos en la que había algunos profesores del Liceo. Prácticamente siempre ha estado dedicado a la academia, involucrado al 100% en cuestiones educativas; primero en el puesto de Coordinador Académico del CUM a nivel secundaria y como profesor de materia, más adelante tuvo la inquietud de subir de nivel a preparatoria. Por medio de un profesor que había trabajado en el Liceo y que le había hablado muy bien de él, Hugo decide acercarse a nuestro colegio y al final decidió quedarse. Estudio la Normal Básica y luego la Normal Superior. Pasado un tiempo, realizó su maestría en Física y Química.

Era un acertijo descubrir si los alumnos se animarían, si habría perseverancia y es así como se arrancó el primer grupo de taller culinario en el 2006, usando un salón de High School con mesas muy sencillas para la cocina, sin agua, ni luz, ni gas, compraron un tanquecito y una parrilla, prácticamente con las “uñas” hacían las cosas. Tenían que buscar agua para lavar, tenían poco espacio y prácticamente ningún utensilio. Aclara Hugo que fue de esos inicios de los que se parte de la nada y poco a poco vas haciendo el gusto. Los alumnos del taller tenían mucho ánimo, entusiasmo y energías. Desde el primer semestre tuvo muy buena aceptación el taller, al día de hoy es la actividad de Liceo After School en High School que mayor demanda tiene. Destaca Hugo que varios alumnos se han metido a escuelas culinarias a estudiar gastronomía y eso es lo más gratificante para él. Se casó el 29 de diciembre de 1982, y se considera un hombre feliz junto con su familia. Su esposa se dedica también a la educación: da clases de Matemáticas a alumnos de secundaria en la escuela “Leonardo Da Vinci”. Cuenta una anécdota de cuando eran novios, ella cocinaba platillos y se los daba a probar,


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

el primer pastel que le regaló fue un pay de queso con rodajas de piña, le preguntó si le había gustado y le respondió que estaba muy buena la piña… no le volvió a hacer ningún pastel en toda la vida – comenta con risas-. Ve la familia como la base de la sociedad, el lugar donde se busca el bien común que es la felicidad: si estás bien con tu familia puedes ser feliz, se concreta en muchas cosas lo anterior: ir a Misa los domingos, convivir, comer juntos, espacios breves pero intensos en la medida de lo posible, momentos de auténtica calidad que los denomina como pellizcos de la vida (saber que estamos vivos) en el momento. Le llama la atención la formación que ha recibido en casa a lo largo de su vida. Cuando sus abuelos cumplieron 60 años de casados le preguntó directamente a su abuelo como había hecho para llegar a ese aniversario y le contestó que la clave está en nunca decirle no a la mujer, esa es la base de todo. Y cuando estás casado te das cuenta que es cierto. En la vida matrimonial un bastión fuerte para Hugo, ha sido su esposa con la que ha compartido mucho, la considera ejemplar, siempre lo ha apoyado, comprensiva, sacrificada por sacar adelante a la familia. Es de las mujeres abnegadas como las de antes. Ha sido su punto de apoyo y equilibrio, su organización, la forma de

llevar las cosas en el hogar, su entrega ha permitido llevar una vida realmente feliz. Su principal afición, como bien lo hemos visto es la cocina, desde chico la tiene muy arraigada al igual que su papá que estuvo trabajando siempre en torno a la comida: mesero, chef, jefe de meseros, restaurantero…, también su abuelita era una gran cocinera y de ella aprendió que el arte de cocinar, es el arte de la práctica y el error para dar el mejor sazón. Además le gustan los deportes: el béisbol, fútbol (auténtico Tigre de corazón), el box, etc. Al profesor Hugo le encanta atender a la gente, dar lo mejor de sí, ser hijo agradecido con las bendiciones que Dios nos da. Es muy “dicharachero” y utiliza esa herramienta para explicar con pedagogía, destaca el sentido de las frases para que las comprendan: “puchero sin res si llegas a las tres”: estar a tiempo siempre, pues si te duermes no lograras nada en la vida; “Lo que sea para el caldo que se vaya remojando”: realiza las cosas a tiempo no dejes nada para después; “al que con leche se quema hasta el jocoque le sopla”: la leche normal se toma caliente, el jocoque es lo que queda de la leche, si te quedas escamado con algo no confías en lo siguiente, buscas que no te vuelvan a agarrar en curva dos veces; “camarón que se duerme amanece en un coctel”: estar siempre preparado y atento a todo

lo que sucede para que no te agarren mal parado y después sufrir las consecuencias de tus actos. Sus hijos Patricia Gisel (27 años) y Hugo César Cantú Corona (24 años), han sido ejemplares, estudiosos y buenos ciudadanos. Desde pequeños han mostrado gran respeto a sus padres y con todas las personas con las que han convivido. Son serviciales y muestran gran apego por las tradiciones familiares. Ambos han sido excelentes estudiantes y se recibieron de ingenieros en el Tecnológico de Monterrey. Los ha visto crecer y desarrollarse favorablemente mostrando gran interés y dedicación por el folklore mexicano participando en giras internacionales con el grupo de raíces (Difusión Cultural del Tecnológico de Monterrey), Paty como bailarina de folklore y Hugo César como músico del mismo interpretando la vihuela, guitarrón, jarana y otros instrumentos de cuerda. Esta experiencia nos ha dejado a toda la familia gratos recuerdos y experiencias inolvidables. El profesor Hugo no sólo comparte sus conocimientos en el aula, es también un educador de vocación con gran pasión por transmitir a sus alumnos lo que la vida le ha enseñado.

Liceo de Monterrey : 27


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

El deporte es lo suyo ENTREVISTA A LA FamILIA GutiÉrrez Guerrero

Por: Juan Carlos Lugo González, Coordinador de Comunicación Institucional.

Ambos trabajaron en el Liceo antes de convertirse en padres, ella como maestra titular y del taller de baile en el Kínder, él como preceptor de High School. Tienen casi 8 años de casados y son uno de los matrimonios más alegres del colegio. Ambos son muy deportistas y se lo transmiten a sus 4 hijos. Conozcamos un poco más a los Guerrero Gutiérrez. La historia comenzó cuando Alfonso Guerrero Dib y Alejandra Gutiérrez Garza estudiaban en la preparatoria. Se conocieron cuando acudieron a una reunión de la mesa directiva en el Barrial, en mayo de 1998. Fue el primer contacto que tuvieron. Luego de ahí se hicieron amigos durante 4 meses hasta que –recuerda él como si fuera ayer- se hicieron novios el 2 de abril de 2004. Son de la misma edad. Él es de marzo y ella de mayo. Tenían 18 años cuando cupido hizo de las suyas. Poncho, a pesar de haber nacido en ”el sur del país”, tuvo la suerte de llegar a Monterrey desde pequeño, por lo que se considera regio al igual que Ale y sus hijos. Sus hijos son Fernanda, Ponchito que nació en España, Pato y la más pequeña Paulina. “Nos casamos en mayo y Ale entró a trabajar al Liceo en agosto de ese mismo año como maestra titular al Kínder”. Cuenta que ahí se dio cuenta de las bondades que ofrece el colegio, de la atención personalizada y que como maestra recibía mucha formación que la hizo enamorarse del proyecto para toda la familia. Pocos meses después nació Liceo de Monterrey : 28

su primera hija Fernanda y no dudaron en que “estudiara” en el Liceo. Para ella fue un privilegio que sus hijos fueran alumnos Liceo. Ale trabajó dos años como maestra titular y de pronto Poncho tuvo la oportunidad de trabajar en la Fundación Altius, al igual que estudiar una maestría en España. En ese lapso de casi un año nació Ponchito. Se habían ido embarazados a España y Fernanda tenía ya 11 meses. Nació Ponchito en diciembre del 2006. Luego estuvieron otros 5 meses y se regresaron a Monterrey. Ya estando en Monterrey nació Pato y finalmente Paulina. Poncho estudió leyes y Ale Arquitectura en la UDEM. Actualmente Poncho trabaja en el grupo Proeza como Coordinador de Cultura y Desarrollo Humano del

corporativo. Antes fue director general del Centro Panamericano de Humanidades (CPH), institución a la que muchas familias y profesores del Liceo conocen, ahí estuvo por 3 años y medio. Antes colaboró en fundación Altius y en el Municipio de San Pedro. “Empecé muy chiquito a trabajar. Me tocó la oportunidad de hacerlo y me ha ayudado mucho a desarrollarme. Estuve desde los 18 años dando clases de fútbol en la UDEM”. Cuando Ale estudiaba en Arquitectura también trabajaba en Femsa-Oxxo. Se graduó y se casaron al poco tiempo y recuerda que la mejor opción para compaginar entre el ser mamá y continuar profesionalmente activa fue trabajar en el Liceo. “Metí mi currículum. El gusto por


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

los niños y la docencia fue decisivo para entrar a trabajar como maestra titular en el Liceo”. ¿Pero cómo es que llegaron al Liceo? Poncho conocía el Liceo de pequeño pero por competencias deportivas, ya que él había estudiado en el CUM. Pero lo conoció realmente cuando un muy buen amigo suyo, Evaristo Martínez Sada, con quien estudiaba la carrera y además compartían actividades en el Club Arawaks, le había platicado de la preceptoría que él hacía en el Liceo. Evaristo siendo exalumno le hablaba a Poncho de que se acercara al colegio para entrar como él, de preceptor, actividad que comenzó a hacer en 2001. Poncho recuerda que ahí se dio cuenta de lo valioso que era la preceptoría y de lo mucho que ayudaba a los alumnos y familias.

diferentes eventos, hasta nos ayudó a ponernos a tono antes del II Mini-maratón del Liceo. Cuenta Ale que desde los 3 hasta los 14 años tomó clases de baile y luego a los 18, retomó el baile pero ahora como maestra en una academia cercana al colegio. Finalmente decidió dar el taller de Danza en el Liceo, donde estuvo por 1 año.

americano y recientemente también el box. Desde que estaba en muy chico estuvo en equipos de fútbol soccer y en la carrera tuvo la oportunidad de irse a probar a nivel profesional, por parte del Atlas pero al final decidió no continuar en ese proyecto. Actualmente participa en la liga de futbol de papás del Liceo con el equipo de Rusia.

El deporte en sus vidas. El deporte de Poncho sin duda es el fútbol soccer, que además de practicarlo también le gusta verlo por televisión. Otro deporte al que es aficionado es el fútbol

Y los fines de semana juega en los representativos de papás en la liga de Campeones, representando al Liceo de Varones y de Mujeres contra otros colegios de la ciudad. Está en ambos

Su paso por la APA. Prácticamente desde que llegaron a ser Familia Liceo hace cuatro años, han estado apoyando en APA como delegados de salón y este año, los presidentes de APA les pidieron encargarse de la Coordinación de los papás de Kínder, compromiso que han encarado con mucha alegría. A “Miss Ale” como muchos la conocen, aunque ya no esté de maestra, la hemos podido ver muy comprometida con el colegio ayudando en Liceo de Monterrey : 29


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

equipos porque es papá de niñas y niños y la afición es tanta que “no le basta con un partido el fin de semana”. “El fin de semana me gusta mucho jugar, suelen ser los partidos los sábados o domingos. A Ale le gusta mucho correr. De vez en cuando corre distancias de 5 ó 10 kilómetros en competencias locales”. “Poncho se lleva a los niños a los juegos de la liga de campeones y en ocasiones vamos todos a San Pedro de Pinta”, cuenta Ale. Por supuesto también visitan a los abuelos; un día van con los papás de Ale y otro día con los de Poncho. A los niños les gusta mucho estar con sus abuelitos y con sus primos. En ocasiones organizan en familia las Movie Nigths, que son las noches en Liceo de Monterrey : 30

las que se reúnen para ver películas en el cuarto de los papás. Niños y papás reunidos en la cama comparten el momento con las palomitas de rigor. Al final los niños se quedan dormidos por estar acostumbrados a dormirse temprano. También les gustan los juegos de mesa y de video como el Memorama, el Wii y en ocasiones Ale sale con ellos al parque donde pasan tardes muy divertidas. A Fernanda le gusta pintar. Ponchito es futbolero a morir como su papá; Pato no lo es tanto pero le echa ganas, le gustan mucho los carros, a Paulina le gustan las muñecas pues está pequeñita. A Ale también le gusta mucho la fotografía. Luego de que el Niño Dios le trajera una cámara de fotos, decidió entrar a tomar un curso de fotografía y tiene 4 hermosos

hijos como sus primeros y cautivos modelos. “Ya no podemos voltear a ningún otro colegio, como papás, esposa(o), es como un colegio hecho a la medida. Nos gustan mucho los cursos, sin importar el formato que tengan. El modelo educativo es primordial que se nos forme primero a los papás, luego a los profesores y después a los hijos, es sin duda un diferenciador que no encontraremos en ningún colegio en todo Monterrey. Lo hemos aprovechado mucho pero aun así, sabemos que no llegamos a todas las actividades, hay demasiada oferta para nosotros los papás. Nos ha dado muchas herramientas para ser mejores papás, esposos, amigos y mejores formadores”.


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

Una familia de 5 hijos varones y como 1,000 hijas ENTREVISTA A LA FamILIA González Larragoiti

Por: Pedro March Estaún, Preceptor de Middle y High School.

Bertha y Hernán nacieron en Monterrey. Si nos ponemos exigentes, podríamos afirmar que se conocieron hace no muchos años, en concreto el 29 de febrero de 1988 (año bisiesto), en una plática de valores para jóvenes. En esa reunión, Hernán tuvo la iniciativa de acercarse a Bertha para hacerle de manera formal unas preguntas: ¿te puedo hablar de tú?, ¿cómo te llamas? lo que pasa es que hace tiempo te vi con tus amigas y me impresionó el brillo de tu cabello… En ese primer encuentro, ella lo vio atractivo pero le pareció un poco grande… luego Hernán le pidió su teléfono y de ahí nacería primero una gran amistad. A Bertha le preocupaba qué pasaría en su casa cuando Hernán le hablara, ya que sus papás, al ser la hija mayor, no estaban acostumbrados a recibir llamadas de varones. Por un momento, cuando le pidió su número, pensó en dárselo equivocado para que no le fuera a contestar su papá, al final se lo dio y no pasó nada en su casa. Más adelante se volvieron a encontrar en una fiesta de amigos, bailaron juntos y comenzó a consolidarse la amistad. Hernán, comenta con cierta risa, tenía varias candidatas a novia, poco a poco las fue descartando una a una y eligió a Bertha, pues se distinguía por ser una buena mujer, bonita, inteligente y le llamaba la atención lo bien educada que era. Poco antes de ser novios, Bertha se entera de que Hernán había hecho una promesa de no tener novia en un año para dedicarse a hacer apostolado. Hernán estuvo a punto de romper esa promesa pero la mantuvo, al cumplir exactamente el año, se hicieron novios y duraron cuatro años y medio antes de casarse.

Bertha estudió la primaria y secundaria en el Instituto Excélsior, en aquel entonces un colegio de educación diferenciada donde le inculcaron muchas cosas buenas, entre ellas a tener un cariño especial a la Santísima Virgen y a pedir por su futuro esposo desde pequeña. Estudió en la preparatoria Humberto Lobo de la UDEM, luego haría sus estudios profesionales de Ingeniería en Industrias Alimentarias en el ITESM. Siempre ha sido muy inquieta, durante ese tiempo fue presidenta de la Asociación de Tecnólogos de Alimentos de México, donde organizó varios eventos estudiantiles; llegó a ser reina de un club de Leones y Hernán siempre estuvo a su lado apoyándola. Más adelante hizo un diplomado en Alta

Dirección en el IPADE y junto con Hernán estudió un Máster en Educación en el IMEE. Hernán estudió Administración de Empresas en el ITESM, y después la maestría en Administración en el IDESSA. Trabajó en el área de mercadotecnia y ventas en reconocidos periódicos de la localidad y fue director comercial en el grupo financiero Associates para más adelante independizarse en el ramo inmobiliario donde lleva más de 20 años como consultor. Hernán y Bertha se casaron el 18 de diciembre de 1993, un día después de la graduación de Bertha. Para poder tener boda y graduación (ya que formó Liceo de Monterrey : 31


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

parte del comité organizador) tuvo que ir adelantando materias en los veranos. A Bertha le costó cierto esfuerzo conseguir trabajo los primeros meses ya que en ese entonces era difícil encontrar un empleo que fuera compatible con su vida familiar. Después de seis meses, la contrataron para dar clases de Ciencias y Matemáticas en las preparatorias del ITESM y de la UDEM. Al año de casados, ya esperaban su primer hijo y el 11 de septiembre de 1995 nació Hernán el mayor de sus 5 hijos. Cuando Hernán tenía un año de edad, Bertha fue al Liceo de Varones a buscar trabajo, comenta que ese día llevaba al niño con ella. Llegó al área de recursos humanos y Liceo de Monterrey : 32

ahí le dijeron que no había vacantes pues en ésa área sólo contrataban a profesores varones, la encaminaron al kínder para ver si había alguna oportunidad aunque en el fondo lo que a ella le interesaba era el área de la preparatoria, por lo que le aconsejaron llevar su currículum al Liceo de Mujeres. A Bertha le impresionó la extensión e instalaciones del Liceo (5.5 hectáreas); se imaginó el futuro y pensó en el honor que sería el hecho de que algún día Hernán pudiera estudiar ahí. Poco después acude al Liceo de Mujeres a dejar su currículum pero se entera de que estaban ya esperando a Jonatan, su segundo hijo. En pleno embarazo, le da apendicitis, tiene

que operarse de emergencia y por ello no concluye el proceso de admisión en el Liceo. En el hospital, el Dr. Héctor Alcaraz (papá del Liceo), le comenta que hay riesgo en el embarazo pero que vería la forma de salvar la vida a los dos. Todo salió muy bien, luego nació Jonatan y le pusieron ese nombre por su significado: “Don del Señor”. onatan cumple un año y Bertha se encuentra con una amiga, Marina Garza (mamá de ambos Liceos y actualmente encargada de admisiones en el Liceo de Mujeres) y le platica que en el Liceo de Mujeres necesitaban una profesora de matemáticas en la preparatoria y que


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

además había guardería para los hijos de las maestras. Concluye satisfactoriamente los trámites y entra a trabajar de tiempo parcial, al poco tiempo le ofrecen ser maestra titular con horario completo. Estuvo 6 años en la preparatoria dando clases de física, química, matemáticas, biología y como preceptora para luego atender por otros años más la dirección de la secundaria. Siempre apreció que en el colegio, a diferencia de otras instituciones, se preocupaban por la formación de ella como persona, como profesionista, como esposa y como madre. Durante este tiempo llegan Daniel, Diego y Sebastián. Actualmente Bertha es la directora general del Liceo de Mujeres. En su experiencia personal, ser directora implica primero que nada ser humilde para reconocer que nada se puede lograr sin la gracia de Dios y en el plano humano es necesario tener al lado un equipo de personas profesionales y comprometidas con los valores del colegio y con el ideal de santificar el trabajo día a día para que las cosas sucedan. Una de las cosas que más satisfacción le da en su trabajo es la oportunidad de convivir con las alumnas y tener la oportunidad de recibir exalumnas a las que les dio alguna clase como nuevas familias del Colegio o como profesoras. Como familia, los González Larragoity son muy unidos. Los fines de semana hacen muchas cosas, los sábados les gusta ir a plazas comerciales, visitar familiares y amigos, todos los domingos, después de ir a Misa, van a comer a un restaurante y si hay buena película, al cine. En vacaciones aprovechan para ir siempre que se puede a la playa. Esperemos que, con el paso de los años, sigan creciendo en esa escuela de virtudes que es la familia unida. Liceo de Monterrey : 33


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

Al ritmo del piano y la guitarra ENTREVISTA AL Profesor Oscar Leal

tienen que tener años previos de música. Prácticamente las carreras son de 9 o más años”. ¿Alguna vez le llevaste serenata a Andrea? Sí, en dos ocasiones acompañado de amigos. Con guitarras por supuesto. ¿Aquí entre nos ¿quién toca mejor? Realmente es muy difícil decir quien toca mejor si los dos tocamos instrumentos diferentes. Es como querer comparar un futbolista y un basquetbolista. La guitarra y el piano son completamente diferentes.

Por: Juan Carlos Lugo González, Coordinador de Comunicación Institucional.

Juntos han compuesto una canción que se llama matrimonio. El ritmo lo llevan por dentro. Ambos descubren día a día el camino que recorren en su andar. Su gusto por la música los hizo conocerse y ahora son toda una familia que recién acaba de crecer. Él es profesor de música del Liceo de Varones, ella lo es para el Liceo de Mujeres. Conozcamos más sobre la vida de nuestro profesor Oscar Leal y de su esposa Andrea Saldaña. Oscar Alejandro Leal Garza y Andrea Saldaña Rodríguez son un matrimonio joven de Monterrey. Los dos estudiaron música y fue en la Escuela Superior de Música donde se conocieron. A pesar que en sus familias no había nadie que tocara algún instrumento, los dos fueron forjando su propio destino en el que se cruzarían los Liceos en su camino. Liceo de Monterrey : 34

Oscar ¿qué estudiaste? Estudié Licenciatura en Ejecución con la especialidad de Guitarra en la Escuela Superior de Música de Monterrey, fue en el año 2000, ahí conocí a mi esposa cuando estábamos en la clase de coro. Ella es pianista y teníamos esa materia en común, ahí nos conocimos. Andrea cuenta que cuando conoció a Oscar ella tenía 12 años y él tenía 18, pero él pensaba que ella era más grande pues aparentaba más edad. Ahí se hicieron buenos amigos y 3 años después se hicieron novios y luego de 5 se casaron en el 2009. Ella estudió también la Licenciatura en Ejecución pero en su caso fue de piano. “Las mayoría de las clases son teóricas, sólo algunas materias especializadas las llevamos de manera práctica e individual. De la licenciatura son 8 años, pero ya se

Oscar ¿cómo llegaste al Liceo? Mi esposa trabaja en el coro del Templo de San Juan Luis Gonzaga, ubicada en el centro de Monterrey. En una ocasión una familia del Liceo me animó a que metiera mi currículum al Liceo de Varones. Luego del proceso de selección pues me contrataron y ya tengo casi dos años como maestro de música. Ambos entraron al mismo tiempo ¿cómo llegó Andrea al Liceo de Mujeres? Ella llegó ahí porque estaban buscando una maestra que cubriera a otra del Kínder, por incapacidad de maternidad. La coordinadora de música contrató a la Escuela Superior de Música, donde ella estudiaba. Fue a la entrevista, pero necesitaban una maestra que diera clases toda la mañana de lunes a viernes y ella no podía por estar en su último año de carrera. Al siguiente año la buscaron para cubrir a otra maestra, pero a los tres meses le pidieron que se quedara de planta y entró en el mismo ciclo escolar que yo. Fue algo increíble porque los dos entramos igual y no hubo alguna conexión “formal” para entrar a los dos Liceos.


LA VIDA DESPUÉS DE CLASES

¿Se requiere talento para estudiar música? Claro, y obviamente trabajo, dedicación; porque puedes tener mucho talento pero sin la dedicación, el estudio y la práctica no sirve de nada. ¿Cuál es un día normal de ambos? En la mañana Andrea está en el Liceo de Mujeres, por las tardes da clases individuales de piano y trabaja tres días a la semana en la Escuela Superior de Música y los domingos trabaja en el coro del Templo de San Luis Gonzaga. Oscar por su lado trabaja todo el turno en el Liceo y por las tardes da algunas clases particulares. También acaba de formar un ensamble de guitarra. Después del Liceo le gusta llegar a la casa y correr. Hace unos días corrió incluso su primer Maratón, cuenta que fue una experiencia muy bonita. A Andrea también le gusta mucho correr. “Dos de las cosas que queremos inculcarle a nuestros hijos son el amor por la música y el gusto por el deporte”, comenta Andrea. Y es que en muchas ocasiones cuando Andrea está tocando con algunos alumnos de la escuela acompañándose con violas o violonchelos, Oscar Nicolás, su bebé que

recién nació se movía en su vientre. ¿Desde que estaban esperando a Oscar Nicolás le tocan música? Sí, pues no tiene oportunidad de salvarse. Prácticamente escucha música todo el día en el Liceo, luego en la tarde escucha violines, chelos, trompetas y cuando llego a la casa escucha la guitarra.

inculcarle a tus hijos, porque ellos no tienen la manera de decidir por ser pequeños, ejemplo de ellos es el tema de la cultura y el arte, son cosas que todos debemos de conocer, y sí, pensamos inculcarle el gusto por la música, no en algo específico, primero que conozca, pero por lo pronto ya tiene el piano y la guitarra.

Otro gusto que comparten en común son las carreras. “Admiramos mucho a las familias que van todos juntos, es algo muy padre. Que vean a la figura materna y paterna”.

¿Alguna anécdota que te haya causado asombro? Tuve un alumno hace como 10 años, el muchacho venía de tomar clases de guitarra con otra persona y en su mano derecha tiene dos dedos, y cuando llegó me dijo que no podía tocar la guitarra por el hecho de tener dos dedos y que lo mejor era que tocara otro instrumento, pero le dije que no, que con sus dos dedos sí podía tocar algo, obviamente algo no complicado. Tiempo después me lo topé en la escuela superior, no había podido entrar a estudiar guitarra porque le exigían todos sus dedos pero decidió entrar a Percusiones y me dio mucho gusto saber eso porque cuando lo conocí estaba decidido a dejar la música.

¿Cómo se ven ustedes en 10 años? Con la mira de que seremos buenos padres. La experiencia en el Liceo muy recientemente y todos los cambios que hemos tenido en nuestras vidas y en tan poco tiempo, nos hace pensar que el futuro lo dejamos en manos de Dios, porque nos han pasado cosas muy bonitas. Lo único que puedo imaginarme es que estaré feliz, con mi familia, con los niños que vengan y obviamente es estar en la educación. Desde que empecé a estudiar en la música me visualicé enseñando”, comenta el profesor de guitarra. ¿Piensan inculcarle el gusto por la música a Oscar Nicolás? Pienso que hay cosas que hay que

A los Leal Saldaña les gusta correr, lo hacen tres o cuatro veces por semana, también la lectura para ampliar la cultura e ir al cine y disfrutar el tiempo con los buenos amigos.

Liceo de Monterrey : 35


CON SABOR DE HOGAR

El eclipse del padre

dominadora absoluta. “Hemos pasado del reino de los padres al reino de las madres”. Es ella la que decide tener o no tener el hijo, y es ella la que domina en la relación entre padres e hijos.

Por: Marta Ruiz Corbella Fuente: www.aceprensa.com

Evelyne Sullerot explica que el individualismo y el afán de independencia, imperantes en la moral ambiental, han calado en muchas mujeres, que ya no consideran su bien personal y el de los hijos como ligado a la estabilidad del matrimonio. “Lo que yo deseo es tratar de comprender y de explicar el ocaso de los padres al que asistimos en la actualidad, ocaso que afecta a la vez a su condición civil y social, a su papel biológico en la generación, a su papel en la familia, a su imagen en la sociedad, a la idea que se hacen ante sí mismos de la paternidad, de su dignidad, de sus deberes y de sus derechos, a su propia percepción de su identidad como padres, al modo como sienten sus relaciones con las madres de sus hijos y con las mujeres y a la forma en que imaginan el futuro de la paternidad”. Lo que sorprende ante esta Liceo de Monterrey : 36

declaración de intenciones no es el querer intentar comprender o recobrar la figura paterna, sino el ver de quién proviene esta declaración. Evelyne Sullerot es una activa feminista francesa, socióloga, que ha centrado fundamentalmente su trabajo en el campo demográfico, familiar y de política social. Con este libro ha levantado ampollas entre otras feministas. Ni más ni menos dedica todo un estudio pormenorizado, fundamentado en numerosos trabajos demográficos y sociológicos, a revalorizar la figura del padre y a reclamar sus derechos. El reino de las madres Según la autora, es evidente que el hombre ha sido desposeído de su paternidad, pues ahora es la mujer la que tiene el poder sobre la fecundidad. Debido a los anticonceptivos y a la fecundación artificial, la mujer se ha situado en el centro absoluto de la procreación. Ha pasado de ser dominada en este campo, a ser la

El que un padre siga en contacto con su hijo dependerá de cómo vaya la relación conyugal. Cada vez es más frecuente que sea la mujer la que solicita el divorcio, segura, además, de que la ley le concederá la custodia de los hijos. Es ella la que decide si los hijos seguirán manteniendo o no el contacto con el padre (“la paternidad hoy depende de la madre, de su voluntad y de las relaciones que mantenga con el padre”), o si éste será sustituido por otro. De este modo, el papel del padre se va difuminando. Esa figura que para el niño supone estabilidad, seguridad... desaparece. En un principio, las mujeres creyeron en la intercambiabilidad de roles entre padre y madre; pero hay funciones, hay rasgos que una mujer no puede asumir. Es verdad que el hombre en muchos casos ha dejado sola a la mujer frente a la educación de los hijos: “La madre se ha convertido en un progenitor completo que desempeña todos los papeles; el padre es aún un progenitor insuficiente”. Pero esta situación nos ha llevado a una sociedad sin padres. Sullerot pretende llamar la atención sobre este estado de cosas, que nos conducirá a un grave deterioro de la humanidad, si no sabemos remediarlo. Los dos son necesarios A causa de las separaciones, divorcios, madres solteras, cambio de pareja, etc., un número muy elevado de chicos y chicas menores de 18 años no han conocido a su padre, o simplemente no le han vuelto a ver. En Francia uno de cada cuatro niños


CON SABOR DE HOGAR

El gran ausente Es verdad que ese equilibrio ha sido muchas veces muy difícil a lo largo de la historia. En los primeros capítulos, la autora realiza una rápida reseña sobre ambas figuras. Es conocida la sujeción tradicional de la mujer al hombre. Pero, añade, “el gran fenómeno que prepara la hominización, y que suponemos lleva a cabo el ‘homo sapiens’, no es la muerte del padre, sino el nacimiento del padre”. Así es como nace la familia: por el reconocimiento y aceptación de funciones como progenitores de una prole. La figura del padre era vista como el ejemplo y la ayuda necesaria para acceder a la vida. Era el maestro, el guía...

perderá el contacto con su padre antes de cumplir 16 años; en Noruega la proporción es uno de cada tres. El padre es expulsado de la familia, o simplemente prefiere no volver a ocupar ese sitio, o es sustituido por otro. El eslabón que se ha roto es el padre. Sullerot insiste con orgullo en todo lo que ha hecho para defender los derechos de la mujer, también en lo que se refiere a obtener la custodia de los hijos. Sin embargo, ahora se da cuenta del gran error cometido, cuando analiza la situación de los millones de niños separados de sus padres. La figura paterna es absolutamente necesaria para la configuración de la personalidad. La cuestión no es cuál de los dos progenitores es más importante, sino que ambos son necesarios por igual para el desarrollo psicológico armónico de los hijos.

Sin embargo, a partir del siglo XVIII empieza a cambiar el papel del padre, pues “al promover la libertad de cada individuo, se pierde en unidad, en posibilidad de familia, de grupo”. La propia organización de las ciudades, del trabajo... hace que, paulatinamente, se vaya perdiendo ese contacto con el padre, que se ha ido convirtiendo en el gran ausente. Paralelamente la mujer, al apropiarse de su cuerpo, ha ido marginando o negando al padre. Y es ella también la que en muchos hogares se ha visto forzada a asumir los roles de ambos progenitores. Hoy es alarmante el número de hijos que no ven a su padre y, por ello, nunca tendrán la oportunidad de ver e imitar un ideal, un estilo, un modo de conducta paterna. En esta segunda mitad del siglo XX “se ha pasado de un extremo a otro en la consideración de los dos sexos y de sus papeles en la sociedad. En 1970, obnubilados por la idea de reformar las leyes únicamente en beneficio de los hijos, los juristas y los legisladores no son conscientes de que han cambiado por completo de óptica con respecto

a los sexos, lo cual, como todas las generalizaciones, comporta una parte de ceguera y, a largo plazo, de injusticia”. La balanza vuelve a inclinarse, aunque esta vez hacia la parte contraria. Ahora bien, evidentemente, “los padres no lograrán nuevos derechos más que asumiendo voluntariamente nuevas cargas”. Construir sobre el amor Un niño necesita conocer a sus dos progenitores, necesita la presencia real de ambos, que “no se mide en tiempo de presencia, sino en atención de cariño y amor”. La paternidad procede de la voluntad y del corazón, llega a afirmar Sullerot, y a esto no se le puede poner cortapisas. Cada vez sabemos más de la paternidad biológica, pero cada vez menos de la paternidad socioafectiva. Los hombres deben volver a interiorizar su total responsabilidad ante la paternidad, y la mujer debe darse cuenta de que ella jamás será el único progenitor del hijo. Tanto los hombres como las mujeres alegan que se llega a estas situaciones conflictivas en bien del hijo, aunque lo que los hijos quieren es un padre que nunca les abandone. Y aquí es donde comienza el primer fracaso del hijo, donde comienza la reducción de las oportunidades materiales y afectivas de los hijos. La propuesta de solución de Sullerot es el cambio de las leyes. Esto ya de por sí es mucho, pero, a la vez, insuficiente. Hay que ir a la raíz del problema. La raíz está en la concepción del hombre, en los valores que priman en él... y, como consecuencia, en la concepción de la familia y del matrimonio que se derivan de ello. Una familia que se construye sobre el amor y cuyas relaciones están asentadas en el amor, es lo que da sentido a los roles paterno y materno, a su carácter complementario e insustituible. Liceo de Monterrey : 37


PARA HACER CUANDO NO HAY NADA QUÉ HACER

Para ver buen cine Por: Luis y Laura Morelos Herrera, críticos de cine en www.cinesintesis.blogspot.com. y amigos del Liceo.

Les presentamos algunos títulos de películas interesantes con el fin de tener opciones aconsejables de entretenimiento que además trasmitan algunos valores y situaciones dignos de comentar en familia.

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio (The Adventures of Tintin)

Año: 2011, Columbia Dirección: Steven Spielberg Género: Animación Clasificación MPAA: PG. Se sugiere la guía de los padres. Parte del material puede no ser adecuado para los niños pequeños.

El público se verá sorprendido por la alta calidad de animación y la trama estimulante, los padres apreciarán los mensajes de sacrificio, amistad y determinación que se ofrecen en pantalla. Dirigida por Steven Spielberg con un guion de Steven Moffat, Edgar Wright y Joe Cornish, (además de ser coproducida por Peter Jackson, director de “El Señor de los Anillos”) esta película se las arregla para combinar efectivamente una historia original con el material de la popular historieta. El tema central es la búsqueda de Haddock por dejar sus vicios, y se subraya el papel vital del compañerismo para superar las debilidades de uno mismo. También se ejemplifica la necesidad de la fortaleza frente a la dificultad.

Liceo de Monterrey : 38

El intrépido reportero Tintín y el Capitán Haddock se embarcan en la búsqueda de un tesoro, ubicado en un barco hundido comandado por el antepasado de Haddock. Después de comprar el modelo de un barco “El Unicornio”, al reportero Tintín le parece muy extraño que el siniestro señor Sakharine estuviera tan ansioso de comprarle el modelo, por lo que declina la oferta. La razón es que éste contiene un viejo pergamino con la clave para encontrar un inmenso tesoro. Sin embargo, más tarde, le roban el barco de su departamento, es secuestrado y (acompañado de su fiel perro Snowy) llevado a un barco de carga con destino a Marruecos. Aquí es donde conoce un alcohólico capitán, Haddock, hecho prisionero por su propia tripulación, que fue sobornada por Sakharine. Pero Tintin, Snowy y Haddock escapan del barco y se dirigen hacia Marruecos en busca del pergamino faltante (pues necesitan tres para dar con el tesoro) ubicado en otro modelo del Unicornio, y con la ayuda de los torpes agentes de la interpol, nuestros tres héroes deben evitar que Sakhire obtenga los tres pergaminos, pues sólo al último de los Haddocks le corresponde saber el paradero del tesoro.


PARA HACER CUANDO NO HAY NADA QUÉ HACER

Drama basado en el libro de Michael Lewis de 2003, que describe cómo Billy Beane (Brad Pitt), gerente del equipo de beisbol “Atléticos de Oakland”, cambió la forma de evaluar y reclutar a los jugadores de Grandes Ligas. Después de llevar a los Atléticos a las finales en las eliminatorias de su división en 2001, algunos de sus peloteros son contratados con sueldos millonarios por otros equipos y Beane tiene dificultades para remplazarlos debido a las limitaciones económicas de su club. Desesperado, intenta cubrir las vacantes mediante trueques y negociaciones agresivas, convencido de que algo está mal en esta forma de operar de las Grandes Ligas. Durante una visita a los Indios de Cleveland, descubre a Peter Brand (Jonah Hill) un joven empleado que ha desarrollado un modelo estadístico para identificar habilidades específicas de los jugadores, independientemente de su cotización en el mercado. Beane intuye que allí está la respuesta a sus inquietudes, contrata a Brand y aplica el modelo en su equipo, a contrapelo de las opiniones de los asesores, de la prensa y de los aficionados.

El Gran Milagro

(The Greatest Miracle)

Año: 2011, Dos Corazones Films Dirección: Bruce Morris Género: Animación Clasificación MPAA: A. Público en General

El Juego de la Fortuna (Moneyball) Año: 2011, Columbia. Dirección: Bennett Miller Género: Drama Clasificación MPAA: PG-13 Reparto: Brad Pitt, Philip Seymour Hoffman, Jonah Hill, Kerris Dorsey.

Mientras que varias personas pasan por situaciones críticas que los mueven a buscar una salida a sus problemas, en la realidad espiritual, seres de luz tratan de guiarlos e infundirles paz, pero las fuerzas del mal trabajan para distraerlos. Cinta mexicana realizada en 3D estereoscópica y dirigida por Bruce Morris, quien también ha trabajado en otras películas infantiles como La Sirenita, La Princesa y el Sapo y Hércules. Otro gran talento aunado a este proyecto es Mark Mckenzie, músico y compositor conocido por su aportación en filmes como Spiderman, La Era de Hielo, Robots, El Regalo Supremo, entre otros. El guión está a cargo de Luis De Velasco y describe el drama de tres personas que convergen en un lugar donde serán testigos de un acontecimiento que cambiará sus vidas para siempre, llenándolos de paz interior, así como una gran fortaleza y esperanza para afrontar los retos de cada día. Liceo de Monterrey : 39


PARA HACER CUANDO NO HAY NADA QUÉ HACER

Para Leer Por: Gualberto González González, profesor de la materia de BI de Historia en High School.

Para los pequeños Título: El Jardín Secreto Autor: Frances Hodgson Burnett Síntesis: Se considera la mejor novela de esta autora, repleta de buenos sentimientos e ingenua fantasía, en la línea de Heidi. La protagonista es Mary, una niña huérfana que, tras perder a sus padres como consecuencia de una epidemia de cólera en la India, se va a Inglaterra para cuidar a un tío enfermo. Allí descubre el inmenso jardín que ha estado abandonado muchos años y lo transforma en un refugio extraordinario para ella y sus nuevos amigos. El jardín está dotado de una importante diversidad de símbolos relacionados a la vida, la muerte, la enfermedad y la salud.

Liceo de Monterrey : 40

Para los más grandes Para jóvenes Título: El Caballero Inexistente Autor: Italo Calvino Síntesis: Libro de Calvino donde se habla de lo imposible, de lo fantástico, narrándolo como una historia completamente real y donde la ironía y los juegos literarios nos dan una novela extraordinaria que se puede considerar un prodigio de ideas que forman un todo sin presentar fisuras. El caballero más valeroso de todo el ejército de Carlomagno es una armadura vacía, sin nadie adentro. Aguilulfo no existía, sólo con fuerza de voluntad y convicción se forjó una identidad para combatir contra los infieles. Si le preguntamos a Aguilulfo ¿cómo es posible que aun no existiendo, sea soldado del ejército del rey? él nos responde: “porque tengo voluntad de hacerlo, y fe en el ejército de su majestad…”.

Título: El Librero de Kabul Autor: Asne Seierstad Síntesis: Relato de la periodista noruega Asne Seierstad quien permaneció en la capital afgana donde escribió este libro exponiendo los problemas de una cultura a través de la familia Khan con la que convivió varios meses después de la caída del régimen talibán y durante la ocupación estadounidense. El jefe de la familia se dedica a una profesión que supone un peligro para quien la ejerce en Afganistán: la de librero. Nos acercamos así a una historia vista con profundidad y sensibilidad sobre la vida de los afganos, sus odios, y los grandes problemas de las mujeres. Asne llegó a Kabul en noviembre de 2001, y en una librería conoció a un hombre elegante y canoso. Después de tres semanas en medio del polvo y de hablar sólo de tácticas de guerra y avances militares, fue un alivio encontrar con quien hablar de literatura e historia. Volvió a menudo a mirar libros y seguir conversando con el librero hasta que un día la invitó a cenar con su familia, y así días después se instaló a vivir con ellos quienes la recibieron con los brazos abiertos.


PARA HACER CUANDO NO HAY NADA QUÉ HACER

Una mirada hacia el norte del estado Por: Fernando Navarro Mata, Coordinador de sistemas del Liceo de Monterrey

La afición a la montaña brinda la oportunidad de convivir sin tensiones y de sorprendernos con las maravillas de la naturaleza. El ritmo de vida acelerado característico de las grandes ciudades puede llevarnos a admirar lo creado sólo a través de documentales en una gran pantalla de brillantes colores. En Monterrey somos privilegiados de contar con cercanos e innumerables parajes campestres y de montaña donde poder recrear nuestro espíritu y nuestro cuerpo. Sin embargo, solemos identificar montaña con Chipinque o parajes de la sierra de Santiago. Es verdad: en esa cordillera existen paisajes inigualables, pero también es cierto que al norte del Estado tenemos cumbres con una belleza diferente y fascinante. En los municipios de Hidalgo, Mina y García, tan cercanos a nuestra ciudad se admiran los contrastes del desierto y bosques de pinos. Flora y fauna conviven en un fuerte contraste de temperaturas, vientos y formaciones geológicas que hacen de estos parajes una experiencia única. Tal es el caso de la sierra del Fraile, con sus recorridos, cumbres y parajes desconocidos para muchos. En la zona no es infrecuente encontrar fósiles marinos como caracoles, amonitas e incluso pequeños vertebrados petrificados. Sin embargo, para que la expedición a montaña sea una experiencia especial no es suficiente lo anteriormente descrito. Se requiere ir acompañado de alguien que conozca la ruta, e ir preparado para lo inesperado y con las previsiones prudentes. Concretamente, para las cumbres desérticas es necesario llevar un

botiquín, protección contra el sol, suficiente hidratación, comida energética de marcha y de cumbre, lámpara, un silbato para ser ubicado, un espejo y teléfono celular. Un GPS también es útil para retornar por la ruta correcta, esto es especialmente recomendable en días de niebla. En rutas poco trilladas siempre es útil dejar marcas con piedras o listones. Es recomendable visitar las cumbres desérticas en otoño e invierno, ya que el clima es mas benigno y los reptiles suelen hibernar por lo que hay menos posibilidades de un encuentro desagradable con esos animales. Las expediciones brindan también una oportunidad especial de convivir de una manera diferente con la familia, amigos y compañeros que nos acompañan. Es ocasión de ejercitar la solidaridad con quien le cuesta un poco más el ascenso, el espíritu de servicio al esperar a quienes se retrasan, o al ir marcando la ruta a quienes nos siguen. Durante los recorridos es muy gratificante detectar los paisajes, las perspectivas, los contrastes de luz que

se pueden inmortalizar a través de una buena fotografía. Así mismo, observar el lugar donde se pisa nos permite encontrar desde diminutos cactus y demás flora desértica, fósiles pétreos, observar las formaciones rocosas que a través de miles de años se han erigido o estar alerta ante algún animal peligroso como puede ser una serpiente. La montaña es un lugar de encuentro consigo mismo, con los demás y con la naturaleza donde lo importante es el enriquecimiento del cuerpo y del espíritu, logrado de manera acompañada y cuidando el entorno natural que debe permanecer para las generaciones por venir. Algunas de estas cumbres y rutas del norte del Estado se encuentran en Mina, Nuevo León, tales como: La Palmitosa, Cerro de la Popa y Cumbre la Tía Chena. En Hidaldo, N.L. podemos encontrar El Toro y Potrero Chico. En García, N.L. el Recorrido Everest, la Cumbre Cabeza de Sapo y la Mesa de Pinos. Liceo de Monterrey : 41


EL LICEO EN NÚMEROS

Resultados académicos de excelencia internacional. Por: José Portillo, Director Académico y de High School del Liceo.

• 24 becas otorgadas a los alumnos graduados del Liceo de Monterrey (generación 2011): • 9 Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). • 13 Universidad de Monterrey (UDEM). • 1 Universidad Panamericana (UP). • 1 Facultad de Libre de Derecho. • 2 alumnos graduados continuaron sus estudios universitarios en el extranjero: • Universidad de Texas, en Texas, Estados Unidos. • Universidad de Navarra, en Navarra, España. • 2° lugar en matemáticas a nivel estatal de un total de 294 preparatorias, en la prueba de ENLACE Media superior. • 4 alumnos con calificación perfecta en el examen de matemáticas de Bachillerato Internacional. • Héctor Castellanos Barrón, alumno de I de High School, obtuvo la medalla de bronce en la Olimpiada de Física organizada por la Sociedad de Física de Nuevo León, en noviembre de 2011. • León Fernando Vázquez Castillo, alumno de III de High School, fue premiado la noche del 25 de enero, con el Harvard Prize Book 2012. Ésta es la segunda ocasión en que un alumno de High School del Liceo, logra esta distinción. • Elmer Guardado Sánchez, exalumno recién graduado obtuvo una medalla de bronce en la 42° Olimpiada Internacional de Física, en Tailandia.

24 becas otorgadas a los alumnos graduados del Liceo de Monterrey, generación 2011. El promedio de la generación resultó por encima de la media mundial.

Liceo de Monterrey : 42

26, 52% Beca

24, 48% Sin beca


EL LICEO EN NÚMEROS

Dar a los demás lo mejor de uno mismo. Por: Guillermo Carrera, Coordinador de Actividades Extracurriculares de High School.

• 16,092 horas fueron dedicadas al Programa de Creatividad y Acción Social que forma parte del currículum del Diploma de Bachillerato Internacional que ofrece el Liceo. • 380 proyectos de labor social en los participaron las últimas 2 generaciones de alumnos graduados del Liceo. • 150 es el mínimo de horas de servicio social que un alumno del Liceo tiene que cubrir para poder graduarse. • 259 horas las que en promedio han dedicado los alumnos del Liceo a atender a personas necesitadas. • 14 asilos, hospicios y hospitales que han visitado los alumnos de Middle School durante los últimos 2 años. • 133 visitas de grupos de alumnos del Liceo a enfermos, ancianos y niños huérfanos. • $550,213 la cantidad de dinero recolectado en los últimos 4 ciclos escolares como donativo para la Ciudad de los Niños de Monterrey A.B.P. Liceo de Monterrey : 43


EL LICEO EN FOTOS

Clásico Regio

La euforia se vivió en ambos bandos.

Alberto Ribé Polina, Eduardo Ortíz Cantú y Marcelo Maraboto Pérez.

Gustavo Arreola Álvarez, Ismael Herrera Cantú, Héctor García Garza, Tadeo Willis Lozano y José Luis González Saenz.

Profesores “Tigres” y “Rayados” se miden previo al partido profesional.

Ever Alberto Vásquez Castro, Alejandro Reynoso García, Oscar Alejandro Leal Garza y Alfonso Alderete de la Cruz. Liceo de Monterrey : 44


EL LICEO EN FOTOS

Liceo´s Universities Fair

Gerardo con sus papás José y María Olivia Hernández Villarreal.

José Marcos con sus papás José Marcos y María Adelfa González Canales.

Claudio y Elmer con sus papás Elmer y Hortensia Guardado Sánchez

Alberto con sus papás Alberto y Martha Patricia Riojas Garza.

Universidades extranjeras como Harvard o la U. de Navarra estuvieron presentes.

Diego Pico Canales, Alberto Riojas García y Carlos Núñez Alfaro. Liceo de Monterrey : 45


EL LICEO EN FOTOS

Día de Los Abuelos Nelly Sofía Elizondo Gutiérrez con sus abuelitos Nelly y Jesús Gutiérrez Gutiérrez.

José Guzmán Cantú con abuelitos Raymundo y Olga T. de Cavazos.

Karina Isabel González Quezada con sus abuelitos Carmen y Pedro Quezada Ortiz.

Sebastián Huezo Sepúlveda con sus abuelitos María del Roble y Edgardo Sepúlveda Marroquín.

Alejandro Díaz Javelly con sus abuelitas Rosario González de Díaz y Patricia Garza de Javelli. Liceo de Monterrey : 46


EL LICEO EN FOTOS

Santiago Barrera Elizondo con sus abuelitos Adolfo Elizondo, Ruth F. de Elizondo, Verónica y Miguel Ángel Barrera.

Marcelo Treviño Ibáñez con sus abuelos Leticia y Mario Antonio Treviño Treviño.

Bárbara Ribé Polina con sus abuelitos Rogelio y Alicia Polina.

Rodrigo Galván Cantú con sus abuelitos Lulú Guajardo, Esthela y Guillermo Galván Gracia.

Sebastián González Larragoity con sus abuelitos Bertha Alicia y Gerardo Larragoity González. Liceo de Monterrey : 47


EL LICEO EN FOTOS

Fiesta Deportiva del Kínder Mauricio y Mariana con sus papás Enrique y Lety Chinchilla Rodríguez.

El equipo de maestras del Kínder realizó un excelente trabajo.

Marcelo Kirchner Rodríguez con sus papás Rodolfo y Laura Kirchner Rodríguez.

Jesús Aurelio y José Francisco con sus papás Jesús Francisco y María Cecilia Lugo Ramos.

José Patricio y Eugenio con sus papás José y Susana Patricia Rodríguez Díaz.

María Ángela Guerra Montemayor, Karina Isabel González Quezada y Mariana Lumena Chávez Olivas.

Liceo de Monterrey : 48


EL LICEO EN FOTOS

Los peques de Maternal A y B saludando a sus papás.

Felizardo Elizondo Lozano, Juan Pablo Franco García y Rodolfo Kirchner Rodríguez.

Patricio y Nelly con sus papás Patricio y Nelly Elizondo Gutierrez.

Juan Pablo con sus papás Ricardo y Susana Margarita Berlanga Martínez.

Diego y Carola con sus papás Alberto y Bárbara Ribé Polina.

Los pequeñines pusieron su mejor esfuerzo por agradar a sus papás.

Las carreras fueron de las pruebas más aplaudidas. Liceo de Monterrey : 49


EL LICEO EN FOTOS

Festival Musical de Navidad

Bárbara Ribé Polina, Renata Macías Benavides, Eugenia Chereti Acosta, Karla María Sada Coss y Marcelo Treviño Ibáñez.

Mauricio Garza Leal, Mauricio Bremer Sada y Roberto Sebastián González Hinojosa.

Mateo Ceniceros Ramos. Liceo de Monterrey : 50

Isabella Molina Escobedo, Santiago Barrera Elizondo, Lidia Carolina Ayala Ibarra y Israel Alexander Garza Aguilar.

Juan Pablo de los Santos Miguel, Eugenio Rodríguez Alcántara, Rodrigo Hernández Yunes y Alejandro Tallei García.


EL LICEO EN FOTOS

Todos los pequeñines cantaron con gran emoción.

Andrés Rodríguez García y Bernardo González Cantú.

Sebastián Cruz Lajud, Nicolás Pontón Garza, María Andrea Arroyo García, Eugenio Rodríguez Díaz, Emilio Martínez Ríos y Diego González Aleu Sáenz.

Carola Ribé Polina e Israel Alexander Garza Aguilar.

Karla María Sada Coss, Eugenia Chereti Acosta y Valeria Guzmán Hernández. Liceo de Monterrey : 51


EL LICEO EN FOTOS

Gala Navideña

Elisa del Ángel de Pérez, Patricia Villarreal de Furber y Berthalicia Lozano de García.

Ana Cecilia Ruiz de Martínez y Lydia Zulema González de Tijerina.

Martha Inés García de Rodríguez, Ana Gaby Cantú de Galván, Norma Acosta de Chereti, Graciela Hernández de Guzmán, Lizzet Sandoval de Villegas y Susana Patricia Díaz de Rodríguez.

Erika Sáenz de González Aleu, Gabriela Ayala de Odriozola y Mariana Velázquez de Garza.

Liceo de Monterrey : 52

Mayela Flores de Páez, Leticia Zertuche de Morales y Josefina Furber de Sepúlveda.

Marcela Garza de Mateos, Susana Margarita Martínez de Berlanga y Marlen Lizeth López de Elizondo.


EL LICEO EN FOTOS

Martha Sánchez de Troncoso, Lizzet Sandoval de Villegas y Martha Patricia Flores de García.

Jissell Vela de Williams, Yolanda Hernández de Guajardo, Elizabeth Barrera de Martínez, Mónica Martínez de Lozano, Georgina Ortiz de Espino y Claudia Bautista de Islas.

Edith Fernández de Tattersfield, Rosario Castillo de Romo, Mónica Farías de Oceguera, Edith Gutiérrez de Camargo y Amparo Lara de Castañeda.

Mayela González de Giasi y Claudia Pérez de Rojas.

Zalma Hinojosa de González, Bárbara Cervantes de González y Marinés González de Leal.

Ana Gabriela Cantú de Galván, Lorena Martínez de Sánchez y Carolina Macías de Valerio. Liceo de Monterrey : 53


EL LICEO EN FOTOS

Conferencia y Entrega de Calificaciones

Jorge Humberto y Yolanda Rosalía Guajardo Hernández.

Luis Fernando y Sylvia Maldonado Sepúlveda, Edgar Horacio Maldonado Morfín, Humberto y María del Rosario de la Garza Martínez, Clara Alicia García de Maldonado.

Marco Antonio y Jazmín Dávila Nieto, Arturo y Mónica Castelló García.

El ingeniero Javier Peraza Mendivil.

Liceo de Monterrey : 54

Carlos y Alicia Margarita Anastás Ruy Sánchez.

César y Mónica Cantú Chapa.

José Antonio y Oralia Patricia Furber Villarreal.


EL LICEO EN FOTOS

Día del disfraz en Kínder

No podían faltar los personajes de Mario, Luigui y la princesa.

Sarahí Ortiz, Ángela Cantú, Emilia Fano, Ana Paula Baños, Miss Mariana Torres, Miss Mónica Aguirre y Miss Maribel Palacios.

Este es uno de los días más esperados por los pequeñines.

Valeria Guzmán, Marisa González, Roberta Alanís, Ericka Martínez, María Paula Saavedra, Miss Vero Montemayor y Miss Lynda Belloc.

Llegaron muchos personajes del Capitán América.

Y la fuerza los acompañó a estos chiquitines.

Liceo de Monterrey : 55


EL LICEO EN FOTOS

Recitales Musicales en Elementary School

Pablo Francisco Medina García, Patricio Andrés Salazar Berazaluce, Mauricio Javier Galván Villarreal, Pablo Emilio Hernández Sada, Mauricio Torres González, Marcelo Alejandro Bueno Arriaga, Arturo Díaz Garza.

Luis Horacio Macías Arreola.

Todos se prepararon para dar un buen espectáculo. Liceo de Monterrey : 56

Mauricio Torres González.


EL LICEO EN FOTOS

Luis Andrés y Oscar Enrique de la Paz Cuéllar.

Emiliano Rangel Ortegón y Jorge Alberto Benavides Treviño.

El Coro del Liceo también tuvo su participación.

Arturo Díaz Garza.

Santiago Álvarez Castro.

Pablo Emilio Hernández Sada.

Diego Andrés Lozano Dibildox. Liceo de Monterrey : 57


EL LICEO EN FOTOS

Gran Posada Familiar No podía faltar la piñata.

Bernardo con sus papás Claudia Mayela y Eduardo Giasi González.

María Ángela y Mauricio Juventino con sus papás Mauricio y Patricia Guerra Montemayor.

Alejandro, Gerardo y Magda Celina con sus papás Magda Celina y Gerardo Lee García.

Gustavo y Regina con sus papás Gustavo y Alejandra Arreola Álvarez.

Daniel, Paula, Lisa y Miguel con sus papás Daniel e Ivonne Cantú Elizondo. Liceo de Monterrey : 58

Alejandro Javier Guzmán Cantú, Laura Herminia y Salvador Valdés Jaramillo con su hijo Salvador.


EL LICEO EN FOTOS

Marcelo, Regina y Ana Isabella con sus papás Gabriela Lourdes y Vicente González Quijano acompañándolos Karen Herrera.

Abel Leal Harsanyi, Julio Arturo Sepúlveda Ramírez, Abelardo Fuerte Beyer y Enrique Alberto Gutiérrez Valdez.

Yeyo debutó como actor en la pastorela.

Félix Mario Villarreal Vera, Adrián Martínez de la Torre, Ricardo Ortega González, Heriberto Braulio Wolniewitz Terrazas y Rodrigo Monelongo Pinales.

El coro de los pequeños del Kínder también tuvo su participación.

Emilio y Eugenio con sus papás Beatriz y Pedro Portillo Morales. Liceo de Monterrey : 59


EL LICEO EN FOTOS

Posada de Hijos del Personal de Intendencia y Vigilancia José María y Juan Manuel con sus papás Juan Manuel y Olga Lydia Martínez Ramírez.

Ian Gabriel pegándole a la piñata.

Leslie Sarahí con sus papás Nora Idalia y José Alfredo Facio Espinoza. Liceo de Monterrey : 60

Marcos Saúl Sánchez Cortez y sus hijos Ian Gabriel y Alan Saul Sánchez Mendoza.

José Portillo Ponce, Sergio Alejandro Lara Silva, Guillermo Septién del Cueto, Mauricio Moriss Camacho Assad, Gabriel Cobos Schuett, Guillermo Carrera Pedraza, Javier Gerardo Leal Luna, Ever Vázquez Becerra y Andrés Marcelo Garza Cantú.


EL LICEO EN FOTOS

¡Eeen el nombre del cieeelo!

Estefany Deyanira González Morales.

María Santos y José Julián Villamar Torres.

Martha Reyes Dávila, Graciela Ramos Guerrero, Julia Flores Garza, Verónica de los Ángeles Montemayor Dávila, Laura Ibarrarán Garza y Jordana Aguilar Vázquez, quienes presentaron una obra y concursos para divertir a los niños.

András Miller Ayala y Luis Daniel Guerra Bonilla. Liceo de Monterrey : 61


EL LICEO EN FOTOS

Posada del Personal

Álvaro Fuentes Sancho, Luis Alfonso Hernández González, José Carlos Garza Godina, Jorge David González Díaz, Ever Alberto Vásquez Castro, Hugo Alberto Oviedo Sáenz, Hugo Antonio Chaires Cedillo y Gilberto Montes de Oca Garza.

Lydia Santos Alanis, Irma Lilia Gil Anguiano, Maribel Palacios Guerrero, Mónica Aguirre Chapa, Alma Hernández Mauricio, Judith Degollado Ramos, Julia Flores Garza, Andrea Martínez Rodríguez, Gabriela Torres Lucio y Mariana Torres Alcalá.

José Israel Lozano Villalobos, Alfredo Castillo Arreaga, Martín Alejandro Espinoza Álvarez y Jaime Ruiz González.

Liceo de Monterrey : 62

Jordana Aguilar Vázquez, Martha Reyes Dávila, Ana Correa Azuara, Monica Sepúlveda Garza, Griselda Ábrego Ramírez, Andrea Altamirano Durán, Laura Ibarrarán Garza, Lynda Belloc Garza y Teresa Guerrero Fabián.

Christian Musto, Guillermo Carrera Pedraza, Adolfo Leal Garza, Mario Soltero González y Jonathan Portillo Romero.

José Pedro Castañeda Salas, Jorge Luis Torre Axtle, Guillermo Fuentes Almendarez, Juan Martín Treviño Obregón, Jorge Octavio Pérez López, Alexandro Abiud Pérez López, Isaac Israel del Real Vargas, Gerardo Varela Román, Rodrigo Hernández Araiza y Jesús Téllez Calvillo.


EL LICEO EN FOTOS

David Humberto González del Toro, Rafael Gómez Cavazos, Juan Francisco Vega Bernal, René Javier Mendoza Puente, José Israel Lozano Villalobos, Martín Alejandro Espinoza Álvarez y Jaime Ruiz González.

Adolfo Leal Garza, Mario Soltero González, Guillermo Carrera Pedraza, Christian Musto, José Portillo Ponce, Mario Sánchez Monroy, Rubén Prieto Morales, José F. Guzmán Morales, Álvaro Fuentes Sancho, Gualberto González González y Jonathan Portillo Romero.

Cristina María González Fuentes.

Jesús Cortez Rodríguez y José Salvador Portillo Ponce.

José Salvador Portillo Ponce, Ever Alberto Vásquez Castro, Adriana Gabriela Torres Elizondo y Alfonso Alderete de la Cruz. Liceo de Monterrey : 63


EL LICEO EN FOTOS

Fiesta Académica y Clases Públicas - Elementary School

Adrián Gerardo Baltazar Cantú, Jesús Marcelo Garza Villarreal, Américo Maiz Elizondo, Marcelo Torres Iruegas, Marcelo Vázquez Chapa y Fernando Adrián García Flores.

Emiliano Rangel Ortegón, Juan Diego Zubieta Rubio, Daniel González Ortiz y Fernando Llaguno Gil.

José Emiliano Villarreal de la Garza, Rogelio Treviño Castro y Gabriel Ruiz Miller.

Liceo de Monterrey : 64

Emiliano Treviño González y Gabriela González de Treviño.

Eugenio Manuel Treviño Sánchez, Eugenio Gabriel Lozano Benavides y Alfonso Partida Flores.


EL LICEO EN FOTOS

Adrián Flores Villa Toro, Pablo Miguel Llaguno Salazar, Juan Pablo Díaz Medellín y José Ramón Poo Ramos.

Luis Andrés de la Paz Cuéllar, Juan Pablo Rentería Zapata, Jesús Rocher Dávila y Carlos Martínez Garza.

Jorge Garza García, Pablo Espino Ortiz y Andrés Elizondo Treviño.

Ricardo Gutiérrez Galván, Eduardo Daniel Quintanar, Mauricio Guerra Bonilla y Juan Pablo Vela Saldívar.

Juan Gerardo Morales Watts, Alejandro Garza Durón y Rodrigo García de la Garza.

Marcela Torres de Meléndez y Diego Meléndez Torres.

Liceo de Monterrey : 65


EL LICEO EN FOTOS

Final Torneo Exalumnos

Julio de la Fuente, Alejandro Elizondo Garza, Mauricio Rodríguez Alanís y Jaime Martínez Sada.

Mauricio Rodríguez Alanís, Gerardo Talamás Handal y Jaime Martínez Sada.

Equipo Subcampeón “Los imposibles”.

Liceo de Monterrey : 66

Manuel Villegas Akena y Bernardo Martínez Sada.

David de Urquidi García y Gerardo Talámas Handal.

El equipo Campeón “Manuel García”.


EL LICEO EN FOTOS

Torneo Arawaks Corral y Fiesta de Disfraces

Fabrizio Ramones y Manuel Villegas.

Ganadores concurso de disfraces.

Diego Villarreal, Rodrigo Treviño y Gerardo García.

Patricio Alberto Garza Villarreal y Ramón Villegas Sandoval.

Rodrigo Díaz y Jesús Alemán.

Equipos Finalistas.

Liceo de Monterrey : 67


EL LICEO EN FOTOS

Posada Familiar y Labor Social

Alberto Riojas, Carlos Arizpe, Marcelo Guerra, Emilio Llaguno y José Carlos Lozano.

Deporte, diversión y amistad son ingredientes que no faltan en el Club Arawaks.

Mario y Guadalupe Ortega González

Socios de quinto en el oratorio.

Zamira y Jesús Cruz Mussi.

Liceo de Monterrey : 68

Arturo Vela y Guillermo Vizcaya.


TE ACUERDAS CUANDO

Labores Sociales

1993. Parroquia de San Nicolás de Bari, Escobedo, N.L Las mamás entregando los juguetes para los niños. 1993. Niños de la parroquia de San Nicolás de Bari, en Escobedo, N.L esperan los regalos recaudados por las familias del Liceo.

Las labores sociales siempre han estado presentes desde la fundación del colegio.

2000. Visita de alumnos del Liceo a una casa hogar.

Liceo de Monterrey : 69


RUGIDOS

RUGIDOS Miss Alejandra Escobedo, maestra de Maternal B y mamรก de Isabella (MA) y Alejandro (3KA).

Liceo de Monterrey : 70


Familia Liceo #2  

Ravista Liceo de Monterrey

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you