Issuu on Google+

CAMPUS PARTY EN QUITO La feria tecnológica más importante en el mundo llegó a Quito el pasado miércoles 19 de Octubre y tuvo una duración de 5 días.

CARLA CIFUENTES


EL CAMPUS PARTY SE VIVIÓ 5 DÍAS EN QUITO

Cemexpo abrió sus puertas a uno de los eventos más grandes de tecnología, ocio y cultura digital en el mundo el pasado miércoles 19 hasta el domingo 23 de octubre. Alrededor de 2000 jóvenes pudieron compartir conocimientos, asistir a conferencias y demás actividades que se ofrecieron, entre ellos, 1200 participaron en la gran acampada que se realizó como parte del evento. El lugar se encontró dividido en dos segmentos; la parte delantera en la que se realizó el campus y la parte trasera en la que se organizó la feria tecnológica. La entrada a la feria tuvo un costo de 2 usd mientras que la entrada al Campus Party tenía acceso limitado para los campuseros participantes, prensa, invitados y personas que se inscribieron previamente para asistir al evento.


LA FERIA DEL CAMPUS PARTY

En la feria se exhibieron alrededor de 20 stands con productos relacionados a las innovaciones tecnológicas y de ciencia. A los parqueaderos del evento llegaban buses con personas de diferentes provincias y estudiantes de varios colegios de la capital y de otras provincias de igual forma. Manuel Hinojosa, estudiante de sexto curso del colegio Eugenio Espejo, comentó que la feria es un aporte importante para quienes se siente atraídos por la tecnología, “soy de las personas a las que les apasiona los avances tecnológicos, y estar en esta feria es definitivamente un complemento a lo que diariamente se vive en este mundo cada vez más mecánico, me interesa conocer más a fondo cómo son los procesos y los avances que se realizan en la tecnología”. Los stands más visitados fueron los relacionados a la telefonía y a la utilización de computadoras. Movistar, empresa auspiciante del evento, dedicó su espacio a la “Seguridad en red” que direccionaba su objetivo a captar la atención de jóvenes para explicarles la importancia de mantener su información protegida, ejemplificándolo con el uso adecuado de las redes sociales como Facebook. Gina Brito, expositora del stand, comentó: “Me parece


importante que los chicos sepan cómo cuidar su información y conozcan los riesgos de no hacerlo, pues hoy en día es muy común encontrar información no solo de gustos, sino de lugares que frecuentan, números de contacto, direcciones y demás que ponen en riesgo la seguridad de ellos mismos”.

V

arios asistentes, entre estos la mayor parte estudiantes de colegios, tuvieron la oportunidad de participar dentro de los programas que se ofrecían, como en el caso del Yasuníitt que aportó con la exposición de la importancia por el cuidado de los recursos naturales y la opinión acerca de estos temas por parte del público.

La feria cumplió su objetivo al finalizar, que era la promoción y aporte tecnológico, según Andrés García, voluntario del evento, “la gente reflejó interés y participación estos 5 días, no hubo mayores problemas, la organización fue la base para que se pueda desarrollar el evento y por supuesto el apoyo de seguridad fue indispensable”.


EL CAMPUS PARTY

Uno de los mayores eventos tecnológicos se realizó en Quito con la participación de 2000 jóvenes, que en su gran mayoría viajaron de diferentes provincias al encuentro en la capital.

L

os participantes fueron organizados entre campuseros y asistentes al evento, entre los cuales 1000 consiguieron la inscripción para poder adquirir una carpa de 800 que se conformaron para quedarse los 5 días dentro del campus y así aprovechar las diferentes conferencias que se ofrecieron y al mismo tiempo demostrar sus habilidades tecnológicas en los concursos que se organizaron. El costo de la inscripción fue de USD 50, y los asistentes que deseaban acampar tenían que pagar un valor extra de USD 10 , y USD 50 más por el servicio de comidas diarias que se brindó para el evento, es decir, que un campusero necesitó de USD 110 para participar los 5 días.


Dentro del campus se pudo observar en la parte central la plataforma tecnológica conocida como “cerebro tecnológico” que brindó la posibilidad de conexión a los 2000 participantes a internet a una velocidad nunca antes vista de 3 gigabytes, lo que permitió una nueva experiencia de conectividad. Dos de las conferencias más importantes fueron las del primer “cyborg” Neil Harbisson quien se presentó el viernes y uno de los “hacker” más legendarios del mundo, Kevin Mitnik, quien ofreció su conferencia el día jueves. El viernes, Neil Harbisson, primer “cyborg” brindó una conferencia en la que explicó el funcionamiento del implante de un ojo electrónico que le permite reconocer los colores mediante el sonido. Harbisson sufre de acromatopsia, una enfermedad genética que le impide ver los colores, a partir de esto decidió realizarse el implante.

Desde el 2004 utiliza este sistema cibernético que le permite distinguir los colores mediante notas musicales. El día anterior a su conferencia se confundió entre los campuseros y asistentes para compartir su experiencia y conocer a los asistentes ecuatorianos. En su conferencia realizó demostraciones de cómo funciona su ojo electrónico y cómo es el mecanismo que se realiza.


Entre los asistentes al evento se contó con la presencia del Vicepresidente Lenin Moreno, quien demostró interés en este avance tecnológico y comentó que el gobierno de turno estaría muy interesado en apoyar al uso de este aparato para personas no videntes, a lo que Harbisson comentó que sería muy interesante que se logre la inclusión de y utilización del mismo.

En la “arena” así conocido el espacio donde los campuseros se instalaban, se podía observar la concentración que cada uno le dedicaba a su experiencia no solo la velocidad, sino también emprender juegos en línea. Los “pufs” y sillones eran los más requeridos para la instalación y comodidad de estos jóvenes.

La presencia no fue solo de hombres, más de 200 mujeres participaron también en este evento, quienes aplican la tecnología para las diferentes áreas de estudio como el diseño, la electrónica y mecánica.


campus party