Page 1


yo, Ooth’ilco, me vengo arrastrando, volando bajo entre las matas. Juro que voy camuflada, pero sé que mis brillos propios y mi extranjería destellan erráticos a su antojo y ritmo. Luego de tragar medio continente vengo a hacer la digestión, confiando en los jugos tínticos y su promesa de aliviarme. Si ahora quisiera volar, no podría, viajo demasiado pesada. Elegí la lengua de mi tierra, todavía me visto con la piel antigua. No me aprieta, no me disgusta, pero me pica. acá en la base del cuero cabelludo, me pica…. debe ser que no soy yo. Cuando digo mi tierra, digo mi cuerpa, digo yo. Y es que las crecidas en grandes ciudades somos plantas en macetas, tal como se llama otro libro que imaginé.


A la Flor Marina, generosas de polen y semillas


El inicio de los tiempos El viaje partió conmigo o yo partí con el viaje. Venía inscrito en el ADN nómade de las ancestras y los ancestros de mi tierra y en el aventurero occidente que continúa cruzando el atlántico en busca de la ciudad perdida. Si había algo en común entre quienes me llaman hija era su amor por los espacios abiertos.. Quién sería yo si no hubiese escuchado el croar de las ranas en la Carretera Austral, si no me hubiese acostado de espaldas a mirar el cielo en medio de una carretera en el desierto de Atacama.....si no hubiese sentido ese temor frío recorriendo mi columna al leer el letrero de la Copec: próxima estación a 345km… Quién sería yo si no me hubiera tenido que bajar con mi abuela, mi hermana, mi madre, para subir el cerro en medio de la tormenta, para que


el auto de ciudad pudiera trepar la pendiente campestre, demasiado pendiente y demasiado embarrada. Quién sería yo si no hubiese visto a mi padre batallar con llantas pinchadas, con frenos cortados, con neblinas y sueños comehombres, con estanques de gasolina que se desprenden, con caballos armados de borrachos peleando las carreteras.... Quién sería sin la pausa debajo de un árbol para compartir la alegría del pan con bistec, ajo y comino, el tomate con sal y el huevo duro, el cafecito caliente, nunca demasiado caliente… Quien sería yo sin los regresos con fiambre de pollo, pan amasado y tortillas de rescoldo Quien sería, ¿Quien sería?


Contra Tuve la oportunidad de iniciar antes, quise, antes, años antes. Pero el apego, tonto apego, me impidió tomar tamaña decisión. La comodidad y la costumbre, el miedo, Miedo no a la gente de más allá de la frontera, sino que a la gente de MÍ frontera. Me horrorizaba la vuelta, partir de cero...hoy me parece inverosímil mi temor quinceañero... …………………... …...no entendía que lo que no soy no es importante…..


tiempos Más tarde tuve la mala suerte de toparme con un des-graciado – ¿te das cuenta de lo superficial de lo que estás diciendo?- dijo. Y yo, escuché. De haber sabido que cargaba piel de Mantis, luego de copular le habría arrancado la cabeza de un mordisco… …no sabía que la tenía… Ahora lo sé


Ahora lo sĂŠ


Ahora lo sĂŠ


¡Ahora! – ‘yo quiero trabajar con mi gente, con mi tierra’- Dijo una de mis amoras, Sonreí, la frustración adquirió sentido. La energía por fin fluye desbocada, y en la felicidad delirante de poner el hombro para sembrar la propia tierra, pasan los años y aparece, por fin, el cansancio, del cansancio, nace el derecho a descanso. Falta aparente de coherencia entre volar y las pesadas herramientas que pusieron en mi cuerpo más de 27 años de disciplinamiento en aulas y pasillos. Una vez recorridos, sufridos y disfrutados todos los caminos de mi deber ser, tanto el regalado como el propio, vuelvo a escuchar la inquietud que había acallado con pequeñas píldoras, ruge nuevamente el tedio, la desesperanza, no es suficiente, no es suficiente ahora ya estoy grande, ahora tengo fuerza para cargar con mi propio peso…. ahora tengo magia… partí


y lo que antes fue llamado locura, pasó a ser lo real y lo cotidiano, el absurdo

*“¿Quién me dará algo para fumar, o casa en qué dormir?” (Charly)

conocerse

Podía ser libre, pero no podía ignorar mis ramificaciones. Por más que partiera sola, no soy sola. y lo que había hecho a pedacitos innumerables veces, quedó hecho una colcha. La llamé Gira, porque soy estrella de rock*.


y lo que antes fue llamado locura, pasรณ a ser lo real y lo cotidiano, el absurdo el absurdo el absurdo el absurdo LO absurdo


y lo que antes fue llamado locura, pasรณ


Lo sabía, aun así tardo en asimilar que era tan fácil. El sentido común lo decía, los libros sabios, las buenas historias, las brujas… Lo dura que es la vida, lo mucho que hay que sacrificarse, el dinero, la ‘estabilidad económica’….se hacen pedazos, explotan, se desintegran, cuando mi gente me ve caminar a la puerta y se despide con un ‘¿y por qué no te quedas más?’

( orden social)

ó a ser lo real y lo cotidiano, el absurdo


Y lo que antes fue llamado locura, pasรณ a ser lo real y lo cotidiano el absurdo


- DI END….. - end - ppppffff!!! :/

Cuanto sabes Cabral


Personalidad MĂşltiple (#PersonalidadInfinita)

#MujeresQueViajanSolas #OothilcoAlebrije #quipincita

#ConMovamonas

#caracauditia #MujerBallena #tipoconstrictor

#MujerVaLlena #ConMovamonxs #ConMovamonos #parbolabaras

#IshtarNova


Pequeños Relatos Alebrijes. La Previa  
New
Advertisement