Issuu on Google+

¡EL DÍA Y LA HORA! Agosto 30 de 2013

"Estén, pues, preparados, porque no saben ni el día ni la hora". (Mateo 25.13) !!Palabra de Jesús!!

»Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre". (Mateo 24:36)

»Por tanto —agregó Jesús—, manténganse despiertos porque no saben ni el día ni la hora. (Mateo 25:13)

Lo importantes es que cuando llegue el día y la hora Jesús nos encuentre preparados, despiertos y haciendo lo debido Mejor aún haciendo lo que debemos estar haciendo con toda la fuerza del amor, no con quejas ni a regañadientes. Hermoso es pensar que Dios que es Amor, que es paciente, se encarga de alertarnos una y otra vez, nos acerca con hilos de ternura, nos habla de múltiples maneras aunque no nos demos cuenta, envía Su Palabra, envía sus mensajeros, nos habla a través de sueños que nos estremecen para así apartarnos del mal camino y evitar que perezcamos eternamente

Maravilloso es contar con un Dios Padre que envió a su hijo único Jesucristo como propiciación por nuestros pecados. Que ha preparado un plan de Salvación donde nos ha dejado a Su Santo Espíritu, Paraklito para que esté con nosotros "siempre" iluminando el camino, sacándonos de las tinieblas y llevándonos a su Luz admirable.


»Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor". (Mateo 24:42)

Y ahora insiste Jesús, en que seamos conscientes en nuestro día a día de todas estas maravillosas verdades, de que mantengamos "despiertos" y estemos verdaderamente preparados en cada momento para el día de su llegada.

"Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen". (Mateo 24:44)

Y amados hermanos, dice nuestro Rabí: "Dichoso el siervo cuando su Señor, al regresar, lo encuentra cumpliendo con su deber". (Mateo 24:46)

Jairo Caracas Discípulo de Jesús


30 agosto 2013