Page 1

¡LA OBEDIENCIA DE UNO SOLO! Marzo 09 de 2014

Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron. Antes de promulgarse la ley, ya existía el pecado en el mundo. Es cierto que el pecado no se toma en cuenta cuando no hay ley; sin embargo, desde Adán hasta Moisés la muerte reinó, incluso sobre los que no pecaron quebrantando un mandato, como lo hizo Adán, quien es figura de aquel que había de venir.

Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos! Tampoco se puede comparar la dádiva de Dios con las consecuencias del pecado de Adán. El juicio que lleva a la condenación fue resultado de un solo pecado, pero la dádiva que lleva a la justificación tiene que ver con una multitud de transgresiones.

Pues si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo. Por tanto, así como una sola transgresión causó la condenación de todos, también un solo acto de justicia produjo la justificación que da vida a todos. Porque así como por la desobediencia de uno solo muchos fueron constituidos pecadores, también por la obediencia de uno solo muchos serán constituidos justos". (Romanos 5:12-19)


La desobediencia de uno sólo constituyo a muchos pecadores; el error de uno, no sólo le afecta a ese uno, tiene además repercusiones


sobre otras vidas, la desobediencia de uno afecta a otros seres, afecta a sus más cercanos, pero así también afecta a los de lejos y peor aún a su comunidad y a su entorno social. 
Es increíble pensar como los genes guardan la información de nuestros ancestros y como muchas de sus acciones erróneas hoy traen repercusiones contrarias a la generación actual, vicios de comportamientos heredados, trastornos emocionales, enfermedades orgánicas y psiquiátricas. 
Y lo peor es que esta información hoy se la transmiten a las generaciones venideras. 
Pero la buena nueva es que este determinismo genético que hasta hace poco se creía inmodificable, si se puede modificar, se puede cambiar, y que inmenso es el amor de Dios que nos invita a unir nuestro ser a Jesús, aceptar su gracia y así como por un acto erróneo de uno se puede llegar a la muerte, por medio de un acto de obediencia, de amor eterno se reciben así mismo las repercusiones de vida, felicidad, y bendición eternas. 
Porque la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios.

Amados hermanos: Reciban en abundancia la gracia y el don de la justicia que reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo.


Jairo Caracas Discípulo de Jesús

09 Marzo 2014 - La Obediencia de uno solo.  

El mensaje que nos fortalece by Dr. Jairo Caracas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you