Page 8

Atención de las Infecciones de Trasmisión Sexual y VIH-Sida y Hepatitis compartiendo y preguntarle cómo se sintió cuando dijo eso, usando un tono de voz que no implique juicio. Los consejeros deben tener plena conciencia de que, si bien brindan información, educan a un cliente en nuevas conductas o le enseñan las consecuencias de conductas sexuales de riesgo, esto no se traduce instantáneamente en la aplicación y cambio de comportamiento, ya que las emociones y los sentimientos pueden interferir con la toma de decisiones. Por lo tanto, los consejeros exploran los sentimientos y emociones del cliente y lo “sondean” para descubrir cómo reacciona ante cierta información y cómo la procesa. De esta manera, brindar información se convierte en una cuestión muy personalizada y relevante para la realidad del joven.

Ejemplo de caso: Información Limitada Gisella, una estudiante de primer año de secundaria, pregunta a la consejera si mientras está con la menstruación tiene o no mayor riesgo de quedar embarazada o de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual sin usar preservativo. La consejera la recibe con calidez, la escucha atentamente, y contesta sus preguntas con información precisa. Le explica que sí hay riesgo de embarazo durante la menstruación y que también se está en riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual, reafirmando la importancia de utilizar preservativo -especialmente condón para prevenir infecciones de transmisión sexual, como VIH- en toda relación. Las preguntas de la consejera sobre la vida cotidiana de la joven estudiante favorecieron su apertura y posibilitaron que la joven siguiera preguntando acerca de los posibles métodos anticonceptivos. La consejera los identificó junto con la joven valiéndose de folletos explicativos.

El tercer rol que Annon (1976) sugiere para los consejeros es el de dar Sugerencias Específicas (SS). El proveedor recopila la historia sexual o el perfil del joven cliente a través de la evaluación. Según Hood y Johnson (1991), la evaluación es una parte integral del proceso de consejería, y consiste en un modelo de cinco pasos que incluye: orientación del problema, identificación del mismo, generación de alternativas, toma de decisiones y verificación. Los autores explican que la evaluación suministra información a cada paso del modelo y aumenta la sensibilidad del consejero hacia el problema; también puede ayudar a prevenir otros mayores. Vernon (1993) agrega que la evaluación aporta información tanto al cliente como al profesional que la conduce. Los procedimientos de evaluación también se utilizan para ayudar a clarificar problemas y a determinar su extensión, así como para identificar las fortalezas que pueden expandirse para mejorar el desarrollo (ibid.). Vernon explicaría más adelante que el propósito de la evaluación es identificar las necesidades y prioridades que guiarán las recomendaciones para mejorar la

MODULO VIII

Página 8

ITS VIH SIDA OBS 8  
ITS VIH SIDA OBS 8  
Advertisement