Page 54

Atención de las Infecciones de Trasmisión Sexual y VIH-Sida y Hepatitis Programar una cita para obtener los resultados de la prueba. Cuando sea necesario, hacer seguimiento ese mismo día para obtener resultados de una prueba rápida.

Consejería posterior a la prueba La consejería posterior a la prueba es indispensable, sea cual sea el resultado, pues ofrece una oportunidad para hablar sobre conductas que reducen el riesgo con clientes seropositivos y negativos. Los proveedores de salud tienen que conocer las leyes locales concernientes al reporte del VIH y sida y todo lo relacionado a la confidencialidad.

Dar los resultados de la prueba y explicar que un resultado negativo no implica que el joven sea inmune a la infección, y que un resultado positivo significa que el joven está infectado y puede infectar o otros. Revisar las rutas de transmisión y estrategias de reducción de riesgo. Evaluar la comprensión del joven sobre el resultado de su prueba y su estado psicológico. Hablar sobre la posibilidad de involucrar a otras personas para que den apoyo, si es necesario. Proveer apoyo psicosocial y derivación a organizaciones de servicio social, grupos de ayuda u otros proveedores al interior de la comunidad. Proveer datos sobre centros de información sobre VIH a nivel local y nacional, si fuera necesario. Realizar derivaciones para seguimiento médico y empezar a elaborar un plan de atención INDIVIDUAL para el joven (este punto es para médicos y enfermeras; otros proveedores, como por ejemplo los consejeros, deberán derivar a médicos sensibles a la situación del joven o a hospitales al interior de la comunidad). Hablar sobre la importancia de notificar a las parejas sexuales o con las que se comparten jeringas, la opción de búsqueda de contactos (según indique el centro de salud local). Tener en cuenta el riesgo de violencia al que pueden enfrentarse las mujeres jóvenes cuando notifican a su pareja.

MODULO VIII

Página 54

ITS VIH SIDA OBS 8  
ITS VIH SIDA OBS 8  
Advertisement