Page 50

Atención de las Infecciones de Trasmisión Sexual y VIH-Sida y Hepatitis Simplificar las metas en las evaluaciones sexuales de los preadolescentes haciéndolas más fáciles de entender. Algunos preadolescentes pueden dar respuestas concretas a todas las preguntas, por lo que el consejero debe ser específico y mantener lo más simple posible el contenido y la estructura de ellas. Evaluar los conocimientos del joven sobre sexualidad humana, preguntándole si tiene preguntas acerca de sexo y/o sexualidad; ser un recurso sobre educación sexual debe ser parte del papel del profesional de salud en la promoción general de la atención sanitaria. Se considera inapropiado tratar de obtener un historial sexual de los muy jóvenes, a no ser que exista razón para creer que ya han tenido actividad sexual (Ross, Channon-Little y Rosser, 2000). Para eso se requiere de una capacitación especial y del apoyo de un psiquiatra o psicólogo infantil. Ross, Channon-Little y Rosser recomiendan que los proveedores soliciten un historial sexual a personas entre edades que fluctúen la adolescencia media y la edad adulta. Frente a un adolescente que se asume sexualmente activo, las preguntas sobre salud sexual deberían formularse.

Evaluación para embarazos no deseados e ITS Si el joven es sexualmente activo, pregunte: “¿Qué edad tienes?” (Los adolescentes más jóvenes pueden sentir temor o vergüenza al buscar información precisa en otras personas). “¿Asistes a la escuela? ¿Cómo es tu escuela? ¿Qué piensas estudiar después?” (Las jóvenes a quienes no les va bien en la escuela y tienen baja autoestima, pueden pensar que tener un bebé es una alternativa gratificante). Evaluar el conocimiento que tiene sobre el embarazo “¿Cómo se embaraza una mujer? Es decir, ¿Qué sabes acerca de cómo se embaraza una mujer? ¿Cuándo puede embarazarse (pubertad, edad, período del mes)? ¿Cómo te proteges de embarazos no planeados? ¿Estuviste embarazada? ¿Cuántas veces?” (Si es apropiado).

Consejos para hablar sobre anticonceptivos (Ross, Channon-Little y Rosser, 2000) En primer lugar, es importante asegurarse de que el adolescente se siente lo suficientemente cómodo para hablar abiertamente de sus preocupaciones sobre temas de salud sexual. MODULO VIII

Página 50

ITS VIH SIDA OBS 8  
ITS VIH SIDA OBS 8  
Advertisement