Page 1

Enfermería de Emergencias Urgencias y Catástrofes Módulo VI


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

INDICE LA PLANEACIÓN ............................................................................................................................................. 3 PELIGROS POTENCIALES Y NÚMERO DE VÍCTIMAS..................................................................................................... 3 COMITÉ DE PLANEACIÓN DE LAS MEDIDAS PARA DESASTRES EN HOSPITAL...................................................................... 4 COMITÉ DISTRITAL DE PLANEACIÓN PARA CASOS DE DESASTRE .................................................................................... 5 PLANEACIÓN DE LAS MEDIDAS DE ATENCIÓN DE LOS HOSPITALES................................................................................. 6 POLÍTICA HOSPITALARIA ................................................................................................................................ 8 CONSIDERACIONES GENERALES .......................................................................................................................... 8 LA ALERTA ..................................................................................................................................................... 8 LA RESPUESTA EN FASES .................................................................................................................................... 9 LLAMADA DE ALERTA Y AVISO AL PERSONAL ......................................................................................................... 10 ASIGNACIÓN DE PERSONAL - TARJETAS DE FUNCIONES O DE ACTIVIDADES.................................................................... 11 INSTALACIONES PARA CASOS DE DESASTRE........................................................................................................... 12 RELACIÓN DE CAMAS ..................................................................................................................................... 14 PERSONAL DE HOSPITAL .................................................................................................................................. 14 EQUIPO MÓVIL DE CIRUGÍA .............................................................................................................................. 17 NOTIFICACIÓN DEL CESE DE FLUJO DE HERIDOS ..................................................................................................... 18 TRATAMIENTO MÉDICO DE VÍCTIMAS DE DESASTRE ................................................................................... 19 SELECCIÓN .................................................................................................................................................. 19 CATEGORÍAS DE SELECCIÓN.............................................................................................................................. 19 ÁREAS DE TRATAMIENTO PRIMARIO ................................................................................................................... 20 ÁREAS DE TRATAMIENTO SECUNDARIO ............................................................................................................... 20 CAPACIDAD DE CIRUGÍA MAYOR ........................................................................................................................ 21 PERSONAL REQUERIDO EN ÁREAS DE TRATAMIENTO ................................................................................. 23 ÁREAS DE TRATAMIENTO PRIMARIO ................................................................................................................... 23 CAMILLEROS ................................................................................................................................................ 27 ENCARGADO DE LA DOCUMENTACIÓN ................................................................................................................ 28 ASIGNACIÓN DE FUNCIONES Y, RESPONSABILIDADES ................................................................................. 30 COORDINADOR EN DESASTRES .......................................................................................................................... 30 FUNCIONES POR DEPARTAMENTO Y RESPONSABILIDADES......................................................................... 34 DEPARTAMENTO DE PROVISIONES ..................................................................................................................... 34 DOCUMENTACIÓN, INFORMACIÓN Y CONTROL .......................................................................................... 36 DOCUMENTACIÓN ......................................................................................................................................... 36 MANUAL PARA DESASTRES.......................................................................................................................... 43

MODULO VI

Página 2


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

LA PLANEACIÓN

PELIGROS POTENCIALES Y NÚMERO DE VÍCTIMAS El tipo de desastre que un hospital debe enfrentar depende de los riesgos presentes en su campo de acción. La proximidad de carreteras importantes, vías ferroviarias, aeropuertos, muelles y las características de la industria local son factores que constituyen los peligros más grandes. Además, todos los hospitales deben estar preparados para enfrentarse a un desastre interno, como un incendio, una explosión o la amenaza de una bomba, y a pesar de que en algunos países desarrollados no han ocurrido calamidades en los niveles comunales, regionales o nacionales desde hace algunos años, la ola reciente de explosiones de bombas colocadas por terroristas en ciudades populosas, ha hecho que se conceda mayor importancia a la planeación de medidas para casos de desastre. Anteriormente a los atentados terroristas, muchos de los desastres ocurridos en el Reino Unido causaban menos de 50 lesionados y pocos eran los incidentes que producían más de 100 víctimas. Este patrón del número de heridos se ha repetido en los disturbios civiles del norte de Irlanda [8] (tabla 1). Los servicios de la mayoría de los hospitales se varían sobrecargados al tratar de atender a tres o cuatro personas lesionadas gravemente, que llegaran de forma simultánea, pero para fines de planeación es importante notar que el flujo promedio de heridos rara vez excederá de 100 personas. Siempre que sea posible, hay que convencer a los encargados de las ambulancias para que repartan el número de heridos entre los varios hospitales que prestan este servicio y que acepten el hecho de que su responsabilidad en la atención de las víctimas no termina cuando la ambulancia llega al departamento de urgencias. La planeación de medidas para situación de desastre es una tarea que lleva mucho tiempo, además, no es muy popular, y siempre hay una exigencia mayor respecto al tiempo y la energía de una persona. Es posible que uno o dos individuos, entusiastas formulen un plan para casos de calamidad, pero un comité eficiente de planeamiento para enfrentar dichas eventualidades, tiene la ventaja de que conjunta la experiencia de diversos especialistas de diferentes disciplinas para hacerse cargo del problema y asegurarse de que las decisiones aceptadas por todos los que participan en la elaboración de dicho programa de trabajo. El Departamento de Salud y Seguridad Social de Inglaterra (Department of Health and Social Security), en su Circular relativa a la Organización de los Servicios de Salud para enfrentar Accidentes Mayores (HC 77/1) "recomienda a las autoridades de dichos servicios de salud la instrumentación de algunas medidas para hacer frente a

MODULO VI

Página 3


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes accidentes mayores, que amplíen las pautas de orientación ya existentes, a la luz de la reorganización de los servicios nacionales de salud y de la experiencia obtenido en recientes accidentes nacionales e internacionales de grandes proporciones". La Oficina Central de la dependencia antes mencionada, también, puso en circulación un documento en el que se orienta a las autoridades locales en el planeamiento de las técnicas para afrontar situaciones de urgencia, que incluye accidentes y desastres de gran magnitud ocurridos en tiempos de paz (Circular de la Oficina Central núm. ES 7/1975). Una tercera circular del Departamento de Salud y Seguridad Social detalla las "Medidas en el Nivel Nacional que deberán tomarse para afrontar Accidentes en donde haya presencia de Radiactividad (National Arrangements for Incidentes Involvig Radioactivity, NAIR) y las medidas para la Atención de Víctimas afectadas por la Contaminación y la Radiación" (HC 76/52). TABLA 1 Número total de víctimas y número de hospitalizados después de los desastres ocurridos en Inglaterra (1951-1971) y en Belfast (1969-1972). (Según Rutherford, 1973). Número total de accidentados Incidentes < 15 15-49 50-99 Inglaterra 5 20 9 Belfast 39 5 Accidentados hospitalizados Incidentes <15 15-49 50-99 Inglaterra 12 17 3 Belfast 41 4 1

>100 8 2 >100 Se desconoce 1 9 0 -

No corresponde a este texto exponer los detalles de la planeación a nivel regional y de zonas, y tales aspectos se destinarán en las medidas aplicadas por los hospitales y distritos. COMITÉ DE PLANEACIÓN DE LAS MEDIDAS PARA DESASTRES EN HOSPITAL Todo hospital que esté preparado para atender accidentados debe contar con un comité de planeación para casos de desastre, que tome en cuenta los siguientes puntos de referencia [9]: 1. Estructurar el plan de atención hospitalaria para casos de desastre. 2. Elaborar planes departamentales que apoyen el programa del hospital. 3. Asignar tareas al personal del hospital. 4. Establecer patrones o modelos de atención médica de urgencia. 5. Llevar a la práctica y supervisar programas de adiestramiento. 6. Supervisar los simulacros y prácticas de los planes del hospital. 7. Revisar y actualizar el plan contra desastres, a intervalos regulares. El comité debe estar integrado por los siguientes miembros:

MODULO VI

Página 4


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Personal médico: Coordinador en Desastre (director) Presidente del Comité de Personal Médico del Hospital Director de la División de Cirugía Médico de Consulta encargado del Departamento de Accidentes y Emergencias Representante del Personal Médico Junior* * N. del T.: Los cargos académicos y profesionales de los médicos varían de un país a otro. No es fácil hallar equivalencias exactas en países de habla hispana para las categorías "Senior" y "Junior" de países anglosajones, y por ello hemos conservado tal designación, a sabiendas de que en una catástrofe la composición del personal dependerá de los grupos existentes, sean internos de primero a cuarto nivel (por ejemplo) o médicos de cargos y categorías más elevados. Personal de enfermería: Jefe de Enfermeras Senior Enfermeras Jefe de Sección a cargo de: Departamento de Accidentes y Urgencias Departamento de Pacientes que no Requieren Hospitalización Quirófanos Salas de Cirugía Personal administrativo y jefes de departamento: Administrador del Hospital y su Suplente Radiología, Patología, Fisioterapia, Trabajo Social, Archivo Clínico, Farmacia, Servicios Generales, Provisiones, Camilleros, Ingeniería, Capellanes, Organizaciones Civiles de Ayuda, Jefe de Seguridad y Prevención de Incendios El director del comité de planeación de un hospital para casos de desastre debe ser un miembro interesado y emprendedor del grupo de médicos de consulta elegido por el personal médico u otro comité apropiado. Como miembro del personal de consulta a cargo de las operaciones de auxilio en accidentes mayores también funge como coordinador en desastres. Muchas de las funciones del comité pueden ser desempeñadas por subgrupos de trabajo integrados por unos cuantos miembros, bajo la dirección del coordinador para casos de desastre, así no es necesario reunir frecuentemente de todo el comité. COMITÉ DISTRITAL DE PLANEACIÓN PARA CASOS DE DESASTRE Dicho Comité es responsable del Grupo Distrital encargado de la elaboración de los planes para afrontar desastres, a nivel del distrito, y de asegurarse de la coordinación adecuada de ese tipo de programas en los hospitales y la comunidad. Sus miembros son: Representantes distritales: MODULO VI

Página 5


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Administrador Jefe de la División de Enfermería Médico Jefe de la Oficina de Medicina General del Distrito Representantes del hospital: (de cada hospital general en el distrito) Administrador Jefe de Enfermeras Senior Coordinador en desastres El director del comité debe ser un miembro interesado del personal médico de consultar, elegido por el grupo Distrital, por recomendación del Comité Médico Distrital o el Comité Ejecutivo Médico del Distrito. El comité tiene vínculos con los servicios de urgencia (bomberos, policía, ambulancias, personal de rescate); los departamentos del gobierno local (salud y bienestar públicos, encargado de los programas para situaciones de urgencia), los departamentos de urgencia del sevicio público (teléfonos, electricidad, gas y agua); los médicos generales, las sociedades para primeros auxilios, el ejército de salvación, los radioaficionados y su red de trabajo así como unidades organizadas de voluntarios (boy scouts, guías, rotarios, leones etc.) y los hospitales de los distritos vecinos. PLANEACIÓN DE LAS MEDIDAS DE ATENCIÓN DE LOS HOSPITALES Los planes a nivel hospitalario para casos de desastre incluyen tres componentes principales: 1) el tratamiento médico de los accidentados; 2) la alerta del personal, su aviso y distribución y 3) la información, el control y la comunicación. Anteriormente muchos de los planes de auxilio hospitalario eran diseñados por los administradores, pero en años recientes el interés creciente de los médicos por la medicina aplicada a las situaciones de desastres se ha reflejado en el formato y el contenido de estos programas. El manual para desastres El programa para desastres hecho por un hospital tiene varios fines; 1. Debe designar a un número determinado de personas para ocupar posiciones clave y darles instrucción suficiente para que entiendan cuales son sus obligaciones y esfera de influencia sin que tales pautas inhiban la iniciativa personal y sean tan detalladas que resulten ilegibles. 2. Otros miembros importantes del personal también deben desempeñar tareas vitales, pero las instrucciones deben ser tan explícitas y detalladas, que con ello se pondrá un freno a la iniciativa personal para que obedezcan las normas administrativas. 3. La mayoría de los miembros del personal deben saber quien es su inmediato superior a quien deben supeditarse y del cual recibir órdenes e instrucciones.

MODULO VI

Página 6


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes El manual óptimo de instrucciones para casos de desastre debe identificarse fácilmente por su cubierta, y su contenido debe estar dispuesto de modo que pueda obtenerse la información deseada en la forma más rápida posible. Un resumen breve nos proporciona una revisión de políticas y procedimientos, seguidos por anexos detallados, apéndices y tarjetas de actividades. Todas las páginas deben estar fechadas en la esquina inferior izquierda y las hojas sueltas incorporables facilitan la revisión. Para que el manual se conserve con precisión en su contenido, toda revisión obliga a cambiar la página completa y un registro de cambios asegurará que todas las copias numeradas del plan sean actualizadas.

MODULO VI

Página 7


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

POLÍTICA HOSPITALARIA CONSIDERACIONES GENERALES Una de las dificultades mayores en la planificación de tareas para casos de desastres es llegar a un acuerdo acerca de la definición de los mismos. Una situación que para los servicios de emergencia pudiera considerarse un desastre (como la colisión de un aeroplano), quizá no represente un problema para todos los servicios del hospital, si todas las víctimas mueren. Cualquier intento por fijar un número de heridos en un sitio donde haya ocurrido una tragedia o el número de ambulancias enviadas a labores de auxilio, probablemente no sea de utilidad para cada hospital, en decidir si activa o no su propio plan. La definición formulada por el Departamento de Salud y Seguridad Social de Inglaterra dice que es todo hecho que debido al número de heridos resultantes, necesita de la adopción de medidas especiales para manejar el suceso; lo anterior constituye una definición más correcta de lo que es un desastre. En opinión del autor, la más adecuada es: la llegada sin aviso alguno de un número de heridos de todo tipo y gravedad, mayor del que puede atender dicha institución con su personal o equipo en ese momento en particular. El personal hospitalario advertirá fácilmente que dicha definición, incluye la llegada de las víctimas de la colisión de dos vehículos de motor, un domingo por la noche, y los programas de atención en el puesto de salud, hospital, clínica o nosocomio, deben diseñarse para afrontar un incidente tal, de la misma manera que lo harían con un desastre típico. A pesar de que es razonable que los hospitales analicen los riesgos potenciales en su radio de acción y operación, y formulen disposiciones detalladas para atender a un gran número de heridos, afectados de una forma en particular, deben tener cuidado de no elaborar un plan demasiado rígido, y mantener a toda costa la flexibilidad. La imagen de un desastre es la de una situación de violencia y traumatismo, pero la llegada de 30 o 40 personas con gastroenteritis aguda consumirá los recursos de la mayoría de los hospitales. LA ALERTA Anteriormente muchos planes hospitalarios fracasaban porque el procedimiento de alertar a la población era demasiado confuso, o la puesta en marcha del programa dependía de una persona especificada por su nombre, quien, no se encontraba disponible en ese momento o no actuaba con la rapidez suficiente para afrontar la emergencia. En algunas ocasiones, el hospital se ha percatado de la existencia de un desastre por la llegada de un gran número de víctimas, a menudo transportadas en vehículos privados, de hecho, sin recurrir al servicio de ambulancias, con lo que se alteran los programas de distribución del volumen de heridos a los hospitales que MODULO VI

Página 8


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes prestan este servicio. La designación por su nombre de un funcionario encargado de dar la voz de alerta, es un error; esta tarea debe asiguársele a un grupo de individuos responsables, señalados por sus ocupaciones y escogidos de tal forma que la posibilidad de que ninguno de los sujetos esté disponible en cualquier momento sea mínima. LA RESPUESTA EN FASES Otra razón por la que los planes de atención hospitalaria no funcionan cuando acaece un desastre es que están diseñados para afrontar una respuesta de "todo o nada". Ello constituye un potente factor inhibitorio que impide la activación del plan en caso de una falsa alarma o en un momento demasiado tardío, para que resulte realmente eficaz en dar la voz de alerta al hospital, antes de que comience el caos. Estos problemas pueden superarse mediante una respuesta en "fases" o programada y por medio de conceder autoridad a un número relativamente grande de personas responsables para iniciar el programa. La respuesta comprende 3 fases: la llamada alerta verde moviliza al personal médico, de enfermería y transportes o camilleros de guardia para que acudan al departamento de accidentes y emergencias en caso de que llegara repentinamente un gran número de heridos. Puede alertarse a algunos jefes de departamento junto con un miembro del personal de consulta en servicio (coordinador en desastres, en turno). La autoridad para iniciar la alerta verde puede depositarse en cualquier médico del consultorio asistente de hospital (incluyendo el encargado de heridos, en servicio) cualquier jefa de enfermeras o administrador senior A semejanza de la alerta por paro cardiaco, la alerta verde se ideó para utilizarse en intervalos frecuentes, con una mínima interferencia en la actividad hospitalaria. La alerta ámbar o amarilla prepara al hospital para admitir un número variable de heridos, y es una extensión de la alerta verde que debe completarse antes. Las salas de recepción deben despejarse, y en ellas habrá personal idóneo y preparados para recibir heridos, junto con la unidad de terapia intensiva y los quirófanos (salas de operaciones). Otros departamentos iniciarán sus propios planes y así se prepararán Centros de control e información y otras áreas especiales. El personal médico de consultas en servicio acude al hospital y se encarga de su área de responsabilidad clínica, en particular. La alerta roja denota que ha ocurrido un gran desastre en la comunidad, es una extensión de las alertas verde y ámbar, pero difiere de ellas, principalmente en la escala cronológica. Los intentos para preparar planes escritos y detallados orientados a hacer frente a una catástrofe son poco prácticos, porque su tratamiento y manejo dependen de tantas variables, que la decisión solamente puede quedar en manos de los encargados de su control, en el momento preciso. Sin embargo, los aspectos principales incluyen la alerta, el llamado, y la asignación del personal fuera de servicio, así como el relevo del mismo después de un periodo apropiado de tiempo.

MODULO VI

Página 9


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes LLAMADA DE ALERTA Y AVISO AL PERSONAL El procedimiento de alertar necesita someterse a prueba frecuentemente y debe ser uno de los más seguros dentro de un plan contra desastres. Una falla en este nivel representa inevitablemente el fracaso del resto del plan. La capacidad de un hospital para reaccionar rápidamente ante un desastre depende de la hora del día y del día de la semana. Durante los "días laborales" los departamentos del hospital cuentan con todo su personal, pero la situación será muy distinta en las horas de "descanso" por las noches, fines de semana y días festivos, y en muchos departamentos se necesitará la notificación a su personal y los planes de aviso, por separado. Los métodos para alertar al personal hospitalario varían de una institución a otra. Pueden utilizarse sistemas de advertencia pública, señales con luces "codificadas" y receptores capaces de tomar un mensaje verbal, para alertar al personal clave. Muchos sistemas de recepción portátil cuentan con instalaciones de alerta para grupos, que permiten la activación simultánea de un número determinado de receptores. En algunos hospitales, puede ser de utilidad colocar una sirena en sus instalaciones. En los casos en que no se cuente con métodos mencionados o no puedan utilizarse para alertar al personal se aceptará un lapso de retraso mientras se establece el contacto por vía telefónica con las personas. En casos en que haya que avisar al personal de hospital en sus hogares, debe tomarse una decisión con respecto a quién debe encargarse de tan importante tarea. En muchos desastres el personal médico y de enfermería en servicio estará ocupado totalmente en sus labores clínicas, y la decisión recaerá en la operadora del conmutador telefónico o en los miembros del departamento administrativo del hospital. Establecer contacto con un gran número del personal no residente del hospital puede tomar mucho tiempo, y el sistema de notificación piramidal o en abanico ofrece muchas ventajas. Un método consiste en alertar a los jefes de departamentos (o a uno o dos suplentes designados), responsables a su vez de informar a los demás miembros de esa sección en particular. Cada uno de los jefes y sus suplentes, conservan en sus consultorios y hogares respectivos una lista actualizada de los números telefónicos particulares de su personal. Una gran desventaja de este sistema es que los jefes de departamento tienen que retrasar su salida hacia el hospital mientras tratan de establecer contacto con sus subalternos. Un método de alerta más complicado es el sistema piramidal de guarda, [10] en el cual las personas que no realizan un papel de importancia dentro del plan contra desastres, son los responsables de alerta al personal. A menudo esto se hace en base a una distribución geográfica. En ocasiones es posible llevar al cabo un sistema de notificación al personal operado por empleados administrativos (algunas veces situados en otro edificio) utilizando una red telefónica diferente.

MODULO VI

Página 10


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes En tarjetas actualizadas se registran nombres, direcciones y números de teléfono del personal por departamentos necesario durante una alerta inicial, y pueden concedérseles a éstos, designaciones de más alto rango, dependiendo de la importancia que tenga la persona dentro del plan contra desastres y el tiempo que tarda en llegar al hospital. Muchas instituciones tienen acceso a una computadora, en donde puede almacenarse dicha información y actualizarse en forma regular para tener presentes las renuncias, los nuevos nombramientos y en ocasiones la falta de disponibilidad del personal. De acuerdo con el departamento y la llamada previa, un registro regular se pone a disposición de los operadores del centro de aviso al personal, cuya tarea de marcar números telefónicos puede facilitarse utilizando un sistema para hacer llamadas de la oficina postal. ASIGNACIÓN DE PERSONAL - TARJETAS DE FUNCIONES O DE ACTIVIDADES Bajo la repentina tensión emocional de la alerta de un desastre, no hay tiempo para empezar a planear la asignación del personal, y las disposiciones iniciales se realizan mejor si se utilizan tarjetas de actividades y labores. Una tarjeta de actividades [11] incorpora información escrita, orientación e instrucciones para el personal de hospital (Fig. 1). Algunas de ellas pueden colocarse en un tarjetero permanente, en tanto que otras se obtienen inmediatamente en los ficheros que uno puede identificar con facilidad (Fig. 2), y se entregan a las personas según se necesitan. Una modificación del sistema de tarjetas de actividades o de funciones es útil en donde existen un número de tareas fijas por realizar, como preparar un área de tratamiento para recibir a los heridos. Las instrucciones detalladas se escriben en las tarjetas de funciones o actividades [12] y una vez completada dicha tarea, la tarjeta se devuelve como constancia, de que se cumplió con el trabajo. Las tarjetas de diferentes colores protegidas por una cubierta de plástico [13] han resultado totalmente satisfactorias, y cabe usarlas para indicar los diferentes rangos del personal (verde para los médicos; azul para las enfermeras, etc.) o para las diferentes etapas del procedimiento de alerta (tarjetas para alertas verde, ámbar y roja). Las tarjetas están escritas en un formato estandarizado y se tiene mucho cuidado en la redacción utilizada, de tal forma que las instrucciones sean sencillas y claras. Lo que para el autor de un mensaje parece una instrucción directa en una tarjeta de funciones o actividades, puede ser interpretado en forma totalmente errónea por el lector, aún bajo la poca tensión de un simulacro. En un lugar donde se asignó al personal a sus puestos en un orden predeterminado, las tarjetas se numeran y distribuyen en forma consecutiva.

MODULO VI

Página 11


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes FIGURA 1 Tarjeta de actividades DESASTRE. TARJETA DE FUNCIONES DEPARTAMENTO DE ACCIDENTES Y EMERGENCIAS Encartado de selección MR/MAE 1 Colóquese el "chaleco" con la insignia correspondiente a: ENCARGADO DE SELECCIÓN. 2 Conforme llegue cada herido asegúrese de que alrededor del cuello lleve un rótulo de identificación. 3 Evalúe rápidamente la magnitud de las lesiones e indique a la enfermera que marque en el rótulo o etiqueta de desastre: INMEDIATA, URGENTE, NO URGENTE o MUERTO. 4 No-administre tratamiento alguno en el área de selección. 5 A los heridos que se sospeche estuvieron en contacto con radioactividad, enviélos directamente a la sala de descontaminación del departamento de accidentes y emergencias (A & E), sin tocarlos. Un tablero para las tarjetas de funciones o actividades puede registrar el proceso de asignación del personal, cuando al tomar una tarjeta aparece una etiqueta que indica qué tarjeta se tomó. INSTALACIONES PARA CASOS DE DESASTRE Las instalaciones necesarias para hacer frente a un desastre están bien establecidas (Cuadro 2). El lugar donde muchas de éstas se localizan, con frecuencia resultará muy obvio, y deben utilizarse todas las áreas posibles diseñadas para esa finalidad. Sin embargo, se necesitará designar algunas secciones especiales, y su ubicación dependerá de las instalaciones con que cuenta cada hospital. El departamento de accidentes y emergencias de un hospital que recibe a las víctimas de un desastre estará preparado con anterioridad para la atención de los efectos de traumatismos, quemaduras, e insuficiencia cardiorespiratoria aguda. Al anticipar que habrá un gran número de heridos, a menudo debe dirigirse la atención a otras partes del edificio del hospital que pudieran transformarse para recibir a las víctimas durante una emergencia, particularmente si el departamento de heridos existente no es adecuado en su estructura. Sin embargo, en términos generales, las ventajas de utilizar instalaciones con las que ya se cuenta, superan cualquier beneficio teórico de una zona de recepción más grande para los heridos. El departamento de accidentes y emergencias cuenta con señalamientos y es bien conocido por el personal del hospital y los miembros del departamento de ambulancias, y quienes laboran en esa sección saben en donde se guarda el equipo y los medicamentos. Es esencial preparar una o más salas para recibir a todos los heridos requirentes de hospitalización de un desastre, para que así el personal médico y de enfermería no se

MODULO VI

Página 12


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes encuentre disperso por el hospital. La evacuación de las salas designadas debe realizarse durante una etapa primaria en la que se prepara al hospital para afrontar el desastre, y el personal y el equipo pueden concentrarse en la sala de recepción. La necesidad de ampliar dicha sala debe mantenerse bajo una revisión constante. Puede haber camas adicionales en otras salas, al disponer que algunos pacientes regresen a su hogar o se les traslade a otros hospitales.

FIGURA 2. Fichero de tarjetas de funciones o de actividades de la sección de aseo y mantenimiento.

MODULO VI

Página 13


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes RELACIÓN DE CAMAS Muchos hospitales llevan una relación bastante precisa de la ocupación y desocupación de camas, pero el número de lechos vacios varia mucho en un lapso de 24 horas. Una de las primeras labores administrativas durante una catástrofe es conseguir un registro preciso de la ocupación y desocupación de las camas, ya que ésta puede ser de gran importancia en el momento de decidir el orden en que se despejarán las salas para recibir a los heridos. De igual importancia es la necesidad de contar con información acerca del número de pacientes internados que pueden ser transferidos a otras áreas en caso necesario sin correr ningún peligro. La enfermera encargada de cada pabellón donde se atiende a enfermos graves debe proporcionar esta información al instante. Puede haber salas con pocas camas ocupadas o con una elevada proporción de pacientes deambulando, y dependiendo de su proximidad al departamento de accidentes y emergencias, estas áreas pueden destinarse a la recepción de los primeros heridos. PERSONAL DE HOSPITAL Solo unos cuantos miembros señor del personal necesitan conocer en detalle el plan contra desastres. Las personas que realizan tareas importantes pueden recibir sus tarjetas de funciones o actividades, en tanto que la mayoría del personal necesita saber únicamente el sitio al que debe acudir y la persona a la que debe supeditarse. Parte del programa de inducción para todo el personal hospitalario debe incluir un resumen del papel que desempeñará durante la tragedia. El personal que desempeña labores específicos: como los técnicos patólogos o los radio grafos u operadores de rayos "X", se reportarán ante sus áreas de trabajo normales, en tanto que el personal sin tareas específicas debe continuar con sus actividades normales si éstos se encuentran en el hospital, o reportarse ante la recepción de voluntarios durante las horas de descanso.

MODULO VI

Página 14


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Cuadro 2 Instalaciones para casos de desastre AREA

SITIO

Selección

Entrada de ambulancias

A&E Control

Departament o de accidentes

EXTE NSIÓN

Áreas de Tratamiento Primario

Atención inmediata

A&E Salas de reanimación

Atención urgente

A&E Zona de tratamiento

Atención no urgente

Departament Medici o de na pacientes física que no requieren hospitalizaci ón (DPnH) A&E Esterilizació n DPnH

Descontaminac ión radioactiva "Alta" de heridos

MODULO VI

PERSONAL

COMUNICACIONES

Jefe de selección Enfermera de selección Coordinador o inspector de tránsito de heridos Enfermera en jefe Enfermera asistente Jefe de enlace Jefe coordinación de ambulancias

Teléfono interno Intercomunicador Teléfono interno Intercomunicador

Jefe de coordinación de enfermería Mensajeros Portadores de muestras MAE Médicos residentes (MR) Enfermeras MAE Médicos residentes Enfermeras Médicos residentes Enfermeras Fisioterapeutas Jefe de enlace Encargados de documentación Mensajeros Doctor Enfermera Monitor Consulta Enfermera Encargados de documentación

Personal Intercomunicador Personal Intercomunicador Personal Intercomunicador Teléfono interno Mensajero

Página 15


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Trabajadora social Áreas de Tratamiento Secundario Sala de Sala Salas recepción

UTI/Quirófanos

Radiología

Zona de concentración, de pacientes dados de alta Centro de Control e Información

MODULO VI

Rayos X

Médico Consultor Doctores Enfermeras Jefe de enlace Encargados de documentación Mensajeros Portadores de muestras Jefe de Quirófanos Anestesista Jefe de enfermeras Doctores Enfermeras Jefe de enlace Radiógrafo Encargados de documentación Mensajeros Portadores de muestras Radiólogos Radiógrafos Operadores Encargados de documentación Enfermeras Trabajadoras sociales Camilleros Encargados de archivo Coordinador durante el desastre de operaciones Jefe de enfermería Administrador Jefe de información del

Teléfono interno Intercomunicador Mensajero

Teléfono interno Intercomunicador Mensajero

Teléfono interno

Teléfono interno

Radio Líneas fuera del directorio Teléfono interno Intercomunicador Mensajero

Página 16


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Recepción de voluntarios

Recepción principal

Zona de espera para familiares de heridos Prensa

Comedor Oficina de información y prensa

hospital Empleados de oficina Mensajeros Jefe de recepción de voluntarios Jefe de servicios internos Camillero Trabajadoras sociales Clero Encargado de prensa

Teléfono interno

Teléfono interno Teléfonos adicionales

EQUIPO MÓVIL DE CIRUGÍA Sigue discutiéndose acerca del papel que desempeña el equipo móvil de cirugía en el escenario de un desastre. Es indudable que la llegada de un grupo hospitalario formado por médicos y enfermeras al sitio del desastre, que no cuenten con entrenamiento, experiencia, ni equipos suficientes, contribuye en forma mínima con el manejo de la tragedia, y que sus habilidades se emplearían mejor en un ambiente para ellos familiar dentro de la misma institución. Sin embargo, cuando en un departamento de accidentes y emergencias opera un "escuadrón de socorro" perfectamente entrenado de forma regular con los servicios de emergencia, en el manejo de accidentes cotidianos, sus conocimientos y experiencias pueden ser de utilidad. Las técnicas de rescate cada vez más sofisticadas de los servicios de bomberos, permiten extraer de la zona del siniestro a la mayoría de los heridos atrapados, sin necesidad de amputar un miembro.

MODULO VI

Página 17


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes FIGURA 3. Ropa protectora utilizada por los miembros del equipo móvil de cirugía. Médico, Enfermera y Unidad de Desastres. Los integrantes del equipo móvil de cirugía deben seleccionarse cuidadosamente por su experiencia y recibir ropas protectoras adecuadas que los identifique fácilmente como integrantes del personal médico [14] (F.3) El equipo contra desastres debe estar preparado en forma tal que pueda utilizarse y transportarse con facilidad; los apósitos esterilizados, los medicamentos y demás equipo, previamente empacados, deben colocarse en unidades funcionales. Es necesario registrar la hora de salida del equipo de cirugía, y hacer arreglos para enviar a equipo de relevo, en caso necesario. Los sitios en donde ocurren las catástrofes suelen ser peligrosos, y las autoridades del hospital tienen la responsabilidad de asegurarse de que los miembros del equipo móvil de cirugía, estén debidamente asegurados contra lesiones o muerte. NOTIFICACIÓN DEL CESE DE FLUJO DE HERIDOS Mientras se pone tanto empeño en el desarrollo de los procedimientos de alerta en un hospital, la reversión de dicho proceso recibe menos atención. Una parte importante del plan es asegurarse de informar a todos los departamentos cuando ya no se esperan más víctimas, aunque, por supuesto, ello no significa que la labor del hospital haya terminado, porque a menudo esto sólo es el principio.

MODULO VI

Página 18


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

TRATAMIENTO MÉDICO DE VÍCTIMAS DE DESASTRE "Obviamente es correcto, atender a tres personas que se restablecerán en sus funciones normales, que a una que fallecerá a pesar de que se le realice una operación, y cuya vida será de sufrimiento en caso de que se restablezca". En la práctica clínica normal, las víctimas con las heridas más graves se atienden en primer lugar, no importa lo escueto que sea su pronóstico pero, por desgracia, este concepto quizá no sea tan práctico dentro de un desastre, y debe darse prioridad a las necesidades de la mayoría, a expensas de la minoría (Cuadro 3). SELECCIÓN En los comienzos de la historia de la cirugía bélica se establecieron los principios de selección, es decir, la clasificación de un gran número de heridos por grupos, de acuerdo con la prioridad de la atención que requerían, pero en conflictos subsecuentes, estos principios se perfeccionaron. Existen dos métodos principales de selección; en el primero, los grupos de médicos y enfermeras examinan con detenimiento a todos los heridos, administrándoles el tratamiento inicial, registrando los diagnósticos e instrucciones, y decidiendo el área a la que debe enviarse a cada herido. El segundo método depende de la rápida valoración de la magnitud y gravedad de las lesiones realizada por el doctor, (o en su ausencia por una enfermera experta) y la asignación del herido al área de tratamiento apropiada. En este método el encargado de la selección se coloca en la entrada del departamento de accidentes y emergencias, y no administra tratamiento alguno. En los casos en que el diseño del departamento es el adecuado, y se cuenta con un número suficiente de personas expertas, la selección puede hacerse en dos entradas, una para los heridos transportadas: en camillas, y otra para los que caminan por su propio pie; sin embargo, es más seguro admitir a los heridos al departamento de accidentes y emergencias (ya sea en camilla o caminando) a través de una sola entrada, después de cerrar todas las puertas hacia el exterior. Esto permite que cada una de las víctimas se atienda de la misma manera, y los pacientes o heridos de otros accidentes que soliciten tratamiento en el hospital durante el desastre, reciban atención como si fuesen en realidad víctimas de la catástrofe. La selección es un proceso continuo y cada herido requiere de una valoración repetida en todas las áreas de tratamiento. CATEGORÍAS DE SELECCIÓN En la medicina militar se utilizan cuatro categorías de selección y las víctimas se dividen entre las que necesitan:

MODULO VI

Página 19


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Tratamiento inmediato Tratamiento tardío Tratamiento mínimo Tratamiento expectante

Heridos a quienes se espera que la asistencia médica disponible pueda salvarles la vida o el funcionamiento de algún órgano, si ésta se ejecuta lo más pronto posible. Heridos que después de recibir atención médica de urgencia están expuestos a un mayor riesgo por el retraso limitado del tratamiento posterior. Heridos que no necesitan hospitalización y pueden salir del hospital después de recibir los primeros auxilios. Personas con lesiones tan graves y criticas a quienes sólo un tratamiento prolongado y complejo les ofrece alguna esperanza de mantenerse con vida.

Durante los desastres civiles de duración limitada es poco probable que un grupo de personas con heridas graves que sólo necesiten tratamiento paliativo, sean identificadas, y por tal motivo conviene utilizar las categorías de selección de "tratamiento inmediato", "urgente" y "no urgente". Los muertos deben dejarse temporalmente en el lugar de la tragedia o ser trasladados directamente a la morgue. Sólo en casos excepcionales debe llevarse a los cadáveres al departamento de accidentes y emergencias, durante una catástrofe. ÁREAS DE TRATAMIENTO PRIMARIO Después de la selección se envía a los heridos a las áreas de tratamiento apropiado. Aquéllos que necesitan de medidas inmediatas para salvarles la vida son canalizados a la sala de reanimación, que cuenta con instalaciones para introducir una sonda o cánula en las vías respiratorias, controlar una hemorragia, inmovilizar fracturas y tratar una conmoción. Las personas deben permanecer en la sala de reanimación el menor tiempo posible, y se les practicarán estudios y tratamientos posteriores en otra área. Los pacientes con problemas urgentes que necesitan de diagnóstico, estudios y tratamiento inicial para sus lesiones, reciben atención en el área de tratamiento urgente. Las víctimas con problemas no urgentes deben ser estudiadas, diagnosticadas y atendidas en el área de tratamiento no urgente. En el cuadro 5 se detallan las instalaciones necesarias para dicha sección. Pudieran necesitarse áreas de tratamiento especial para la atención de quemaduras, fracturas, inhalación de humos y gases y para las personas que se han contaminado con radiactividad o que sufren trastornos psíquicos. ÁREAS DE TRATAMIENTO SECUNDARIO Las víctimas que requieren hospitalización deben llevarse de las áreas de tratamiento primario a la unidad de terapia intensiva, a los quirófanos o pabellones especiales de los que se evacuó al mayor número posible de pacientes. Al destinar pabellones específicos para las víctimas de un desastre, el material, personal y equipo, pueden concentrarse en un área pequeña del hospital.

MODULO VI

Página 20


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

CUADRO 3 Vías de flujo de heridos. (Según Hacon, 1964) CAPACIDAD DE CIRUGÍA MAYOR En una catástrofe puede llegar un momento en que el número de heridos con necesidad de atención médica, sea mayor al de las instalaciones disponibles, al grado, que deban abandonarse los patrones normales de atención. El tratamiento de los heridos se realiza en dos fases. La primera es decisiva para la superviviencia inmediata y depende de los primeros auxilios, la selección y la reanimación. La segunda fase, que es decisiva para el pronóstico a largo plazo, depende principalmente de las técnicas de cirugía (el tratamiento inicial definitivo). En circunstancias óptimas, todas las víctimas con lesiones graves deben recibir tratamiento quirúrgico apropiado, en un término de seis horas después de sufrida la lesión. En una catástrofe este objetivo quizá no sea tan realista, pero la experiencia bélica reciente demostró que se operó al 70% de los individuos con heridas graves en un término de 12 horas después de sufrida la lesión. Muchos planes hospitalarios contra desastres incluyen un número aproximado de las víctimas con lesiones mayores y menores que podrían atenderse. Muchas de estas cifras al parecer se basan más que nada en suposiciones. Si aceptamos que el

MODULO VI

Página 21


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes tratamiento quirúrgico definitivo óptimo debe completarse en un lapso de 12 horas una vez sufrida la lesión, el factor limitante más importante para recibir a una cantidad de personas con heridas muy graves es el número de quirófanos disponibles. Un equipo de cirugía bien organizado probablemente realice hasta 7 operaciones mayores en un lapso de 12 horas, en circunstancias óptimas, pero durante una catástrofe también puede haber otros factores limitantes [16]. Pese a la poca probabilidad de que la escasez de sangre constituya un problema, muchos quirófanos no cuentan con grandes reservas de instrumentos para cirugía abdominal general u ortopédica, o aumentan los retrasos mientras se introduce y se retira a las víctimas de la sala de operaciones, además es necesario limpiar, empacar y esterilizar el instrumental en el autoclave. En una situación de desorganización y confusión la capacidad real para afrontar casos de cirugía puede ser sólo el 25% de la capacidad potencial. De modo que, el número de personas con heridas muy graves que pueden intervenirse quirúrgicamente en un lapso de 12 horas es igual al número de quirófanos, multiplicado por 7 y dividido entre 4

Tratamiento clínico En una calamidad, el patrón de atención clínica puede estar relacionado con el tiempo necesario para completar el tratamiento inicial definitivo (TDI) [17]. Atención óptima Atención casi óptima Atención tardía Atención austera temporal Atención austera "prolongada"

TDI administrado en un término de 12 horas. TID administrado en un término de 12 horas, pero puede sobrepasar ese limite de tiempo en personas con lesiones que no implican riesgo de muerte. No puede administrarse el TDI a todas las víctimas en un término de 24 horas después de sufrida la lesión. Son patrones masivos para la atención de heridos que se utilizan entre 36 a 48 horas con la esperanza de cambiar a patrones mejores. La carga de trabajo obliga a usar los estándares masivos para la atención de las víctimas durante un periodo "prolongado."

En una catástrofe civil en que un hospital no puede brindar la atención óptima o casi óptima, deben hacerse arreglos para conseguir personal quirúrgico adicional o transferir a los heridos a otros hospitales. El comité de planificación para desastres tiene la responsabilidad de establecer las pautas para el tratamiento médico. Instrucciones claras deben indicar que tan alto es el número de quemados que deben atenderse, qué tipo de líquido intravenoso se aplicará para tratar una conmoción, y las indicaciones para la transfusión de sangre en casos de urgencia. Los estudios radiológicos y bioquímicos deberán ser limitados, y será necesario decidir si se cierran las heridas o se dejan abiertas para practicar una sutura tardía primaria, y como se practicará la profilaxis contra el tétanos.

MODULO VI

Página 22


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

PERSONAL REQUERIDO EN ÁREAS DE TRATAMIENTO ÁREAS DE TRATAMIENTO PRIMARIO Personal médico y de enfermería Después de decidir cuales son las instalaciones disponibles para la atención de las víctimas, cabe considerar la asignación de médicos y enfermeras. La selección debe ser tarea del médico más experto con que se cuente, de preferencia alguno que haya tenido experiencia con lesionados de guerra, aunque por desgracia no siempre se cuenta con esa persona. Por lo general, esta tarea se asigna inicialmente al encargado de heridos en servicio y éste debe recibir la asistencia de una enfermera experta en la atención de heridos. Existe un limite para el número de médicos y enfermeras que pueden concentrarse de forma útil, en torno a un herido que necesite reanimación inmediata y, un equipo formado por tres médicos (anestesista, médico senior y médico junior) y dos enfermeras pueden atender a dos víctimas dentro de la categoría de atención "inmediata". En el área de tratamiento "urgente" debe asignarse una enfermera preparada para cada herido, en tanto que el número de médicos depende del tamaño del hospital y de cuánto personal médico esté disponible. Un médico y una enfermera pueden supervisar el área de tratamiento "no urgentes". Debe enfatizarse que la asignación de personal que sugerimos en el cuadro 4 corresponde solamente a la respuesta inicial de la alerta, y está basada en la suposición de que se da prioridad a la atención de personas con lesiones graves. Sin embargo, en la práctica las víctimas con lesiones menores, con frecuencia son las primeras en ser evacuadas del escenario de la hecatombe, en tanto que las personas con heridas mucho más graves y que quizá se hallen atrapadas, tardan más tiempo para recuperarse y estabilizarse. CUADRO 4. Distribución inicial del personal médico y de enfermería. Área

Área de tratamient o primario

Númer o de víctima s

Depto. A&E Selección Atención 2 inmediata Atención x urgente Atención

MODULO VI

Médico s en Turno

Médico s MAE

1

7

M R

Residente Enfermera s s Capacitada s

1 1

1

1 2

1

1

x

Página 23


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Áreas de tratamient o secundari o

no urgente Sala de recepción

10

2

ITU 10 Quirofano s

1 1

1

1

1

1

7

10

* Esta es la distribución inicial mínima del personal, y el número de médicos destinados a cada área dependerá del personal del equipo quirúrgico y médico disponible y el número de heridos. Los médicos y las enfermeras son asignados a sus puestos por medio de tarjetas de actividades o de funciones colocadas en un tarjetero permanente en el departamento de accidentes y emergencias (Fig. 4). El personal se asigna a cada sala en un orden y hasta un nivel predeterminados, pero una de las primeras responsabilidades del inspector de tránsito de heridos y de las jefe de enfermería en el departamento, es redistribuir al personal de manera adecuada para las circunstancias de la catástrofe en particular. El control en el departamento de accidentes y emergencias queda a cargo de dos enfermeras senior y un médico de consulta. El cirujano ortopedista de consulta en turno (o médico de consulta para heridos), actúa como inspector del tránsito de víctimas, y se le identifica por medio del chaleco apropiado (Fig. 5). Aunque en caso necesario puede asumir las funciones el encargado de selección, su experiencia y autoridad pueden ser de mayor utilidad si se aplican para orientar y aconsejar a los médicos junior en el departamento, en cuanto a algunos aspectos de la atención de MODULO VI

Página 24


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes heridos y en asegurarse de que ninguna víctima permanezca demasiado tiempo en la sección. El inspector de tránsito de víctimas tiene acceso a un sistema portátil de altavoces pues durante otros desastres el objetivo principal ha sido controlar la situación en un departamento de accidentes y emergencias invadido por un gran número de víctimas, miembros del personal, familiares, algunas personas del público y curiosos. La enfermera encargada del departamento de accidentes y emergencias es designada "enfermera en jefe" y se le identifica por el chaleco que lleva (y una capa roja si así conviene). Se pide a los miembros del personal hospitalario que se pongan a órdenes de la enfermera en jefe antes que a la enfermera senior La enfermera en jefe controla la distribución de sus subalternos desde el área de selección, sitio en que se conserva un tarjetero con las funciones de cada una de ellas. También asigna a las víctimas a diversas salas de tratamiento según su categoría de selección. Todas las estancias en el departamento de accidentes y emergencias deben tener señalamientos claros y precisos y en los sitios en que la distribución de dicha sección sea confusa, las flechas o líneas de colores en el suelo sirven como indicadores de la ruta hacia diversas áreas de asistencia. La disponibilidad de un sistema de intercomunicación entre las salas de tratamiento y el área de selección, mantiene informada a la enfermera en jefe acerca del número de cuartos ocupados, pero un método mejor es el uso de rótulos, gafetes etiquetas, brazaletes o marbetes con el número o nombre de la estancia de tratamiento asignado. Estos rótulos quedan en un tablero en el área de selección hasta que se les necesita (Fig. 6), cuando se toma uno y se le entrega al camillero encargado de transferir a una víctima en particular. Al portar el rótulo o etiqueta el camillero no tiene duda acerca de la sala a la que debe llevar a la víctima y lo deja en un gancho sobre la cara anterior de la puerta. Cuando se desocupa de nuevo la habitación, se devuelve a la enfermera en jefe en el área de selección.

MODULO VI

Página 25


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes FIGURA 5. Identificación de víctimas y área de selección. Coordinador de Tránsito de Héridos, Encargado de Selección. Para auxiliar a la enfermera en jefe en sus muchas tareas, es importante que cuente con la ayuda de otra enfermera, un miembro del personal administrativo o el administrador. Una segunda enfermera senior en el departamento de accidentes y emergencias actúa como la encargada de intercomunicación y coordinación en enfermería y se le identifica por su chaleco (y una capa azul si así conviene). Su deber es ir de una estancia a otra en el departamento para asegurarse de que los médicos y enfermeras cuenten con equipo, apósitos y otros materiales en cantidad suficiente, y además se encarga de dar consejo en donde sea apropiado. La encargada de intercomunicación y coordinación en enfermería, junto con el controlador del tránsito de víctimas, ayuda en la movilización de éstas de las áreas de tratamiento primario' a las del secundario.

MODULO VI

Página 26


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

CAMILLEROS El desplazamiento rápido y eficaz de las víctimas desde las ambulancias a las áreas de tratamiento primario y a otras partes del hospital depende del personal de camilleros. A menudo son pocas las camillas disponibles y deberán traerse más de otras secciones del hospital. En donde sea posible, habrá que institutir el tránsito unidireccional a través del departamento de accidentes y emergencias, y en los corredores del hospital se conservará el lado izquierdo para el tránsito. Es necesario contar con un número adecuado de camillas de lona en puntos estratégicos.

MODULO VI

Página 27


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes ENCARGADO DE LA DOCUMENTACIÓN Con el objeto de movilizar a las víctimas con la mayor rapidez posible, en el departamento de accidentes y emergencias, no habrá sitio para los encargados de la documentación en las áreas de tratamiento primario, excepto en las de tratamiento no urgentes. Portadores de muestras Los miembros del personal de asco y mantenimiento del hospital actúan como portadores de muestras y su tarea será transportar las muestras de sangre del departamento de accidentes y emergencias al laboratorio de patología. Áreas de tratamiento secundario Las víctimas que requieren de hospitalización se retiran de las áreas de tratamiento primario y se llevan a las salas de recepción o a la unidad de terapia intensiva. Aquí, un grupo de médicos y enfermeras bajo la dirección de un miembro senior del personal médico las vuelve a valorar. El anestesista en consulta de guardia estará encargado de la unidad de terapia intensiva, en tanto que el ginecólogo en consulta en turno supervisa las salas de recepción. Se examina y valora de nuevo a los heridos, se solicitan los estudios necesarios, y se planea el tratamiento urgente y definitivo. Las personas que necesitan cirugía reciben preparación preoperatoria y se elaboran listas de orden de prioridad de las víctimas que necesitan una intervención quirúrgica. Con mucha frecuencia el mayor número de víctimas pertenece a la categoría de "no urgente" y el análisis de la asistencia de este grupo de enfermos está detallado en el cuadro 5. Si existe número menor de víctimas con lesiones severas, será posible devolver a los pacientes con lesiones menores, al departamento de accidentes y emergencia, para su exploración, diagnóstico y tratamiento, pero en otras ocasiones habrá que hacer otro tipo de arreglos en un área distinta (como los departamentos de consulta externa o de medicina física). Los planes de contingencia anticiparán la necesidad del suministro de apósitos y demás materiales, así como una serie de señalamientos que indiquen el sitio en donde se localizan las instalaciones adecuadas. Se necesitará redistribuir al personal médico y de enfermería, desde otras áreas de tratamiento. La unidad de terapia intensiva y los quirófanos funcionan de acuerdo con los métodos comunes y corrientes, pero es importante destacar que son pocas las ocasiones en que hay que llevar a un herido del departamento de accidentes y emergencias directamente al quirófano. En las ocasiones en que ha sucedido ésto, el quirófano y su personal han intervenido en largas horas de cirugía difícil, a menudo con muy poco beneficio a la postre. Es responsabilidad del cirujano de consultas en turno, como controlador del uso del quirófano, llevar al cabo una selección posterior de las víctimas que necesitan intervención quirúrgica en la unidad de terapia intensiva y las salas de recepción para asignar la prioridad máxima a las que realmente las requieran. También asignar para cada caso el equipo de cirugía apropiado, y estar disponible para dar orientación y asegurarse de que los cirujanos y las enfermeras sean relevados a intervalos regulares de tiempo. No debe esperarse que un sólo equipo de personal quirúrgico trabaje durante más de 12 horas, y si así fuera éste debe tener un descanso de ocho horas.

MODULO VI

Página 28


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

CUADRO 5. Tratamiento de víctimas con trastornos no urgentes.

MODULO VI

Página 29


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

ASIGNACIÓN DE FUNCIONES Y, RESPONSABILIDADES COORDINADOR EN DESASTRES El coordinador en desastres debe ser un miembro senior del personal, capacitado y, responsable de los aspectos médicos del plan hospitalario para desastres. Es importante que lo asistan diversos suplentes capaces de cumplir con sus tareas, por si llegara a ocurrir un desastre en su ausencia. El control clínico de las áreas de tratamiento está a cargo del personal de consulta en turno (Cuadro 6), (Fig. 7). Administrador Las responsabilidades del administrador son extensas (Fig. 8), pero gran parte de su autoridad se ejerce a través de los jefes de departamento. Es importante cubrir tres funciones especiales como: la del encargado de información del hospital, la del encargado de la recepción de voluntarios, y la del encargado de la oficina de prensa. Si el hospital cuenta con un número adecuado de administradores, éstos pueden ser distribuidos en forma adicional a las áreas de tratamiento para coordinar actividades y actuar como encargados de intercomunicación y coordinación. CUADRO 6 Áreas de responsabilidad del personal de consulta en turno PERSONAL DE CONSULTA Cirujano ortopedista Ginecólogo Anestesista Cirujano general Médico general

ÁREA DE RESPONSABILIDAD Control de tránsito de hieridos Recepción sala de cirugía Unidad de terapia intensiva Control de uso de quirófanos "Solucionador de problemas multiples”*

* N. del E.: Traducción aproximada del juego de palabras Trouble Shooter, que se refiere a una persona que es dueña de una gran agilidad mental y corporal con apreciable capacidad para resolver con rapidez los más diversos y difíciles problemas en circunstancias críticas.

MODULO VI

Página 30


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

FIGURA 7. Personal médico. Organigrama

FIGURA 8. Personal administrativo. Organigrama

MODULO VI

Página 31


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Director (a) de enfermería

El funcionario más alto de enfermería en el hospital en el momento del desastre se convierte en director (a) en esta área. El control de enfermería se desarrolla por medio de los diversos encargados (o de enfermeras durante las horas de descanso), quienes tendrán sus propios campos de responsabilidad (Fig. 9). Jefes de departamento Los jefes de departamento son responsables de crear sus propios planes en su campo de acción, y en secciones ulteriores presentaremos algunos detalles relacionados con éstos. Personal médico La mayoría de los hospitales tienden a responder de forma excesiva ante un desastre, y puede haber demasiados médicos y enfermeras en el departamento de accidentes y emergencias. Se conserva un mejor control si sólo el personal junior en servicio interviene en la respuesta inicial apoyado en caso necesario, por los médicos de consulta también en turno. Se pide al resto del personal médico que continúe con sus labores normales si se encuentran en el hospital, o permanezcan en casa hasta que se les llame. Si algunos de los médicos no resisten el impulso de acudir al hospital "para ver si pueden ayudar" es importante que se reporten al centro de información médica (por lo general en el centro de postgrado o de correspondencia para los médicos) desde donde pueden estar en contacto telefónico con el centro de información. Como se explicó en la sección anterior, la distribución inicial predeterminada del personal médico y de enfermería en las áreas de tratamiento primario, quizá no sea apropiada para las circunstancias de una catástrofe en particular. Sin embargo, una vez que dicho personal está en el área, el encargado del tránsito de las víctimas puede redistribuirlos. Quizá se necesite personal adicional para atender a los heridos en las salas de recepción y tratamiento de lesiones menores, y se solicitará la colaboración de anestesistas y cirujanos, para que integren los equipos de cirugía. Es necesario hacer planes para relevar al personal médico y asegurarse de que tengan períodos de descanso en forma regular. También puede ser necesario concentrar a los especialistas para que se ocupen de algún tipo de lesiones y relevar al personal del quirófano proveniente de hospitales vecinos, si hay un gran número de operaciones por realizar.

MODULO VI

Página 32


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

FIGURA 9. Organigrama de mando del Personal de Enfermería Personal de enfermería Después de una alerta verde, se pide a las salas o pabellones designados que envien a una enfermera (de preferencia con experiencia en la atención de heridos) al departamento de accidentes y emergencias, en donde se le asigna a las áreas de tratamiento, por medio de tarjetas de actividades o funciones. Si no se necesitan las enfermeras mencionadas porque hay un número suficiente en el área en cuestión, ellas volverán a sus pabellones. Sin embargo, suele ser de utilidad si la enfermera que atendía a un herido en el departamento de accidentes y emergencias, lo acompañe a la unidad de terapia intensiva o a la sala de recepción, y regrese al departamento una vez que transfiera la responsabilidad de la atención del paciente a una colega. En estas circunstancias se necesitará a un grupo de enfermeras entrenadas para llenar las vacantes conforme surjan en las diversas salas. La enfermera en jefe es la encargada de redistribuir al personal asistencial en el departamento de accidentes y emergencias, pero la asignación general de las enfermeras en todo el hospital estará mejor controlada por la administración de enfermería. Las encargadas y coordinadoras de enfermería que trabajan conjuntamente con el centro de reportes para enfermería, al cual debe reportarse el personal que no esté en turno, pueden distribuir a las enfermeras en las zonas donde su experiencia resulte de enorme utilidad. Las salas y pabellones generales deben mantenerse debidamente dotadas de personal y quizá se requieran enfermeras adicionales para supervisar a los pacientes hospitalizados, que serán dados de alta o transferidos a otros centros de atención. La notificación a las enfermeras que no estén de guardia, requerirá de la alerta a sus hogares y de establecer contacto con el personal no residente a su domicilio particular. Debe movilizarse a las enfermeras de la comunidad y solicitar la participación de organizaciones de enfermeras voluntarias. Será necesario elaborar planes para el relevo del personal de enfermería.

MODULO VI

Página 33


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

FUNCIONES POR DEPARTAMENTO Y RESPONSABILIDADES DEPARTAMENTO DE PROVISIONES El departamento de provisiones, además de suministrar las comidas normales, debe hacer arreglos especiales para proporcionar bebidas y refrescos al personal del hospital, al de servicios de emergencia, voluntarios, familiares y amigos de las víctimas del desastre. Sección de ropa blanca, sección de material esterilizado, almacén general y farmacia Es obvio que en diversas áreas de tratamiento durante una catástrofe se necesitarán reservas y materiales adicionales, y es posible ahorrar tiempo y evitar confusiones si se ponen en marcha disposiciones planeadas con anterioridad para suministrar ropa blanca, material esterilizado, medicamentos y demás artículos a las áreas principales de tratamiento en caso de una alerta verde o ámbar. Personal de aseo y mantenimiento El personal auxiliar y doméstico en las salas y los departamentos desempeñan un papel muy importante como mensajeros y portadores de muestras. Al ser moviliza do por el jefe de servicios domésticos durante una alerta, un número predeterminado de varones y mujeres pueden distribuirse a las áreas de tratamiento, laboratorios y centros administrativos por medio de tarjetas de actividades. Departamento de archivo clínico Además de las tareas normales de preparar, seleccionar y distribuir los historiales clínicos de pacientes hospitalizados y no hospitalizados, el departamento de archivo médico aporta información acerca de la localización, identificación y estado clínico de los heridos. Los encargados de la documentación se distribuyen sus sitios de trabajo en el área de tratamiento secundario por medio de tarjetas de actividades. Se necesitará documentación hospitalaria normal para los heridos que han sido internados, y los que se dieron de alta pueden necesitar citas para consulta como pacientes no hospitalizados. Cuando ya se hayan cancelado las consultas clínicas o bien se haya evacuado a los pacientes hospitalizados hacia a otros hospitales o a su hogares, será necesario hacer arreglos precisos para los tratamientos complementarios. Personal de transporte y camillas Los camilleros del hospital tienen una de las tareas más difíciles que desempeñar durante un desastre, dado que el número disponible de éstos varia enormemente entre las horas de trabajo y las horas de descanso. Además de sus obligaciones normales en el hospital, el grupo de camilleros debe auxiliar en la movilización de MODULO VI

Página 34


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes heridos, dirigir a los voluntarios, familiares, amigos y otros visitantes, controlar y coordinar el movimiento en las instalaciones del hospital, mantener la seguridad dentro de la institución, abrir algunas secciones, cerrar otras, apagar y encender las luces, y transportar material a las áreas de tratamiento. Las tarjetas de actividades individuales detalladas, a menudo resultan poco prácticas, y en una situación de catástrofe se depende de la capacidad de los jefes de camilleros para dirigir a su personal disponible, en el momento preciso y la forma más adecuada. Individuos del personal de mantenimiento e ingeniería, voluntarios e incluso fisioterapeutas, pueden reforzar al departamento de camilleros en el desplazamiento de camillas. Departamento de trabajo social Es necesario alejar de las áreas de tratamiento a los familiares y amigos de las víctimas, y el comedor o restaurante del hospital, es un sitio idóneo para la recepción de éstos, donde se puede atender y confortar a personas angustiadas y a menudo bajo gran agobio, y darles refrescos e información. Resultarán damnificados un número de personas y familias que aunque no sufrieron heridas de ningún tipo, carecen de medios de transporte, y pueden estar a alguna distancia de su destino, después de haber perdido sus pertenencias y quedar sin dinero. En estas circunstancias, la experiencia del departamento de trabajo social es invaluable para satisfacer no sólo las necesidades inmediatas de los familiares, sino también para alertar a otros departamentos del mismo tipo, que pueden proporcionar una gran ayuda en la manutención de éstos y de las víctimas, una vez que regresan a su hogar. Los miembros del clero trabajan muy de cerca con las trabajadoras sociales en el área de recepción de los familiares y de ahí pueden ser llamados a otras zonas en donde se requieran sus servicios. Una comunicación regular entre el centro de información, y el área de recepción de los familiares, suministrará detalles de los heridos que reciben atención en el hospital.

MODULO VI

Página 35


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

DOCUMENTACIÓN, INFORMACIÓN Y CONTROL

DOCUMENTACIÓN El cuadro clínico de las víctimas de un desastre debe elaborarse en la primera oportunidad que se tenga, pero el desplazamiento rápido de las personas con lesiones graves a través del departamento de accidentes y emergencias a otras áreas de tratamiento de pacientes hospitalizados, por lo general impide que se realicen este tipo de tareas normales en el hospital. Sin embargo, es esencial identificar a todo herido, ya sea con un brazalete numerado, colocado en su muñeca, o con un gafete de desastres alrededor del cuello. El gafete mencionado consiste en un sólo número e incorpora etiquetas adhesivas numeradas que pueden utilizarse para identificar otros documentos; solicitudes de servicios de patología y radiología, muestras de sangre y bolsas para objetos personales (Fig. 10). El gafete también indica la categoría inicial de selección. En muchos departamentos de accidentes y emergencias se cuenta ya con formas impresas para detallar los datos clínicos de pacientes con lesiones muy graves, y este tipo de documentación puede modificarse para utilizarla en casos de desastre (Fig. 11) [18]. Los encargados de la documentación se distribuyen en las áreas de tratamiento secundario por medio de tarjetas de actividades o funciones, y allí realizan tres acciones por separado: 1. Comunicar al centro de información por vía telefónica, los números de los marbetes de desastre de todos los heridos internados en esa área. 2. Llenar la forma modelo de hospitalización para todas las víctimas en esa zona y enviar una copia con un mensajero, al centro de información. 3. En la etapa final, hacer saber al centro de información, por vía telefónica, datos concernientes al estado clínico de cada víctima, y para ello se servirá de las siguientes categorías: "estado crítico "grave", "sastisfactorio" o "muerto". víctimas remitidas o hospital durante desastres El número de personas que se envíen a un área de tratamiento en particular, dependerá de la magnitud del desastre y de la cantidad de miembros del personal disponible. En la primera oportunidad se llenarán historias clínicas modelo para los pacientes hospitalizados, y es esencial llevar un archivo clínico preciso para conservar información acerca del movimiento y alta de personas con heridas menos graves. Localización identificación y estado clínico de las víctimas Es fácil difundir la información correspondiente a la localización, identificación y estado clínico de las víctimas. En un tablero de localización de los heridos (Fig. 12), los marcadores numerados que corresponden al número de marbete de cada víctima se mueven en forma horizontal

MODULO VI

Página 36


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes sobre éste, para indicar el destino y movimiento de cada víctima. Cuando las formas escritas de admisión llegan con un mensajero, se hace que corresponda el nombre de la víctima con su número señalado, se escribe en la tarjeta y se coloca en la ranura correspondiente. El estado clínico de cada paciente se denota por medio de bandas de plástico transparente de colores, que se colocan sobre las tarjetas con el nombre (rojo: estado crítico; naranja, estado grave; verde, satisfactorio; azul, muerto). En un tarjetero de 40 cm por 170 cm pueden acomodarse perfectamente unos 100 números, además, es fácil de transportar de un sitio a otro y de colgar en una repisa de madera fija en la pared. Tres empleados con dos extensiones de teléfono internas son los responsables del tablero de información, localización y estado clínico de las víctimas.

FIGURA 10. Marbete, rótulo, etiqueta, brazalete modelo para identificación de Listas de heridos Una vez que el encargado de la identificación de las víctimas terminó de llenar cada forma de admisión, se las pasa a otro empleado que mecanografía la lista de los heridos. Este último empleado trabaja muy de cerca con los miembros de personal de documentación y archivo de la policía, que también necesitarán su propia oficina y extensión telefónica al exterior. Tablero de reporte de personal Conforme llegan al hospital los miembros más importantes del personal, deben comunicarse por teléfono al centro de información, y un empleado a cargo del tablero de reporte de personal, lleva un registro actualizado de todo lo concerniente a cada empleado, sobre todo el sitio en que puede localizársele, y otros datos concernientes. MODULO VI

Página 37


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Recepción de voluntarios Los voluntarios que ofrecen sus servicios durante un desastre se envían a la zona de recepción de los mismos, que por lo general es la recepción principal del hospital. En una tarjeta se registran datos como sus nombres, dirección y tipo de tarea que pueden efectuar. El encargado de la recepción de voluntarios identifica a cada uno de ellos por medio de una banda de color; con la orientación del encargado de información del hospital, dirige al voluntario a la zona en donde puedan aprovecharse sus conocimientos y habilidades. Las bandas de colores para identificar a los voluntarios son un método barato y eficaz: blanco, mensajero; amarillo, portador de muestras; verde, médico; azul, enfermera de primeros auxilios; café, camillero; rojo, donador de sangre. Las bandas blanca y amarilla se utilizan para identificar a los miembros del personal doméstico del hospital, en tanto que los demás colores se usan para voluntarios y empleados no uniformados del hospital. En unos cuantos desastres ha habido escasez inmediata de sangre, y deben hacerse todos lo esfuerzos necesarios para que las radiodifusoras y otros medios de comunicación no autorizados no soliciten aportaciones de donadores de sangre. Sin embargo, la buena voluntad de algunas personas del público los lleva a ofrecer su contribución personal para la atención de los damnificados, y el donar sangre constituye un gesto positivo que cualquier persona puede tener. Después de registrar y colocarles una banda roja de identificación, puede enviárseles al departamento de patología u otra área en donde pueden hacerse los arreglos necesarios para recibir su sangre.

MODULO VI

Página 38


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

FIGURA 11b. Forma modelo de información clínica inicial para admisión de heridos (cara posterior)

MODULO VI

Página 39


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

FIGURA 12. Tablero con datos de localización, identificación y estado clínico de las víctimas. Abrev: A & E: Departamento de accidentes y emergencias; DPnH: Departamento de pacientes no hospitalizados; rX: Rayos "X"; Q: Quirófano; UTI: Unidad de terapia intensiva; SRP: Sala de recepción principal; SRA1: Sala de recepción auxiliar1 SRA2: sala de recepción auxiliar2; Mto.: muerto; d.a.: dado de alta. Centro de información y control del hospital Al situar los centros de información y de control en una sala situada convenientemente, los miembros senior y personal de administración del hospital cuentan con todos los medios necesarios para controlar y dirigir las múltiples actividades de la institución durante un desastre. El administrador del hospital actúa como encargado de información, determinación de su estado clínico supervisa los grupos de atención a los heridos y, entra en contacto con el encargado de la recepción de voluntarios, con los centros de aviso de personal de enfermería y médicos, el área de recepción de parientes y otros departamentos. También tiene enorme importancia por trabajar en íntima relación con el grupo de documentación y archivo de la policía y el encargado de prensa del hospital. El encargado de información vigila las vías de tránsito de heridos en el hospital y llama la atención del personal del centro de control hacia las zonas de aglomeración o la necesidad de más camas.

MODULO VI

Página 40


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

FIGURA 13. Coordinador en desastres, directora de enfermería y administrador El centro de información y aviso necesita de cuatro personas para ocuparse de los grupos de atención a heridos y señalamiento de estado clínico y dos empleados para escribir a máquina la lista de heridos. Es necesario asignar dos mensajeros al centro de información, que provengan del personal de servicios domésticos. Los miembros senior del personal médico, de enfermería y administrativos quedan a cargo del hospital durante un desastre y en este lapso se desempeñan como coordinador, director o directora de enfermería y administrador y se les identifica por usar tabardos característicos (Fig. 13). Es esencial que los tres miembros mencionados esten en el centro de control juntos la mayor parte del tiempo para coordinar las acciones del hospital en relación al desastre. El administrador debe ser ayudado por su secretaria. Comunicaciones Sin comunicaciones e información adecuada el centro de control no tendría utilidad alguna. En la fig. 14 se incluye un esquema del centro de control e información en tanto que en la fig. 15 se incluyen las fuentes de información y las vías de comunicación; ésta depende dentro del hospital de mensajeros con mensajes escritos, intercomunicación y teléfonos internos, en tanto que la comunicación hacia fuera del hospital exige algunas líneas (incluidas a las que no están en el directorio) telefónicas y de radiotelefonía. Encargado de prensa Un miembro senior del personal administrativo se encarga de la oficina de prensa y sus tareas para así satisfacer las peticiones legítimas de información, entrevistas y fotografías con representantes de los medios de comunicación y al mismo tiempo evitan interferencia en las labores clínicas y proteger la intimidad de las víctimas. Siempre que sea posible conviene contar con una sala de prensa con teléfonos adicionales para sostener conferencias a intervalos regulares.

MODULO VI

Página 41


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Seguridad El encargado de seguridad actúa en íntima relación con la policía para preservar la seguridad y las normas del hospital y evitar que personas no autorizadas vagabundeen por la institución. Las propiedades personales y objetos de valor de las víctimas, se colocarán en una bolsa o envoltura identificada con el número de gafete de desastres de a quien corresponda, y pueden acompañar a la víctima en sus desplazamientos por el hospital o de manera más satisfactoria si la persona está inconsciente o con lesiones muy graves, deben de pasar a manos de un empleado encargado del depósito de objetos personales. Dicho empleado será el responsable de llevar una lista de los objetos guardados y puede aportar datos que permita la identificación de personas incoscientes. FIGURA 14. Centro de control y secciones o departamentos de apoyo CENTRO DE CONTROL Centro de información Centro de reporte de Personal de Depósito de pertenencias personal médico documentación de la de las víctimas policía policía Centro de reporte de personal de enfermería Recepción de voluntarios Sala de prensa Recepción de familiares

FIGURA 15. Red de comunicaciones del hospital

MODULO VI

Página 42


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

MANUAL PARA DESASTRES Distribución de Copias Numeradas 1. Original 2. Administrador del hospital 3. Administrador suplente 4. Administrador asistente 5. Jefe de los servicios de enfermería (servicios asistenciales) 6. Jefe de los servicios de enfermería (Enseñanza) 7. Jefe de los servicios de enfermería (Obstetricia) 8. Jefe de farmacia 9. Laboratorio de patología 10. Departamento de rayos "X" 11. Fisioterapeuta supervisor 12. Directora de trabajo social médico 13. Jefe del archivo clínico 14. Jefe de camilleros 15. Director de servicios generales 16. Director de provisiones 17. Superintendente del departamento de ropa blanca 18. Jefe de almacén 19. Consejero de seguridad 20. Ingeniero de hospital 21. Jefe de telefonistas 22. Departamento de accidentes y emergencias (Jefe de enfermería) 23. Quirófanos (Jefe de enfermería) 24. Jefe de enfermeras nocturnas 25. Biblioteca médica 26. Coordinador en desastres-1 27. Coordinador en desastres-2 28. Coordinador en desastres-3 29. Administrador de distrito 1 30. Administrador de distrito 2 (Para el servicio de policía) 31. Administrador de distrito 3 (Servicio de ambulancias) 32. Administrador de distrito 4 (Servicio de bomberos) 33. Administrador de distrito 5 (Cuadrilla de rescate) 34. Centro de control 35. 36.

MODULO VI

Página 43


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Registro de cambios No. Fecha Cambio Firma 1 2 3 1.0.0 Políticas y procedimientos generales de hospital 1.1.0 Definición de desastre en un hospital Un desastre en un hospital se define como la llegada, sin aviso previo de un número de víctimas de todos los tipos y gravedades mayor del que puede atender el departamento de accidentes y de emergencias, en ese momento particular. 1.2.0 Declaración de alerta de desastre en un hospital Un desastre puede ser declarado por cualquiera de las siguientes autoridades: El servicio de ambulancias (o cualquier otro servicio de emergencia) El administrador del hospital o su suplente La encargada de Enfermería de más alto rango Cualquier médico asistente o de consulta 1.3.0 Responsabilidad de iniciar el plan hospitalario para desastres Cualquiera de las personas antes mencionadas, puede a discreción poner en marcha el plan contra desastres al identificarse con la telefonista del hospital y mencionar la clave DESASTRE. ALERTA VERDE. 1.4.0 La alerta 1.4.1 El plan para días laborales normales* se utilizará si el desastre se declara en un día cualquiera de la semana de lunes a viernes entre las 8 y las 18 horas. * N. del E.: Al horario normal de trabajo de un hospital que generalmente se desarrolla entre las 8:00 y las 18:00 horas de Lunes a Viernes, lo hemos definido como: "Día laboral normal"; y al tiempo de servicio hospitalario que se desarrolla entre las 18:00 y las 8:00 horas del día siguiente y Sábados, Domingos y festivos, lo hemos definido como "tiempo de menor actividad " o "tiempo de actividad menor”. 1.4.2 El plan para tiempo laboral de menor actividad se utilizará si se declara el desastre en cualquier otro momento, es decir, de lunes a viernes entre las 18 horas de un día y las 8 horas del siguiente, fines de semana y días festivos. 1.4.3 Se establecerá contacto con las personas clave por medio de (radios de bolsillo "BIP") o teléfono y los jefes de departamento serán los encargados de alertar a sus subalternos, en particular durante las horas de descanso.

MODULO VI

Página 44


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 1.5.0 Respuesta en fases La ALERTA VERDE moviliza al personal para reforzar al departamento de accidentes y emergencias, en la atención de un gran volumen de heridos que llegan repentinamente. La ALERTA ÁMBAR prepara al hospital para admitir un número variable de víctimas. La ALERTA ROJA moviliza a todo el hospital para un desastre a gran escala en la comunidad. 1.6.0 Tarjetas de funciones (Apéndice D1) En todos los sitios posibles, la distribución del personal se llevará a cabo por medio de tarjetas de funciones que se colocarán en un tarjetero permanente. 1.7.0 Equipo móvil de cirugía (Apéndice T) El equipo móvil de cirugía del hospital estará compuesto por un cirujano y un anestesista expertos y miembros senior del personal de enfermería, o una enfermera jefe y una asistente del quirófano (enfermera instrumentista). Se le enviará a la escena del desastre sólo bajo las instrucciones del Coordinador en desastres, el inspector del flujo de heridos o el administrador. 1.8.0 Instrucciones generales para el personal del hospital 1.8.1 Día laboral normal. Después de la alerta de un desastre. El personal que tenga tareas especificas dentro del desastres deberá llevar al cabo sus actividades especiales. El personal que no tenga tareas especificas, debe continuar su trabajo normal. Ningún miembro del personal puede abandonar su turno durante una alerta de desastre, sin autorización de jefe de departamento. 1.8.2 Tiempo de actividad menor Después de un alerta de desastre. El personal que tiene tareas especificas dentro del desastre, y recibió el aviso del hospital, debe reportarse a su departamento. El personal que no tiene tareas específicas dentro del desastre debe reportarse al centro de recepción de voluntarios. 1.8.3. Es de máxima importancia que todo el personal del hospital trabaje en equipo, durante un desastre. Ningún miembro del personal debe acudir al sitio de la tragedia sin autorización del Coordinador, el inspector del tránsito de víctimas o el administrador. 1.9.0. Localización de las instalaciones hospitalarias durante un desastre. Inmediatamente después de la alerta, se establecerán áreas especiales de tratamiento para recibir y atender a los heridos; a veces es necesario ampliarlas para recibir a un gran volumen de víctimas. Se designarán otras áreas para propósitos especiales. Instalación Sección primaria Sección secundaria Selección Entrada de ambulancias en el departamento de A&E MODULO VI

Página 45


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Detección de radioactividad Víctima muerta en el trayecto Descontaminación de radiación Atención médica

Depósito de A&E

Depósito de cadáveres

Sala de esterilización de A&E Sala de reanimación de A&E

Atención urgente Atención no urgente

Quirófano de A&E Área de tratamiento de A&E Área de espera de A&E

Sala de recepción

Sala de heridos

Evacuación de pacientes hospitalizados Recepción de voluntarios Área de recepción de familiares Centro de control e información Sala de prensa

Salas diurnas del hospital

Unidad de terapia intensiva Sala de recepción Departamento de pacientes no hospitalizados Fisioterapia Pabellones de oftalmología Pabellones de ortopedia Pabellones de cirugía Pabellones de medicina Pabellones de ginecoobstetricia

Recepción principal Comedores Administración Sala del comité

1.10.0 Determinación del número de camas disponibles Después de la alerta del desastre, la enfermera senior encargada de cada sala de pacientes en estado critico debe preparar una lista de aquellos que pueden ser transferidos o dados de alta, y de esta manera disponer de camas para los heridos. Los detalles de esta operación se señalarán en la "relación de camas disponibles en el área de emergencia" (Apéndice B5). 1.11.0 Desocupación de pabellones para admitir a las víctimas de desastres 1.11.1 El administrador o su suplente, en colaboración con el coordinador en desastres, son los funcionarios que deben decidir acerca de la transferencia o alta de los pacientes, lo cual les permitirá contar con camas disponibles para las víctimas de la catástrofe.

MODULO VI

Página 46


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 1.11.2 Las salas o pabellones (salvo la de heridos y la de oftalmología) se despejarán al recibir las instrucciones específicas del administrador, en estos términos: PREPARAR PARA RECIBIR HERIDOS. 1.11.3 La transferencia urgente de algunos pacientes con la intención de dejar camas disponibles para las víctimas, debe hacerse en la forma más ordenada posible. Los enfermos que serán transferidos deben concentrarse en las salas de atención diurna, y aquellos a los que se dará de alta, deben reunirse en el hospital del anexo. 1.11.4 El orden de desalojo de las salas será el siguiente: Salas de heridos Salas de oftalmología Salas de ortopedia Salas de cirugía General Salas de ginecología Salas generales 1.12.0 Notificación del cese de flujo de heridos 1.12.1 Una vez que se han evacuado los heridos del sitio de desastre, se recibirá el mensaje: "cese del flujo de heridos" y es responsabilidad del administrador asegurarse de que dicho mensaje se reciba en todos los departamentos de importancia del hospital. Solamente él puede anular la "alerta". Todos los departamentos y personas adecuadas recibirán el aviso de que: LA ALERTA HA SIDO CANCELADA. 1.12.2 Una vez que se recibe el mensaje del "cese del flujo de heridos", el administrador informará a su homólogo del distrito acerca del número de víctimas internadas y del de dadas de alta. 2.0.0 Notificación del desastre y esquema en abanico 2.1.0. Plan para horas y días laborales normales El plan es válido de lunes a viernes entre las 8.00 y las 18.00 horas. 2.1.1 Alerta Verde Departamento de accidentes y emergencias (A & E) Recepción principal Administración de enfermería

MODULO VI

Encargado de las víctimas Jefe de camilleros (o su suplente) Camilleros Jefe de enfermería (o su suplente) Sala de heridos Sala de oftalmología Quirófano Unidad de terapia intensiva

Página 47


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Oficina de admisiones

Administración del hospital

Sala de ortopedia Sala de cirugía general Sala de pediatría Sala de ginecología Sala de medicina Departamento de maternidad Escuela de enfermería Encargado del archivo clínico (o su suplente) Secretarias médicas Encargados de archivo clínico Departamento de patología Departamento de consulta externa Departamento de fisioterapia Terapia ocupacional Departamento de radiología Departamento de trabajo social Clero Administrador general del hospital Administrador suplente Asistente de administración Consejo de administración Almacén de ropa blanca Departamento de ingeniería Jefe de provisiones

Ortopedista especializado Residente de ortopedia en turno Cirujano especialista en turno Residente de cirugía en turno Anestesista especializado en turno Residente de anestesia en turno Médico general senior en turno Residente de medicina en turno Ginecólogo especialista en turno Residente de ginecología en turno Geriatra especializado en turno Residente de geriatría en turno Residente de oftalmología en turno Enfermera jefe en turno Coordinador en desastres Consejero de seguridad Jefe de servicios generales 2.1.2 Alerta Ámbar Departamento de Accidentes y Emergencias (A&E)

MODULO VI

Página 48


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Recepción Principal Administración de Enfermería

Oficina de admisiones Administración del Hospital

Jefe de enfermería (o suplente) Sala de concentración de heridos Sala de oftalmología Quirófanos Unidad de terapia intensiva Departamento de maternidad Escuela de enfermería Encargado de archivo clínico (o suplente) Departamento de patología Departamento de consulta externa Departamento de fisioterapia Terapia ocupacional Departamento de radiología Departamento de trabajo social Clero Administrador del hospital Administrador suplente Asistente de administración Consejo de administración Sección de material esterilizado y almacén general Almacén de ropa blanca Departamento de ingeniería Farmacia Administrador de distrito Jefe de provisiones Enfermeras en turno Coordinador en desastres Jefe de servicios generales Cirujano ortopedista de consulta en turno Cirujano general de consulta en turno Anestesista de consulta en turno Ginecólogo de consulta en turno Médico general de consulta en turno

2.1.3 Alerta Roja Intervendrá el personal médico, de enfermería, administrativo y auxiliar, según lo especifiquen el coordinador en desastres, la directora de enfermería o el administrador. 2.2.0 Plan para tiempo de descanso o tiempo de menor actividad De Lunes a Viernes, de las 18 horas de un día a las 8 horas del siguiente; fines de semana y días festivos. 2.2.1 Alerta Verde MODULO VI

Página 49


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

Departamento de Accidentes y Emergencias (AE) Recepción principal

Jefe de enfermería en turno

Ortopedista especializado en turno Residente de ortopedia en turno Cirujano especialista en turno Residente de cirugía en turno Anestesista especializado en turno Residente de anestesia en turno Médico general en turno Médico residente en turno Ginecólogo especialista en turno Residente de ginecología en turno Geriatra especializado en turno Residente de geriatría en turno Residente de oftalmología en turno Administración de turno Técnico de patología de guardia Operador de rayos "X" en turno

Fisioterapeuta en turno Coordinador en desastres 2.2.2 Alerta Ámbar Departamento de accidentes y emergencias (A & E)

MODULO VI

Encargado de las víctimas Jefe de camilleros (o suplente) Telefonistas Camilleros Ingeniero en turno Electricista en turno Sala de oftalmología Sala de ortopedia Sala de cirugía general Sala de pediatría Sala de ginecología Sala de medicina general Departamento de maternidad Enfermera jefe de quirófanos en turno Unidad de terapia intensiva Jefe de enfermeras (o suplente)

Administradores del hospital Patólogos de consulta Otros patólogos Jefe de técnicos Otros técnicos Encargado del depósito de cadáveres Radiólogo de consulta Otros radiólogos Superintendente de operación de rayos "X" Otros operadores de rayos "X" Superintendente de fisioterapia Otros Fisioterapeutas

Página 50


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Recepción principal

Enfermeras en turno

Administrador en turno

Jefe del archivo clínico (o suplente) Coordinador en desastres Cirujano ortopedista de consulta en turno Cirujano general de consulta en turno Anestesista de consulta en turno Ginecólogo de consulta en turno Médico general de consulta en turno Trabajadora social de guardia Farmaceuta en turno Técnico patólogo de guardia Operador de rayos "X" en turno Fisioterapeuta en turno

Jefe de camilleros (o suplente) Telefonistas Camilleros Ingeniero en turno Electricista en turno Sala de oftalmología Quirófano Unidad de terapia intensiva Jefe de enfermería (o suplente) Departamento de maternidad Administración del hospital Administrador de distrito Consejero de seguridad Jefe de servicios generales Supervisor de la sección de material esterilizado y del almacén general Supervisor de almacén de ropa blanca Jefe de provisiones Personal de archivo clínico Secretarias médicas

Trabajadoras sociales Clero Farmaceutas Patólogo de consulta Otros patólogos Jefe de técnicos Otros técnicos Encargado del depósito de cadáveres Radiólogo de consulta Otros Radiólogos Superintendente de operación de rayos "X" Otros operadores de rayos "X" Superintendente de fisioterapia Otros Fisioterapeutas

2.2.3 Alerta Roja Interviene el personal médico, enfermería, administrativo y auxiliar, fuera de turno, según lo especifique el coordinador en desastres, la directora de enfermería o el administrador.

MODULO VI

Página 51


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

3.0.0 Departamento de Accidentes y Emergencias (A&E) 3.1.0 Tratamiento de las víctimas 3.1.1 Todas las víctimas ingresarán al hospital a través de la entrada de ambulancias del departamento de A y E. Al llegar al vestíbulo, se le colocará a cada herido un gafete, rótulo, o etiqueta numerado alrededor de su cuello, (Apéndice D2) el encargado de selección lo valorará para asignarlo a uno de cuatro grupos clínicos, según la gravedad de las lesiones: "Atención Inmediata", "Urgente"; "No Urgente" y "Muerto". La jefe de enfermeras (que llevará puesta una capa roja para su identificación) orientará a los heridos hacia el área de tratamiento primario, y los camilleros los desplazarán en camillas o sillas de ruedas. 3.1.2 Área de tratamiento primario A las víctimas clasificadas para recibir "Atención Inmediata" y que necesiten reanimación se les transportará a las salas especiales para este propósito y a los quirófanos del departamento de (A & E) en donde iniciarán un tratamiento adecuado a la mayor brevedad posible, después de lo cual, se les transferirá a otra área de tratamiento. Las víctimas que necesitan tratamiento "urgente" se trasladarán al área de tratamiento del departamento de A & E o en donde se iniciará la exploración, la práctica de estudios y el tratamiento. Las personas que requieran atención "no urgente" serán orientadas al área de espera de A & E. Los "muertos" serán llevados directamente al depósito de A & E, y después de confirmar su defunción se les trasladará a la morgue. Las personas con contaminación radiactiva serán conducidas directamente a la sala de descontaminación de A & E en donde permanecerán aisladas (Apéndice Y1). 3.2.0 Distribución del personal de enfermería (Apéndice M1). El departamento de A & E debe contar con el personal adecuado, que incluye unas 20 enfermeras (2 jefes de enfermeras, 16 enfermeras tituladas y 2 estudiantes). Estas enfermeras serán distribuidas a sus puestos por medio de tarjetas de actividades, que estarán colocadas permanentemente en el vestíbulo de la entrada de ambulancias. 3.3.0 Distribución del personal médico (Apéndice M1). El departamento de A & E debe contar con el personal adecuado, que incluye cuatro médicos senior y cinco junior. Los médicos serán asignados a su sitio de trabajo por medio de tarjetas de actividades colocadas de forma permanente en el vestíbulo de la entrada de ambulancias. 3.4.0 Distribución del personal de camilleros (Apéndice P). El personal de camilleros será organizado y controlado desde el cubículo de camilleros de la entrada de ambulancias en el departamento de A & E 3.5.0 Atención médica de urgencia en un desastre

MODULO VI

Página 52


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 3.5.1 Área de tratamiento inmediato Finalidad Reanimación Duración de la estancia 10 minutos Tratamiento Control de hemorragias Intubación endotraqueal Venoclisis con soluciones intravenosas (Hartmann) Alivio la tensión neumotorácica Inmovilización de fracturas Cubrimiento de heridas y quemaduras Extracción de sangre para identifición grupo sanguíneo Administración de analgésicos: Pentazocina, Diazepán Prohibiciones No tomar radiografías con fines de diagnóstico No hacen transfusiones de sangre 3.6.0 Documentación La información inicial de notas clínicas de víctimas dentro de las categorías de tratamiento "inmediato" y "urgente" se anotarán en los marbetes individuales correspondientes de desastres. Las víctimas clasificadas como "no urgentes", no requerirán de tal marbete, pero su información clínica se anotará en las tarjetas normales del archivo clínico. 3.7.0 Procedimiento para dar de alta a los heridos. Ninguna persona que pertenezca a la categoría de tratamiento "no urgente" abandonará el hospital sin ser atendida antes por el médico de altas, quien será el encargado de verificar que se han completado los estudios y el tratamiento adecuado, y se hicieron los arreglos necesarios para continuar con un tratamiento complementario, lo cual implica que tal víctima está en condición de regresar a su hogar. 4.0.0 Asignación de funciones y responsabilidades 4.1.0 Coordinador en desastres (Apéndice C17). Localización: Centro de Control. El Coordinador en desastres debe ser miembro del personal de consulta del hospital; es nombrado por el comité ejecutivo médico, y tiene las siguientes responsabilidades: a) Hacerse cargo del cumplimiento de las disposiciones médicas para desastres en el hospital durante el hecho. b) Con la ayuda del administrador y la directora de enfermería, debe coordinar la respuesta de la institución ante el surgimiento de un desastre. c) Como director del comité hospitalario para desastres debe supervisar la actualización de los planes hospitalarios y de Departamentos y coordinarlos con los de otros hospitales en la localidad, con los programas de servicios de urgencia y con la comunidad en si. d) Supervisar el simulacro del plan hospitalario para desastres, por lo menos dos veces al año.

MODULO VI

Página 53


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 4.2.0 Administrador (Apéndice C 18). Localización: Centro de Control. El administrador deberá coordinar todas las actividades generales en el hospital durante una catástrofe. 4.3.0 Directora de Enfermería (Apéndice N3). Localización: Centro de Control. La directora de enfermería es la persona de más alto rango en su área y será la encargada de coordinar todas las actividades asistenciales en el hospital durante una tragedia. 4.4.0 Administrador Suplente (Apéndice C 8). Localización: Centro de Información. 4.4.1 En ausencia del administrador el suplente actúa como coordinador de las actividades generales en el hospital durante un desastre. 4.4.2 Debe establecer un Centro de Información (Apéndice C). 4.5.0 Asistente del Administrador (Apéndice C13b). Localización: Recepción de Voluntarios. Debe establecer el Centro de Recepción de Voluntarios. 4.6.0 Jefe de Provisiones (Apéndice J). 4.6.1 Tiene la responsabilidad de hacer arreglos para suministrar refrescos al personal del hospital, los socorristas y los familiares de las víctimas. 4.6.2 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.7.0 Clero 4.7.1 Proporcionar alivio espiritual a las víctimas. 4.7.2 Auxiliar a las trabajadoras sociales en la atención a los familiares de las víctimas. 4.7.3 Estar preparado para auxiliar en la identificación de las víctimas del desastre. 4.8.0 Jefe de servicios generales (Apéndice O). Localización: Recepción de voluntarios. 4.8.1 Distribuir al personal de limpieza y mantenimiento en las áreas de tratamiento del hospital durante una situación de desastre. 4.8.2 Enviar personal para que se les asigne tareas propias en un desastre a través de la recepción de voluntarios. 4.8.3 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.9.0 Supervisor de la sección de material esterilizado y almacén general (Apéndice S). 4.9.1 poner a disposición de las áreas de tratamiento todos los materiales que sean necesarios. MODULO VI

Página 54


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 4.9.2 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.10.0 Jefe de camilleros (Apéndice P). Localización: Entrada de ambulancias del departamento de A & E. 4.10.1 Suministrar personal para que desempeñe todos los servicios necesarios en esta esfera (camilleros y personal de transporte). 4.10.2 Trabajar muy de cerca con el Consejero de seguridad y la Policía para mantener la seguridad en el hospital. 4.10.3 Establecer contacto con el Administrador. 4.11.0 Ingeniero del hospital. Localización: Departamento de ingeniería. 4.11.1 Congregar al personal de ingeniería y mantenimiento y reportar al Centro de información el número de personas disponibles para el desempeño de las labores generales en caso de desastre. 4.11.2 Responsabilizarse del mantenimiento de los servicios a cargo y suministrarlos en forma urgente en caso necesario. 4.12.0 Supervisor de la sección de ropa blanca (Apéndice L). Situación: Central de ropa blanca. Suministrar toda la ropa blanca necesaria a las áreas de tratamiento durante el siniestro. 4.13.0 Jefe del Archivo Clínico. Localización: Centro de información. 4.13.1 Supervisar el trabajo del Departamento de archivo médico, del encargado de admisiones y del secretariado médico, en la identificación, localización y documentación de las víctimas. 4.13.2 Reportarse personalmente con el administrador en el Centro de control. 4.14.0 Personal médico (Apéndice M). CONSULTA CARGO Cirujano Inspector del tránsito de víctimas Ortopedista Cirujano General Ginecólogo Inspector del uso de quirófanos Anestesista Médico general Cirujano de la sala de recepción "Solucionador de problemas múltiples"*

MODULO VI

SECCIÓN Departamento de A & E UTI/Quirófano Salas de recepción UTI/Quirófano

Página 55


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes * N. del E.: Traducción aproximada del juego de palabras Trouble Shooter, que se refiere a una persona que es dueña de una gran agilidad mental y corporal con apreciable capacidad para resolver con rapidez los más diversos y difíciles problemas en circunstancias críticas. 4.14.1 La respuesta médica inicial estará a cargo del personal en servicio, apoyado, cuando sea necesario, por las personas fuera de servicio. Durante las horas de descanso, las personas que no estén de guardia serán llamadas únicamente por órdenes del coordinador de desastres o del administrador. 4.14.2 Los miembros del personal de consulta en servicio tendrán a su cargo las siguientes áreas de responsabilidad clínica. 4.14.3 El personal médico en servicio debe reportarse a la entrada de ambulancias del departamento A & E. 4.14.4 El personal médico fuera de servicio debe continuar con sus obligaciones normales o acudir a la sala de estar o cuarto de descanso, en donde debe reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.15.0 Jefe de técnicos de la Sección de Patología (Apéndice H). Localización: Laboratorio de Patología. 4.15.1 Supervisar la preparación del laboratorio para cubrir las necesidades que surjan durante el desastre. 4.15.2 Informar al Centro de información el momento en que el laboratorio de transfusión de sangre cuente con el personal adecuado. 4.15.3 Supervisar el trabajo del encargado del depósito de cadáveres. 4.16.0 Farmaceuta en jefe (Apéndice U). Localización: Farmacia. 4.16.1 Suministrar todos los medicamentos necesarios para las áreas de tratamiento en la situación de desastre. 4.16.2 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.17.0 Supervisor de fisioterapia (Apéndice I). Localización: Departamento de fisioterapia. 4.17.1 Asignar Fisioterapeutas a las zonas clave del desastre. 4.17.2 Reportarse por teléfono al Centro de información, e indicar el número de Fisioterapeutas disponibles para las tareas generales del desastre.

MODULO VI

Página 56


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 4.18.0 Consejero de seguridad 4.18.1 Una vez dada la "Alerta" acudir al departamento de A y E. 4.18.2 Estar preparado para iniciar y llevar a la práctica medidas adicionales de seguridad en caso necesario, para que el personal del hospital no corra ningún riesgo y proteger las propiedades del nosocomio. 4.18.3 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.19.0 Supervisor de Radiología (Apéndice X). Localización: Departamento de radiología. 4.19.1 Suministrar el equipo de radiología para urgencias a las áreas de tratamiento durante la situación de desastre. 4.19.2 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.20.0 Directora de trabajo social (Apéndice W). Localización: Comedor. 4.20.1 Supervisar el área de atención a familiares de víctimas, en el comedor. 4.20.2 Reportarse por vía telefónica al Centro de información. 4.20.3 Mantener a los familiares informados acerca del estado de las víctimas y tratar de confortarlos cada vez que se requiera. 4.20.4 Auxiliar en los arreglos necesarios para evacuar a las víctimas con heridas menos graves. 4.20.5 Auxiliar en los arreglos para dar de alta a los pacientes requirentes de hospitalización para transferirlos a otros hospitales, en caso necesario. 5.0.0 Servicios de enfermería 5.1.0 Administración de enfermería (Apéndice N-4). 5.1.1 En el momento de la alerta, la administración de enfermería deberá disponer de su personal ya en servicio y conseguir personal adicional según se necesite. 5.1.2 La asignación de enfermeras a las áreas de tratamiento en casos de desastre, será responsabilidad única de la directora de enfermería que trabaja en colaboración con el coordinador en desastres, el controlador del tránsito de víctimas y el administrador. 5.1.3 Las enfermeras deberán ser designadas a las siguientes áreas:

MODULO VI

Página 57


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Tipo de Alerta Sección

Número

Verde

Departamento de A y E

20

Ámbar

Sala de concentración de heridos 7 Unidad de terapia intensiva

10

Quirófanos

8

Sala de oftalmología

10

5.1.4 Durante el "día laboral normal", todas las enfermeras se reportarán a sus salas o departamentos habituales. 5.1.5 Durante el tiempo de "menor actividad", las enfermeras fuera de servicio se comunicarán con el Centro de reportes para enfermeras. 5.2.0 Salas (Apéndice N10) 5.2.1 Inmediatamente después de la señal de alerta cada enfermera de la sala a la que está asignada hará una revisión rápida de los pacientes para saber cuántos pueden darse de alta o transferirse a otras áreas, y de esta manera disponer de camas para los heridos, si es necesario. Elaborará dos copias de la "relación de camas disponibles para emergencia" (Apéndice D5), la primera para ser enviada al centro de control, y la otra para que permanezca en la sección de enfermería. 5.2.2 Cada sala designará inmediatamente a una enfermera senior para que se reporte con la Jefe de enfermeras del departamento de A y E. 5.3.0 Departamento de Accidentes y Emergencias (Apéndice N12, 13). 5.3.1 Una vez dada la "alerta" las víctimas serán admitidas únicamente a través de la Entrada de Ambulancias, sitio en que se les identificará y se les someterá a selección. 5.3.2 El departamento de A y E pospondrá o cancelará todas las actividades rutinarias, cirugía menor y tareas a realizar en la sala de enyesados. 5.3.3 Los pacientes que ya estaban en el departamento de A y E y no puedan ser dados de alta inmediatamente, recibirán un marbete propio de desastres, una categoría de selección, y se les tratará como si fueran víctimas de la catástrofe. El mismo procedimiento se llevará al cabo con los demás pacientes que soliciten tratamiento durante la fase de "alerta". 5.3.4 El personal del departamento de A y E debe permanecer en él salvo que la jefa de enfermería lo asigne específicamente a otras áreas.

MODULO VI

Página 58


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 5.4.0 Sala de Recepción Principal (Apéndice N5). 5.4.1 En una ALERTA ÁMBAR habrá que transferir a otras salas a todos los pacientes de la sala y prepararla para recibir a los que tienen heridas muy graves. 5.5.0 Sala de Recepción Auxiliar (Apéndice N6). 5.5.1 En una ALERTA ÁMBAR puede contarse por lo menos con 20 camas disponibles al desplazar a los pacientes que estén en condiciones de ser cambiados a la sala de día. 5.6.0 Quirófanos (Apéndice N8, 9). 5.6.1 Inmediatamente después de una ALERTA ÁMBAR habrá que indicar al centro de información acerca del número de quirófanos disponibles de inmediato, y los que podrán estarlo para la siguiente hora. 5.6.2 Reordenar las listas de operaciones de tal forma que se pospongan o cancelen todas las intervenciones quirúrgicas salvo las más urgentes. 5.6.3 El personal de quirófano permanece dentro de su departamento, a menos que la administración de enfermería, en consulta con la enfermera jefe de quirófanos lo asigne específicamente a otras áreas de tratamiento en caso de desastre. 5.7.0 Unidad de Terapia Intensiva (Apéndice N11). 5.7.1 Inmediatamente después de una ALERTA VERDE, debe informar al departamento de accidentes y emergencias el número de lesionados y en estado critico que podrían ser recibidos. 5.7.2 Preparar a las personas con lesiones graves y en estado crítico, para entrar a quirófano. 5.7.3 El personal de la unidad de terapia intensiva permanece dentro de su departamento, salvo que la Administración de Enfermería, en consulta con la jefe de enfermería de la unidad mencionada lo asigne específicamente a otras áreas de tratamiento. 5.8.0 Departamento de Pacientes que no requieren hospitalización (Apéndice N15). 5.8.1 Durante el día laboral normal debe estar preparado para recibir un volumen adicional de víctimas dentro de la categoría de "no urgente". 5.8.2 Con base en las instrucciones específicas de la Directora de Enfermería, del Coordinador en Desastres, inspector del tránsito de heridos o administrador, deben interrumpirse algunas consultas y en colaboración con el Jefe de Archivo Clínico, se

MODULO VI

Página 59


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes hacen los arreglos necesarios para que los pacientes no hospitalizados vayan a sus hogares. 5.8.3 Contar con las instalaciones indicadas en el Apéndice C14, 15. 5.9.0 Departamento de Maternidad (Apéndice N16). Durante la alerta, es necesario dar apoyo a los servicios generales de enfermería, en particular durante las horas de descanso. 5.10.0 Escuela de Enfermería (Apéndice N7). 5.10.1 Durante un día de labores normal en caso de ALERTA ÁMBAR, habrá que devolver inmediatamente a sus pabellones a todas las enfermeras preparadas, que estudian en la escuela sin ser internas. Reportar a la administración de enfermería el número de estudiantes disponibles para las tareas de asistencia general. 5.10.2 Durante las horas de descanso las estudiantes se reportarán a la administración de enfermería. 6.0.0 Funciones por departamento y responsabilidades 6.1.0 Departamento de Provisiones (Apéndice J) 6.1.1 Al recibir la alerta, el departamento debe estar preparado para suministrar alimentos adicionales y, refrescos a los familiares y amigos de las víctimas del desastre, al personal del hospital, socorristas, etc, en los comedores del hospital. 6.1.2 Volverá a planear la forma de distribuir comida a las víctimas y sus familias, al personal médico y de enfermería adicional, y demás socorristas, pacientes y personal del hospital. 6.1.3 El departamento debe suministrar bebidas y refrescos a las siguientes áreas: telefonistas, centro de control, departamento de accidentes y emergencias, quirófanos, unidades de terapia intensiva, sala de concentración de heridos sala de oftalmología, y oficina de prensa. 6.2.0 Sección de ropa blanca (Apéndice L). Inmediatamente después de la alerta, la central debe enviar ropa blanca adicional a departamentos y salas. 6.3.0 Sección de material esterilizado y almacén general (Apéndice S). 6.3.1 Inmediatamente después de la alerta, la central debe enviar reservas adicionales para casos de desastre a departamentos y salas.

MODULO VI

Página 60


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 6.3.2 Lo más pronto posible hará un inventario de las existencias de materiales y dará prioridad a la preparación de aquellos que se utilizan durante una catástrofe. Es importante hacer arreglos para el envío urgente de materiales, si fuera necesario. 6.3.3 El personal de los almacenes generales debe permanecer en su departamento, salvo que el administrador lo asigne específicamente a otras áreas de atención del desastre. 6.4.0 Clero 6.4.1 Los miembros del clero deben reportarse a la recepción de voluntarios y acudir al área de recepción de familiares de heridos, para colaborar en la atención de éstos y sus allegados. 6.4.2 Los miembros del clero estarán disponibles todo el tiempo para visitar heridos en todas partes en el hospital. 6.4.3 Deben estar preparados para auxiliar en la identificación de las víctimas (incluyendo los muertos), acompañando a los parientes de los mismos. 6.5.0 Sección de Asco y Mantenimiento (Apéndice O). 6.5.1 Al recibir la alerta, los miembros de la sección de aseo y mantenimiento de cada sala, se reportarán a su base respectiva y estarán preparados para desempeñar tareas de urgencia. 6.5.2 Durante las horas de descanso, los miembros de la sección y mantenimiento se reportarán a la recepción de voluntarios. 6.6.0 Organizaciones Civiles de Ayuda. Después de una alerta, todos los trabajadores voluntarios en el hospital deben interrumpir sus actividades y comunicarse con la recepción de voluntarios. 6.7.0 Departamento de Archivo Clínico (Apéndice G1, 2). 6.7.1 Inmediatamente después de una ALERTA ÁMBAR, el personal del archivo clínico acudirá a las áreas de tratamiento secundario y a la sala de espera del departamento de accidentes y emergencias para documentar a todas las víctimas, sean hospitalizadas o no. 6.7.2 El procedimiento normal de hospitalización se utilizará para todas las víctimas internadas. 6.7.3 Se hará uso las hojas de admisión para todas las víctimas, la copia para la "trabajadora social" se envía a través de un mensajero al centro de información.

MODULO VI

Página 61


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes 6.7.4 El personal de archivo comunicará telefónicamente al Centro de información y control el número de marbete y área de asignación (sala de espera de A y E; sala de concentración de heridos; unidad de terapia intensiva/quirófano; departamento de radiología, sala de oftalmología) a la que se envían las víctimas. 6.7.5 Los comunicados de la relación de camas disponibles se recibirán en la oficina de admisiones y se preparará un reporte exacto que se enviará inmediatamente al centro de información. 6.7.6 En caso de que sea necesario, dar de alta en forma urgente a los pacientes ya hospitalizados, el departamento trabajará en colaboración con el personal de enfermería y las trabajadoras sociales. 6.7.7. Modificar las citas de los pacientes no hospitalizados en caso de que haya necesidad de evacuar el departamento de consulta externa y cancelar las consultas programadas. 6.7.8 Tener la seguridad de que la oficina de admisiones y la recepción cuenten con personal adecuado en todo momento. 6.8.0 Departamento de Patología (Apéndice H). 6.8.1 Después de la alerta, estar preparado para brindar servicios de patología, de urgencia. 6.8.2 El centro de transfusión sanguínea indicará inmediatamente al centro de información cualquier problema que tenga con las existencias de sangre. Los donadores de sangre que se reporten a la recepción de voluntarios serán canalizados al laboratorio de patología. 6.8.3 Tener a la mano el plan preestablecido para estudio y análisis de urgencia, pruebas cruzadas y dosificación de la sangre por grupos. Como una forma de identificación se aceptará el marbete de desastre con el número (D-000) en las hojas de solicitud de exámenes, y los recipientes para las muestras. 6.8.4 Se recibirán solicitudes para pruebas cruzadas de sangre de las áreas de tratamiento secundario, y utilizando la siguiente terminología: suministro urgente de sangre sin pruebas cruzadas

- 5 minutos

suministro urgente de sangre con pruebas cruzadas - 30 minutos pruebas cruzadas normales

- 2 horas

Las solicitudes de sangre en diversos volúmenes se ordenarán en forma acumulativa: "agregar 10 unidades" (cada unidad tiene 500 ml de sangre). 6.9.0 Farmacia (Apéndice U)

MODULO VI

Página 62


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes Una vez dada la alerta distribuirán medicamentos y líquidos intravenosos adicionales a las áreas de atención del desastre. 6.10.0 Personal de Camilleros (Apéndice P). 6.10.1 Preparar al departamento de A y E para recibir víctimas. 6.10.2 Proporcionar grupos de camilleros para auxiliar en el desplazamiento de las víctimas, en el departamento de A y E, el departamento de consulta externa las salas de recepción, el departamento de radiología, y los quirófanos. 6.10.3 En las horas de actividad menor distribuirá material de urgencia. 6.10.4 El personal de camilleros es responsable de conservar la seguridad de las instalaciones y propiedades del hospital. 6.10.5 Todos los desplazamientos dentro de los corredores del hospital deben hacerse por el lado izquierdo. 6.10.6 En un desastre, el personal de camilleros será reforzado por miembros del personal de ingeniería y mantenimiento, de servicios generales, asco y voluntarios. 6.10.7 Los miembros señalados del grupo de camilleros se ocuparán de evitar que personas no autorizadas entren al hospital. 6.10.8 Los parientes y amigos de las víctimas deben ser dirigidos al área de recepción de familiares. Es importante alejar al público de las áreas del tratamiento, salvo que la persona esté acompañada por una trabajadora social o un miembro del clero. 6.10.9 Los miembros de la prensa y los medios de comunicación deben dirigirse (después de su debida identificación) a la oficina de información y prensa. No pueden tomar fotografías ni hacer entrevistas a las víctimas o miembros del personal sin la autorización del administrador o el encargado de prensa. 6.10.10 La recepción de voluntarios distribuirá bandas de colores identificativas a los voluntarios y miembros del personal del hospital que no estén uniformados. 6.11.0 Departamento de Fisioterápia (Apéndice I). 6.11.1 Después de una alerta se diferirán las actividades rutinarias y se estará preparado para evacuar el departamento y recibir un gran volumen de víctimas del desastre. 6.11.2 Durante las horas laborales todo el personal deberá reportarse con el supervisor de fisioterapia, quien avisará al Centro de información acerca del número

MODULO VI

Página 63


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes de subalternos disponibles para las tareas de desastre. Durante las horas de descanso los fisioterapeutas deben reportarse con la administración de enfermería. 6.11.3 Después de una ALERTA ÁMBAR, que se dedurante horas de descanso, el fisioterapeuta en turno es el responsable de establecer contacto telefónico con el superintendente de fisioterapia. 6.12.0 Trabajadoras Sociales del Hospital (Apéndice W). 6.12.1 Después de una ALERTA AMBAR, se establecerá un área de espera de familiares en el comedor, para amigos y parientes de los damnificados. 6.12.2 Los miembros del público deben mantenerse alejados de las áreas de tratamiento. Se necesita obtener el permiso de una enfermera senior para que un familiar entre al área de tratamiento, debe estar acompañado por una trabajadora social o un clérigo. 6.12.3 El centro de información comunicará al área de espera de familiares, los nombres y el estado clínico de las víctimas. En la clasificación se usarán los términos: "muerto", "en estado crítico", "grave" o "estado satisfactorio". 6.13.0 Departamento de Radiología (Apéndice X). 6.13.1 Después de la alerta el departamento estará preparado para recibir víctimas del desastre. 6.13.2 Sólo al principio se tomarán radiografías de los damnificados que provengan de áreas de tratamiento secundario, y se harán los preparativos necesarios para tomar radiografías con equipo portátil en las salas de recepción, la unidad de terápia intensiva y el quirófano. 6.13.3 Las formas de solicitud para estudio de rayos "X" se identificarán con el número del marbete (D-000).

MODULO VI

Página 64


Enfermería de Emergencias, Urgencias y Catástrofes

ENFERMERIA DE EMERGENCIAS, URGENCIAS Y CATASTROFES

PROGRAMA DE ACTUALIZACIÓN PROFESIONAL Desarrolle el siguiente cuestionario y entréguelo a nuestras coordinadoras académicas o envíelo a nuestras oficinas de enlace académico a nivel nacional.

CUESTIONARIO VI

1. ¿Cuáles son las principales problemas sanitarios en los desastres naturales?

2. Comente brevemente la clasificación de las víctimas en el tríade.

3. Esquematice el funcionamiento de una red de atención primaria en situación de desastres.

4. ¿Qué aspectos debe considerar para realizar un estudio médico territorial?

5. ¿Qué componentes contiene un plan sanitario, por ejemplo, de su localidad?

MODULO VI

Página 65

CATASTROFES ENF 6  
CATASTROFES ENF 6  
Advertisement